Cómo cuidar los dientes en el embarazo

5 consejos para cuidar tus dientes durante el embarazo

Cómo cuidar los dientes en el embarazo

Durante el embarazo, además de la evolución del bebé habrá que estar muy pendiente de nuestra propia salud. Por eso, una de las zonas a las que habrá que prestar más atención es a la boca. Esta podrá verse afectada, aún más, durante esos meses de gestación.

Ya de por sí, esta parte de nuestro cuerpo es bastante delicada y requiere de una atención especial. Se necesitará, al menos, una revisión cada año, al igual que una limpieza bucodental profunda.

Esto ayudará a olvidarnos de las posibles complicaciones que se pueden producir, como pueden ser caries o la molesta inflamación de encías.

Sí que es cierto que dos de cada diez mujeres, cuando están embarazadas, sufren algún problema bucodental durante este tiempo.

Como es normal, las mujeres que se encuentran en estado experimentan diversos cambios en su cuerpo durante esos nueve meses de gestación que, si no existe una salud oral adecuada y una revisión por parte de un especialista, puede traer consecuencias bastante negativas.

Por eso, será muy importante hacerse un chequeo antes del embarazo y, así, dependiendo del estado general de la boca se tomarán unas medidas u otras. De esta manera se podrá saber si se necesita un tratamiento específico o no.

Además, habrá que ser muy consciente de lo que entraña una mala salud bucodental durante el embarazo.

Esto podrá desarrollar un riesgo prematuro y de bajo peso del bebé al nacer, así como una mayor predisposición del niño a sufrir caries de forma temprana.

Antes de quedarse embarazada, lo más recomendable es que la mujer acuda a un chequeo para que un especialista valore su salud bucodental.divinity.es

También, aumentará el riesgo de padecer preeclampsia, es decir, un incremento de la presión sanguínea de la madre en el embarazo que puede complicar la gestación de forma importante.

Por tanto, lo más recomendable siempre será tener una boca sana a la hora de quedarse embarazada y, también, durante la gestación habrá que cuidar mucho la salud oral, ya que puede volverse más frágil.

Pero, ¿cómo pueden afectar los cambios que se sufren en el embarazo a la boca?

Cómo afecta el embarazo a la salud bucodental

Lo cierto es que los vómitos, que se suceden en los primeros meses, son un síntoma muy frecuente y es muy normal que las mujeres lo padezcan.

Estos pueden erosionar el esmalte dental y, también, provocar caries, ya que aumentan el ambiente ácido y los patógenos de la boca.

Sin embargo, esto suele darse cuando existe un cuadro bastante importante de náuseas y vómitos, por lo que no será del todo común, ya que solo suele afectar a un tres por ciento de las mujeres embarazadas.

También es cierto que, durante la gestación, las hormonas se alteran y, en el primer trimestre de gestación, la relaxina, que sirve para relajar las articulaciones y facilitar el parto también puede provocar diversos efectos adversos.

De esta forma, tus encías podrán inflamarse y se puede producir una gingivitis del embarazo, que suele afectar a siete de cada diez embarazadas.

De la misma forma, puede afectar a los ligamentos periodontales, provocando la movilidad excesiva de los dientes y facilitando la entrada de restos de alimentos por debajo de las encías.

Además, durante el embarazo la salud de la boca puede empeorar considerablemente.divinity.es

Además, también podrá hacer que los dientes y las encías estén más sensibles. Así, las encías sangrarán con más facilidad y podrán llegar a doler.

El culpable de todo esto será el cambio en las hormonas, pero también el aumento del flujo sanguíneo que se produce durante esos nueves meses de gestación.

Otro aspecto que también podrá afectar a tu salud bucodental será que, cuando avanza el embarazo, la mujer tenderá a comer menos cantidad, pero más a menudo. Este factor aumentará el riesgo de caries y de gingivitis y, más, si después de cada comida no hay una correcta higiene dental.

Eso sí, durante los primeros meses serán los vómitos los que favorecerán la erosión dental y las caries, pero en el último trimestre, y durante la lactancia, los culpables serán las alteraciones en la composición de la saliva, que se volverá más ácida. Por tanto, como ya hemos comentado, será esencial cuidar la salud bucodental. Pero, ¿cómo se puede hacer?

Cepillarse bien los dientes después de cada comida

Pues bien, lo primero que habrá que hacer será cepillarse bien los dientes después de cada comida y, también, utilizar hilo dental, así como enjuagarse con flúor. Los odontólogos apuntan que, como se van aumentando las comidas a lo largo del embarazo, habrá que intensificar el cepillado.

Intensificar la limpieza si la embarazada sufre vómitos

En el caso de que haya vómitos, la higiene dental también tendrá que ser bastante escrupulosa, ya que habrá que eliminar los ácidos del vómito.

Disminuir el consumo de azúcares

Será muy importante llevar una dieta equilibrada, donde haya una baja presencia de azúcares.divinity.es

Además, será totalmente recomendable disminuir el consumo de azúcares para poder reducir el riesgo de caries.

Acudir a un especialista en el caso de que veamos alguna complicación

Eso sí, en el caso de que pienses que puedas tener cualquier complicación, lo mejor será que lo consultes con tu odontólogo, ya que sabrá perfectamente cómo tratar los problemas de la boca durante el embarazo.

Además, habrá que seguir cuidando la boca en el postparto

Eso sí, durante el postparto también habrá que seguir cuidando la boca.divinity.es

Además, esta preocupación sobre el estado de la boca se tendrá que mantener, también, durante el postparto.

Por eso, habrá que continuar manteniendo el nivel de higiene oral para evitar problemas como las caries y la gingivitis.

También, tendrás que prestar cierta atención, ya que tu saliva contiene bacterias y, por eso, habrá que evitar contaminar cucharas, chupetes o biberones. 

MÁS

Источник: https://www.divinity.es/mamas/consejos-para-cuidar-dientes-en-embarazo-be5m_18_3075195077.html

10 Consejos de salud bucodental para embarazadas

Cómo cuidar los dientes en el embarazo

Si estás embarazada probablemente estés viviendo uno de los momentos más emocionantes de tu vida. Muchas emociones y cambios hormonales se presentan en esta etapa y afectan a tu estado de ánimo y tu salud.

Pero lo más importante, ¡enhorabuena! Vas a ser mamá y llevas dentro de ti el mayor tesoro.

Ahora tienes que cuidarte por dos, comer bien, hacer ejercicio, descansar y prestar atención a tu salud, para que tu bebé se desarrolle sano.

Y es por ello que la salud bucodental en embarazadas es tan importante como el resto, ya que los numerosos cambios que estas experimentando te afectan en todos los sentidos.

Por lo tanto, es fundamental que acudas a tu dentista durante tu embarazo para hacerte, como mínimo, una limpieza bucal durante tu periodo de gestación. Numerosos estudios demuestran que una buena salud bucal evita un parto prematuro o que el bebé nazca con bajo peso.

En Nutribén® queremos ponértelo fácil y a través de estos 10 consejos de salud bucodental para embarazadas te guiaremos en tu embarazo para que todo vaya sobre ruedas.

1.       Informa a tu dentista de tu embarazo

Tu dentista debe saber que vas a ser mamá lo antes posible, ya que va a informarte debidamente sobre los siguientes pasos a dar respecto a salud dental.  Va a ser el encargado de realizarte una revisión bucodental completa y determinar, si es necesario, los tratamientos que debes seguir, en caso de que se produzca cualquier cambio en tu boca.

2.       Revisa tu boca cada 3 meses

Si todo está yendo bien y no es necesario realizar tratamientos no bajes la guardia. Debes realizar una higiene bucal trimestral. Los cambios hormonales no sólo afectan a tu estado de ánimo, también afectan a tu boca.

Las encías se vuelven más vulnerables a la placa bacteriana, ya que muchas de las hormonas se liberan a través de la saliva favoreciendo el desarrollo de bacterias y reduciendo el efecto del sistema inmune en ellas.

No es algo grave, pero si no se trata correctamente con un odontólogo puede derivar en un problema mayor.

3.       Cuidado con los problemas periodontales

No debes dejar pasar ningún cambio que se produzca en tu boca porque, como hemos dicho, aunque no sea grave si no se trata debidamente puede convertirse en un problema. La gingivitis es uno de los problemas comunes que suele aparecer en el tercer mes de embarazo.

Las encías se enrojecen e inflaman y portan bacterias que pueden afectar al correcto desarrollo del bebé. Es recomendable enjuagarse con agua y sal  para aliviar la inflamación.

Por tanto, el correcto tratamiento de caries, gingivitis y enfermedades periodontales se traduce en una buena salud para ti y tu bebé.

4.       Limita los alimentos azucarados para evitar las caries

Esta indicación no sólo debes tenerla en cuenta para evitar caries, sino también para tu salud en general. Debes limitar los dulces muy cariogénicos y picotear fuera de las 5 comidas recomendadas al día.

Las molestas y comunes náuseas también provocan un cambio en el pH de tu saliva, haciendo que se vuelva más ácido y afecte al esmalte de tus dientes, volviéndolos más vulnerables ante las caries y la erosión dental. Los odontólogos suelen recomendar tratamientos con flúor para prevenir estos problemas.

Otros factores que pueden influir en la aparición de caries son los cambios en los hábitos alimentarios durante el embarazo, la frecuencia de comidas y la falta de tiempo para lavarse los dientes después de cada ingesta de comida son decisivos.

5.       Cepilla tus dientes después de cada comida

Aunque suene a tópico, en tu embarazo es más importante que nunca que mantengas tu boca siempre limpia. Por eso, se recomienda cepillar dientes y lengua tras cada ingesta de comida durante al menos 3 minutos.

6.       El cepillo de dientes debe tener filamentos finos

Para conseguir una higiene completa y sana utiliza un cepillo suave, ya que las encías como hemos visto están más sensibles en el embarazo, y podrían dañarse del uso reiterado de un cepillo duro. Esto ayudará a prevenir su irritación y a proteger el esmalte. Es recomendable que pases el hilo dental al menos una vez al día. Para utilizarlo correctamente consulta con tu dentista.

7.       No uses el mismo cepillo más de 3 meses

Aunque aparentemente pueda parecer que está como nuevo, el cepillo de dientes acumula bacterias y se expone a agentes externos que pueden afectar a tu salud bucodental. Es recomendable sustituirlo por uno nuevo cada tres meses y también si has tenido alguna enfermedad contagiosa, como un resfriado.

8.       Mantén una alimentación equilibrada

Cuidar tu alimentación es muy importante no sólo para tu salud bucodental como embarazada, sino para tu salud general.

Debes seguir una dieta sana y equilibrada, con cinco comidas al día sería lo ideal. Limita los dulces más cariogénicos y el picoteo entre comidas.

Las frutas y verduras son tus aliados junto a los productos lácteos y ricos en proteínas, calcio, fósforo y vitaminas A, D y E.

9.       Bebe mucha agua

Con el embarazo es muy probable que sufras xerostomía o sequedad de boca. Es normal debido a los cambios hormonales que se presente esta anomalía. Lo mejor es que tengas siempre a mano una botella de agua para aliviarlo.

10.   No hagas caso a los falsos mitos

Habrás escuchado muchas afirmaciones sobre la salud bucodental para embarazadas, lo primero es saber qué es y qué no es cierto. Por ejemplo, durante el embarazo no se pierden dientes ni el bebé agota las reservas de calcio de tu cuerpo para formar sus piezas dentales.

En Nutribén® te recomendamos seguir el consejo de un profesional para resolver todas tus dudas en materia de salud dental.

Superándonos para que ellos nos superen.

Más información

Источник: https://www.nutriben.es/embarazo/10-consejos-de-salud-bucodental-para-embrazadas

Hábitos para cuidar tus dientes durante el embarazo

Cómo cuidar los dientes en el embarazo

Dra. Dª. Ana María Roca Ruiz, Médica y Odontóloga, Máster en Nutrición

Los cambios que se producen en el embarazo hacen a la futura mamá más susceptible a la gingivitis y la caries. La higiene dental y los hábitos nutricionales adecuados destierran el viejo mito de que cada embarazo cuesta un diente.

Durante el embarazo es necesario extremar los cuidados dentales

Durante el embarazo se producengrandes cambios en la mujer a todos los niveles: en el aspecto físico, en el químico y en el psicológico. Esto hace que la cavidad bucal de la embarazada sea más susceptible a padecer gingivitis y caries.

Gingivitis

La gingivitis consiste en una inflamación de las encías que aparecen enrojecidas, edematosas, sensibles y con tendencia al sangrado espontáneo o por estímulos pequeños como el masticar o cepillarse los dientes. Durante el embarazo, esta alteración es tan frecuente y específica que recibe el nombre de gingivitis del embarazo. Ésta es más evidente a partir del tercer mes de embarazo.

Si la mujer padecía previamente gingivitis o enfermedad periodontal, ésta empeora durante el embarazo. Puede que no existiera previamente y se desencadene durante esta etapa.

Esto sucede porque durante el embarazo se produce un aumento de las hormonas llamadas prolactina y estrógenos, las cuales condicionan cambios en las estructuras de todo el organismo y, entre ellas, especialmente en los tejidos de la boca. Estos tejidos aumentan la irrigación sanguínea y sufren una mayor capacidad inflamatoria ante los irritantes locales externos.

La placa bacteriana actuaría con más agresividad en unas encías cuyo estado está influido por las hormonas, la alimentación deficiente, el cambio de hábitos alimentarios o de pautas de higiene dental.

Si la gingivitis no se trata, puede evolucionar hacia enfermedad periodontal con lesión de los tejidos de unión del hueso al diente, pérdida parcial de hueso y riesgo de pérdida de los dientes. En un pequeño porcentaje se observa un aumento localizado de la encía que recibe el nombre de granuloma, épulis o tumor del embarazo.

Caries

También es más frecuente durante el embarazo.

Diversos autores han estudiado un cambio en la flora bacteriana de la boca durante esta etapa, lo que unido a una mayor apetencia de la embarazada por los hidratos de carbono en general y los dulces en particular aumenta el riesgo de caries. Por ello durante esta época deben seguirse cuidados específicos para conservar la salud bucal, que comprenden no solo una cuidadosa higiene bucal sino una adecuada alimentación.

Alimentación

Es fundamental tener una alimentación equilibrada no sólo para evitar las alteraciones bucales sino para la salud general de la madre y de su bebé. El proceso de formación de los dientes del bebé comienza entre el tercer y el sexto mes de embarazo.

Es importante un aporte adecuado de vitaminas como la vitamina A y la vitamina D y minerales como calcio y fósforo, cuyo aporte es esencial para la formación de los huesos y los dientes del futuro bebé. Es necesario también un aporte adecuado de lípidos, entre los que se encuentran los ácidos grasos esenciales.

Los ácidos grasos esenciales son el linoleico y el alfa-linolénico, que son precursores del Omega 3 y Omega 6, y son fundamentales, entre otras cosas, para el desarrollo adecuado del sistema nervioso.

Las proteínas de calidad que aportan la carne, el pescado, los huevos y la leche son imprescindibles como material de construcción de todos los órganos del bebé.

Es importante también un adecuado aporte de hidratos de carbono, pero hemos de distinguir entre los hidratos de carbono complejos y los simples. Son preferibles los llamados hidratos complejos, como el pan, las pastas, las patatas, el arroz, etc.

Estos son la principal fuente de energía de liberación lenta y son necesarios para un adecuado equilibrio nutricional y para el desarrollo del bebé. Los hidratos de carbono simples o refinados son más cariogénicos que los complejos; pertenecen a este grupo el azúcar y los alimentos dulces como los caramelos, los pasteles, la repostería, etc.

, los cuales tienen un gran potencial de producción de caries, por lo que deben evitarse.

Higiene bucal

Es necesario en esta etapa del embarazo extremar los cuidados dentales.

Las alteraciones bucales propias del embarazo, aunque frecuentes, no son inevitables y pueden prevenirse realizando una adecuada higiene bucal con un cepillado después de las comidas y usando la seda dental.

Una limpieza cuidadosa eliminará la placa bacteriana que es la causante de la caries dental y de la gingivitis. Es preferible usar un dentífrico que contenga flúor, que es antibacteriano y refuerza el esmalte dental.

Lo ideal es comenzar el embarazo con una boca sana, sin caries ni otros problemas como gingivitis, sarro, flemones, etc. ya que estas patologías no sólo afectan a la salud de la madre, sino también a la del hijo.

Es aconsejable realizar visitas periódicas al dentista, que podrá efectuar los tratamientos oportunos y detectar y prevenir cualquier alteración para que la salud bucal sea la óptima. Si no se ha acudido antes, las revisiones dentales pueden hacerse sin problema durante el embarazo.

Y si no se tiene el hábito de acudir al dentista cada seis meses este es un buen momento para comenzar a hacerlo.

Pueden realizarse algunas intervenciones odontológicas ya que existen ciertos fármacos y anestésicos que pueden usarse durante el embarazo. Pero los tratamientos que no sean de máxima urgencia deben posponerse para después del primer trimestre. En la última mitad del tercer trimestre también es aconsejable evitar las intervenciones odontológicas.

Источник: https://www.lechepuleva.es/embarazo/cuidado-dental-durante-embarazo

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: