¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?

Contents
  1. ¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?
  2. ¿Cómo y cuando le digo que es un niño adoptado?
  3. ¿Cuál es la mejor edad para decirle a un niño que sus padres son adoptivos?
  4. Contarles su historia de forma clara y sencilla
  5. Que hacer ante sus preguntas y reacciones
  6. Cómo contar a tu hijo que es adoptado
  7. La adopción, una situación cada vez más habitual
  8. ¿A qué edad debo empezar a hablarle sobre su adaptación?
  9. Entonces, ¿cuándo es el momento perfecto para decirle a tu hijo/a que es adoptado?
  10. Utiliza el poder de la historia
  11. No niegues sus emociones
  12. ¿Qué debes hacer en caso de confusión o enfado por parte de tu hijo/a adoptado?
  13. ¿Te gustaría poder abordar esta conversación tan delicada con tu hijo/a adoptivo con mayor conocimiento?
  14. Tu hijo es adoptado: cuándo y cómo decírselo
  15. Cuándo es el momento adecuado para contárselo
  16. Cómo decirle a un niño que es adoptado
  17. Celebrities que han adoptado
  18. Cómo explicar a tu hijo que es adoptado. Los consejos de una psicóloga – Siquia Psicólogos Online
  19. ¿Por dónde empiezo a la hora de hablar con mi hijo adoptado?
  20. El momento de hablar de la adopción ¿Es suficiente hablar una sola vez de ello?
  21. ¿Qué pasa si digo algo equivocado?
  22. Cómo explicar la adopción al hijo. Casos según edades diferentes
  23. ¿Por qué no debes engañar a tus hijos adoptivos?
  24. Consejos para decirle a tu hijo que es adoptado
  25. Adopción ¿Cómo comunico a mi hijo que es adoptado? (Y una guía en PDF)
  26. ¿Tengo que decirle a mi hijo que es adoptado?
  27. ¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?
  28. ¿Y si mi hijo reacciona mal?
  29. ¿Y si digo algo equivocado?

¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?

¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?

Es el gran dilema de la mayoría de los padres adoptivos. ¿De qué manera y a qué edad, deben decirle a su hijo que es adoptado?

Hay incluso, algunos padres, que se plantean si decírselo o no. Por lo general, el mayor miedo de los padres es, de qué manera se va a tomar el niño esa noticia. El miedo a que se convierta en algo traumático que haga que el niño pueda rechazarles.

No es nada fácil para los padres adoptivos, enfrentarse a ese momento que tanto miedo da, de tener que decirle al pequeño que es un niño adoptado. No se sabe muy bien, ni de qué manera decirlo; ni cuál es la edad más adecuada en la que el niño pueda aceptarlo sin mayores problemas. Y por este motivo, es frecuente que ese momento se vaya posponiendo.

¿Cómo y cuando le digo que es un niño adoptado?

Aunque es cierto que, no existe una regla exacta que sirva para todos los casos; algunas orientaciones pueden ayudar en esta situación, que para los padres es tan delicada.

Quiero empezar por lo que considero que es muy importante, y es que, decirle a un niño que es adoptado, deben hacerlo los propios padres. Si el niño se entera de manera accidental; por un compañero del colegio que por lo general se enteran antes que ellos mismos, o por alguna conversación casual que escuche, se lo tomará de peor forma.

Descubrir que ha sido un secreto, le generará la idea de que es algo negativo e incluso vergonzoso; algo que es necesario esconder. Además de eso, sentirá desconfianza hacia sus padres. Puesto que, entenderá que todos lo sabían y que, al único que se lo han ocultado es a él.

Por lo tanto; cuanto más tiempo tarden los padres en decirle al niño que es adoptado, más probabilidades habrá de que se entere por accidente.

Si la información le llega directamente desde sus padres, es más probable que la reciba como algo positivo. Y al mismo tiempo, no se verá afectada la confianza que tiene en ellos. Así que los padres deben adelantarse a cualquier mensaje accidental que pueda llegarle al niño.

¿Cuál es la mejor edad para decirle a un niño que sus padres son adoptivos?

Algunos expertos en el tema, aconsejan darle al niño esta información alrededor de los cinco años de edad. Pero, todo dependerá del grado de madurez que tenga cada niño.

Lo ideal es que los padres aprovechen algunas preguntas típicas de los niños, para contarles la verdad. Algunos podrían preguntar eso de ¿de dónde vienen los niños?, o bien, ¿cómo era yo cuando nací?. Son momentos que se pueden aprovechar para contarle su historia.

Incluso antes de que puedan hacer esas preguntas concretas, se les puede hablar de manera natural; utilizando términos como, “cuando fuimos a buscarte” o “cuando te recogimos”. De esta forma, se le puede ir poco a poco preparando para que la noticia no sea tan impactante. Una vez aprovechados estos momentos tan buenos para sacar el tema, la manera de decirlo es sin duda, contarle la verdad.

Contarles su historia de forma clara y sencilla

Se debe contar la historia tal y como es pero de una manera sencilla. En principio, no es necesario contarle demasiados detalles que no le servirán para nada.

De hecho, lo más probable es que, los detalles que quiera saber, los vaya preguntando él mismo más adelante. Se suele aconsejar, contarle la historia como si de un cuento infantil se tratara.

Un cuento es algo a lo que un niño pequeño le presta mucha atención y suele ser algo que les gusta escuchar, por eso, puede ser una buena forma de contarle su propia historia, a través de un cuento. Háblale de la ilusión y la felicidad que aportó a los padres, la llegada a casa de ese niño.

Es frecuente que algunos niños, quizá no en ese mismo momento, pero sí en los días posteriores, puedan sentirse los culpables de que hayan tenido que adoptarle y tengan algunas ideas equivocadas; como podría ser que fueron malos y por eso sus padres biológicos lo entregaron a otra familia.

Que hacer ante sus preguntas y reacciones

Por ese motivo, es importante estar pendiente de las preguntas que puedan hacer con el paso de los días, para contestar a todo lo que pregunten, de manera sincera, y de esta forma, ayudarles a entender la situación, eliminando cualquier idea errónea que pueda tener.

Si al niño se le habla de manera sincera y cariñosa, es menos probable que desarrolle falsas creencias sobre su adopción. Es importante que el niño sepa que puede preguntar lo que necesite saber en cualquier momento.

Con el paso de los años, es bastante frecuente que los adolescentes adoptados, tengan la necesidad de buscar su identidad y quieran conocer cosas sobre su familia biológica.

En estos casos, sus padres adoptivos han de tener una actitud comprensiva con ellos y darles la información que tienen; puesto que es algo natural. Que no quiere decir en absoluto que rechacen la vida ni los padres que tienen en la actualidad.

Es sólo que tienen la necesidad de saber de dónde vienen, cuáles son sus orígenes.

La reacción que vaya a tener el niño cuando reciba la noticia, es poco predecible. Algunos niños se lo toman con naturalidad y sin problema alguno. En otros casos, sí que podría haber algún problema de tipo conductual o emocional.

En este último caso, en principio es lo normal porque forma parte del proceso de aceptación; pero, si los problemas persisten, es aconsejable acudir a un profesional.

Rosa Armas
Colegiada T-1670

Si requieres de orientación adicional sobre este tema puedes contactarme directamente:

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»][contact-form-7 404 "No encontrado"][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Источник: https://www.psicologoencasa.es/como-decirle-a-mi-hijo-que-es-adoptado/

Cómo contar a tu hijo que es adoptado

¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?

Siempre has sabido que ibas a decírselo.

Nunca has querido negarle el derecho a conocer su historia y los protagonistas en ella.

Pero, ahora que se acerca el momento, hablar de adopción a tu hijo/a adoptivo/a se te está haciendo cuesta arriba.

¡Muy cuesta arriba…!

No encuentras las palabras adecuadas para tratar el tema.

No sabes cómo desarrollar la narrativa…

O cómo explicarle el concepto de adopción con sinceridad…

Temes que se sienta engañado…

Que sus estructuras familiares se desmoronen…

Que su mundo se venga abajo.

En este artículo me gustaría reafirmar que no tiene por qué ser así.

La adopción, una situación cada vez más habitual

Vivimos en el tercer país del mundo con mayores número de adopciones.

Solo en Suecia y en Italia hay más familias adoptivas que en España.

Según el Observatorio de la Infancia, en España, entre 1996 y 2016 se adoptaron 72.000 menores.

Si tú formas parte de una de esas maravillosas familias…

Si tú has creado una familia adoptiva, no hace falta que te diga que no todo es un camino de rosas.

El testimonio de Ana Muñoz ilustra los temores y la ansiedad que se vive al recibir a esa personita desconocida en tu hogar.

«Al principio es un niño, no es tu hijo y no sabes la respuesta que va a tener. Es tu hijo legalmente, porque firmas un papel, pero tienes que construirlo. No puedes querer a alguien sin conocerlo”.

Pero, lo que sí que es cierto es que, en la mayoría de los casos, acaba por establecerse el vínculo emotivo.

Y acaba por crearse una familia unida por el mismo amor y cariño que la mayoría de las familias.

Pero, si el pequeño/a ha llegado a casa a una edad muy temprana y no recuerda el proceso de adopción, las familias viven siempre con el mismo tipo de interrogantes sobre la cabeza:

¿A qué edad debo empezar a hablarle sobre su adaptación?

¿Cómo debo abordar el tema?

¿Qué debemos hacer para introducir el tema y no dañar sus sentimientos?

¿A qué edad debo empezar a hablarle sobre su adaptación?

El estudio llevado a cabo por la psicóloga Maite Muñoz Guillén publicado por la Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente (SEPYPNA) afirma que algunos padres adoptivos posponen la conversación el máximo posible.

«Quizá piensan que la frustración que va a vivir el niño pueda ser peligrosa para su desarrollo. Tienen miedo de la tristeza que les pueden causar, de que al conocer su verdadera historia los pequeños dejen de quererlos y otras fantasías similares.”

Pero, según esta profesional, esto no es así.

Y yo concuerdo con ella.

Lo único que se consigue evitando hablar de este tema es «dificultar seriamente la capacidad del niño de poder desplegar vínculos de confiabilidad«.

En los casos en los que no se le habla al niño lo antes posible, la familia alberga un secreto.

Un secreto muy importante.

La existencia de este secreto genera un temor permanente en los adultos.

Viven con el miedo de que pueda ser descubierto constantemente.

Ese secreto también quita confianza y espontaneidad a la relación entre padres e hijos.

Entonces, ¿cuándo es el momento perfecto para decirle a tu hijo/a que es adoptado?

No existe un momento perfecto.

Pero todos los momentos lo son.

¿Qué quiero decir con eso?

Quiero decir que lo importante es afrontar el diálogo de un modo simple, directo,  honesto, y muy respetuoso.

Sea cuando sea.

Cuando se empieza a desarrollar la narrativa, que no deberá ser nada complicada, el pequeño/a tendrá muchas preguntas.

Tu labor es escucharlas y responderlas de manera adecuada a su nivel de madurez.

Con muchísimo respeto.

Y con muchísima empatía.

¿Qué sucede si el/la pequeño reacciona con ansiedad ante su nueva realidad?

¿Qué sucede si se niega a aceptar la versión de su vida que está escuchando?

Te lo cuento a continuación.

Utiliza el poder de la historia

A los humanos nos encanta escuchar historias.

De hecho, nuestras mentes están cableadas para escuchar historias.

Reaccionamos mucho mejor a una narrativa que a cualquier otro tipo de dato o información.

Por eso te recomendaría que incorporases la adopción en la historia de vuestra familia.

Como parte del pasado, del presente, y del futuro.

Puedes incluso preparar un álbum de fotos ilustrando el camino recorrido por todos los protagonistas en vuestra historia.

Desde el día que decidisteis que querías que vuestra familia creciese…

Hasta el día que os encontrasteis…

Y todas las experiencias que habéis vivido juntos desde entonces.

De este modo, el niño/a adoptado/ reconstruye su pasado y entiende el proceso de adoptación como parte de la historia.

También existen libros para niño/as especialmente creados para explicar el proceso de adopción.

¡Algunas empresas incluso realizan libros personalizados!

Por cierto, este tipo de enfoque, es ideal para tratar temas de todo tipo, como en casos de niños de padres separados.

No niegues sus emociones

Estáis manteniendo una conversación muy difícil de mantener.

Lo más probable es que, el pequeño/a reaccione de manera positiva, porque la repentina revelación de nombres, fechas, lugares, etc., para él o ella no tiene una significación real.

No a estas alturas.

Probablemente no van a pasar a ser más importantes que las experiencias que ha vivido contigo.

Eso sí que es real para él/ella/.

El amor que ha recibido de ti sí que es real.

Pero, puede que en algunos casos, el niño/a se sienta confundido.

Si es así, es importante no negar los sentimientos.

No te recomiendo que intentes “controlar sus emociones”.

Negar e intentar controlar los sentimientos de tu hijo/a solo los intensificará.

No solo eso.

Los mantendrá presentes en vuestras vidas.

Incluso es muy posible que se traduzca en patologías distintas como el insomnia y la rigidez corporal.

¿Qué debes hacer en caso de confusión o enfado por parte de tu hijo/a adoptado?

Adquiere conciencia plena de esos sentimientos y facilítales el flujo.

Ayúdale a que él/ella adquiera conciencia plena de esos sentimientos.

Y facilítale el flujo.

Etiquetadlos.

Y gestionadlos juntos.

Sed sinceros pero respetuosos.

Intenta no juzgarle.

No asumas que su sentimiento tiene que ver con tu persona.

Que te quiere menos por expresar este tipo de emoción.

¡Daos tiempo!

Si es necesario, os podéis apoyar en algunas prácticas como la meditación, la relajación, el yoga, el tai chi, y la homeopatía.

Con el tiempo, las emociones habrán encontrado su sitio.

Con el tiempo, la historia tendrá sentido.

Con este proceso, le estás enseñando a expresarse y a gestionar sus emociones para desarrollar una inteligencia emocional que actuará como compás a lo largo de su vida.

¿Te gustaría poder abordar esta conversación tan delicada con tu hijo/a adoptivo con mayor conocimiento?

¿Mejor preparado/a?

Si es así, te invito a que te unas a mí:

Certificación de FacilitadoresCómo hablar a los niños y adolescentes para que escuchen

y cómo escuchar para que hablen

Acompaño a psciólogos, coaches y educadoras a encontrar la comunicación empática en su práctica. Esa Comunicación hecha de Presencia, No juicio y Escucha Activa de la que tanto no han hablado en teoría y que vemos tan poco en acción.

Para que tengas un proyecto próspero con el que vas a contribuir al mundo aportando  una relació de ayuda para las familias y sus hijos, mucho más práctica, útil y eficiente

Nos reunimos en Barcelona o Madrid para tratar temas de gran relevancia para ti como la comunicación no violenta, la empatía, y el trabajo las expertas en comunicación entre adultos y niños, Adele Faber y Elaine Mazlish.

Desarrollada para Padres/Madres, Educadores, Psicólogos, Coachs y todas aquellas personas que trabajen con familias y niños y adolescentes, durante los tres días de nuestra Certificación descubrirás un nuevo paradigma para entender las relaciones y la interacción entre adultos, niños y adolescentes.

Aprenderás a gestionar las respuestas emocionales de los niños y jóvenes en tu vida, y a comunicarte de manera empática, respetuosa, afectiva y efectiva.

Espero verte allí.

Si tienes cualquier duda, estaré encantada de ayudarte a resolverla.

¡Escríbeme aquí!

¡Te espero!

Источник: https://comohablaratushijos.com/como-contar-hijo-es-adoptado/

Tu hijo es adoptado: cuándo y cómo decírselo

¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?
Familia feliz

En la decisión de adoptar, siempre se tiene en cuenta que habrá que explicarle al pequeño, en algún momento de su vida, que sus padres biológicos son otros. Es tal vez el aspecto más problemático de la adopción, porque viene cargado de miedo y de inseguridades.

¿Qué miedos? Muchos padres adoptivos tienen miedo de herir a su hijo al contarle la verdad. No quieren que se sienta poco deseado, porque ellos sí son conscientes de que su hijo ha sido totalmente deseado, y ha sido fuente de muchísimas alegrías en la familia.

Cuándo es el momento adecuado para contárselo

Quizás sea más fácil decidir cuándo contarle a tu hijo que es adoptado, que decidir de qué manera explicárselo.

Recuerda que no deberías esperar a que el niño alcance la adolescencia para contarle que no eres su madre o padre biológico. Es preferible que cuando cumpla los 5 ó 6 años sepa la verdad.

Antes de los tres años de edad, el pequeño no va a ser capaz de comprender el concepto de adopción, pero puede procesar la información cuando es un poco más mayor. Y si el niño comienza a preguntar, es preferible empezar a explicárselo desde ese momento.

En cualquier caso, ten en cuenta que ese día tiene que llegar, porque el niño debe conocer su identidad. Al igual que un nombre es importante porque le representa, también tiene derecho a conocer de dónde viene, porque este dato forma parte de él.

Madre junto a sus hijos adoptados

Porque si los padres adoptivos no le comunican al pequeño que es adoptado, se traiciona el voto de confianza, cuando la confianza es uno de los pilares más fuertes que une a las personas.

Cómo decirle a un niño que es adoptado

Es importante que tu hijo entienda que ha sido el amor lo que os ha llevado a adoptarle, y que también ha sido el amor lo que le ha llevado a sus padres biológicos a tenerle, pero que por ciertos motivos ellos no pudieron tenerle y decidieron que otra familia cuidase de él. No olvides explicarle que su familia es mucho más feliz desde que él está en ella, y en ningún momento digas mentiras cuando estés comentándole la verdad, aunque pienses que con pequeñas mentiras él pueda asimilar mejor la información sin tener que sufrir tanto.

Debe saber que su familia es mucho más feliz con él

Asimismo, siempre que hables sobre la adopción de forma completamente natural, sin tabúes, esta seguridad se va a transmitir en tus palabras y el niño comprenderá que no se trata de 'algo malo'.

Además hay que informar poco a poco en vez de escoger un momento en concreto para ofrecer toda la información de golpe, y sin temer que el pequeño se muestre triste al recibir estos datos porque se trata de una reacción muy normal en el proceso de asimilación de esta nueva realidad.

Es importante que tanto la madre como el padre adoptivos estén presentes en el lugar donde decidáis explicar la situación al pequeño, y que os mostréis abiertos a responder todas las dudas que tenga.

Nunca mientas cuando le expliques que es adoptado

Puedes encontrar cuentos o libros informativos sobre la adopción que ayudarán al pequeño a asimilar la idea de una manera positiva y eficaz.

Esta técnica es útil siempre que tratemos de transmitir a un niño pequeño un concepto difícil de comprender: así, el libro informativo pero a su vez lleno de imágenes, colores e historias está recomendado también para explicar a un hijo de dónde vienen los niños.

Madre jugando con su hijo en el ordenador

Por otra parte, no es recomendable insistir en hablar sobre la adopción si el niño no quiere, sino más bien hacerle entender que, cuando tenga interés en plantear sus dudas, sus padres adoptivos siempre van a estar dispuestos a darle respuestas a sus preguntas.

Es muy común que el hijo vuelva a preguntar sobre su adopción cuando pase un tiempo, por lo que el procedimiento recomendado para revelar esta información es de una manera progresiva, poco a poco y sin ofrecer demasiados detalles al principio.

Él podrá asimilar así esta realidad.

Celebrities que han adoptado

Muchos famosos han adoptado a niños, como es el caso de Katherine Heigl y su marido Josh Kelly, quienes tomaron la decisión de adoptar a su segunda hija.

Charlize Theron, por su parte, adoptó a un bebé llamado Jackson. Aunque tal vez más conocida es la historia de una actriz con un largo historial de adopciones: Angelina Jolie, que adoptó a Maddox cuando era soltera, y después a Zahara y Pax.

Denise Richards también adoptó a una niña, Eloise Joni, y tiene dos hijas más llamadas Sam y Lola, fruto de su relación con su exmarido Charlie Sheen.

Источник: https://www.bekiapadres.com/articulos/hijo-adoptado-cuando-como-decirselo/

Cómo explicar a tu hijo que es adoptado. Los consejos de una psicóloga – Siquia Psicólogos Online

¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?

A muchos padres les preocupa cuándo y cómo hablar sobre la adopción con sus hijos.  Una encuesta realizada a padres adoptivos mostró que un 82% necesitaban información sobre cómo explicar la misma a sus hijos. Por tanto, hablar sobre la adopción con vuestro hijo es un asunto muy importante.

En el pasado, los especialistas afirmaban que los padres no debían revelar a sus hijos que eran adoptados y, por tanto, que lo mantuvieran en secreto, diciéndoles que habían nacido en la familia.

Sin embargo, hay varios escollos muy negativos al usar con esta recomendación: obviamente, no es justo para el niño que se le esconda un tema tan importante acerca de su propia vida.

En segundo lugar, si los padres no cuentan nada les obligará a mentir a sus hijos, por ejemplo, si una pareja queda embarazada habiendo adoptado un niño que ya tiene 3 años, esté puede preguntar a su madre «¿Yo también estuve en tu barriga como mi hermanito?», ¿Le mienten o le dicen la verdad?

La familia y los amigos también serán conocedores de la adopción y alguien puede decírselo al niño casualmente.

En el caso de niños algo mayores y de adolescentes existe la posibilidad de que lo descubran por sí solos al hallar la información sobre su adopción, su partida de nacimiento u otros documentos importantes.

Y llegamos, de nuevo, al mismo punto, ¿debería decirle a mi hijo que es adoptado? Y, como vemos, la respuesta es afirmativa.

Es básico que el niño se entere que es adoptado a través de sus padres adoptivos porque le ayudará a que el mensaje sobre la adopción sea positivo y confíe en vosotros.

Si el niño se entera por otra persona, sentirá rabia y desconfianza ya que mantuvisteis en secreto y porque, a la vez, existe una tendencia a pensar en que si le habéis ocultado la adopción, probablemente, bajo el punto de vista del niño, le habéis “mentido” en muchas otras cosas como una, fundamental en ese momento, que es el amor que decís sentir como padres

Por todo ello, nosotros como psicólogos recomendamos usar la palabra “adopción” de manera natural aunque sin ninguna necesidad de reiterarse en ella ni en el hecho de que vuestro hijo sea adoptado. Lo más importante es que el niño es vuestro hijo, adoptado o natural y tampoco se deben realizar diferencias si tenéis ambos hijos.

De hecho, no es tan importante cómo llega un niño a una familia sino que forma una parte imprescindible de ella.

A partir de aquí, explícale a tu hijo adoptado sólo lo que necesite saber como, por ejemplo: “Naciste como todos los niños; una mamá te dio a luz, pero ella no podía hacerse cargo de ti y quería que vivieras con personas que te quisieran y te cuidaran. Y nosotros hemos tenido la suerte de ser la familia afortunada con la que viniste a vivir”.

¿Por dónde empiezo a la hora de hablar con mi hijo adoptado?

Intentad introducir la información lentamente. Pensad que los niños vienen en frasco pequeño pero son inteligentes por lo que si necesitan más información, os la pedirán. Pero tampoco es bueno apresurarse a dar muchísima información, para la cual el niño no está preparado y sólo hace que confundirle más.

Si tu hijo es pequeño, contéstale a sus preguntas de forma muy simple. Si te pregunta de dónde vino puedes decirle “de China” o de “Kiev”, si es el caso, no de la barriga de su madre, porque le estás confundiendo y, entonces, su siguiente pregunta será “¿y por qué no estoy con mi madre?” Intenta entender lo que busca tu hijo.

Conforme vaya creciendo la idea principal que debéis reforzar es que vuestra familia le deseaba muchísimo. Explicadle cómo os sentisteis la primera vez que supisteis de él. Por ejemplo: ¿Qué hacíais cuando os comunicaron la asignación? ¿Estabais tan emocionados que salisteis corriendo en pijama? Anécdotas como éstas, con un matiz emocional y positiva, son las que necesita vuestro hijo.

El momento de hablar de la adopción ¿Es suficiente hablar una sola vez de ello?

No, en absoluto. Debéis tener claro que hablar con vuestro hijo sobre su adopción es un proceso progresivo ya que los niños, a menudo, necesitan oír la información repetida en más de una ocasión antes de poder comprenderla.

Algunos especialistas, como el psicólogo David Brodzinsky, creen que ello es debido a la manera en que desarrollan sus capacidades intelectuales.

Según Brodzinsky, los padres no tendrían que ponerse nerviosos ni confusos si sus hijos no entienden sus explicaciones la primera vez. Es posible que expliques la adopción a tu hijo cuando esté cuenta con 4 años pero lo debas repetir a los 7-8 años.

Conoces a  tu hijo mejor que nadie,  así que seguro que sabréis cuándo y cómo hablar con él de la adopción. Además, cada niño aprenderá la información a su propio ritmo.

¿Qué pasa si digo algo equivocado?

Muchos padres adoptivos se ponen nerviosos al hablar con sus hijos de la adopción por la posibilidad de decir algo equivocado o quedarse sin respuestas. Así, es posible que se sientan agobiados, incómodos siempre que alguien del entorno habla sobre la adopción

Según los especialistas, los padres adoptivos se preocupan tanto porque creen que deberían ser padres perfectos, a pesar de que la perfección no existe.

Sin embargo, para convertirse en madre y padre adoptivo se ha pasado por una elaboración de un informe psicosocial, una visita domiciliaria, un informe de idoneidad, etcétera, todo lo cual no debe ser superado por unos padres biológicos.

Por otra parte, lo han hecho porque deseaban tener un hijo intensamente y, posiblemente, uno de ellos, no podía de forma natural y, muy posiblemente, han tenido que esperar durante años. Todo ello hace que ahora que experimenten un sentimiento de tener que devolver “el mayor regalo de sus vidas” en forma de ser “padres perfectos”.

Todo lo anterior les lleva a convertirse en “superpadres” para volver a demostrar, una vez más, que merecían ser padres.

Aún así, deberíais comprender que el perfeccionismo es agobiante y contraproducente y, por tanto, hay que aceptar que todos – incluidos vosotros, padres adoptivos- somos seres imperfectos, afortunadamente, y no agobiarse ni agobiar a vuestro hijo.

Si asumimos que somos imperfectos lucharemos por conseguir llegar a expectativas cada vez mayores; de lo contrario, nos anquilosamos en esperanzas poco

Ningún padre es perfecto pero si lo haces lo mejor que puedes serás “lo bastante bueno”. Esto también se aplica al hablar con tu hijo de la adopción.  Nadie tiene todas las respuestas y tampoco hay respuestas perfectas.

  Algunas de las preguntas de tu hijo pueden tocar tus fibras más sensibles y hacerte sentir inseguro.  Esta reacción es normal y es mejor que la sepas anticipar.

  Recuerda que, si crees que has cometido algún error al explicar la adopción a tu hijo, en casi todos los casos se puede corregir.

De cualquier manera, sí que hay cosas que deberíais evitar decirle como: “tu madre biológica no te quería y te abandonó” o “era drogadicta”. Aunque sean ciertas, es mejor hacer comentarios sobre las circunstancias en que vivían sus padres biológicos (eran adolescentes, no tenían dinero,…) sin hacer ningún juicio de valor ni de moralidad.

Procurad no decir de sus padres biológicos que son sus “padres verdaderos o padres naturales” ya que, desde el momento, que lo adoptasteis vosotros sois sus padres verdaderos y naturales, legal y emocionalmente. Los términos padres biológicos, son precisos y no le restan importancia a su condición.

Cómo explicar la adopción al hijo. Casos según edades diferentes

  • Bebés. Hay una fuerte discrepancia entre los especialistas acerca de si debe usarse la palabra “adopción” o “adoptado”. Algunos de estos expertos opinan que decir “eres mi precioso niño adoptado” al ritmo en que se mece la cuna es positivo, porque ayuda a verbalizar a los padres la adopción de forma cálida y positiva.
  • Niños en edad preescolar.  Los especialistas creen que los preescolares no fijan el concepto de adopción aunque les sea explicado desde un punto de vista muy simplista. Se puede producir, entonces, el error de que, muchos padres, crean que sus hijos no van a necesitar más explicaciones.
  • Niños en edad primaria. Conocen los hechos básicos de la vida y pueden hacer preguntas al ver a una mujer embarazada como, por ejemplo, si él creció en la barriga de mamá y hay padres que optan por contarle la verdad y otros que evitan la respuesta con una mentira lo cual, más tarde, posiblemente puede acarrearle consecuencias. En cualquier caso, lo peor que se puede hacer es ignorar la pregunta ya que los niños pequeños tienen mucha imaginación y pueden inventarse una explicación mucho más extravagante que la realidad.  No hay que cargarle con las razones por las que los padres biológicos escogieron la adopción ni con el angustioso camino de los padres adoptivos hacia la adopción del niño.
  • Preadolescencia. Entre los 8 y 11 años, la mayoría de niños adoptados empezarán a preguntar cosas como: ¿Quién organizó la adopción? ¿Cómo se organizó? ¿Dónde está tiene mi partida  de nacimiento?  Es buena idea mostrarles sus partidas de nacimiento y compartir con ellos mucha de la información que se tiene dependiendo de cada caso. En esta edad  son muy críticos y ven las cosas en términos de bueno y malo – sin términos medios–.  Sin embargo, pueden empezar a entender que algunas veces los niños necesitan ser adoptados  y que la adopción es una buena manera de formar familias. Es una buena idea sacar el tema de la adopción periódicamente,  en momentos adecuados.
  • Adolescentes. A causa de su creciente sexualidad, las preguntas sobre su identidad y los intentos de separación-individuación y convertirse en adultos, lo más probable es que los adolescentes hagan preguntas sobre la adopción. Pueden empezar a entender algunas de las razones por las que los padres biológicos, a veces, no son capaces de cuidar a un niño, tales como ser demasiado joven, la falta de aceptación de la familia,  o problemas financieros.  Tu hijo adolescente puede estar preparado para oír toda o casi toda la información sobre sus padres biológicos y sus razones para escoger la adopción. No obstante, muchos adolescentes tienen un ego muy frágil y podría ser mejor revelar alguna información negativa cuando sea más maduro –por ejemplo, si el niño fue el resultado de una violación o que los padres biológicos tenían grandes problemas con él.

¿Por qué no debes engañar a tus hijos adoptivos?

Investigaciones pasadas animaban a los padres a hacer creer a sus hijos adoptados que eran hijos biológicos. Afortunadamente, investigaciones más recientes han demostrado que esta conclusión no es válida e incluso es dañina.  Estos son algunos de los motivos más importantes por los que no deberíais engañar a vuestros hijos adoptivos:

  • Sería una injusticia para vuestro hijo.
  • Supondría un engaño para él y para vosotros mismos.
  • Vuestro hijo se acabará enterando por su entorno y se sentirá desconcertado; ello puede conllevar que deje de confiar en su familia. Vuestrohijo se va a enterar que esadoptado. Es lo primero que debéis aceptar los padres adoptivos  y  es mucho más sano y justo que esa información la reciba por parte de sus padres.

Consejos para decirle a tu hijo que es adoptado

1. Empieza cuanto antes

A los 3 años es un buen momento para ir empezando a hablar con el niño sobre ello ya que es una edad en la que empiezan a fijarse en las mujeres embarazadas y a hacerse preguntas como, por ejemplo, si él salió de la barriga de mamá.

2.  La adopción no es un tabú

En la edad pre-escolar, los niños no van a comprender el concepto de adopción, pero sí es una buena oportunidad para trasmitir el mensaje de una manera cálida y con cariño.  Y  hablad de la adopción con naturalidad, normalizando la situación.

3. No dar largas y detalladas respuestas

Contestar de una manera comprensible a sus preguntas sin necesidad de añadir detalles. Siempre hay que adaptar las respuestas al vocabulario de la edad del niño. En la edad pre-escolar los niños piensan en términos sencillos y concretos.

4- Explícalo cómo si fuera un cuento

Los cuentos son instrumentos muy válidos para transmitir valores e ideas a nuestros hijos y, además, a través de ellos se facilita la comprensión de una idea compleja, lo que hace que el niño entienda la historia y se queda con los detalles.

5. Una conversación que se debe repetir tantas veces como sea necesario

Estar dispuestos a repetir esa conversación todas las veces que haga falta ya que el procesamiento cognitivo de nuestro hijo va madurando y por tanto, va haciéndose cada vez preguntas más complejas según avanza su edad.

6. Decírselo antes que se lo digan

Si retrasamos el momento de explicárselo, puede suceder que el niño adoptado ya hayarecibido la noticia por parte de otros, corriendo el riesgo de que no lo hayan comunicado de una forma positiva y que el niño se sienta engañado y desconcertado y se pregunte en qué más cosas le habrán engañado sus padres.

7. Estábamos muy ilusionados preparando tu llegada

Una manera adecuada de contárselo a nuestros hijos adoptivos puede ser: “cariño, tú estabas en la barriga de otra señora, mientras, mamá y papá estaban deseando que nacieras y estábamos muy ilusionados preparando tu llegada a casa. Cuando naciste fuimos los padres más felices del mundo. Y desde que llegaste somos una familia con mucho más amor”.

8. Eres el niño más amado del mundo

Hay que transmitir la idea de que era un niño muy deseado. Pensar en las primeras emociones que sentisteis al saber de vuestro hijo, la primera vez que le visteis… de una manera positiva y con mucho amor.

Si eres padres y te encuentras en una situación similar o tienes algún familiar que tiene dudas y le gustaría hablar con un psicólogo, consulta gratis con un psicólogo online en Siquia o habla directamente con la psicóloga Dolors Mas.

María Dolors Mas es psicóloga en Barcelona con Nº Colegiada 17222. Sus especialidades son la ansiedad, la depresión y el TDAH. Puedes dejarle tu consulta y resolver tus inquietudes a través de este enlace.

Источник: https://www.siquia.com/blog/como-explicar-a-tu-hijo-que-es-adoptado-los-consejos-de-una-psicologa/

Adopción ¿Cómo comunico a mi hijo que es adoptado? (Y una guía en PDF)

¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?

El camino de la adopción es un camino largo, que comienza con el anhelo de dos padres por la llegada de su futuro pequeño. Este recorrido no está exento de dificultades, de dudas e incógnitas, pero todo ello se ve recompensado con creces al ver por primera vez la sonrisa de esa criatura al llegara su nuevo hogar.

No obstante, a partir de aquí empiezan a surgir otras serie de cuestiones. “¿Cuándo tengo que decirle a mi hijo que es adoptado?, ¿Es mejor hacerlo cuando es muy pequeño o esperar a que sea mayor?, Quizás es mejor que no se lo diga nunca…” Todas estas preguntas han rondado por la cabeza de los padres adoptivos, al menos en alguna ocasión. Esto es completamente normal.

Existen estudios que exponen la necesidad de los padres de saber más acerca del proceso de postadopción, siendo de especial importancia el hecho de revelar la adopción al menor. Este es un aspecto que preocupa mucho a los padres y del que debemos conocer más. Profundicemos un poco en algunas de estas cuestiones:

¿Tengo que decirle a mi hijo que es adoptado?

Algunos autores resaltan la idea de que no sería justo para el menor que se le oculte una información tan importante sobre su propia vida. Esto implica tener que mentir al menor en muchas ocasiones; por ejemplo cuando pregunte si él estuvo en la tripa de mamá.

La preocupación de mantener esta información oculta, va a suponer un importante desgaste dentro de la familia. Además, implicará también controlar lo que puedan decir terceras personas, puesto que es seguro que amigos y familiares cercanos de los padres, conocerán todo el proceso de adopción, pudiendo decírselo al niño de manera accidental en algún momento.

Incluso puede suceder también, que siendo el niño algo mayor, descubra alguna partida de nacimiento o papel de adopción.

Descubrir algo tan importante acerca de su vida de esta forma puede causar en el menor un fuerte impacto. Puede sentirse “engañado y traicionado” por los que él creía sus padres.

Puede sentir rabia y desconfianza, llegando a pensar que si sus padres le ha mentido en algo como eso, también le han podido mentir en otras cosas.

Siempre será mucho más recomendable que el menor conozca que es adoptado a través de sus propios padres adoptivos, quienes le ayudarán a entender la adopción en términos positivos.

¿Cómo le digo a mi hijo que es adoptado?

Es bueno empezar cuanto antes. Sobre los 3 años de edad es un buen momento para comenzar a introducir el tema. En estos momentos, los niños ya empiezan a fijarse en las mujeres embarazadas y hacerse preguntas acerca de dónde vienen los bebés y si ellos también vienen de la “tripita de mamá”.

Lo recomendable sería ir introduciendo la información lentamente, adaptando el mensaje a las capacidades del nuestro hijo. Por ejemplo, si tu hijo es pequeño, lo mejor es contestar a sus preguntas de una forma muy sencilla. Si pregunta si vino de la tripa de mami, es mejor decirle que vino de Rusia o de África.

A medida que vaya creciendo se le pueden ir dando más detalles acerca de cómo os preparasteis para su llegada, cómo os sentisteis la primera vez que lo visteis, lo emocionados que estábais cuando le cogisteis en brazos por primera vez. Estos recuerdos cargados de emotividad y positivismo es lo que necesita oír vuestro pequeño. Sentirse querido y deseado desde antes incluso que llegase a vuestro hogar.

Una forma sencilla de explicarles la adopción, es a través del cuento. Los cuentos son una excelente herramienta que facilita la comprensión de ideas complejas a través de una historia sencilla, normalmente cargada de valores positivos.

No debemos ver el tema de la adopción como algo a evitar. Es importante que no nos de miedo hablar sobre ello. Hablar con naturalidad y cariño del proceso de adopción, facilitará también que el pequeño lo reciba como algo positivo y lo acepte mejor.

Por eso es importante estar abiertos a hablar tantas veces como sea necesario sobre la adopción.

A medida que el niño vaya creciendo, y aumente su entendimiento, le irán surgiendo nuevas preguntas e inquietudes, cada vez más complejas, sobre su proceso de adopción.

Es importante que estemos dispuestos a contestar todas aquellas dudas, en la medida que nuestro hijo lo vaya necesitando.

Ante todo es muy importante que el niño se sienta deseado, querido y amado por encima de todo. Durante todo el proceso, trataremos el tema desde una postura de ilusión y amor.

Explicarle siempre al niño lo “ilusionados que estábamos esperando a que llegase” y lo felices que fuimos cuando vino al mundo, y que gracias a él nos convertimos en una familia llena de felicidad y amor, porque era un niño muy deseado.

¿Y si mi hijo reacciona mal?

Cada menor puede reaccionar de manera diferente al enterarse de que es adoptado, esto dependerá de su madurez y de la edad que tengan. Es posible que en la mente del niño se genere la idea fantástica que de sus padres biológicos los entregaron en adopción porque eran malos. Aparecen sentimientos de abandono, inseguridad y miedo por si los vuelven a abandonar.

Por eso es importante el papel de los padres adoptivos en el proceso de adaptación; hablar de forma natural y positiva sobre la adopción, ayudará a evitar que se consoliden esos miedos e inquietudes.

En el caso de adolescentes, puede ocurrir que aparezca un marcado interés por conocer cosas sobre sus padres biológicos.

La adolescencia es una etapa de desarrollo de la personalidad, donde el joven se cuestiona quién es, qué quiere en la vida… Esta confusión propia de esta etapa, añadida a la vivencia de ser adoptado, puede traducirse en un rechazo hacia los padres adoptivos, y una creciente necesidad de conocer a sus padres biológicos.

Los padres adoptivos, pueden responder al adolescente, haciéndole saber que esa reacción es natural, dándoles la información que necesitan saber sobre su familia, con mucho tacto y cariño.

¿Y si digo algo equivocado?

No existe una regla mágica ni tampoco respuestas perfectas. Se trata de un tema que nos afecta a nivel emocional y puede suceder que determinadas preguntas o comentarios de nuestro hijo nos toquen la fibra sensible. Pueden hacernos dudar o sentir dolor. Esto es perfectamente normal. Intenta estar sereno y ser honesto contigo y con tu hijo.

Si creemos que nos hemos confundido en algún momento, siempre se puede rectificar. Sí es importante que intentemos evitar juicios de valor a la hora de hablar sobre los padres biológicos de nuestro hijos.

Evitar hacer afirmaciones del tipo “tu madre no te quería” o “tu padre era un alcohólico”,  pues este tipo de afirmaciones (aunque puedan ser ciertas) generan en el menor una importante carga emocional, que no le beneficia.

Y por último, al hablar de su padres biológicos intentemos no usar el término “padres naturales o verdaderos”, pues desde el momento en que lo adoptasteis vosotros adquiristeis esa condición a nivel legal y emocional.

Ser padres es una tarea siempre complicada. No existe una guía perfecta que esconda todas las claves de ser unos buenos padres. No desesperemos, con comprensión, sensatez, honestidad y grandes dosis de amor, haremos un buen trabajo.

Completamos el artículo ofreciendo para su descarga en PDF el excepcional documento «Adelante con la adopción». Se trata de una guía publicada por la Junta de Andalucía (España) como parte de su programa de formación para la adopción.

El objetivo del texto queda claro en su introducción: «…esperamos que el contenido del libro sea útil, que sea una herramienta que favorezca la continuada reflexión y maduración de la toma de decisión, así como que dé pistas eficaces para hacer frente a las muy diversas situaciones que a lo largo de cada historia de adopción se plantean».

Para lograr este objetivo hace un recorrido intensivo por las diferentes fases del proceso de adopción, desde la decisión inicial, pasando por el proceso de adaptación, la tarea de educar, la comunicación en torno a estos procesos, e incluso un anexo con cuentos para niños y niñas relacionados con la adopción.

Recursos:
Descarga la Guía Adelante con la Adopcion
Fuentes:
Imagen cortesía de Pixabay.com

Источник: https://psicopedia.org/7653/adopcion/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: