Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Reflujo gastroesofágico en bebés

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses
Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/refluxininfants.html

El esófago es un tubo que lleva el alimento de su boca al estómago. Si su hijo tiene reflujo, el alimento en su estómago vuelve al esófago.

Por otra parte, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es un tipo de reflujo más grave y duradero. Si su bebé no puede alimentarse o el reflujo dura más de 12 a 14 meses, puede ser que tenga ERGE.

¿Qué causa el reflujo y la ERGE en los bebés?

Existe un músculo (el esfínter esofágico inferior) que actúa como una válvula entre el esófago y el estómago. Cuando su bebé traga, este músculo se relaja para permitir que los alimentos pasen del esófago al estómago. Por lo general, este músculo permanece cerrado y el contenido del estómago no regresa al esófago.

En los bebés que tienen reflujo, el músculo del esfínter esofágico inferior no está totalmente desarrollado y por ello el contenido del estómago regresa al esófago. Esto hace que su bebé regurgite o «devuelva» la leche. Una vez que su esfínter se desarrolla por completo, su bebé ya no debería regurgitar.

En los bebés que tienen ERGE, el músculo del esfínter se debilita o se relaja cuando no debe.

¿Qué tan común es el reflujo y la ERGE en los bebés?

El reflujo es muy común en los bebés. Cerca de la mitad de los bebés regurgitan varias veces al día durante los primeros tres meses de vida. Por lo general, dejan de regurgitar entre los 12 y 14 meses.

La ERGE también es común en bebés. Muchos bebés de cuatro meses la padecen. Pero para su primer cumpleaños, sólo el 10 por ciento de los bebés aún tienen ERGE.

¿Cuáles son los síntomas del reflujo y la ERGE en los bebés?

En los bebés, el principal síntoma de reflujo y ERGE es regurgitar (devolver la leche). La ERGE también puede causar síntomas como:

  • Arqueo de la espalda: Su bebé tira la cabeza hacia atrás, durante o justo después de comer
  • Cólico: Llanto que dura más de tres horas al día sin causa médica
  • Tos
  • Arcadas o problemas para tragar
  • Irritabilidad, especialmente después de comer
  • Comer poco o negarse a comer
  • Poco aumento de peso o pérdida de peso
  • Sibilancias o problemas para respirar
  • Vómitos fuertes o frecuentes

¿Cómo diagnostican los médicos el reflujo y la ERGE en los bebés?

En la mayoría de los casos, un médico diagnostica el reflujo revisando los síntomas y la historia clínica de su bebé. Si los síntomas no mejoran con cambios en la alimentación y medicamentos para el reflujo, es posible que su hijo necesite hacerse pruebas.

Varias pruebas pueden ayudar al médico a diagnosticar la ERGE. A veces, los médicos piden más de una prueba para obtener un diagnóstico. Pruebas comunes incluyen:

  • Serie gastrointestinal superior: Examina la forma del tracto gastrointestinal superior de su bebé. Su bebé tomará un líquido de contraste llamado bario. El bario se mezcla en un biberón con otro alimento. El profesional de la salud tomará varias radiografías de su hijo para rastrear el bario por el esófago y el estómago
  • Monitorización de pH esofágico: Mide la cantidad de ácido o líquido en el esófago de su bebé. Un médico o enfermera coloca un tubo delgado flexible en el estómago a través de la nariz de su bebé. El extremo del tubo en el esófago mide cuándo y cuánto ácido entra al esófago. El otro extremo del tubo se conecta a un monitor que registra estas mediciones. Su bebé usará el tubo durante 24 horas, probablemente en el hospital
  • Endoscopia gastrointestinal superior y biopsia: Utiliza un endoscopio, un tubo largo y flexible con una cámara. El médico recorre el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado con el endoscopio. Mientras observa las imágenes del endoscopio, el médico también puede tomar muestras de tejido (biopsia)

¿Qué cambios en la alimentación pueden ayudar a tratar el reflujo o la ERGE del bebé?

Los cambios en la alimentación pueden ayudar al reflujo y la ERGE de su bebé:

  • Agregue cereal de arroz al biberón de leche materna o fórmula. Consulte con el médico cuánto añadir. Si la mezcla es muy espesa, puede cambiar la tetina por una más grande o cortar la abertura con forma de «X» para agrandarla
  • Haga eructar a su bebé cada una a dos onzas de fórmula. Si amamanta, hágalo después de darle cada pecho
  • No lo alimente demasiado: Dele a su bebé la cantidad de fórmula o leche materna recomendada
  • Mantenga a su bebé en posición vertical durante 30 minutos después de las comidas
  • Si usa fórmula y su médico piensa que su bebé puede ser sensible a las proteínas de la leche, su médico puede sugerir cambiar la fórmula. No cambie fórmulas sin hablar con el médico

¿Qué tratamientos para la ERGE del bebé podría recomendar el médico?

Si los cambios en la alimentación no ayudan, el médico puede recomendar medicamentos. Los medicamentos funcionan reduciendo la cantidad de ácido en el estómago de su bebé. El médico sólo sugerirá medicamentos si su bebé aún tiene síntomas de ERGE cuando:

  • Ya ha probado algunos cambios en la alimentación
  • Su bebé tiene problemas para dormir o alimentarse
  • Su bebé no crece en forma adecuada

A menudo, el médico recetará un medicamento como prueba y explicará las posibles complicaciones. No debe administrarle a su bebé medicamentos a menos que el médico se lo indique.

Los medicamentos para la ERGE en los bebés incluyen:

  • Bloqueadores H2, que disminuyen la producción de ácido
  • Inhibidores de la bomba de protones, que reducen la cantidad de ácido que produce el estómago

Si estos no ayudan y su bebé todavía tiene síntomas severos, entonces la cirugía podría ser una opción. Los gastroenterólogos pediátricos sólo realizan esta operación en bebés en casos raros. Pueden sugerir cirugía cuando los bebés tienen problemas respiratorios graves o tienen un problema físico que causa los síntomas de ERGE.

NIH: Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales

Источник: https://medlineplus.gov/spanish/refluxininfants.html

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Con 10 meses los bebés se vuelven más reflexivos y ya no actúan por reflejo, sino que piensan en lo que quieren hacer y en lo que va a pasar si cogen un juguete y lo tiran al suelo, por ejemplo.

Es decir, sus actos expresan voluntariedad. Además, sabe cuándo le toca bañarse, comer o pasear. Incluso es capaz de darse cuenta de si ha hecho algo mal o bien.

Comprende una prohibición y entiende órdenes sencillas.

A esta edad ya sabe gatear e incluso puede ponerse de pie solo agarrándose a un mueble. Algunos bebés también pueden dar pasitos cogidos de la mano o agarrados a algo. Mantiene el equilibrio por completo cuando se sienta.

Distingue las partes principales de su cuerpo y puede señalarlas por lo que, si aún no has empezado a enseñarle dónde está la cabeza o el pie, no pierdas más tiempo.

Su desarrollo social aumenta y ya asocia nombres con personas a las que ve a menudo. Conoce su nombre perfectamente y sabe quién es mamá y quién papá cuando usa cada una de esas palabras. Tiene mucho sentido del humor y le gusta gastar bromas y que le hagan reír. Ya es capaz de decir adiós con la mano o de tirar besitos.

Todavía experimenta la fase de juego en paralelo aunque le gusta ver a otros niños y estar con ellos. Se hace más independiente y es capaz de estar más tiempo alejado de sus papás.

Además de “mamá” y “papá”, puede decir otras palabras como “nene”, “pan”, “agua”. Además, encadena los sonidos que conoce y usar la entonación para simular una conversación real.

Alimentación a los 10 meses

A los 10 meses no se suele introducir ningún alimento nuevo si has seguido la pauta habitual dada por el pediatra.

Así, con esta edad tu bebé ya puede comer gran cantidad de alimentos como cereales con y sin gluten (avena, trigo, maíz, arroz, cebada, centeno, sorgo); frutas (manzana, pera, plátano, naranja, mandarina, uvas, cerezas, melón, sandía, mango, ciruela); verduras y hortalizas (patatas, judías verdes, puerro, apio, calabaza, calabacín, zanahoria, etc.); carne (tanto blancas como rojas); pescado blanco; legumbres; y lácteos (leche materna, de fórmula y yogures naturales o adaptados).

En cuanto a lo que todavía no puede comer, destaca la leche de vaca, la clara de huevo, las frutas de verano, los frutos rojos, el pescado azul, los frutos secos o las verduras de hoja verde. Ten cuidado con estos alimentos y espera al momento adecuado para dárselos para evitar una reacción alérgica o una intolerancia.

Además, aunque puedes seguir dándole purés o papillas, es conveniente que le des también trocitos de comida sin triturar para que se acostumbre a comer de esa forma. También es aconsejable que coma a la mesa con vosotros para que podáis establecer buenos hábitos alimenticios y que le dejes una cuchara para que vaya comiendo solo.

Estimulación del bebé de 10 meses

Son muchos los juegos y actividades que puedes hacer con tu bebé de 10 meses para potenciar al máximo sus habilidades y capacidades tanto físicas como mentales. Por ejemplo, puedes darle juegos de bloques o torres para apilarlos y construir con ellos torres que luego pueda tirar.

También es conveniente que le leas cuentos, le hables mucho y le cuentes historias para estimular su lenguaje y ampliar su vocabulario. Cuando le expliques algo, procura decir el nombre de cada cosa que usáis o veis. También puedes colocar varios objetos o juguetes diferentes delante del él y decirle: “Dame el coche”. Apláudele cada vez que acierte.

Para ayudarlo a caminar y dar pasitos solo puedes dejarlo apoyado en la cama o un sitio que le sujete y llamarlo con algún juguete en la mano para que intente llegar a ti.

Si puede dar pasitos solo, ponte detrás de él, sujeta sus manos y empújalas ligeramente hacia delante para que empiece a dar pasos.

Cada vez que consiga un reto nuevo dile “Muy bien” con una sonrisa en la boca.

Dale cajas (o tupper) para que juegue a poner y quitar la tapa en cada una de ellas. Otra opción es proporcionarle botellas de plástico para que ponga y quite el tapón.

El movimiento de rasgado estimula y mejora la precisión de los dedos. Dale hojas para que las dobla o rompa.

Escóndete detrás de una tela y juega al cucú-tras o esconde algún objeto, de tal forma que queda visible un poco, para que el niño lo encuentre.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/cuidados-bebe/como-cuidar-a-un-bebe-de-10-meses-9134

¿Cuándo llevar al bebé a la playa?

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Llevar al bebé a la playa es un tema de debate entre los especialistas. Ningún pediatra se pone de acuerdo con la mejor edad para llevar al niño a la playa por primera vez. Algunos aconsejan no hacerlo antes de los primeros 6 meses de vida, otros, después del primer año.

Como no somos jueces, optamos por brindarte diversas informaciones para que tú elijas cuándo llevar a tu hijo a conocer el mar. Al fin y al cabo, es una decisión de los padres el pensar cuándo es el mejor momento para llevar a su bebé a la playa. Estas decisiones son parte de la crianza.

La piel de los bebés

Los bebés tienen la piel suave y sumamente vulnerable, el leve roce del pañal le produce irritaciones. Cuando el calor aumenta es común que les brote sarpullido en diversas partes del cuerpo, sobre todo en el pecho. Esto se debe tener en cuenta antes de llevar al pequeño a la playa.

La piel de los bebés está más expuesta a sufrir infecciones que la de los adultos y necesita cuidados especiales para mantenerse hidratada.

Este importante órgano debe higienizarse con productos hechos para bebés que contienen poco perfume y carecen de otros químicos que pudieran dañarlo.

En cada baño, se recomienda lavarlo solamente con nuestras propias manos para que el roce sea lo más suave posible.

A los niños pequeños hay que vestirlos con textiles cómodos y según la estación del año. Su ropa y todas las mantas, toallas y pañales que vayan a usarse deben ser lavados solo jabón. En el caso de llevarle a la playa, es importante tener mucho cuidado de su piel, protegiéndole de los rayos del sol con telas suaves y con protección solar apta para su delicada piel.

Cuando un adulto va a la playa, aun usando gorra, gafas y protector solar, termina por sentir las agresiones del viento, el salitre, el impacto de las olas, las radiaciones ultravioletas… entonces ¿qué decir de un bebé? Su piel es aún más sensible y las inclemencias climatológicas las sentirá como más adversas. 

A través de los años se ha comprobado que el sol de la playa, o su simple resplandor puede provocar quemaduras y manchas en la piel.

Como ya te hemos comentado la piel de un niño es vulnerable en extremo y, según sabrás, precisa de una protección esmerada.

Ella apenas se está preparando para funcionar como el gran órgano que es y proteger a todo el cuerpo de los factores externos, entre ellos, el clima.

En Eres Mamá creemos imprescindible hablarte al respecto porque a tu sano juicio queda la decisión de cuándo llevar al bebé a la playa. Tú como su madre eres la mayor responsable de su cuidado y tienes ya en tus manos la suficiente información para tomar decisiones.

Antes de llevar a tu niño a la playa creemos que debes poner en una balanza los pros y los contras de la situación: cuánto ganarán y cuánto podrán perder tanto él como tú.

Pros de llevar al bebé a la playa

Si tu bebé tiene más de 6 meses (recuerda que antes está desaconsejado porque no les puede dar el sol directamente), y quieres llevarle a la playa te podrás encontrar con algunos pros interesantes:

  • Exploración del mundo
  • Diversión en familia
  • Contacto directo con la naturaleza
  • Experiencias nuevas
  • Conocer el mar

Los contras de llevar al bebé a la playa

Los contras pueden ser evidentes pero te vamos a citar algunos para que los tengas en cuenta:

  • Posibles quemaduras solares
  • Si hay masificación en la playa se puede sentir abrumado
  • Insolación
  • Peligro de asfixia si se mete arena o piedras en la boca

Recomendaciones para llevar a tu bebé a la playa

Pero bien, para seguirte manteniendo informada, a continuación te ofrecemos algunos consejos que te serán útiles si decides visitar la playa con tu pequeño:

  • Escoge un día nublado para llevarlo a conocer el mar.
  • Llévale en horas en que no haya mucho sol (por ejemplo a primera hora de la mañana o a última de la tarde). Evita el horario del mediodía.
  • Tenlo todo el tiempo debajo de una sombrilla.
  • Báñalo en los horarios en los que el sol está menos agresivo.
  • Ponle una gorra o una pamela en su cabecita.
  • Úntale protector solar recomendado para bebés.
  • Busca una sombra donde refugiarlo inmediatamente después de salir del agua.
  • Ponle prendas de vestir de algodón de colores claros que le cubran todo el cuerpo y báñalo con ellas. Estas prendas de ropa, mientras se mantenga en el agua, aun debajo de la sombrilla lo protegerán más.
  • Cuando salgáis del agua y os pongáis a la sombra deberás quitárselas para evitar que coja un resfriado.
  • Si tu hijo está lactando no te limites en darle el pecho o el biberón. Es imprescindible que con tanto calor se mantenga hidratado. Si ya puede beber agua proporciónasela con regularidad.

No puedes olvidar…

Los bebés poco disfrutarán de la playa. Para ellos, mojar sus piececitos en el mar es lo mismo que mojarlos dentro de una bañera.

Para que los niños pequeños se sientan bien deben tener ciertas condiciones garantizadas: tranquilidad, lugar cómodo en donde dormir, una temperatura fresca y agradable… si algo de esto se perturba se ponen sumamente irritables y comienzan a llorar.

Ningún niño pequeñito goza de la playa plenamente porque no sabe lo que ocurre a su alrededor, es solo a partir del 1 año de vida que, podría disfrutar enteramente de la arena y las olas. Si le llevas antes, ¡deberás estar a su lado todo el tiempo!

Источник: https://eresmama.com/cuando-llevar-al-bebe-la-playa/

Bebé de diez meses: todo sobre alimentación, sueño y desarrollo en el décimo mes de vida

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

Continuamos nuestro repaso por los cambios evolutivos que se van sucediendo en el bebé durante sus primeros meses de vida. Y hoy le toca el turno a los diez meses, una etapa fascinante marcada por su maduración cognitiva, emocional y motriz que nos dejará momentos únicos.

Al gateo y la energía desbordante, se suman las sonrisas desinteresadas, su sentido del humor y su rapidez en el movimiento. Y es que a esta edad los bebés son sumamente veloces, no tienen noción del peligro y quieren explorarlo todo, por lo que es de vital importancia acondicionar el entorno para que sea seguro.

Si tu bebé acaba de cumplir diez meses, te contamos todas las fascinantes novedades que os esperan en esta nueva etapa.

El desarrollo social y emocional del bebé de diez meses

Si algo caracteriza a los bebés de diez meses son sus continuas sonrisas. A esta edad, al niño le encanta reír y hacernos reír con sus bromas sencillas. También le gusta que nos escondamos tras una sábana y le sorprendamos, que le hagamos cosquillas, imitemos voces o sonidos y le cantemos.

En esta etapa, el bebé buscará continuamente la compañía de sus padres, tanto en la vigilia como en el sueño. Los padres no solo le aportarán tranquilidad cuando lo necesite, sino que son su fuente de aprendizaje, y gracias a ellos aprenderá la forma de saludar y despedirse de los demás, convirtiendo los besos y las sonrisas en su mejor carta de presentación.

En cuanto a la socialización con sus iguales, aunque le encanta ver a otros niños a su alrededor, no jugará con ellos de la forma en que lo entendemos, pues a esta edad no son capaces todavía de interactuar en sus juegos. Sin embargo, sí llevarán a cabo lo que se conoce como «juego paralelo», es decir, jugar al lado de otros niños.

El lenguaje del bebé de diez meses

El bebé de diez meses entiende mucho más de lo que es capaz de decir. Sabe su nombre y reconoce la forma en la que nombramos a sus familiares y amigos cercanos, y también entiende el significado de un gran número de palabras que utilizamos habitualmente con ellos, como objetos cotidianos o partes de su cuerpo.

Poco a poco irá aprendiendo algunas palabras sencillas, aunque por el momento su palabra favorita es 'NO', un monosílabo que repetirá con mucha frecuencia y que le ayudará a reforzar la conciencia de sí mismo al darse cuenta de que es capaz de negar las cosas.

Aunque creamos que aún es muy pequeño para dialogar con él, que nos entienda y que nos responda, es un ejercicio que debemos hacer continuamente, pues hablarle o explicarle lo que vamos a hacer es una de las mejores lecciones de aprendizaje que podemos ofrecerle.

El desarrollo físico y motriz del bebé de diez meses

Aunque cada niño seguirá su propio ritmo de desarrollo e irá alcanzando importantes hitos cuando le corresponda, por lo general, la mayoría de bebés de diez meses son capaces de:

  • Gatear con las manos y las rodillas, siendo un ejercicio muy beneficioso para su desarrollo
  • Comienza a ponerse en pie agarrado a los muebles o a nuestras manos
  • Sacar las cosas de una caja, explorarlas y volverlas a guardar, convirtiéndose en uno de sus pasatiempos favoritos
  • La motricidad fina mejora, de manera que es capaz de hacer la pinza con los dedos, agarrar y utilizar con precisión objetos más pequeños como el vaso de aprendizaje o el tenedor, y controlar y suavizar ciertos gestos como las caricias.

En esta etapa suelen ser especialmente inquietos, y si les dejamos en el suelo tenderán a moverse por todos los rincones de la casa.

Como no tienen la noción del peligro, es de vital importancia acondicionar un entorno seguro para que el bebé se mueva sin riesgos: asegurando puertas y ventanas, colocando vallas en las escaleras, protegiendo enchufes y retirando de su alcance cualquier objeto peligroso.

Por supuesto, jamás le dejaremos sin vigilancia en la bañera, el sofá, la cama o el cambiador, y cuando esté en la trona o en el cochecito debemos asegurarnos de que está bien sujeto. Así mismo, a la hora de viajar en coche deberá hacerlo en el sistema de retención infantil acorde a su edad, siempre a contramarcha y con los arneses correctamente ajustados.

La alimentación del bebé de diez meses

Comer solo, o al menos experimentar con la comida, es uno de los mejores aprendizajes que puede tener el bebé a esta edad. Y es que los alimentos no son solamente algo que se come, sino que tienen diferentes olores y texturas, y pueden aplastarse, caerse al suelo o ser manipulados.

Por eso es bueno que favorezcamos su autonomía y aprendizaje natural permitiéndoles comer solos y experimentar con los alimentos, ofreciéndole utensilios que pueda manejar con facilidad y alimentos con texturas blanditas con los que no se atragante. También hemos de asegurarnos de que los alimentos que le ofrecemos sean sanos y naturales, sin azúcar ni sal añadidas, y huyendo de aquellos alimentos peligrosos para su edad.

En cuanto a las bebidas que el bebé necesita a esta edad se encuentran únicamente la leche y el agua.

Si toma lactancia materna, recordemos que debe ser siempre a demanda, y que además de alimento y un impacto positivo para su salud, el pecho de mamá tiene importantes connotaciones emocionales para él.

Si toma biberón, jamás le dejaremos solo mientras se lo bebe, aunque él mismo sea capaz de agarrarlo con sus manitas y llevárselo a la boca.

En resumen, los diez meses del bebé supone una etapa de grandes avances basados en el aprendizaje. Es muy importante fomentar su desarrollo, pero extremando las precauciones pues las principales características de los niños a esta edad son la curiosidad y necesidad de explorar todo lo que le rodea.

Otras etapas del bebé

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Cómo aprenden a hablar los niños: el desarrollo del lenguaje mes a mes en el primer año del bebé, Las lesiones no intencionales en la infancia constituyen la primera causa de muerte en niños menores de 14 años, Miel: peligrosa para bebés menores de un año por el riesgo de botulismo,

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/bebe-diez-meses-todo-alimentacion-sueno-desarrollo-decimo-mes-vida

Bebé de 10 meses

Cómo cuidar a un bebé de 10 meses

  • Mi bebé y yo
  • Herramientas
  • Su Crecimiento
  • Bebé de 10 meses

¡Tu bebé ya tiene 10 meses! En esta etapa, que le llevará a cumplir su primer añito.

En muy poco tiempo, tu bebé puede empezar a dar sus primeros pasos o, al menos, a hacer sus primeros intentos por ponerse de pie.

¿Quieres conocer todas las claves del desarrollo y el crecimiento del bebé de diez meses? Hablamos de los hitos del desarrollo, la alimentación y el sueño del bebé de 10 meses.

Alrededor de los diez meses, el bebé podría alcanzar uno de los hitos del desarrollo más esperados: sus primeros pasos. ¿Qué debemos tener en cuenta acerca de este momento tan especial?

– Aunque un 12% de los niños empiezan a caminar en torno a los 9 o 10 meses, lo normal es que empiecen a caminar un poco más adelante.

– Ahora, que no para quieto durante todo el día y quema más calorías, verás que su peso aumenta más lentamente que antes, por mucho que ahora tenga más apetito.

– En breve, verás que los pliegues y los hoyuelos en brazos y piernas empiezan a desaparecer y a dar lugar a una figura algo más estilizada.

– A partir de los 10-11 meses tu hijo ya podría ser capaz de dar algunos pasos, pero siempre sostenido por tus manos o apoyado en un punto de apoyo. De todos modos, la mayoría de bebés aún tardan una media de dos meses más en empezar a caminar, aunque sí pueden desplazarse con la ayuda de un adulto.

– Cuando el bebé empieza a desplazarse autónomamente, es importante retirar todos los objetos o muebles que queden a su alcance y con los que pueda hacerse daño.

(Te interesa: Seguridad en el hogar)

El lenguaje sigue desarrollándose de forma vertiginosa. ¡Ya se ha convertido en todo un parlanchín y, ahora, ha empezado a experimentar con los diferentes tonos y volúmenes!

Lo mejor es no dejar de comunicarte con él, aunque las «conversaciones» no tengan sentido.

Demuestra interés por lo que dice, aunque no le entiendas. Así, le ayudarás a desarrollar su capacidad de comunicación.​ Comunicación en la que, aunque no lo parezca, él ya está empezando a sentir cierta empatía, ya que, ahora, tu bebé ya es sensible a la tristeza de los demás y puede reaccionar llorando si ve que su mamá, por ejemplo, llora.

Y ahora, ¿te apetece volver a comprobar cómo está creciendo tu bebé? ¡Introduce sus datos en la tabla de crecimiento!

Calcula el percentíl de tu bebé

Siguiendo con el proceso de introducción de alimentos nuevos en la dieta del bebé, se pueden producir algunos contratiempos, que pueden poner en alerta a los papás. Por ejemplo, ¿qué puedes hacer si crees que tu bebé «no come», o si se niega a comer fruta, verduras, pescado, etc.?

– En primer lugar, ¡no caigas en la desesperación o en la ansiedad! La introducción de nuevos alimentos puede ser problemática para los papás, pero aún lo es más para el bebé, que se encuentra frente a una serie de dificultades que no solo tienen que ver con la nueva consistencia de la comida, sino también con la forma de comerla.

– Acostumbrado al calor del pecho o a la consistencia del biberón, el pequeño se tiene que enfrentar con la cuchara, y ya no le basta con chupar: ahora tiene que improvisar complicadas acrobacias con la lengua y el paladar. Así pues, es normal que el niño no reaccione con gran entusiasmo al probar los primeros purés. 

– El rechazo al puré no se debe tomar como un capricho. Lo importante es hacerle probar la comida en pequeñas cantidades y no insistir cuando no quiere más.

La leche le sigue alimentando perfectamente, así que el hecho de rechace algunos alimentos no tiene consecuencias negativas en el aspecto nutricional.

……….

¡ATENCIÓN! En la transición hacia la alimentación complementaria, siempre debes respetar los ritmos que el pequeño te indique. Nunca le obligues a comer ni propicies una relación negativa entre el bebé y la comida.

El sueño de tu bebé 10 meses

Las rutinas del sueño son muy importantes. La mayoría de bebés necesitan vivir una serie de rituales, siempre los mismos y a las mismas horas, para sentirse seguros y confiados. Además, los rituales les sirven para orientarse y saber qué es lo que van a hacer. Así, ganan en confianza y autoestima. ¿Para qué sirven, más concretamente?

Los rituales del sueño suelen solucionar los problemas de los bebés para dormir, en el caso de que los tenga. Estos problemas, en realidad, no son tales, puesto que los bebés suelen tener «microdespertares» en las diferentes fases del sueño (como todas las personas).

– Sin embargo, si no han consolidado el hábito de volver a dormirse solitos, pueden manifestar su contrariedad llorando, y afectar, de este modo, al descanso de los papás. En estos casos se necesita mucha paciencia y tener la seguridad de que, antes o después, el pequeño acabará durmiendo toda la noche.​

– En esta etapa, si tu bebé duerme toda la noche, puede que esté listo para dejar de dormir la siesta de la mañana.

Hay bebés que necesitan de sus dos siestas diurnas (la de la mañana y la de después de comer) hasta bien entrados los dos años, pero si observas que durante la de la mañana se entretiene jugando con el chupete, con los peluches y las sábanas de la cuna, puedes probar a saltarte esta siesta.

Para hacer la transición de dos siestas diurnas a una, prueba a adelantar una hora la comida del mediodía y también el momento de echarle a dormir la siesta. Al suprimir la de la mañana, es probable que esta de la tarde se alargue más, aunque trascurridas dos horas o dos horas y media deberías despertarle para que este hecho no trastoque el sueño nocturno de tu bebé.

……….

¡RECUERDA! Aunque tu bebé ya se acerca al añito, todavía es normal que no duerma toda la noche del tirón. De todos modos, sus hábitos del sueño están bastante bien consolidados.

Mientras el niño camine únicamente por la casa, no es necesario ponerle zapatos. ¿Qué más cosas hay que tener en cuenta sobre sus primeros pasos y la protección de sus pies?

Sus primeras experiencias deberían producirse con los pies libres de sujeciones y en contacto directo con el suelo.

– Si hace frío, le puedes poner unos calcetines antideslizantes, con una fina suela de goma.

– En cambio, cuando de sus primeros pasos por la calle, será oportuno ponerle los primeros zapatitos, para protegerle del frío y de las asperezas del terreno.

El zapato debe ser blando y flexible, para adaptarse a los movimientos del pie, y no llevar plantillas, porque los pies planos son totalmente normales durante los primeros años, dado que el arco plantar del niño está protegido por una almohadilla de grasa, que sirve para proporcionare más estabilidad y equilibrio.​

……….

¡CONSEJO! Durante las revisiones de control del niño sano, el pediatra o la enfermera valorarán aspectos psicomotores del pequeño, basándose en estándares y estadísticas. ¡Ten en cuenta que cada niño sigue su propio ritmo dentro de unos baremos!

Qué hace un bebé de 10 meses

Muchos de los niños de esta edad se aferran a un pedazo de ropa, a un pañuelo o a una mantita, que les proporciona seguridad y recuerdan a su madre, cuando ella no está. Es mejor no reprimir esta conducta, pues el niño está solucionando por sí solo sus conflictos internos.

En torno a los 10-11 meses, ya puede ser capaz de indicar, si se le pide, un objeto sencillo que salga representado en un libro. Sacude la cabeza para decir no y le gustan los sonidos que hacen los animales seguidos de su nombre.

Psicomotricidad

– En torno a los 10-11 meses, en muchos casos, gatea rápidamente por toda la casa o bien se desplaza, también con velocidad, arrastrándose por el suelo.

Los hay también que ya se ponen solos de pies, apoyándose, por ejemplo, en los barrotes de la cuna o en la red del parque.

Visión

El niño ya distingue el tamaño de las cosas en relación con la distancia. También reconoce cuándo le estamos preparando la papilla por los ruidos que le llegan de la cocina. Sabe que vamos a salir, cuando nos ve sacar el abrigo del armario.

Oído

– Por otro lado, sus gorjeos se parecen más a un auténtico “discurso”.

– Entre los 8-10 meses, muchos pediatras realizan al bebé el llamado “Boel test”. Se trata de un examen multifuncional que asocia estímulo visuales y sonoros. Sirve para evaluar si el desarrollo global del niño (sensorial y psicomotor) es adecuado para su edad.

……….

Y, ahora, te invitamos a ver nuestros vídeos del crecimiento del bebé. ¡Con todos los temas que más te interesan sobre la evolución de tu chiquitín, en unos divertidos dibujos animados!

Cómo estimular a tu bebé de 10 meses

Cuando nos preparamos para acostar a un bebé, una sesión de lenguaje musical le relajará, a la vez que aprenderá los beneficios del lenguaje de la música.

Tu bebé se encuentra en una etapa mágica e irrepetible de de su vida, que solo se produce en este periodo: hasta los 3 años. ¡Una inmensa oportunidad para potenciar su capacidad de aprendizaje!

Con estos ejercicios de lenguaje musical, favorecerás la mejora de su capacidad para el futuro aprendizaje de idiomas, en un momento irrepetible. ¡Está sentando las bases del lenguaje!

¿Quieres potenciar la memoria de trabajo? Consiste en conectar la atención del momento actual con nuestra información acumulada, para afrontar las exigencias del instante a que nos enfrentamos. La memoria de trabajo depende de la fluidez cognitiva y también es una función de las áreas prefrontales. 

¿Escuchamos una sesión para calmar y adormecer a tu bebé, y relajarte con él?

– Cada ejercicio de estimulación sensorial está específicamente pensado para que tu bebé entienda los cambios entre notas a la perfección.

– Los beneficios de la estimulación sensorial a través del lenguaje musical se obtienen con la repetición de las audiciones.

– Relájate durante la audición de estos ejercicios musicales. Tu bebé se relajará contigo. ¡Disfruta de enseñarle el lenguaje de la música dese el cariño!

Experiencia para esta sesión: relaja a tu bebé para ir a dormir 

– Para disfrutar plenamente de esta experiencia, es conveniente tener al bebé en la cama mostrándole afecto mediante besos y caricias, para favorecer el vínculo materno-filial.

Adapta el volumen y la luz del móvil para favorecer la relajación del bebé, lo más suave posible para tener un ambiente idóneo para que os podáis relajar los dos.

– Dale al play y simplemente relajaos. Verás como el bebé se relaja y podéis disfrutar de uno de los momentos más bonitos, cuando el bebé se duerme contigo.

– Aprovecha este momento de máxima tranquilidad para disfrutar del bebé. Recuerda darle besitos y cantarle. ¡Será tu momento a solas con él!

Este contenido musical ha sido creado y cedido en exclusiva a Mi Bebé y Yo por el Método ETFES de lenguaje musical para bebés

Your browser does not support the audio element.Descarga

¿Qué tal ha ido?

Las sensaciones positivas que recibe un bebé tienen efectos muy beneficiosos para su felicidad. Se trata de un período importantísimo para su desarrollo y para la adaptación a etapas futuras.

Seguro que has disfrutado mucho con esta sesión. Le has ayudado a relajarse, a la vez que ha aprendido el lenguaje de la música. ¿Se ha dormido? ¡Si es así, ahora puedes dedicarte a ti!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/como-crece-bebe/tu-bebe-tiene-10-meses

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: