¿A qué edad puede comer un bebé cebolla?

¿A qué edad puede comer un bebé cebolla?

¿A qué edad puede comer un bebé cebolla?

Los bebés se alimentan de leche exclusivamente hasta los 6 meses, pero a partir de esta edad, puede incluir otros alimentos en su dieta como la cebolla… ¿O no se debe dar cebolla a los bebés desde tan pronto?

Índice

El papel de la cebolla en nuestras vidas

La cebolla es uno de los condimentos más utilizados en la comida española con el fin de darle sabor. La cebolla, además de rica, tiene un alto valor nutricional que no hay que desaprovechar, sobre todo si se quiere comer de manera sana. Para los bebés, la cebolla tiene los mismos beneficios nutricionales que para los adultos.

Además, hay multitud de remedios caseros que la incluyen como ingrediente principal como puede ser en el caso de la caspa, el acné, la tos, las molestias digestivas, etc. gracias a sus propiedades diuréticas, cardiosaludables, prebióticas, digestivas, antioxidantes, antisépticas… al igual que el ajo. 

¿Cuándo se puede introducir la cebolla en la alimentación del bebé?

El fuerte sabor y aroma de la cebolla hace que la introducción de la misma en la alimentación infantil deba realizarse de manera moderada y siempre como condimento, no como ingrediente en sí (como ingrediente se suele introducir en niños casi adolescentes a los que les guste mucho el sabor vegetal).

Si tu hijo tiene un año o más debe comer la cebolla usada para dar sabor a la comida tal y como se decía antes. Por ejemplo, es habitual introducir la cebolla en los purés de verduras junto con otros alimentos como la patata, el puerro, el calabacín, la calabaza, etc.

En el caso de que tu hijo sea un bebé o prefieras darle sabores suaves y comidas poco condimentadas debido a que es el típico conocimiento que se ha pasado de generación en generación, debes saber que tu bebé puede comer cebolla desde el momento que puedas darle purés.

La cebolla es un alimento de fácil digestión, si desde el principio aderezas con ella las comidas de tu bebé estarás educando su paladar y preparándole para aceptar mejor diferentes comidas. Esto hará que no sea reacio a probar nuevos sabores.

Pero lo fundamental es que, si no usas cebolla en la alimentación de tu bebé, estarás desaprovechando todas las propiedades nutricionales que puede ofrecer a tu hijo.

Por lo que dicen que la opción más sana y nutritiva para tu bebé es que introduzcas la cebolla a los 6 meses.

Los 6 meses es la edad en la que los niños empiezan a incorporar sólidos a la dieta y dejan de alimentarse exclusivamente de leche materna o de leche en fórmula.

Incluir este vegetal como uno de los condimentos que da sabor a los primeros purés (en cantidades moderadas) es recomendable, al igual que el ajo y otras especias y condimentos.

El bulbo de la cebolla debe ser pelado, lavado y cortado. Además, lo recomendable es triturarla antes de echarla en la comida (sea en puré, en la carne o en cualquier otro tipo de plato).

¿Qué propiedades tiene la cebolla?

La cebolla contiene vitamina A, vitamina B y vitamina C, potasio, azufre, yodo, hierro, fósforo y silicio. Estos componentes contribuyen con:

– La producción de anticuerpos y la prevención de infecciones, los resfriados, la bronquitis y la gripe, así como el asma. En conclusión, la cebolla aumenta la función inmunizaría general.

– El crecimiento óseo

– La buena salud de la vista

– La producción de glóbulos rojos

– El crecimiento durante la niñez

– La maduración del sistema nervioso central

– El crecimiento de los tejidos epiteliales (ojos, aparato gastrointestinal y aparato respiratorio)

– La formación de los dientes y su mantenimiento

– La buena salud de la piel

– El rendimiento físico

– La cicatrización tanto de rozaduras como de heridas

– La prevención de la anemia ferropénica infantil

– El combate de las bacterias y los hongos perniciosos

– La eliminación de los parásitos intestinales

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/alimentacion-bebe/a-que-edad-puede-comer-un-bebe-cebolla-11369

Orden de introducción de alimentos en la alimentación complementaria

¿A qué edad puede comer un bebé cebolla?

El orden de introducción de alimentos es uno de los temas que más me mareó cuando empecé con todo esto de la alimentación complementaria. Existen mil teorías y recomendaciones al respecto, y la mayoría se contradicen entre ellas constantemente, ¿de qué fiarse entonces?

Después de mucho leer y darle vueltas al asunto, decidí que, en general, confiaría en el argumento razonable que me permitiera introducir cada alimento lo antes posible. Para explicar mejor lo que quiero decir, voy a usar el ejemplo de las fresas:

  • Edad recomendada:
    • Versión A:  retrasarla hasta los 9 meses o el año por ser alergénica. De modo que si le da reacción, el bebé es un poquito más mayor, que parece que da menos impresión que con un chiquitín de 6 meses.
    • Versión B: retrasar la introducción de los alimentos no previene alergias, si le tiene que dar reacción le dará igualmente. Esperar sirve solo para que el susto suceda con el bebé un poquito más mayor.
    • Versión C: cuanto antes se introduzcan los alimentos alergénicos, menos riesgo de alergias.
    • Versión D: muchas marcas comerciales incluyen la fresa en los ingredientes de sus potitos para bebés a partir de 4 meses.
  • El riesgo:
    • En teoría, y si estamos preparados para  salir por patas al hospital, la posible reacción alérgica no es una cuestión grave, de vida o muerte.
    • El riesgo real es un buen susto y un mal rato hasta que controlen la situación en el hospital.
    • Como medida de precaución, e independientemente de la edad del bebé, hay que ofrecerle el nuevo alimento por la mañana/medio día, para poder observar la posible reacción en el bebé lo antes posible.
  • La decisión:
    • Mi niña probó la fresa a los 6 meses y poco.
    • Por suerte no hubo reacción alérgica, pero no descarto que nos pueda pasar con algún otro alimento.
    • Seguramente, si me llevo un susto un día, empezaré a retrasar los alergénicos más de lo que lo hago ahora, pero con suerte eso no nos pasará nunca.

Dicho esto, y como repito en cada post que escribo sobre alimentación complementaria, os recuerdo que yo no soy pediatra, nutricionista ni nada por el estilo. Soy solo una mami compartiendo mis experiencias y opiniones con el resto de mamis y papis

Источник: https://www.madresolterona.com/orden-introduccion-alimentos-alimentacion-complementaria/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: