Bebés prematuros… ¿y después qué?

Bebés prematuros y bajos de peso: ¿Cuál es la diferencia?

Bebés prematuros… ¿y después qué?

¿Existen diferencias entre los bebés prematuros y bajos de peso? Los bebés prematuros suelen pesar menos que los bebés nacidos a término porque no han tenido tiempo de engordar.

Sin embargo, el peso normal de un recién nacido se calcula en relación a su edad gestacional y se dice que pesa poco cuando pesa menos de lo esperado para su edad.

Cuando confluyen en un mismo bebé ambas circunstancias, el riesgo de padecer ciertas enfermedades aumenta.

Los bebés prematuros pesan menos que los que nacen a término porque no les ha dado tiempo a engordar y a adquirir reservas de grasa, pero su peso puede ser normal si está entre los límites que corresponden a su edad gestacional.

Los médicos utilizan las iniciales AEG que quieren decir que su peso es Adecuado a la Edad Gestacional.

¿Cómo se calcula la edad gestacional de un bebé?

Otros bebés se desarrollan más lentamente durante su estancia en el útero materno, lo que no significa que sean prematuros. El resultado es un bebé que pesa menos de lo esperado para este tiempo, y se utiliza la expresión Bajo Peso para su Edad Gestacional (BPEG) o bien Pequeño para su Edad Gestacional (PEG).

Algunos bebés prematuros, además de nacer antes de tiempo, pueden ser también de Bajo Peso para su Edad Gestacional.

El que los bebés prematuros tengan peso bajo es una complicación añadida a su inmadurez, pues indica que ya han tenido algunas dificultades anteriormente: enfermedades maternas, infecciones u otras situaciones que conducen a una nutrición insuficiente del bebé en desarrollo.

¿Cuando se considera a un bebé prematuro?

Se considera prematuros a los bebés que han nacido antes de la semana 37 de gestación. Al menos en España, la esperanza de vida de los bebés nacidos a partir de las semanas 22-24 de embarazo es muy alta. Los bebés prematuros suelen ser más pequeños y la inmadurez de sus órganos les predispone a padecer ciertas enfermedades, por lo que requieren cuidados especiales.

Cuando un bebé nace antes de la fecha prevista, se dice que es prematuro o pre término. Los bebés prematuros son los que nacen antes de las 37 semanas.

La duración media de un embarazo es de 40 semanas o de unos 280 días contando desde el primer día de la última menstruación, a lo que los médicos se refieren como la edad gestacional del feto.

Se considera normal que un bebé nazca un poco antes o un poco después de la fecha que se calculaba. Así, se considera que un bebé ha nacido a término si lo hizo entre las 37 y las 42 semanas.

Si el bebé nace antes de tiempo, no habrá podido completar su desarrollo y será más inmaduro cuanto más tiempo falte para los 280 días de una gestación completa.

En España, es posible que los bebés nacidos a las 22-24 semanas de vida puedan salir adelante.

Los bebés prematuros suelen tener menor peso y su inmadurez les predispone a padecer algunas enfermedades especiales. Hay que saber que cuando los padres deben separarse de su bebé por unos días debido a que ha nacido prematuramente y necesita cuidados especiales, es natural que sientan angustia y tristeza y que se hagan muchas preguntas; que se sientan culpables.

Causas de que un bebé nazca con bajo peso

Las causas de que un bebé nazca con bajo peso coinciden en buena parte con las de que un bebé nazca prematuramente.

El tabaco, el estrés, la delgadez excesiva de la madre o el consumo de drogas pueden propiciar cualquiera de estas dos circunstancias.

El especialista llevará un control del crecimiento intrauterino desde la primera ecografía para prevenir el bajo peso en el recién nacido.

Los cuidados en los bebés prematuros

Los bebés y niños prematuros son aquellos que nacen antes de las 37 semanas de embarazo. Los «grandes prematuros» lo hacen antes de las 29 semanas de gestación. Tanto el bebé como el niño pequeño, así como la madre antes de quedarse embarazada, durante el embarazo y después del parto tienen que seguir una serie de cuidados.

Con la práctica los padres aprenden a distinguir cuando el bebé llora porque tiene hambre, sueño o se siente molesto. También saben si el recién nacido es un bebé fácil, difícil o apático. El cambio del pañal, el aseo diario, el sueño del bebé y su alimentación son las primeras formas de cuidado físico.

Debéis saber que al principio estos cuidados pueden resultar para los padres agotadores. Sin embargo, este cansancio se disipa.

Los cambios que experimenta el bebé en su desarrollo intelectual, psicomotor, afectivo, psicológico y social son realmente espectaculares durante su primer año de vida. De ser un recién nacido desvalido, pasa a convertirse en un niño cada vez más autónomo que anda, juega y se relaciona con los demás.

Sabemos que los padres suelen sentir miedo, ansiedad, soledad o culpabilidad cuando un bebé nace prematuro. Los bebés prematuros necesitan unos cuidados especiales en el hospital y en casa debido a la inmadurez de sus órganos.

¡Ten en cuenta que no han tenido tiempo suficiente para desarrollarse en el útero de la madre! Esta circunstancia les predispone a padecer algunas enfermedades especiales.

En los últimos años se ha comprobado que si se practica con ellos el método canguro, contacto piel con piel entre la madre, el bebé prematuro mantendrá el calor y ganará peso antes que los prematuros que permanecen en la incubadora.

Los bebés prematuros pesan algo menos que los bebés nacidos a término. También pueden presentar algunas secuelas en su desarrollo psicomotor o intelectual.

Sin embargo, que el recién nacido adquiera nuevas habilidades es cuestión de tiempo, aunque sería beneficioso para su desarrollo un programa de estimulación precoz.

¿Cuál es la edad real de un bebé prematuro?

La edad de los bebés prematuros tampoco se corresponde con la edad cronológica, sino con su edad gestacional, más tarde edad corregida, que se contabiliza a partir de la fecha de la última regla.

Por ejemplo, un bebé que nace a las 28 semanas, cuando tiene 4 meses “cronológicos”, es como si tuviera sólo 1 mes.

¡No te agobies en exceso! El bebé irá evolucionando poco a poco hasta convertirse en un niño fuerte.

Durante los controles ecográficos de la gestación, el especialista suele medir al feto. Esto le permite saber si se desarrolla bien o si necesita alguna vigilancia especial.

Cuando un bebé crece lentamente se habla de Retraso del Crecimiento Intrauterino o de Crecimiento Intrauterino Retardado (ambas expresiones son equivalentes y sus correspondientes siglas son RCIU o CIR).

Factores que influyen en el nacimiento de bebés prematuros 

Las causas de que un bebé no crezca de forma adecuada durante su desarrollo también son muchas. Algunas son las mismas que pueden producir prematuridad:

  • Cuando la madre es muy joven o por el contrario, algo mayor
  • Cuando la madre ha engordado muy poco (o nada durante el embarazo) o si la madre es muy delgada
  • Cuando hay dos bebés (o más) (embarazos gemelares o múltiples)
  • Cuando la madre es fumadora
  • Cuando la madre sufre distintos tipos de estrés durante el embarazo (no deseaba el embarazo, tiene dificultades económicas, tiene excesivo trabajo,…)
  • Cuando la madre ha tenido otro hijo prematuro o si ha perdido algún bebé antes de nacer
  • Cuando la madre padece alguna enfermedad crónica
  • Cuando la madre consume drogas ilegales
  • Cuando la madre tiene algunas complicaciones en la gestación: diabetes gestacional, hipertensión, toxemia…
  • Las infecciones congénitas: citomegalovirus, toxoplasma, rubéola, etc. (con el inconveniente de que estas enfermedades pueden no producir síntomas en la madre, aunque se suelen hacer análisis de forma rutinaria, para detectarlos precozmente).

Si necesitas Salus que te asesoren durante el embarazo, parto y lactancia, atendemos a través de video-consulta aquí.

Puedes llamarnos al 643823067 sin compromiso si tienes cualquier duda y te informaremos de todos los detalles que necesites. También puedes contactar mediante formulario de contacto.

Nuestras profesionales estarán disponibles para vuestras necesidades y las de vuestros peques.

Источник: https://www.pequesalus.com/bebes-prematuros-bajos-de-peso-diferencias/

Si su bebé nace prematuro

Bebés prematuros… ¿y después qué?

  • Tamaño de texto más grande

Cuando un bebé nace más de tres semanas antes de la fecha prevista para el parto, se dice que es un bebé prematuro. Los bebés prematuros no han crecido ni se han desarrollado tanto como se deberían haber desarrollado antes de nacer.

¿Por qué ha nacido mi hijo antes de tiempo?

La mayoría de las veces, los médicos no saben por qué los bebés nacen antes de tiempo. Cuando lo saben, suele ser porque la madre ha tenido un problema de salud durante el embarazo, como:

  • diabetes (azúcar alto en sangre)
  • hipertensión arterial (tensión arterial alta)
  • problemas cardíacos o renales
  • una infección vaginal, de las vías urinarias o de las membranas amnióticas

Entre otros motivos de que un bebé sea prematuro, también se incluyen los siguientes:

  • sangrado, debido a la posición anormal de la placenta (placenta previa) o una placenta que se separa del útero antes de tiempo (desprendimiento prematuro de placenta)
  • tener un útero de una forma anormal
  • estar embarazada de más de un bebé (gemelos, trillizos o más)
  • tener bajo peso antes de quedarse embarazada o no ganar suficiente peso durante el embarazo
  • fumar, consumir drogas, o beber alcohol durante el embarazo

¿Mi bebé necesita cuidados especiales?

Sí, los bebés prematuros tienen muchas necesidades especiales. Los bebés pequeños y que nacen con menos tiempo de gestación suelen tener más problemas de salud que los bebés que nacen a término. Por eso, se suelen tener que cuidar en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). (Neonato es lo mismo que recién nacido.)

¿Por qué se tiene que mantener caliente mi bebé?

Los bebés prematuros no tienen la grasa corporal necesaria para mantener su temperatura corporal. Las incubadoras y los calentadores radiantes los mantienen calientes en la UCIN:

  • Calentadores neonatales: son unas cunitas provistas de calentadores en la parte superior para ayudar a los bebés a mantenerse calientes. Puesto que se trata de camas abiertas, permiten acceder fácilmente a los bebés.
  • Incubadoras: son unas cunitas rodeadas de paredes de plástico duro y transparente. La temperatura interior de la incubadora se controla para que la temperatura del bebé sea la que debe ser. Los médicos, los enfermeros y otras personas pueden cuidar del bebé a través de los orificios que hay a ambos lados de la incubadora.

¿Cuáles son las necesidades nutricionales de mi bebé?

La leche materna es la mejor fuente de nutrición para todos los bebés, sobre todo para los bebés prematuros. La leche materna contiene proteínas que ayudan a combatir las infecciones.

La mayoría de los bebés prematuros no se pueden alimentar directamente del pecho ni succionar de un biberón al principio.

Las madres se pueden extraer leche usando una bomba y dársela después al bebé a través de una sonda, un tubito que va desde la nariz o la boca del bebé hasta el estómago.

Si la madre no puede producir leche materna, los médicos pueden sugerir alimentar al bebé con leche materna humana pasterizada procedente de un banco de leche, lo que se considera una opción segura.

Si usted no puede o no quiere amamantar a su bebé ni se extrae leche materna, su bebé se puede alimentar de leche de fórmula.

Se pueden añadir unos nutrientes adicionales especiales llamados fortificadores a la leche materna o la leche de fórmula.

Esto se hace porque los bebés prematuros necesitan más calorías, más proteínas y otros nutrientes que los bebés que nacen a término.

Los bebés se deben alimentar lentamente porque podrían desarrollar una enterocolitis necrosante, un problema intestinal grave que suele afectar a los bebés prematuros.

Algunos bebés prematuros que son muy pequeños o que están muy enfermos se alimentan a través de una vía intravenosa (o VI), lo que se conoce como «nutrición parenteral total» (NPT). La nutrición parenteral total contiene una mezcla especial de nutrientes, como proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.

Los médicos y los nutricionistas controlan atentamente la dieta de los bebés prematuros y hacen cambios cuando es necesario para asegurarse de que los bebés reciben los nutrientes que necesitan para crecer.

¿Qué problemas de salud podría tener mi bebé?

Debido a que sus órganos no están completamente preparados para funcionar por sí solos, los bebés prematuros se exponen a desarrollar problemas se salud. Por lo general, cuanto más prematuro sea un bebé, mayores serán las probabilidades de que tenga problemas de salud.

Entre estos problemas, se incluyen los siguientes:

  • anemia, cuando el bebé no tiene suficientes glóbulos rojos.
  • apnea, cuando el bebé deja de respirar durante un período muy breve de tiempo; la frecuencia cardíaca le puede bajar; y la piel se le puede poner pálida o azul
  • displasia broncopulmonar y síndrome de insuficiencia respiratoria (o síndrome disneico neonatal), problemas relacionados con la respiración
  • hiperbilirrubinemia, cuando los bebés tienen altas concentraciones de bilirrubina, que se genera en la descomposición normal de los glóbulos rojos. Una concentración alta de bilirrubina provoca ictericia, una coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos.
  • enterocolitis necrosante, una enfermedad intestinal grave
  • conducto arterial persistente, un problema en el corazón
  • retinopatía del prematuro, un problema en la retina del ojo
  • infecciones que las madres pueden contagiar a sus bebés antes, durante y después del parto

¿Qué más debería saber?

Los bebés prematuros suelen necesitar cuidados especiales después de salir de la UCIN; a veces, en una clínica para recién nacidos de alto riesgo o en un programa de intervención precoz.

Dependiendo de su estado de salud, pueden necesitar el cuidado de especialistas, como los médicos que tratan problemas cerebrales y del sistema nervioso (neurólogos), problemas oculares (oftalmólogos), y problemas pulmonares (neumólogos).

Los bebés prematuros necesitan acudir a todas sus visitas médicas, incluyendo las revisiones ordinarias, ponerse las vacunas que necesitan todos los bebés para mantenerse sanos, y hacerse revisiones regulares de la vista y de la audición. A medida que su bebé vaya creciendo, sus médicos se irán fijando en:

  • su crecimiento
  • su desarrollo, incluyendo el habla, el lenguaje, el aprendizaje y las habilidades motoras
  • su tono muscular, su fuerza y sus reflejos

¿Cómo lo puedo afrontar?

Cuidar de un bebé prematuro puede ser mucho más exigente que cuidar de un bebé nacido a término.

Cuide de sí mismo, comiendo bien, descansando cuando pueda y haciendo ejercicio físico. Pase tiempo con sus demás hijos siempre que pueda, y reciba ayuda de otras personas. Acepte el apoyo de sus amigos, parientes y también de grupos de apoyo. Pude encontrar apoyo por internet de asociaciones como las siguientes:

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

Fecha de revisión: enero de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/preemies-esp.html

Bebés prematuros… ¿y después qué?

Bebés prematuros… ¿y después qué?

Indice

Los bebés prematuros necesitan un cuidado especial durante sus primeros dos años, sobre todo los que pesaron menos de 1.300 g al nacer.

Estos bebés nacen sin estar totalmente formados, con lo que su desarrollo es más lento y tardan más tiempo en hacer lo que otros bebés de su edad. Incluso los dientes les suelen salir más tarde.

Hay que tener en cuenta que los bebés nacidos a término les llevan unas semanas (a veces hasta 4 meses) de ventaja. Por eso, normalmente, hasta los 2 años de edad no consiguen alcanzar a otros bebés de su edad.
 

La alimentación y el sueño de un bebé prematuro

Con frecuencia, se les da a los bebés prematuros vitaminas y hierro adicionales para ayudarles a crecer y mantenerse saludables. Después de más o menos cuatro meses de tomar gotas de hierro tu bebé tendrá aproximadamente la misma cantidad de este mineral que un bebé que nació a término.

Al comienzo, la mayoría de los bebés prematuros necesitan ser alimentados entre ocho y diez veces al día. No esperes nunca más de 4 horas entre una toma y otra o se deshidratará.

En cuanto al sueño, los bebés prematuros duermen más horas que los bebés nacidos a término, pero lo hacen por periodos más cortos y se despiertan con mayor frecuencia.
 

La visión y la audición del bebé prematuro

Los órganos no están totalmente desarrollados en un bebé prematuro, sobre todo la vista y el oído. Los prematuros son más propensos a sufrir estrabismo (que suele desaparecer solo con los meses) y una enfermedad ocular llamada retinopatía de la premadurez (ROP por sus iniciales en inglés).

La ROP suele producirse en bebés nacidos antes de la 32ª semana. Es el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos de los ojos. En el desarrollo, los vasos sanguíneos crecen desde la parte posterior-central del ojo hasta los bordes. Este proceso finaliza sólo unas semanas antes de la fecha de término de la gestación. En los prematuros no está terminado.

Si el crecimiento de los vasos sanguíneos sigue normalmente, el bebé no desarrolla la ROP. En cambio, si  los vasos crecen y desarrollan ramas anormales, el bebé presenta esta anomalía.

En muchos casos no hace falta tratamiento; si hiciera falta, consiste en detener el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos con láser o con crioterapia (congelamiento) para proteger la retina y preservar la visión.

También se cumple que un mayor índice de prematuros necesita gafas, ya que la mayoría desarrollan miopía.

Los bebés prematuros también tienen mayor probabilidad de tener problemas de audición. Si notas que tu bebé parece no oírte, consulta enseguida a tu pediatra. También puedes hacer tú una pequeña prueba haciendo ruidos detrás o a un lado del bebé. Si no vuelve la cabeza, o no salta cuando hay un ruido fuerte, informa a tu médico.
 

Enfermedades a las que son más propensos los bebés que nacen antes de tiempo

Como es lógico, ni todos los niños presentan estas enfermedades ni tienen que padecerlas todas. Hay bebés prematuros que se desarrollan de manera normal. Dependerá de la edad de gestación a la que nacieron y el peso que tuvieron, así como del crecimiento y desarrollo posterior.

– Síndrome de dificultad respiratoria (SDR). La mayoría de bebés prematuros presenta problemas respiratorios, más aún si la madre fumó durante el embarazo.

Los bebés con SDR carecen de una proteína llamada surfactante, proteína que impide que los pequeños sacos de aire que hay en los pulmones se colapsen.

Además del tratamiento con surfactante, los bebés con SDR pueden necesitar oxígeno adicional y asistencia respiratoria mecánica para mantener dilatados los pulmones. Los bebés más enfermos pueden necesitar temporalmente la ayuda de un respirador que respire por ellos mientras sus pulmones maduran.

– Apnea. A veces, los bebés prematuros dejan de respirar durante 20 segundos o más.

Esta interrupción en la respiración se denomina apnea y puede ir acompañada de una reducción en el ritmo cardíaco y el bebé adquiere un tono azulado (cianótico).

Los bebés prematuros tienen que estar bajo observación constante para detectar cualquier caso de apnea. Una vez que madura el sistema respiratorio, pasa el peligro.

– Hemorragia intraventricular (HIV). Las hemorragias cerebrales son comunes en algunos bebés prematuros, en particular aquellos nacidos antes de las 32 semanas de gestación.

Normalmente, estas hemorragias se producen durante los primeros tres días de vida. Casi todas las hemorragias son leves y se resuelven solas. Las más graves pueden provocar daños cerebrales.

En estos casos, los cirujanos suelen introducir un tubo en el cerebro para drenar el líquido.

– Conducto arterial patente (CAP). El CAP es un problema cardíaco comúnmente observado en los bebés prematuros.

Antes del nacimiento, una arteria grande llamada conducto arterial hace que la sangre se desvíe y no pase por los pulmones ya que el feto recibe el oxígeno que necesita a través de la placenta.

Normalmente, el conducto se cierra poco después del nacimiento para que la sangre pueda circular hacia los pulmones y absorber oxígeno. En los bebés prematuros, el conducto no siempre se cierra adecuadamente, lo cual puede llevar a una insuficiencia cardíaca.

– Enterocolitis necrotizante (ECN). Es un problema intestinal que dificulta la alimentación e hincha el abdomen. Si ocurre, hay que alimentar al bebé por vía intravenosa mientras se le trata con antibióticos.

– Ictericia. Los bebés prematuros tienen más probabilidades que los bebés nacidos a término de desarrollar ictericia ya que sus hígados no se encuentran lo suficientemente maduros.  Se trata con fototerapia y mediante transfusiones de sangre.

– Anemia. Los prematuros normalmente no tienen suficientes glóbulos rojos, ya que los  bebés almacenan hierro en los últimos días de embarazo para producir suficientes glóbulos rojos al nacer.

Pero a los prematuros no les da tiempo.  Estos bebés pueden tratarse con suplementos dietéticos de hierro, medicamentos que aumentan la producción de glóbulos rojos o, en último término, con transfusiones de sangre.

– Enfermedad pulmonar crónica o displasia broncopulmonar (DBP).

Es un trastorno pulmonar crónico que afecta principalmente a los bebés prematuros que requieren tratamiento permanente con oxígeno suplementario.

Estos bebés acumulan líquido en los pulmones y sufren cicatrices y lesiones pulmonares. Se tratan con medicamentos que facilitan la respiración y, poco a poco, se interrumpe el uso del respirador.

– Infecciones. Sus sistemas inmunológicos no están tan desarrollados, con lo que no son capaces de combatir las bacterias y virus que causan neumonía, sepsis o meningitis, entre otras.

Para evitar las infecciones, es fundamental una higiene escrupulosa para prevenir el contagio de los virus respiratorios en la familia.

Esas medidas son el lavado de manos con agua caliente y jabón, el evitar reuniones familiares grandes, evitar fumar en presencia del niño, desechar pañuelos usados, limpiar el entorno del bebé o no permitir que se acerquen a él personas resfriadas.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/salud-bebe/bebes-prematuros-y-despues-que-773

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: