¿Cómo ayudar a mi niño a caminar?

Desarrollo del pie: cómo ayudar al bebé a empezar a caminar

¿Cómo ayudar a mi niño a caminar?

Uno de los momentos más mágicos y emocionantes como padres es cuando el bebé se pone de pie y da sus primeros pasos.

La mayoría de los pequeños empiezan a andar alrededor del año de edad, pero no hay un momento concreto y, como el hablar o el gatear, depende de cada niño, siendo tan normal el que empieza a dar sus primeros pasos con nueve meses, como el que lo hace con 18.

Los pequeños aprenden a andar por sí mismos y no hay que hacer nada en especial para ello, si bien es cierto que podemos contribuir y ayudarles a dar sus primeros pasos, facilitándoles sus primeros desplazamientos para que estos sean seguros.

Desde que empezamos a caminar, los pies sostienen todo el peso de nuestro cuerpo y nos permiten desplazarnos.

El pie es un órgano complejo formado por un gran número de músculos, huesos y ligamentos que está en proceso de osificación hasta la adolescencia.

Es por eso que es muy importante cuidarlos desde el nacimiento y protegerlos para evitar futuros problemas.

Durante los primeros meses de vida, y especialmente en las fases de gateo y primeros pasos, los pies desempeñan un papel muy importante en el desarrollo motor de los pequeños.

Al principio, el pie desempeña una función básicamente sensorial.

Una vez que el bebé va cogiendo consciencia de su propio cuerpo (primero se descubren las manitas y más adelante los pies), los usan para tocar, explorar, experimentar, se los llevan a la boca para jugar con ellos…

Al ponerse erguido y empezar a caminar recibirá otro tipo de estímulos en la planta del pie, irá adquiriendo equilibrio y fuerza en las piernas y se irá formando su arco plantar.

Cómo estimularlos

Los bebés reciben, desde que nacen, muchos estímulos externos a través de sus pies, por lo que durante los primeros meses es muy recomendable realizarles masajes.

Aunque al principio a algunos bebés pueden no gustarles, es recomendable ir probando varios días hasta que se vayan habituando y empiecen a sentirse cómodos. Para ello, hay que buscar un momento relajante del día, en el que poder hacerlo con calma y sin prisas.

Una buena opción es realizar los masajes tras el baño o justo antes de acostarlo, con un aceite suave y un poco de música de fondo y luz tenue.

Los pies son una pieza clave en el desarrollo motor de los pequeños

El masaje hay que hacerlo con delicadeza, sujetando el pie con una mano y deslizando los dedos de la otra por su planta de abajo a arriba, de forma suave y rítmica. En estos momentos es importante hablarle al bebé, buscando contacto visual con él y aprovechar también para masajear otras zonas como las piernas, la barriguita y la cara.

Además de con masajes, los pies se pueden estimular con juegos.

Hacerle cosquillas, jugar con sus deditos, ponerles calcetines con texturas o cascabeles, estimularle para que dé pataditas a muñecos o juguetes sonoros son tan solo algunas opciones que seguro que a los peques les encantan.

Andar descalzo, además de ser muy beneficioso para el desarrollo físico y motor de sus pies, es también un gran estímulo si probamos diferentes superficies: el césped, el suelo de casa, la playa…

Primeros pasos

Para que un bebé empiece a andar no hay que hacer nada en especial, simplemente esperar a que el pequeño tenga la madurez, fuerza y equilibrio necesarios para ponerse de pie e intentar desplazarse.

Cada bebé tiene su ritmo para empezar a andar y es importante respetarlo

Los primeros desplazamientos de los niños suelen ser cogidos a un mueble o al sofá y avanzando lateralmente.

Cuando llegue ese momento, podemos animarle a que dé pasos hacia delante mediante distintos juegos que le inciten a caminar. El más sencillo es cogerle de las manitas y situarnos detrás mientras él avanza.

Otra opción es colocarle un juguete u objeto de su interés a pocos metros para intentar que lo alcance.

Algunos bebés se lanzan a dar estos primeros pasos llevando ambas manos ocupadas con algún juguete, ya que eso les da seguridad para seguir avanzando.

Poco a poco, el bebé cogerá la suficiente confianza como para dejarse ir y empezará a andar.

Recordad que cada pequeño lleva su ritmo y se trata de una estimulación a través del juego, sin prisas ni agobios si no lo consigue o no le apetece.

En cualquier caso, no olvidéis que en esta etapa son muy frecuentes las caídas y golpes, así que es recomendable guardar los objetos con los que pueda lastimarse que queden a su alcance y proteger las zonas puntiagudas de los muebles.

Elegir un calzado adecuado

Siempre que podáis, intentad que vuestros bebés vayan descalzos, para que sus pies tengan total libertad de movimientos y se desarrollen correctamente, reservando los zapatos para cuando haga frío o para proteger sus pies de golpes.

Un calzado adecuado debe respetar su ergonomía, ser flexible, suave y ligero

En cada etapa de su crecimiento deberéis buscar el calzado más adecuado.

Para sus primeros pasos, el zapato deberá ser ligero, para que no le cueste moverse con él, y flexible para que tenga libertad en sus desplazamientos.

Es necesario que los materiales sean transpirables y suaves. Lo ideal es que tengan la boca ancha, para que el pie entre y salga con facilidad, y sean redondeados de la punta, así los dedos se moverán sin dificultad.

Para que sean fáciles de poner y quitar, es recomendable optar por cierres con velcro o hebillas, evitando los cordones. Los zapatos deben sujetar bien el pie pero sin apretarle.

Para comprobar si el zapato es de su talla es recomendable extraer la plantilla y verificar que queda un espacio de aproximadamente 6 mm desde el borde de la plantilla al dedo pulgar.

Para favorecer el correcto desarrollo y movimiento del pie a cada paso, Chicco ha desarrollado una nueva línea de calzado llamada Chicco Imparo. Esta línea cuenta con una suela innovadora, provista de surcos laterales y espesor diferenciado, que respeta la ergonomía del pie del pequeño y le ayuda en el aprendizaje de sus primeros pasos.

Que tengamos que cuidar los pies desde el nacimiento no es casualidad, ya que son una pieza clave del desarrollo motor de los niños y su bienestar nos evitará problemas en la etapa adulta. Elegir un calzado diseñado especialmente para las etapas de gateo y primeros pasos que sea respetuoso con el pie y sus movimientos será fundamental para ello.

En Momentos Chicco

Fotos | iStock: oneblink-cj / Nadezhda1906 / naumoid

Источник: https://www.bebesymas.com/momentoschicco/desarrollo-del-pie-como-ayudar-al-bebe-a-empezar-a-caminar

3 ejercicios para bebés que les ayudan a aprender a caminar

¿Cómo ayudar a mi niño a caminar?

Los ejercicios para bebés que les ayudan a aprender a caminar, ante todo, deben ser ejercicios con los que ellos se sientan cómodos. Si un menor no desea realizarlos por ningún motivo se le debe obligar. Se deben respetar sus deseos y su ritmo evolutivo.

Todo lo que tenga que ver con un niño, y sobre todo, con un niño pequeño, debe ser interesante para él y estar relacionado con el juego. Así que si tu hijo llora cada vez que lo pones en el suelo e intentas que camine, busca una nueva alternativa o añádele algún elemento extra al ejercicio para despertarle su curiosidad.

A continuación te vamos a ofrecer varias ideas de juegos para que puedas estimular a tu bebé a través del juego a caminar. Podrás escoger el que más se adecue a vosotros y sobre todo, podrás valorar cuál resulta más efectivo en cada caso. 

Las etapas de un bebé

Desde las más tempranas etapas los bebés comienzan su desarrollo psicomotor: fortalecen su musculatura y van aprendiendo a coordinar mejor sus movimientos. Las primeras peripecias de un bebé son ejercitaciones que le posibilitarán el dominio de otras habilidades.

Poco a poco el niño levantará la cabecita, se moverá en la cuna, se sentará, gateará, se pondrá de pie, caminará y correrá. Todo a su tiempo y con mucho empeño de tu parte… Cada vez que el bebé alcance una nueva etapa necesitará practicar bien para sentirse completamente seguro y poder avanzar hacia otro hito del desarrollo.

Por ejemplo, para poder caminar primero tendrá que aprender a ponerse de pie, pero antes de ponerse de pie tendrá que haber aprendido a sentarse… y así el bebé es como va alcanzado los hitos, pero siempre a su ritmo y con sus propios tiempos.

Cuando tu pediatra te indique que tu niño tiene sus músculos y columna vertebral preparados, que está desarrollado físicamente y puede afrontar el rigor, incentívale el andar. Recuerda que tú puedes ser un ente activo en esta etapa que debe vencer tu hijo. Ten presente también que el sentirse seguro puede ayudarle a dominar los movimientos mucho más rápido.

¡Muy importante! Antes de ponerlo a caminar cerciórate de calzarlo con tenis o zapatillas cómodas y de suela suave. También puedes dejarlo descalzo. Como creas que mejor se va a sentir, pero si optas por el calzado debe ser apto para sus primeros pasos. 

Primer ejercicio

Pon de pie a tu pequeño delante de ti. Deja que se ponga bien en el suelo y sujétalo de las manos.

A continuación, comienza un conteo de: uno, dos; uno, dos a la vez que, con la punta de tus pies, le empujas suavemente hacia adelante cada uno de sus piecitos.

Recuerda: el número uno siempre va a coincidir con el apoyo del pie derecho y el número dos con el del pie izquierdo. Avanza hasta que tu hijo lo desee.

Es lógico que él no sepa lo que significa tu conteo, ni lo que está haciendo en realidad. Pero los fonemas le servirán para relacionarlos con el movimiento y el hecho de avanzar de pie por la casa le supondrá una experiencia muy interesante que pronto querrá repetir.

Segundo ejercicio

Pon al bebé en el suelo y deja que se sujete bien de algún mueble.

Busca el chupete, su juguete preferido o cualquier objeto que le llame la atención y colócalo cerca de él, pero donde no pueda agarrarlo aun estirando las manitas. De manera insistente incítalo a que lo alcance.

Sonríe y da algunas palmas para estimularlo aún más. Verás que el bebé ríe, chilla y hasta puede comenzar a gorjear de tanta emoción.

Después de unos segundos, después de medir la distancia entre él y el objeto, tu niño comenzará a dar pasitos hacia su meta. Cuando llegue deja que coja su premio. Halágalo con palabras dulces, ponte alegre y vuelve a hacer lo mismo con otro elemento.

Tercer ejercicio

Pon al bebé en un parque infantil o redil de madera. Coge un juguete que quiera mucho y colócalo en un extremo alejado de él. Animadamente, invítale a alcanzarlo. Al principio el niño le dará la vuelta al parque infantil mientras se agarra de sus barrotes.

A medida que logre confianza puedes señalarle el camino más corto hacia su objetivo. Para eso, deberá soltarse de las barandas y estar sin sujetarse mientras llega al otro extremo donde se encuentra su trofeo. ¡Lo pasará en grande!

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/3-ejercicios-bebes-les-ayudan-aprender-caminar/

Galería: ¿Cómo enseñarle a tu hijo a caminar?

¿Cómo ayudar a mi niño a caminar?

Enseñarle a tu hijo a caminar es un paso emocionante para toda la familia, aprende a no desesperarte y qué actividades pueden ser tus mejores herramientas.

Aprender a hacerlo es uno de los acontecimientos más significativos en el desarrollo de un bebé, ya que marca el inicio de su individualidad e independencia. Sí notaste que ya llegó el momento, déjalo experimentar y anímalo con la estimulación adecuada. Te mostramos cómo enseñarle a tu hijo a caminar.

Lo primero que debes hacer para enseñarle a tu hijo a caminar

Esta etapa es muy importante, ya que marca un progreso evidente en su crecimiento pero recuerda que cada niño tiene su propio ritmo, y dará sus primeros pasos sólo hasta que esté apto para ello, no lo compares con otros ni lo presiones.

Esta habilidad motora se presenta entre los 11 y 15 meses de edad y entre otras cosas: indica el inicio de su autonomía, crea seguridad en sí mismo, delimita sus gustos y lo ayuda a contemplar su entorno con una nueva perspectiva.

Las señales de que está listo son:

  • Logra ponerse de pie
  • Puede agacharse a recoger un juguete
  • Se apoya de todo lo que encuentra en su camino
  • Empieza a desplazarse con más habilidad

La edad promedio para empezar es entre los 11 y 15 meses aunque el momento no tiene que ver con su capacidad física o inteligencia

Actividades para enseñarle a tu hijo a caminar

Marcha

Para ejercitar sus pies y favorecer la formación de su arco plantar, permítele caminar descalzo sobre una superficie lisa, el pasto o la arena. Estas texturas lo ayudarán a apoyar mejor los dedos.

  • Colócate frente a él de rodillas o de pie, y tómalo de las manos tratando que vaya en dirección a ti. Después de practicarlo varias veces puedes alternar sólo con un brazo hasta que por fin puedas soltarlo.
  • Crea un escenario atractivo, distribuye juguetes, fotografías o libros en algunos muebles de su habitación, procura que queden cerca uno de otro y motívalo a que se vaya hacia ellos, conforme vaya dominando el área aléjalos para que dé más pasos sin apoyarse.

Equilibrio

También llamado sistema vestibular es una de las primeras habilidades a desarrollarse ya que gracias a él podemos ubicarnos en el espacio y evitar los tropiezos. Los movimientos repetitivos y el balanceo son ideales para perfeccionarlo.

Te puede interesar:  Manual para aprender a gatear

  • Ponlo de pie sobre el suelo de preferencia sin zapatos y balancéalo suavemente de izquierda a derecha y a la inversa.
  • Un caballo mecedor o un juguete para empujar son buenas herramientas para entrenar este mecanismo.

También: Andadera VS gatear, ¿qué es mejor?

Superación de obstáculos

Siempre con tu apoyo, enséñale a pasar sobre distintos objetos.

  • Utiliza una cuerda y jueguen a saltar sobre ella sin pisarla, muéstrale cómo debe levantar los pies para lograrlo.
  • También puedes colocar aros de plástico, cajas o almohadas pequeñas distribuidas en el piso con el fin de que trate de abrir las piernas para brincarlas.

Andar descalzo favorece la formación del arco plantar y ejercitará sus pies para una mejor pisada 

Conoce: Los mejores zapatos según su edad

De pie y sentado

  • Sobre un cojín o silla pídele que se siente, muéstrale primero cómo lo haces tú e instrúyelo a que se apoye con sus manos para pararse de nuevo, procura que sea una superficie amplia para que no quede fuera del lugar y caiga. Algo de música hará el ejercicio más divertido.
  • Deja varios juguetes a su alrededor y pídele que los recoja para guardarlos, así lo obligaras a agacharse y con la flexión que necesita para ello, irá fortaleciendo sus extremidades. Si lo requiere, dale la mano para que sienta más seguridad.

Consejos de seguridad

Elige un calzado cómodo y flexible. Conforme empiece a caminar fuera de casa necesitará zapatos para proteger sus pies. Verifica que sean de suela antiderrapante y apropiados a su talla

Permítele moverse bajo tu vigilancia constante. No lo descuides ni por periodos cortos; en estos años ocurren más accidentes que en cualquier otra etapa

Verifica que su entorno sea seguro. Las caídas son causa importante de lesiones y por eso cierra accesos a escaleras y usa protección en todas las ventanas a partir del primer piso. No dejes sillas ni escaleras en áreas que pueda trepar. Usa protectores para las esquinas de los muebles en las áreas donde tenga más probabilidad de jugar

Coloca todos los productos tóxicos en un cajón bajo llave. Mantén fuera de su alcance medicinas, limpiadores, insecticidas u otras soluciones químicas

Razones para ir al pediatra

  • Si tiene 18 meses y  no hace intento alguno por andar
  • Demuestra dificultades para realizar movimientos
  • Camina de puntas por más de seis meses
  • Muestra un evidente balanceo al caminar

Artículo publicado en la revista impresa No. 95 de septiembre 2013

Источник: https://www.bbmundo.com/bebes/doce-veinticuatro/galeria-como-ensenarle-a-tu-hijo-a-caminar/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: