¿Cómo cuidar a un niño asmático?

Coronavirus (COVID-19): Cuidar de su hijo con asma

¿Cómo cuidar a un niño asmático?

  • Tamaño de texto más grande

Durante la epidemia del coronavirus (COVID-19), los padres de los niños con asma se pueden preguntar si cambiará la manera en que tienen que cuidar de sus hijos, o si hay algo en especial que deban hacer. El equipo médico que lleva a su hijo está ahí para ayudarlos.

¿Cómo puedo garantizar la seguridad de mi hijo con asma ante el coronavirus?

Siga cuidando del asma de su hijo. Así se mantendrán sanos sus pulmones. De este modo, si se infectara con el coronavirus, será más fácil que mejore.

Como siempre, haga cuanto pueda para prevenir sus crisis asmáticas. 

¿Corre mi hijo un riesgo superior de contraer el coronavirus (COVID-19) por el hecho de tener asma?

Hay pocos niños que hayan contraído esta enfermedad. Por eso, es difícil para los expertos saber cómo puede afectar el COVID-19 a niños que padecen otros problemas de salud.

Hasta ahora, los niños con asma no están contrayendo el COVID-19 más a menudo que los niños sin asma.

Pero tanto el asma como el COVID-19 afectan a los pulmones, y el coronavirus que causa la enfermedad por COVID-19 es nuevo.

Por eso, los expertos todavía están estudiando si las personas con asma entre moderada y grave tienen más probabilidades de desarrollar síntomas más graves si contraen la infección.

Para garantizar la seguridad y evitar las infecciones, siga los consejos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por siglas en inglés) y otros expertos en salud. Asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Manténgase a 6 pies de distancia de las personas con las que no vive (llamado «distanciamiento físico» o «distanciamiento social).
  •  Use una mascarilla o cubierta de tela para la cara cuando esté afuera y no pueda distanciarse de los demás.
  • Lávese bien las manos y con frecuencia.

¿Debo llevar a mi hijo a las visitas que tenga programadas?

Hable con el profesional de la salud que lo atiende.

Muchos médicos ofrecen visitas a través de telesalud Si su hijo tiene una visita presencial, hable con el encargado de programar las visitas sobre qué están haciendo para garantizar la seguridad de los niños y de sus familiares.

El personal médico usar á mascarillas. Usted y su hijo también tendrán que usarlas. Haga saber a su hijo que las mascarillas son seguras y que no tiene por qué asustarse.

Si su hijo tiene una crisis asmática que no mejora con tratamiento, obtenga atención como lo hubiera hecho antes de la pandemia del coronavirus.

Los hospitales y las instalaciones de atención médica están tomando medidas para proteger a los pacientes y sus familias.

Esto puede incluir separar a las personas enfermas de las sanas, usar máscaras y hacer controles de temperatura. Es seguro recibir atención si su hijo la necesita.

¿Debo seguir dándole a mi hijo la medicación para el asma?

Sí. Siga dándole a su hijo los medicamentos para el asma que le da con regularidad a menos que el equipo médico que lo lleva le indique lo contrario.

Tenga en casa medicamentos y otros suministros que necesite su hijo para 30 días (incluyendo los inhaladores y los nebulizadores, si los necesita).

Póngase de acuerdo con su seguro médico y con su farmacia o droguería para que tengan preparadas las recetas antes de que se le agoten.

Asegúrese de:

  • Disponer de un horario de medicación y seguirlo. Esto es muy útil para facilitar la toma diaria de medicamentos.
  • Hacer que su hijo siga su plan de acción contra el asma.
  • Seguir dándole a su hijo la medicación de control a largo plazo (o de mantenimiento) para ayudar a prevenir las crisis asmáticas. Si no está seguro de cuáles son esos medicamentos, llame a la consulta del médico de su hijo para que se lo aclaren. Si su hijo usa un inhalador para el asma, asegúrese de que se siente cómodo cuando lo usa. Hacer que el equipo médico que lleva a su hijo le recuerde toda la medicación de su hijo, si lo necesita.
  • Ayudar a evitar los desencadenantes del asma de su hijo. Seguir dando a su hijo la medicación contra la alergia, en el caso de que la tome. Si el polen es un desencadenante del asma se su hijo, revise cuál es la calidad del aire antes de salir al exterior (por ejemplo, para hacer ejercicio manteniendo la distancia de seguridad con respecto a los demás). Si el registro de polen es alto, limítense a hacer actividades dentro de casa. Sigue siendo una buena idea para su hijo hacer actividades físicas cada día. Aparte de ayudar a su hijo a mantenerse en forma, el ejercicio físico puede reducir el estrés, que a veces puede causar crisis asmáticas.

¿Y si mi hijo se pone enfermo? ¿Podría tratarse del COVID-19?

Antes que nada, llame al equipo médico que lleva a su hijo. Ellos conocen los antecedentes médicos de su hijo.

El médico le preguntará por cómo se encuentra y sobre si ha estado cerca de alguien que se sabe o se sospecha que ha contraído el coronavirus.

Desde la consulta del médico, le indicarán qué deben hacer a continuación y si su hijo necesita visitar a un profesional de la salud de forma presencial.

Los expertos sugieren que es mucho mejor usar inhaladores en vez de nebulizadores durante la crisis del COVID-19. Esto se debe a que los nebulizadores generan vapor.

Si alguien que ha contraído el coronavirus usa un nebulizador, el vapor que genera puede trasmitir el virus a otras personas.

Si su hijo usa un nebulizador, hable con su equipo médico para saber si se podría cambiar a un inhalador.

Si su hijo es incapaz de usar un inhalador, intente que no haya otras personas en la habitación cuando use el nebulizador. Abra una ventana o use el nebulizador en una terraza o galería donde pueda circular el aire. Si tiene que ayudar a su hijo a usar el nebulizador, hágalo colocándose detrás de él (en vez de delante) mientras lo use.

¿Qué más debería saber?

Y las emociones fuertes, como el estrés, pueden ser desencadenantes de las crisis asmáticas. Ayude a su hijo a encontrar maneras de relajarse, mantener la calma, y a saber gestionar el estrés y la ansiedad.

Para encontrar información fiable y actualizada sobre el coronavirus, consulte los sitios web de los CDC y de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los CDC también disponen de información sobre el coronavirus y el asma.

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/coronavirus-asthma-esp.html?WT.ac=p-ra

Consejos para hacer frente al asma

¿Cómo cuidar a un niño asmático?

Las personas asmáticas no solo pueden hacer vida normal, sino que esto les ayudaría a disfrutar de una mayor calidad de vida y a reducir el impacto de su enfermedad en sus actividades diarias.

Es el mensaje que ha lanzado la presidenta de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, Pilar de Lucas, durante la presentación en Madrid del anuncio informativo “Que el asma no te pare”, coincidiendo con la celebración, el 5 de mayo, del Día Mundial contra esta patología.

El asma es una enfermedad “tremendamente prevalente” que afecta a aproximadamente el 5 por ciento de la población adulta y a un 10 por ciento de niños y adolescentes, según los datos facilitados por la experta.

“El factor de riesgo más importante es la alergia, que está detrás de la mitad de los casos que se dan entre adultos”, asegura el secretario de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, Darío Antolín.

Esta correlación es todavía mayor en el caso de los niños, ya que “en un 80 por ciento de los casos de niños con asma la causa es una alergia”, afirma.

Las dificultades de los pequeños para expresar sus síntomas pueden retrasar el diagnóstico.

En este sentido, los especialistas hacen un llamamiento a los padres para que les observen, en especial cuando presenten obesidad o atraviesen procesos virales, bronquiolitis y otras enfermedades que puedan suponer una complicación respiratoria. Salvo determinadas precauciones, es aconsejable que los niños con asma, al igual que los mayores, intenten llevar una vida normal.

“Hace años, los padres de los niños asmáticos solicitaban al médico certificados que los eximían de las clases de educación física en el colegio.

Esto es tremendo y, por suerte, ha pasado a la historia”, afirma la experta, que ilustra con esta anécdota la importancia que tiene para los niños el hecho de que los padres no les sobreprotejan cuando son diagnosticados de asma.

Y es que practicar deporte no solo no estaría contraindicado sino que tendría efectos positivos, como afirma el secretario de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, Darío Antolín.

“Muchas veces los padres tienen miedo de que sus hijos sufran una crisis si hacen deporte; esto puede llevarlos a una vida sedentaria que favorece el desarrollo de problemas respiratorios y el aumento del índice de masa corporal, que agravaría el asma”, explica.

 Consejos para prevenir el asma

– Evitar la exposición a agentes alérgenos como el polen, los hongos ambientales, los ácaros de polvo o los epitelios de algunos animales sería así una medida a tener en cuenta para evitar un ataque de asma. En el caso de que una persona no esté diagnosticada pero sospeche que puede tener alergia a alguno de estos factores, es recomendable que acuda al alergólogo.

– Otra precaución que deben tomar las personas alérgicas es no realizar esfuerzos intensos en época de polinización, ya que pueden dificultar la respiración y derivar en una crisis.

– También deben tener especial cuidado los enfermos de rinitis, una enfermedad que, en palabras de Antolín, “con frecuencia genera asma”.

– Observar a los niños en procesos virales para detectar pitidos, fatiga o cualquier otro indicio de asma es eficaz para un diagnóstico precoz y, por lo tanto, un mayor control de la enfermedad.

– Cuando una persona está ya diagnosticada de asma, es importante que siga el tratamiento (se estima que solamente el 30 por ciento de los asmáticos hacen una adherencia correcta al tratamiento) y que permanezca alerta ante cualquier indicio de agravamiento de los síntomas.

En este sentido, Pilar de Lucas destaca la importancia de formar al paciente para que sea capaz tanto de reconocer los síntomas de agudización de la enfermedad como de modificar las dosis del tratamiento de forma segura cuando su enfermedad lo requiera.

En determinados casos, cuando se trate de pacientes adultos que estén siguiendo un tratamiento de mantenimiento, es posible facilitarles una serie de instrucciones que les permitan aumentar o reducir las dosis en función de su evolución”, explica la especialista, una posibilidad que mejora la autonomía del paciente y que se extiende también a los tratamientos de rescate (por ejemplo, el inhalador). “Es importante que la persona asmática esté vigilante y observe, por ejemplo, si empieza a notar malestar por las noches, pitidos al correr o necesidad de utilizar un broncodilatador con mayor frecuencia”, ilustra De Lucas. Si esto ocurre y el paciente no ha recibido indicaciones concretas por parte de su especialista para actuar en este tipo de situaciones, debe acudir al médico de familia para que lo derive a un especialista o a Urgencias.

Que el asma no te pare

Concienciar a los enfermos y a la población en general de que el asma no tiene por qué limitar a quien la padece y desmentir tópicos como que las personas con asma son menos productivas o no pueden realizar actividades físicas son los objetivos del anuncio “Que el asma no te pare”, presentado ayer en Madrid con motivo de la celebración del Día Mundial contra esta enfermedad. El spot, fruto de la colaboración entre la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica y el Instituto Mundipharma, lanza un mensaje clave: “El asma es una enfermedad que afecta a gran parte de la población española pero, si conoces las causas que la agravan, puedes conseguir que no condicione tu vida”.

Rostros famosos como la actriz Natalia Verbeke, los cantantes Abraham Mateo y David DeMaría y los periodistas Luis del Olmo y Susanna Griso colaboran en esta iniciativa.

Durante la presentación del anuncio, David DeMaría destacó la importancia del entorno del enfermo en la normalización de la enfermedad. “Tengo compañeros en la profesión, técnicos de sonido, por ejemplo, que padecen asma y veo las dificultades que tienen cuando nos vamos de gira en primavera, con las alergias.

Siguiendo el tratamiento, las personas con asma pueden trabajar y llevar una vida absolutamente normal”, comenta.   
 

 

Ver también:

 Relacionan el asma con el cáncer pulmonar

 El tratamiento del asma o la rinitis puede continuarse en el embarazo

 La edad de inicio del asma puede condicionar el tratamiento a aplicar 

  • Google +
  • E-mail
  • Imprimir

Источник: https://cuidateplus.marca.com/familia/nino/2015/05/05/consejos-frente-asma-69758.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: