Cómo calmar a un bebé que llora mucho

Técnicas de relajación

Cómo calmar a un bebé que llora mucho

Primero revíselo para saber si el bebé tiene alguna necesidad física: 

  • ¿Tiene hambre?
  • ¿Tiene sed?
  • ¿Necesita eructar?
  • ¿Tiene mucho frío o calor?
  • ¿Tiene el pañal sucio? 

Revíselo para detectar síntomas de enfermedad o fiebre. Si piensa que el bebé está enfermo busque atención médica inmediatamente.

¿Necesita hablar con una enfermera? Llame a la línea telefónica de enfermería ParentSmart Health Line para obtener asesoría médica gratuita las 24 horas del día los 7 días de la semana.

El equipo de Fussy Baby también se encuentra disponible para hablar con usted por teléfono a través de nuestra línea “Warmline” para escuchar y proporcionar apoyo y recursos. 

Llame a Fussy Baby Network® al 1-877-627-9227 (877-6-CRYCARE).

Si su bebé se encuentra sano 

Si su bebé no tiene ninguna necesidad física, intente uno de estos consejos para calmar al bebe cuando esté llorando:

  1. Mézalo, cárguelo cerca de su cuerpo o camine con él bebe.  
  2. Póngase de pie, cárguelo cerca de su cuerpo y doble sus rodillas repetidamente. 
  3. Cántele o háblele con un tono de voz tranquilo.   
  4. Suavemente sóbele o acaríciele la espalda, el pecho o el estómago.   
  5. Ofrézcale su chupón o distráigalo con una sonaja o un juguete. 
  6. Envuélvalo con una cobija suave. 
  7. Llévelo a dar una vuelta en su carriola o en el auto usando el asiento de seguridad. 
  8. Ponga música tranquila o ruido, por ejemplo el de la aspiradora o secadora.

Procure cada una de las opciones durante algunos minutos antes de intentar algo más, también puede intentar algunas de estas opciones simultáneamente.

Si nada funciona, está bien dejar al bebé en un lugar seguro, como en su cuna o en un asiento infantil y tomarse un momento para calmarse. Salga de la habitación, cierre la puerta y respire profundamente varias veces. Llame a un amigo o miembro de la familia.

Siempre debería responder al llanto de su bebé. Algunas veces no importa lo que intente es probable que no logre detener el llanto. Si se siente agobiado y su bebé no deja de llorar, recuerde:

  • Todos los bebés lloran, es como ellos se comunican. 
  • Su bebé puede llorar bastante y es posible que esto aumente hasta que cumpla 4 o 5 meses. 
  • Con frecuencia los bebés lloran más en la noche. 
  • El llanto puede durar de 30 a 40 minutos o más. Los bebés pueden llorar hasta 4 o 5 horas al día.
  • Con frecuencia, los  bebés pueden lloran con intensidad cuando no tienen dolor aunque puede parecer que tienen dolor. 
  • A veces su bebé necesita llorar para descargar estrés, está bien que lo deje llorar.
  • El llanto puede empezar y detenerse sin que usted sepa el motivo. 
  • Es posible que el llanto no se detenga durante mucho tiempo sin importar lo que usted intente. 
  • En algún momento el llanto se detendrá. 

El llanto puede ser frustrante

Cuidar a un bebé es un trabajo que requiere esfuerzo. Su bebé puede llorar más de lo que usted esperaba. De hecho, los bebés empiezan a llorar con más frecuencia alrededor de las dos semanas de nacidos. El llanto usualmente aumenta y alcanza su punto máximo al segundo mes de vida. Algunos bebés sanos pueden llorar hasta 4 o 5 horas al día. 

Es normal que un bebé llore y es normal sentir frustración cuando no deja de llorar. A veces, en ese momento, es posible que usted sienta que perderá el control; en ese momento no sacuda al bebé. Sea padre o cuidador sigue siendo humano. Usted tiene energía, paciencia y tolerancia limitadas.

Es normal sentirse agobiado, desamparado e inclusive enojado debido a las constantes necesidades de su bebé. Sin importar que tan difícil se torne ni que tan cansado y frustrado se sienta, sacudir al bebé, acostarlo bruscamente o aventarlo nunca es la respuesta.

En lugar de hacer esto, cálmese y calme a su bebé. 

El llanto se detendrá en algún momento.

¿Por qué los bebés lloran tanto?

Los bebés usan el llanto para comunicarse. Aunque puede ser difícil distinguir entre los tipos de llanto de un recién nacido, conforme los bebés van creciendo en algunas ocasiones los padres pueden diferenciar un llanto que quiere decir “tengo hambre” de un llanto que quiere decir “estoy cansado”. 

Los bebés lloran porque: 

  • Tienen hambre 
  • Están incómodos 
  • Se sienten frustrados 
  • Están cansados 
  • Se sienten solos 

A veces la respuesta es sencillamente darle de comer o cambiar el pañal. Siempre responda al llanto de su bebé. No lo “consentirá” con solo cargarlo cuanto esté llorando. Cargar a su bebé lo tranquilizará y consolará cuando él no puede expresarse de otra manera. 

Aunque los bebés lloran para comunicarse, el llanto puede continuar durante un extenso período sin razón alguna. El llanto puede ser un misterio y puede detenerse tan rápidamente como cuando empezó. Su bebé no está enojado con usted ni está intentando de hacerlo ver como un mal padre. 

Источник: https://www.childrenscolorado.org/es/conditions-and-advice/calma-un-bebe-que-llora/tecnicas-de-relajacion/

Siete maneras amorosas de calmar el llanto de tu bebé

Cómo calmar a un bebé que llora mucho

El llanto es la primera forma que tiene nuestros hijos de comunicarse con nosotros. Cuando son pequeñitos, es la única manera en la que expresan sus emociones, sentimientos y necesidades.

Para nosotros como madres y padres puede resultar doloroso y preocupante verlos llorar y queremos aliviar su molestia lo antes posible. Por eso hoy te comparto siete maneras de calmar el llanto de tu bebé.

Hay diversos motivos por los que puede llorar un bebé. Por ejemplo, una de las más frecuentes y que ocurren desde los primeros días de vida, es el hambre. Otro motivo sería que haya algo que le incomode, como los gases después de tomar el biberón o que su pañal esté mojado o sucio. También lloran cuando se sienten cansados o cuando sienten dolor.

¿Cómo debemos actuar?

Como te comentaba al inicio, para nosotros es preocupante que nuestros hijos lloren y deseamos hacer todo lo que esté en nuestras manos para que se calmen. Así que para poder hacer algo que ayude a calmar su llanto debemos tomar en cuenta dos importantes pasos:

  1. Primero, relájate. Los bebés son muy sensibles y perciben con mucha fuerza el estado de ánimo de los padres, especialmente el de la madre. Así que el primer paso es relajarnos para mantener la calma.

    Como madres y padres nos duele ver a nuestros hijos sufrir, pero debemos intentar mantener la paz y así poder transmitirle nuestra calma y seguridad a nuestros hijos.

    Y [si sientes que pierdes los nervios, lo mejor es dejarle que llore solo](El síndrome del bebé sacudido: por qué cuando pierdes los nervios es mejor que el bebé llore solo) hasta que te sientas menos tenso o estresado.

  2. Revisa y busca la posible causa de su llanto. ¿Cuánto fue la última vez que comió? ¿Cómo está su pañal? ¿Hay alguna prenda u objeto cerca que le moleste? ¿Tiene frío? ¿Tiene calor? ¿Cuántas horas tiene despierto? ¿Sacó gases después de tomar leche? Son algunas de las preguntas que podemos hacernos para revisar y ver si la causa del llanto es una de ellas.

Una vez que nos hayamos mentalizado para mantener la calma y hayamos verificado que todo se encuentre en calma, entonces procedemos a intentar alguna de estas formas para calmar su llanto.

Abrázale

El calor humano puede hacer maravillas para el bienestar emocional de las personas. Así como tú sientes paz cuando alguien te abraza para consolarte cuando pasas por un mal momento, lo mismo ocurre con los bebés. Quizás se sienta solo y el sentir que hay alguien con él le proporciona la paz que necesita.

Mécelo suavemente

Tomarle en brazos y mecerle es una de las técnicas más infalibles para calmar y dormir a un bebé. El vaivén rítmico con el que solemos hacerlo al caminar o bailar les ayuda a relajarse lentamente.

Arrúllalo

En ocasiones tu bebé ya comió, tiene el pañal limpio y todo parece estar bajo control. Sin embargo llega la hora de su siesta y le cuesta mucho dormirse. En esta situación lo único que necesita es un poquito de apoyo, compañía y que le cantes una dulce nana para poder quedarse dormido.

Cántale

La voz de mamá y papá son los sonidos favoritos de tu bebé. A diferencia de un arrullo, con el canto podemos interpretar alguna canción alegre o relajante que le ayude a distraerse y relajarse. Además, está comprobado que cuando comenzamos a cantarle a un bebé logramos captar mejor su atención y tiene grandes beneficios para él.

El olor de mamá

A veces mamá no estará cerca y será papá quien esté con el bebé.Recientemente vimos una muestra de esto, cuando un padre puso junto a su bebé una camiseta usada de la madre y este de inmediato se calmó.

Dale algo para que succione

Además de ayudarles a alimentarse, el reflejo de succión les ayuda a calmarse y tranquilizarse. Si le das pecho, puedes ofrecérselo para que se tranquilice. Si no amamantas puedes recurrir al chupete, solo recuerda utilizarlo de manera controlada para que no se vuelva un hábito y continúe siendo efectivo para calmarle.

Utiliza técnicas de distracción

Si tu bebé ya es un poquito mayor, puedes intentar distraerlo con algún objeto o llamando su atención hacia otra cosa. Una táctica que suele ser efectiva es ponerle música tranquila que le ayude a relajarse.

Recordemos siempre que un bebé no es capaz de manipular a sus padres mediante el llanto y que un bebé nunca debe ser ignorado ni desatendido cuando llora.

¿Qué haces tú para calmar el llanto de tu bebé?

Fotos | iStock
En Bebés y más | Una investigación demuestra por qué el bebé que llora debe ser siempre atendido, Déjate de aplicaciones: no es tan importante saber por qué llora el bebe como intentar calmarlo

Источник: https://www.bebesymas.com/consejos/siete-maneras-amorosas-calmar-llanto-tu-bebe

El llanto del recién nacido | Mi bebé no para de llorar

Cómo calmar a un bebé que llora mucho

El llanto del recién nacido es la única forma de comunicación que posee el bebé. La salus aprenderá en pocas semanas a identificar sin problema la causa del llanto del recién nacido y, por tanto, sabrá qué hacer para calmarle. En este apartado, te exponemos algunas de las pautas que te ayudarán a calmar el llanto del bebé durante sus primeras semanas de vida.

Los bebés se comunican principalmente a través del llanto, cuando necesitan algo o se sienten molestos. Un recién nacido llora porque tiene hambre, sed, frío, calor, el pañal sucio o porque está cansado.

La salus aprenderá rápidamente a identificar el tipo de llanto del bebé y a actuar en consecuencia. Siempre que el recién nacido llore se le debe atender. La mejor manera de calmarlo suele ser tomarlo en brazos. El contacto físico es la medida que mejor calma a un bebé.

Arrullarlo, cantar suavemente o mecerlo, también pueden ser buenos métodos para consolarlo.

Si se deja que un bebé llore «hasta que aprenda a calmarse solo», el mensaje que recibe es muy negativo, de forma que le costará más desarrollar suficiente autoestima y aprenderá que no es posible confiar en las personas que le cuidan, puesto que su respuesta es impredecible.

Consejos para calmar el llanto del bebé

Te contamos los trucos para calmar a un bebé que no para de llorar: El llanto del recién nacido es un mensaje dirigido a las personas que tiene a su alrededor y es natural que éstos acudan a su llamada para tranquilizarle y transmitirle seguridad.

La salus comprobará que la mayoría de las veces el bebé se calma en cuanto se atienden sus necesidades básicas. Cuanto más pronto se atiende al bebé, más fácil resulta consolarlo.

Algunos estudios han demostrado que es más difícil calmar a un bebé que lleva llorando más de cinco minutos.

Contrariamente a lo que se cree, no se malcría a un recién nacido por responder a su llanto de inmediato. De hecho, se piensa que un bebé que es atendido siempre que llora aprende a confiar en las personas que le cuidan y, posiblemente, llorará menos con el paso del tiempo.

La creencia popular de que llorar es sano y fortalece los pulmones es otro falso mito que conviene desterrar. En algunas ocasiones, el llanto no responde a ninguna causa aparente como el hambre, el frío o tener el pañal sucio. En esos casos, determinados rituales adormecedores pueden ayudar a la salus a tranquilizar al bebé.

Acunarlo siguiendo un ritmo regular, cantar una nana, ponerle el chupete cuando se le caiga…

Si estos rituales se acompañan con una música tranquila o un paseo, siempre que la hora lo permita, tal vez se consiga calmar al bebé intranquilo. Si aún así el llanto persiste, lo mejor será pedir a los padres que consulten con el pediatra, ya que puede que esté enfermo.

Ante todo, la salus debe procurar mantener la calma, pues nada contribuye más a que el bebé siga llorando que el nerviosismo de la persona que le cuida. Durante las dos primeras semanas resulta normal que los bebés lloren hasta un total de dos horas al día. No obstante, los más llorones pueden llorar hasta tres horas al día durante las tres primeras semanas.

Con el transcurso de los meses, se va reduciendo paulatinamente hasta llegar a un total de una hora al día. El llanto del bebé suele ser más frecuente entre las 6 de la tarde y las 11 de la noche. En ocasiones, los recién nacidos padecen los famosos cólicos del lactante.

Estos episodios de llanto inconsolable son muy comunes a partir de la tercera semana y pueden prolongarse hasta los 3 meses.

¿Cuánto llorará el recién nacido?

Cuando se alimente al bebé, se le debe de hablar suavemente y en voz baja. Puede que te sorprenda que el bebé se la pase muy tranquilo y dormilón al llegar del hospital. De momento, se está recuperando de su nacimiento, adaptándose a su nuevo hogar.

Si el bebé llora sin parar, hay que pedirle a la mamá que le ofrezca el pecho o el biberón. Escuchar tu voz y los latidos de un corazón acostumbrado a oír, ayudará a calmar el llanto del recién nacido. La salus también debe hacerlo de la misma manera.

¿Por qué llora el recién nacido? ¿Tu bebé no para de llorar?

Si el bebé empieza a llorar, lo más probable es que tenga hambre. Su estómago es pequeñísimo, del tamaño de una canica, por eso necesita que se le amamante cada dos o tres horas para que reciba los nutrientes necesarios para su crecimiento.

Si le están dando fórmula, puede que no tenga hambre si tomó un biberón en las últimas dos horas. Con el tiempo, te será más fácil descubrir por qué lloran los bebés encontrar maneras de calmarlo.

Otras razones por las que podría llorar incluyen las siguientes:

Cansancio

Como tú, el bebé acaba de tener una jornada agotadora, y puede que esté muy cansado. Si han venido muchas visitas a conocerlo, puede que lo hayan estimulado en exceso. Asegúrate de crear un entorno silencioso y tranquilo para que pueda calmarse y dormirse.

Falta de contacto directo

El bebé estuvo acurrucado en tu vientre por nueve meses. Ahora está en un mundo lleno de estímulos visuales, auditivos y táctiles, pero es posible que eche de menos el ambiente acogedor y cómodo donde antes vivía. Puede que su llanto signifique que quiere que lo abracen, por eso ofrécele mucho contacto físico.

Demasiado frío o calor

A medida que la piel del bebé se va acostumbrando y adaptando al mundo externo, su temperatura interior se irá ajustando mejor. Como regla general, necesitará solo una capa más de ropa que tú. Ponerle un gorrito, o ponerle un saquito de dormir ayudarán a protegerlo del frío.

Verifica la temperatura del bebé colocando tu mano sobre su barriguita. Si se siente demasiado caliente, quítale una capa de ropa (o agrégasela, si se siente fría) No juzgues la temperatura del bebé por sus manitas.

Es normal que el bebé tenga los pies y las manos frías, o que estos incluso se le vean un poquito azulados, sobre todo en las primeras 24 horas de vida.

Aunque las primeras 24 horas del bebé transcurran sin llanto desafortunadamente, lo más probable es que esto cambie. En las próximas semanas, el bebé podría llorar constantemente al final de las tardes y por las noches. Muchos bebés lo hacen.

Un número significativo de expertos piensa que, mientras que el bebé esté sano, el llanto fuerte y prolongado es simplemente una fase de desarrollo normal por la que pasan los bebés. Es verdad que es tan solo una fase, pero puede ser muy estresante.

Si te empiezas a sentir desamparada, frustrada o incompetente porque muchas veces no logras descifrar con rapidez o exactitud el llanto de tu bebé, no te eches la culpa. Indudablemente, hay muchos padres primerizos que sienten lo mismo. Si necesitas ayuda…

En PequeSalus ponemos a tu disposición a nuestras enfermeras cuidadoras de bebés:

Y también en el resto de España. No puedes en preguntarnos cualquier duda que puedas tener, te responderemos encantadas y sin compromiso.

Источник: https://www.pequesalus.com/el-llanto-del-recien-nacido-mi-bebe-no-para-de-llorar/

Cómo calmar el llanto de un bebé recién nacido: las mejores técnicas

Cómo calmar a un bebé que llora mucho

El llanto de los bebés, sobre todo si se trata de recién nacidos, suelen generar preocupación y ansiedad a los padres y cuidadores. Es un problema frecuente que afecta a uno de cada cinco niños y que se resuelve habitualmente en las primeras 12 semanas de vida.

En otro post, ya os mostramos cómo sacar los gases a un recién nacido y evitar así, los cólicos. Ahora hablaremos de las mejores técnicas para calmar el llanto de un bebé. 

Por qué suelen llorar los bebés

El bebé puede llorar porque tiene hambre, porque está cansado, porque tiene calor o frío, o porque necesita un cambio de pañal.

Por lo que lo primero que debemos hacer es comprobar que está cómodo, que no le toca comer, que tiene el pañal limpio o que está a gusto con su temperatura.

También hay que tener en cuenta que un bebé, sobre todo si es recién nacido, necesita más abrigoque un adulto.

También es cierto que los bebés, sobre todo si son recién nacidos, reciben el nerviosismo de los padres, y pueden transmitirlos, por lo que es aconsejable que estemos tranquilos siempre que atendamos a nuestro bebé, y le transmitamos esa relajación que necesitan para calmar a un bebé.

Cómo calmar el llanto de un bebé: algunas técnicas efectivas

El bebé también necesita llorar para calmar su tensión, y si llora por hambre, lo aconsejable, aunque es de sentido común, es no darle de comer inmediatamente cuando está acabando una crisis de llanto, porque su pequeño estómago no estará asentado y podemos provocarle el vómito.

Lo mejor es calmarle primero, y alimentarle después. Una vez que tiene sus necesidades básicas más cubiertas, hay una serie de consejos que funcionan muy bien, y que se pueden ir probando hasta saber cuál puede funcionar mejor:

  • Recostarle en vertical sobre un hombro: muchas veces, el llanto de un bebé se debe a que no ha expulsado convenientemente los gases de las comidas. Para los recién nacidos es una sensación muy incómoda que no les deja dormir ni estar a gusto cuando están tumbados, por lo que es conveniente recostarlos en vertical. Apoyamos su cabecita en nuestro hombro, y le damos suaves toquecitos en la espalda hasta comprobar que ha soltado todos los gases. De esta forma, irá tranquilizándose y dejará de llorar. Además, escuchará el latido de nuestro corazón, al que ya está acostumbrado desde antes de nacer. Y eso le tranquilizará.
  • Mecerle o pasearle de forma suave y rítmica: dar pequeños paseos con el bebé en brazos, de forma rítmica es una buena opción para que se tranquilice. También se le puede pasear en el portabebés o en el cochecito. El vaivén constante suele relajarles mucho, porque les ayuda a acompasar sus ritmos respiratorios y cardíacos. De hecho, hay muchos bebés que se quedan dormidos cuando salen a su paseo diario a la calle.
  • Hablarle bajito o cantarle: cantarle canciones que, poco a poco, se vayan haciendo familiares, de forma suave y no muy alto, o decirle palabras cariñosas, le ayudan a recordar cómo era su fase de gestación, y le puede tranquilizar, y calmar su llanto.
  • Ofrecerle un chupete: no es la mejor solución, puesto que cuando le salgan los dientes se le pueden deformar, y además, un bebé acostumbrado al chupete, tardará mucho en querer renunciar a él. Pero es una forma efectiva de calmarle, ya que succionar suele calmar a los bebés, y siempre es mejor que chuparse un dedo, que puede traer, en el futuro, más perjuicios que beneficios porque también deforman los dientes.
  • Un buen baño con agua caliente: un baño con agua caliente suele calmar a los bebés porque les recuerda a su época de gestación rodeado de líquido amniótico a una temperatura templada. Además, un baño caliente les ayuda a conciliar el sueño.
  • Poner música de tipo relajante: la música de ritmos tranquilos y relajantes suele calmar el llanto del bebé de forma muy efectiva, y también los sonidos monótonos como el tic-tac de un reloj.
  • Un masaje: los masajes a los bebés son una buena técnica y rebajan la inquietud del bebé, calmando el llanto. El bebé se sentirá mucho mejor con un suave masaje en la espalda o en la tripa.

Debemos ser conscientes de que un bebé, a edades tempranas, no está llorando para llamar nuestra atención gratuitamente, o para manipularnos, sino porque necesita algo.

Por tanto, no debemos ignorar su llanto pensando que ya se le pasará, ni desatender a un bebé cuando llora.

Si lo hace, debemos estar seguros de que es por algún motivo, incluso aunque no haya motivo aparente, a veces, cuando no cogen el sueño fácilmente, se ponen nerviosos y lloran. Por eso siempre hay que tratar de tranquilizarlos.

Cuando un bebé no para de llorar y tiene un berrinche que no se le pasa, lo que resulta más eficaz es realizar tres operaciones básicas: cogerle en brazos y pegarle a nuestro pecho, hablarle bajito o cantarle, para que note la presencia, el olor y la voz de sus padres. Estos tres gestos, salvo que se encuentre mal por alguna otra razón que se nos escapa, en cuyo caso habrá que llevarle al médico sin demoras, son los más efectivos para hacer que el bebé se calme y deje de llorar.

Источник: https://www.elespanol.com/como/calmar-llanto-bebe-recien-nacido-mejores-tecnicas/443955881_0.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: