Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

Colelitiasis (piedras en la vesícula): causas, síntomas y tratamiento

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

La colelitiasis, también conocida como piedras en la vesícula, es una situación en que hay formación de pequeñas piedras en el interior de este órgano debido a la acumulación de bilirrubina o colesterol, lo que produce obstrucción en la vía biliar y puede llevar a la manifestación de algunos síntomas como dolor en el estómago, espalda, vómitos y sudoración excesiva, por ejemplo.

El tratamiento de la colelitiasis debe ser prescrito por un gastroenterólogo, ya que puede ser necesario la realización de una cirugía para remover las piedras de la vesícula, sin embargo, los cálculos menores pueden ser eliminados por medio de tratamiento natural, siempre orientado por el médico, como jugo de rábano negro. Conozca más remedios caseros para la vesícula.

Síntomas de colelitiasis

Aunque en la mayoría de los casos la colelitiasis no produzca síntomas, cuando los cálculos provocan la obstrucción de las vías biliares, puede haber manifestación de síntomas como:

  • Dolor o cólicos en la vesícula;
  • Dolor en el estómago que se irradia a las costillas, espalda o el resto del abdomen;
  • Sensación de malestar general;
  • Náuseas;
  • Vómitos;
  • Sudoración.

Los síntomas pueden comenzar alrededor de media hora a una hora después de las comidas o de forma repentina, a veces durante la noche, variando de intensidad y de duración, percibiendo dolor durante varios días.

Además, el dolor puede ser más intenso y durar más tiempo cuando hay complicaciones como inflamación de la vesícula, de las vías biliares o del páncreas, pudiendo surgir también otros síntomas como fiebre, además de ojos y piel amarillos. Conozca otros síntomas de piedra en la vesícula.

En caso de que surjan estos síntomas, es importante que la persona acuda al gastroenterólogo para que pueda realizar una evaluación y confirmar el diagnóstico por medio de una ecografía o tomografía computarizada abdominal, en la que es posible observar los órganos y saber si hay presencia o no de cálculos biliares, y adecuar el tratamiento.

Principales causas

La colelitiasis puede presentarse como consecuencia de algunas situaciones, siendo las principales:

  • Exceso de colesterol: el colesterol en la bilis no logra ser eliminado y termina por acumularse y formar piedras en la vesícula;
  • Mucha bilirrubina: sucede cuando hay problemas en el hígado o en la sangre, llevando a la producción elevada de bilirrubina;
  • Bilis muy concentrada: se produce cuando la vesícula biliar no logra eliminar su contenido de forma correcta, lo que hace que la bilis sea muy concentrada, favoreciendo la formación de piedras en la vesícula.

Estas situaciones pueden suceder como consecuencia de obesidad, sedentarismo, alimentación rica en grasas y diabetes, además de que también puede suceder debido a cirrosis o uso de pastillas anticonceptivas.

Cómo se realiza el tratamiento

En la mayoría de los casos, la colelitiasis no produce síntomas y las piedras son eliminadas solas, sin que sea necesario tratamiento.

Sin embargo, cuando las piedras son muy grandes y se quedan en las vías biliares, puede ser necesario un tratamiento prescrito por el gastroenterólogo, como el uso de ondas de choque o medicamentos para piedras en la vesícula, como el Ursodiol, que ayudan a destruir y disolver la piedra, eliminándola a través de las heces.

La cirugía para retirar la vesícula se conoce como colecistectomía, y es el tratamiento más frecuente y eficaz, indicada cuando la persona presenta síntomas y puede ser realizada por la vía clásica, a través de un corte en la barriga, o por vía laparoscópica, en la que se utilizan instrumentos que se introducen en el abdomen a través de pequeños agujeros. Conozca más sobre las opciones de tratamiento para las piedras en la vesícula.

Alimentación para piedras en la vesícula

La alimentación es muy importante para tratar la colelitiasis, ya que el consumo de alimentos con grasas aumenta el riesgo de desarrollar cálculos biliares. Por eso, la persona debe consultar a un nutricionista para que pueda orientar la mejor dieta, sin embargo, es fundamental que la alimentación sea baja en grasas, evitando frituras o embutidos.

Vea algunos consejos sobre lo que puede comer durante el tratamiento de piedras en la vesícula en el siguiente video:

Источник: https://www.tuasaude.com/es/colelitiasis/

Colelitiasis: qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

La colelitiasis se refiere a la presencia de uno o más cálculos biliares en la vesícula biliar.

Los cálculos biliares son pequeñas piedras hechas de colesterol creadas en la vesícula biliar.

La vesícula biliar es un pequeño órgano que se encuentra por debajo del hígado, que libera un líquido digestivo llamado bilis, que ayuda a realizar la digestión en el intestino delgado.

Los cálculos biliares son pequeñas piedras hechas de colesterol creadas en la vesícula biliar
 

¿Cuáles son los síntomas de la colelitiasis?

La mayor parte de las veces, los cálculos biliares no causan ningún síntoma y no requieren tratamiento, sin embargo, si un cálculo biliar queda atrapado en un conducto dentro de la vesícula biliar, puede causar los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal intenso y constante (llamado cólico biliar)
  • Dolor entre los hombros
  • Náuseas y / o vómitos.

En ocasiones, la colelitiasis puede llegar a ser más grave, sobre todo si el cálculo biliar bloquea el flujo de bilis y pueden desencadenar los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Dolor más intenso
  • Diarrea
  • Ictericia
  • No tener apetito.

¿Cuáles son las causas la colelitiasis?

Aunque las causas de cálculos biliares no están totalmente claras, se cree que ocurren cuando hay un desequilibrio en la composición de la bilis dentro de la vesícula biliar. Se piensa que estos desequilibrios se producen cuando:

  • Se encuentran altos niveles de colesterol en la vesícula biliar, lo que significa que no hay suficiente bilis para digerir la cantidad de colesterol en la vesícula biliar. El exceso de colesterol se convierte en cálculos biliares.
  • Se encuentran altos niveles de bilirrubina en la vesícula biliar. La bilirrubina es una degradación que se produce cuando los glóbulos rojos se descomponen. El exceso de bilirrubina contribuye a la formación de cálculos biliares.

¿Cómo se puede prevenir la colelitiasis? 

Las investigaciones indican que la pérdida de peso y una dieta saludable pueden ayudar a prevenir el desarrollo de cálculos biliares. Se recomienda una dieta saludable, baja en grasas saturadas.

Esto ayuda a reducir el consumo de colesterol malo que puede causar la formación de cálculos biliares. También se recomienda evitar el consumo de grandes cantidades de alcohol. La obesidad también es un factor de riesgo para desarrollar cálculos biliares.

Por lo tanto, es muy recomendable mantener un peso saludable  comiendo sano y hacer ejercicio regularmente.

Sin embargo, no se recomienda perder peso mediante dietas bajas en calorías, ya que han sido relacionadas con la interrupción de la producción de bilis y por lo tanto, pueden aumentar las probabilidades de desarrollar cálculos biliares.

¿Qué tratamiento hay que seguir para la colelitiasis?

Si los cálculos biliares no producen síntomas, lo más probable es que no necesites tratamiento, pero se recomendará que controles activamente la afección y volver a visitar  a un especialista si se presentan algunos síntomas. Sin embargo, aquellos que experimentan síntomas probablemente tengan las siguientes opciones de tratamiento:

  • Operación de extirpación de la vesícula biliar (colecistectomía)— Los cálculos biliares pueden reaparecer, por lo que extirpar la vesícula biliar por completo es una forma de asegurarse de que los cálculos biliares no vuelvan a aparecer. Tras la extirpación, la bilis va directamente desde el hígado hasta el intestino delgado.
  • Medicamentos— Existen ciertos medicamentos diseñados para disolver cálculos biliares y se toman por vía oral. Estos medicamentos deben tomarse durante un largo período de tiempo y no siempre son efectivos.  

Artículos relacionados con Colelitiasis

¿Qué es la colelitiasis y cuándo debe operarse la vesícula biliar?

Por Dr. Jorge Antonio Ordóñez Trujillo
2021-03-21

Las piedras en la vesícula son muy comunes y pueden condicionar la calidad de vida del paciente que las sufre. Hablamos con el Dr. Ordóñez Trujillo sobre cómo se detectan y se operan las piedras en la vesícula biliar. Ver más

¿Por qué se forman las piedras en la vesícula?

Por Dr. Ramón Díaz Conradi
2021-03-21

Menos del 20% de los pacientes con litiasis biliar tiene síntomas. Explica el Dr. Díaz Conradi que entre el 15 y el 25% de las mujeres adultas en España tienen colelitiasis. Ver más

¿Sabes cuáles son las principales patologías del hígado?

Por Dr. Ignacio Javier Calleja Kempin
2021-03-21

El Dr. Calleja Kempin, especialista en Cirugía General, explica que el hígado puede sufrir diferentes patologías benignas y malignas. También podemos sufrir colelitiasis y quistes hepáticos, entre otras. Ver más

¿Qué patologías pueden sufrir el páncreas y la vesícula biliar?

Por Dr. Álvaro Brotons García
2021-03-21

¿Qué patologías pueden sufrir las vías biliares y el páncreas? ¿Son enfermedades sintomáticas? Descubre todos los detalles acerca de su detección, tratamiento y prevención en el siguiente artículo. Ver más

Источник: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/colelitiasis

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

La colelitiasis es una enfermedad muy común que implica la presencia de piedras en la vesícula. Provoca cólicos, vómitos y dolores muy fuertes. En la mayoría de casos es necesaria la cirugía para tratar el problema.

Indice

¿Qué es la colelitiasis?

La vesícula biliar es una pequeña bolsa que se encuentra entre el hígado y el intestino encargada de almacenar la bilis producida por el hígado (un líquido que facilita la absorción de algunos alimentos). El conducto que une el hígado con el intestino se llama colédoco y es al colédoco donde la vesícula (y el páncreas) vacía su contenido.

La colelitiasis es la aparición de cálculos biliares en la vesícula o en los conductos biliares que comunican este órgano del aparato digestivo con el resto de órganos del mismo. Si los cálculos están en en el conducto colédoco (el que transporta la bilis desde la vesícula hasta el intestino), se le llama coledocolitiasis.

Normalmente, estos cálculos están formados por colesterol y se producen cuando el colesterol que secreta el hígado es superior a la capacidad de la bilis para disolverlo. No tienen nada que ver con los niveles de colesterol en sangre. Las piedras también pueden ser de bilirrubina (20%). Estas últimas se producen con más frecuencia en personas con anemias hemolíticas.

Esta enfermedad metabólica se desarrolla en tres etapas:

1- Se produce un fallo en la secreción de lípidos biliares que da lugar a una sobresaturación biliar de colesterol.

2- Se produce una precipitación de cristales de colesterol.

3- Estos cristales se asocian con otros que forman la bilis, formando los cálculos.

A veces estos cálculos son pigmentarios y se forman cuando los glóbulos rojos se descomponen, produciendo bilirrubina en exceso que la bilis no puede disolver.

El tamaño de los cálculos puede variar desde un grano de arena hasta una pelota de golf en los casos más graves, y se puede tener uno o más de uno.

Causas de la colelitiasis

Algunos de los factores de riesgo que pueden provocar la aparición de estas piedras son:

– Ser mujer.

– Tener más de 40 años.

– Padecer sobrepeso.

– Factores hereditarios.

– Diabetes.

– Cirrosis hepáticas o infecciones de los conductos biliares.

– La ingesta de determinados fármacos hipolipemiantes que reducen los niveles plasmáticos del colesterol aumentando la secreción biliar pueden dar lugar a condiciones de riesgo para el desarrollo de la patología.

– Algunas enfermedades como el Crohn pueden causar una mala absorción de las sales biliares que implican un fallo en la síntesis hepática.

– Conlangiocarcinoma en el conducto biliar.

Síntomas de las piedras en la vesícula

No siempre es sintomática (se estima que tan sólo 1 de cada 5 (20%) desarrollará alguna clínica relacionada con las piedras durante el resto de su vida), pero en los casos en los que sí produce molestias, estas son:

– Dispepsia biliar: intolerancia a las comidas grasas, flatulencias, inflamación abdominal y vómitos.

– Cólicos biliares: dolor fuerte en la parte superior derecha del abdomen, en ocasiones irradiado hacia la zona del estómago, hacia la espalda o hacia el hombro derecho, acompañado de náuseas y vómitos, muchas veces de bilis. Si se prolonga mucho en el tiempo hay que pensar que pueda existir una inflamación de la vesícula (colecistitis).

– A veces van acompañados de fiebre e ictericia.

Colecistitis aguda o crónica: es la inflamación de la vesícula causada principalmente por la obstrucción de los cálculos biliares. La colelitiasis puede causar colecistitis aguda si se produce de manera puntual o crónica si los problemas se repiten. También puede causar colangitis si se produci infección en el conducto biliar.

Coledocolitiasis: si la piedra llega al colédoco y se queda atrapada obstruyendo la salida de la bilis, de las secreciones del hígado y, a veces, de la secreción de jugos pancreáticos, puede causar daño al hígado y al páncreas. Clínicamente produce el mismo dolor y vómitos que el cólico biliar, pero además causa ictericia y orina oscura.
 

¿Cómo se diagnostica la colelitiasis?

El diagnóstico de colelitiasis se realiza mediante ecografía, observándose piedras en el interior de la vesícula. La ecografía también sirve para diagnosticar las posibles complicaciones, aunque es necesario realizar otras técnicas como un TAC o una colangiografía.

¿Cómo se trata?

Una vez se diagnostica el problema, si no hay síntomas se puede no hacer nada y simplemente revisar cada cierto tiempo por si las piedras crecen.

No obstante, se recomienda tratar aunque no dé molestias ya que lo normal es que vaya a más, pudiendo causar incluso una colecistectomía (inflamación aguda de la vesícula por obstrucción total de los conductos que conectan la vesícula con el intestino delgado).

En algunos casos se puede recurrir a medicamentos para disolver la colelitiasis, pero no suelen ser muy efectivos.

Lo normal es la cirugía, la extracción de la vesícula o colecistectomía, ya sea abierta o mediante laparoscopia.

Otra forma de tratamiento es la litotricia por ondas de choque de la vesícula biliar, sobre todo en los pacientes que no pueden someterse a una cirugía.

Y una técnica innovadora es la extracción de vesícula vía transumbilical o transvaginal. Se realiza también mediante laparoscopia con la principal diferencia que en el caso de la transumbilical tan sólo se realiza una incisión en el fondo del ombligo y en la transvaginal se extrae la vesícula por el fondo de la vagina. En ambas, las cicatrices son invisibles tras la recuperación.

¿Se puede evitar?

En la mayoría de personas los cálculos no pueden prevenirse, pero sí en personas obesas que consumen muchas grasas y llevan una vida sedentaria.

En estos casos se recomienda bajar de peso gradualmente, evitar las grasas y hacer ejercicio moderado y regular.

Cistitis

Definición:

Es una enfermedad causada normalmente por una infección (aunque no necesariamente) que provoca la inflamación de la vegija.

La causa más frecuente de infección son las bacterias gram negativas, especialmente la Escherichia coli.

Es una enfermedad muy frecuente en las mujeres, sobre todo en el embarazo, por las características fisiológicas especiales de la mujer (uretra femenina más corta, próxima a la vagina y al ano donde puede haber gérmenes).

Síntomas:

Dolor y escozor al orinar, fiebre, ganas de miccionar continuas, restos de sangre en la orina, dolor de espalda.

Es una enfermedad muy molesta.

Tratamiento:

Antibióticos para tratar la infección.

Normalmente se cura en unos 10 días.

Cuando una persona tiene cistitis recurrentes (más de 3 al año) se recomienda que tome suplementos de arándanos rojos para prevenir la infección.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/causas-sintomas-y-tratamiento-de-la-colelitiasis-7835

Colelitiasis. Causas, síntomas y tratamiento

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

La colelitiasis o piedras en la vesícula es uno de los problemas del aparato digestivo más comunes. Consiste en la formación de los conocidos cálculos biliares en la vesícula, un órgano cuya forma recuerda a una pera y que se encuentra adherido al hígado, o en los conductos biliares que lo comunican con el resto de órganos del sistema digestivo.

La función de la vesícula es el almacenamiento de la bilis hasta que se lleva a cabo la ingesta de comida diaria.

En este momento, la vesícula envía la bilis a través de los conductos biliares hasta el intestino delgado, donde ayuda en la digestión.

La necesidad de la bilis es especialmente importante cuando se ha ingerido gran cantidad de alimentos ricos en grasa, ya que son de digestión más complicada y requieren de un mayor esfuerzo por parte de nuestro sistema.

El tamaño de estos cálculos puede variar desde un grano de arena hasta una pelota de golf en los casos más extremos.

Tipos de cálculos biliares (colelitiasis)

La colelitiasis puede ser de dos tipos dependiendo del compuesto principal:

  • Cálculos biliares de colesterol. Se trata del tipo de colelitiasis más común y a pesar de lo que se pueda pensar, no están relacionados con los niveles de colesterol en sangre. Se produce debido a que el colesterol que excreta el hígado es superior a la capacidad de la bilis para disolverlo, favoreciendo la formación de los cálculos biliares.
  • Cálculos biliares de bilirrubina (cálculos pigmentarios). Este tipo de colelitiasis se forma cuando los glóbulos rojos se descomponen, produciendo bilirrubina en exceso debido a algún tipo de problema médico causando una incapacidad de la bilis para disolverla, formando lo que conocemos como cálculos biliares pigmentarios.
  • Otro tipo de cálculos biliares que se pueden formar puede deberse a problemas de vaciado de la vesícula biliar, ya que si no se vacía del todo bastante a menudo la bilis puede llegar a tener una concentración muy alta y favorecer la formación de la colelitiasis (cálculos biliares).

Causas de la colelitiasis

Las causas que favorecen la formación de colelitiasis son variadas y en la mayoría de casos, la aparición de los cálculos biliares se debe a una conjunción de varios de estos factores de riesgo. A continuación enumeramos algunos de los factores relacionados con la aparición de colelitiasis biliar:

  • Ser mujer. Las mujeres tienen muchas más posibilidades de sufrir colelitiasis que los hombres.
  • Ser mayor de 40 años. En la gran mayoría de casos, tanto en hombres como en mujeres, los casos sintomáticos de colelitiasis se producen en personas de edades superiores a 40 años.
  • Sobrepeso. El sobrepeso y el sedentarismo son dos factores que en general no son buenos para la salud, siendo un factor muy importante en la aparición de los cálculos en la vesícula debido a los malos hábitos de alimentación que llevan a este estado (Comidas muy grasas, sobreesfuerzo intestinal, etc).
  • Factores hereditarios. Se ha detectado que en algunos casos, las personas en cuyas familias existían casos previos de colelitiasis, son más proclives a sufrir de este problema.
  • Diabetes. Las personas con diabetes deben llevar una vida saludable para evitar cualquier tipo de problema en general.
  • Cirrosis hepáticas o infecciones de los conductos biliares. Causan un aumento de la bilirrubina formando los cálculos pigmentarios.

Síntomas de la colelitiasis

Es importante apuntar que la colelitiasis no siempre es sintomática, siendo en muchos casos descubierta a través de pruebas realizadas por otros problemas como son las radiografías, cirugías abdominales u otros procedimientos médicos.

A pesar de ello, en otros casos los síntomas de la colelitiasis están presentes y pueden causar graves molestias e incluso problemas médicos importantes como la peritonitis biliar. Entre los síntomas que se pueden padecer debido a la colelitiasis, según el problema que los cause podemos hablar de:

  • Disepsia biliar: Este problema característico de la colelitiasis biliar presenta como síntomas la intolerancia a las comidas grasas, flatulencias, inflamación abdominal e incluso vómitos.
  • Cólicos biliares: Los cólicos biliares se notan en la parte superior derecha del abdomen y se producen cuando uno de los cálculos de la vesícula bloquea uno de los conductos biliares. En estos casos el paciente presenta los siguientes síntomas:
    • Dolor en la parte superior derecha del abdomen hasta que cede espontáneamente o bien mediante la toma de analgésicos o espasmolíticos.
    • La obstrucción de los conductos biliares por un cálculo biliar está asociada a inflamación de la vesícula (Colecistitis)
    • Aunque no es frecuente, los cólicos biliares a veces vienen acompañados de fiebre y una coloración amarilla de la piel y ojos denominada ictericia. 
    • Por último, también es posible que esto produzca vómitos y náuseas.
  • Colecistitis aguda o crónica: La colecistitis o inflamación de la vesícula, es causada principalmente por la obstrucción de los conductos biliares, como mencionábamos previamente. La colelitiasis puede causar colecistitis aguda, si se produce de forma puntual, o crónica si implica una aparición periódica de los problemas relacionados con la colecistitis. En los casos en que la colecistitis provoque una inflamación aguda de la vesícula, será necesario cirugía.

Es importante mencionar que en muchos casos los síntomas causados por la colelitiasis se reducen a dolor en la zona superior derecha del abdomen, sin vómitos o náuseas.

De todos modos, en los casos en que exista colecistitis crónica o una colelitiasis múltiple, aunque sea asintomática, es recomendable la extracción de la vesícula mediante colecistectomía para evitar cualquier posible problema grave en el futuro como la mencionada peritonitis biliar.

Complicaciones de la colelitiasis

Como hemos mencionado previamente, la colelitiasis y sus síntomas pueden permanecer mudos sin presentar complicaciones durante mucho tiempo, siendo en muchos casos nunca diagnosticados ni tratados a pesar de estar ahí.

Cuando aparecen los primeros síntomas se mantendrán en el tiempo, ya sea de forma continua o intermitente, agravándose poco a poco pudiendo llegar a reducir considerablemente la calidad de vida, sobretodo en el caso de personas mayores que pueden tener otro tipo de problemas médicos asociados.

La complicación definitiva y que requiere inevitablemente una colecistectomía es la inflamación aguda de la vesícula por obstrucción total de los conductos que conectan la vesícula con el intestino delgado. Si en este caso no se actúa pronto, se puede producir la rotura de la vesícula causando una peritonitis biliar.

Diagnóstico de la colelitiasis

Tras la sospecha inicial de litiasis biliar es posible la realización de pruebas de laboratorio como la analítica de sangre.

En estos análisis de sangre rutinarios es difícil poder concretar con seguridad diagnóstica la presencia o no de cálculos en el interior de la vesícula pero si permite al médico especialista o al médico de familia descartar otra serie de patologías que puedan cursar con dolor en esta región del abdomen.

Dentro del diagnóstico de litiasis biliar son muy importantes las pruebas de diagnóstico por imagen.

Dentro de ellas, la más sensible y específica y la de más fácil acceso es la ecografía abdominal, con una tasa de éxito superior al 95% en cálculos mayores de 2mm.

La utilización del TAC o la resonancia magnética nuclear (RMN) se suele postergar a dudas diagnósticas y a estudios preoperatorios en aquellos pacientes con factores de riesgo.

Tratamientos para la colelitiasis

En el caso de los cálculos biliares detectados en la vesícula a través de una radiografía o ecografía y que no presentan síntomas, no se requiere ningún tipo de tratamiento, tan solo será necesario mantener una actitud expectante y atenta para detectar la aparición de los síntomas de la colelitiasis si se llegaran a producir. En la mayoría de estas ocasiones, los pacientes no llegarán nunca a requerir de una operación de colecistectomía.

Por otro lado, la colelitiasis sintomática sí que necesita de tratamiento. Este tratamiento puede ser de carácter quirúrgico, como es el caso de la colecistectomía abierta o laparoscopica, o de carácter no quirúrgico mediante medicación:

  • Medicamentos para disolver colelitiasis. Este tratamiento se realiza vía oral y la tasa de éxito es ínfima.
  • Colecistectomía (extracción de vesícula). El tratamiento de elección principal para el alivio de los síntomas de la colelitiasis es la operación de colecistectomía. Esta cirugía consiste en la extracción de la vesícula cuidadosamente de modo que se eliminan los dolores y se evita la posibilidad de sufrir complicaciones graves como es el caso de la, varias veces mencionada en este artículo, peritonitis biliar. Esta intervención quirúrgica puede llevarse a cabo mediante diferentes técnicas o abordajes, como son la cirugía abierta tradicional, la cirugía laparoscópica o la extracción vesicular transvaginal.

Extracción de vesícula por laparoscopia

La operación de vesícula por laparoscopia para el alivio de los síntomas de las complicaciones de la colelitiasis consiste en la introducción en la cavidad abdominal de una mini-cámara que cuenta con una luz en su extremo distal y está conectada mediante fibra óptica a un monitor donde el cirujano puede ver el interior del paciente.

La parte diferenciadora de esta técnica sobre la cirugía abierta es que el médico tan sólo necesita de 3 mini-incisiones en la zona abdominal para introducir la cámara y el instrumental quirúrgico para extirpar la vesícula.

Esto tiene como ventaja evitar la importante cicatriz de la cirugía abierta y reducir el tiempo de recuperación postoperatorio y las posibilidades de complicación, ya que el cuidado de la herida es mucho más sencillo.

Para conocer todo sobre esta intervención pincha en el siguiente banner:

Colecistectomía abierta

La colecistectomía consiste en la extirpación de la vesícula mediante una cirugía convencional.

Los resultados finales son igual de buenos que en el caso de la extracción de la vesícula, con la única diferencia que la cicatriz que queda es bastante más visible y la recuperación postoperatoria se alarga un poco más. Para conocer más sobre la colecistectomía abierta pincha en el siguiente botón:

Extracción de vesícula vía transumbilical o transvaginal

Esta innovadora técnica se realiza mediante laparoscopia con la principal diferencia que en el caso de la transumbilical tan sólo se realiza una incisión en el fondo del ombligo y en la transvaginal se extrae la vesícula por el fondo de la vagina. En ambas, las cicatrices son invisibles tras la recuperación. 

Источник: https://www.operarme.es/noticia/252/colelitiasis-causas-sintomas-y-tratamiento/

Piedras en la vesícula o colelitiasis

Causas, síntomas y tratamiento de la colelitiasis

Las piedras en la vesícula son una enfermedad que, a menudo, no presenta síntomas, pero cuando causan molestias se convierten en una auténtica preocupación por el dolor intenso y repentino que provocan en el abdomen.

A esto cabe añadir que, con frecuencia, se desconoce su presencia hasta que una prueba lo descubre. ¿De qué prueba se trata? ¿existe algún síntoma identificable? ¿en qué consiste el tratamiento quirúrgico? ¿cuáles son las causas y los factores de riesgo?

Colelitiasis o piedras en la vesícula: causas y diagnóstico

Se trata de una enfermedad muy frecuente que afecta a un porcentaje significativo de los españoles.

El doctor Santos Jiménez de Los Galanes Marchán, médico adjunto del servicio de Cirugía General y Aparato digestivo del Hospital Universitario Infanta Elena, nos explica que «colelitiasis es el término médico que utilizamos para referirnos a la presencia de piedras, que científicamente se denominan cálculos, en la vesícula biliar«.

¿Por qué se producen las piedras en la vesícula?

La vesícula es un órgano de pequeño tamaño que se localiza debajo del hígado y se encarga de almacenar la bilis, que es el líquido producido por el hígado para digerir las grasas.

La bilis se dirige al intestino cuando se ingiere un alimento para ayudar en la digestión. Si este líquido se acumula en la vesícula, y al mismo tiempo se concentra en ella un alto nivel de colesterol, se produce una saturación de la bilis y el colesterol precipita creando cristales, que son los que se van a convertir en lo que llamamos piedras en la vesícula.

¿Cómo se diagnostican los cálculos biliares?

Una de las técnicas que permite detectar esta patología es la ecografía, que además permite observar si existe otra complicación relacionada. «Es una técnica inocua y que nos aporta gran sensibilidad y especificidad«, añade nuestro cirujano.

Según el historial clínico del paciente y los síntomas, se pueden valorar otras pruebas, como analíticas o TAC abdominal.

¿Qué personas pueden padecer colelitiasis?

Estos son algunos factores que predisponen a la aparición de piedras biliares:

  • Edad por encima de los 40 años
  • Mujeres
  • Mujeres que han estado embarazadas
  • Obesidad o sobrepeso
  • Una pérdida de peso muy brusca
  • Ingerir alimentos ricos en grasas
  • Factores genéticos, como familiares directos que hayan sufrido colelitiasis

¿Cuáles son los síntomas de las piedras en la vesícula?

Pese a que siempre se identifica con los cólicos fuertes en la zona abdominal, en ocasiones no hay ningún tipo de indicio. De hecho, nuestro cirujano nos señala que «la colelitiasis es asintomática en la mayoría de los pacientes, pasa desapercibida, y es simplemente un hallazgo al realizar una ecografía por otro motivo».

Eso sí, cuando los cálculos biliares producen síntomas, el más habitual es el dolor en el abdomen una hora después de haber comido, especialmente si los alimentos contienen muchas grasas, y está acompañado por náuseas y vómitos. «Aunque no siempre está relacionado con la comida», nos advierte nuestro doctor.

Otros síntomas menos frecuentes las piedras en la vesícula son:

  • Ictericia, que es una coloración amarillenta que aparece en la piel y en las conjuntivas
  • Fiebre
  • Pancreatitis

Cirugía en la vesícula: colecistectomía

En casos en que los cálculos cursan cólicos continuos o se trata de una colelitiasis complicada con inflamación de vesícula y páncreas, aparte de tratar los síntomas, se puede plantear la intervención quirúrgica laparoscópica o colecistectomía.

Entre las técnicas de abordaje disponibles, existe un procedimiento a través de orificios naturales o cirugía sin huella.

En concreto, en el Hospital Universitario Infanta Elena, «hacemos una única incisión en el ombligo, que queda oculta por la propia cicatriz umbilical, a través de la cual realizamos la cirugía de forma completa«, nos explica nuestro cirujano.

El hecho de utilizar este método ofrece estos beneficios y características en el postoperatorio:

  • Una recuperación menos dolorosa que con la técnica quirúrgica convencional
  • Reincorporación del paciente en 48 horas después de abandonar el centro hospitalario
  • Resultados estéticos positivos, ya que no se percibe la cicatriz
  • Menos efectos adversos. Al realizarse menos incisiones, disminuyen las posibilidades de que aparezcan hernias e infecciones de herida
  • Cirugía mayor ambulatoria, es decir, no requiere ingreso hospitalario

Etiquetas

Источник: https://www.tucanaldesalud.es/es/canalciencia/articulos/piedras-vesicula-colelitiasis

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: