¿Cómo evitar que se maree en el coche?

5 trucos infalibles para evitar que tu perro se maree en el coche

¿Cómo evitar que se maree en el coche?

Ya tienes decidido el destino de tus vacaciones, ¿playa o montaña? El destino es lo de menos: Estás feliz porque esta vez te llevas a tu perro contigo. ¿Quieres evitar que tu perro se maree en el coche?, ¿es su primer viaje y no quieres que lo pase mal?

Sigue leyendo y encontrarás 5 trucos infalibles para que tu perro no se maree en coche y tenga un viaje placentero.

Lo primero que debes saber, es que tu perro no puede ir suelto por el coche, por seguridad y porque la normativa de la DGT, obliga a llevar al perro sujeto, de tal manera que no moleste al conductor del vehículo.

Eso lo puedes conseguir con un arnés de seguridad para perro, tiene una pieza especial que se introduce en la ranura del cinturón de seguridad de tu coche y le da mayor libertad de movimientos que dentro de una jaula o trasportín.

Otra buena manera de viajar con tu perro en coche es dentro de un trasportín, pero primero tendrás que acostumbrarlo a meterse dentro: las chuches, la paciencia y su juguete favorito, ayudarán en la tarea. Es preferible que lo hagas un par de semanas antes del viaje, para que vaya tomando contacto. A continuación te describimos los síntomas de mareo en perros

Síntomas de mareo en los perros

Éstas son los síntomas más evidentes de que tu perro se marea cuando viaja en coche:

    • Se muestra indiferente.
    • Babea demasiado.
    • Bosteza constantemente.
    • Lloriquea.
    • Presenta vómitos.
    • Muestra inquietud.
    • Está en actitud inactiva.

Causas habituales del mareo en perros:

¿Sabes por qué se producen los mareos en perros?

Mareo por movimiento: Al igual que los niños suelen marearse más en el coche que los adultos, a los perros y cachorros les pasa lo mismo.

Los más jóvenes experimentan mareos con el movimiento porque la estructura del oído responsable del equilibrio no está completamente desarrollada todavía.

Algunos perros son capaces de superar el mareo por movimiento con la edad, pero hay otros que no.

Estrés: Otros de los motivos del mareo canino puede ser el estrés o la angustia, especialmente cuando el destino del viaje en coche es al veterinario o la residencia canina, en vacaciones.

Entonces… ¿Cómo prevenir el mareo canino?

Como te contábamos, el estrés y el destino final del viaje suelen ser los principales motivos por los que tu perro se preocupa y se marea. Si tu perro ha tenido alguna experiencia negativa o un trauma de tipo emocional después de un viaje en coche, puede asociar los viajes con vómitos o ansiedad.

Trucos para evitar que tu perro se maree en el coche:

1. Cambia su percepción del viaje en coche.

Tu perro tiene que sentir que el coche es una proyección de tu casa y tiene que sentirse a gusto. El objetivo es que, antes de salir de viaje, nuestro perro se acostumbre a entrar y salir del coche sin temor, para que asocie el viaje con algo bueno. Para conseguirlo, podemos recurrir a estrategias tales como:

  • Deja que tu perro entre en el coche varias veces, que lo olfatee y se familiarice con él.
  • Coloca dentro su manta y juguete favoritos. Cuando tu perro suba y baje con total confianza, es hora de hacer algún trayecto más largo, para que se acostumbre al movimiento.
  • Recuerda también que, para los perros, la temperatura de confort en el interior del coche, no debe sobrepasar los 22 grados.
  • En verano, ten mucho cuidado con el temido golpe de calor dentro del coche.

2. Asegúrate de que tu perro tiene el estómago vacío antes del viaje.

La mayoría de los perros no se marean cuando tienen el estómago vacío. Así que puedes probar a no darle ningún alimento, aproximadamente en las dos o tres horas anteriores al viaje. Si coincide con sus horas de comida, prueba a darle un premio pequeño y un juguete para morder, eso le distraerá la atención por la comida.

3. Haz paradas frecuentes.

Una buena idea es hacer paradas cada dos horas, sólo para estirar las patas, hacer sus necesidades y jugar un poco antes de volver al coche. También puedes aprovechar y darle hielo o un poco de agua durante el descanso, pero que no la beba ni muy deprisa, ni mucha cantidad

4. Apaga el aire acondicionado y abre las ventanas.

Es bueno dejar entrar un poco de aire fresco en el coche, asimismo es bueno airear el coche de vez en cuando, baja las ventanillas del todo y circula así un par de minutos para refrescar el ambiente.

5. Aplica remedios naturales por si todo lo anterior no funciona

A pesar de haberte dicho que tu perro no ingiera nada en las dos horas anteriores al viaje, un par de rodajitas de jengibre natural, le calmarán el estómago y no tendrá nauseas.

También existen en el mercado unas gotas antiestres con efecto sedante, que además previenen y evitan las náuseas y los vómitos. Las feromonas aplicadas en spray o en un collar les tranquilizan bastante.

El extracto de te verde (la L-teonina), es muy eficaz contra los mareos.

Como siempre te recomendamos acudir a un veterinario si todos estos consejos y trucos no te dan resultado, siempre es mejor dejarse aconsejar por un profesional.

No obstante si tu perro se sigue mareando y no te lo puedes llevar, aquí te dejamos otras opciones para que se quede al cuidado de alguien

Echa también un vistazo a nuestro blog de viajar en avión con perro, puede que descubras algún truco más

Esperamos haberte ayudado a evitar que tu perro se maree en el coche, os deseamos muchos viajes estupendos con perro y si tenéis cualquier consulta nos la dejéis abajo en los comentarios

¡¡Nos leemos en el siguiente post!!

Descubre en nuestra web toda la moda y accesorios que tu perro necesita

Источник: https://www.tqel.es/es/blog-de-ropa-para-perros-productos-accesorios/131_trucos-para-evitar-perro-maree-coche.html

Cómo evitar que los niños se mareen en el coche

¿Cómo evitar que se maree en el coche?

¿Cómo evitar que los niños se mareen en el coche? Seguro que más de una vez te has hecho esta pregunta y habrás escuchado decenas de consejos. Ford se ha propuesto dar una respuesta científica y así es cómo ellos pretenden solucionar este problema tan desagradable, tanto para los niños como para los que los acompañan.

A la hora de realizar un viaje con críos en el coche, uno de los problemas más recurrentes es que se suelen marear.

Hay decenas de «soluciones» a este problema en el saber popular, algunos tan disparatados como poner una aspirina infantil en el ombligo durante el viaje.

Lo cierto es que si uno busca en internet cómo evitar que los niños se mareen en el coche te puedes encontrar prácticamente de todo, lo raro es que nadie acabe dándoles morfina directamente.

El problema de los mareos en el coche no es exclusivo de los más pequeños. Algunos adultos también son sensibles y se marean con facilidad. Lo bueno es que para ellos hay remedios más eficaces porque toleran algunos medicamentos como la conocida Biodramina, pero en los niños son menos eficaces y algunos no las toleran aunque las haya infantiles.

En Ford se han propuesto atajar este problema de una forma eficaz y para ello lo han estudiado, buscando el origen del mareo y fijándose en quiénes son los que más lo padecen y quiénes no.

Por qué nos mareamos en el coche

Lo primero es saber la causa que provoca el mareo y ésta está claramente identificada. La sensación de mareo está provocada por una contradicción entre las señales que envían los ojos al cerebro y las que recibe por parte de los sensores de equilibrio que están en nuestros oídos.

El cerebro humano es el de un animal cazador y ha evolucionado de manera que da prioridad a los objetos en movimiento y esto es un problema a la hora de desplazarnos en un coche y por eso es más fácil marearse en las plazas traseras que en las delanteras, o si tratamos de leer mientras nos movemos.

Hay un experimento que puedes hacer más o menos fácilmente para comprobar este efecto. Necesitarás que alguien te ayude y una cartulina con un dibujo a lápiz (o en blanco y negro, si hay colores o es una imagen muy compleja llama más la atención de nuestro cerebro y no será tan evidente que la imagen desaparece).

Mientras nosotros miramos al dibujo, la otra persona por sorpresa tiene que mover algo a nuestro lado, por ejemplo pasar la mano de arriba a abajo a nuestro lado. En ese instante el cerebro detecta algo que se mueve en nuestra visión periférica y centrará la atención en ella.

Automáticamente el dibujo de la cartulina desaparece y se queda en blanco.

Cuando viajamos en los asientos traseros o tratamos de leer mientras nos movemos sucede algo similar. Tenemos un asiento que nos impide ver hacia delante mientras que por las ventanillas «el paisaje se mueve».

Esto genera mucho estrés a nuestro cerebro porque lo hacemos trabajar contra su instinto fijando la atención en un libro o en la pantalla del móvil mientras nuestra visión periférica, en cambio, está saturada de estímulos.

Aunque no intentemos leer mientras nos movemos, también es fácil marearse porque nuestro sentido del equilibrio a veces no siente las cosas de manera coordinada con lo que ven nuestros ojos.

Si en un simulador nos pusieran sobre la pantalla una curva a la izquierda pero lo inclinasen en sentido contrario y nuestro equilibrio notase una aceleración hacia la izquierda, esta incongruencia provocaría nuestro mareo al instante. Por eso es fácil marearse en un barco.

En el mar el horizonte se ve como algo fijo debido a la distancia a la que está, sin embargo nuestro cuerpo se mueve. Para el cerebro ver algo inmóvil pero sentirnos en movimiento «son datos no computables», y «se cuelga», es decir nos marea.

Esto no afecta a todas las personas por igual.

Por ejemplo, los bebés no se marean, posiblemente porque su cerebro todavía «tiene programas sin instalar», entre ellos, el sentido del equilibrio, que se desarrolla más cuando empiezan a caminar solos; qué casualidad, justo cuando empiezan a marearse. Las mascotas, en cambio, sí se marean, algunos de ellos de manera sorprendente, como es el caso de los peces de colores.

Como es un problema provocado por nuestro cerebro podemos «aprender a no marearnos» que es lo que le sucede, por ejemplo, a los marineros, cuyo cerebro se acaba acostumbrando a recibir estímulos aparentemente contradictorios. Esto es un proceso muy lento, especialmente cuanto más sensible sea la persona que se marea, de modo que deberemos atajar el problema de otra manera.

Cómo evitar mareos en el coche

Según el estudio, la causa que provoca el mareo es que hay una incongruencia entre lo que el ojo ve y lo que el cerebro espera sentir a través de sus sensores de equilibrio.

Bien, pues nuestra forma de conducir es muchas veces la causa de esos mareos, aunque también hay otros factores de riesgo que debemos tener en cuenta, como el uso de pantallas.

En este estudio de Ford han comprobado como la inmensa mayoría de los adultos que miraban pantallas durante el recorrido comenzaban a tener síntomas de mareo en apenas 10 minutos.

En cuanto a la forma de conducir, lo que más fomenta el mareo son las brusquedades y, sobre todo, los titubeos. Trazar una curva con pequeños golpes de volante en lugar de una única trazada limpia o dando golpes de acelerador y freno en lugar de llevar una aceleración o frenada progresivas provocan más mareos que el que haya más curvas en la carretera o vayamos más rápido.

“Para muchos conductores que creen que su hijo tiene un problema con los mareos en coches, podría tratarse simplemente de que su hijo tiene un problema con la manera en que conducen”, asegura el profesor Bos, que también realiza estudios sobre percepción de movimiento en la Vrije Universiteit de Amsterdam y ha trabajado en un dispositivo que muestra cuándo el comportamiento al volante podría afectar a los pasajeros proclives a marearse. “Adoptar un estilo de conducción más suave ayuda a evitar la sensación de náusea y reduce los costes de combustible”.

En base a estas experiencias se proponen los siguientes hábitos que nos ayudarán a reducir los mareos en los viajes:

  • Las personas que sean más sensibles a marearse deben ir, siempre que sea posible, en el asiento delantero. Si no es posible, mejor en la plaza central trasera, de modo que puedan ver la carretera desde su posición.
  • Conduce de manera suave, evitando titubeos con la dirección y con el acelerador y el freno.
  • Evita los baches ya que también producen mareos. Cuando el ojo ve la curva, el cerebro ya se espera una sensación por parte de los sensores de equilibrio, pero los baches «le llegan por sorpresa» y favorecen más el mareo que el hecho de que el trazado sea más o menos sinuoso. De todos modos, tampoco des un bandazo para evitar el bache, si damos un volantazo cuando no hay curva, también marearemos más fácilmente a los pasajeros. El conductor no se marea por que como es él quien va a dar el giro con el volante, su cerebro ya está preparado para lo que va a sentir su oído interno.
  • Como el mareo lo provoca el cerebro, una forma de evitarlo es entretenerlo. Cantar una canción, proponer un juego de acertijos… esas cosas distraen y reducen el riesgo de mareo. Es importante saber que esto se debe hacer antes de que aparezca el mareo. Una vez que el mecanismo que provoca esta sensación se ha puesto en marcha ya no hay solución.
  • Baja la temperatura del climatizador. El calor favorece la aparición del mareo.
  • Lleva una almohada que reduzca el movimiento de la cabeza del pasajero que se marea.
  • Bebe para llevar una buena hidratación, pero evita bebidas con cafeína o lácteos.

Más trucos para viajar con niños

En Autocasión.com te proponemos más reportajes para facilitarte al máximo el viaje con niños en el coche.

Источник: https://www.autocasion.com/actualidad/reportajes/evitar-los-ninos-se-mareen-coche

Diez consejos para evitar mareos en el coche

¿Cómo evitar que se maree en el coche?

Realizar un viaje, en coche o cualquier otro medio de transporte, parece en principio una alegría para todo el mundo, pero hay personas que llegan a pasarlo realmente mal con estos. Y es que para quien sufre mareos en los viajes no tiene nada de agradable. Lo mejor es entender por qué se producen… y luego saber como evitarlos.

Por qué se producen los mareos

Los mareos en medios de transporte se conocen como «mareos por movimiento» o «cinetosis». Ocurren porque el cerebro necesita conocer la posición del cuerpo en todo momento, algo que consigue con los datos que le proporcionan los sentidos, así como el apartado locomotor.

En un medio de trasnporte, el movimiento no depende de nosotros mismos. En ocasiones, a nuestro le resulta extraña la sensación de moverse sin realizar los movimientos por si mismo.

Por qué el mareo produce vómitos

Como se produce un desajuste sensorial conforme a lo que vemos y los datos que el resto del cuerpo envían, el cerebro piensa que se debe a una neurotoxina. La náusea se produce porque el cerebro cree que se ha producido un envenenamiento y hay que eliminar esa tocina. De ahí que nuestro cuerpo produce vómitos, para expulsarla.

Hay gente más propensa que otra a sufrir mareos en el coche. Se desconoce cuáles son los motivos pero sí que existen trucos para evitar que se produzca

1. Elegir bien el asiento del coche

Si eres propenso a sufrir mareos, lo importante es dar al cerebro la información adecuada de que te estás moviendo.

Escoge siempre un asiento en el sentido de la marcha (sobre todo en furgonetas y carvanas) y, siempre que sea posible, el asiento del copiloto, pues desde ahí es más sencillo observar la carretera y que la vista «avise» al cerebro y el oído de los movimientos que se van a producir. Además, esos movimientos que se producen en el coche se notan más cuanto más atrás vayamos en el vehículo, por las inercias.

De esta misma manera, entre los asientos traseros es más fácil ver el exterior en el central que en los laterales. De acuerdo, es más incómodo en los coches actuales (suele ser más estrecho y duro), pero es mejor que limpiar vómitos luego, créeme.

2. Conducción suave

El conductor no suele padecer cinetosis. Siempre observa la carretera y su cerebro se adelanta a las acciones que va a realizar. Por ejemplo, sabe que se aproxima a una curva y el cerebro pedice los movimientos que el cuerpo va a tener cuando la tome. Ojo, hay casos extremos de personas que sufren mareos incluso conduciendo.

Eso sí, la conducción que realice podrá evitar que sus pasajeros sufran mareos en el viaje. Cuanto más predecible y suave sea la conducción, evitando frenazos y aceleraciones bruscas, y sobre todo tomando las curvas de manera progresiva, más probabilidades habrá de que nadie se maree.

El tipo de vía por el que se circula también influye. Es más difícil marearse yendo por una vía de alta capacidad que por una carretera secundaria debido a que los movimientos del vehículo se reducen mucho.

3. Vista al frente

Nada de leer en el coche ni realizar actividades que requieran fijar la vista en un punto del habitáculo. con ello solamente estás dando más posibilidades a que tu cerebro envíe información poco adecuada al oido y comience el malestar.

Del mismo modo, es mejor mirar hacia delante que a los laterales, para contar con más información de los movimientos que se van a producir. Y sí, ayuda estar entretenido. Escuchar música o conversar con otros pasajeros no solamente hace más ameno al viaje, sino que ayuda a evitar mareos.

4. Ventilación adecuada

Es muy importante ventilar el interior del vehículo antes de emprender la marcha para eliminar olores, sobre todo si ha estado durante mucho tiempo cerrado. Además, en el momento que aparecen los síntomas de mareo también nos puede ayudar abrir un poco la ventanilla: el aire fresco hace que disminuya la sudoración, mejore la respiración y aumente el contenido de oxígeno.

5. Ojo con los niños

Hay estudios que demuestran que los menores de 12 años tienen mayores posibilidades de marearse que los adultos. La razón es sencilla.

A edades tempranas el cerebro está todavía inmaduro en el control del equilibrio. En los adultos el cerebro ha aprendido de situaciones pasadas y sabe adaptar el cuerpo en consecuencia.

Por ese mismo motivo un adulto suele marearse en barco… a no ser que tenga experiencia en esas lides.

También aumenta la posibilidad de mareo cualquier trastorno que debilite el organismo o el equilibrio. Además de los niños hay que prestar atención a ancianos, enfermos, embarazadas y personas con cuadros de ansiedad.

6. Comidas

No es conveniente viajar inmediatamente después de la comida, pero si no hay más remedio, sigue nuestros consejos sobre comer bien antes de un viaje: sana, escasa (para evitar digestiones pesadas)  y mejor a base de alimentos sólidos. Procura beber cada cierto tiempo, pero evita bebidas alcohólicas.

7. Paradas frecuentes

Además de evitar la somnolencia y el cansancio, las paradas frecuentes (la recomendación es cada 200 km), ayudan a que el conductor no sufra dolores de espalda. Además, a los pasajeros también les viene bien estirar las piernas, ir al baño y tomar algo para despejarse y hacer más complicado que el mareo aparezca.

8. Evitar pensar en ello

No pienses que vas a marearte. Subirse en el coche ya pensando que vamos a marearnos lo hace más probable. Como decíamos, la conversación ayuda ya que se presta menos atención a los movimientos.

Es mejor viajar dormido, pues de ese modo se percibe menos el movimiento, reduciendo la posibilidad de mareo.

Si no es posible, cerrar los ojos también ayuda a reducir el malestar, al reducir en muchos casos la sensación de inestabilidad.

9. Ante los primeros síntomas

Tomar algo frío ayuda a frenar la sensación de náusea que acompaña al mareo. Por esa misma razón, abrir las ventanillas y no tener un habitáculo con demasiado calor (mantener una temperatura entre 21 y 23 grados) ayuda a detener los primeros síntomas.

10. Viajar preparado

Procura llevar bolsas para el mareo y ropa de cambio para los pequeños, para ellos es más difícil evitar o prever el mareo. Existen también medicamentos que alivian los síntomas del mareo.

Uno de los más habituales es el dimenhidrinato (te sonará más como Biodramina, su nombre comercial), que además de presentarse en pastillas también en chicles, que acelera su absorción por el organismo y su toma es más amable para los más pequeños.

De todos modos, antes de añadirla a tu botiquín en el coche, consulta con el farmacéutico. Recuerda que suelen provocar somnolencia, así que evita que los tome el conductor.

Fuente: RACE,

Источник: https://noticias.coches.com/consejos/consejos-evitar-mareos-coche/180254

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: