¿Cada cuánto hay que pesar al bebé?

El crecimiento de su recién nacido

¿Cada cuánto hay que pesar al bebé?

  • Tamaño de texto más grande

Desde el primer día de la vida de su bebé, los médicos harán un seguimiento de su peso, longitud y el tamaño de la cabeza. El crecimiento es un buen indicador de la salud general. Los bebés que están creciendo bien suelen estar sanos, mientras que un escaso crecimiento puede ser un indicador de un problema de salud.

¿Qué tamaño tienen los recién nacidos?

Los recién nacidos vienen en un amplio abanico de tamaños saludables. La mayoría de los bebés que nacen entre las semanas 37 y 40 de gestación pesan entre 5 libras con 8 onzas (2.500 gramos) y 8 libras con 13 onzas (4.000 gramos).

Los recién nacidos que son un poco más ligeros o un poco más pesados que un bebé promedio suelen estar bien. Pero pueden tener que recibir una mayor atención por parte de médicos y enfermeros después de nacer solo para tener la seguridad de que no presentan ningún problema.

Hay varios factores que pueden afectar al tamaño de un bebé en el momento del nacimiento. La duración del embarazado es importante. Los bebés que nacen alrededor de la fecha de parto prevista tienden a ser de mayor tamaño que los que nacen antes.

Entre otros factores, se incluyen los siguientes:

  • El tamaño y la estatura de los padres. Los padres altos y grandes pueden tener recién nacidos de mayor tamaño que un bebé promedio; los padres bajos y pequeños pueden tener recién nacidos de menor tamaño que un bebé promedio.
  • Los partos múltiples. Si ha tenido mellizos, trillizos o más hijos a la vez, cuente con que sus bebés serán de un tamaño un poco menor. Los bebés que nacen en partos múltiples deben compartir espacio para crecer dentro del útero y suelen nacer antes de tiempo, lo que lleva a que tengan un tamaño menor cuando nacen.
  • El orden de nacimiento. Los primogénitos a veces son de menor tamaño que los hermanos que nacen después.
  • El género. Las niñas tienden a ser de menor tamaño que los niños, aunque las diferencias en el momento del nacimiento sean escasas.
  • La salud de la madre durante el embarazo. Entre los factores que pueden llevar a un menor peso natal, se incluyen que la madre haya tenido hipertensión (tensión arterial alta) o problemas de corazón durante el embarazo; o que haya consumido tabaco, alcohol o drogas ilegales durante el embarazo. Si la madre padece diabetes o es obesa, es posible que el bebé pese más al nacer.
  • La nutrición durante el embarazo. Una buena nutrición es fundamental para el crecimiento del bebé tanto antes como después de nacer. Una dieta inadecuada por parte de la madre durante el embarazo puede afectar el peso del recién nacido y el crecimiento del lactante. El hecho de que la madre gane demasiado peso durante el embarazo puede aumentar las probabilidades de que un bebé nazca con un peso superior al peso promedio.
  • La salud del bebé. Los problemas médicos, como algunas anomalías o malformaciones congénitas y algunas infecciones contraídas durante el embarazo pueden repercutir en el peso del bebé recién nacido y en su crecimiento posterior.

¿Qué pasa con los bebés prematuros?

Los bebés prematuros suelen ser de menor tamaño y pesar menos que otros recién nacidos. El peso de un bebé prematuro depende en gran medida del tiempo que se anticipó en nacer. El tiempo que se perdió el bebé dentro del vientre materno fue tiempo de crecimiento, por lo que el bebé tendrá que recuperar ese crecimiento después de nacer.

Muchos bebés prematuros se clasifican como de «bajo peso natal» o de «muy bajo peso natal«. En términos médicos:

  • «Bajo peso natal» significa que el bebé pesa menos de 5 libras con 8 onzas (2.500 gramos) al nacer. Esto afecta aproximadamente a 1 de cada 12 bebés en EE.UU., de modo que es bastante frecuente.
  • «Muy bajo peso natal» significa que el bebé pesa menos de 3 libras con 5 onzas (1.500 gramos).

La mayoría de los bebés con bajo o muy bajo peso natal nacieron de forma prematura.

Los bebés prematuros reciben una atención médica especial inmediatamente después de nacer. Un pediatra especializado, llamado neonatólogo, suele participar en el cuidado de los bebés prematuros. Muchos bebés prematuros pasan tiempo en la unidad de cuidados intensivos para neonatos (UCIN) mientras reciben atenciones médicas (neonato es lo mismo que recién nacido).

¿Mayor es mejor?

Antes, un bebé mofletudo y de muslos rollizos era la más viva imagen de un bebé sano. Pero un bebé que nace con un peso muy superior al promedio puede tener problemas médicos especiales que requieren atención.

Algunos bebés excepcionalmente grandes, sobre todo, aquellos que son hijos de madres con diabetes (incluyendo la diabetes gestacional o diabetes del embarazo) pueden tener problemas durante unos pocos días después de nacer para mantener sus concentraciones de glucosa en sangre. Por lo tanto, pueden requerir alimentación adicional o incluso glucosa administrada por vía intravenosa (VI) para impedir que la concentración de glucosa en sangre les baje demasiado.

¿Perderá peso mi bebé?

Sí, al principio. Los bebés nacen con fluidos de más, por lo que es normal que pierdan unas pocas onzas (o gramos) de peso cuando pierdan ese fluido durante los primeros días de vida. Se espera que un recién nacido sano pierda entre el 7% y el 10% de su peso natal, pero lo debería recuperar aproximadamente durante las 2 primeras semana que siguen al nacimiento.

Durante el primer mes de vida, la mayoría de recién nacidos ganan peso a una tasa aproximada de una onza (30 gramos) al día.

Suelen crecer en longitud entre una pulgada y una pulgada y media (de 2,54 a 3,81 centímetros) durante el primer mes de vida.

Muchos recién nacidos atraviesan un período de crecimiento rápido cuando tienen entre 7 y 10 días de vida y otro más cuando tienen 3 y 6 semanas de vida.

¿Me debería preocupar?

Los recién nacidos son tan pequeños que puede costar bastante saber si su bebé está ganando peso como lo debería ganar. Tal vez le preocupe que su bebé haya perdido demasiado peso durante los primeros días de vida o que no esté tomando suficiente leche materna o de fórmula. En tal caso, hable con el médico de su hijo, quien es posible que le pregunte sobre lo siguiente:

  • Cuántas tomas hace su bebé al día. Un bebé amamantado puede hacer 8 tomas o más en un período de 24 horas; los bebés alimentados con leche de fórmula suelen comer menos a menudo, tal vez cada 3 a 4 horas. Si una madre necesita ayuda para amamantar a su hijo, un asesor en lactancia materna puede darle recomendaciones para aumentar su comodidad durante las tomas y mejorar su técnica de lactancia.
  • Cuánto come su bebé en cada toma. Los bebés suelen mamar durante un mínimo de 10 minutos, se les debe oír tragar después de hacer 3 o 4 succiones, y deben parecer satisfechos al concluir la toma. Con esta edad, los bebés alimentados con leche de fórmula pueden beber hasta de 3 a 4 onzas (de 90-120 mililitros) en cada toma.
  • Con qué frecuencia orina su bebé. Un bebé amamantado puede mojar solo uno o dos pañales al día hasta que le suba la leche a su madre. Cabe esperar que un bebé moje unos 6 pañales entre el tercer y el quinto día de vida. A partir de entonces, los bebés deben mojar por lo menos de 6 a 8 pañales al día.
  • Cuántas veces va de vientre su bebé cada día y cómo son sus heces. Los recién nacidos solo manchan de caca un pañal al día al principio. Las heces son oscuras y alquitranadas durante los primeros días pero, aproximadamente a partir del tercer o del cuarto día, se vuelven blandas o sueltas y de un color amarillo verdoso. Los recién nacidos suelen manchar varios pañales de caca al día si son amantados, y una menor cantidad si se alimentan con leche de fórmula.

¿Qué más debería saber?

El hecho de ser grande o pequeño al nacer no implica que el bebé vaya a ser grande o pequeño en la infancia o cuando se haga adulto. Bastantes adolescentes altos empezaron la vida como bebés pequeños, y el bebé más grande de la familia se puede acabar convirtiendo en un adulto bajito.

Cuando se hacen adultos, los niños tienden a parecerse a sus padres en tamaño y en estatura. La genética, así como una buena nutrición y las atenciones y cuidados que reciba de usted, desempeñarán un papel importante en cómo crecerá su bebé en el futuro.

Independientemente de que su bebé empiece siendo grande, pequeño o de un tamaño entremedio, espere que su pequeño crezca a pasos agigantados durante los meses que se avecinan.

Revisado por: Madhu Desiraju, MD

Fecha de revisión: octubre de 2018

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/grownewborn-esp.html

¿Cuánto debe pesar un bebé a los 6 meses?

¿Cada cuánto hay que pesar al bebé?

A pesar de que cada bebé es diferente, existen ciertos valores generales que nos indican si nuestro bebé está creciendo y cogiendo peso de forma saludable o no.

En este sentido, la talla y el peso suelen ser buenos indicadores de la nutrición y el desarrollo del bebé.

Es por eso por lo que saber cuánto pesa un bebé de 6 meses es tan importante, especialmente al llegar a esta edad.

Los 6 meses de un bebé suponen un momento clave en su fase de crecimiento, ya que se inicia la Etapa 2.

Es una época de cambios para el pequeño, sobre todo en la alimentación, de ahí la importancia de conocer a fondo cómo está siendo su desarrollo.

A continuación, te explicamos el peso medio de un bebé a esta edad para que puedas averiguar cómo saber si tu bebé de 6 meses tiene sobrepeso o, por el contrario, si está por debajo de su peso.

Cuánto debe pesar un bebé de 6 meses

Como hemos comentado, cada bebé es un mundo y hay diferentes factores que determinan su peso, como la talla, la lactancia e incluso la genética.

No obstante, por norma general, un bebé de 6 meses tendrá un peso medio aproximado de 8 kilos en el caso de los niños. Si se trata de una niña, el peso será un poco inferior, aproximadamente de 7,3 kilos.

Así que, si te preguntas cuánto debe pesar un bebé de 6 meses, la media está entre los 7,3 y los 8 kilos.

El peso ideal del bebé a los 6 meses

Saber cuál es el peso ideal del bebé puede resultar muy complicado, ya que cada bebé es diferente. No obstante, existe una tabla general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que nos indica, de forma general, cuál es el peso ideal del bebé en cada una de sus etapas:

EdadPesoTalla
Recién nacido3,4 kg50 cm
3 meses6,4 kg61 cm
6 meses8 kg67 cm
9 meses9 kg72 cm
12 meses9,6 kg76 cm

Qué influye en el peso del bebé de 6 meses

Como ya hemos comentado, a los 6 meses, el bebé se encuentra en plena fase de desarrollo y entra en la conocida como Etapa 2.

A partir de ahora, el bebé puede cambiar la dieta al poder introducir alimentos sólidos y leche de continuación como parte de una alimentación diversificada, pero siempre bajo la recomendación y supervisión del pediatra. Esto significa que su peso también podrá variar.

Aun así, la alimentación no es lo único que influye en el peso del bebé. El desarrollo de su cuerpo, es decir, la talla, o la actividad afectarán de forma directa a su peso. Si tu bebé se mueve mucho, por ejemplo, es probable que le cueste un poco más ganar peso.

¿Qué pasa si mi bebé está demasiado delgado?

El hecho de que nuestro bebé tenga un peso más bajo que otros niños no tiene por qué preocuparnos. Cada bebé es diferente y todo estará bien si el pediatra nos da el visto bueno sobre su peso. Asimismo, es aconsejable seguir los consejos del especialista para que el bebé, en caso de que lo necesite, aumente de peso fácilmente.

Cómo saber si mi bebé pasa hambre

Hemos visto los valores generales que nos ayudan a saber cuánto debe pesar un bebé de 6 meses pero, ¿cómo podemos saber si pasa hambre? Existen varias indicaciones que nos pueden hacer saber si nuestro bebé se queda con hambre. Vamos a ver algunas de ellas:

  • Busca el pecho de la madre: si tu bebé busca el pecho de forma constante, aunque haya comido hace apenas unos minutos, significa que necesita comer un poco más.
  • Saca la lengua constantemente: antes de llorar, el bebé podrá sacar la lengua de forma continuada. Estos movimientos están relacionados con el movimiento de succión, así que podrás ver de forma muy clara que tu bebé necesita comer más.
  • Está inquieto: si tu bebé está inquieto es probable que tenga hambre. Es una de las primeras señales que indican que un bebé necesita comer, ya que puede estar inquieto incluso aunque esté dormido.
  • Llora: el llanto es una de las señales más claras que indican que el bebé tiene hambre. Eso sí, no se recomienda que el bebé llegue a este estado de desesperación porque es probable que coma con más rapidez, algo totalmente contraproducente.

Cómo saber si mi bebé tiene sobrepeso

Si crees que el peso de tu bebé de 6 meses sobrepasa por mucho la tasa de peso general y recomendada por los pediatras, te recomendamos ponerte en manos de un pediatra para ajustar su alimentación y ver si el peso que tiene le corresponde con su estatura. Así que, si quieres saber si tu bebé de 6 meses tiene sobrepeso, acude a su médico para que te indique cuánto debería pesar tu bebé a esta edad.

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/desarrollo-de-mi-bebe/cuanto-debe-pesar-un-bebe-a-los-6-meses

¿Cómo pesar a un bebé en una báscula? Guía y 3 consejos

¿Cada cuánto hay que pesar al bebé?

Si tienes un bebé, y deseas estar al tanto de su estado nutricional, para asegurarte de que está creciendo sano y fuerte ➤ sigue leyendo, pues en este artículo te explicaremos la manera adecuada de pesar a tu bebé con una báscula.

¿Cuál es la manera correcta de pesar a nuestro bebé con una báscula?

Las técnicas dependen del tipo de báscula o balanza utilizada, no es algo complicado, solo hay que estar atentos a ciertos detalles.

Mayormente, para pesar a un bebé en casa, se usan unas báscula digitales para bebes especiales para asegurarnos la precisión de la medida.

No obstante, si no tienes una en casa, puedes utilizar una báscula de baño aunque no obtengas la misma precisión. A continuación, te indicamos cómo debes usar cada una.

Caso 1: Tienes una báscula especial para pesar bebés

Las básculas digitales para bebés poseen una bandeja donde irá tu nene y una superficie suficientemente grande para que éste se acople a la perfección cómodamente. Lo mejor es que si no tienes una en casa, compres un modelo que soporte hasta 15-20kg y muestre diferencias de 10g entre cada medición para que así puedas ver la evolución de tu pequeño.

Fíjate que en la pantalla marque “0.0” cuando la balanza no tenga nada que ejerza peso. Opcionalmente, coloca una sábana o una manta para que el niño no esté en contacto directo con la bandeja y esté más cómodo. ¡No olvides registrar el peso de la manta!

Finalmente ubica al niño desnudo con la mayor parte de su cuerpo dentro de la bandeja; cuida que sus bracitos no ejerzan presión en los extremos de la misma, y registra el peso final. Por último, sustrae el peso de la manta así como el de la ropa (en caso de que no haya estado desnudo) para obtener el peso real de tu hijo.

Caso 2: Cómo pesar a un bebé en una báscula digital común

Si no posees una báscula digital especial para pesar bebes, puedes optar por pesar a tu bebé en una báscula de baño. Aquí te contamos un truco genial.

Primero, sube a la balanza y registra tu peso; ten en cuenta que posteriormente cargarás al bebé estando en ella. Por ello, deberás anotar el peso que te muestre la pantalla, para luego cargar al pequeño. Por último resta la cifra de tu peso corporal y listo, así de sencillo será conocer el peso exacto del bebé.

Peso del bebé = Tu peso con el bebé cogido en brazos – Tu peso sin el bebé

3 Consejos para pesar a tu bebé y medir su crecimiento

Ya tienes una idea más clara de cómo pesar a tu bebé en la comodidad de tu casa, pero hay otros aspectos que debes tener en cuenta para conocer al detalle el estado nutricional de tu bebé, por eso te traemos 3 consejos de gran utilidad.

#1. Controla el peso de tu bebé constantemente ¡Crecen muy rápido!

¿Cada cuánto hay que pesar al bebé? Para asegurarnos de que está creciendo de forma óptima y adecuada, el control de su peso y estatura debe ser realizado cada mes por los primeros 3 años desde que nace. Este es el control más básico e importante para detectar a tiempo algún problema en la nutrición de nuestro pequeño.

Generalmente, los bebés crecen alrededor de 50 cm de largo durante el embarazo; luego, crecen la misma cantidad en sus primeros 2 añitos. Otro dato relevante es que el peso con el que nacen se duplicará en los primeros 3 meses y se triplicará una vez cumpla el primer año de vida.

Para darte mayor información sobre el crecimiento de tu bebé, te dejamos una tabla que relaciona la estatura y peso a medida que tu hijo atraviesa sus primeros meses.

Tabla de crecimiento en los tres primeros años de tu bebé

  • De 0 a 3 meses aumentan 900g/mes de peso y 3,5cm/mes de estatura.
  • De 3 a 6 meses aumentan 600g/mes de peso y 2,2cm/mes de estatura.
  • De 6 a 9 meses aumentan 450g/mes de peso y 1,5cm/mes de estatura.
  • De 9 a 12 meses aumentan 330g/mes de peso y 1,3cm/mes de estatura.

Datos del organismo oficial National Center Health Stadistics

#2. Asegurate de que la báscula con la que se pese al bebé sea la mejor

Los equipos implementados tanto en la farmacia como en tu casa deben ser de calidad, así como también la toma de los datos y/o evaluaciones médicas han de registrarse correctamente.

Existen varios tipos de básculas para pesar bebes, cada una de ellas, debe estar previamente calibrada, para que el margen de error sea mínimo y no se lleven a cabo diagnósticos incorrectos. Además, cualquier equipo que vaya a tener contacto con nuestro hijo debe haber sido cuidadosamente sanitizado para su uso.

#3. Busca al mejor aliado para monitorizar la salud de tu pequeño

Has visto que cómo pesar a un bebe es muy sencillo si utilizas una báscula adecuada a ello. No obstante, es imprescindible que además de pesarlo y medir su crecimiento, vayas al pediatra frecuentemente para que lo examine y así asegurarte de que crece fuerte y sano. por tanto, en cada consulta lleva los registros por si el especialista nota alguna anomalía.

Periodista y redactor de noticias oficial de mejorbasculadigital.

Источник: https://mejorbasculadigital.top/como-pesar-a-un-bebe/

Así aumenta de peso el bebé mes a mes durante su primer año de vida

¿Cada cuánto hay que pesar al bebé?

El peso normal de un recién nacido a término puede oscilar desde los 2,5 hasta los 4 kilos. En su primer año, el bebé experimentará el mayor índice de crecimiento de toda su vida, especialmente en la etapa comprendida entre los cuatro y los seis meses.

Y es que te parecerá increíble que la pequeña bolita recién nacida que hoy sujetas entre tus brazos llegue a triplicar su peso cuando sople su primera vela. ¡Sin duda una maravillosa y sorprendente evolución que hoy te compartimos!

Un bebé recién nacido suele perder entre el cinco y el 10 por ciento de su peso durante los tres o cuatro días siguientes a su nacimiento. Esta pérdida de peso fisiológica es absolutamente normal, y se debe a la expulsión de orina y meconio acumulados durante la gestación, y a que al principio comen muy poquito.

Recordemos que el estómago del recién nacido es como el de una canica, por lo que si has optado por lactancia materna, los primeros días tendrá suficiente con el calostro. Cuando se produzca la subida de la leche, tu cuerpo ajustará la producción a la demanda de tu bebé, de ahí que sea tan importante ofrecerle siempre lactancia a demanda.

Lo habitual es que a partir del cuarto día, el bebé deje de perder peso y comience a ganarlo, llegando a recuperar su peso de nacimiento en torno a la primera semana de vida (o incluso algunas veces algo más tarde).

Durante estos primeros días es importante controlar que el bebé vaya recuperando el peso perdido, porque de no ser así habría que valorar qué está ocurriendo (reflujo, problemas de salud…), así como analizar posibles problemas con la lactancia (mal agarre, frenillo sublingual, retrognatia, problemas con la producción…)

Primer mes

Hasta el primer mes y medio de vida, o aproximadamente las primeras seis semanas, el bebé ganará unos 20 gramos diarios, lo que equivale a una media de 140 gramos semanales.

Hacia el décimo día de nacido, la leche de la madre se transforma en leche de transición, que contiene menos proteínas que el calostro y que variará día a día hasta alcanzar la composición de la leche madura.

El volúmen de leche aumenta en cada tetada, por lo que el estómago del bebé se adaptará a esta nueva circunstancia.

Madre e hijo se compenetran: ella irá produciendo más leche conforme el bebé vaya aumentando el volúmen de su estómago para tomarla.

O quizás sea al revés, el tamaño del estómago del bebé aumenta y el cuerpo de la madre, que lo sabe, produce más leche para darle lo que necesita.

Segundo y tercer mes

Si hasta las seis semanas de vida nuestro bebé ha ido aumentando de peso según lo establecido y la madre siente que su lactancia está yendo bien (no hay dolores, grietas, mal agarre…), podría considerarse que la lactancia ya ha quedado instaurada.

En las revisiones pediátricas se continuará controlando el peso del bebé, y lo normal es que la ganancia de peso semanal se sitúe entre los 100 y los 200 gramos.

Sin embargo, si tu hijo hace pis con frecuencia, sus cacas son normales y su estado anímico y general es bueno, no deberías preocuparte por el peso pues cada niño sigue su propia curva de crecimiento.

Del cuarto al sexto mes

En esta etapa de su vida el bebé experimentará una ganancia semanal de entre 80 y 150 gramos, lo que se traduce en una media de entre 500 y 650 gramos mensuales. A este ritmo, lo normal es que al cumplir los seis meses haya doblado su peso de nacimiento.

Recordemos, además, que su alimentación debe continuar siendo lactancia exclusiva, ya sea materna, artificial o mixta.

Y es que aunque por suerte cada vez hay más profesionales concienciados con la lactancia y debidamente informados, también podría ocurrir que nos encontráramos con el caso contrario, y si nuestro bebé no sigue los cánones generales de peso nos recomienden adelantar la alimentación complementaria.

Si embargo, según nos comentaba nuestro compañero Armando en este fantástico artículo, esta medida carecería de sentido, pues la leche (ya sea materna o artificial) contiene más calorías que la fruta o la verdura, y es nutricionalmente más rica que los cereales.

Lógicamente hablamos de bebés saludables, pero que siguen su propio ritmo. Si por el contrario, la curva de altura va subiendo pero la de peso se va estancando, habría que ver qué está pasando y por qué el bebé no está ganando lo suficiente.

De los seis a los nueve meses

A partir de los seis meses, la ganancia de peso ya no será tan acusada como hasta ahora, y lo normal es que el bebé gane entre 40 y 85 gramos semanales, lo que se traduce en un media mensual de entre 300 y 450 gramos.

A partir de los seis meses el bebé deberá comenzar con la alimentación complementaria, pero recordemos que la base de su dieta debe continuar siendo la leche, y en caso de seguir tomando pecho la lactancia debe ser a demanda.

De los nueve a los doce meses

El último trimestre antes de cumplir su primer añito es el momento en el que menos peso cogerá el bebé, con una media de entre 200 y 300 gramos al mes. Lo normal es que al cumplir los 12 meses el bebé haya triplicado su peso de nacimiento.

En cualquier caso, es importante recordar que estos datos son aproximados y basados en los percentiles y las estadísticas, y que la ganancia de peso de los niños alimentados al pecho es distinta de aquéllos alimentados con leche artificial.

En cuanto al peso, los pediatras recomiendan analizar su incremento durante un periodo, y no valorarlo como algo aislado en un momento puntual pues, como hemos comentado a lo largo del artículo, cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento y lo importante no es tanto lo que engorde sino que vaya creciendo sano y feliz.

Vía Asociación Española de Pediatría

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/aumento-peso-bebe-mes-a-mes-durante-su-primer-ano-vida

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: