¿Cómo aliviar las hemorroides en el embarazo?

¿Cómo aliviar las hemorroides en el embarazo?

El cuerpo de una embarazada experimenta cambios fisiológicos durante el desarrollo de la gestación del producto. Conforme el bebé crece, el vientre materno aumenta de tamaño para acomodar al niño. En el cuerpo de la madre sufre un aumento de hormonas y de volumen sanguíneo.

Un mayor nivel de hormonas tiende a aletargar algunos de los sistemas internos de la madre, sobre todo del aparato digestivo. Esta combinación de peso adicional, intestinos más lentos, estreñimiento, la falta de ejercicio y la dificultad de sentarse o estar de pie genera el ambiente perfecto para que se desarrollen las hemorroides.

De hecho, entre el veinte y el cincuenta por ciento de las mujeres embarazadas desarrollarán hemorroides durante su embarazo.

Los síntomas comunes de las hemorroides son dolor, malestar, comezón, sangrado y cuando una de las hemorroides externas presentan trombosis se produce dolor intenso y la aparición de un aumento de volumen de la hemorroide externa ademas se puede acompañar de sangrado.

El sangrado también puede ser provocado por una fisura anal por estreñimiento importante durante el embarazo.

Como Prevenir Las Hemorroides Durante El Embarazo

  • Modificación de la Dieta: Como aumentar la ingesta de fibra a 30 gramos / días (frutas, verduras, cereales) y si es necesario iniciar un suplemento de fibra y aumento en la ingesta de líquidos. Mantienen la heces blandas y voluminosas reduciendo el dolor.Hay que evitar el consumo de alimentos procesados que pueden conducir al empeoramiento de los síntomas de las hemorroides.
  • Actividad Física: El ejercicio contribuye a un mejor estilo de vida evitando el sedentarismo la obesidad y disminución de estos factores de riesgo para el desarrollo de las hemorroides y mejorando el estreñimiento.
  • Prevención Del Estreñimiento: Pacientes que sufren de estreñimiento se tienen que tomar medidas necesarias para prevenir el desarrollo de las hemorroides con aumento en la ingesta de líquidos y un ablandador fecal o un laxante pueden añadirse después de acudir a la consulta previa valoración por Cirugía Colorectal.
  • Mantener Buenos Hábitos de Aseo: Evitar Realizar esfuerzo durante la evacuación o permanecer sentado en el inodoro durante mucho tiempo.

Consejos Para Las Hemorroides

  • Baños De Asiento: Los baños con agua tibia pueden aliviar el dolor y la comezón de las hemorroides hay que sumergir la zona anorectal en agua tibia, ya sea en una tina o es una bañera especial que puede fijarse en el inodoro, durante veinte o treinta minutos, dos o tres veces al día.
  • Evite Los Medicamentos Tópicos: Aceite mineral, medicamentos con hidrocortizona y los laxantes.
  • Mantener Buenos Hábitos de Aseo: Evitar Realizar esfuerzo durante la evacuación permanecer sentado en el inodoro durante mucho tiempo. La higiene es en particular muy importante cuando hay hemorroides en el embarazo, por que las heces pueden irritar las hemorroides. Se recomienda el aseo de la región anorectal con agua tibia. Evite el papel higiénico que tenga tintes o perfumes.
  • No Estar De Pie: Evite periodos prolongados de estar de pie, acuéstese de lado varias veces al día para aliviar la presión de la zona anorectal que pueda agravar las hemorroides durante el embarazo.

Hemorroides Post Parto

Si presenta hemorroides antes de su embarazo es posible que el esfuerzo durante el parto empeorare la situación de las hemorroides. Una valoración oportuna por Cirugía Colorectal le pude ayudar a aliviar los síntomas de las hemorroides del post parto o resolver en forma definitiva la enfermedad hemorroidal.

Tratamientos Resolutivos

Para hemorroides que no desaparecen o complicadas , en Cirugía Colorectal le podemos recomendar uno de los siguientes tratamientos convencionales:

  • Ligadura con banda elástica: Por lo general se lleva a cabo en quirofano bajo sedación. La ligadura con banda elástica implica la colocación de bandas de goma en la base de la hemorroide interna, cortando su suministro de sangre y permitir que se desprenden.
  • Ligadura de la arteria hemorroidal guiada por Doppler (THD): Este procedimiento quirúrgico THD realizado en la sala de operaciones bajo anestesia general resuelve eficazmente la enfermedad hemorroidal: reduce el hiperaflujo arterial a las hemorroides y corrige el posible prolapso, reposicionando la mucosa. Se utiliza una sonda anal especial equipado con un dispositivo Doppler que permite identificar el flujo sanguíneo de las hemorroides internas y luego interrumpir el flujo mediante una sutura quirúrgica, esta cirugía se lleva a cabo en una zona sin terminaciones nerviosas, con lo cual se reduce casi totalmente el problema principal de los métodos quirúrgicos tradicionales, EL DOLOR.Además, la operación con el método THD es minimamente invasiva, porque no implica la extirpación de tejidos, y es absolutamente segura.THD es un método de vanguardia para abordar el tema de las hemorroides, porque revoluciona el concepto en que estriba el tratamiento quirúrgico de la patología hemorroidaria, garantizando la máxima eficacia del resultado y reduciendo al mínimo los niveles de invasividad, dolor y estrés para el paciente.
  • Hemorroidopexia con egrapadora (PPH, Procedimiento para Prolapso y Hemorroides):También lleva a cabo en la sala de operaciones, esta técnica emplea un dispositivo de grapado especial (Engrapadora Quirúrgica) que elimina en forma circular parte de la mucosa rectal, ademas que fija a la pared rectal las hemorroides internas que se prolapsan.Este Procedimiento para Prolapso y Hemorroides PPH, tiene una ventaja única sobre las técnicas convencionales porque el procedimiento es realizado por encima de la línea dentada dentro del conducto anal, afectando pocas terminaciones nerviosas, por lo que hay menos dolor postoperatorio y una recuperación más rápida. Es una buena opción de solución para el tratamiento de las hemorroides.
  • Hemorroidectomía: Las hemorroides interna y externas son retiradas. Es la cirugía que remueve las hemorroides. Es el estándar de oro y el método más completo para solucionar hemorroides internas y externas. Una hemorroidectomía remueve el tejido excesivo que causa el sangrado y la protrusión. Este se realiza bajo anestesia regional y dependiendo de las circunstancias requeridas del paciente puede realizarse en forma ambulatoria.

Источник: http://www.lashemorroides.mx/las-hemorroides-en-el-embarazo

¿Cómo aliviar las hemorroides en el embarazo?

¿Cómo aliviar las hemorroides en el embarazo?

Las hemorroides en medicina son la inflamación ocurrida en los vasos sanguíneos ubicados tanto dentro como alrededor del ano y al final del recto. Estas suelen hincharse y alargarse cuando hay cierta presión ejercida sobre su área.

La salida del tubo digestiva es el ano, el cual está formado por dos músculos en forma circular. En el interior hay una red de venas listas para dilatarse en caso de haber presión abdominal o estreñimiento.

Las venas podrán regresar a su forma natural si la presión ejercida sobre estas es de manera incidental. En cambio, cuando esta presión se presente de manera frecuente o prolongada, las venas comenzarán a dilatarse para así formar las famosas hemorroides.

Cuanto más sucede esta presión, más aumentará la deformación de las venas, pero es bueno saber que cuando se encuentran pequeñas pasan desapercibidas.

Otra forma de poder ver las hemorroides es comparándolas con las varices de las piernas. Aunque el tamaño de las hemorroides pueden llegar a ser del de una pasa, creando sensación de comezón, dolor o hasta reventarse y sangrar.

Las hemorroides pueden presentarse de la siguiente forma:

1.- Externas. Este tipo de hemorroides suelen llega a sentirse como un bulto que provoca comezón, dolor o incluso llega a sangrar. Se localizan en la apertura del ano y también se les conoce como protrusión hemorroidal.

2.- Internas. Están ubicadas dentro del canal del ano. Estas solo provocan comezón y pueden sangrar.

¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides?

Los distintos síntomas de esta enfermedad son los siguientes:

1.- Sangrado o hemorragia. Las heces pueden llegar a mancharse de sangre o incluso el papel higiénico al limpiarse.

2.- Dolor. Al momento de ir al baño a evacuar las heces se sentirá un dolor agudo y profundo.

3.- Prolapso venoso. Cuando las venas pueden ser visibles se ven desde fuera del ano.

4.- Ardor. La comezón se torna continua y con sensación de ardor continuo y prurito.

5.- Ganas de evacuar. Se sienten ganas de ir al baño todo el tiempo.

Estos síntomas pueden funcionar como un círculo vicioso, puesto que hacen que la persona evite defecar, por lo que se verá estreñida y ahí se repite el círculo.

Las hemorroides en el embarazo

Como mencionábamos anteriormente, las hemorroides son comunes en el embarazo y esto va en relación con el síntoma de estreñimiento, por lo que podemos ver que los síntomas del embarazo parecen ser una cadena en la que por uno te va a dar otro.

Entonces si analizamos el estreñimiento del embarazo, podemos ver que las hemorroides se presentan una vez que comience a haber presión por el primer síntoma. Lo cual podría empezar a presentarse cerca del segundo trimestre y con más frecuencia en el tercero, evidentemente por el tamaño de la panza en este último trimestre.

La presión ejercida durante el embarazo, causante de las hemorroides y el estreñimiento, proviene del tamaño del útero y su crecimiento progresivo a lo largo de dicha etapa. El útero dejará menos espacio al tracto digestivo y así presionará, como lo explicábamos anteriormente, para producir las hemorroides.

La progesterona del embarazo se encarga de ablandar las paredes de las venas, por lo que al sentir presión podrán salir hemorroides con mayor facilidad. Esta hormona también afecta al estreñimiento, ya que hace que el movimiento sea más lento hacia el intestino.

¿Cuál es el tratamiento contra las hemorroides?

Lo que se tiene que hacer es atacar los síntomas de manera pasiva, por lo que los siguientes pasos te pueden servir para sentirte mejor:

– Siéntate desnuda de la parte inferior de tu cuerpo, sobre una tina de plástico con agua tibia.

– Utiliza papel higiénico blando para limpiar después de evacuar.

– Utiliza toallitas húmedas para embarazadas.

– Aplícate en la zona compresas frías empapadas en hammamelis, una planta antiinflamatoria que reduce el ardor.

– Evita alimentos condimentados.

– Cero alcohol, en general para el embarazo.

– Aumenta la fibra en tu dieta para mejorar el tránsito intestinal a ir al baño con mayor frecuencia.

– Bebe mucha agua.

– Realiza ejercicio moderado de manera regular, pero nada de bicicleta estática ya que puede aumentar el dolor y la inflamación.

– Empapa una compresa con manzanilla fría y aplícala en la zona unos 10 minutos 3 veces al día.

– Usa ropa interior de tejidos naturales como el algodón que permitan la transpiración.

– Evita estar sentada durante mucho tiempo. Cuando puedas, acuéstate sobre el lado izquierdo. Si debes estar sentada mucho tiempo, hazlo en una almohada para hemorroides.

Generalmente, las hemorroides se tratan con cremas y, en casos graves, cirugía. Durante la gestación, no se aconseja el tratamiento de las hemorroides internas con cirugía, es mejor, siempre que se pueda, esperar a después del parto.

¿Cómo puedo evitar las hemorroides?

Mantente hidratada bebiendo suficiente líquido, además de tener un buen consumo de fibra en tu dieta.

Los ejercicios de Kegel pueden mantener una buena circulación en el área afectada, también deberás cambiar de posición constantemente al estar sentada, incluso evitar estarlo durante mucho tiempo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/como-aliviar-las-hemorroides-en-el-embarazo-8258

Hemorroides en el embarazo y postparto. Tips para combatirlas

¿Cómo aliviar las hemorroides en el embarazo?

Sufrir hemorroides, conocidas comúnmente como almorranas, es un problema para nada poco común, sobretodo cuando pasamos por el postparto, incluso empezando a generar dolencias antes, en el embarazo.

De hecho, las estadísticas indican que a partir de los 30 años la mitad de la población padece hemorroides.

Sin embargo, es un tema del que hablamos poco o nada, lo cual no nos beneficia, por que seguramente si nuestras propias madres, amigas o hermanas nos alertaran de este problema, teniendo una serie de precauciones podríamos salir airosas de la maternidad, sin tener que añadir el dolor de las almorranas a la crianza de nuestro recién nacido, lo cual puede “amargarnos” esta etapa tan bonita.

SÍNTOMAS DE LAS HEMORROIDES EN EL EMBARAZO Y POSTPARTO

Las hemorroides no son otra cosa que venas pélvicas que se inflaman por algún problema. En el embarazo tenemos más predisposición a padecerlas por la presión que se produce en esta zona.

Además, si haces grandes esfuerzos al defecar por estar estreñida, por ejemplo, estás propiciando que se formen aún más.

Signos de alarma:

-Si notas irritación, picor, escozor o molestías cerca del ano (sobretodo tras defecar), es posible que sea por el roce con la vena pélvica hinchada.

Es posible que ese escozor persista durante varios minutos -horas al estar sentada tras haber defecado.

-Incluso, si notas que tienes manchas de sangre en el papel higiénico al limpiarte, es posible que tenga una pequeña herida o fisura.

-Al palparte: en la zona externa puede sobresalir un bulto de pequeño tamaño (una lenteja o guisante).

CONSEJOS PARA HACER DESAPARECER LAS HEMORROIDES EN EL EMBARAZO Y POSTPARTO

Te destaco una serie de recomendaciones para que consigas con éxito disminuir los síntomas tan molestos: ojo, una vez que descubras -detectes la almorrana, puedes conseguir que se vaya la inflamación y el dolor, pero si se ha creado la variz de la vena pélvica estará “latente”, adormeciada: en cuanto se irrite, se puede volver a generar molestías.

TRATAMIENTO DE LAS HEMORROIDES EN EL EMBARAZO Y POSTPARTO

Durante esta etapa es complicado someterse a un tratamiento antihemorroidal, debido en parte a que en el embarazo y la lactancia muchos medicamentos no deben tomarse. Por eso te serán de ayuda otra serie de recomendaciones para aliviar los síntomas o par evitar que vuelva agudizarse.

Entre otros aspectos, puedes ayudarte con:

  1. Tratamientos médicos como fármacos y pomadas.
  2. Remedios caseros para aliviar los síntomas.
  3. Consejos para evitar la agudización del problema:evitar el estreñimiento y tener cuidados en el aseo.

1. MEDICACIÓN Y POMADAS CONTRA LAS HEMORROIDES EN EMBARAZO Y POSTPARTO

Dentro de la medicación que suele usarse para el tratamiento de las hemorroides, el uso de flebotónicos es el más común, ya que se trata de venas pélvicas (y se trata como las de otras partes del cuerpo, como las varices de las piernas,…). Algunos de los principios que contienen son diosmina, ruscus,centella asiática…

Además, también pueden servir de ayuda las pomadas tópicas, supositorios,… Aún así, estos no siempre pueden usarse si hay sangrado.

Sin embargo, tienes que saber que no todas son compatibles con el embarazo y lactancia, por lo que es conveniente que tu médico supervise esa medicación. No obstante, hay algunas alternativas terapéuticas, incluso existen tratamientos de homeopatía que podrían serte de ayuda.

2.REMEDIOS CASEROS PARA ALIVIAR LAS HEMORROIDES

Algunos de los métodos que puedes usar para aliviar el malestar, y que son totalmente seguros para tu embarazo y postparto son:

1º Notarás alivio con una compresa de hielo. La inflamación de la vena disminuirá con el frío local. 

Puedes coger un pequeño coldpack (también sirve una bolsa pequeña de guisantes congelados, por ejemplo) y envolverlo en una toalla de mano. Al colocarlo unos minutos en la zona afectada puedes notar alivio.

Realízalo no más de 10-15 minutos, repite durante varias veces al día si es necesario.

Esto lo puedes hacer tanto embarazada como en postparto (si tienes una episiotomía espera unos días a que la herida esté totalmente cerrada, aunque también puede aliviarla).

2º Realiza un baño de asiento.

Con una mezcla de sales con propiedades calmantes y cicatrizantes, un baño de asiento puede ayudar a que notes como se alivia el escozor de la hinchazón.

Ten en cuenta:

-Lo ideal es que el agua no esté excesivamente caliente ni fría, a una temperatura tibia que sea tolerable.

-Para realizarlo, el uso del bidé te será de gran ayuda. Si te ocurre como a mí, que las nuevas casas ya no tienen, compra una palangana de plástico e introduce el agua dentro (otra opción sería llenar un poco la bañera con el agua y las sales).

-Realízalo tras defecar. Puedes repetir varias veces al día si notas que te alivia ante el picor.

-Como en el caso del hielo, también notarás que te calma en el caso de episiotomías y desgarros, pero siempre es mejor que te esperes a que no tengas los puntos y consultes a tu médico, piensa que no debes de mojar más allá de 2 veces diarias la zona (si conservas los puntos).

-Tras el baño: el secado trata que no sea frotando, para no aumentar el escozor.

Durante el embarazo y el postparto es normal que estés estreñida, y más cuando ya lo eras antes de quedarte en estado. El hecho es que, por mucha actividad que realices, te vas a mover con menos agilidad conforme pasen los meses, y esto no favorece el peristaltismo/tránsito intestinal.

Este punto es realmente importante, ya que piensa que si haces grandes esfuerzos no vas a ayudar a la hinchazón de las venas.

Algunas recomendaciones son:

Toma fibra: ya sea en la fruta, cereales o alimentos integrales, trata de introducirla en tu dieta.

Evita alimentos que puedan estreñir, tales como los picantes o excederte con los lácteos.

Muévete: aunque no estés tan ágil como quisieras el ejercicio te ayudará en este y en otros muchos aspectos (se ha demostrado que si en el embarazo practicas ejercicio evitas la probabilidad de obesidad, diabetes gestacional,…).

Toma líquidos. Ingerir 1 litro de agua al día ayudará a que tus heces estén blandas. Además, a primera hora de la mañana tomar agua tibia (con limón, en infusión) te ayudará.

Pon atención en viajes y fechas especiales: normalmente, cuando salimos fuera aumenta el estreñimiento, procura llevar a mano barritas de cereales, fruta,…

4. CONSEJOS DE HÁBITOS PARA MEJORAR LAS HEMORROIDES

Evita estar sentada mucho tiempo, puesto que la presión aumentará el malestar. Puede serte útil usar un cojín tipo donut para la presión en la zona.

En el aseo: La higiene durante y después de ir al inodoro es fundamental para que mejor el estado de la hemorroide.

Trata por ello:

Sé regular: Lo ideal es ir una vez al día, trata de habituarte para que sea siempre en el mismo horario. Por este motivo, no debes esperar para ir al baño a tener ganas.

– Cuando estés en el inodoro, procura no permanecer más tiempo del necesario: nada de llevar la tablet ni revistas!

Respecto a la higiene anal: Nunca te limpies con fuerza usando el papel higiénico, mejor utilizar toallas húmedas desechables que el papel seco. Ojo: procura que no sean toallitas irritantes (que no contengan ni alcohol ni perfumes).

Recuerda que después puedes realizar los baños de asiento hablados con anterioridad.

No debes de hacer esfuerzos en la defecación: Los estudios han demostrado que es más fácil, saludable y rápido defecar en cuclillas, con ángulo de 30 grados que con los 90 de nuestros inodoros actuales.

 De hecho, aunque en occidente sea algo poco común defecar así, entros países, como los de Asia, lo hacen en cuclillas de manera habitual, de hecho, lo puedes en ver este vídeo que habla de como usan el inodoro público.

Para ello, ya que en nuestros países los inodoros no están adaptados, es útil usar ayudas como Squatty Potty, el cual disponemos en nuestra tienda.

SQUATTY POTTY TE AYUDA EN EL ESTREÑIMIENTO Y PROTEGE TU SUELO PELVICO

Como comentamos en el post sobre como ir al aseo correctamente, Squatty Potty al facilitar la defecación no sólo es útil frente a las crisis hemorroidales, sino que cuando tenemos debilidad del suelo pélvico (como ocurre en el postparto) también evita esfuerzos inapropiados, y generar problemas como la incontinencia o prolapsos.

Si quieres más información, lo puedes ver en este vídeo y consultarlo en nuestra tienda.

TRATAMIENTO ANTE HEMORROIDES PROLONGADAS EN EL POSTPARTO

Aunque lo más probable es que, teniendo en cuenta todos estos consejos, te recuperes en pocas semanas de las crisis hemorroidales, es posible que no mejore por que haya alguna fisura o otro problema,…

Si notas que sangra al defecar y han pasado varios meses sin que la situación mejore, ni con el tratamiento médico-farmacológico, es conveniente descartar que hayan otro problemas asociados, por lo que acudir al especialista en coloproctología puede ser más que necesario para un tratamiento correcto.

Imprímete consejos contra las hemorroides:

En este enlace te puedes descargar los consejos contra las almorranas.

¿Y tú? ¿Conoces algún remedio o consejo útil para estos problemas?

Más información:

Medline Plus

Flebotónicos ante hemorroides

Si te ha parecido útil no olvides compartirlo!

Источник: https://saludpelvica.com/tips-contra-las-hemorroides-en-el-embarazo-y-postparto/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: