¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?

Contents
  1. ¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?
  2. Madurez para dejar el pañal
  3. Consejos para dejar los pañales
  4. Cómo ayudar a tu niño a dejar los pañales
  5. Recomendaciones para ayudarlo a dejar los pañales
  6. Hablar con los pequeños
  7. Limpieza e imitación
  8. Las primeras palabras
  9. Reforzar conductas positivas
  10. Tomar agua
  11. Disminuir las tomas nocturnas
  12. Aprender jugando
  13. Otros hábitos
  14. Apoyo incondicional
  15. Cómo ayudar a tu hijo a dejar el pañal
  16. Iniciamos el proceso para ayudar a nuestro hiijo
  17. Cómo saber si tu hijo ya está preparado
  18. ¿Orinal o inodoro?
  19. Noches secas
  20. Cómo quitar el pañal en poco tiempo
  21. Cuándo es el mejor momento para quitar el pañal
  22. Cómo comportarnos a la hora de quitar el pañal
  23. Cómo quitar el pañal: 7 trucos eficaces
  24. 1. Elige un orinal de colores
  25. 2. Mejor, con ropa práctica
  26. 3. Dale ejemplo
  27. 4. No insistas
  28. 5. Elogíale
  29. 6. Sin temor ni inseguridad
  30. 7. Paciencia
  31. Las vacaciones, un buen momento para quitar el pañal
  32. Cómo ayudar a los niños a dejar el pañal respetando sus ritmos
  33. La maldita presión de los colegios
  34. ¿Cuándo están preparados los niños para dejar el pañal?
  35. Cómo ayudarles a dejar el pañal
  36. ¿Y si al final no lo consigue?
  37. 6 efectivos trucos para dejar el pañal
  38. ¿Cuándo está el niño preparado para dejar el pañal?
  39. 1. No esperar a que el niño pida ir al baño
  40. 2. Preparar el lugar para que vaya al baño
  41. 3. Permitir que entre al baño
  42. 4. Permitir que el niño elija su ropa interior
  43. 5. Nunca se debe castigar o regañar al niño para que use el baño
  44. 6. Los niños varones deben aprender a orinar primero sentados

¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?

¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?

Indice

  • Madurez para dejar el pañal
  • Consejos para dejar los pañales

Madurez para dejar el pañal

Hace unos años, era normal quitar el pañal al bebé entre los 18 y los 24 meses. Sin embargo, actualmente esto se ha retrasado y son muchos los bebés que siguen usando pañal a los 3 años, a la espera de quitárselo justo antes de empezar el colegio ya que en la mayoría de los colegios se pide que los niños entren sin pañal.

Para muchos padres esto resulta casi imposible y lo ven como una presión extra para los niños, a los que no ven preparados para dejar de usar pañal, pensando que es demasiado pronto.

Pero si hace años los niños eran capaces de dejar de usar pañal con 2 años… ¿por qué no van a poder hacerlo actualmente? En la mayoría de los casos esto es posible, solo que muchas veces somos los padres los que desconfiamos de las capacidades de nuestros hijos y los vemos más pequeños de lo que realmente son.

Así, en general, los niños son perfectamente capaces de controlar sus esfínteres y pedir ir al baño en torno a los 2 años. Por supuesto, habrá niños que necesiten más tiempo y no estén preparados hasta los 3 años, pero en la mayoría de los casos podemos empezar a intentarlo cuando cumplan los 2 años y veamos en ellos las siguientes señales:

– Anda sin ayuda

– Se interesa por ti cuando vas al baño, pregunta acerca de ello, cómo haces pipí, etc.

– Hace pis con mayor regularidad y puede pasar horas sin mojar el pañal

– Es capaz de jugar solo al menos 5 minutos

– Puede subirse y bajarse los pantalones o los leotardos solo

– Es capaz de esperar su turno

– Avisa cuando ha hecho pis o caca

– Le molesta tener el pañal mojado

– Se nota que tiene ganas de hacer pis porque se toca, cruza las piernas, se agarra el pañal, se agacha, etc.

Si notas en tu hijo la mayoría de estas señales, puedes comenzar a quitarle los pañales. Si ves que le cuesta mucho y no está preparado, no pasa nada. Espera unas semanas más y vuelve a probar. Es importante que no le obligues ni le insistas o será mucho más complicado.

Consejos para dejar los pañales

1- El proceso puede durar más o menos según el niño. Algunos dejan de mearse encima desde el primer día y otros tardan unas semanas. Sea cual sea el caso de tu hijo, debes tener paciencia.

2- No empieces este proceso por razones equivocadas.

Debes hacerlo porque notes que tu hijo está preparado y es su momento, no porque tu vecino tiene la misma edad y ya no usa pañal ni porque se lo quitaste a su hermano mayor a esta edad ni porque lo dicen las normas del colegio. Cada niño tiene su momento y detectarlo es fundamental para que el proceso dure poco y sea un éxito.

3- Lo mejor es empezar por contarle lo que vais a hacer y decirle que ya es mayor y que es hora de ir dejando de usar el pañal y usar braguitas o calzoncillos como los papás o los hermanos mayores. Si tiene un hermano mayor es probable que resulte más fácil ya que querrá ser como su hermano y, al imitarle, dejará antes de usar pañales.

4- Puedes comprarle ropa interior divertida o de sus personajes favoritos y decirle que a Minnie o Gatuno no les gusta mojarse de pipí, así que tiene que tener cuidado.

5- Cómprale un orinal o un adaptador para el váter de colores, con sonidos o de personajes divertidos para que no tenga inconveniente en sentarse encima de ellos.

6- Empieza por acostumbrarle a estar sentado en el orinal o en el váter. Mientras espera a ver si sale pis, puedes leerle un cuento, contarle historias o cantar algo juntos para que sea un rato ameno que el niño esté deseando, no algo aburrido y odioso que evite.

7- Puedes tenerle en casa algunos ratos con el culete al aire libre, aunque sabiendo que puede hacerse pis. Si es así, no le regañes, explícale que eso es pipí y que hay que hacerlo en el orinal. Así irá entendiendo qué significa hacer pis y dónde hay que hacerlo.

8- La primera vez que lograr mear en el orinal o el váter debes aplaudirle por ello, darle la enhorabuena y mostrarte muy feliz. Incluso puedes darle un pequeño regalo como un libro de pegatinas. Y la primera vez que te pida pipí, mucho más feliz.

9- Nunca le regañes por no avisar o por mearse encima, es contraproducente y le hará sentirse humillado, lo que perjudicará su avance. Dile que no pasa nada, que todos tenemos accidentes y cámbiale sin montar una escena.

10- Existen muchos libros y cuentos que ayudan a los niños a dejar el pañal o que hablan del tema. Algunos incluso con pegatinas o actividades para que haga el niño. Puedes recurrir a algunos de ellos como apoyo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/meses-del-bebe/como-ayudar-a-mi-nino-a-dejar-el-panal-9028

Cómo ayudar a tu niño a dejar los pañales

¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?

A los bebés al nacer se les coloca pañales para recoger sus deposiciones, pero a medida que van creciendo se les debe ir enseñando la forma de dejarlos y utilizar correctamente el baño. Sin embargo, puede darse el caso de niños a los cuales sea sencillo enseñarles, mientras que para otros se convierte en una verdadera odisea lograr que esto suceda.

La verdad es que hay muchas opiniones de médicos especialistas, pediatras y madres que de una u otra forma lo han logrado y se llenan de júbilo al contarlo y recordarlo para alentar a otros padres a dar ese paso.

Muchos aseguran que neurológicamente los niños a partir de los dos años ya empiezan a dar indicios de olvidarse de los pañales, lamentablemente no en todos los casos se da este proceso. Los padres son los más indicados para guiar y acompañar a los niños en el control de esfínteres, pues es un trabajo de paciencia, constancia y mucha atención.

Recomendaciones para ayudarlo a dejar los pañales

Cada niño es diferente, cada familia también lo es. Por esta razón debes estar consciente de que aunque muchos niños dejan de usar el pañal a temprana edad, hay muchos otros a los que les lleva más tiempo, no hay reglas específicas en este aspecto para determinar por cuánto tiempo un niño debe usar el pañal, ni cuándo será el día exacto en que controlará esfínteres con éxito.

Hablar con los pequeños

Algunas madres comparten su experiencia y comentan que, desde el nacimiento del bebé, les hablan (aunque parezca tonto y que el bebé no entenderá) cada vez que le hacen cambio de pañal diciéndoles “esto es caca” o “te voy a cambiar porque hiciste mucho pipí y es hora de usar otro pañal”. Ellas afirman que con esta práctica el bebé va creciendo y reconociendo las deposiciones, así como identificando cuando tiene ganas de hacer del número uno o del dos.

Limpieza e imitación

En este sentido, es importante mantener sus partes íntimas secas y limpias, esto le ayudará a reconocer la diferencia entre estar aseado y sucio, ayudándolo a expresar cuando siente ganas de evacuar.

Otro paso importante es que cuando ya empiece a gatear vea a papá, si es un niño, y a mamá, si es niña, ir al baño y usar el váter.

Esto permite que el acto sea normalizado para ellos y quieran hacer lo mismo que sus padres, por el simple proceso de imitación.

Las primeras palabras

Otro forma de preparación es que a medida que los bebés empiezan a balbucear sus primeras palabra se les deben de mostrar sus partes con sus respectivos nombres y las disposiciones correspondientes: por ejemplo pipí o pis, caca o pupú, dándole a ellos una forma para que logren, poco a poco, expresar su necesidad de acudir al baño.

Reforzar conductas positivas

Es fundamental que te tomes el tiempo para celebrar cada avance en el día a día, ya que estos ejercicios son de aprendizaje, y esto ayudará a que ellos se enorgullezcan de sus logros cuando sus padres y otros adultos reconozcan sus avances con alegría y seguridad. De esta manera, cada vez más se acostumbrarán al proceso y sabrán identificar cuándo deben ir al baño. Para ello, te recomendamos que mantengas a la vista del pequeño, en un lugar específico, el orinal que hayas comprado para él.

Tomar agua

Mantén siempre un biberón o dispensador de agua especial para niños muy cerca de donde esté jugando el bebé e invitalo a tomar un poco cada cierto tiempo. Toma un poco tú también y que él te mire. Al poco tiempo puedes decirle “vamos a hacer pis”, tómalo para colocarlo en su orinal y siéntate en el retrete muy cerca de él, esto le ayudará a familiarizarse y a decidir seguirte.

Disminuir las tomas nocturnas

Otra cosa importante es que en las noches trates de que tu niño no consuma mucho líquido, pues esto evitará que orine en su pañal mientras duerme. Algunas madres aconsejan que, durante la noche, lo despiertes para que orine, tratando siempre de hacerlo a la misma hora.

Sin embargo, otras no han aplicado este mecanismo, pues consideran que es una forma de condicionamiento del bebé y que el día que no lo levantes en la noche, terminará orinando la cama.

Así que ellas recomiendan llevarlo a hacer pis justo antes de ir a la cama y no darles más líquidos por el resto de la noche.

Aprender jugando

Los niños son muy inteligentes y observadores, así que si mantienen una rutina de juegos y enseñanzas en los hábitos para ir al baño y decirles adiós a los pañales de bebé, lo logrará en poco tiempo.

Juega con ellos simulando que los juguetes también hacen pis y evacúan, cuéntale historias de bebés con pañales y que le motiven a ir al baño.

Actualmente, hay muchos cuentos infantiles que narran sobre esto y hasta series animadas que presentan divertidas historias y moralejas para que los niños se identifiquen con los personajes.

Un ejemplo de ellas es la serie Nina ya es mayor de Disney Junior.

De igual forma, te serviría coger uno de sus muñecos y simular que quiere hacer pis y los lleves a los dos al baño. Sienta al muñeco en el orinal donde previamente colocaste un poco de agua y cuando levantes al muñeco felicítalo y haz que tu niño también lo felicite.

Otros hábitos

Cuando le des su desayuno procura darle más líquidos de lo que acostumbras, cada 15 minutos trata de colocarlo en el orinal por tres minutos.

Asimismo, en las mañanas al levantarse retírale el pañal y siéntalo en su orinal, quizás no hará en ese momento y al día siguiente tampoco, pero llegará el día en que sí, y correrás con la suerte de ver por primera vez al niño depositar su pis en el orinal.

Siempre y cada vez que puedas, al cambiarle el pañal dáselo para que sea el mismo que lo tire al dispensador de basura.

Lo que no debes hacer es desanimarte, mantén la rutina de llevarlo al baño para que el pequeño se acostumbre a ello.

Este proceso puede ser rápido o muy lento, lo que si es que no debes perder la paciencia o presionar demasiado, pues cuando el niño se sienta preparado para realizar esta labor, lo hará y su sorpresa será maravillosa, pues tu dedicación y paciencia como padre os demostrarán que valió la pena para alcanzar este gran avance en su madurez.

Apoyo incondicional

No hay duda de que el acompañamiento amoroso de los padres y cuidadores en el control de esfínteres determinarán el éxito de este proceso.

De esta manera, podemos afirmar que tu apoyo y felicitaciones son necesarias para que tu pequeño aprenda a ir al baño con confianza y seguridad, por lo que debes prepararte para hacer este trabajo con sinceridad, orgullo y tolerancia, ya que puede ser largo y complejo. ¡Buena suerte!

Источник: https://pequenoyfuerte.es/como-ayudar-a-tu-nino-a-dejar-los-panales/

Cómo ayudar a tu hijo a dejar el pañal

¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?
Ana Mª Bonachera Porres. Terapeuta Ocupacional de InterActúa.

Una de las preguntas más comunes que nos hacemos como padres es a qué edad debe iniciarse el proceso del control de esfínteres en nuestros pequeños.

  Pero ¿realmente nuestro hijo está preparado?  Para que el niño tenga éxito debe estar preparado mental y físicamente; por tanto debéis dejar que sean los propios niños quienes den señales de estarlo y nunca forzar la situación.

Iniciamos el proceso para ayudar a nuestro hiijo

  • Intenta familiarizarlo con el orinal y el baño antes de quitarle el pañal.
  • Deja que entre al baño cuando estéis vosotros, los niños aprenden por imitación, sobretodo de sus padres.
  • Déjale que tire de la cadena.
  • Poner un orinal en el baño puede despertar el interés del niño.
  • Una muñeca o un osito pueden mostrarles para que sirve el orinal o el retrete en realidad.
  • También os ayudarán los cuentos que hablen sobre el tema.
  • Los hermanos mayores y los amigos pueden ser un gran ejemplo. Permite a tu hijo verles usar el baño.
  • Cuando le cambies el pañal, coméntale lo mojado que está. Si notas que está a punto de hacer caca, dile con tranquilidad lo que crees que va a pasar.
  • Escoge palabras que pueda usar en público, por ejemplo: “pipí, caca, pis etc. “y utiliza siempre las mismas palabras.
  • Mostrar rutinas y actividades relacionadas con el uso del inodoro
  • Puedes empezar a cambiar en pañal en el cuarto de baño de pie en lugar de en el cambiador.
  • Vaciar su pañal en el wc asegurándose que el niño/a mira ese proceso
  •  Animar a que se siente en el inodoro mientras se prepara el nuevo pañal

Cómo saber si tu hijo ya está preparado

  • Debe ser capaz de permanecer “seco” al menos durante 50 min. Registro durante 2 días.
  • Puede permanecer tranquilo/a sentado en el inodoro u orinal durante una par de min.
  • Muestra algunos signos de “notar” o ser consciente de que está mojado o sucio.
  • Es capaz de seguir algunas órdenes sencillas: “siéntate”, “espera” o “ven”.
  • Ten en cuenta que una vez empezado es mejor que no dudes y se lo quites de verdad.
  • Al volvérselo a poner según la circunstancia, él entenderá, entonces, que se puede hacer “pis” según la circunstancia.
  • Es mejor educar a tu hijo a controlar durante el día y esperar algún tiempo a que lo haga por la noche. También es más recomendable iniciarlo en verano que en invierno.

¿Orinal o inodoro?

No existe una norma general, depende del niño/a: donde más  a gusto y seguro/a se encuentre.  En casos de marcada resistencia a los cambios y dificultad para aceptar modificaciones en las rutinas: directamente inodoro.

Pasos a seguir durante el aprendizaje

La retirada definitiva del pañal necesitará un proceso de aprendizaje lento y gradual con errores y éxitos.

  Nuestra actitud deberá ser tranquila y comprensiva ayudándole a que no se sienta mal cada vez que se haga pis encima y demostrándole con naturalidad que eso es normal y que le pasa a todos los niños. Y animándole con los pequeños progresos que irá haciendo.

1.- Establece un horario:

  • Llévale al baño 10 minutos antes de cada una de las horas en que normalmente orina o evacua.
  • Anímale para que permanezca sentado en el wáter un par de minutos.
  • Si tu hijo no tiene una pauta regular, la primera hora de ir al baño sería 15 minutos antes de la hora en que por primera vez se registró una micción o evacuación. Entonces, podrás programar las veces de ir al baño cada 2 horas a partir de esta.
  • Utiliza, si fuera necesario, algún juguete u objeto atractivo específicamente seleccionado y usado para este objetivo.
  • Puedes darle de beber bastante líquido media hora antes de que toque llevarle al servicio.
  • Realiza un registro para poder tener información objetiva sobre el ÉXITO, RAPIDEZ o DIFICULTAD de la retirada del pañal.

2.- Crea rutinas

  • Trata de asociar la conducta de hacer pis con actividades y situaciones rutinarias: siempre al levantarse, antes de salir de casa, después de merendar, al volver del colegio, antes de acostarse.
  •  Aprovecha tus rutinas naturales.
  • Que las conozcan y las sigan todas las personas que cuidan al niño.

3. Emplear refuerzos

  • Inmediatos y muy atractivos y empléalos de manera consistente cada vez que tu hijo/a consiga el objetivo.
  • Objetivos concretos y claros; por ejemplo: permanecer sentado en el wc.
  • Los refuerzos van perdiendo fuerza con el uso: Obsérvalo y cámbialos
  • Acompaña cualquier premio material siempre con un refuerzo social (abrazo, sonrisa, aplauso, beso, decirle que lo ha hecho muy bien…)

4. Asegura un entorno tranquilo y cómodo: para ello podemos utilizar algunos complementos como son las fundas de taza (que evitan el frío), los adaptadores de taza, banquitos para los pies u orinales evolutivos.

Además retiraremos cualquier estímulo distractor, no tiraremos de la cadena mientras están sentados; y si les resulta incómodo que salpique el agua del wc se puede evitar colocando un trozo de papel higiénico sobre el agua del wc.
5. Emplea apoyos visuales: se puede colocar la secuencia de acciones a seguir.

Pondremos más o menos pasos en función de la edad del niño/a. Para ello se puede usar pictogramas o fotografías. Y como complemento podemos utilizar marcadores de tiempo como relojes de arena.
6.

Dotar de un sistema de comunicación eficaz con el que el niño/a pueda expresar su necesidad de ir al baño: mediante gestos, intercambio de fotos o si hay lenguaje verbal que puedan utilizar palabras sencillas (pis/caca). En este aspecto es importante que el niño/a lo utilice antes de llevarle al baño.

Noches secas

La mayoría de los niños no están preparados para pasar secos las noches hasta los 3 años, y muchos tardan más. Al igual que en cualquier aprendizaje cada niño es diferente.No fuerces a tu hijo a dejar los pañales durante la noche. No tiene demasiado sentido intentar que no se haga pipí de noche si no es totalmente fiable de día.

Para empezar, quítaselo solo en las siestas. Si el niño lleva unos días despertándose seco, prueba a quitárselo por la noche.

Si ves que a tu hijo le resulta imposible no hacerse pipí en la cama no dudes en volver a ponerle el pañal, sin recriminarle e inténtalo de nuevo más adelante.
Retiraremos el pañal cuando el niño/a se despierte varias mañanas seco. Para ello:

Источник: https://interactua.es/como-ayudar-a-tu-hijo-a-dejar-el-panal/

Cómo quitar el pañal en poco tiempo

¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?

Como para todos los hitos de desarrollo, saber cuándo ha llegado el momento de quitar el pañal al niño dependerá de la evolución individual del niño y de los hábitos específicos del ambiente familiar.

El éxito de la operación es tanto más fácil y rápido cuanto más tranquilo es el ambiente en el que se desarrolla, sin excesos ni rigidez.

Para ayudarte, en este artículo, encontrarás toda la información sobre cómo quitar el pañal al niño, cuándo es el mejor momento y trucos fáciles y eficaces para conseguirlo en el menor tiempo posible.

Cuándo es el mejor momento para quitar el pañal

La edad en la que el niño desarrolla las condiciones necesarias para aprender a controlar los estímulos es alrededor de los 20 meses, cuando el control de los esfínteres anales y vesicales coincide con la maduración de la musculatura voluntaria.

También existen otros indicadores para saber cuándo es el momento para quitar el pañal: si el niño es capaz de subir y bajar escaleras, si sabe apilar, al menos, tres cubos, si sabe empuñar un lápiz o si puede coger objetos pequeños.

Al principio, el orinal le parecerá un juguete, un objeto desconocido para explorar, hasta que se convierta en un hábito y el niño tome conciencia, poco a poco, de que puede controlar el estímulo.

(Te interesa: Desarrollo del bebé, mes a mes)

Cómo comportarnos a la hora de quitar el pañal

También hay que tener en cuenta los aspectos psicológicos de esta nueva conquista.

La capacidad de control de la caca y del pipí también depende de la intensa sensación de placer que el niño experimenta en la fase de expulsión y de retención.

Esta es la etapa en la que, por primera vez, percibe que se está produciendo una actividad interna en su cuerpo, y se siente orgulloso de sus productos y de su capacidad para controlarlos.

En este proceso, será determinante la actitud del adulto, que deberá mostrarse paciente y equilibrado. Nada de excesos ni de triunfalismos ante la tan esperada producción. Tampoco hay que mostrar disgusto hacia la caca. Sólo hay que alentar el proceso «creativo» con cariño, sin apresurarse a eliminarlo con repulsión.

Cómo quitar el pañal: 7 trucos eficaces

A continuación, te detallamos 7 trucos infalibles que te harán más fácil el paso del pañal al orinal. ¡Toma nota!

1. Elige un orinal de colores

Si quieres que tu peque no se resista a sentarse en el orinal, adquiere uno que sea muy llamativo y que tenga muchos colores. Elige, también, uno que tenga una forma original.

Por ejemplo, un orinal en forma de moto, o bien en forma de coche, simulando un trono de rey o de princesa, etc.

El niño los aceptará como si fueran juguetes y es la forma más fácil de que se familiarice con este objeto.

2. Mejor, con ropa práctica

Al principio, el pequeño se sentará en el orinal cada dos por tres. Por ello, lo ideal es vestirle con ropa que resulta muy práctica y fácil de poner y de quitar. De lo contrario, el niño podría sufrir pequeños escapes y frustrarse. Por tanto, lo ideal es elegir faldas, vestidos y pantalones de goma elástica que se puedan subir y bajar fácilmente.

Quitadle el pañal gradualmente y dejadle solo con las braguitas, al principio solo durante un par de horas al día, señalando el hecho de que el pañal es incómodo y que limita su libertad de movimiento.

3. Dale ejemplo

Los niños imitan todo lo que ven hacer a los mayores, y más cuando se trate de sus padres. Por tanto, debes darle ejemplo para ayudarle a aprender. Permitir que tu hijo presencie tus prácticas higiénicas habituales es la forma de que él también quiera hacerlo.

Unos 15 días antes de quitar el pañal al niño y proponerle el orinal, es importante hacer que el niño sea consciente de sus funciones intestinales, subrayando el hecho con palabras cada vez que le cambias el pañal: «Juan, te has hecho caca». «Mira cómo hacen caca papá y mamá. Estos comentarios regulares empezarán a atraer la atención del pequeño sobre lo que su cuerpo produce.

4. No insistas

El paso del pañal al orinal debe ser gradual, sin prisas, no forzado ni impuesto, sino sugerido. Por tanto, nunca debes insistir si el pequeño ya no quiere estar sentado en el orinal. Si actúas así, conseguirás el efecto contrario; que no se quiera volver a sentar por temor a que le obligues estar ahí más tiempo del que él quisiera.

Hay que dejarle tiempo para coger confianza con el orinal y utilizarlo, al principio, cuando le apetezca. Una vez haya jugado con él, podéis explicarle para qué sirve. 

Después de que se haya sentado en el orinal, es importante que le dejéis tranquilo, sin mostraos angustiados por el resultado. Debéis esperar, como máximo, diez minutos. Si pasado este tiempo no se han producido reacciones, tenéis que incorporar al niño sin obligarle a permanecer sentado.

Una vez el niño ha acabado, se le debe levantar inmediatamente del orinal. Así aprenderá que se le ha puesto en el orinal por un motivo preciso.

5. Elogíale

La forma más reconfortante y motivadora para el pequeño, son los elogios de sus padres.

Por ello, es muy importante que, mientras tu pequeño está sentado en el orinal, le hagas compañía y no regatees en elogios hacia él.

Por ejemplo, no tires de la cadena inmediatamente después de que haya hecho pipí o caquita. Es mejor que el pequeño vea el resultado de su «hazaña»; verlo le ayudará a comprender el proceso.

6. Sin temor ni inseguridad

Si adviertes cierto temor o inseguridad en tu pequeño, cuando está sentado en el orinal, lo ideal es que lo distraigas, por ejemplo, con un juego, con una historia o con un cuento. Intenta desviar su atención y hacer de este momento algo más agradable.

7. Paciencia

En este proceso es necesaria, sobre todo, muchísima paciencia. Y es que es normal que, en las primeras semanas, el pequeño advierta el estímulo demasiado tarde, cuando ya se ha pipí en la cuna o en la cama.

Las vacaciones, un buen momento para quitar el pañal

En general, las vacaciones de verano son el momento ideal para quitar el pañal al niño: los padres tienen más tiempo y se muestran más pacientes y tolerantes. Asimismo, el niño, libre de ropa, puede usar el orinal más fácilmente.

Sin embargo, no siempre será posible programar quitar el pañal durante las vacaciones. No pasa nada. Lo más importante es la disponibilidad y la calma de los padres, que son fundamentales para que el niño dé este importante paso hacia la autonomía.

(Te interesa: Hoteles para niños en España: top 50)

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/ninos/salud-bienestar/psicologia-infantil/quitar-panal-trucos-512

Cómo ayudar a los niños a dejar el pañal respetando sus ritmos

¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?

Acabamos de entrar en el mes de Julio y esto quiere decir que quedan apenas dos meses para que miles de niños empiecen su andadura en el colegio, en el de los «mayores», ese en el que los niños van sin pañal.

Esto significa que todos los niños de dos o tres años que aún llevan pañal tienen que dejar de utilizarlo en estos dos meses que quedan, y aunque algunos lo hacen fácilmente, a otros les cuesta un poco más.

Para echaros una mano en el proceso, y sobre todo para que lo hagáis desde el cariño y sin lágrimas de por medio, os explicamos hoy cómo ayudar a los niños a dejar el pañal respetando sus ritmos.

El primer aviso es clave. Antes de pedirle a tu hijo o tu hija que deje el pañal debéis tener en cuenta que fuisteis vosotros, los padres, quienes decidisteis ponerle pañal al nacer para que todo lo que tuviera que hacer estuviera controlado.

Ellos nacen sin pañal, y de igual modo que hay culturas donde no los usan porque no los conocen, o porque no tienen medios para pagarlos, nosotros sí los usamos con nuestros hijos y les acostumbramos a hacerlo todo ahí, en el pañal.

¿Cómo lo hacen las otras culturas? Pues enseñando al niño en cuanto pueden a hacer sus necesidades cuando y donde les va bien a todos.

En China, como ya os hemos mostrado en alguna ocasión, muchos niños van con el pantalón abierto para hacer lo que tengan que hacer en la misma calle.

En otros lugares hacen lo que se conoce como «comunicación de la eliminación», que consiste en entrenar al bebé desde bien pequeñito para asociar la relajación de esfínteres a algún sonido que hacen los padres: los padres observan al bebé para saber cuándo va a hacer pipí o caca y ellos asocian un sonido a ese momento (un siseo, un silbido…). Van creando esa asociación de manera que con el tiempo logran que el bebé espere al sonido para dar rienda suelta a sus necesidades de eliminación.

Con esto quiero decir que nosotros optamos por el camino fácil, el de no hacer nada especial, sino simplemente ir poniendo pañales y cambiándolos cuando están sucios, y por eso, al acostumbrarles al pañal, debemos ser respetuosos a la hora de desacostumbrarles.

La maldita presión de los colegios

Dice la lógica que los niños hacen las cosas cuando están preparados para ellas y que no todos tienen el mismo ritmo madurativo. Que unos hacen unas cosas antes y otros después.

Pues bien, esta premisa que todos los colegios deberían tener clara no, clarísima (porque no creo que en ningún colegio se presione a un niño que no es capaz de aprender algo a aprenderlo), se la saltan antes de que el niño entre al decirle a los padres que no pueden entrar en el colegio con pañal.

¿Por qué no? Son niños de 2 y 3 años y es normal que muchos no tengan desarrollado el control de los esfínteres. ¿Por qué no puede llevar pañal? Pues eso mismo me pregunto yo siempre…

y la respuesta es la que es: porque no tienen personal ni recursos para andar cambiando el pañal a un niño, y en algunos casos que me he encontrado (hablando con profesores de infantil), ni ganas: «Lo que me faltaba ya», es un resumen de lo que me suelen responder.

Y es una pena, porque muchos niños lo pasan verdaderamente mal y sus padres ni te cuento: un verano en el que tienen claro que debe dejarlo sí o sí, y un niño o niña que, por lo que sea, dice que no.

Vamos, que soy de los que defiende que un niño debería dejar los pañales cuando él se sintiera preparado para hacerlo, y no cuando a nosotros o a los del colegio les parezca que debe hacerlo.

Esto no quiere decir que no hagamos nada, siempre se puede intentar que el niño vaya al lavabo a hacerlo, pero si no lo consigue, si pasan días y no hay avance, no hay ninguna necesidad de seguir con ello.

Se vuelve a poner el pañal y se espera a que esté preparado.

¿Cuándo están preparados los niños para dejar el pañal?

Controlar los esfínteres es algo que se aprende, pero que solo se puede aprender si el niño ha llegado a un momento de su maduración en que es capaz de hacerlo.

Si no ha llegado ese momento, puedes tirarte días, semanas y meses para que logre hacerlo donde quieres que lo haga, y no será por tu insistencia de tanto tiempo, sino porque por fin llegó el momento en que su maduración le permitió aprenderlo.

Si le hubieras mantenido el pañal hasta entonces y lo hubierais hecho más tarde, habría aprendido igual, más rápido y os habríais ahorrado un montón de lavadoras, de niño sucio y enfadado y de discusiones sin sentido.

Dice la tabla Haizea-Llevant, basada en un gran estudio sobre el desarrollo de los niños, que no todos los niños aprenden a caminar el mismo día. A los 13 meses el 50% de los niños camina libremente, el 75% lo hace a los 14 y el 95% a los 16. ¿Por qué? Pues porque no todos aprenden a hacer lo mismo al mismo tiempo.

Pues bien, la misma tabla nos dice que a los 30 meses de edad sólo el 50% de los niños controlan los esfínteres. Eso son dos años y medio y es, más o menos, la edad que tienen algunos de los niños que en septiembre empiezan el colegio y están ahora campando por casa sin pañal.

Vamos, que de todos ellos, la mitad aún no es capaz de controlarlo y están ahí dale que te pego sus padres tratando de enseñarles cómo aprender.

A los 36 meses, que son 3 años, son capaces de ir sin pañal el 75% de los niños, y a los 42 meses es cuando lo logra el 95% de los niños. Eso son 3 años y medio y aún falta un 5% por conseguirlo. Y fíjate, que a esa edad están todos en el colegio y allí consideran que todos, absolutamente todos, tienen que ir sin pañal. Lamentable, ¿verdad?

Menos mal que cada vez más centros tienen esto en cuenta y ya no presionan tanto a los padres en este sentido.

Te dicen algo así como «inténtalo, pero si no lo consigue tranquilos, puede venir con pañal y aquí ya los cambiaremos».

Ahora solo falta que esta filosofía se siga extendiendo, pues el respeto por los ritmos de aprendizaje y maduración de los niños debería ser una premisa universal.

Cómo ayudarles a dejar el pañal

Como en realidad estáis leyendo esto, no para que os diga cómo deberían ser los colegios, que también, sino para saber cómo ayudarles a dejar el pañal, os dejo a continuación con los consejos para hacerlo de manera lo más respetuosa posible:

  • Sin prisas: ya hemos dicho que el control de esfínteres es un proceso madurativo, así que como somos nosotros los que tratamos de poner fecha a su maduración no podemos ir con prisas y andar enfadándonos, regañándoles o limpiando las fugas de mala gana y con mala leche.
  • Acompañar en el crecimiento personal: crecer como persona no se hace solo dejando el pañal. Debe ser una cosa más de tantas, así que debemos permitir que maduren en otros sentidos, dándoles autonomía para que se vistan solos, o se quiten la ropa, para comer, para beber en vaso (si es que usan biberón), para comer, para dejar el chupete, para ducharse en vez de bañarse, ponerse ellos mismos el jabón, lavarse los dientes (aunque luego nosotros afinemos la higiene), etc. Esto les ayuda a sentirse más mayores, menos bebés y madurar antes.
  • Hablar de ello: tienen que entender qué están haciendo. Por qué queremos que lo hagan en el retrete o el orinal, por qué hay que dejar atrás el pañal, explicarles qué es el pipí, qué es la caca, enseñarles cómo son, que muchos no saben ni lo que es la caca, y tranquilizarles si les pone nerviosos, que los hay que sienten que están perdiendo una parte de sí mismos.
  • Dar libertad para escoger dónde hacerlo: el retrete les puede dar miedo al principio, por aquello de la profundidad y de ser un gran agujero que de repente hace una ruidosa cascada de agua. Es recomendable que lleven ropa cómoda que puedan subirse y bajarse fácilmente y que tengan a su disposición un orinal, un pañal y el retrete, y que escojan dónde hacerlo. Muchos niños controlan perfectamente y piden un pañal para hacer caca porque es lo que les da más confianza y con lo que se sienten más seguros. Luego se lo quitan y tan contentos. A la práctica, es lo mismo que hacerlo en el váter. Con el tiempo, solo hay que cambiar pañal por orinal o retrete.
  • Aprovecha que es verano: ahora hace calor, así que aprovecha para dejarles desnudos por casa. Yendo desnudos es como ven perfectamente lo que están haciendo y dónde lo están haciendo. Ven salir el pipí y ven salir la caca. Y ven que cae al suelo. Ahí es donde les decimos que para no manchar el suelo pueden hacerlo en el váter, como lo hace mamá y papá.
  • Si no va bien, daros un respiro: puede suceder que pasen los días y no logréis ningún avance. Que pasen una o dos semanas y veáis que se lo sigue haciendo todo encima y no solo eso, sino que empieza a llorar cuando se lo hace porque no quiere, porque sin presionarle vosotros, se sienta en la obligación de conseguirlo. Es entonces un buen momento para volver a poner el pañal y tomarse un respiro. Volvéis a lo de antes y ya lo intentareis más adelante otra vez. ¿No es dar un paso atrás? No, porque si no ha habido avance, no podemos hablar de retroceso.

¿Y si al final no lo consigue?

Pues señal de que has intentado que haga algo para lo que no está preparado tu hijo o hija. Vas al colegio y lo comentas.

Les explicas sus avances, sus progresos o que ni siquiera ha avanzado y si hace falta les decís que no os preocupa, que sabéis que a ellos les va mejor no tener que cambiar pañales, pero que no tenéis prisa y que no queréis que allí le presionen para lograrlo.

Y buscáis la mejor solución: «¿Te traigo pañales, te traigo ropa? ¿Lo cambiaréis en seguida, verdad? Nosotros vamos a seguir trabajándolo en casa, pero hay que tener paciencia». En el mejor de los casos lo comprenderán y se sumarán a vuestro parecer.

Es, de hecho, lo que debería suceder. En el peor de los casos se mostrarán inflexibles y contrariados, y entonces tocará defender los intereses de vuestro hijo.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Diez consejos para ayudar a los niños a controlar los esfínteres y dejar el pañal, Tras controlar los esfínteres por el día, ¿cuándo le quitamos el pañal por la noche?, ¿Y si después de los cinco años no hay manera de quitarle el pañal de noche?: la enuresis nocturna

Источник: https://www.bebesymas.com/educacion-infantil/como-ayudar-a-los-ninos-a-dejar-el-panal-respetando-sus-ritmos

6 efectivos trucos para dejar el pañal

¿Cómo ayudar a mi niño a dejar el pañal?

Los niños dejan el pañal cuando han alcanzado cierto grado de madurez psicológica y fisiológica. Sin duda, lograr que los pequeños consigan tan importante independencia es una meta a veces difícil para los padres, por eso resulta de mucha ayuda conocer los siguientes trucos para dejar el pañal.

Como premisa, antes de intentar que el niño deje el pañal, es bueno que recuerdes que conseguir educar el esfínter del pequeño es una tarea que requiere de mucha paciencia. Por lo tanto, a la hora de probar los consejos que te daremos, tu buena disposición resultará de mucha ayuda.

¿Cuándo está el niño preparado para dejar el pañal?

Debemos comenzar indicando la edad en la que comienza el niño a mostrar que puede dejar el pañal. Como mencionamos antes, este es un proceso individual que depende de la madurez del niño; en promedio, a partir del año y medio de vida pueden estar listos para realizar los primeros ensayos.

Existen algunas señales que nos pueden ayudar a identificar si el niño está preparado para dejar el pañal. Estas son:

  1. Camina solo.
  2. Avisa que tiene el pañal sucio.
  3. No ensucia el pañal durante lapsos de tres horas.
  4. Orina o defeca a la misma hora todos los días.
  5. Si antes de orinar cruza sus piernas, se toca el pañal o se agacha.
  6. Puede quitarse por sí mismo los pantalones, el mono y su ropa interior.

Si tu hijo muestra estas señales, puedes comenzar a aplicar los trucos que te daremos.

1. No esperar a que el niño pida ir al baño

No se debe aguardar hasta que el niño anuncie que quiere ir al baño. Esto es muy poco frecuente y ocurre, generalmente, hasta un año después de que se comienzan los ensayos para quitar el pañal. Es mejor sentarlo en la bacinilla o en el adaptador para el retrete e ir creando poco a poco el hábito.

2. Preparar el lugar para que vaya al baño

El primer paso para que el niño deje el pañal consiste en poner en el baño el adaptador para el inodoro o comprar el orinal o bacinilla. Si ya conoces las horas en las que el niño orina o defeca, puedes sentarlo en el orinal y acompañarlo mientras lo distraes con canciones.

Asimismo, felicítalo luego de que haya logrado orinar o defecar; eso lo hará sentir animado y orgulloso.

3. Permitir que entre al baño

Es importante que el niño pueda entrar al baño acompañado de un adulto y que observe ese espacio como un lugar familiar y recurrente. Como los niños aprenden por imitación, si observan a los padres cuando van al baño, pueden animarse a repetir la hazaña. 

“Lograr que los pequeños consigan tan importante independencia es una meta difícil para los padres; por eso, resulta de mucha ayuda conocer diversos trucos para dejar el pañal”

4. Permitir que el niño elija su ropa interior

Los niños suelen sentirse muy animados cuando ven que pueden usar una nueva prenda de vestir, y que además se ajusta a sus gustos. Cuando les permites elegir la ropa interior que usarán y les hablas de la importancia de llevarla siempre limpia, el niño automáticamente lo asociará con las deposiciones. Así, comenzará a avisar o indicar cuando quiera ir al baño.

5. Nunca se debe castigar o regañar al niño para que use el baño

Si el niño ya ha comenzado a usar el baño o bacinilla y se orina o defeca en la ropa interior, no se le debe gritar o reprender. La actitud correcta es cambiarle y limpiarle rápidamente para que no se sienta avergonzado; después, has de animarlo para que lo siga intentando.

6. Los niños varones deben aprender a orinar primero sentados

Para los primeros ensayos con el niño varón, es mejor comenzar a enseñarle a orinar sentado. Para él será mucho más cómodo; además, puede aprovechar la oportunidad y también defecar.

Cuando el niño ya haya dominado por completo su cuerpo para ir a las horas deseadas y tenga una altura adecuada en relación al inodoro, podrá empezar a practicar orinar de pie.

En última instancia, debes saber que enseñar al niño a ir solo al baño requiere de mucha constancia. Asimismo, una vez que comiences, no hay vuelta atrás.

Si ya le quitaste el pañal, no debes ponérselo un día sí y uno no; el sentarlos en el orinal múltiples veces al día debe ser una tarea en la que no debes desistir. ¡Ahora a practicar, y mucha suerte!

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/6-efectivos-trucos-para-dejar-el-panal/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: