¿Cómo enseñar a mi hijo a agarrar el lápiz?

Cómo enseñar a los niños a coger el lápiz correctamente. Consejos y actividades

¿Cómo enseñar a mi hijo a agarrar el lápiz?

Coger el lápiz correctamente es el primer paso para que los niños escriban bien. Por eso conviene ayudarles a que aprendan cuanto antes.

Y será más fácil que lo consigan si empezamos a guiarles a partir de los tres años de edad. Por eso te ofrecemos aquí un montón de consejos y actividades para allanarles el camino.

Y para completar, tenemos otras muchas ideas para favorecer el aprendizaje de la escritura.

Cuanto antes, mejor

A menudo vemos que lo sujetan como les parece más cómodo, pero es muy posible que esa forma no sea la adecuada. Si no les enseñamos desde que son pequeños, pueden seguir haciéndolo así siempre. Es lo mismo que pasa con la escritura en un teclado. Como no aprendamos a colocar bien los dedos desde el principio, seguiremos escribiendo de modo poco ortodoxo toda nuestra vida.

Pero sostener el lápiz bien es más complicado de lo que parece. Requiere un buen control de la motricidad fina.

Y los pequeños la pueden entrenar de manera que les resulte una actividad divertida. Pero antes, es preciso equilibrar la fuerza con la que algunos lo sostienen.

Porque muchos, más que sujetarlo, parece que se aferran a él. Y esto, al final, dificulta el proceso de aprendizaje.

Trucos para ejercitar las habilidades motoras de las manos

A continuación, explicaremos algunos de los ejercicios que los pequeños pueden hacer para desarrollar estas capacidades.

1. Para ir perfeccionando el trazo

  • Hacer garabatos libremente.

Es la actividad más básica para comenzar, pero resulta muy útil.

  • Practicar dibujando figuras.

Círculos, líneas rectas, horizontales, verticales y oblicuas… Pueden hacerlo sobre papel o en una pizarra.

Esta es una actividad que les encanta y que resulta muy productiva. El objetivo es no salirse de la figura que se rellena con color. Para ello, comenzarán por los bordes y seguirán siempre la misma dirección: de izquierda a derecha o de arriba a abajo.

Al principio utilizaremos hojas grandes sin líneas y les pediremos que escriban de izquierda a derecha.

Cuando empiecen a dominar el trazo, les pondremos un papel con líneas separadas entre sí que les ayudará a no torcerse.

2. Para adquirir fuerza y precisión

  • Enroscar y desenroscar las tapas de botes.

Un acto aparentemente sencillo que les ayudará mucho.

  • Atornillar y desatornillar.

Emplear, preferiblemente, piezas de juguete para esta tarea.

  • Pintar con pintura de dedos usando el índice.

Esta actividad, que es un juego para ellos, aumentará su destreza.

  • Comer solos manejando cuchara y tenedor.

Se trata de un aprendizaje fundamental para que adquieran control y firmeza con la mano.

Cómo es la técnica 

Partimos de la base de que, para sostener el lápiz, hay que utilizar el pulgar y el índice. Además, apoyarlo en el dedo corazón y ejercer una ligera presión.

Así pues, podemos invitar al niño a que piense cómo realizar esta pinza. Una buena sugerencia es decirle que ponga esos dos dedos en forma de piquito de pájaro. Este símil le ayudará a comprender mejor.

Otro detalle fundamental es que deben estar convenientemente separados de la punta del lapicero. De este modo, quedará espacio para el anular y el meñique, y la mano se podrá mover con comodidad sobre el papel.

La postura también es importante

Este es otro aspecto que no conviene pasar por alto. Resulta esencial que no se produzca tensión en los hombros o los brazos. Para ello, el niño tendrá que sentarse derecho en la silla, con la espalda recta y los pies pegados al suelo.

La mesa no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja. Con la otra mano sujetará el papel. Necesitamos que mantenga el hombro fijo mientras mueve el codo y la muñeca de la manera adecuada. Además, lo normal es que su mirada siga lo que vaya haciendo su mano.

Para resumir: trataremos de evitar posturas inapropiadas, coger el lápiz correctamente y asegurarnos de que el cuerpo y el papel están en la posición debida. Estos consejos son válidos para casa y para el cole.

Refuerzo positivo

Por nuestra parte, nosotros debemos ser buenos modelos para ellos y escribir siguiendo estas pautas. ¡No olvidemos que a menudo imitan lo que ven!

Y, por supuesto, tenemos la obligación de corregir al niño cuando lo haga incorrectamente. Pero hay que hacerlo con tacto, cariño y mucha paciencia. Y elogiándolo siempre cuando lo haga bien. O, simplemente, cuando veamos que se esfuerza y pone empeño. Decirle que si sigue practicando lo conseguirá será un estímulo positivo para él y, sin duda, redundará en su progreso.

ConsejosEducación en casaInfantil (3-6 años) Para profesores

Источник: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-en-casa/el-mejor-momento-para-ensenar-coger-el-lapiz-correctamente/

¿Cuándo debe coger mi hijo bien el lápiz?

¿Cómo enseñar a mi hijo a agarrar el lápiz?

Con el inicio del nuevo curso, surgen nuevas dudas e inquietudes sobre la evolución de nuestros hijos. Muchos padres se preguntan cuándo debe coger bien un niño el lápiz. Pues bien, en primer lugar, debemos recordar que cada individuo es único. Por lo tanto, tiene sus propios tiempos de evolución y péstos deben ser respetados.

¿Cuándo debe coger bien un niño el lápiz?

Si nos fijamos, a grosso modo, en la evolución manipulativa de un individuo desde su nacimiento, podemos ver que uno de los reflejos que aparecen en los primeros meses de vida es el reflejo de prensión palmar. Éste sucede cuando tocamos la palma de la mano de un bebé, y ésta se cierra de manera automática.

Con los meses, este reflejo desaparece y el niño inicia una prensión de manera voluntaria hacia los objetos. Más tarde aparece la exploración, manipulación y por último la capacidad de usarlos. Teniendo en cuenta esto, debemos saber que para poder realizar escritura, deben haberse cumplido también unas etapas madurativas previas.

Éstas son tanto a nivel de manipulación como de percepción y coordinación de nuestro cuerpo.

A continuación, nombraremos algunos de los requisitos previos necesarios para la realización de un correcto agarre del lápiz.

Requisitos previos para el correcto agarre del lápiz

HABILIDADSIGNIFICADO
CONTROL POSTURAL Se trata de la capacidad que tenemos para mantener nuestra cabeza y tronco alineados, a la vez que nuestros músculos coordinados para poder mantenernos erguidos. Esta postura nos permitirá ser más receptivos al mundo que nos rodea.
ESTABILIDADen tronco, hombros, codos, muñecas y manos La fijación voluntaria de cada una de nuestras articulaciones y músculos en el momento adecuado es necesaria para poder realizar movimientos de coordinación y precisión.
TONO MUSCULAR ADECUADO Muchos niños presentan alteración a nivel muscular (bajo o alto tono muscular), esto dificulta los movimientos precisos y el correcto control postural.
PROPIOCEPCIÓN Informa a nuestro cerebro de la posición de cada uno de nuestros músculos y nos hace conscientes de nuestra posición en el espacio, además nos permite planificar los movimientos necesarios para ejecutar un movimiento.
COORDINACIÓN ÓCULO-MANUAL Consiste en la capacidad de sincronizar el movimiento ocular con el manual. Por lo que debemos tener en cuenta la existencia de alteraciones visuales.
PROCESAMIENTO SENSORIAL Se trata de la manera en que se integran los estímulos que nos rodean y la respuesta que se genera en base a éstos. Por lo que una alteración en el procesamiento táctil puede repercutir en la manera de realizar un correcto agarre, como por ejemplo, ejerciendo mayor fuerza o debilidad sobre el lápiz.
CAPACIDADES COGNITIVAS Los procesos de atención, memoria y procesamiento ejecutivo, son imprescindibles para un buen funcionamiento global de nuestro cuerpo, ya que sin una correcta atención, no podremos dirigirnos a una tarea en concreto.

Además de estos requisitos, debemos conocer cuál es la evolución en la realización de pinzas digitales y las edades aproximadas en las que esto sucede, así pues podemos tomar como referencia los siguientes datos:

EDAD (años)AGARREIMAGEN
1 – 1 y 1/2CILÍNDRICO
2 – 3DIGITAL PRONADO
3 – 4PINZA CUADRÍPODE
4 y 1/2INICIA PINZA TRÍPODE

Evolución de las pinzas digitales

En base a esto, observamos que hasta al menos los 4 años y medio de edad, el niño no iniciará una pinza trípode, la cual irá evolucionando durante al menos 2 años hasta convertirse en una pinza realmente precisa, coordinada y funcional que permita realizar un agarre correcto del lápiz.
No obstante, hay niños que alcanzan más tarde esta capacidad o muestran mayor dificultad debido a que sufren una alteración en su desarrollo, bien sea por trastornos del neurodesarrollo, por daño cerebral, u otros.
En estos casos, además de las alteraciones cognitivas que pueden presentarse y el retraso evolutivo que conlleva, podemos encontrar alteraciones en la estructura de las manos. En estos casos, precisaremos, en ocasiones, de adaptaciones específicas para poder realizar el agarre funcional del lápiz.

Adaptaciones para el correcto agarre del lápiz

Por otro lado, existen instrumentos que facilitan el correcto agarre del lápiz. Estos son los adaptadores externos tanto para niños con alteraciones en sus manos como sin ellas. Os presentamos algunos ejemplos a continuación.

Antes de decidir comprar un adaptador o fabricarlo en casa, es importante conocer cuál es la dificultad que presenta el niño para facilitar el adaptador adecuado.

Para finalizar, nos gustaría recuperar una frase de nuestra introducción, cada individuo es único y tiene sus propios tiempos de evolución.

 Por lo tanto, es importante no forzar al niño a realizar un correcto agarre del lápiz antes de que cumpla parte de los requisitos arriba expuestos.

Además, ni anticiparnos en el uso y elección de ayudas externas sin la orientación de profesionales.

Источник: https://neurorhb.com/blog-dano-cerebral/correcto-agarre-del-lapiz-ninos/

¿Cómo enseñar a mi hijo a agarrar el lápiz?

¿Cómo enseñar a mi hijo a agarrar el lápiz?

Durante el desarrollo del niño es necesaria la ayuda de sus papás, por lo que es bueno que te involucres en distintos aspectos de su vida, esto sin quitarle el protagonismo y dejarlo aprender a su ritmo.

Cuando el niño ya ha pasado por sus primeras palabras y ahora su lenguaje es más extenso, es momento de que siga desarrollando habilidades relacionadas con esta capacidad, así que es buen momento de introducir la lectura.

Al mismo tiempo que el niño comienza a leer también aprende a escribir, así que debes saber cómo estimular este aprendizaje para que no tenga ninguna dificultad durante el proceso.

Aprendiendo a escribir

Aprender a escribir es algo fundamental para todo el mundo ya que es una forma de comunicación que se usa desde hace muchos años y se sigue utilizando en nuestro día a día.

Actualmente se ve a muchos niños que suelen ser más hábiles con la tecnología, incluso hay algunos que aprenden primero a usar una tableta o un celular antes de saber tomar un lápiz de manera adecuada.

Algunas personas suelen decir que los niños ya nacen con la tablet integrada, porque son muy hábiles para usarla, incluso más que la mayoría de los adultos, pero esto no debes verlo como algo malo, ya que puede ser de beneficio a la hora de nutrir su desarrollo.

La habilidad de escribir comienza a desarrollarse desde que el pequeño extiende su vocabulario y es más hábil con su coordinación motora, así que cuando tenga entre 3 o 4 años es buen momento para aproximarlo a este mundo.

Puedes pensar que no es necesario introducirlo a la escritura a una edad temprana, pero realmente no se trata de que el bebé escriba perfectamente con 3 años, sino de que comience a desarrollar ciertas capacidades para que pueda escribir con mayor facilidad cuando llegue el momento.

El lápiz es una herramienta que el niño debe conocer desde antes de que pueda escribir de manera adecuada, así que puedes comenzar dándole un lápiz cuando ya sea capaz de tomarlo, y en ese momento comenzar a enseñarle a hacerlo de la manera adecuada.

¿Cómo enseñar a mi hijo a tomar el lápiz?

El niño puede comenzar a usar un lápiz aunque no sepa escribir o plasmar una letra en una superficie, ya que primero tiene que desarrollar cierta coordinación, postura y fuerza para utilizarlo adecuadamente cuando aprenda el alfabeto.

Hay muchas personas que crecen con una mala postura al tomar el lápiz, lo cual puede resultar dañino en algunas ocasiones, por ello es importante enseñarle a tomar bien el lápiz al niño.

Tomar el lápiz de forma correcta puede tener ciertos beneficios como los siguientes:

– Mejora el control para trazar

– Conseguir escribir sin cansancio en la mano por una mala postura

– Prevenir ampollas por tomar mal el lápiz

– Reducir el estrés a la hora de escribir

Lo primero que debes hacer es conocer la forma correcta para tomar un lápiz:

– Toma el lápiz con el índice por arriba, mientras que el pulgar se encuentra por debajo de este

– Utiliza el dedo medio como un apoyo para no perder el eje del lápiz

– Los dedos restantes se doblan hacia adentro de la mano para relajar los músculos que no se utilizan

Ahora que sabes cuál es la forma correcta para tomar el lápiz es bueno que sigas nuestras recomendaciones para enseñarle a tomar el lápiz poco a poco.

1.- Crayolas. Las crayolas son un buen instrumento para que el niño experimente y fortalezca su agarre.

2.- Bola de papel. Coloca una bola de papel en los dedos que no cogen el lápiz para que la sostenga mientras realiza los trazos.

3.- Bola de mano. Existe una bola en la que puede ser insertado el lápiz, pero se deben utilizar todos los dedos para tomarla y poder trazar.

4.- Adaptador. Existen adaptadores para que el niño coloque su dedo índice y pulgar en la zona correcta, mientras que el dedo se acostumbra a ser utilizado como un apoyo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/juegos-y-manualidades/como-ensenar-a-mi-hijo-a-agarrar-el-lapiz-9031

Grafomotricidad, cómo ayudar a los niños a escribir

¿Cómo enseñar a mi hijo a agarrar el lápiz?

“”””L

a manera en la que se parte para enseñar a un niño a escribir es la grafomotricidad, que es un movimiento gráfico que realizamos con la mano al escribir o dibujar. Se trata de aprender a realizar unos movimientos con la mano para plasmar un trazo en un papel y adquirir una coordinación ojo-mano en el proceso.

Algunos consejos que pueden ayudar al niño:

  • Preparar un ambiente relajado y tranquilo, incluso con una música que le estimule para ello: rápida para hacer trazos cortos y suave para largos y ondulantes.
  • Antes de trabajar con un lápiz y un papel es bueno que el niño comience a dibujar con el dedo en el aire, harina o arena, pintura de dedos…
  • Enseñar al niño a tomar correctamente el lápiz, a sostenerlo entre los dedos y a ir deslizándolo sobre el papel.
  • Para ganar destreza manual, deberá trabajar los trazos verticales, horizontales, oblícuos, circulares, en zig-zag. En casa se pueden realizar plantillas primero con puntitos que el niño siga en su trazo y para finalmente complicarlo con dos puntos que el niño debe unir.
  • No presionar al niño es fundamental, el proceso de la escritura abarca 3 o 4 años y cada niño tiene su ritmo.
  • Para aprender a escribir no sólo hay que practicar la escritura.

    Actividades como dibujar, pintar, colorear, recortar, hacer pasatiempos como los laberintos o une los puntos, ayudará al niño a desarrollar la psicomotricidad fina.

A los 6 años, el calendario escolar contempla el aprendizaje de la escritura y la lectura de manera formal. Todo lo aprendido anteriormente les ayudará en esta etapa en la que comenzarán a escribir palabras completas e incluso frases. También serán capaces de leer, inicialmente silabeando para ir ganando agilidad y velocidad.

Si te interesa este artículo te recomendamos leer esta entrevista a la profesora Ana Roa, pedagoga y profesora de Educación Infantil, quien aclara algunas dudas importantes en conmishijos.com.

¿Hay una edad oficial para aprender a escribir?

En este punto, hay opiniones variadas y contrapuestas entre diferentes escuelas y metodologías. Lo más recomendable es que, en la Educación Infantil (3, 4 y 5 años), se tenga un primer contacto con el lenguaje escrito sin exigir a los niños que, al finalizar este periodo, sepan leer y escribir con normalidad.

En esta etapa, realizan trazos y se familiarizan con los diversos instrumentos (ceras, lápices, etc.), desarrollan su capacidad para dibujar y empiezan a conocer algunas letras y palabras (como su nombre). Todo ello de una forma lúdica, que despierta su interés por el lenguaje escrito.

En esta etapa, y hasta los 6 años, podemos hablar de iniciación al proceso de la escritura.

¿Y los niños avanzan todos a la vez en el aprendizaje de la escritura?

En los colegios, aún sigue siendo frecuente llevar a todos los alumnos del grupo al mismo ritmo, sin tener en cuenta las diferencias individuales (tipo de inteligencia predominante, estilo de aprendizaje…).

Actualmente, con la metodología constructivista, igual que sucede en la lectura, los niños usan la escritura para comunicarse, expresarse o entretenerse, inventándola según sus propias reglas y aproximándose, poco a poco, al sistema convencional mediante un proceso que avanza unido a sus etapas evolutivas.

Pero, independientemente del método pedagógico que se utilice, prevalecerá el interés del niño, su predisposición. Además, hay que considerar que cada niño tiene su ritmo, aunque sabemos que todos lograrán el objetivo.

¿Cómo es el proceso de aprender a escribir?

El punto de partida es la grafomotricidad, que está integrada dentro de la motricidad fina (es decir, de la precisión de los movimientos, fundamentalmente, la coordinación ojo-mano).

El desarrollo del «gesto fino» se lleva a cabo a través de ejercicios que requieren precisión, rapidez y control de movimientos en las manos y en los dedos. Estos ejercicios desarrollan una serie de habilidades necesarias para, posteriormente, realizar los primeros grafismos.

La manifestación más temprana de la grafomotricidad es el garabateo, que se desarrolla de manera simultánea al dibujo espontáneo o al dibujo con modelos y que precede a la escritura propiamente dicha.

¿Y en qué consisten estos ejercicios de escritura?

Se empieza aprendiendo a manejar los materiales: es decir, el instrumento con el que realizar los trazos y el soporte sobre el que se realizan dichos trazos. El instrumento debe convertirse en una prolongación de la mano: el niño tiene que aprender a sostenerlo entre los dedos y a deslizarlo sobre un soporte.

El instrumento no será ni duro (pues impediría el movimiento de la mano) ni excesivamente blando (ya que se difuminarían los trazos).

Al principio, ponemos a disposición de los niños ti-zas, pintura de dedos, ceras blandas y lapiceros hexagonales muy gruesos para que aprendan a colocar los dedos lo más correctamente posible.

Después, pasaremos a utilizar ceras más finas y otro tipo de lápices. El soporte es la base en la que el niño se apoya para realizar los ejercicios.

Al principio, debe ser grande (un papel de estraza extendido sobre el suelo o una pizarra colgada en la pared) para permitirle hacer movimientos amplios y firmes.

Cuando el niño consigue aumentar el control del brazo, pasamos a utilizar soportes más pequeños (fichas específicas para este fin). En general, los ejercicios son cortos y atractivos, y responden a las preferencias del niño.

Los primeros trazos son movimientos voluntarios de la mano y del brazo. Se empieza por los palotes simples y combinados y se sigue con círculos y espirales hasta llegar a los más complejos, los bucles, con el objetivo de abordar, a continuación, las primeras letras y números.

¿Qué consejos darías a los padres de niños que están aprendiendo a escribir?

La ejecución de los ejercicios requiere un ambiente silencioso y relajado. Los niños deben adoptar una buena postura corporal y una actitud de concentración. La música ayuda mucho: se pone música con ritmos muy marcados y rápidos para la realización de trazos cortos e intermitentes; y música más lenta y suave para los trazos largos y ondulantes.

Por último, realizar los ejercicios previamente en el aire, en arena o en harina, facilita la posterior ejecución de los trazos en una ficha.

En el último curso de la Educación Infantil, es importante que el niño tenga adquiridas estas habilidades para facilitar el paso a Primaria en condiciones de adquirir los conocimientos establecidos en esta nueva etapa.

FUENTES: Entrevista de Consuelo Cuevas, Redactora Jefe en Bayard Revistas. Guía Infantil.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!

(Votos: 0 Promedio: 0)

Источник: https://pediatriayfamilia.com/ninos/grafomotricidad-como-ayudar-a-los-ninos-a-escribir/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: