Celulitis y embarazo

Celulitis y embarazo

Celulitis y embarazo

¿Combinación inevitable? Durante los meses de embarazo, el riesgo de desarrollar celulitis (de la que son víctimas el 90% de las mujeres) aumenta considerablemente debido a que el incremento de la acción de las hormonas incide directamente en la acumulación de grasa y la retención de líquidos. A este ya por sí mismo inconveniente, se une que en este periodo, la mayoría de los ginecólogos prohíben el uso de productos anticelulíticos, por lo que la mejor solución para combatir el problema será realizar ejercicio y controlar la alimentación

Indice

¿Qué es exactamente la celulitis?

Tal y como explica la Dra. Josefina Royo, directora del Instituto Médico Láser, “el término celulitis sólo hace alusión a la inflamación del tejido subcutáneo y adiposo.

En realidad, es una dermopaniculusis vasculopática en la que participan una cascada de fenómenos, que afecta a la piel, al tejido adiposo y a las estructuras vasculares” Esta particular distorsión de la grasa no ocurre en todo el cuerpo si no que se localiza en zonas como las pistoleras, el abdomen, los glúteos, los muslos, las rodillas o los brazos.

La aparición de celulitis está condicionada por un factor genético hormonal que determina la disposición estructural del tejido celular subcutáneo. Los lóbulos del tejido graso en la hipodermis de la mujer son de mayor tamaño y están sujetos a la dermis por trabéculas fibrosas muy delgadas, exclusivamente dispuestas en sentido perpendicular a la piel.

Esta circunstancia hace que tengan más facilidad para protuberar hacia el exterior y que las fibras tiren de la piel hacia dentro, produciendo los característicos hoyuelos “capitoné”.

Factores que predisponen la aparición de la celulitis

Además de la predisposición hormonal, existen otros factores que pueden desencadenar la aparición de esta patología. Entre otros se encuentran:

–    La ingesta de ciertos fármacos como corticoides o anovulatorios.

–    La predisposición hereditaria.

–    El estrés, ya que las descargas de adrenalina potencian el acúmulo de grasas.

–    Los problemas circulatorios concomitantes, como la insuficiencia venosa o linfatica.

–  El insomnio, que pone en marcha los mecanismos acumuladores de reservas en el organismo.

–    La falta de ejercicio que ralentiza el metabolismo basal.

–   Otros mitos como fumar, llevar ropa ajustada o tomar café; aunque su impacto sobre la celulitis no está realmente contrastado. Se ha demostrado que existe una relación entre la presencia de toxinas en el cuerpo y la aparición de celulitis. Según la Dra.

Valero, jefe de la unidad de Medicina Estética corporal de Instituto Médico Láser, su origen está altamente relacionado con las toxinas generadas por una mala alimentación y la oxidación celular.

Afecciones como los problemas digestivos frecuentes, reducen la oxigenación de las células y la sangre se satura de materiales de desecho.

20 buenos hábitos para combatir la celulitis

1. Beber agua: un mínimo de 2 litros de líquido al día.

2. Cocinar siempre sin grasa, a la plancha, al horno, al papillote o cocido. Evitando cualquier ingesta directa de grasas, ya que se acumulan directamente en los “lobulillos” de la celulitis.

3. Evitar el consumo de hidratos de carbono de absorción rápida como los azúcares y las harinas refinadas, dulces, chocolates, bollería industrial, mermeladas o helados.

4. Tomar alimentos ricos en fibra como fruta, verdura y pan integral para evitar el estreñimiento.

5. Realizar una actividad física ligera, como andar, pasear, correr, bailar o montar en bici durante al menos 45 minutos diarios. Este ejercicio tonificará los músculos donde la grasa se acumula en exceso.

6. Evitar tomar mucha sal, ya que potencia la retención de líquidos.

7. Elegir comida fresca y sin cocinar siempre que sea posible. De esta forma se asegurará la ingesta de oligoelementos necesarios como el silicio, necesario para mantener la estructura cutánea.

8. Evitar bebidas alcohólicas, puesto que favorecen la formación de la celulitis.

9. Comer verduras y hortalizas habitualmente, especialmente la alcachofa, remolacha, hinojo, apio, zanahoria, lechuga, escarola, judías, garbanzos, lentejas, guisantes…

10. Tomar cítricos en abundancia, incluida la “parte blanca”, ya que contienen sustancias que ayudan al aparato circulatorio (pomelo, kivis, piña, fresa, naranja…)

11. Llevar una dieta con un alto porcentaje proteico y bajo contenido graso e hidrocarbonato. Potenciar los siguientes alimentos en la alimentación diaria: pesado, pavo, queso fresco, clara de huevo, puré de legumbres, lácteos desnatados.

12. Comer alimentos que contengan potasio (coles, berenjenas, plátanos,…) para proteger la piel seca.

13. Tomar infusiones que aumenten el metabolismo como el té verde o el rojo y otros que mejoran la eliminación de líquidos y toxinas como las de la salvia. Otras infusiones que ayudan a eliminar la celulitis son el taraxaco, la menta, el hinojo y el espino blanco.

14. Eludir los alimentos que contengan grasas animales (mantequilla, embutidos…).

15. Restringir aquellos alimentos con excesivas grasas vegetales (aguacate, frutos secos)

16. Evitar el estrés y la ansiedad.

17. Eliminar el tabaco, potente vasoconstrictor, que perjudica la microcirculación de los tejidos periféricos.

18. Limitar los condimentos (picantes, colorantes o conservantes)

19. No abusar del café, ya que es estimulante y potencia la liberación de adrenalina, que induce al ahorro energético.

20. Estar un día completo a base de zumos naturales, que ayudan a depurar el organismo. (consultar con el ginecólogo si estás embarazada)

¿Cómo se trata la celulitis?

Además de seguir los consejos antes indicados, también puedes usar alguna crema anticelulítica para ayudar a reducir la piel de naranja.

Sin embargo, debes evitar todas aquellas cremas que contengan cafeína, un ingrediente muy habitual en la mayoría, puesto que el cuerpo de la madre absorbe la cafeína a través de la piel, pasando al torrente sanguíneo y, de ahí, al bebé, para el que puede ser perjudicial.

Así que evita cremas que tengan cafeína en su composición y opta por aceites o cremas naturales como el aceite de abedul, el aceite de jojoba, el aceite de germen de trigo, el de rosa de mosqueta etc. Aplícalos dando un masaje para estimular el sistema circulatorio. 

También puedes usar otras soluciones naturales como mezclar en una batidora media tacita de vinagre de manzana, medio vaso de zumo de uva y dos vasos de zumo de manzana y beber un vaso de esta mezcla todos los días. O usar granos de café molidos para masajearte la zona durante 15 minutos. Te ayudará a drenar la grasa y evitar que se acumule.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/belleza-embarazo/celulitis-y-embarazo-1004

Celulitis en el embarazo

Celulitis y embarazo

Experto: Mauricio Vera, jefe de Dermatología de Clínica Indisa

Entre los cambios que se producen en el cuerpo de la mujer durante el embarazo está la retención de líquidos, un problema que se vuelve molesto hacia el término del embarazo, cuando nos sentimos hinchadas y todo nos incomoda. Sin embargo, esta retención de líquidos no sólo causa malestar, sino que podría atraer uno de los problemas más temidos por las mujeres, la celulitis.

“Cerca del 90% de las mujeres tiene riesgo de desarrollar hidrolipodistrofia o celulitis. En el embarazo, este riesgo aumenta debido al incremento de la acción hormonal que influye en forma directa en la acumulación de grasa y en la retención de líquidos”, explica el jefe de Dermatología de Clínica Indisa, doctor Mauricio Vera.

Algunos de los factores que inciden en el desarrollo de la “piel de naranja” son la predisposición genética, las disfunciones endocrinas, metabólicas, inmunológicas, toxicológicas, estrés y el sedentarismo. Y si el 90% de las mujeres somos propensas a sufrir de celulitis, el embarazo es un estado que incrementa la posibilidad de desarrollarla.

Además, durante la gestación se produce la prolactina -una hormona que ayuda a preparar las glándulas mamarias para la lactancia-, pero que a pesar de ser muy importante, también estimula la formación de células grasas, lo que eleva la retención de líquidos en los tejidos grasos.

Esto ocurre en especial hacia las últimas semanas de embarazo, cuando el peso aumenta aceleradamente y el volumen del bebé comprime los vasos sanguíneos. El conjunto de estos acontecimientos hace que la circulación venosa sea más dificultosa, en especial en las zonas propicias para la acumulación de celulitis, como muslos, caderas y nalgas.

Si bien en la mayoría de los casos los “trastornos” físicos que ocurren durante el embarazo vuelven a la normalidad, es posible que los kilos de más y la celulitis sean un poco más difíciles de dejar atrás.

Si ves que durante la gestación empieza a aparecer celulitis donde antes no había, o que se ha vuelto peor de lo que estaba, no corras a la masajista para que solucione tu problema.

En general no es aconsejable realizar masajes durante el embarazo, ya que en este estado el cuerpo está más propenso a producir coágulos y flebitis, por lo que no conviene estimular la circulación de esta manera.

El doctor Mauricio Vera, explica que “el embarazo no es el mejor momento para realizar tratamientos para reducir la hidrolipodistrofia o celulitis. Sin embargo, es conveniente controlar todos aquellos factores implicados en la progresión del proceso.

En ese sentido, es muy conveniente tener una alimentación sana y equilibrada con abundante ingesta de fibras (frutas y verduras), para facilitar el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento; beber al menos 2 litros de agua al día.

También se debe evitar la ingesta de carbohidratos de absorción rápida (ej: pasteles) para evitar incrementos de la insulinemia, responsable de una estimulación de la lipogénesis. Es conveniente disminuir las dietas ricas en sal, para así evitar la retención de líquidos y abstenerse de bebidas alcohólicas que estimulan la lipogénesis.

El especialista de Clínica Indisa agrega que “hay que evitar el tabaco por su efecto en la microcirculación y en la producción de radicales libres.

También es conveniente evitar en lo posible el estrés, la ansiedad y los trastornos emocionales, por su influencia en la secreción de hormonas y su posterior repercusión en el metabolismo.

Se deberá evitar las ropas ajustadas y los zapatos con taco alto, porque dificultan el retorno venoso y potencian el estasis sanguíneo”.

Prevenir la celulitis durante el embarazo

Preocúpate de tener una dieta equilibrada y así engordar sólo lo justo y necesario, evita alimentos que aumenten el edema, y con él la celulitis. Esta dieta debería incluir mucha agua, alimentos con Omega-3 (como pescados), y poca grasa.

Recuerda que si tu embarazo no tiene problemas, siempre podrás hacer ejercicios. Incluso si no te gusta la idea de trabajar tanto, no tienes que hacer grandes esfuerzos en este caso. Sal a pasear media hora todos los días, y si estás sentada, mueve tus pies de forma circular, de izquierda a derecha.

Procura no ocupar ropa muy ajustada, ya que no favorece la circulación. También evita los baños demasiado calientes, de hecho, trata de terminarlo con un chorro de agua fría.

Las cremas con vitamina C pueden ayudar a que tu piel sea más gruesa y tenga mejor aspecto. Ten cuidado con las cremas anti-celulitis, es preferible que consultes con tu doctor antes de utilizarlas.

El doctor Vera explica que “en el caso de las cremas anticelulíticas, éstas están contraindicadas en el embarazo. Debemos tener en consideración que todo medicamento o producto aplicado en la piel y/o mucosas se absorbe, pasa a la sangre materna y, por tanto, también puede afectar al feto.

Componentes de las cremas anticelulíticas contraindicados en el embarazo

  • ácido salicílico
  • Centella asiática
  • Ginkgo biloba
  • fucus vesiculosus
  • retinol
  • cafeína
  • ruscus aculeatus
  • Hiedra (Hedera hélix)

Si aún con todas estas precauciones sientes que la celulitis es demasiada o te molesta, espera a dar a luz para empezar a programar las citas con tu masajista o preparar algún otro tratamiento de belleza que te ayude a recuperar la figura, y así volver a verte como estabas acostumbrada.

Источник: https://www.facemama.com/dermatologia/celulitis-en-el-embarazo.html

Tratamiento anticelulítico en el embarazo ¿sí o no? | Tratamiento estético

Celulitis y embarazo

La celulitis en el embarazo puede convertir en un problema común, pero nace la duda de si tratarla o esperar al nacimiento del bebé para retomar los tratamientos de belleza.

El tratamiento anticelulítico en el embarazo no escapa a esta interrogante.

Es bien sabido que las embarazadas no pueden exponerse a ciertas sustancias, por eso se debe buscar alternativas en tratamientos de belleza durante el embarazo.

wavebreakmedia || Shutterstock

¿Los tratamientos anticelulíticos son seguros durante el embarazo?

Las causas de la celulitis durante el embarazo, son diversas, interfieren factores hormonales, baja ingesta de agua, el peso, retención de líquido, la dieta de la embarazada, los factores ambientales y la genética.

Encontrar el tratamiento adecuado anticelulítico para la embarazada puede ser difícil, ya que se debe evitar las cremas corporales que pueden tener componentes que pueden llegar a afectar la gestación.

Dentro de los componentes de las cremas anticelulíticas a evitar, tenemos el retinol y la cafeína.

La cafeína se ha relacionado con abortos espontáneos, retardo del crecimiento intrauterino, y parto prematuro.

El retinol por su parte se ha asociado a diferentes alteraciones fetales en el sistema nervioso central, malformaciones cardiovasculares, defectos en extremidades y pabellones auriculares.

Pero no quiere decir que la celulitis en el embarazo, no pueda ser tratada, existen diferentes técnicas que permiten mejorar mucho esta condición y no ponen en riesgo el embarazo. Se puede tratar y prevenir la celulitis estando embarazada, si es un tema que te preocupa no dudes en compartirlo con tu médico, él te dará unas indicaciones y pautas para hidratar tu piel.

Tratamientos anticelulíticos seguros durante el embarazo

La celulitis durante el embarazo puede ser tratada de manera segura, omitiendo cremas que contengan componentes tóxicos que amenacen la gestación. En cambio existen alternativas más seguras y efectivas.

1. Masajes corporales

Los masajes anticelulíticos durante la embarazo funcionan como una buena técnica de relación, el buen humor sin duda permite que los niveles de estrés disminuyan y la acción hormonal se reduzca.

Los masajes durante el embarazo, estimulan la circulación sanguínea, permiten que se liberen toxinas y la retención de líquido mejore, permitiendo que la piel tome un aspecto mejor.

Uno de los masajes recomendados durante el embarazo es el aquatsu, como su nombre lo indica se realiza sumergido en el agua, permite fortalecer los músculos, libera tensiones, mejorar la flexibilidad y reduce la presión de los nervios. Lo que sin duda mejora la celulitis en el embarazo.

2. Drenaje linfático

Es un tipo de masaje en el embarazo, que permite estimular el drenaje linfático, arrastrando el agua que se acumula en los compartimientos del cuerpo, la retención de líquido es uno de los problemas en las mujeres embarazadas.

bird stocker || Shutterstock

3. Presoterapia

La presoterapia es una técnica segura durante el embrazo, consiste en exponer las extremidades a presión de aire, esto mejora el drenaje venoso, disminuyendo la retención de líquido previniendo la celulitis.

4. Ejercicios

Practicar ejercicios con regularidad, previene la aparición de celulitis, estrías, y la retención de líquido, no es necesario realizar ejercicios de fuerte impacto, con actividades suaves como caminar el  yoga son buena opción.

Además, para tratar la celulitis durante el embarazo, te presentamos algunos consejos prácticos que puedes aplicar en casa fácilmente, y te ayudaran a eliminar y prevenir la celulitis.

  • Dieta: Debe ser sana y equilibrada, evitar abusar de la comida basura, o aumentar de peso más de la cuenta es una de las causas de la celulitis durante el embarazo.
  • Masajes: Dos veces por semana no está nada mal recibir uno, estimula la circulación sanguínea y mejora el aspecto de la celulitis.
  • Ropa: La vestimenta debe ser ligera y fresca, se debe evitar la ropa ajustada.
  • Baños: Es mejor usar agua fría para el baño, estimula la circulación sanguínea.
  • Ejercicio: Mantenerse activa durante el embarazo permitirá no solo mejorar la salud general, ayudara a combatir los efectos negativos de la celulitis.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SíNo
  • KHAN, MH. VICTOR, F. RAO, B. SADICK, NS. Treatment of cellulite: Part II. Advances and controversies. J Am Acad Dermatol. 2010; 62 (3): 373-84; quiz 385-6.
  • ROO, E. Celulitis lo último para combatirla. Consulta online: https://aedv.es/wp-content/uploads/2015/04/celulitis_lo_ultimo.pdf

Gregoric Jose Pacheco Oliveros Médico Cirujano, médico estético, obesólogo, asesor clínico sexual de parejas
Estudios y formación Medicina en La Universidad del Zulia, Diplomado de Obesidad en la Universidad del Zulia, Diplomado en Sexología de parejas en Universidad del Zulia, Diplomado en Medicina estética en Universidad de Carabobo.

Experiencia profesional

Ambulatorio Rural: El consejo de Ciruma. Hospital Clínico de Cabimas.

Número de colegiado

MPPS: 133276

COMEZU: 19983

Источник: https://elembarazo.net/tratamiento-anticelulitico-en-el-embarazo-si-o-no.html

Celulitis después del embarazo

Celulitis y embarazo

Durante y después del embarazo ocurren múltiples cambios que dejan a las mujeres huellas por eliminar. Uno de ellos es la celulitis después del embarazo. Aunque esta aparece incluso antes del embArazo, puedes mejorarla.

¿Se puede eliminar la celulitis después del embarazo?

Sí, es posible en algunos casos. No obstante, es difícil eliminarla del todo. Puedes combatir la celulitis tras el parto de diferentes maneras.

Sin embargo, debes tener en cuenta que no desaparece sola, necesitas ciertas técnicas y estrategias para erradicarla. Para que el proceso sea exitoso, es fundamental la constancia para seguir las siguientes recomendaciones.

Combate la celulitis con una alimentación saludable

Una buena alimentación es fundamental para erradicar la celulitis posparto. En ese sentido, los siguientes consejos para mejorar los hábitos alimenticios te serán muy útiles.

Debes tener una dieta balanceada en la que estén incluidos todos los grupos nutricionales de alimentos. Pon especial atención en las frutas, las verduras y los alimentos con proteínas. Además, es necesario que consumas suficientes antioxidantes, pues estos contribuyen a la revitalización de tu piel.

Los minerales no deben faltar en tu ingesta diaria; por ello, debes consumir arroz, pescado, hígado, queso, aguacate y otros alimentos que los aporten.

Por otro lado, es importante disminuir la ingesta de sal; además, incluye en tu dieta estos cuatros alimentos indispensables para deshacerte de la celulitis:

  • Vegetales: tienen propiedades diuréticas naturales; por lo tanto, ayudan a disminuir el líquido retenido y la grasa que ocasiona la celulitis. Puedes comer vegetales como alubias, lentejas, brócoli y espinaca en ensaladas, asados o cocidos.
  • Limón y naranja: la vitamina C de estas frutas es esencial para reducir las imperfecciones. Asimismo, el consumo de otros cítricos como el pomelo y la toronja también ayudará.
  • Piña: la piña es la fruta más indicada para la reducción de líquido, pues es un diurético natural. Además, ayuda a bajar de peso en poco tiempo y es antiinflamatoria; esto te permitirá mejorar el aspecto de la piel.

Ejercicios para la celulitis después del embarazo

Puedes hacer distintos tipos de ejercicios para la eliminar la adiposidad, especialmente en las piernas y abdomen. Sin embargo, debes asegurarte de que sean los más idóneos para después del parto, sea natural o por cesárea.

A continuación te detallaremos algunos de los mejores ejercicios para contrarrestar la celulitis. Por supuesto, antes de realizarlos deberás consultarlo con tu médico especialista.

Ejercicios aeróbicos

Los ejercicios de bajo impacto pero de larga duración queman más grasa. Estos son los indicados para eliminar la celulitis. Por ejemplo, las caminatas en las mañanas a un paso considerable durante 1 hora, o los trotes que mejoran la circulación y eliminan grasa y flacidez.

Natación

Realizar natación y ejercicios en el agua ayuda a reducir la celulitis de las piernas y las tonifica. Además, andar en bicicleta y realizar ejercicios localizados como las sentadillas reafirma las piernas y los glúteos; es decir, las partes donde es más frecuente la celulitis después del embarazo. Estos trabajos deben realizarse dos o tres veces por semana.

Los ejercicios aeróbicos son los indicados para eliminar la celulitis, específicamente aquellos de bajo impacto y larga duración.

¿Qué evitar para reducir la celulitis?

Hay varios hábitos que debes cambiar para lograr un resultado eficaz contra la celulitis. Aquí te contamos algunos de ellos:

  • Malos hábitos alimenticios: la ingesta excesiva de grasa saturada y dulces no favorece tu salud; por el contrario, aumenta la adiposidad en la piel.
  • No ingieras gaseosas: en vez de hidratarte, acentuarán los problemas en la salud y aumentarán la aparición de celulitis. Se recomienda beber 2 litros de agua natural al día; lo ideal es comenzar el día tomando 1 vaso de agua en ayunas.
  • Conserva horarios regulares para comer: realiza varias comidas al día pero sin atiborrarte; esfuérzate por mantener el horario de cada comida sin saltar ninguna. Evita los picoteos, puesto que aumentan la secreción de insulina y favorecen el almacenamiento de grasa, provocando así la celulitis.
  • Evita ducharte con agua caliente: las altas temperaturas aumentan los problemas circulatorios y la flacidez.

Tratamientos y masajes para combatir la celulitis

Existen tratamientos que reducen la acumulación de grasa en la piel. Por ejemplo, la camilina, que tiene como principal componente el té verde y que puede tomarse en infusión o en cápsulas. Si estás amamantando, debes preguntar a un especialista si puedes utilizarlo durante la lactancia.

Por otra parte, puedes ejecutar automasajes en las zonas afectadas. Realiza movimientos circulares desde los tobillos hasta los muslos. Antes de hacer el masaje, hidrata la piel con una crema anticelulitis o con un aceite.

Pon en práctica las diferentes técnicas mencionadas para eliminar la celulitis después del embarazo y lucirás una piel saludable. No se trata de un proceso mágico. Necesitarás constancia y paciencia para lograr resultados.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/celulitis-despues-del-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: