Candidiasis en el embarazo

Contents
  1. Candidiasis en el embarazo: principales síntomas y cómo tratar
  2. Principales síntomas
  3. ¿Cómo se contagia la candidiasis?
  4. Cómo se realiza el tratamiento
  5. Cuidados para acelerar el tratamiento
  6. Opción de tratamiento natural para candidiasis
  7. Cistitis y Candidiasis durante el embarazo
  8. Remedios suaves contra la cistitis
  9. Cuándo es más frecuente la cistitis en embarazadas
  10. ¿Qué Causa la Candidiasis Vaginal Durante el Embarazo?
  11. ¿Por qué es más comun la Candidiasis Vaginal Durante el Embarazo?
  12. ¿Cuáles son los Síntomas de la Candidiasis Vaginal?
  13. ¿Qué más Podría Experimentar?
  14. ¿Cómo Puedo Saber con Certeza si Tengo Candidiasis Vaginal ?
  15. ¿Cómo se Trata la Candidiasis Vaginal Durante el Embarazo ?
  16. ¿Cómo Puedo Prevenir la Candidiasis Vaginal o Infecciones Recurrentes?
  17. ¿Cuándo Debo Llamar a Mi Médico?
  18. Qué hacer en caso de sospecha
  19. Cómo curar la candidiasis en el embarazo
  20. Candidiasis en el embarazo: cómo prevenirla y tratarla
  21. Síntomas de la candidiasis vaginal 
  22. Candidiasis y embarazo
  23. Cómo saber si estás curada de candidiasis
  24. La Candidiasis (Hongo) Vaginal Durante el Embarazo | Asociación Americana del Embarazo
  25. ¿Qué es La Candidiasis Vaginal?
  26. Candidiasis vaginal durante el embarazo
  27. ¿Qué es la candidiasis vaginal?
  28. ¿Qué provoca la candidiasis vaginal durante el embarazo?
  29. ¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis?
  30. ¿Cómo se puede prevenir este tipo de infección?
  31. Tratamiento para la candidiasis en el embarazo
  32. ¿Afecta la candidiasis al feto?
  33. Causas y riesgos de la candidiasis en el embarazo
  34. Cándida albicans

Candidiasis en el embarazo: principales síntomas y cómo tratar

Candidiasis en el embarazo

La candidiasis en el embarazo es una de las infecciones vaginales más comunes entre las embarazadas, ya que durante este período los niveles de estrógenos se elevan, favoreciendo el crecimiento de los hongos, especialmente de la Candida Albicans que habita naturalmente en la región íntima de la mujer. 

La candidiasis en el embarazo no perjudica al bebé, pero si el bebé nace de parto normal y ese día la mujer tiene candidiasis, el bebé podrá contaminarse, presentando candidiasis en sus primeros días de vida. 

Si el bebé es contaminado, podrá presentar placas blanquecinas dentro de la boca, llamada candidiasis oral, popularmente conocida como «sapito» y al amamantarse podrá transmitir el hongo de nuevo a la madre, que podrá desarrollar candidiasis mamaria, dificultando el proceso de la lactancia materna. Vea otros síntomas de esta infección en el bebé y cómo tratarla. 

Principales síntomas

La candidiasis en el embarazo puede estar presenta sin mostrar ningún síntoma, pero lo más común es que surjan algunas manifestaciones como:

  • Flujo blanco, tipo leche cuajada;
  • Comezón intensa en la vagina;
  • Ardor o dolor al orinar;
  • Dolor durante las relaciones sexuales;
  • Región íntima hinchada y rojiza.

El obstetra podrá sospechar de candidiasis solamente al observar la región íntima de la mujer y a través de la evaluación de los síntomas. Sin embargo, como la candidiasis puede favorecer el desarrollo de otros microorganismos, el médico podrá solicitar un papanicolau para verificar si existe alguna otra infección desarrollándose.

¿Cómo se contagia la candidiasis?

En la mayoría de las embarazadas la candidiasis surge por la alteración hormonal que ocurre durante el embarazo, por lo que no se contagia por el contacto sexual con alguien infectado o por el uso de ropa interior que no sea de algodón. Sin embargo, aunque no es posible controlar las hormonas, existen algunos cuidados que pueden recudir el riesgo de desarrollar una candidiasis, estos son: 

  • Usar ropa interior de algodón, para facilitar la respiración de la piel y dificultar el crecimiento de los hongos;
  • Secar bien la región íntima después del baño, para disminuir la humedad y evitar el crecimiento de hongos;
  • Evitar colocar productos en la región íntima como jabón perfumado o perfumes;
  • Dormir sin ropa interior y sin pantalones, ya que permite que la piel respire durante la noche;
  • Evitar el uso de duchas vaginales, ya que alteran la flora vaginal y facilitan el crecimiento de los hongos.

Además de esto, la embarazada puede aumentar el consumo de alimentos que contengan Lactobacillus acidophilus como los yogures, ya que son un tipo de bacteria «buena» conocidos como probióticos que ayudan a controlar el crecimiento de hongos en la región íntima. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la candidiasis en el embarazo, generalmente se inicia con el uso de cremas vaginales o pomadas antimicóticas recetadas por el obstetra o ginecólogo. La candidiasis asintomática debe ser tratada por igual, para evitar que la infección pase al bebé durante el parto. 

Algunos de los medicamentos más utilizados para tratar la candidiasis durante el embarazo son: Nistatina, Butoconazol, Clotrimazol, Miconazol o Terconazol. Estos medicamentos deben ser siempre orientados por el obstetra, para garantizar que no perjudican el embarazo. 

Por lo general, estos medicamentos en pomada para tratar la candidiasis deben ser aplicados diariamente en la vagina 2 veces al día, durante 7 a 10 días.

Cuidados para acelerar el tratamiento

Para complementar el tratamiento indicado por el médico se recomienda:

  • Evitar alimentos dulces o ricos en carbohidratos;
  • Siempre usar ropa interior de algodón;
  • Evitar el uso de pantalones muy apretados;
  • Sólo lavar la región íntima con agua y jabón propio o té de manzanilla;
  • Preferir papel higiénico blanco y sin olor;
  • Evitar los protectores diarios perfumados.

Vea en el vídeo a continuación qué comer y cómo hacer un excelente remedio casero utilizando yogur natural: 

Opción de tratamiento natural para candidiasis

Un excelente remedio casero para complementar el tratamiento de la candidiasis en el embarazo, y aliviar los síntomas como la comezón es realizar un baño de asiento con 2 litros de agua tibia y 1 taza de vinagre de manzana. La embarazada debe mantener la región íntima dentro de la mezcla durante mínimo 30 minutos, y debe realizarlo 1 vez al día antes de bañarse. 

¿Tienes alguna duda? Haz click aquí para ser respondido.

Источник: https://www.tuasaude.com/es/candidiasis-en-el-embarazo/

Cistitis y Candidiasis durante el embarazo

Candidiasis en el embarazo

El riesgo de cistitis durante el embarazo es mayor que en otras etapas de la vida de la mujer. Uno de los efectos de las hormonas producidas durante el embarazo (sobre todo de la progesterona) es el aumento de las secreciones vaginales.

Además, hay causas fisiológicas: el aumento del tamaño del útero hace que la vejiga se comprima, favoreciendo la retención de la orina y, con ello, el desarrollo de los gérmenes.

Asimismo, la presencia de glucosa en la orina, detectado en más del 70% de las futuras mamás, es otra de las causas que facilita el crecimiento de las bacterias.

Estos fenómenos, unidos a la bajada de las defensas inmunitarias, favorecen la aparición de infecciones vaginales e infecciones de orina, la más frecuente de las cuales es la cistitis.

La cistitis en el 80%-90% de los casos se debe al Escherichia Coli («Colibacilo»), que está presente en nuestro tubo digestivo de forma normal y a veces, al ser eliminado por la orina, produce las molestias al orinar y las infecciones.

Se calcula que entre un dos y un ocho por ciento de las mujeres presentan gérmenes en la orina durante su gestación, aunque los síntomas no suelen manifestarse. Es lo que se conoce con el nombre de «bacteriuria asintomática».

Es muy importante que este tipo de infección se detecte a tiempo para que no evoluciones a cistitis o pielonefritis aguda, por ello se realizan análisis de orina a las embarazadas ya en el primer trimestre.

Ante la presencia de escozor o prurito intenso es necesario acudir al especialista para que determine su causa, siempre, pero especialmente durante el embarazo, pues velamos por la salud de dos y cualquier complicación podría revertir en la salud del feto.

Mediante los análisis indicados se concretará el tipo de infección y se prescribirá el tratamiento adecuado. De cualquier manera, y sin evitar que se acuda al ginecólogo ante la menor sospecha de infección, hay ciertos consejos para prevenir la cistitis leve y ayudar a superarla.

Remedios suaves contra la cistitis

  • Si el trastorno es leve, bastaría con no llevar pantalones ni ropa interior demasiado ajustada. Al contrario, conviene llevar ropa cómoda, holgada de algodón, y elegir medias en lugar de panties enteros, también como medida de prevención.
  • La higiene íntima debe ser cuidadosa y frecuente. Se recomienda usar productos no medicamentosos, ya que pueden acentuar la inflamación si se utilizan de forma inadecuada. Lo mejor sería utilizar un jabón con PH neutro o ligeramente ácido.
  • Si la futura mamá sufre cistitis, debe llevar una dieta rica en fruta y verdura para regular el intestino.
  • Además en caso de cistitis es conveniente beber agua de forma abundante. La ingesta abundante de agua es fundamental pues es un factor importante que la orina esté muy diluida para arrastrar los gérmenes que producen las cistitis.

Cuándo es más frecuente la cistitis en embarazadas

El riesgo de sufrir esta enfermedad aumenta gradualmente a lo largo de los nueve meses. Además, la incidencia es mucho mayor en las gestantes de más edad, en las primerizas y en las mujeres que tienen embarazos sucesivos en intervalos muy cortos de tiempo.

En algunos casos, las cistitis recurrentes podrían estar debidas a factores hormonales o emocionales (estrés continuado…). Siempre ha de ser el médico especialista quien determine el tratamiento adecuado para la cistitis durante el embarazo.

Como conclusión, añadiremos que el riesgo de cistitis durante el embarazo es mayor sobre todo en las mujeres que han sido más propensas a tener este tipo de infección a lo largo de su vida.

Las infecciones por hongos en la vagina durante el embarazo son más comunes que en cualquier otro momento en la vida de una mujer, especialmente durante el segundo trimestre del embarazo. Usted puede notar un aumento en la cantidad de flujo delgado, blanco y con olor extraño. Esto es un síntoma común y normal en el segundo trimestre.

Si usted piensa que puede estar experimentando una infección por hongo vaginal, la siguiente información le preparará para discutir la posibilidad con su médico.

Aunque las infecciones por hongo vaginal no tienen ningún efecto negativo importante en el embarazo, suelen ser más difíciles de controlar durante el embarazo que causa malestar significativo para usted.

No pierda tiempo en la búsqueda de tratamiento.

¿Qué Causa la Candidiasis Vaginal Durante el Embarazo?

Una infección por hongo vaginal puede ser causada por uno o más de los siguientes:

  • Los cambios hormonales que vienen con el embarazo o antes de su período
  • Tomar hormonas o píldoras anticonceptivas
  • Tomar antibióticos o esteroides
  • Nivel alto de azúcar en la sangre, como en la diabetes
  • Coito vaginal
  • Duchas vaginales
  • Sangre o el semen

¿Por qué es más comun la Candidiasis Vaginal Durante el Embarazo?

Su cuerpo está pasando por muchos cambios en este momento, y es difícil para su cuerpo para mantenerse al corriente con los cambios químicos en el ambiente vaginal. Hay azúcar en las secreciones vaginales de las cuales la levadura se puede alimentar, causando un desequilibrio, que resulta en exceso de hongo.

¿Cuáles son los Síntomas de la Candidiasis Vaginal?

Los síntomas de una infección por hongos vaginales pueden incluir uno o más de los siguientes:

  • Flujo vaginal que es generalmente de color blanco, similar al requesón y puede oler como la levadura/pan
  • Otro tipo de flujo que puede ser de color verdoso o amarillento, también similar al requesón y puede oler como la levadura/pan
  • Cantidad abundante de flujo
  • Enrojecimiento, picazón o irritación de los labios de la vagina
  • Ardor al orinar o al tener relaciones sexuales

¿Qué más Podría Experimentar?

Si experimenta síntomas similares a una infección por hongo vaginal, pero un médico ha excluido este diagnóstico, es posible que usted tenga uno de los siguientes:

  • Enfermedades de Transmisión Sexual como la clamidia, la gonorrea y la tricomoniasis
  • Una infección vaginal llamada vaginosis bacteriana

¿Cómo Puedo Saber con Certeza si Tengo Candidiasis Vaginal ?

En el consultorio de su médico o clínica médica, un médico utilizará un hisopo simple y indoloro para coleccionar flujo o secreciones vaginales y examinarlo a través de un microscopio. Por lo general, después de un simple examen de la vagina, el médico puede diagnosticar una infección por hongo vaginal. En algunos casos raros el cultivo puede ser enviado a un laboratorio.

¿Cómo se Trata la Candidiasis Vaginal Durante el Embarazo ?

Durante el embarazo los médicos solamente recomiendan cremas y supositorios vaginales.

La medicación oral, Diflucan (un medicamento de dosis única), no ha demostrado ser seguro durante el embarazo o la lactancia materna.

Si no se trata, las infecciones por hongos vaginales pueden pasarse a la boca de su bebé durante el parto. Esto se llama “algodoncillo” y se trata eficazmente con Nistatina.

Puede tomar de 10 a 14 días para sentir alivio o eliminar por completo la infección durante el embarazo. Después de que la infección haya aclarado y cualquier llagas se ha sanado, puede ser provechoso usar un polvo secante sin almidones o un polvo de Nistatina para prevenir una infección recurrente.

¿Cómo Puedo Prevenir la Candidiasis Vaginal o Infecciones Recurrentes?

La mayoría de las infecciones por hongos vaginales usualmente pueden ser evitados haciendo lo siguiente:

  • Usando ropa de algodón que es suelta y transpirable y  ropa interior de algodón
  • Después del lavado regular y a fondo, utilice su secador de pelo con aire fresco para ayudar a secar su área genital
  • Siempre limpie de adelante hacia atrás después de usar el baño
  • Dúchese inmediatamente después de nadar. Cambiarse de traje de baño, ropa de entrenamiento u otra ropa húmeda tan pronto como sea posible
  • No use duchas vaginales ; y no utilice aerosoles de higiene femenina, toallas sanitarias, y los tampones que contienen desodorante, baño de burbujas, papel higiénico de color o perfumado
  • Incluya el yogur con ” lactobacillus acidophilus ” en su dieta
  • Limitar la ingesta de azúcar, ya que el azúcar promueve el crecimiento del hongo
  • Descanse lo suficiente para que sea más fácil para su cuerpo combatir las infecciones

¿Cuándo Debo Llamar a Mi Médico?

Si usted está experimentando los síntomas descritos en este artículo, llame a su médico ahora. Las infecciones por hongos vaginales tienen síntomas similares á otras infecciones, tales como enfermedades de transmisión sexual. El diagnóstico correcto cada vez que experimenta estos síntomas es vital para el tratamiento inmediato más eficaz, o su condición puede empeorar.

Si usted no ve ninguna mejoría dentro de tres días, o si los síntomas empeoran o regresan después del tratamiento, debe comunicarse con su médico de nuevo.

El picor vaginal en la mayoría de los casos es una señal que indica la presencia de una candidiasis, una infección vaginal que ocurre cuando existe un aumento en el desarrollo del hongo Candida albicans en la región íntima.

Este síntoma es frecuente principalmente a partir del segundo trimestre de embarazo, debido a que la mujer sufre ciertas alteraciones hormonales que son comunes durante la gestación, haciendo con que disminuya el pH vaginal, facilitando el desarrollo del hongo y aumentando el riesgo de tener candidiasis. 

Qué hacer en caso de sospecha

La embarazada con síntomas de candidiasis debe consultar al ginecólogo para que realice el diagnóstico correcto e iniciar el tratamiento con medicamentos antifúngicos en forma de pomada, comprimidos u óvulos vaginales como el Clotrimazol o Miconazol.

El médico podrá solicitar exámenes como el papanicolau para tener seguridad de cuál es la infección que la mujer posee, debido a que este examen identifica cuál es el agente causal, además de verificar la salud del bebé.

La candidiasis en el embarazo no provoca alteraciones en el feto, pero cuando no se trata puede ser transmitida al recién nacido durante el parto, provocando candidiasis oral y a su vez puede pasar para el pecho de la madre durante la lactancia causando dolor e incomodidad para la mujer. 

Cómo curar la candidiasis en el embarazo

Sen recomienda usar medicamentos indicados por el obstetra, que puede ser en forma de comprimidos o en forma de óvulos para introducir dentro de la vagina, siguiendo las indicaciones de médico y del prospecto del medicamento.

Mientras que la medicación hace efecto, para aliviar los síntomas de la candidiasis en el embarazo, se pueden colocar compresas frías o lavar la región con agua fría reduciendo la comezón y el enrojecimiento. También es importante que la pareja también realice el tratamiento para evitar que pueda volver a contaminarse.  

Un buen consejo es aumentar la ingestión diaria de yogur, una vez que posee Lactobacillus que ayudan a equilibrar la flora vaginal, haciendo con que la cura de la candidiasis se cure más rápido.

Источник: https://brag.love/cistitis-y-candidiasis-durante-el-embarazo/

Candidiasis en el embarazo: cómo prevenirla y tratarla

Candidiasis en el embarazo

La candidiasis vaginal es una infección provocada por un hongo, la Candida albicans, que está presente en pequeñas cantidades en la flora bacteriana vaginal e intestinal.

Durante el embarazo, especialmente en el segundo trimestre, es más fácil que la futura mamá sufra una candidiasis vaginal, principalmente a causa de los cambios hormonales propios de la gestación.

Existen algunas situaciones que favorecen que la cándida crezca en exceso, propiciando los clásicos síntomas de esta infección vaginal, que enumeraremos seguidamente.

(Te interesa: Trastornos sexuales después del parto)

Candida albicans

Síntomas de la candidiasis vaginal 

Los síntomas de la infección vaginal por cándida son suficientemente evidentes como para que la mujer detecte con facilidad que algo no va bien.

En caso de sufrir varios de estos síntomas, debes dirigirte inmediatamente el ginecólogo que realiza el seguimiento de tu embarazo. Son los siguientes.

  • Picor o ardor en la vagina y los genitales externos.
  • Enrojecimiento de la zona.
  • Flujo vaginal abundante, espeso y de color blanco, con aspecto de «yogur cortado».
  • Olor fuerte o desagradable.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.
  • Dolor al orinar.

Candidiasis y embarazo

El embarazo es una de las principales causas de la candidiasis, aunque los cambios hormonales, la diabetes, el estreñimiento, la administración de antibióticos o corticoides, así como el uso de jabones demasiado agresivos para la higiene íntima, también influyen en la proliferación de la cándida.

¿Por qué el embarazo es una etapa especialmente propicia para la proliferación de la Candida albicans? Como ya hemos apuntado, la nueva organización hormonal del organismo de la mujer embarazada tiene un papel protagonista.

Asimismo, el embarazo provoca una bajada fisiológica de la inmunidad, es decir, «baja las defensas» de la madre, para dedicarlas al feto en desarrollo, si bien esto es natural y no debe preocupar a la gestante.

Por otro lado, la diabetes, ya sea anterior al embarazo o transitoria, como la diabetes gestacional, acentúa la predisposición de la embarazada a sufrir infección por cándida, ya que este hongo se nutre del azúcar y prolifera más cuando la glucosa es más elevada. 

Tratamiento de la candidiasis en el embarazo

Los tratamientos para combatir la candidiasis vulvovaginal pueden ser locales, mediante el uso de cremas u óvulos, u orales, a base de antimicóticos, que deben tomar los dos miembros de la pareja, siempre bajo la prescripción del ginecólogo.

Si estás embarazada, tu médico te indicará el mejor tratamiento para combatir esta infección, pues no todos son válidos durante la gestación.

Si la infección por cándida se presenta de forma frecuente, se pueden adoptar una serie de medidas que ayudarán a prevenir la aparición de candidiasis:

  • Utiliza jabones íntimos con un pH fisiológico, es decir, con un grado de acidez parecido al de la mucosa vaginal (entre 3,5 y 5,5). Esto ayuda a no romper el equilibrio de la flora bacteriana.
  • Al lavarte, hazlo de la vagina hacia el ano, y nunca al revés, para evitar contaminaciones.
  • Utiliza braguitas confeccionadas con tejidos naturales (hilo, algodón, seda), porque las fibras sintéticas pueden irritar la zona y hacerla más vulnerable a las infecciones íntimas.
  • Si la pareja sufre una infección genital, incluso durante el embarazo, las relaciones sexuales se deben hacer empleando un preservativo.
  • Consume con regularidad yogures con un elevado contenido de fermentos lácteos, o bífidobacterias, pues ayudan a prevenir la candidiasis.

(Te interesa: Productos para la higiene íntima en el embarazo y posparto)

Cómo saber si estás curada de candidiasis

Con el tratamiento adecuado, la candidiasis vulvovaginal se cura. Una vez establecido el diagnóstico, el médico prescribe un tratamiento antimicótico de aplicación local, a base de óvulos o pomadas, que se prolonga durante unas tres semanas. 

Algunas veces, si el tratamiento inicial no es suficiente, y el hongo es resistente, el profesional puede prescribir un tratamiento por vía oral. 

Los tratamientos se prolongan en función de la resistencia del hongo, que en algunos casos es grande, de incluso meses. 

Una vez desaparecidos todos los síntomas y el flujo vuelve a ser transparente y olor normal, se entiende que la candidiasis ha remitido, si bien, con frecuencia, es recidivante, por lo que hay que estar alerta.

En cualquier caso, y sobre todo si estás esperando un bebé, tu ginecólogo te explicará punto por punto todo lo que debes y no debes hacer. ¡Sigue sus recomendaciones al pie de la letra!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/mujer-actual/salud-mujeres/infeccion-candida-prevenirla-5883

La Candidiasis (Hongo) Vaginal Durante el Embarazo | Asociación Americana del Embarazo

Candidiasis en el embarazo

Las infecciones por hongos en la vagina durante el embarazo son más comunes que en cualquier otro momento en la vida de una mujer, especialmente durante el segundo trimestre del embarazo. Usted puede notar un aumento en la cantidad de flujo delgado, blanco y con olor extraño. Esto es un síntoma común y normal en el segundo trimestre.

Si usted piensa que puede estar experimentando una infección por hongo vaginal, la siguiente información le preparará para discutir la posibilidad con su médico. Aunque las infecciones por hongo vaginal no tienen ningún efecto negativo importante en el embarazo, suelen ser más difíciles de controlar durante el embarazo que causa malestar significativo para usted.

No pierda tiempo en la búsqueda de tratamiento.

¿Qué es La Candidiasis Vaginal?

La infección por hongo vaginal se produce cuando los niveles normales de ácido y la candida (hongo) en la vagina están fuera de equilibrio, lo que permite que la candida crezca demasiado causando una condición incómoda pero no grave llamada candidiasis vaginal.
Si usted nunca ha sido diagnosticado o tratado por un médico para una infección por hongos vaginal (Candidiasis Vaginal) y tienen algunos de los síntomas, debe consultar a su médico primero para el diagnóstico y el tratamiento preciso.

Candidiasis vaginal durante el embarazo

Candidiasis en el embarazo

Una de las advertencias de los médicos durante el período de gestación tiene que ver con las infecciones vaginales. Debido a los procesos hormonales, este tipo de afección resulta muy común; en muchos análisis, las mujeres padecen candidiasis vaginal durante el embarazo, sobre todo en el segundo trimestre.

Aunque este tipo de infección no resulta de especial riesgo para el bebé, sí puede haber contagio en el momento del parto. La candidiasis se transmite al niño a través del contacto con la vagina durante un parto natural. Por eso, ante la sospecha de una infección de candidiasis vaginal durante el embarazo, lo recomendable es visitar al médico.

El tratamiento es un proceso sencillo, pero en las embarazadas puede llevar de 10 a 14 días. La particularidad en estos casos es que el tratamiento se lleva a cabo mediante medicamentos que no ponen en riesgo el desarrollo o vida del bebé.

¿Qué es la candidiasis vaginal?

La candidiasis es una infección provocada por un hongo llamado cándida. Por lo general, este tipo de microrganismo habita de forma natural en la vagina y el intestino. Los procesos hormonales del embarazo alteran el equilibrio de la vagina, lo que contribuye al crecimiento de la cándida.

Esta infección no es considerada una enfermedad de trasmisión sexual, pero puede haber contagio a través de relaciones sexuales. Por ello, ante la sospecha de candidiasis, es recomendable aplicar también tratamiento a la pareja.

La candidiasis no representa un riesgo para el desarrollo del embarazo o crecimiento del bebé, como puede ocurrir con las enfermedades de trasmisión sexual u otras infecciones. Sin embargo, se puede contagiar al bebé durante el parto provocando candidiasis bucal (hongo en la boca).

¿Qué provoca la candidiasis vaginal durante el embarazo?

La candidiasis vaginal durante el embarazo es más común en el segundo trimestre. En este período, es normal que el flujo vaginal aumente y se debe prestar atención a cualquier cambio que se produzca en él.

La causa principal es el proceso hormonal que vive la mujer. El incremento de estrógeno hace que los azúcares de la vagina se incrementen; esto favorece el crecimiento de la cándida. También las mujeres diabéticas son propensas a esta infección por el alto nivel de azúcar en la sangre.

Otras causas de candidiasis son el uso de pastillas anticonceptivas y algunos medicamentos, como los antibióticos o esteroides. Incluso las duchas vaginales, el semen, la sangre menstrual o el coito vaginal pueden contribuir a la formación de esta infección.

“La candidiasis no representa un riesgo para el desarrollo del embarazo o crecimiento del bebé. Sin embargo, se puede contagiar al bebé durante el parto provocando candidiasis bucal (hongo en la boca)”

¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis?

Al igual que otras infecciones vaginales, la candidiasis se puede detectar a través del flujo vaginal, que debe ser fino, transparente y sin olor. En el caso de infecciones, se puede observar abundante, muy espeso, de apariencia amarillenta o grisácea; su olor puede semejarse al olor de la levadura, ácido o maloliente.

Asímismo, se siente escozor o picazón e incluso la vulva se puede hinchar o enrojecer. Las mujeres con candidiasis presentan dolor o molestia al orinar, al igual que durante las relaciones sexuales.

En algunos casos, los síntomas de la candidiasis vaginal durante el embarazo pueden confundirse con los de una enfermedad de transmisión sexual. De ahí la importancia de acudir al médico inmediatamente para garantizar la aplicación del tratamiento correcto.

¿Cómo se puede prevenir este tipo de infección?

  • Vestir prendas de algodón. El algodón es el material más recomendado para prendas íntimas, porque permite una mejor transpiración de la piel. A diferencia del nailon o la licra, que generan calor y conservan la humedad.
  • Evitar la higiene excesiva de las partes íntimas. La resequedad puede también contribuir a la formación de hongos e infecciones. Por eso, no se recomienda el uso de duchas vaginales o lavados excesivos.
  • Utilizar jabones de tipo neutro. Los jabones comerciales contienen muchos aditivos y químicos que pueden causar irritación de la piel o alterar su pH. Ocurre lo mismo con los detergentes, por eso se recomiendan jabones neutros.
  • Secar bien la zona del pubis después del baño. Tras el baño, se recomienda mantener desnuda la zona del pubis, hasta que se seque por completo. Hay quienes recomiendan utilizar un secador de pelo con aire fresco.
  • Cuidar la alimentación. La ingesta en exceso de azúcar o harinas refinadas aumenta el riesgo de infecciones vaginales. En su lugar, se recomienda el consumo de lácteos como el yogur, cuyos bacilos benefician al organismo; una dieta balanceada siempre ayuda.

La candidiasis vaginal durante el embarazo no constituye en sí una infección grave para la madre o el bebé.

Sin embargo, en todos estos casos es preferible tomar los recaudos pertinentes para evitar su aparición.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/candidiasis-vaginal-durante-el-embarazo/

Tratamiento para la candidiasis en el embarazo

Candidiasis en el embarazo

La candidiasis en el embarazo es una patología frecuente ya que el estado gestacional favorece el crecimiento del hongo candida albicans; durante este periodo los niveles de estrógenos se elevan; además de los ovarios, la placenta produce estas hormonas provocando uno de los factores de riesgo de la candidiasis. Además, quienes están tomando anticonceptivos con estrógenos y otras terapias hormonales de estas características, pueden ver elevados sus niveles de estrógenos y por tanto, padecer candidiasis.

Cuando crece, el hongo cándida se adhiere a las paredes de la vagina, y es necesario tratarlo para evitar los incómodos síntomas en la madre y el contagio al bebé al nacer.

Uno de los síntomas es el cambio en el flujo vaginal que se vuelve más blanco y más abundante. El picor y el escozor también son consecuencias características de la candidiasis que se hacen especialmente molestas durante la gestación por el control necesario en el consumo de medicamentos.

Durante el periodo de gestación, la candidiasis no afecta al feto ya que el hongo no se transmite por el cordón umbilical.

El riesgo se encuentra en el canal del parto ya que, durante el nacimiento, el bebé puede entrar en contacto con la cándida e infectarse por vía oral e incluso en la piel.

Por eso es importante cuidar la alimentación y seguir un tratamiento natural durante el embarazo, para controlar el crecimiento de la cándida.

¿Afecta la candidiasis al feto?

La candidiasis no supone ningún riesgo para el bebé durante el periodo de gestación ya que el hongo, aunque prolifera, no se transmite a través del cordón umbilical. El riesgo se encuentra en el canal del parto ya que, durante el nacimiento, el bebé puede entrar en contacto con la cándida e infectarse por vía oral e incluso en la piel.

Por eso es importante cuidar la alimentación y seguir un tratamiento natural durante el embarazo, para controlar el crecimiento de la cándida.

Causas y riesgos de la candidiasis en el embarazo

La candidiasis está causada por un crecimiento excesivo del hongo cándida albicans.

A niveles saludables, forma parte del equilibrio natural dentro del tracto digestivo pero cuando crece de forma excesiva, da lugar a infecciones de diferente localización, como los genitales.

 En general, este crecimiento de la candida puede tener diferentes causas, como una dieta poco saludable alta en azúcar y alimentos procesados, o por algunos medicamentos, como los antibióticos, que destruyen la flora intestinal y vaginal.

Sin embargo, durante el embarazo la candidiasis está directamente relacionada con un elevado nivel de estriol, el tipo de estrógeno secretado por las mujeres durante la gestación y que puede incrementar hasta en 1.000 veces su volumen normal, sobre todo en los últimos tres meses del embarazo.

Este tipo de estrógenos aumentan su volumen para propiciar el crecimiento del útero así como para preparar el canal del parto. No obstante, este crecimiento se relaciona con la candidiasis e incluso con el riesgo para las generaciones posteriores de padecer cáncer de mama.

En este sentido, la medicina Biológica propone tratamientos naturales que se diseñan para cada caso concreto.

Como hemos mencionado antes, el bebé puede contagiarse en el momento del parto y contraer la enfermedad.

Este contagio comporta un nuevo riesgo para la madre durante la lactancia: si el bebé tiene el llamado muguet, o candidiasis oral, puede pasar el hongo al pezón de la madre y provocar gran dolor. Puede prevenir este contagio limpiando y secando bien los pezones después de dar el pecho al bebé.

Cándida albicans

La cándida albicans pertenece a la familia de las levaduras.

A niveles saludables, forma parte del equilibrio natural dentro del tracto digestivo pero cuando crece de forma excesiva, da lugar a infecciones de diferente localización, una patología conocida como candidiasis.

Puede tener diferentes causas, como una dieta poco saludable alta en azúcar y alimentos procesados, o por algunos medicamentos, como los antibióticos, que destruyen la flora intestinal y vaginal.

Puede solicitar CITA PREVIA por teléfono en el 976 22 11 33 o rellenando el formulario

En Biosalud Day Hospital tenemos gran experiencia en el tratamiento de la candidiasis. En nuestra web encontrarás más información sobre esta enfermedad.

Si tienes candidiasis durante el embarazo es posible que tu hijo nazca con candidiasis y tenga una mayor predisposición a problemas inmunitarios.

No. Precisamente, los tratamientos en Biosalud se caracterizan por evitar siempre en la medida de lo posible el uso de fármacos. Existen métodos y tratamientos naturales igual o más efectivos que muchos fármacos que recomendaremos para cada caso concreto.

Источник: https://biosalud.org/tratamientos-biomedicina/tratamiento-de-la-candidiasis-cronica/candidiasis-en-el-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: