Cómo introducir los cereales al bebé

Cómo introducir los cereales sin no queremos dar cereales industriales

Cómo introducir los cereales al bebé

En tema de la alimentación complementaria encontramos una rama »tradicional» que recomienda las papillas como las tomamos nosotros de pequeños pero cada vez gana más fuerza la alimentación autoregulada o BLW.

Nosotros no somos ni pediatras ni nutricionistas, pero después de hacer varios cursos e informarnos muchos al empezar la alimentación complementaria vamos a hablar de nuestra experiencia.

¿Cuando empezar con la AC?

En primer lugar, debemos tener en cuenta que la OMS y la Asociación Española de Pediatría confirman que hay que mantener la lactancia materna exclusiva (salvo casos concretos en los que surja alguna complicación) hasta los 6 meses y lo mismo ocurre con la lactancia artificial.

Por lo tanto, partimos de que no hay que introducir ningún alimento antes de esa edad pese a que imagino que a muchas de las que leáis esto os han indicado que empecéis con frutas o cereales a los 4 o 5 meses…

De todas formas, sobre todo si vamos a optar por el BLW, debemos esperar a que el bebé esté preparado para tomar algo que no sea leche ¿Cómo lo sabremos?

  • Presentar un interés activo por la comida.
  • Desaparece el reflejo de extrusión (expulsión de alimentos no líquidos con la lengua).
  • Es capaz de coger comida con la mano y llevarla a la boca.
  • Se mantiene sentado con apoyo.

¿Cuando introducir los cereales con gluten?

Otro tema de discursión: El gluten. La mayoría de pediatras lo recomiendan a partir de los 9 meses, de hecho a Bastian en su última revisión nos dijeron que se lo introdujésemos, pero el lleva tomándolo desde los 6 meses ¿Por qué? Porque ya se ha demostrado que no influye el introducirlos antes o después con la probabilidad de sufrir la enfermedad celíaca.

Problemas de los cereales industriales

Si analizamos la composición de la mayoría de los cereales industriales, comprobaremos que aunque no lleven azúcar añadido (Huiremos también de los que lleven miel o galletas) la cantidad de azúcar es muy alta.

Esto se debe a que el proceso de preparación que llevan, el dextrinado o hidrolizado, provoca que se liberen azucares libres de absorción rápida.

¿Qué podemos hacer si queremos evitar estas cantidades de azúcar? Podemos optar por opciones con menos azúcar .

Si optamos por esta opción lo ideal es darlo en papilla o preparaciones similares, no en biberón, porque de esa forma posiblemente tomarán más cantidad de la que necesitan.

De todas formas, hay que analizar porque se comenzaron a utilizar este tipo de cereales. El estoma de un bebé no esta preparado para digerir los cereales como tal hasta los 6 meses, como no los aceptaban bien se crearon estos cereales dextrinados que podemos decir que están »predigeridos».

¿Para que dar a un bebé algo que no está preparado para tomar? Por eso lo ideal es esperar a introducir los cereales a los 6 meses y, a esa edad, pierde el sentido darle cereales predigeridos porque ya pueden tomar los cereales como nosotros.

Algunas ideas para ofrecer cereales

Vamos a ver algunas opciones para ofrecer cereales a nuestro peque sin necesidad de dar cereales en polvo:

Pan: un clásico, optaremos por un pan integral y sin sal a poder ser. Podemos ofrecerlo solo o untarlo con aguacate, tomate, aceite…

Gachas de avena: Podemos preparar unas gachas de avena humedeciendo los copos con agua o cocíendolas y, cuando tengan más de un año, con leche de vaca entera. Nosotros solemos añadirles también algo de fruta aplastada con el tenedor y a veces un poco de canela

Galletas: Para mi es una de las formas más cómodas de dar fruta y cereal.

Voy haciendo mezclas distintas, pero la idea es mezclar fruta aplastada con el tenedor (en el caso de la manzana cocida previamente) y añadir copos de avena, harinas integrales o lo que prefiramos.

Mezclamos todo bien, que tenga una consistencia un poco espesa, y lo metemos al horno hasta que veamos que están doraditas pero no duras ¡Y listo!

Bizcochos y otras recetas: podéis encontrar muchas recetas caseras que incluyan cereales y en las que podamos evitar el azucar: tortitas, bizcochos, panes… Para endulzar podemos utilizar, por ejemplo, dátiles o plátano.

Pasta integral: Este es uno de los platos favoritos de Bastian y da mucho juego porque podemos combinarla con todo tipo de ingredientes: carnes, verduras… La coceremos mucho, sobre todo al principio, para que nuestro bebé lo pueda deshacer fácil.

Arroz, quinoa, etc: El arroz cocido (lo dejaremos 24 horas en remojo para eliminar el arsénico) y la quinoa nos darán mucho juego para hacer bolitas y otros preparados con verdura.

Nosotros hemos utilizado muchísimo los libros »Sin dientes y a bocados» de Juan Llorca y »Mi niño come de todo» de Begoña Prats. Ambos incluyen muchísimas recetas que podéis preparar para toda la familia.

Si prefieres dar triturados, puedes también ofrecer los cereales preparados en casa. Las gachas por ejemplo, una vez reblandecidas con el agua, se pueden triturar.

Además, para que podáis comenzar la alimentación complementaria con mayor tranquilidad, os recomiendo el curso »Alimentación complementaria y BLW»de Criar con Sentido Común y el curso de alimentación hasta los 12 meses de Escuela BLW.

Ambos son completos y nos darán las pautas para saber como introducir los alimentos, cuales son las necesidades nutricionales de nuestros bebés y como podemos cubrirlas. También incluyen unas pequeñas nociones de Primeros Auxilios para que estemos más tranquilos a la hora de introducir los alimentos en el método BLW.

Y tú ¿Cómo lo hiciste? Si tienes alguna recetilla te animo a dejarla en los comentarios

Источник: http://elreinodebastian.es/cereales-en-la-alimentacion-complementaria

¿Cuándo introducir los cereales en la dieta del bebé?

Cómo introducir los cereales al bebé

La maternidad es una experiencia hermosa y a la vez intimidante. Las incógnitas están a la orden del día y la madre se pregunta si el niño está durmiendo bien, cómo cuidar de su salud, lo cual incluye, saber cuándo introducir los cereales en la dieta del bebé, entre muchas otras cosas más.

La alimentación del bebé siempre será un tema muy delicado, en especial para una madre primeriza. Tanto la comida sólida como los cereales, los zumos, las sopas y las cremas son alimentos ricos en vitaminas y nutrientes necesarios para el crecimiento del bebé.

¿Cuándo es el momento propicio para empezar a dárselos? ¿Existe alguna manera especial para prepararlos? ¿Cómo introducir los cereales en la dieta del bebé?

La recomendación general indica que el bebé se debe alimentar solo de leche materna hasta los 6 meses de vida. Esta es la que aporta todos los nutrientes que el infante necesita.

Más adelante, se pueden ofrecer otro tipo de alimentos e incrementar así la variedad de sabores y texturas en su dieta diaria. Para esto, el cereal es una excelente opción.

Los cereales en la dieta del bebé

Los cereales son un alimento básico, rico en fibra y carbohidratos. Estos nutrientes ayudan al desarrollo y buen funcionamiento del cuerpo del bebé. Para aprovechar sus beneficios, es recomendable saber de qué manera ofrecérselos a los pequeños.

¿Cómo y cuándo dar cereales a los bebés?

Cuando el bebé tiene 8 o 9 meses y se puede sentar solo, es el momento de darle su espacio para comer cereal como quiera. Por supuesto, siempre bajo la supervisión de un adulto.

En ese momento, el experimentará el comer con la mano; sentirá así la textura del cereal en ellas, y luego en la boca. Además, con cada día que pasa, el bebé se acostumbrará mejor a la textura y a la variedad de sabores.

Siempre se debe recordar que esta experiencia debe ser disfrutable para el bebé. Asimismo, otro aspecto a considerar es que su organismo acepte los cereales; debemos estar muy pendientes de cualquier reacción alérgica.

Para facilitar la ingesta de cereales, una buena opción es dárselos como una papilla; para prepararlos, podemos mezclar el cereal con leche materna. Para comerlos, la cucharilla es el utensilio indicado. En este paso, hay que armarse de paciencia; una cucharada al día es un gran avance.

Cereales con y sin gluten

Es necesario conocer los componentes de los cereales que se le dan al infante. Existe hoy una gran variedad, que incluye los que tienen gluten y los que no.

Es importante tener en cuenta que no todos los niños toleran el gluten. Esta intolerancia, también conocida como enfermedad celíaca, hace que el intestino sufra una reacción inmunológica inflamatoria al probar alimentos que lo contengan.

La celiaquía tiene un porcentaje de incidencia de 1 entre 1.000 niños y suele heredarse. Sin embargo, la pueden presentar aún no teniendo antecedentes familiares.

Consejos para darle cereales a los bebés

Siguiendo algunas pautas, la ingesta de nuevos alimentos como los cereales será más fácil y tolerable. Estos son consejos prácticos para llevar esta nueva etapa del pequeño sin problemas:

Antes de los 6 meses, nada de gluten

El propósito es evitar cualquier tipo de reacción alérgica. Sí se le pueden ofrecer cereales como el arroz o el maíz, pero a esta edad debemos dejar a un lado el trigo y sus derivados. Estos se le podrán suministrar cuando el niño este un poco más grande.

Al introducirlo, se puede comenzar con una pequeña dosis de cereal con gluten en el biberón con leche. Si la reacción es buena, es recomendable incrementar poco a poco la cantidad, siempre atentos a cualquier reacción contraproducente.

Las papillas de cereal con gluten

Saliendo ya del biberón, las papillas se ponen más sustanciosas y ricas en almidón y proteínas. El bebé se satisface por completo con este nuevo aporte nutritivo; es muy probable que se llene y no demande más alimentos.

En lo que refiere a estas comidas, es importante no añadir azúcar, cacao, miel, sal ni otras sustancias. Mientras más natural, mejor.

El trigo y la cebada

El trigo aporta energía, previene el estreñimiento, es rico en minerales y vitaminas del grupo B. Se le puede dar como papilla o galletitas muy suaves. Todo esto, como dijimos antes, a partir de los 6 meses de edad.

Por otro lado, la cebada es muy fácil de digerir. Es rica en vitaminas del grupo PP, E y B (ácido fólico). Al igual que el trigo, se le puede ofrecer al niño como papilla, pan de cereal o copos.

En conclusión, los cereales constituyen una parte esencial para la alimentación del bebé. El proceso de introducción es lento, pero trae buenos resultados.

No intentes acelerar las etapas por las cuales debe pasar tu bebé. Procura ser cuidadosa en la alimentación que le corresponde conforme a su edad. Siendo responsable en la dieta de tu pequeño, conseguirás que tenga un crecimiento óptimo y sin complicaciones.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/cuando-introducir-los-cereales-en-la-dieta-del-bebe/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: