Básicos del bebé: 6 aspectos para elegir la mejor cuna

Cómo elegir la cuna perfecta para el bebé: los aspectos a tener en cuenta

Básicos del bebé: 6 aspectos para elegir la mejor cuna

Uno de los productos para niños más utilizados son las cunas para bebés. Se trata de un accesorio imprescindible para el día a día y con el que, probablemente, nos surjan una infinidad de dudas. Si echamos un vistazo al mercado, nos encontramos con una gran variedad de cunas, minicunas o moisés. Pero, ¿cuál será la mejor elección para nuestro hijo?

Todo lo que debes saber del moisés y de las cunas

Lo primero que tendrás que saber es que el moisés es el nombre que se utiliza para la primera cuna del bebé y es aquella que podrá usar durante los primeros meses del pequeño.

Antiguamente los moisés eran capazos de mimbre con asas situadas sobre unas patas en forma de tijera de madera, acero o hierro. Ahora, han cambiado mucho.

Las medidas más habituales del moisés es de 80 x 40 x 25 centímetros de altura y resultan verdaderamente prácticos, ya que son ligeros y se mueven fácilmente.

Por su parte, una cuna es una cama diseñada especialmente para los recién nacidos o los niños menores de cuatro años.

La diferencia principal con una cama es que cuenta con unos barrotes para que el bebé no pueda caerse durante su ciclo de sueño. De media, un bebé tiene que dormir en la cuna durante unos tres años y medio como máximo.

Aunque eso sí, habrá que comprobar que la cuna tiene las características adecuadas que se adapten a su edad. 

La cuna y el moisés serán dos productos que se adaptarán a los pequeños y a sus necesidades.divinity.es

De la misma forma, para que el bebé se adapte mejor a la cuna, lo más recomendable será que se incorpore el moisés dentro de la misma durante los primeros días. De esta manera, el pequeño se sentirá más cómodo y se encontrará en un entorno familiar. Eso sí, escoger una buena cuna será fundamental para el descanso y la comodidad del pequeño.

Qué cuna habrá que elegir

Para tomar la mejor decisión a la hora de elegir una cuna, habrá que tener en cuenta distintos factores como el tamaño, el material, la comodidad, la seguridad, la adaptabilidad, la vida útil y el precio. Pero, ¿qué tipos de cunas nos podemos encontrar en el mercado?

La cuna tradicional es la más común y utilizada y es un producto que el pequeño podrá utilizar hasta tres años como máximo. Además, existen distintas formas, como las circulares, las rectangulares o con muebles anexos. 

La elección de la cuna habrá que hacerla según nuestras necesidades y las del pequeño.divinity.es

Por su parte, las cunas convertibles son las más populares debido a su versatilidad. Esta se puede transformar en una cama tradicional y su precio suele ser mayor, aunque será una inversión que merezca la pena.

Las cunas transportables son ideales para aquellas familias más viajeras, ya que son fáciles de mover, son ligeras y pueden plegarse para ocupar el mejor espacio posible. Además, habrá algunas que tienen ruedas incorporadas, con la que trasladarlas será mucho más fácil.

También, nos podremos encontrar con cunas con cambiar incorporado, que será muy necesario para que tengas a mano alguno de los productos más básicos para el bebé. Además, facilitará muchas tareas como la de cambiar el pañal.

La importancia de la seguridad

Además de todo lo mencionado habrá que tener en cuenta la normativa y la seguridad a la hora de elegir una cuna. Por tanto, el producto debería cumplir con la normativa de seguridad vigente.

Muchos padres suelen reutilizar cunas antiguas que les regalan y, sin embargo, muchas veces estas no cumplen con los requerimientos actuales. En el caso europeo, la institución responsable de establecer los requisitos de seguridad es la UNE EN 716:96.

Por eso, debe tener unas características como una distancia adecuada entre los barrotes, el barniz y la pintura deben estar libres de tóxicos y el somier debe estar lo suficientemente tenso.

Además, será muy importante asegurarnos que cumple todas las medidas de seguridad.divinity.es

También, será muy importante que la cuna del bebé cumpla con todos los requisitos, como ya hemos comentado, pero será esencial que crees un ambiente seguro para tu pequeño. Para que el entorno sea lo mejor posible habrá que poner un parachoques de cuna, peluches o juguetes grandes, almohadas cómodas y radiadores o aires acondicionados.

MÁS

Источник: https://www.divinity.es/mamas/como-elegir-la-cuna-de-bebe-adecuada-be5m_18_3091470188.html

Cómo comprar la mejor cuna para tu bebé: 25 opciones para elegir

Básicos del bebé: 6 aspectos para elegir la mejor cuna

La Asociación Española de Pediatría recomienda que durante los primeros meses, el bebé duerma en la habitación de los padres en su propia cuna o junto a la madre si desean practicar colecho, por sus múltiples beneficios para el bebé y para toda la familia.

Pero eso no significa que los niños no puedan dormir en una cuna, bien porque prefieren dormir solos al crecer (pasan calor, se mueven demasiado, se despiertan si sus padres se mueven), o porque hay padres que, simplemente, prefieren que cada cual tenga su sitio definido a la hora de dormir.

Así que, si te estás planteando comprar una cuna, te interesa saber qué debes tener en cuenta a la hora de elegirla para que sea segura para el bebé y garantice su correcto descanso. Además, hacemos un recorrido por los diferentes tipos de cunas para que elijas la que mejor se adapta a tus necesidades.

Cómo elegir una cuna segura

La normativa que regula las cunas para bebés y niños fija los criterios de seguridad que deben cumplir las que se venden en la Unión Europea, prestando especial atención a los materiales con las que están hechas, a la distancia de los barrotes en las cunas, a la obligatoriedad de usar frenos en las ruedas…

En España la seguridad de las cunas se basa en la norma UNE-EN 716-1:2018 y UNE-EN 716-2:2018, 'Mobiliario. Cunas y cunas plegables de uso doméstico para niños. Parte 1: Requisitos de seguridad y parte 2: Métodos de ensayo» y publicada su aprobación en el BOE en julio de 2019.

Así que a la hora de comprar la cuna para tu hijo, es aconsejable comprobar visualmente que la cuna dispone de las siguientes medidas de seguridad previstas en la normativa:

  • Tamaño adecuado. Las medidas estándar de una cuna normal son 120 x 60 cm. La cuna debe tener una profundidad desde el colchón hasta el borde de la barandilla de, al menos, 60 centímetros y ser 20 cm más larga que el niño. Si el diseño es de barrotes, estos deben estar separados por una distancia de entre 45 y 66 mm para evitar que el bebé quede atrapado.
  • Acabados seguros. La cuna debe estar elaborada con materiales atóxicos y no contener ninguna pieza que pueda soltarse en manos del niño. Los cantos y formas deben ser redondeadas, sin aristas afiladas o que se puedan astillar. Además, los tornillos y piezas que unen las distintas partes deben quedar bien ajustados y no disponer de salientes o bordes afilados para no ocasionar rasguños.
  • Ruedas sí, pero con freno. Buena parte de los modelos del mercado viene con ruedas para facilitar el traslado de la cuna de una habitación a otra. Al menos dos de ellas tienen que llevar frenos para evitar que los movimientos del bebé puedan desplazarla. Deben estar puestos siempre y únicamente deben desbloquearse en el momento de cambiarla de lugar.
  • Varias alturas de la base de la cuna. El somier debe ser regulable para ir adaptándose a la edad del bebé conforme vaya creciendo: desde unos 60 cm desde el suelo (cuando es muy pequeño), hasta 30 cm cuando el niño crece y bajamos la base. Así impedimos que el niño pueda saltar de la cuna y que para los padres sea más cómoda la tarea de acostarle y levantarle.
  • Barandilla lateral abatible o deslizante, para facilitar el acostar y sacar al bebé de la cuna. Hay que asegurarse de que el mecanismo lleva un sistema de bloqueo doble que el bebé no pueda manipular y que sea lo suficientemente sólido para que no se desbloquee por accidente.
  • Confortable. Los bebés pasan muchas horas durmiendo, y también jugando en su cama cuando van creciendo. Así que es lógico procurar que su cuan sea lo más cómoda posible para él. El colchón y el somier han ser suficientemente rígidos para que el bebé descanse cómodamente sin hundirse y para favorecer la salud de su espalda.

Además, el colchón tiene que encajar perfectamente en el somier, con una holgura mínima de un par de centímetros por cada lado para evitar que quede demasiado justo y se deforme, pero que no queden huecos donde el bebé pueda quedar atrapado.

Clásicas

Asalvo

Responden a la imagen típica de cuna que todos tenemos en mente: con barrotes, de diferentes materiales, que el bebé podrá usar hasta aproximadamente los 2 años, momento en el que suele pasar a una cama. Lo habitual es que vengan con somier regulable en altura, para poder colocar el colchón un poco más alto cuando el bebé es muy pequeño e ir bajándolo cuando crece.

Su principal beneficio es que tienen una vida útil muy larga, algo a tener en cuenta para ahorrar dinero si piensas tener varios hijos. Muchas de ellas, además, permiten quitar los barrotes para permitir que el niño entre y salga solo, por lo que la progresión de la cuna a la cama individual suele ser más sencilla.

¡Por cierto! Hay diseños muy innovadores, que no tienen nada de clásicos y que son perfectos para lo espacios más vanguardistas.

Funcional

Modelo gemelar Nino, de Micuna

Resultan muy prácticas y una opción perfecta si buscas durabilidad con espacio extra. Además de ser seguras, cuentan con cajoneras incluidas en su parte inferior.

Para quienes deseen llevar a su hijo a la habitación en la que se encuentran, existen muchos modelos con ruedas. Con ellos, podrás mover la cuna del bebé sin demasiado esfuerzo.

O también convertirse en gemelar, como el modelo Nino de Micuna, gracias a un sencillo Kit.

Pero las opciones son más extensas:

Evolutivas

Alondra

Son una opción bastante interesante. Estas cunas cuentan con opciones extras, como sus barrotes desmontables, que permiten que cuando el niño esté listo para pasar a la cama de “mayores” solo tengamos que quitarlos y convertir esa cuna en cama. Además del espacio para que el bebé duerma, estas cunas suelen incorporar cajones o estantes que las hacen aún más funcionales.

La gran ventaja de este tipo de cunas es evidente, un ahorro de dinero. No tendrás que comprar una cama (al menos por un buen tiempo), pues irá acompañando a tu hijo en su crecimiento y el resto de las partes de la cuna se reconcierten en mobiliario para la habitación infantil: cómoda, estantería, escritorio…

De colecho

Cotinfant

Si apuestas por dormir pegado a tu bebé, las cunas colecho son una opción para ti. Estar con papá y mamá es una necesidad básica para el recién nacido, y con grandes beneficios. Además, durante los primeros meses de vida, en los que los despertares nocturnos son tan habituales, el colecho se convierte en una excelente solución para el descanso de toda la familia.

Puedes encontrar minicunas o cunas de tamaño medio, destinadas a bebés de pocos meses, y que sólo tienen barrotes en tres lados.

En el otro no, y esto es debido a que ese lateral es el que se aprovecha para adaptarla a la cama de los padres. Normalmente suelen ir con una barandilla extra para poder convertirla en un momento dado en una cuna convencional.

Cuentan con ruedas (como muchos otros modelos) y se adaptan sin problemas a cualquier tipo de cama.

De viaje

Inglesina

Plegables y portátiles, las tienes de diferentes tamaños: desde las más pequeñas, como las cunas moisés o de plegado tijera, para los más pequeños, que puedes transportar fácilmente incluso estando armada.

Pero también se puede optar por las cunas tradicionales desmontables, que puedes armar en apenas minutos. El hecho de que sean transportables no limita su seguridad. Son cómodas para dormir y jugar y una vez plegadas ocupan muy poco espacio.

Además, también se están añadiendo modelos de minicunas de colecho para llevar de viaje.

Y algunas tan completas, que incorporan incluso un cambiador o barra de juegos, para cuando el bebé está despierto.

Es importante prestar atención al tipo de colchón que incorporan. Algunas marcas incluyen una base mullida para facilitar el descanso, mientras que otros fabricantes añaden bases algo más firmes para permitir el juego y ponerse de pie. En cualquier caso, siempre puede adquirirse un colchón complementario que se ajuste a las condiciones deseadas.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Las mejores ofertas de septiembre para bebés en Amazon: sillas de coche, cochecitos, cunas colecho, tronas y más, Cómo debe ser una cuna para considerarla segura

Источник: https://www.bebesymas.com/compras-para-bebes-y-ninos/como-comprar-mejor-cuna-para-tu-bebe-25-opciones-para-elegir

¿Qué debes tener en cuenta al elegir la cuna de bebé?

Básicos del bebé: 6 aspectos para elegir la mejor cuna

Las cunas de bebé son una pieza imprescindible del cuarto de tu recién nacido. Uno de los factores importantes que debes considerar es que sea segura, ya que tu bebé estará ahí dentro sin tu supervisión. Evitar que haya objetos peligrosos dentro de la cuna es imprescindible, ya que tu bebé explorará y tocará todo lo que esté a su alcance. 

Además, no olvides que tu bebé pasará durmiendo ahí muchas horas al día durante sus primeros meses. Con lo cual, invertir en una buena cuna es algo necesario. A continuación, te presentaremos los principales factores que debes tener en cuenta al comprar la cuna de tu recién nacido. 

¿Qué es una cuna?

Una cuna es una cama diseñada especialmente para recién nacidos o infantes de menos de 4 años. La diferencia principal con una cama es que cuenta con cuatro barrotes para que el bebé no pueda caerse durante su ciclo de sueño.

¿Por cuánto tiempo debería dormir allí tu pequeño?

Por consenso, se suele considerar que un bebé debe permanecer dentro de su cunita hasta los 3 años y medio como máximo.

Aunque, por lo general, lo ideal es que transfieras a tu  pequeño a una cama normal antes de que sea capaz de saltar por su propio pie de la cuna.

La edad más usual suele ser entre los 18 y 24 meses de edad, cuando el infante mide ya, aproximadamente, 88 cm.

No obstante, también debes tomar en cuenta las características específicas de tu hijo o hija. Por ejemplo, hay algunos niños que suelen ser más vivaces y buscan escabullirse siempre de la cuna. Asimismo, si tu bebé sufre de alguna condición especial o incapacidad podría necesitar una permanencia mayor dentro de su cunita. 

¿Cuándo debes transferir a tu bebé del moisés a la cuna?

Un moises es una camita diminuta destinada para bebés de 3-4 meses. El tiempo de permanencia dentro de esta cunita depende del tamaño y el peso de tu recién nacido. Sin embargo, se suele considerar que el bebé debe abandonarla cuando ya es capaz de incorporarse.

¡Un consejo! Para que tu bebé se adapte mejor a la cuna se puede incorporar el moisés dentro de la cuna los primeros días. De esta manera, tu pequeñín se sentirá que está en un entorno familiar y el cambio no será tan brusco. 

Tipos de cunas 

Escoger una buena cuna es fundamental. Porque como hemos comentado será el sitio de descanso de tu bebé. Para escoger una cuna debemos tener en cuenta el tamaño, el material, la comodidad, la seguridad, la adaptabilidad, la vida útil y el precio. Veamos todos los distintos tipos de cuna que existen: 

Cuna tradicional: Se trata de la tipología más común y utilizada. Es un producto que tu pequeño puede utilizar hasta los 3 años como máximo, debido a su tamaño limitado. Existen en diferentes formas: circulares, rectangulares, con muebles anexos, etc. 

Cunas convertibles: Son muy populares entre la comunidad de padres debido a su versatilidad. Esta tipología permite transformar la cuna de bebé en una cama tradicional. Sin embargo, su precio suele ser mayor, pero es una inversión que merece la pena, ya que tu hijo/a  puede utilizarla durante la mayor parte de su infancia.

Cunas transportables: Esta clase de cunas son ideales para padres viajeros, ya que son muy fáciles de mover; son muy ligeras y pueden plegarse para ocupar el menor espacio posible. Además, hay algunas que tienen ruedas incorporadas, con lo cual trasladarlas resulta aún más fácil. 

Cuna con cambiador incorporado: El factor distintivo de esta variedad es que tiene un mini-armario incorporado para que tengas a la mano algunos productos básicos o ropa para tu bebé. Este tipo de cuna puede ser muy útil porque te facilita muchas tareas como cambiar el pañal de tu pequeño.

Normativa y seguridad

Lo primero que debes ver es si el producto cumple con la normativa de seguridad vigente. Muchos padres optan por reutilizar cunas antiguas que les regalan. Sin embargo, muchas veces éstas ya no cumplen con los requerimientos actuales. 

En el caso europeo, la institución responsable de establecer los requisitos de seguridad es la UNE EN 716:96 (partes 1 y 2). Para que la cuna cumpla con los requisitos necesarios, debe tener las características siguientes:

  • La distancia entre los barrotes debe estar dentro del rango: 4,5 – 6,5 cm.
  • El barniz y la pintura deben estar libres de tóxicos.
  • El colchón debe ser lo suficientemente sólido como para que tu bebé no se hunda cuando se acueste en él.
  • La cuna debe tener la profundidad necesaria y sus bordes tienen que ser lo suficientemente altos; mínimo 30 cm.
  • Si la cuna tiene una barandilla movible, ésta debe tener un doble seguro para que el bebé no pueda manipularla.
  • El somier debe estar lo suficientemente tenso y no puede ser demasiado elástico.
  • Si la cuna tiene ruedas, al menos 2 de ellas deben tener seguro.
  • Los acabados deben estar lo suficientemente pulidos y encajados para que tu bebé no pueda lastimarse.
  • La cuna debe ser rígida: Al cogerla de los extremos y moverlos debe oscilar lo menos posible.
  • El cabecero no ha de tener decoraciones que puedan herir a tu pequeño.

Cómo disponer la cuna

Es muy importante que la cuna de bebé que elijas cumpla con todos los requerimientos de seguridad. Pero recuerda, también es importante que tu crees un ambiente seguro para tu hijo. A continuación, te damos  algunos consejos para que mantengas el entorno de tu bebé lo más protegido posible.

  • Parachoques de cuna: Utilizar este producto no es recomendable porque tu bebé corre el riesgo de asfixia, estrangulación o atrapamiento.
  • Peluches o juguetes grandes: No es aconsejable que tu pequeño tenga este tipo de objetos dentro de su camita, ya que podría utilizarlos para trepar y salir de ella.
  • Almohadas o edredones gruesos: Estos objetos no deberían estar en la cuna del bebé; un recién nacido fácilmente podría ahogarse dentro.
  • Horas de sol: Procura poner la cunita lejos de la ventana, debido que durante las horas de sol tu bebé podría incomodarse. 
  • Radiadores o aires acondicionados: El lugar donde tu pequeño duerme debe estar lo más lejos posible de estos aparatos. Así evitamos que la cuna de bebé se sobrecaliente o se enfríe.  
  • Persianas o cortinas: Es importante que dispongas la cunita lejos de estos objetos. Las cuerdas de las persianas o cortinas pueden llegar a enredarse alrededor del cuello de tu pequeño y provocarle daño. 
  • Colchón: Asegúrate de que el colchón sea del tamaño adecuado para que no sobre un espacio donde tu bebé pueda caerse. Además, debe ser lo suficientemente sólido; jamás utilices un colchón demasiado suave o uno de agua. 

¿Cómo elijo la cuna de bebé ideal?

El tipo de cunas bebé que elijas dependerá mucho de las funciones que quieras que tengas, de tu bolsillo y la usabilidad. Por ejemplo, si eres una persona que viaja mucho te vendría bien la cunita transportable o si prefieres que le dure muchos años puedes optar por la cuna convertible. 

A pesar de esto, lo más importante es que cumpla con las normativas de seguridad que te presentamos anteriormente. Asimismo, si te han regalado una cunita, antes de utilizarla revisa que sea fiable y que no suponga ningún peligro para tu pequeño. Recuerda que lo más importante es que tu bebé esté siempre protegido y cuidado. 

Si estás a punto de tener un bebé y quieres encontrar productos de calidad te recomendamos visitar la página web de Minutus . Somos una tienda de ropita para bebé que fue creada para ganar sonrisas y aportar a la felicidad de los más pequeños de la casa ¡Porque en nos encantan los bebés y nos gusta mimarlos!

¡Si quieres ponerte en contacto con Minutus no dudes en llamarnos al: +34 93 712 00 73 o en contactarnos en cualquiera de nuestras redes sociales!

Источник: https://minutusshop.com/que-debes-tener-en-cuenta-al-elegir-la-cuna-de-bebe/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: