Colesterol alto en el embarazo

¿Cómo controlar el colesterol en el embarazo?

Colesterol alto en el embarazo

Cuando se está esperando un hijo es fundamental cuidarse muy bien. Y es que es la manera de conseguir que la gestación vaya bien, que no haya problemas de salud ni para la madre ni para el bebé y que no surjan complicaciones. Precisamente eso pasa por tener bien tanto la tensión como el colesterol.

Por ese motivo, ahora vamos a dar a conocer a continuación varias medidas que les serán útiles para cualquier mujer en estado a la hora de controlar el colesterol, que se incrementa en torno a un 40 % a partir del segundo trimestre:

Tomar menos productos con grasa saturada

Un parto prematuro, cambios complicados en la placenta e incluso preeclampsia son algunas de las nefastas consecuencias que puede traer consigo tener el colesterol en niveles no adecuados. Por ese motivo, es fundamental que la futura mamá tome una serie de medidas para evitar llegar a ese punto.

En concreto, hay que saber que una de las acciones más importantes que puede llevar a cabo es reducir la ingesta que realiza de productos que tienen grasas saturadas.

Nos estamos refiriendo a la leche entera, a las carnes muy grasas, a los quesos muy curados…Esos son alimentos que debe sustituir por otros tales como las carnes de pollo o pavo, la leche desnatada…

Nada de quesos curados

Aumentar la ingesta de frutas y verduras

De la misma manera, se recomienda también que la embarazada no dude en llevar a cabo una dieta sana, completa y equilibrada. Eso pasa, entre otras cosas, porque apueste por incrementar la cantidad de frutas y verduras que toma al día. Y es que estas son mucho más beneficiosas tanto para mantener bajo control el colesterol como incluso la tensión.

Son productos saludables y que aportan al organismo, por ejemplo, tanto fibra como vitaminas.

Más verduras en la alimentación

Nada de comida basura

Ni que decir tiene que es necesario e imprescindible que la gestante deje de lado lo que se conoce como comida basura. Y es que esta le aportará una gran cantidad de grasas y nada saludables precisamente.

De la misma manera, también debe dejar de lado lo que son los productos fritos porque aumentan de forma considerable los niveles de colesterol. Por eso, se recomienda que en lugar de freír los alimentos apueste por prepararlos de una forma más sana como pueden ser al vapor, al horno o incluso a la plancha.

Dejar de lado la comida basura

Ejercicio

Por supuesto, es fundamental saber que también se viene a aconsejar que, para controlar el colesterol, realice ejercicio dentro de lo que su avanzado estado de gestación le permite. Como mínimo, debe caminar una media hora al día. No obstante, eso no quita para que pueda llevar a cabo otro tipo de actividad física como el Pilates, el Yoga, la natación…

Hay que tener en cuenta que el deporte además le resultará beneficioso por otros muchos motivos: le permitirá tener bajo control la tensión, le ayudará a liberar el estrés, la mantendrá en forma para el parto, le hará feliz…

Otras medidas para controlar el colesterol

Además de las medidas expuestas hasta ahora, no podemos pasar por alto otra serie importante de acciones que se pueden llevar a cabo en el embarazo para controlar el colesterol. Nos estamos refiriendo a propuestas como estas:

  • Aumentar la ingesta de productos con fibra, pues esta se encarga de reducir la cantidad de azúcar y grasa que puede existir en el cuerpo.
  • Seguir todas las indicaciones que dé el médico. Y eso pasa, del mismo modo, por acudir a todas y cada una de las consultas establecidas durante el embarazo.
  • Reducir la cantidad de bollería industrial que se toma, pues lo único que aporta son grasas nada beneficiosas para el organismo.
  • De la misma manera, no hay que pasar por alto que también es esencial proceder a aportar al cuerpo lo que son grasas saludables. Nos estamos refiriendo a las que otorgan alimentos tales como el aceite de oliva, el pescado azul o incluso los frutos secos que no cuenten con sal.
  • También es necesario darle cabida en la alimentación a las legumbres, que contribuirán, por ejemplo, a aportar fibra, de igual modo.

A grandes rasgos, estas son las principales acciones que cualquier embarazada puede llevar a cabo para tener bajo control lo que es el colesterol. Todo en pro de poder llevar adelante una gestación sin complicaciones que la pongan en riesgo a ella o a su bebé.

Источник: https://okdiario.com/bebes/controlar-colesterol-embarazo-1914651

El colesterol en las primeras semanas de embarazo

Colesterol alto en el embarazo

Los niveles de colesterol en el embarazo son muy importantes. En la mayoría de los casos se considera como normal que aumente el colesterol en un aproximado del 50 % según la literatura científica.

Este aumento se produce como consecuencia de la sintetización acelerada ocurrida en el hígado, especialmente durante el primer trimestre.

Dicho incremento debe ser vigilado por el médico, pero constituye un factor esencial en el desarrollo del bebé.

La hormona progesterona es la encargada de favorecer la formación de los principales órganos del feto. El colesterol actúa  en favor de la progesterona durante la gestación, por ello es indispensable.

El colesterol también es responsable de moderar proteínas como la Sonic Hedgehog. Estas proteínas participan junto con la progesterona en el desarrollo de órganos como el corazón, los pulmones y el cerebro. El sistema excretor, en particular el aparato genitourinario, también se forman a través de este estímulo.

Fuentes de colesterol en el embarazo

Como hemos dicho, el desarrollo integral del feto requiere la estimulación de elementos como el colesterol.

Se tiene entendido que durante las primeras ocho semanas la fuente para recibirlo es la madre tal y como afirma el siguiente artículo publicado en la revista “Journal of Obstetrics and Gynaecology”.

Es decir, que mientras transcurre la formación de los órganos, la madre es única responsable de este aporte.

El bebé en el útero materno recibe el colesterol en sus dos densidades, el LDL, que es de baja densidad y el HDL, de alta densidad. Tanto el bueno como el malo deben estar presentes de forma equilibrada en este proceso.

El nivel más alto de colesterol, se presenta en el embarazo cerca del tercer trimestre. Los investigadores explican que es preciso que se mantenga un nivel ajustado para beneficio del feto. En casos de niveles excedidos se pueden ver afectados madre e hijo en diferentes aspectos.

Daños asociados al colesterol en el embarazo

Se ha demostrado que cuando los niveles de colesterol en la futura madre están bajos, los bebés presentan malformaciones según evidencia la bibliografía científica. Las áreas del cuerpo más afectadas por esta causa son los genitales masculinos, extremidades y el sistema central.

A principios de los años 90’s, se identificó una incidencia en la aparición del síndrome de Smith-Lemli-Opitz. Al parecer, los niños que presentaron esta enfermedad habían sido afectados por los bajos niveles de colesterol de la madre.

Por otro lado, la formación del feto también puede verse afectada cuando los niveles están demasiado altos. Por ejemplo, se ha encontrado arterias útero-placentarias afectadas por la aterosclerosis. Además existe riesgo de trombosis local y propensión a hipercoagulabilidad.

Los casos aumentan

En la actualidad han aumentado los casos de niveles altos de colesterol. Este patrón obedece al estilo de vida de la futura madre, puesto que la dieta tiende a exceder el consumo de grasas trans y azúcares sobre los niveles recomendados. Los estudios indican que en la actualidad es mucho más probable encontrar casos de colesterol alto, que bajos.

La maternidad tiene un efecto humanizador. Todo se reduce a lo esencial.~ Meryl Streep ~

De manera que es importante equilibrar nuestra dieta y mantener un control permanente. En ciertos casos, los médicos recomiendan, además de dieta, algunos fármacos. Actualmente existen diferentes opciones farmacológicas para atender esta situación sin afectar a madre e hijo.

¡Para tener en cuenta!

Pese a que el colesterol alto en el embarazo tiende a ser considerado normal, es preciso controlar que no se exceda. No se trata de una recomendación al azar o de una situación que no es relevante. Los daños relacionados al colesterol pueden ser importantes.

Aunque se acostumbre a realizar observaciones sobre las dietas altas en grasa, en este caso lo más importante es el equilibrio. Aquellas mujeres que incurren en dietas estrictas, también ponen en riesgo el desarrollo del feto. Los niveles bajos de colesterol pueden afectar tanto o más que los niveles altos.

Por estos motivos se recomienda una dieta variada y equilibrada. Priorizar el consumo de productos frescos sobre los procesados y aumentar las ingestas de fibra contribuirá a mantener un correcto perfil lipídico y a minimizar los riesgos. Además estas pautas dietéticas deben de estar acompañadas de ejercicio físico regular.

Источник: https://eresmama.com/colesterol-las-primeras-semanas-embarazo/

Colesterol alto en el embarazo: ¿tienes que preocuparte?

Colesterol alto en el embarazo

Durante el embarazo, los cambios hormonales producen diversas alteraciones en el organismo. Quizá en alguna de tus analíticas de seguimiento del embarazo descubras que tienes el colesterol alto, pero ¿debes preocuparte?

Es posible que en la analítica del segundo trimestre de tu embarazo, los niveles del colesterol sean más altos de lo normal.

Esto se debe a los cambios hormonales y el aumento de flujo en la sangre, consecuencia del propio embarazo. En la mayoría de los casos, se trata de una situación común que no reviste mayor gravedad.

Sin embargo, es muy importante seguir las recomendaciones médicas para evitar posibles complicaciones en el embarazo.

El aumento del colesterol en el embarazo

En un adulto típico, los niveles de colesterol deben estar por debajo de los 200 ml/dL. Cuando estos niveles se sitúan entre 240 y 300 ml/dL, se considera que el colesterol es demasiado elevado y es necesario tomar medidas para reducir estos niveles y reducir los riesgos de sufrir cualquier tipo de accidente cardiovascular o cerebral.

Sin embargo, las mujeres embarazadas sufren diversos cambios en el organismo debido al desajuste hormonal y al aumento del flujo de la sangre.

Por ello, los niveles normales de colesterol en sangre deben estar en torno a los 250 ml/dL, esta cifra es aproximada, ya que puede variar en función de cada mujer.

Es decir, teniendo en cuenta los niveles de colesterol normales en una persona adulta saludable, durante el embarazo, el colesterol aumenta cerca de un 30% y un 40%.

Pero ¿debes preocuparte por este aumento de colesterol en tu embarazo? ¿Puede afectar al desarrollo de tu bebé?

El colesterol a pesar de tener muy mala fama, es un tipo de grasa necesaria para que el cuerpo pueda realizar sus funciones correctamente. Por lo tanto, siempre que los niveles de colesterol se mantengan controlados y bajo supervisión médica, son esenciales para el desarrollo de tu futuro bebé. El colesterol tiene diferentes funciones para el organismo:

  • Es esencial para la producción de vitamina D, además de los ácidos biliares y en la producción de las membranas celulares
  • También tiene una función esencial en el desarrollo neurológico, ¡el colesterol permite crear los recuerdos!
  • El colesterol está presente en todo el cuerpo, ya que forma parte de las células de todo tu organismo
  • Es necesario par que el organismo pueda crear todos los tipos de hormonas esteroides, (los estrógenos, los andrógenos, los progestágenos, los glucocorticoides y los mineralocorticoides)

Como puedes ver, el colesterol saludable es fundamental para que tu bebé pueda desarrollarse y crecer con normalidad. Sin embargo, no debes descuidarlo porque un aumento de los niveles de colesterol alto pueden tener un efecto muy negativo, tanto para tu propia salud como para la de tu bebé.

Por lo tanto, en principio no debes preocuparte por esos niveles de colesterol alto durante tu embarazo. A no ser que tu médico te indique lo contrario, ya que pueden existir patologías previas que pueden agravarse por el aumento del colesterol.

Por lo que es fundamental que sigas las recomendaciones del médico que sigue tu embarazo.

Quizá te recete algún fármaco para controlar el colesterol, aunque en casa también puedes realizar algunos cambios que te ayudarán a mantener controlados los niveles del colesterol.

En un adulto típico, los niveles de colesterol deben estar por debajo de los 200 ml/dL

Complicaciones del colesterol alto en el embarazo

Si tus niveles de colesterol aumentan más de lo que se considera saludable, pueden surgir diferentes complicaciones durante tu embarazo. Superar los 300 mg/dL de colesterol en sangre, aumenta el riesgo de sufrir:

  • Un parto prematuro, con todas las posibles complicaciones que ello conlleva para el bebé
  • Problemas en la placenta y en el líquido amniótico
  • Si además tienes la tensión alta, altos niveles de colesterol pueden dar lugar a una grave complicación llamada preeclampsia muy peligroso para tu salud
  • Problemas en los vasos sanguíneos de tu bebé

Estos son alguno de los problemas que puede sufrir el feto si los niveles de colesterol aumentan de forma descontrolada. Sin embargo, si el colesterol también se encuentra por debajo de lo recomendado, el feto puede sufrir graves problemas en su desarrollo como:

  • Bajo peso al nacer
  • Dificultad para desarrollarse correctamente
  • Problemas de aprendizaje

Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer por ti misma y por la salud de tu futuro bebé, es llevar una alimentación saludable durante todo tu embarazo. También debes practicar alguna actividad física todos los días, dentro de tus posibilidades y sin pretensiones fuera de tu alcance. Tan solo tienes que andar una hora cada día para mantenerte saludable y preparada de cara al parto.

Tu dieta durante tu embarazo debe ser variada y equilibrada

Consejos para reducir el colesterol alto en el embarazo

Tu dieta durante tu embarazo debe ser variada y equilibrada, además, debe incluir alimentos de todos los grupos para que tu bebé pueda obtener todos los nutrientes que necesita para desarrollarse con normalidad.

Algunos alimentos pueden ayudarte a mantener controlados los niveles del colesterol, no olvides incluirlos en tu dieta durante tu embarazo y el tiempo que mantengas la lactancia materna, si es que decides darle pecho a tu bebé.

Tu dieta debe incluir:

  • Lácteos y derivados, preferentemente semidesnatados para reducir el consumo de grasas
  • Proteína animal, lo más aconsejable es la carne blanca como el pollo, el conejo o el pavo. Baja en grasas y más saludables
  • Legumbres de todo tipo, lentejas, garbanzos, soja etc. Procura cocinarlos de forma saludable, evita añadir chorizo, tocino o productos con mucha grasa
  • Alimentos ricos en ácidos grasos Omega3, puedes obtenerlos del pescado azul como el salmón, la caballa, el atún o las sardinas. También los frutos secos son una potente fuente de omega 3, pero procura tomarlos con moderación ya que su aporte calórico es muy elevado y pueden fomentar el aumento de peso
  • Toma alimentos ricos en fibra, cereales integrales, pasta, pan etc
  • Reduce el consumo de sal
  • Consume frutas y verduras de forma regular, estos alimentos deben estar presente en la mayoría de las comidas que tomes al día

Por otra parte, debes evitar al máximo consumir alimentos procesados, bollería industrial, fritos, snacks de bolsa y todo aquello que se considera comida basura. El aporte nutritivo es mínimo en esos productos, solo aportan grasas saturadas, exceso de sal y azúcar y gran cantidad de sustancias poco saludables tanto para ti, como para la salud de tu bebé.

Источник: https://www.bekiapadres.com/articulos/colesterol-alto-embarazo/

Dieta para bajar los triglicéridos y el colesterol en el embarazo — Mejor con Salud

Colesterol alto en el embarazo

El aumento de colesterol y triglicéridos durante el embarazo puede traer consigo varias consecuencias para la salud. Por fortuna, hay algunas pautas dietéticas que ayudan a mejorarlo.

¿Qué tener en cuenta?

Tener una mala alimentación puede alterar el metabolismo de cualquier persona; pero cuando esto sucede en una embarazada, se puede presentar un problema también para el bebé.

Ahora bien, ¿cómo debe ser la dieta para bajar el colesterol y los triglicéridos en este caso?

Si bien el cuerpo necesita de estos compuestos para funcionar con normalidad, una ingesta mayor contribuye al exceso de peso y a la formación de la placa de ateroma, lo cual puede derivar un posible un evento cardiovascular. A continuación, te contamos más sobre este tema.

¿Por qué se elevan los triglicéridos y el colesterol en el embarazo?

Debido el estilo de vida actual, los patrones alimentarios mas habituales son aquellos que se basan en comidas rápidas o industrializadas. Por lo general, estas presentan un aporte calórico elevado y un escaso valor nutricional. Aunque consumirlas de forma ocasional no trae problemas, su abuso no es recomendable.

Las mismas contienen grasas de origen animal de tipo saturadas y colesterol. Cuando el organismo absorbe dichas sustancias, las transporta por la sangre a través de macromoléculas (conocidas como liproteínas), con la finalidad de distribuirlas hacia los órganos.

Asimismo, si hay un consumo excesivo de los compuestos mencionados, la circulación constante de ellos en las arterias provoca que se peguen a las paredes de las mismas, lo que las estrecha o las bloquea. Una vez ocurre esto, dicho proceso acentúa el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

En el caso de las mujeres embarazadas, hay que sumar el hecho de que se produce un aumento en los niveles de triglicéridos como consecuencia de las necesidades del feto. Esto hace parte de los procesos de adaptación metabólica, pero sumado a una dieta alta en grasa causa un desequilibrio mayor.

En la mujer embarazada los niveles de triglicéridos aumentan como parte de los procesos de adaptación metabólica. Sin embargo, en exceso, pueden causar problemas para la madre y el feto.

Te puede interesar: Riesgos de la dieta alta en azúcar durante el embarazo

Cantidades recomendadas

La evidencia científica considera como rango normal mantener los triglicéridos y colesterol por debajo de los 150 y 300 miligramos por decilitro, respectivamente. De este modo, es posible evitar la aparición de problemas asociados.

Sin embargo, en el caso del colesterol, existen otros factores que posibilitan el aumento del mismo en el organismo. Esto incluye lo siguiente:

  • Enfermedades hepáticas.
  • Patologías endocrinas.
  • Enfermedades renales.
  • Uso de ciertos fármacos.
  • Predisposición genética a la hipercolesterolemia.

Dieta para bajar el colesterol y los triglicéridos

Para mantener el perfil lipídico estable, se requiere un cambio del estilo de vida, en el cual haya una alimentación variada. De igual forma, es conveniente dedicar por lo menos 30 minutos diarios a la práctica de ejercicio físico. Sin embargo, puede suceder que el embarazo obligue a guardar reposo y limitar el movimiento.

Adicional a esto, hay algunos casos en los que se requiere el uso de fármacos. Los mismos deben ser indicados por el médico, ya que algunos compuestos interfieren en el correcto desarrollo del feto.

Respecto a las recomendaciones dietarias hechas por profesionales, se sugiere el consumo abundante de alimentos con fibra dietética y ácidos grasos saludables. Algunas opciones son las siguientes:

  • Frutas, verduras y hortalizas. 
  • Cereales integrales, como pan, pastas y arroz.
  • Legumbres.
  • Pescado azul, como atún, sardina, boquerón y salmón.
  • Frutos secos.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Agua y bebidas naturales. 

Las comidas basadas en estos alimentos aportan nutrientes que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo en sangre (LDL) y aumentar el denominado colesterol bueno (HDL).

Los beneficios se dan porque contienen ácidos grasos monoinsaturados (presentes en el aceite de oliva virgen), ácidos grasos omega 3 (pescado azul), esteroles vegetales (en aceites vegetales o incorporados en productos lácteos)  y antioxidantes (como frutas y verduras) cuya asimilación favorece el metabolismo.

Los alimentos que ayudan a bajar el colesterol y los triglicéridos son aquellos que aportan, sobre todo, antioxidantes y grasas saludables.

Alimentos desaconsejados

La Fundación Española del Corazón recomienda evitar ciertos alimentos para mantener los niveles de triglicéridos en sangre en cifras aceptables. Entre ellos, menciona los siguientes:

  • Mantequilla.
  • Nata.
  • Carnes grasas.
  • Lácteos enteros.
  • Aceite de coco y de palma.
  • Frituras y comidas procesadas.

La dieta mediterránea: una opción recomendada por la ciencia

Un tipo de dieta conocido hace muchas años que se adapta al objetivo propuesto es la mediterránea. En la misma, los alimentos mencionados con antelación, se consideran apropiados por su carácter preventivo sobre las enfermedades del corazón.

Cabe destacar que también incluye la ingesta moderada de vino tinto, pero se ha evidenciado que el alcohol no es recomendable por su carácter tóxico, aunque se trate de dosis moderadas. 

Además de ello, las embarazadas deben evitar el cigarrillo, ciertas plantas medicinales y otros productos sintéticos que son dañinos en la gestación.

No te quedes sin leer: Medicamentos permitidos en el embarazo

¿Qué recordar sobre la dieta para bajar el colesterol y los triglicéridos en el embarazo?

La adopción de una dieta saludable, basada en frutas, verduras, legumbres y granos integrales, es la mejor forma de mantener los niveles de triglicéridos y colesterol en niveles estables. Además de ello, la actividad física diaria desempeña un papel clave.

Por otro lado, si estás embarazada debes evitar todas aquellas sustancias nocivas, como ciertos medicamentos y el alcohol, que pueden afectar el desarrollo del bebé. No olvides que debes controlarte de manera regular y consultar al médico sobre qué dieta es la más recomendada para tu caso particular.

  • Bashir, Abdelhafiz & Sma, Shahid & Ahmed, Mohammed & Mansi, Mohammad & Dheem, Rashidi-Yussef & Al, Abdulrhman & Aied, Mishal & Alanzy, Huders & Msekohay, Awath & Alrshedy, Olaythah & Majeed, Abdul & Mesnad, Abdullah & Shammari, Al. (2017). Study on the effects of fast food on the glucose and lipid profile aims to provide a platform to advocate a healthier lifestyle and better eating habits. 5. 175-178.
  • Ghio A, Bertolotto A, Resi V, Volpe L, Di Cianni G. Triglyceride metabolism in pregnancy. Adv Clin Chem. 2011;55:133-153. doi:10.1016/b978-0-12-387042-1.00007-1
  • Carranza-Madrigal, J. (2017). Triglicéridos y riesgo cardiovascular. Medicina interna de México33(4), 511-514.
  • Katcher HI, Hill AM, Lanford JL, Yoo JS, Kris-Etherton PM. Lifestyle approaches and dietary strategies to lower LDL-cholesterol and triglycerides and raise HDL-cholesterol. Endocrinol Metab Clin North Am. 2009;38(1):45-78. doi:10.1016/j.ecl.2008.11.010
  • Griswold, M. G., Fullman, N., Hawley, C., Arian, N., Zimsen, S. R., Tymeson, H. D., … & Abate, K. H. (2018). Alcohol use and burden for 195 countries and territories, 1990–2016: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2016. The Lancet392(10152), 1015-1035.
  • Rivera-Pírela, R., Reyna-Villasmil, E., Mejia-Montilla, J., Santos-Bolívar, J., Torres-Cepeda, D., Reyna-Villasmil, N., & Fernández-Ramírez, A. (2017). Colesterol sérico en el segundo trimestre del embarazo como predictor de preeclampsia. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia63(2), 163-169.
  • Ambring A, Friberg P, Axelsen M, et al. Effects of a Mediterranean-inspired diet on blood lipids, vascular function and oxidative stress in healthy subjects. Clin Sci (Lond). 2004;106(5):519-525. doi:10.1042/CS20030315
  • Tahan AC, Tahan V. Alcohol is not Safe even at Light Amounts. Balkan Med J. 2015;32(2):239. doi:10.5152/balkanmedj.2015.150853

Florencia Villafañe

Graduada en Nutrición por la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) en el año 2019.

Realizó cursos de nutrición en actividad física y deporte, alimentación y nutrición en parálisis cerebral, abordaje práctico en la gestión de servicios de alimentación, consejería en hábitos alimentarios, actualización integral de la obesidad, alimentación vegana y vegetariana.

Actualmente, trabaja en consultoría en ámbito privado con un enfoque alimentario holístico enfatizando el empoderamiento de la soberanía alimentaria.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/dieta-bajar-trigliceridos-colesterol-embarazo/

Colesterol alto en el embarazo

Colesterol alto en el embarazo

En los análisis del segundo trimestre es muy probable que veas cómo tus niveles de colesterol se han disparado y están en torno a 250. No te preocupes, es algo normal en las últimas semanas de embarazo y volverá a sus niveles habituales tras dar a luz. Te contamos todo al respecto. 

Indice

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un lípido o sustancia cerosa que se encuentra en la sangre. El cuerpo necesita colesterol para formar células sanas, pero tener altos niveles de colesterol puede aumentar el riesgo de sufrir ciertas enfermedades.

Cuando se tiene el colesterol alto o hipercolesterolemia, se pueden formar depósitos grasos en los vasos sanguíneos. Con el tiempo, estos depósitos crecen y hacen que sea más difícil que fluya la sangre a través de las arterias, lo que puede causar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

El colesterol se transporta en la sangre, adherido a las proteínas. Esta combinación de proteínas y colesterol se llama lipoproteína. Existen diferentes tipos de colesterol según la lipoproteína:

– Lipoproteína de baja densidad (LDL). El colesterol LDL, o «malo», se acumula en las paredes de las arterias, lo que genera su endurecimiento y estrechamiento.

– Lipoproteínas de alta densidad (HDL). El colesterol HDL, o «bueno», recoge el exceso de colesterol y lo lleva de nuevo al hígado.

Los niveles normales de colesterol en medicina son:

Colesterol total: menos de 200 mg/dl.

Colesterol LDL: menos de 100 mg/dl.

Colesterol HDL: 60 mg/dl o más.
 

El colesterol alto en el embarazo es normal

Los cambios hormonales y el aumento de sangre en el organismo provocan muchos cambios en tu cuerpo.

Uno de ellos es el aumento del colesterol en sangre, que se hace visible a partir del segundo trimestre de embarazo.

Al recoger los análisis del segundo trimestre y ver que tus niveles de colesterol están en torno a 250 mg/dl puede que te preocupes, pero tranquila, son niveles normales en mujeres embarazadas.

El colesterol aumenta durante la gestación porque es imprescindible para el correcto desarrollo del bebé:

– Ayuda a producir las membranas celulares, la vitamina D y los ácidos biliares

– Es fundamental para las funciones neurológicas y la formación de recuerdos

– Está presente en todas las células del cuerpo

– Es necesario para fabricar todas las hormonas esteroides (glucocorticoides, mineralocorticoides, andrógenos, estrógenos y progestágenos).

Valores adecuados de colesterol en el embarazo

Para cubrir las necesidades de colesterol del bebé que está en crecimiento la sangre se hace más espesa y necesita más colesterol. Por eso, sus niveles aumentan entre un 30 y un 50% durante la gestación. Los valores habituales en una embarazada van desde 150 en las primeras semanas de gestación hasta 300 mg/dl en las últimas semanas. 

Sin embargo, más allá de 300 mg/dl puede provocar problemas en el bebé, como parto prematuro, alteraciones en la placenta, preeclampsia si va unido a una tensión arterial alta, posibles lesiones en los vasos sanguíneos del feto o ateroesclerosis en el bebé. Por eso, el ginecólogo valorará tus niveles de colesterol y, si son muy elevados, te derivará al endocrino para hacer una dieta baja en grasas que evite estas posibles complicaciones.

También el colesterol bajo puede dar lugar a problemas, como bajo peso en el bebé, , aparición del síndrome de Smith-Lemli-Opitz o problemas de desarrollo y aprendizaje, lo que significa que no debes eliminar las grasas buenas de tu dieta, solo las malas (grasas saturadas), y consumir productos con grasas saludables como el aceite de oliva, los pescados azules, los frutos secos o los aguacates. Pasada la cuarentena te realizarán una revisión para ver si todos tus niveles de perfil lipídico han vuelto a su normalidad, incluido el colesterol. Lo normal es que así sea, pero, si sigues teniendo el colesterol alto i padeces tambuién obesidad, debes introducir cambios en tu dieta e incluso tomar medicación si es necesario ya que el colesterol alto fuera del embarazo puede causar enfermedades cardiovasculares, por lo que se debe controlar. 

Alimentos que ayudan a bajar el colesterol

Si tu ginecólogo te ha dicho que tu colesterol es demasiado elevado, puedes reducirlo siguiendo una dieta rica en estos alimentos:

– Pescados y frutos secos, ricos en grasas mono y poliinsaturadas, que ayudan a aumentar el colesterol bueno y reducir el malo.

– Cereales integrales, legumbres, frutas y verduras, ricas en fibra que reducen el colesterol malo y evitan el estreñimiento.

– Isoflavonas de soja que reducen los niveles elevados de colesterol en sangre.

– La alicina, un fitonutriente presente en el ajo, también disminuye los niveles de colesterol.

– Coliflor, espárragos, champiñones, ajo, cebolla, patatas y alubias blancas, ricas en fitonutrientes que tienen propiedades beneficiosas para controlar los niveles de colesterol.

– Lácteos y derivados, preferentemente semidesnatados para reducir el consumo de grasas.

– Carne blanca como el pollo, el conejo o el pavo, bajas en grasas y más saludables.

– Evita consumir alimentos procesados, bollería industrial, fritos y todo tipo de comida basura.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/colesterol-alto-en-el-embarazo-6034

¿Cómo afectan los triglicéridos el desarrollo normal del embarazo?

Colesterol alto en el embarazo

La acumulacion de grasa en la sangre recibe el nombre de triglicéridos, los cuales representan un riesgo en cualquier etapa de la vida, especialmente durante el embarazo; fase en la que también está en juego la salud de otro ser vivo.

Por ello, a las mujeres se les recomienda cuidar de su alimentación durante la gestación, ya que la falta de nutrientes limita el crecimiento y desarrollo del bebé.

Ahora bien, por el hecho que las futuras madres coman una ingente cantidad de comida, esto no quiere decir que lo ingerido sea sano y aporte lo necesario a la criatura.

Por ende, las madres deben realizarse chequeos y exámenes de sangre constantes, con el fin de conocer los valores sanguíneos, hormonales, triglicéridos y demás cifras que deben ser controladas por el bienestar del niño.

Para empezar ¿Qué son los triglicéridos?

Antes de hablar sobre cómo afectan los triglicéridos el embarazo, primero hay que dejar claro que son, pues este valor suele ser confundido con otro término.

Los triglicéridos son un tipo de grasas que son depositadas en el torrente sanguíneo. Dicha grasa, es producto de las calorías que adquirimos al comer y que el organismo no usa inmediatamente.

Por ello se recomienda con intensidad la realización de actividades físicas, ya que si consumes más calorías de las que quemas; entonces aumentas las probabilidades de sufrir una enfermedad llamada hipertrigliceridemia ( altos niveles de triglicéridos).

No obstante los triglicéridos no son del todo malos, ya que en sus niveles normales brindan energía al cuerpo. Cuando no es así, se corre el riesgo de sufrir enfermedades coronarias o de obstrucción arterial.

Diferencia con el colesterol

El colesterol es totalmente distinto y siempre es confundido con los triglicéridos. Sin embargo son muy distintos pues el primer término mencionado sirve para la construcción de células y estimula la segregación de ciertas hormonas.

Triglicéridos en el embarazo

Cuando una mujer inicia su etapa de gestación, es normal que los lípidos en sangre disminuyan considerablemente, especialmente en las primeras semanas de embarazo. Luego, los valores de los triglicéridos aumentan considerablemente.

Los niveles normales de triglicéridos deben ser menores a 150 mg/dl, pero durante los últimos dos trimestres finales de la gestación, el valor experimenta un incremento que raya en lo anormal llegando a los 300 mg/dl.

¿A qué se debe esto? El aumento es causado por el ascenso en los niveles de estrógeno y la naciente resistencia a la insulina. La alteración en los niveles de prolactina también están involucrados en este fenómeno.

En pocas palabras, las gestantes no deben entrar en pánico si los resultados de sus exámenes están algo cuesta arriba; pues forma parte de un proceso natural.

Además, recuerda que las necesidades calóricas y grasas se duplican.

Ten cuidado

Aunque ya se mencionó que es un proceso normal, hay que ser cuidadoso con los niveles de triglicéridos, ya que para evitar llegar a cifras peligrosas se requiere de una buena alimentación.

Por otra parte, cuando no se controlan estos lípidos, existe el riesgo de sufrir arteriosclerosis, accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y desarrollar cardiopatías.

De igual forma, pueden causar pancreatitis y en algunas ocasiones, los triglicéridos elevados son un síntoma de otras enfermedades como la diabetes.

Ahora bien, el mayor riesgo de las embarazadas es la preeclampsia. Cuando no se detecta a tiempo puede causar la muerte del bebé y en el peor de los casos de la madre.

Asimismo, la preeclampsia es la responsable del crecimiento intrauterino retardado del feto, parto pretérmino y demás anormalidades en la criatura.

Cabe destacar, que la preeclampsia leve es producto de unos niveles de triglicéridos que alcanzan los 308 mg/dl. Los casos más graves se registran por los 349 mg/dl.

Consejos para reducir los triglicéridos

Ante la sospecha de los triglicéridos en niveles anormales, los obstetras intervienen inmediatamente y prescriben todo tipo de órdenes.

Lo primero es reducir el consumo de grasas y lácteos para evitar el exceso de grasas en la dieta. Asimismo, recomiendan el consumo de alimentos ricos en omega 3.

Igualmente, la gestante debe agregar fibra y realizar actividades físicas que no pongan en riesgo su salud como el pilates, nado o caminatas.

Finalmente, recuerda que los más indicados para controlar estos problemas son los obstetras, así que no dudes en consultar a un médico.

Seguir leyendo: Remedios caseros para bajar los triglicéridos de la sangre

Nueva relación entre el aborto y un mayor riesgo de diabetes tipo 2

Triglicéridos: ¿Cómo afectan al organismo?

Temas: alimentaciónbebesembarazo

Источник: https://www.tododisca.com/como-afectan-trigliceridos-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: