Cómo ayudar a mi hijo a estudiar

Contents
  1. Cómo ayudar a mi hijo a decidir qué estudiar
  2. Toma de decisiones. Normas y límites
  3. “Estamos perdidos, no sabemos cómo ayudar a nuestro hijo”
  4.  ¿Cómo poner normas a los hijos de un modo eficaz?
  5. ¿Cuáles son las características principales de las normas?
  6. ¿Influye la estabilidad emocional en la toma de decisiones?
  7. Sugerencias para favorecer la toma de decisiones en nuestros hijos
  8. En definitiva, aprender a tomar decisiones adecuadas es un proceso largo que necesita práctica y entrenamiento. De ahí que los padres deban empezar a preparar a sus hijos lo antes posible, preferentemente en la primera infancia. Un buen inicio será aprender a respetar normas y límites y seleccionar una alternativa de entre varias propuestas por los padres. Todo gestionado con una buena dosis de amor, cariño, información y apoyo emocional
  9. 9 Técnicas para Ayudar a mi Hijo con Los Estudios
  10. Elementos Importantes
  11. 1. Diseñar un espacio físico ideal
  12. 2- Establecer metas
  13. 3- Ayudarle a organizarse.
  14. 4- Favorecer de forma progresiva su independencia
  15. 5- Establecer estrategias de recompensas ante logros y fracasos 
  16. 6- Mantener una perspectiva positiva hacia el colegio y estudios
  17. 7- Tomar en cuenta el estilo de aprendizaje de tu hijo
  18. 8- Moldear un buen ánimo y actitud positiva
  19. 9- Recuerda que tú eres el ejemplo
  20. ¿Cómo ayudar a mi hijo a estudiar? 10 consejos prácticos
  21. Cómo ayudar a tus hijos a estudiar
  22. 1. Reúnete habitualmente con los maestros de tus hijos
  23. 2. Asiste a todas las reuniones planteadas por la escuela
  24. 3. Averigua cómo es el desempeño de tu hijo en las asignaturas
  25. 4. Recurre a clases particulares
  26. 5. Revisad juntos sus cuadernos con regularidad
  27. 6. Ayuda a tu hijo a encontrar su método de estudio
  28. 7. Aprovechad el potencial de lo multimedia
  29. 8. Da apoyo en la gestión de los momentos de descanso
  30. 9. Involúcrate activamente en actividades de la escuela
  31. 10. No infravalores su necesidad de jugar
  32. Referencias bibliográficas:

Cómo ayudar a mi hijo a decidir qué estudiar

Cómo ayudar a mi hijo a estudiar

El mes pasado mantuve una entrevista con un padre y una madre[1]. Querían consultarme algunas dudas acerca de cómo ayudar a su hijo de quince años –4º de la ESO– a elegir sus estudios académicos.

Pero lo que más dudas les suscitaba era si debían asesorarle acerca del itinerario, materias y tipo de estudios, o por el contrario, era más recomendable mantenerse al margen.

Trasmitían cierta angustia y mucha inseguridad: “Estamos perdidos, no sabemos qué hacer con Miguel [nombre ficticio]. No sabemos cómo ayudarle. Se va a estrellar. No sabemos qué decirle. No nos escucha.

¿Le decimos lo que más le podría convenir? No sabe lo que le gusta. No sabe si quiere estudiar Bachillerato o FP. Un día dice una cosa y otro día dice otra”. Estas son algunas de las frases extraídas de toda la sesión.

He preparado dos post para tratar este asunto. En el primero hablaré, en general, de las habilidades que debemos tener interiorizadas en todo proceso de toma de decisiones. En el segundo trataré el tema de la elección de estudios.

Toma de decisiones. Normas y límites

Las estrategias necesarias para tomar decisiones adecuadas, no podemos aprenderlas en un cursillo acelerado de fin de semana.

El entrenamiento para hacer nuestras las herramientas efectivas para decidir sobre nuestro futuro personal y profesional es largo y necesita mucha práctica.

De ahí que los padres deban iniciar a sus hijos lo antes posible, preferentemente en la primera infancia.

Ser madre o padre es un reto permanente. Quizás uno de los retos más difíciles al que tenemos que enfrentarnos a lo largo de nuestra vida. La educación integral y de calidad de un hijo o una hija es tan amplia y tiene tantas facetas que a veces puede parecernos que no vamos a ser capaces de hacerlo bien.

¿Cómo conseguir que nuestros hijos alcancen una formación integral?¿Qué hacer para que interioricen valores fundamentales?¿Cómo ayudarles a gestionar su talento y ser intelectualmente activos?¿Debo ayudarle a tomar decisiones?¿Cómo conseguir que sean estables a nivel emocional y social?¿Es lo suficientemente autónomo y responsable?¿Debo ayudarle a elegir sus estudios?

¿Qué hacer para que sean felices?

“Estamos perdidos, no sabemos cómo ayudar a nuestro hijo”

La familia es el primer anclaje del aprendizaje de nuestros hijos. La familia aporta protección, soporte, confianza y es el espejo en el que nuestros hijos se reflejarán desde el día de su nacimiento. La actitud de los padres será clave para toda su evolución posterior.

Afectará a la forma en que gestionarán su talento y emociones, al igual que a las decisiones y riesgos que asuman.

A los padres les corresponde, por tanto, preparar a los hijos en este camino, ofreciéndoles todas las herramientas necesarias para que consigan superar, de la forma más exitosa posible, los obstáculos que irán apareciendo.

Este ‘entrenamiento’ dentro de la familia pasa en primer lugar por que los hijos aprendan a respetar normas y límites.

Cuando los padres establecemos normas y les ofrecemos alternativas para que elijan, lo que pretendemos, en definitiva, es que aprendan a decidir.

 ¿Cómo poner normas a los hijos de un modo eficaz?

Tras las etiquetas ‘control’ y ‘autoridad’ entendemos comportamientos diversos que van desde el establecimiento de limites hasta la supervisión de la conducta, pasando por la imposición de sanciones o la búsqueda de información acerca de lo que hacen nuestros hijos cuando salen de casa. Es decir, controlar es fijar la norma de llegar a casa a una hora, salir a hacer deporte al parque donde sabes que se reúne con sus amigos o preguntarle directamente ¿dónde vas esta noche? o ¿con quién has salido?

En la actualidad oímos hablar con frecuencia –en mi consulta tengo varios casos– de episodios de hijos agresivos, irascibles, irrespetuosos, que no aceptan las normas de los padres.

En muchos casos estos comportamientos son consecuencia del escaso control paterno, de la no existencia de límites o normas, de que los padres no les exigen responsabilidades y son excesivamente condescendientes.

Son niños que han hecho toda su vida lo que han querido, y ante una mínima frustración, tienen reacciones incontroladas. Son padres que, por desidia, por temor a parecer anticuados, porque no tienen tiempo o porque están cansados, dejan pasar el tiempo, se vuelven permisivos, hiperprotectores y luego se sienten impotentes y desbordados a la hora de gestionar la relación con sus hijos.

¿Cuáles son las características principales de las normas?

Las normas deben ser:

  • Realistas: Tienen que poderse cumplir y estar ajustadas a la realidad, la edad, habilidades y grado de maduración de los hijos.Claras y concretas: Los hijos deben entender exactamente qué es lo que se espera de ellos y qué consecuencias tendrán si no las cumplen.
  • Claras y concretas. Los hijos deben entender exactamente qué es lo que se espera de ellos y qué consecuencias tendrán si no las cumplen.
  • Consistentes: La aplicación de las normas debe ser aproximadamente la misma, independientemente del estado de ánimo, de la presencia de otra persona, de las ocupaciones de ese momento.
  • Coherentes: Los padres deben tener muy clara la importancia de las normas. Qué normas son fundamentales o accesorias y cuando pueden ser o no ser flexibles. Cuando deben decir ‘NO’, cuando pueden negociar y cuando pueden dejar decidir a los hijos.
  • Proporcionadas: No excesivas.
  • Pactadas y dialogadas –en la medida de lo posible–. En un clima de confianza, donde los hijos puedan expresar de forma sincera sus puntos de vista.

A la hora de fijar normas los padres deben ser firmes.

De igual manera –siempre y cuando sea posible– deben proponer a los hijos alternativas, es decir, ofrecerles la oportunidad de decidir entre varias opciones, lo que será un buen entrenamiento para futuras decisiones.

Así, desde su responsabilidad, tomarán decisiones y asumirán las consecuencias de dichas decisiones. Y si se equivocan, tendremos que enseñarles a rectificar y volver a intentarlo de nuevo. Este es el mejor aprendizaje para su vida.

Por último, es esencial demostrarles amor y cariño para que se sientan protegidos en todo momento.

De igual manera, debemos acompañarles, asesorarles, estar presentes y dispuestos a ayudarles emocionalmente.

Apoyarles en todo lo que necesiten, ofrecerles toda la información necesaria, aclarando todas sus dudas, para que el nivel de incertidumbre y miedo –y posible ansiedad– que produce toda toma de decisiones sea lo menor posible.

¿Influye la estabilidad emocional en la toma de decisiones?

La estabilidad emocional es uno de los condicionantes que más influyen en la toma de decisiones acertadas.

Está ampliamente demostrado que las emociones juegan un papel básico en el desarrollo personal, intelectual y social de los niños.

Igualmente supone un modelo de conducta, actitudes y valores en su desarrollo integral, generando confianza y estabilidad en uno mismo.

A través de la inteligencia emocional nuestros hijos aprenden a gestionar sus estados de ánimo, a ser autónomos, responsables, a razonar y a reflexionar sobre sus experiencias previas, que será lo que les guiará en la toma de decisiones. Los niños se enfrentan a acontecimientos nuevos y requieren de una preparación anterior para poderlos abordar, de ahí la importancia del entrenamiento previo.

Sugerencias para favorecer la toma de decisiones en nuestros hijos

  • Establecer normas y límites.
  • Ofrecer alternativas siempre que sea posible.
  • Colaborar –si es necesario– en la resolución de problemas.
  • Ayudar a gestionar las posibles frustraciones que pudieran surgir.
  • Repartir responsabilidades entre todos los miembros de la familia y exigir su cumplimiento.
  • No sobreproteger.
  • Mantener relaciones comunicativas sanas y abiertas.
  • Ofrecer información y estrategias que les capacite para decidir qué quieren hacer.

En definitiva, aprender a tomar decisiones adecuadas es un proceso largo que necesita práctica y entrenamiento. De ahí que los padres deban empezar a preparar a sus hijos lo antes posible, preferentemente en la primera infancia. Un buen inicio será aprender a respetar normas y límites y seleccionar una alternativa de entre varias propuestas por los padres. Todo gestionado con una buena dosis de amor, cariño, información y apoyo emocional

[1] Con el fin de agilizar la expresión y comprensión del texto, intentaré emplear sustantivos genéricos, huyendo del desdoble del singular. De igual manera, mantendré el masculino universal de los sustantivos y adjetivos plurales.

Источник: https://hijosconexito.com/ayudar-hijo-decidir-estudiar/

9 Técnicas para Ayudar a mi Hijo con Los Estudios

Cómo ayudar a mi hijo a estudiar

¡Necesito técnicas para ayudar a mi hijo con los estudios! Recibimos esta consulta tantas veces, Súper Mamá, y por eso decidimos poner toda la información en un artículo.

Todos los niños y niñas tienen formas distintas de aprender o digerir la información. otros de forma auditiva, mientras que otros son más kinesiológicos.

¿Cuál es la diferencia? ¿Cómo identifico el de mi hijo/a? Aquí estamos para ti Súper Mamá, y en este artículo la psicopedagoga Anna Andreatta, nos comparte algunos consejos para estudiar con nuestros niños de la manera más efectiva para ellos y ellas.

Texto por:Anna Andreatta

Estamos próximos a iniciar el año escolar, y con ello inicia una nueva oportunidad de trabajo en equipo entre nosotros, las madres y los padres, y los maestros. Todo con el único rumbo que nuestros hijos adquieran destrezas, valores y conocimientos.

Hay una frase que todos las madre y los padres comenzamos pensando y terminamos repitiendo: “empieza a estudiar desde ahora, no quiero que este año tengas un fracaso escolar”, y la aspiración de todos es que logren estudiar solos de forma eficiente y con éxito. Sin embargo, se nos olvidan dos detalles importantes, nuestro hijo/a debe tener la motivación para estudiar y la pregunta del millón es: ¿hemos dedicado tiempo a enseñarles a estudiar? 

Elementos Importantes

Vamos a tomar en cuenta cuatro elementos importantes que debemos tener presentes cuando hablamos de los estudios de nuestros hijos/as y que podrían afectar el éxito académico. Aquí te traemos algunos como:

  • Externos o ambientales. Son aquellos que se refieren al lugar de estudio y a sus características. Este aspecto es muy importante considerarlo, pues en algunos casos determina la calidad del estudio en casa.
  • Los hábitos de estudio. Se refiere a las conductas que se repiten, de forma constante hasta que se convierten y se establecen como hábito, realizarla de esta forma se establece como conducta permanente. Básicamente se logran a través de repeticiones que resultan ser productivas y eficientes, pues traen resultados positivos.
  • Las técnicas de estudio. Son las estrategias que usamos para estudiar.  Por ejemplo: Lectura rápida inicial, subrayar, esquematizar, mapas mentales, resúmenes, repasar, entre otras.
  • Los propiosde cada niño. Es decir, son intrínsecos a uno mismo, por ejemplo,la capacidad intelectual, las habilidades específicas, nivel de atención,motivación, entre otros. Es por eso por lo que debemos estar atentos endetectar e intervenir lo antes posible los aspectos que necesite, buscandoapoyo de especialistas si es el caso.

Tomando en cuenta los cuatro aspectos que acabamos de ver, te voy a sugerir algunas estrategias para que desde la motivación brindes herramientas a tu hijo para favorecer el estudio y por ende el éxito escolar.

1. Diseñar un espacio físico ideal

El escritorio, la decoración,la luz, ruidos, espacio adecuado y privado para hacer tareas, entre otros. Esmuy importante que el ambiente sea cómodo y atractivo, que le guste sentarseallí. Que sea un lugar fijo. Su espacio para estudiar.

Te voy a sugerir que NO haya una televisión en el espacio de estudio.

2- Establecer metas

Ayúdalo a colocar metas reales, que las puedaalcanzar de forma progresiva. Utiliza un tablero eso ayuda a la organizaciónmental.

Colocamos metas específicas de tiempo y que sean medibles. Por ejemplo: hoy vas a leer 20 min de español, y realizas los ejercicios de la página 4 de matemática.

Si lo que necesitamos es mejorar en inglés y sacar buena nota, necesitamos medir si la materia de inglés va mejor mediante los logros semanales. De lo contrario hay que aplicar correctivos de inmediato.

No esperes al trimestre para tomarlos.

3- Ayudarle a organizarse.

Es importante colocar horarios que se dedicará al estudio. Debes ser realista, especialmente si no hemos logrado establecer hábitos mínimos de estudio, intentemos hacerlo progresivamente.

Organizar quién será el familiar de apoyo en caso de necesidad. Lo ideal es que ambos padres se involucren.

4- Favorecer de forma progresiva su independencia

Debes ser guía inicialmente para ir poco a poco soltando responsabilidades, pero, debes ser ejemplo de constancia y apoyo , no es estar encima de ellos a la hora de estudiar, es apoyar con calidad.

5- Establecer estrategias de recompensas ante logros y fracasos 

Lo ideal es que puedas darle una recompensa por sus logros, si es posible que no sean materiales. Favorecer compromiso ante familiares y ante sí mismo es una buena técnica. Ante los fracasos , los correctivos deben ser reales, acordes e inmediatos.

6- Mantener una perspectiva positiva hacia el colegio y estudios

Da el ejemplo a tu hijo estableciendo una buena relación con los profesores, demuestra en casa una actitud positiva hacia el colegio y los deberes.

7- Tomar en cuenta el estilo de aprendizaje de tu hijo

Te comento cuáles pueden ser los canales de entradade información para un niño. Estos se dividen en:

 Auditivos

Les gustan las actividades en las que tengan que escuchar, más que escribir. Por ende, te puede servir que se grabe para estudiar, que repita en voz alta, responder cuestionarios de manera oral, etc.

 Visuales

Sus actividades son visuales. Necesitan usar color.Toman apuntes en la clase. Buscan las tablas, los dibujos, fotos, diagramas ygráficos para comprender mejor.

Las fichas resumen son importantes para ellos.

Kinesiológicos

Las actividades prácticas son la garantía de éxito en el trabajo. Usan tableros, leen parados, manipulan materiales. Les gusta dramatizar.

8- Moldear un buen ánimo y actitud positiva

Son muy importantes los mensajes que a diario reciben los niños de nosotros, a través de nuestros mensajes. Debemos transmitir cosas positivas, por el contrario, si nuestros mensajes son negativos no ayudamos y bajamos la motivación de forma importante.

9- Recuerda que tú eres el ejemplo

Todos aprendemos de lo que vemos, así que si, te ven a ti haciendo deberes van a intentar copiarte. Si quieres que tu hijo/a sea organizado, enséñale como TÚ lo eres. Si quieres que tu hija/o le encante leer, asegúrate de practicar este hábito TÚ. Practica lo que predicas.

Recuerda, Súper Mamá, queno debes hacerle sus tareas, no lo compares y noamenaces.

Si tu hija/o no cumple su responsabilidad, es importante que tengauna consecuencia y que la misma se cumpla. Nosotras y nosotros somos losprimeros maestros y los que ejerceremos la mayor influencia en las vidas de nuestroshijos. Involúcrate en la escuela, participa activamente en el aprendizaje de tuhijo y tendremos todos un exitoso año escolar.

¿Qué métodos utilizas para estudiar con tus hijos? ¡Coméntanos abajo!

La autora de este artículo es psicopedagoga y especialista en desarrollo infantil. Si deseas saber más de su trabajo o sobre otros temas, puedes contactarla en: @annandreatta.

Источник: https://supermamaspanama.com/articulos/vida-en-familia/9-tecnicas-para-ayudar-a-mi-hijo-a-con-los-estudios/

¿Cómo ayudar a mi hijo a estudiar? 10 consejos prácticos

Cómo ayudar a mi hijo a estudiar

El rol de padre es extenso, en el sentido de que abarca diversas responsabilidades y a su vez estas se van modificando mediante nuestros hijos se hacen mayores.

Una de las responsabilidades que deben afrontar los padres en el cumplimiento de su rol es la de ayudar a sus hijos con las actividades académicas. Así pues, muchos padres y madres tienden a hacerse la pregunta ¿cómo ayudar a mi hijo a estudiar correctamente?

Cómo ayudar a tus hijos a estudiar

En el presente artículo veremos una serie de consejos que pueden serte de gran utilidad en el momento de disponerte a hacer las tareas con tus hijos, de modo que puedas hacer que ellos aprendan de la mejor forma y desarrollen todo su potencial académico.

1. Reúnete habitualmente con los maestros de tus hijos

El segundo lugar donde nuestros hijos pasan la mayor cantidad de su tiempo es en la escuela, junto con sus compañeros de estudio y sus maestros.

Es por ello que para dar respuesta a la pregunta de «¿cómo ayudar a mi hijo a estudiar?» debemos preocuparnos por tener una buena relación con las figuras de autoridad de nuestros hijos en su colegio y no hacerles los deberes a los pequeños ni ahorrarles esfuerzos que deben realizar para aprender.

La comunicación con los maestros de nuestros hijos es de gran importancia para nuestra colaboración hacia ellos en el hogar, teniendo en cuenta que son los maestros los que nos dirán cuales son las áreas donde hace falta reforzar los conocimientos de nuestro hijo en casa.

Aparte de las reuniones de maestros planteadas por la institución, trata de reunirte con los profesores para hablar sobre el rendimiento y el comportamiento de tu hijo en clases. Puede ser cuando vas a buscarlo al colegio; antes de irte, de vez en cuando, habla unos momentos con los educadores.

Así como también el maestro nos dejará saber cuáles son los puntos fuertes de nuestro hijo, para poder potenciarlos aún más desde el núcleo familiar.

2. Asiste a todas las reuniones planteadas por la escuela

La asistencia a las reuniones de padres y representantes te permitirá conocer no solamente a los maestros de tus hijos y al resto del personal que labora en la institución, sino también a los demás representantes, lo cual es importante para hacerte una idea de los compañeros de estudio de tus hijos.

3. Averigua cómo es el desempeño de tu hijo en las asignaturas

Aparte de la atención que le dan los maestros a tu hijo, es importante que tú también te encargues de fomentar su desempeño académico. Recuerda que las figuras paternas son las más significativas para el niño y es de ellas de donde obtiene su motivación y autoestima.

Mientras más sepas sobre el desempeño de tu hijo en su curso, mejor será tu conocimiento acerca de sus capacidades personales, y de este modo podrás encargarte de reforzar sus destrezas y evitar que sus dificultades lo limiten.

4. Recurre a clases particulares

Sí es necesario, podrías inscribirlo en algunas clases particulares con la intención de que supere algunas limitaciones académicas puntuales que esté cursando en la escuela.

La atención personalizada de un profesor de clases particulares es una gran ajuda para que tus hijos estudien mejor, pero aunque des este paso no debes desentenderte de su progreso; su éxito sigue siendo, en parte, responsabilidad tuya.

5. Revisad juntos sus cuadernos con regularidad

Con su permiso, revisad juntos las anotaciones que ha ido realizando en sus cuadernos. Este hábito es bueno para tener un seguimiento claro de cómo es la regularidad de nuestros hijos durante las semanas de estudio en el colegio, y además poder ver de primera mano cuáles son las asignaturas que se le hacen más complicadas.

6. Ayuda a tu hijo a encontrar su método de estudio

Teniendo claro de que ninguna persona aprende de la misma forma, es importante que busques, conjuntamente con tus hijos, cuál puede ser el mejor método de estudio para ellos en casa.

Ayúdalos a prepararse para las pruebas y ve estableciendo qué técnicas son más eficientes que las demás. Así al cabo de un tiempo podrás decidir con cuáles te quedas y cuales debes descartar.

7. Aprovechad el potencial de lo multimedia

Algunos de los recursos para estudiar más útiles son los vídeos de divulgación de , la creación de esquemas y resúmenes (por parte de tu hijo o hija).

El hecho de apoyar la información textual con imágenes y vídeo que ilustran lo plasmado en palabras hace que sea más fácil entender el material de estudio, dado que esos conocimientos quedan «archivados» en el cerebro a través de varios sentidos, por lo que se generan recuerdos más ricos en matices.

8. Da apoyo en la gestión de los momentos de descanso

La alternancia de momentos de descanso, momentos de estudio y momentos de ponerse a prueba es fundamental.

Debes ayudar al niño o niña a que entienda que los ratos de descanso no tienen por qué ser tiempo perdido, siempre que los use bien incluyéndolos justo antes y después de sesiones de estudio.

De hecho, si no descansa lo suficiente, se le dará mejor concentrarse y memorizar.

Para lograr un equilibrio perfecto, haz que asuma como un reto el ir intercalando pequeños descansos de diez o quince minutos con sesiones de estudio de una media hora; esto hará que durante esos treinta minutos, tenga incentivos para no distraerse, además de no experimentar desgaste psicológico.

  • Quizás te interese: «10 consejos para estudiar mejor y de manera eficiente»

9. Involúcrate activamente en actividades de la escuela

Las actividades de padres en la escuela ayudan a que tu hijo comprenda el compromiso que tienes con su aprendizaje, además de ser un método efectivo de mantenerte en contacto con el personal de la institución.

Esto también se refiere al contacto mediante las redes sociales o algún otro medio que pueda emplear la escuela para mantenerse cercana a los representantes, averigua si existen grupos de WhatsApp que puedan ser de tu interés y pide que te unan a ellos (aunque, evidentemente, solo deberías reclamar su tiempo para dudas realmente importantes y que creas que son significativas para ayudar a tu hijo o hija a estudiar).

10. No infravalores su necesidad de jugar

Los niños y niñas no deben pasar la mayor parte de su tiempo libre estudiando; es crucial que dipongan de momentos de juego, incluso aunque no estén llegando a sus objetivos académicos.

El progreso escolar no debe eclipsar el hecho de que los pequeños son personas con el derecho de ser felices y desarrollarse de manera saludable a través del ocio.

Por otro lado, no hay que olvidar que a través del juego también se impulsa su aprendizaje implícito, dado que es un contexto en el que pueden socializar e imaginar combinando diferentes ideas entre sí.

Referencias bibliográficas:

  • Andrade-Lotero, L.A. (2012) Teoría de la carga cognitiva, diseño multimedia y aprendizaje: un estado del arte Magis. Revista Internacional de Investigación en Educación, 5(10): pp. 75 – 92.
  • Castorina, J.A. y Lenzi, A.M. (comps.) (2000). La formación de los conocimientos sociales en los niños. Investigaciones psicológicas y perspectivas educativas. Barcelona: Gedisa.
  • Karpicke, J. & Roediger, H. (2008). The critical importance of retrieval for learning. Science, 319, 966-968.
  • Lillemyr, O.F. (2009). Taking play seriously. Children and play in early childhood education: an exciting challenge. Charlotte, NC: Information Age Publishing.
  • Pashler, H.; McDonald, M.; Rohrer, D.; Bjork, R. (2009). Learning Styles: Concepts and Evidence. Psychological Science in the Public Interest. 9 (3): 105 – 119.
  • Winch, C. y Gingell, J. (2008). Philosophy of Education: The Key Concepts (2nd edition). Londres: Routledge.
  • Zimmerman, B.J. (1990). Self-regulated learning and academic achievement: An overview. Educational psychologist. Taylor & Francis.

Источник: https://psicologiaymente.com/desarrollo/como-ayudar-hijo-a-estudiar

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: