Causas y tratamientos de la insuficiencia placentaria

Causas y tratamientos de la insuficiencia placentaria

Causas y tratamientos de la insuficiencia placentaria

La insuficiencia placentaria, también conocida como “disfunción uteroplacentaria”, es una complicación poco común del embarazo pero muy grave ya que implica que la placenta no es capaz de cumplir con sus funciones, lo que puede causar crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o incluso la muerte fetal.

Índice

¿Para qué sirve la placenta?

La placenta es uno de los órganos fundamentales del embarazo ya que es la encargada de suministrar los nutrientes y el oxígeno que necesita el bebé para crecer y desarrollarse dentro del útero.

Además, sirve de filtro protector impidiendo que algunas sustancias nocivas la atraviesen y lleguen al feto. También elimina las sustancias de desecho del metabolismo del bebé llevándolas al cuerpo de la madre y tiene un papel muy importante en la producción de hormonas.

Como ves, funciones fundamentales para asegurar la vida del bebé.
 

Causas de la insuficiencia placentaria

Generalmente, la placenta debe funcionar perfectamente hasta el mismo momento del parto, pero a veces, algunas condiciones pueden causar la insuficiencia placentaria. Las más comunes son:

– Diabetes materna

 – Preeclampsia

– Anomalías congénitas del feto

– Consumo de tabaco o alcohol

– Envejecimiento prematuro de la placenta

– Trastornos de coagulación de la madre

– La ingesta de ciertos medicamentos

– Implantación de la placenta en un fibroma

– Desprendimiento prematuro de placenta

– Infecciones placentarias como toxoplasmosis, citomegalovirus o listeria

– Malformaciones uterinas

– Enfermedades autoinmunes como lupus

– Cardiopatías

– Isoinmunización por grupo sanguíneo Rh
 

¿Cómo se diagnostica la insuficiencia placentaria?

Normalmente, la mujer que padece este problema durante la gestación no muestra ningún síntoma concreto, a no ser que padezca alguna enfermedad como hipertensión o preeclampsia que estén causando la insuficiencia placentaria. También es posible que se noten muchos menos movimientos fetales con respecto a embarazos anteriores, aunque eso no siempre es indicativo de un problema, puede que el nuevo bebé sea más tranquilo.

El problema se detectará al hacer una ecografía de control ya que se pueden observar ciertas señales como reducción del líquido amniótico, bajo peso del bebé pasar su edad gestacional o abdomen mucho más pequeño de lo habitual para esa semana de embarazo. En estos casos, el ginecólogo hará una ecografía Doppler para analizar el flujo de sangre a la placenta y ver si fluye con normalidad o no.

También se pueden hacer otras pruebas como un análisis de sangre para valorar los niveles de alfafetoproteína en la sangre de la madre, que ayudan a valorar el bienestar del bebé (esta proteína la produce el bebé en su hígado); o una prueba de estrés fetal para comprobar el bienestar del feto.

Consecuencias de la insuficiencia placentaria

Si no se detecta y trata a tiempo, puede causar graves consecuencias para el feto:

– Crecimiento Intrauterino Retardado (CIR)

– Signos de sufrimiento fetal

– Parto prematuro

– Defectos en el nacimiento. Según la American College of Obstetrics & Gynecology (ACOG), la aparición temprana de la insuficiencia placentaria aumenta el riesgo de daño cerebral, disfunción pulmonar o problemas gastrointestinales al nacer.

– Dificultades en el parto como falta de oxígeno en el momento de nacer, lo que puede causar parálisis cerebral y otras complicaciones, por lo que muchas veces se recurre a una cesárea en el parto

– Más problemas y dificultades en el aprendizaje

– Hipotermia

– Hipoglucemia

– Hipocalcemia (calcio bajo en la sangre)

– Policitemia (término de medicina que significa exceso de glóbulos rojos)

– Aumenta el riesgo de aspiración de meconio

– La madre también puede sufrir más complicaciones, como contracciones prematuras, sangrado vaginal, infecciones, formación de coágulos, etc.

¿Se puede tratar la insuficiencia placentaria?

El tratamiento a seguir depende de la fecha probable de parto, de las consecuencias que se observen en el feto o de otros problemas que puede presentar la madre como preeclampsia o infecciones. Si este problema aparece pasada la semana 37, se provocará el parto o se hará una cesárea para evitar que el bebé pueda sufrir o incluso tener un fallecimiento intraútero.

Si está por debajo de las 37 semanas, y el bebé no está sufriendo mucho estrés, se puede intentar alargar el embarazo para evitar un bebé prematuro, aunque hará falta hacer revisiones mucho más frecuentes y se prescribirá reposo a la madre para conservar toda la energía y nutrientes necesarios para el bebé.

También se pedirá a la madre que esté atenta a los movimientos del bebé y, en cuanto note algo raro, acuda a Urgencias. En ocasiones se aconseja tomar aspirina en dosis bajas diarias a partir de los 3 meses de gestación porque la aspirina es un antiagregante de la sangre y mejora la circulación de la placenta.

Si no es posible, se inyectarán corticoides al bebé para desarrollar la capacidad pulmonar y así aumentar la esperanza de vida del bebé prematuro.

Si la madre es diabética, deberá controlar sus niveles de azúcar; y si tiene la tensión alta, reducir la sal y hacer reposo.

Insuficiencia placentaria

Definición:

Se produce cuando la placenta no cumple sus funciones: sintetizar hormonas esenciales para el embarazo, proteger al feto de infecciones y sustancias nocivas, y facilitar el intercambio de gases y nutrientes.

Síntomas:

Ninguno.

Tratamiento:

Reposo y vida sana. Es importante una detección precoz del problema.

Hipotermia

Definición:

A hipotermia é a descida não intencional da temperatura corporal.

Tratamiento:

Se se produz num bebé, transporte-o para um espaço quente, envolva-o em mantas, cubra-lhe a cabeça com um gorro e aconchegue-o nos seus braços para lhe dar calor. Depois vá imediatamente para um hospital.

Se acontecer a uma criança maior, faça tudo igual mas depois coloque-a na cama, bem tapada para aquecer. Dê-lhe bebidas açucaradas e quentes ou sopa.

Se a criança perder a consciência, leve a cabo as manobras de reanimação e vá para o hospital.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/causas-y-tratamientos-de-la-insuficiencia-placentaria-8747

Insuficiencia Placentaria

Causas y tratamientos de la insuficiencia placentaria

La insuficiencia placentaria también conocida como “disfunción uteroplacentaria”, es una complicación poco común del embarazo pero muy seria.

La insuficiencia placentaria es la incapacidad de la placenta para proveer los nutrientes necesarios al bebé durante el embarazo. Esto se debe a que la placenta no crece o no funciona adecuadamente y el resultado puede causar una restricción del crecimiento uterino y bajo peso al nacer.

La insuficiencia placentaria puede ocasionar, bajo peso al nacer y restricción del crecimiento, parto prematuro, defectos al nacimiento, y también aumenta el riesgo en la madre de presentar complicaciones.

Cuando la placenta no funciona, está imposibilitada para brindar el aporte necesario de oxígeno y nutrientes de la sangre de la madre al bebé. Sin este aporte vital, el bebé no puede crecer ni desarrollarse.

Es importante el diagnóstico temprano lo antes posible y seguir con un cuidado prenatal apropiado

¿Qué es la Placenta?

La placenta es un órgano que biológicamente es muy complejo. Se forma y crece donde se implantó el óvulo fertilizado en la pared del útero. El cordón umbilical sale de la placenta al ombligo del bebé.

El cordón umbilical permite que fluya sangre de la madre al bebé y de regreso. La sangre de la madre antes de pasar al bebé, es filtrada por la placenta (nunca se mezclan la sangre materna y la del bebé).

Las principales funciones de la placenta son:

  • Llevar oxígeno a la sangre el bebé.
  • Extraer el monóxido de carbono.
  • Pasar los nutrientes al bebé.
  • Llevarse las substancias de desecho del metabolismo del bebé, al cuerpo de la madre.

La placenta también tiene un papel muy importante en la producción de hormonas y protege al feto de bacterias e infecciones dañinas.

Una placenta sana tiene un crecimiento continuo durante el embarazo. Al término de este, cuando nace el bebé pesa aproximadamente 700 gramos.

Causas de la Insuficiencia placentaria

La insuficiencia placentaria está ligada a problemas de la irrigación sanguínea y los desórdenes sanguíneos y vasculares de la madre pueden ser los factores que los detonen.

Existen tres mecanismos primarios que causan la insuficiencia placentaria

Deficiencia en la circulación materna

  • Hipertensión materna.
  • Alteraciones de la coagulación de la madre.

Deficiencia en la circulación fetal

  • Implantación de la placenta en un fibroma (tumor benignos del útero).
  • Trombosis vascular (coágulos en la placenta que causan infartos placentarios que impiden la circulación sanguínea).

 Ciertos medicamentos y malos hábitos.

Padecimientos maternos ligados a la insuficiencia placentaria

Los padecimientos maternos más comunes ligados a la insuficiencia placentaria son:

  • Presión alta crónica (preeclampsia).
  • Problemas de coagulación de la sangre (trombos, coágulos).
  • Ciertos medicamentos (en especial los anticoagulantes).
  • Uso de drogas ilícitas (especialmente: cocaína, heroína y metanfetaminas).

La insuficiencia placentaria también puede presentarse cuando:

·      No está bien adherida a la pared del útero, o si la placenta se desprende y está sangrando (desprendimiento prematuro de placenta).

  • Se pasa la fecha probable de parto.
  • Puede tener una forma anormal.
  • Puede no agrandarse lo suficiente (es más probable si está esperando gemelos o más).

Cuanto más temprano se presente la insuficiencia placentaria en el embarazo, mayores serán los riesgos.

Síntomas de la Insuficiencia Placentaria

Desafortunadamente la insuficiencia placentaria no tiene mayores síntomas, sin embargo hay ciertas señales.

Las mujeres que han estado embarazadas antes, sienten menos movimientos fetales comparados con los embarazos anteriores, su útero ha crecido menos.

Las madres que esperan bebé, deben ir a su consulta prenatal de manera regular, las pruebas prenatales pueden medir el tamaño del útero y monitorear la frecuencia cardiaca del bebé para estar seguros de que está creciendo normalmente y está recibiendo una nutrición apropiada así como suficiente oxígeno.

La mayoría de las mujeres no está en riesgo de muerte si la insuficiencia placentaria se presenta, pero la preeclampsia, es uno de los factores de riesgo más comunes de esta condición.

Simplemente, la sola presencia de preeclampsia, que incluye severa hipertensión arterial, aumento anormal de peso, hinchazón, presencia de proteínas en la orina y dolores de cabeza severos, pone en peligro su vida.

Otros riesgos maternos en caso de que se presente la insuficiencia placentaria son:

  • Aumento importante del riesgo de trabajo de parto y parto prematuro.
  • Desprendimiento prematuro de placenta.
  • Sangrado vaginal y contracciones prematuras.
  • Aumento de riesgo de cesárea.
  • Infecciones maternas y formación de coágulos.
  • Embarazo post término, (más de 42 semanas).

Riesgos para el bebé

Para el bebé los riesgos de una insuficiencia placentaria, pueden poner en peligro su vida, especialmente si la insuficiencia placentaria se presenta en el primer trimestre.

Algunos de los riesgos son:

  • Mayor riesgo de muerte durante el parto.
  • Mayor riesgo de falta de oxígeno al momento de nacer (lo que puede causar parálisis cerebral y otras complicaciones).
  • Mayor riesgo de afección en las habilidades de aprendizaje.
  • Restricción del crecimiento uterino (significa que el feto pesa menos del 90% de otros bebés de la misma edad gestacional y es más pequeño).
  • Hipotermia (baja temperatura).
  • Hipoglucemia (azúcar baja en la sangre).
  • Hipocalcemia (calcio bajo en la sangre).
  • Policitemia (exceso de glóbulos rojos).
  • Trabajo de parto prematuro.
  • Parto por cesárea.
  • Aumenta el riesgo de aspiración de meconio (la primera defecación del bebé).

Los bebés también están en riesgo de presentar defectos al nacimiento. De acuerdo a American College of Obstetrics & Gynecology (ACOG) (Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia), la aparición temprana de la insuficiencia placentaria aumenta el riesgo de los siguientes defectos al nacimiento en un 40%. De acuerdo a este estudio, el 20% de los bebés no sobrevivieron.

  • Daño cerebral
  • Disfunción pulmonar
  • Problemas gastrointestinales.

Diagnóstico y tratamiento de la Insuficiencia Placentaria

Una buena atención prenatal iniciada a las 12 semanas puede llevar a un diagnóstico temprano. Esto puede mejorar el pronóstico para la madre y el bebé. El cuidado prenatal de un buen especialista es imperativo en el diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia placentaria.

Los estudios que pueden detectar la insuficiencia placentaria son:

El Ultrasonido de rutina durante el embarazo puede detectar la insuficiencia placentaria debido a que el útero se ve pequeño y por el tamaño de la placenta. En el ultrasonido se puede observar también el tamaño del feto.

Pruebas de laboratorio en sangre. Los niveles de alfafetoproteína en la sangre de la madre, pueden ayudar a valorar el bienestar del bebé (esta proteína la produce el bebé en su hígado).

La prueba de estrés fetal (es una prueba en la que se colocan dos cinturones sobre el vientre de la madre y muchas veces un timbre suave (para despertar al bebé) es para medir la respuesta del corazón del bebé (latidos por minuto) y las contracciones.

Tratamiento de la Insuficiencia Placentaria

Cuando la insuficiencia placentaria ha sido diagnosticada, los siguientes pasos dependen de la etapa del embarazo en que fue detectada. El tratamiento de la insuficiencia placentaria depende de pruebas y estudios adicionales y de cada paciente en particular.

Tratamiento de la insuficiencia placentaria antes de que el bebé sea viable (antes de las 24 semanas de gestación)

Se le ofrece a la madre un programa de una serie de pruebas de la semana 12 a la semana 16, el diagnóstico de insuficiencia placentaria se diagnostica antes que los efectos de una enfermedad sean evidentes en la madre (preeclampsia) o en el bebé en desarrollo (restricción del crecimiento en el útero)

Muy rara vez se presentan una o ambas antes de la semana 20, si sucede lo contrario, el pronóstico es malo desafortunadamente.

 Manejo de la madre

Seguir los cuidados que indique el obstetra, el médico familiar o la partera esto permitirá que se le proporcionen los cuidados necesarios según lo requiera, pues la amenaza de un parto prematuro es alta.

Si la preeclampsia es uno de los factores de más alto riesgo para la madre, el equipo médico la educará para que ella pueda vigilarse en su casa.

Esto previene que se retarde el diagnóstico cuando se presenta una hipertensión severa que no se puede controlar y que resulta en un parto antes de tiempo y -muchas veces- causarle daños a la madre o a su bebé en desarrollo.

Si la madre ha entendido el problema, será posible detectar la presión alta de manera temprana para que sea atendida a tiempo.

Brindar un plan de monitoreo fetal utilizando ultrasonido para detectar si hay restricción del crecimiento uterino. Este plan se puede integrar en las visitas de consulta prenatal.

Reposo para conservar toda la energía y nutrientes para el bebé.

La madre puede llevar un registro de los movimientos del bebé: número, duración y momento en que patalea.

Si la madre es diabética, deberá controlar sus niveles de azúcar, esto ayudará al desarrollo del bebé.

Tratamiento de la insuficiencia placentaria cuando el bebé en desarrollo   es viable más de 24 semanas)

Si la insuficiencia placentaria es diagnosticada en etapas más tardías del embarazo, la enfermedad puede estar de manera subclínica, es decir, no se expresa en retraso del crecimiento uterino y/o la preeclampsia, pero pueden presentarse una o más de las siguientes situaciones:

  • Exceso de peso materno, hinchazón en las piernas, dolor de cabeza (signos de preeclampsia).
  • El abdomen de la madre mide menos de lo normal, el bebé no se mueve muy bien (signos de retardo en el crecimiento intrauterino).
  • El bebé no se ha movido en dos días y el latido fetal no se escucha usando el Doppler (nace el bebé muerto).
  • Sangrado vaginal y/o contracciones (signos de trabajo de parto prematuro, con la separación de la placenta o un desprendimiento prematuro de placenta).

Si se presentan cualquiera de las situaciones mencionadas en el párrafo anterior, se deberán tomar las siguientes acciones:

Cuando se sospecha que hay necesidad de que el parto se lleve a cabo antes de la semana 32, el médico le ofrecerá a la madre dos inyecciones intramusculares de esteroides. Los esteroides pasan por la placenta y llegan al feto para que sus pulmones en desarrollo, estén más fuertes. De esta manera, se prepara al feto en caso de que sea necesario adelantar el parto.

Cuando la preeclampsia y /o el retardo de crecimiento uterino es más severo y se requiera que el parto sea antes de la semana 32, un obstetra especializado en medicina materno-fetal se deberá hacer cargo para brindarle a la madre cuidados intensivos como paciente externa u hospitalizada

Prevención

Aún cuando no hay cura para la insuficiencia placentaria, es de suma importancia que el diagnóstico y el tratamiento sean tempranos y la atención prenatal sea adecuada. Esto le brinda al bebé la oportunidad de crecer y desarrollarse normalmente y disminuir las complicaciones en el momento del nacimiento.

El consumo de alcohol, tabaco y drogas ilícitas interfieren con el crecimiento del bebé. Evitar estas substancias puede ayudar a prevenir la insuficiencia placentaria y otras complicaciones del embarazo.

Referencias

Источник: https://infogen.org.mx/insuficiencia-placentaria/

Oligohidramnios: causas, diagnóstico y tratamiento en el embarazo

Causas y tratamientos de la insuficiencia placentaria

Actualizado el 10/02/2020

El líquido amniótico es el fluido que rodea al feto durante la gestación. Se encuentra en el interior del saco amniótico y tiene la función de proteger al feto durante todo su desarrollo, desde el inicio del embarazo hasta el nacimiento del bebé.

Una cantidad anormal de líquido amniótico es indicativa de alteraciones fetales o problemas en la madre que pueden poner en riesgo el embarazo. Por ello, es importante medir el volumen de líquido amniótico en las ecografías, sobre todo en el último trimestre.

Una poca cantidad de líquido amniótico se conoce como oligohidramnios, mientras que una excesiva cantidad de líquido amniótico se denomina polihidramnios.

Definición de oligohidramnios

El término oligohidramnios hace referencia a la poca cantidad de líquido amniótico en el embarazo. Esta alteración afecta a menos del 10% de las mujeres embarazadas, aunque solo son diagnosticadas alrededor del 5%.

El oligohidramnios suele darse en el último trimestre, sobre todo si la embarazada se pasa de la fecha de parto, aunque también puede aparecer en cualquier otro momento del embarazo.

Por lo general, las consecuencias del oligohidramnios son más graves si aparece en los dos primeros trimestres de gestación que en el tercero. A pesar de ello, la mayoría de embarazos con oligohidramnios consiguen desarrollarse con normalidad y dar lugar al nacimiento de bebés sanos.

Líquido amniótico en el embarazo

La cantidad de líquido amniótico varía a lo largo de la gestación. En promedio, el saco amniótico contiene unos 30 ml de líquido a las 10 semanas, 100 ml en la semana 14, 200 ml en la semana 16 y alcanza su máximo en la semana 34, con unos 800 ml de líquido amniótico.

Después de la semana 36, la cantidad de líquido amniótico disminuye gradualmente hasta llegar a los 600 ml en el final del embarazo, pero nunca debe llegar a desaparecer.

¿Cómo se mide el líquido amniótico?

La cantidad de líquido amniótico puede medirse con una ecografía de ultrasonido utilizando el llamado método de Phelan o, lo que es lo mismo, calculando el índice de líquido amniótico (ILA).

Este método consiste en dividir la cavidad uterina en cuatro cuadrantes y, a continuación, medir los diámetros de las lagunas máximas libres de líquido amniótico en cada cuadrante.

El ILA se obtiene al sumar estas 4 medidas obtenidas. El valor normal del ILA debe estar entre los 8-24 cm para considerar que el volumen de líquido amniótico es el correcto.

Causas

No siempre es posible averiguar con seguridad cuál es la causa exacta del oligohidramnios. No obstante, los motivos principales de la disminución de líquido amniótico son los siguientes:

Embarazo postérminocuando el embarazo se prolonga unas dos semanas más de la fecha aproximada de parto.Ruptura prematura de las membranas (PROM)el saco amniótico se rompe antes del parto y parte del líquido amniótico puede escapar. La mujer puede notarse estas pérdidas en la ropa anterior.Alteraciones en la placentacomo el desprendimiento prematuro de placenta, que puede impedir que la sangre y los nutrientes suficientes lleguen al feto y éste deje de producir orina.Problemas maternospreeclampsia, hipertensión crónica, deshidratación, diabetes, lupus, etc.Embarazo múltipleal producirse el síndrome de transfusión intergemelar, en el que uno de los gemelos tiene muy poco líquido amniótico mientras que el otro genera demasiado.Alteraciones fetalesmalformaciones congénitas que afectan a los riñones y vías urinarias, restricción del crecimiento fetal, muerte fetal, etc.Medicamentoslos fármacos que contienen inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, como el captopril para tratar la hipertensión, pueden provocar oligohidramnios.Causas del oligohidramnios

Síntomas y complicaciones

La insuficiencia de líquido amniótico puede ocasionar problemas más o menos graves en el bebé en función de la etapa del embarazo en el que se encuentre.

En la mayoría de casos, el oligohidramnios no provoca ningún síntoma en la mujer y, por ello, sólo será diagnosticado en una ecografía de control. El único síntoma posible es la pérdida de líquido amniótico si hay una rotura de membrana.

A continuación, vamos a comentar los posibles riesgos del oligohidramnios en cada uno de los trimestres del embarazo:

Primer trimestrela falta de líquido amniótico al inicio del embarazo puede tener consecuencias fatales, ya que es cuando se forman todos los órganos del futuro bebé. Así pues, el oligohidramnios puede provocar malformaciones en pulmones, brazos o piernas. También supone un riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro o muerte fetal intrauterina.Segundo trimestreen este periodo el oligohidramnios afecta al crecimiento fetal y también puede impedir la correcta formación y maduración de los pulmones.Tercer trimestreaunque las complicaciones son menores, la falta de líquido amniótico al final del embarazo aumenta el riesgo de compresión del cordón umbilical, lo cual afecta a la oxigenación y frecuencia cardiaca del bebé. El oligohidramnios también aumenta el riesgo de complicaciones durante el trabajo de parto, lo que llevará a la necesidad de practicar una cesárea.

Tratamiento

El tratamiento del oligohidramnios consiste en hacer un control más exhaustivo del embarazo. La mujer tendrá que hacerse varias ecografías para asegurarse de que el feto crece al ritmo adecuado.

Otras indicaciones para tratar la falta de líquido amniótico son beber mucho, controlar las patadas y la actividad del bebé, hacer reposo parcial o absoluto, etc. Todo esto dependerá de lo avanzado que esté el embarazo y de si existen otras alteraciones asociadas.

Tratamiento del oligohidramnios

Si la mujer se encuentra es un estado avanzado de la gestación, es muy probable que le induzcan el parto, sobre todo si se confirma que hay sufrimiento fetal.

Una técnica novedosa que puede ayudar a mantener los niveles de líquido amniótico durante el parto es la amnio-infusión. Consiste en introducir un catéter a través del cuello uterino y bombear una solución salina hacia el saco amniótico de forma constante. Con esto se reduce el riesgo de compresión del cordón umbilical y se aumenta la probabilidad de tener un parto natural.

¿Qué recomendaciones debe seguir una mujer con oligohidramnios?

Por Dra. Rut Gómez de Segura (ginecóloga).

Se habla de oligohidramnios cuando en una gestación, el volumen de líquido amniótico está disminuido. El diagnóstico es ecográfico, midiendo la cantidad de líquido amniótico por ecografía.

Podemos dividir las causas de Oligohidramnios en tres grandes grupos:- Causas fetales: Crecimiento intrauterino restringido (CIR), gestación cronológicamente prolongada (GCP), infección fetal o alteraciones del tracto urinario fetal.

– Causas placentarias-membranas: rotura prematura de membranas (RPM), explica la mayor parte de los casos.- Causas maternas: medicación materna

En función de la causa del Oligoamnios y del momento del embarazo su obstetra le dará sus recomendaciones.

¿A qué se debe la poca cantidad de líquido amniótico?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Las causas de la escasez de líquido amniótico en el embarazo son varias como, por ejemplo, la rotura de las membranas, el desprendimiento de placenta, la hipertensión, las malformaciones fetales, el embarazo prolongado, etc.

¿Cómo se puede clasificar el oligohidramnios?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La clasificación del oligohidramnios en función de su gravedad es la siguiente:

LeveILA entre 6 y 7.ModeradoILA entre 4 y 5.SeveroILA

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/oligohidramnios/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: