¿Cómo prevenir varices en el embarazo?

Cómo prevenir las varices en el embarazo

¿Cómo prevenir varices en el embarazo?

Entre los muchos síntomas que tienen lugar durante la gestación se encuentran las varices. Estas pueden resultar, además de antiestéticas, molestas y dolorosas. Por ese motivo, se hace necesario que las mujeres adopten determinadas medidas en pro de prevenir las varices en el embarazo. Sí, para evitar que puedan aparecer.

Si tú estás esperando un hijo o si pronto quieres quedarte embarazada, sigue leyendo. Aprenderás recomendaciones efectivas y útiles para poder conseguir que esas venas dilatadas no formen parte de los nueve meses que tendrás por delante:

Ejercicio regular

Natación, deporte adecuado

Uno de los consejos más importantes es que hay que realizar deporte de manera periódica y regular. Es decir, salvo en casos de embarazos de alto riesgo, es imprescindible que la futura mamá haga algún tipo de actividad física pues eso mejorará su circulación sanguínea. En concreto, una estupenda medida es que salga a caminar todos los días, como mínimo, media hora.

De la misma manera se considera oportuno que lleve a cabo ejercicios de rotación de tobillos. Eso sin pasar por alto que se establece que son buenas disciplinas para luchar contra las varices desde el Pilates hasta el Yoga pasando por la natación.

Vestimenta adecuada

Nada de zapatos de tacón

Aunque pueda parecer que no tiene nada que ver, el vestuario de la mujer puede influir mucho en la aparición de esas citadas venas varicosas. Por eso, es imprescindible que cumpla con una serie de recomendaciones básicas en ese aspecto:

  • Debe evitar en todo momento el uso de zapatos de tacón, porque no favorecen en nada la circulación sanguínea.
  • No tiene que llevar prendas de vestir que le aprieten las piernas, la cintura o lo que es la pelvis.
  • Se desaconseja por completo que use medias, porque estas le oprimirán en exceso las piernas.
  • Tiene que apostar por caminar con un calzado que le otorgue comodidad, estabilidad y que no le comprima los pies.

Rutinas básicas del día a día

No se deben cruzar las piernas

Si importantes son las medidas expuestas hasta el momento, también lo son otras que se deben llevar a cabo a diario. Es decir, que se tienen que convertir en parte de la rutina del día a día en pro de evitar la aparición de estrías:

  • No puede pasar mucho tiempo de pie ni tampoco sentada. Si por su profesión pasa demasiado en una posición o en otra se hace necesario que, cada hora aproximadamente, se mueva y cambie la misma. Y es que no hacerlo le puede provocar, además, serios dolores de espalda.
  • Cuando se vaya a acostar es imprescindible que duerma sobre su lado izquierdo.
  • Es importante que cuando la embaraza esté sentada no cruce las piernas, pues eso no favorece la circulación sanguínea.
  • No menos relevante es que desaconseja por completo, por múltiples razones entre ellas la aparición de varices, que levante demasiado peso.
  • Ni que decir tiene que se establece como medida importante el que cuando esté en casa relajada, ponga las piernas en alto. Y es que eso favorecerá de manera notable la correcta circulación de la sangre por dichas extremidades.

Otras medidas para prevenir las varices

Además de todo lo que hemos establecido hasta el momento, es necesario llevar a cabo otra serie relevante de recomendaciones y medidas para evitar que aparezcan las varices:

  • Es fundamental que, aunque engorde debido al embarazo, no coja más kilos de los que están recomendados.
  • Debe realizarse, de forma periódica, masajes en las piernas. En concreto, estos tienen que ir desde el tobillo hasta la rodilla y desde esta hasta el muslo.
  • También es esencial que cuide muy bien su alimentación para que sea sana, completa y equilibrada. Y eso sin olvidar que resulta necesario e imprescindible que ponga atención a llevar a cabo una buena hidratación.
  • En pro de mejorar la circulación sanguínea, se aconseja que, de vez en cuando, se aplique agua fría en las piernas.
  • Aunque pueda parecer increíble, es esencial que también la embarazada evite estar expuesta al humo del tabaco. Y es que este se considera que perjudica seriamente la citada circulación.
  • También se indica que, en la medida que sea posible, se recomienda que cuando la gestante se vaya a la cama a dormir se coloque unos cojines o almohadones en las extremidades inferiores para tenerlas en alto.

Además, se puede consultar al médico sobre otras medidas específicas, según cada caso, en pro de evitar las varices.

Lleva a cabo estas recomendaciones y estarás poniendo todo de tu parte para evitar que te aparezcan esas venas dilatadas y de color azul o morado que pueden resultar tan molestas.

Síguenos en y podrás ir conociendo otra serie de consejos y medidas a tomar en pro de que puedas llevar tu gestación en las mejores condiciones y con el menor número posible de síntomas.

Источник: https://okdiario.com/bebes/mejores-medidas-prevenir-varices-embarazo-60560

Cómo cuidar las varices y senos en el embarazo

¿Cómo prevenir varices en el embarazo?

La buena circulación sanguínea en la piernas es otro puntal para la embarazada, que acaba cargando mucho peso sobre sus extremidades.

 Varices

Se estima que el 70% de las mujeres desarrollan varices en las piernas y los pies, que además pueden complicarse con enfermedades como trombosis o tromboflebitis (formación de un coágulo en el interior de las venas con o sin infección local asociada).

Las varices aparecen sobre todo en mujeres que permanecen en la misma postura mucho tiempo (tanto de pie como sentadas), pero en esta enfermedad también tienen mucha importancia los antecedentes familiares.

Es difícil evitarlas totalmente, pero podemos controlarlas y evitar complicaciones médicas siguiendo algunos consejos:

  • Eleve las piernas unos minutos al acostarse (unos 15 centímetros), esto favorece la circulación de la sangre.
  • Use medias especiales para varices, siempre consultando antes con su ginecólogo
  • Evite estar sentada o de pie durante mucho tiempo, trate de caminar o moverse durante el día. Si tiene que estar de pie es mejor caminar, aunque sea tramos cortos. Si trabaja sentada, camine al menos una vez por hora, o levante y baje los talones periódicamente para activar la circulación de sus piernas.
  • Evite el exceso de peso, ya que aumenta el riesgo de aparición de varices.
  • Hidrate sus piernas mediante un masaje en el sentido de la circulación de retorno (desde los pies hacia las caderas) y de manera superficial.
  • Las duchas frías o las que combinan frío y calor mejoran la circulación sanguínea.
  • No utilice ropa ajustada en las piernas, los muslos o la cintura, porque afecta a la circulación de la sangre y predispone la aparición de varices.
  • Evite el uso de tacones muy altos; sólo es recomendable el medio tacón centímetros.
  • Evite el estreñimiento con una dieta rica en fibra, y beba mucho líquido.
  • No fume: además de ser perjudicial para su bebé, el tabaco está asociado con aumento en la incidencia de varices. Fumar perjudica la circulación sanguínea.
  • En lo posible evite la exposición al sol directo, el calor dilata las venas y si tiene predisposición a las varices, aparecerán mucho más rápido
  • Procure hacer algún tipo de ejercicio físico suave o caminar unos 20 minutos diariamente, ya que mejora  la circulación en la mitad inferior del cuerpo

Piernas pesadas

Durante el embarazo el retorno venoso y linfático es menos eficaz, lo que da lugar a la sensación de pesadez en las piernas. Le recomendamos: 

  • Haga ejercicios para favorecer la circulación.     

  • Aplíqueseproductos con fórmulas descongestionantes realizando un masaje ascendente para paliar la retención de líquidos (proporcionan un gran alivio), y si es necesario recurra a un gel frío específico para activar la circulación, que también ayudará a prevenir varices. 

  • Depílese con cera fría, cuchilla o depiladora eléctrica. Las ceras calientes están contraindicadas porque causan una vasodilatación que agravará los problemas de retención de líquidos.

Cómo evitar molestias en los senos

En las mamas se producen varios cambios fisiológicos. El pecho se transforma desde los primeros días de gestación y el embarazo causa lesiones en el tejido mamario cuando se producen los mayores cambios. Por ello, es necesario cuidar los senos para aliviar las posibles molestias y que la recuperación después del parto, en el puerperio, sea más rápida.

Le proponemos unos consejos esenciales para el cuidado de sus senos:

  • Use un sostén especial, firme y confortable, el sujetador maternal, útil porque alivia muchas molestias musculares. Se recomienda que sea de algodón, con tirantes anchos y sin aros, cómodo, que sujete bien pero sin oprimir; es importante dar con una talla adecuada al tamaño del pecho. Es muy importante que cambie la talla a medida que sus senos aumentan de volumen. Se recomienda usarlo también por la noche (hay sujetadores especiales para dormir), sobre todo al final del embarazo y los primeros días de lactancia.
  • Hidrate desde el primer momento la piel de sus senos para evitar la aparición de estrías, que pueden volverse irreversibles (a menos que recurra al láser). Aplique una crema hidratante dos veces al día mediante suaves masajes para mejorar la elasticidad de la piel y prevenir la flacidez y las estrías (a partir del tercer mes de gestación puede emplear una crema antiestrías). También está indicado el masaje circular con aceite de almendras dulces o de rosa mosqueta.  
  • Evite los jabones que puedan provocar sequedad en los pezones y su contorno, porque pueden crear grietas que son muy dolorosas. Lo ideal es un jabón neutro.   
  • Si tiene secreción de leche o calostro, uno de los síntomas del embarazo, use almohadillas protectoras desechables o lavables y deje secar los senos al aire diariamente siempre que sea posible (sobre todo después del baño).  
  • Dúchese con agua templada y termine con un chorro de agua fría alrededor de cada pecho, ya que tonifica las fibras elásticas de la piel (también puede darse un masaje con un hielo).  
  • Si tiene el pezón plano o invertido puede comenzar a moldearlo suavemente con sus dedos para facilitar la lactancia. Pero esta técnica se desaconseja al final del embarazo ya que puede provocar contracciones en el útero.

Artículos Relacionados Existe una fusión entre la mama y la gestación, la patología mamaria y la Obstetricia, que refleja los diferentes cambios que las mujeres pueden experimentar en su pecho durante el embarazo. En este y en sucesivos artículos vamos a dar a conocer a las embarazadas todos las modificaciones… La mujer debe conocer y preparar sus mamas para el momento de ser madre, con el fin de detectar situaciones diferentes a la normalidad y acudir al especialista, así como conocer y afrontar esos cambios que las hormonas han producido en su pecho dedicados a una lactancia materna de la forma… Como bien sabes, el embarazo no es una enfermedad, sino un estado fisiológico que acarrea determinados cambios físicos, funcionales y psicológicos para adaptarse a la nueva situación, que aun siendo normal, ejercen una sobrecarga que va a ser percibida de forma diferente por cada mujer… Artículos del Dr. Herráiz El embarazo es un estado protrombótico (favorecedor de trombos) en el que se cumple la llamada triada de Wirchow, que consiste en lo siguiente: Estancamiento de la sangre en las venas. Estado natural de hipercoagulabilidad. Alteración en los endotelios, lo que facilita que la sangre se…

Источник: https://www.natalben.com/cuidados-embarazo/piernas-varices-senos

Prevenir y aliviar las varices en el embarazo

¿Cómo prevenir varices en el embarazo?

Los cambios que se producen en la circulación sanguínea  durante la gestación y la presión que ejerce sobre las piernass el peso creciente del feto aumentan el riesgo de sufrir varices en el embarazo. El problema se ve agravado en verano, porque el calor dilata los vasos sanguíneos y empeora la circulación de retorno.

Por ello es importante tomar algunas medidas para prevenir las varices. Pero antes de hablar de prevención, conviene saber qué son y cómo se forman las varices.

Por qué se producen las varices

Las varices se forman cuando las venas que están entre los músculos y la piel se dilatan. Cuando aparecen, las piernas se hinchan fácilmente y parecen más pesadas. En los casos más avanzados, las varices incluso pueden producir sensación de hormigueo.

La sangre llega a las piernas a través de las arterias, impulsada hacia abajo por la fuerza del corazón, y tiene que regresar al corazón por las venas, hacia arriba y sin la ayuda un motor que la empuje. Es la circulación de retorno.

La circulación de retorno es posible gracias a la fuerza de los músculos y la actividad de unas válvulas que hay en las venas que impiden que la sangre retroceda y baje.

Cuando las venas se dilatan, provocan que las válvulas se separen entre sí y no cierren bien. Esto puede hacer que la sangre se estanque en las venas e incluso llegue a fluir en sentido contrario (baja en lugar de subir).

Todo esto dilata las venas del sistema superficial, ocasionando las varices.

Factores de riesgo para sufrir varices 

Además de la predisposición genética (si tu padre o tu madre tienen varices tienes más riesgo de sufrirlas), hay factores que pueden aumentar o empeorar las venas varicosas:

  • Sobrepeso.
  • Trabajos que requieren estar mucho tiempo de pie.
  • Exposición prolongada al sol o a fuentes de calor (como los baños calientes).
  • El embarazo, por los cambios hormonales, que ralentizan la circulación de la sangre, y por la presión que ejerce el peso del útero sobre las venas de las piernas.

Consejos para prevenir las varices en el embarazo (y siempre)

En el embarazo, los cambios hormonales y el peso creciente del feto hacen que la circulación  de retorno sea ahora más lenta, lo que afecta sobre todo a las piernas y aumenta el riesgo de sufrir varices.

Para prevenir las varices en el embarazo se aconseja:

  • En general evitar la obesidad y en el embarazo intentar no engordar muchos kilos para no sobrecargar todavía más tus piernas
  • Evitar el sedentarismo, ya que la sangre se estanca en las piernas cuando nos relajamos o estamos en posición horizontal. Aquí puedes consultar qué deportes se pueden practicar en el embarazo.
  • Por esta razón, procurar no estar mucho tiempo de pie y si no se puede evitar, hacer movimientos con la punta y el talón  para ayudar a que se bombee la sangre.
  • Hacer ejercicio que estimule la circulación, caminar, nadar, Pilates, Yoga…ayudan a que la sangre circule mejor.
  • Mantener los pies en alto al sentarse para favorecer el retorno venoso.
  • Dormir con las patas inferiores de la cama un poco levantadas.
  • Seguir una alimentación equilibrada (sin exceso de grasas).
  • Evitar el calor directo sobre las piernas (sol, vendas calientes, depilación a la cera caliente…)
  • Evitar la ropa muy ceñida en la mitad inferior del cuerpo. Es mejor usar ropa de algodón ligera que favorece la transpiración.
  • Usar zapatos con tacón medio (sobre todo evitar el tacón alto).
  • Para favorecer la eliminación de líquidos conviene beber mucho líquido (sobre 2 litros al día).
  • Darse duchas de agua fría en las piernas para tonificar los vasos sanguíneos.
  • En la playa, pasear por la orilla (de forma que el agua cubra  las pantorrillas), pues el romper de las olas tonifica las piernas y activa la circulación.
  • También viene bien caminar descalzo sobre arena o hierba mojada al final de la tarde.

Si ya hay varices

  • Hacer ejercicios para favorecer la circulación, como el pedaleo de bicicleta tumbada boca arriba, caminar estirando las piernas apoyando alternativamente la punta del pie y el talón o mover los pies (este movimiento de los pies también se puede hacer sentada).
  • Utilizar medias de compresión, incluso en verano, aliviaran mucho y ayudaran a que no empeoren las varices.

Una ayuda extra para cuidar las piernas

Para aliviar las molestas puedes utilizar algún producto piernas ligeras que llevan ingredientes que deshinchan y calman. Se aplican dando un masaje suave, de abajo a arriba, con movimientos circulares.

Arko Vitiven Piernas ligeras efecto frío

Gel de masaje con efecto frío, alivia la pesadez de las piernas cansadas y  deja una agradable sensación de frescor y de bienestar. De Arkopharma.

Aquilea piernas ligeras

Gel compuesto por: Vitis vinifera, Gingko biloba, Castaño de Indias, Meliloto, Alfa-Lipoico, Pantenol, Alantoina y Mentol. Se aplica realizando un masaje circular de abajo hacia arriba hasta su completa absorción. Puedes comprarlo aquí.

Leche piernas cansadas

Lait Jambes Lourdes, fluido que mejora la circulación y reduce la hinchazón de las piernas proporcionando una sensación de ligera inmediata (Clarins). Puedes adquirirlo aquí

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más infoCorreo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Источник: https://www.mujerymadrehoy.com/prevenir-las-varices-en-el-embarazo/

Llegada de la menopausia

Estos hechos junto con las evidencias comentadas en párrafos anteriores llevan a sugerir que las varices son más comunes en mujeres (y sobre todo en edad avanzada).

Además, parece que el riesgo es también mayor en mujeres multíparas en comparación con mujeres que sólo han tenido un embarazo y que un 28% de mujeres asintomáticas para varices antes de su embarazo las desarrollaron durante la gestación.

«Lo que no está del todo claro, aunque las evidencias apuntan a ello, —prosigue María Rubia— es que parece que el embarazo actúa como “catalizador”; es decir, acelera el desarrollo de varices en aquellas personas susceptibles o con una predisposición genética, ya que parece que el embarazo per se, no es un factor de riesgo independiente (no todas las mujeres embarazadas desarrollan varices)».

Las varices desarrolladas durante el embarazo tienden en un porcentaje importante de mujeres a disminuir en gran medida llegando a desaparecer o resolverse (sus manifestaciones clínicas son más suaves, menos severas) sin ayuda de ningún tratamiento o intervención más allá de las medidas higiénicas que incluyen el llevar medias de compresión tras finalizar el embarazo.

Esta especialista en flebología explica además que las varices en las piernas durante el embarazo pueden aparecer varices en la vulva y la vagina. Las varices vulvares pueden ser desde pequeñas y poco sintomáticas a grandes y muy sintomáticas aunque no son graves.

Medidas para mejorar

Las medidas para mejorar los síntomas y progresión de las varices durante el embarazo:

• Utilizar medias de compresión reduce el riesgo de aparición de grandes varices aunque no de arañas cutáneas. También ayudan a mejorar los síntomas secundarios a las varices como pesadez de piernas, dolor, cambios cutáneos o hinchazón

Elevar las piernas 3/4 veces al dia, evitar estar de pie o sentadas por largos periodos de tiempo

• Caminar y evitar el sedentarismo

Controlar el peso

Evitar el estreñimiento

• Las varices no deben tratarse de forma invasiva (ni con microespuma ni con ningún otro método) durante el embarazo salvo en circunstancias muy concretas como hemorragias secundarias a las mismas difíciles de controlar

• La eliminación de las varices tampoco se debe realizar inmediatamente después del parto. En primer lugar porque en un porcentaje importante mejoran tras el parto y en los meses siguientes y también porque no se recomienda su tratamiento durante la lactancia.

Ver los comentarios

Источник: https://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-como-prevenir-varices-embarazo-201606241012_noticia.html

¿Cómo combatir las várices en el embarazo?

¿Cómo prevenir varices en el embarazo?

< Embarazo semana a semana

¿Cómo cuidar las várices en el embarazo?

Durante la gestación, pueden aparecer venas dilatadas o, incluso, pueden empeorar las que existen. Cuáles son las medidas preventivas para lucir unas piernas saludables antes y después del parto.

Durante la gestación pueden aparecer venas dilatadas o, incluso, pueden empeorar las que existen. Las venas várices en el embarazo tienen medidas preventivas que te ayudan a lucir unas piernas saludables antes y después del parto. Lee este artículo para lograrlo y lucir embarazada y sexy.

Con el embarazo, comienza una etapa en la que la consulta médica no sólo es con tu obstetra. Tu cuerpo vivirá muchos cambios, y distintas especialidades pueden ayudarte en la prevención de algunas consecuencias que pueden surgir durante los meses de gestación.

Un tema frecuente de consulta es la aparición de várices.

¿Qué son las venas várices?

Las várices son la dilatación permanente y patológica de las venas. Se producen por varios factores, pero la causa más común es la predisposición hereditaria.

Las venas en el embarazo

La placenta es un órgano venoso, y durante el embarazo todas las venas del organismo están dilatadas al máximo, lo que produce un aumento del flujo sanguíneo.

Otros factores que influyen negativamente en la formación de várices son las hormonas y el aumento de peso.

Además, con el avance del embarazo se produce una compresión del útero, que disminuye el retorno venoso de las piernas.

Cómo prevenir las várices en el embarazo

Para evitar la aparición de várices durante el embarazo, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Consultar con el flebólogo.
  • Usar calcetines de compresión graduadas.
  • Hacer actividad física.
  • Elevar las piernas al descansar.
  • No estar de pie mucho tiempo.
  • Usar calzado cómodo.

La consulta con el especialista siempre será mejor si ocurre antes de la aparición de arañitas o derrames, ya que durante la gestación no es conveniente iniciar ningún tratamiento.

Toda embarazada con várices o sin ellas se verá beneficiada con el uso de calcetines de compresión graduada, indicadas por el médico flebólogo. El uso de esta prenda disminuirá la cantidad de venas que quedarán dilatadas después del embarazo.

Además, presenta otras ventajas, ya que al sostener la panza con firmeza, se reduce la aparición de estrías.

< Embarazo semana a semana

¿Por qué se presenta la infección vaginal en el embarazo?

Durante los meses de gestación, se producen cambios en el pH vaginal. Por esta razón, los especialistas consideran que es la etapa más vulnerable para la proliferación de bacterias.

Durante los meses de gestación, se producen cambios en el pH de la mujer, por esta razón, los especialistas consideran que es la etapa más vulnerable para la proliferación de bacterias, es decir, de una infección vaginal en el embarazo.

El embarazo representa un período de cambios para toda mujer. Es una etapa en la que todo se modifica. Desde las variaciones más perceptibles como la ansiedad y el aumento de peso hasta alteraciones del organismo poco conocidas, como las infecciones vaginales.

El papel de las hormonas y la infección vaginal en el embarazo

Durante los 9 meses de gestación, el nivel de hormonas femeninas cambia y afecta directamente al pH del área genital. En lo cotidiano, el pH de la zona vulvar es ácido e inferior al de otras partes del cuerpo, y se sitúa en un rango de 3.8 a 4.2, con la finalidad de impedir el crecimiento de bacterias.

Durante el embarazo la futura mamá protagoniza diversos cambios hormonales que comprometen directamente la capa protectora ácida. De esta manera, la variación a un pH mayor a 4.

2 puede alterar el equilibrio en detrimento de la flora habitual, lo que deja espacio a la proliferación de gérmenes patógenos.

Por esta razón, los 9 meses de gestación representan una de las etapas más vulnerables de la mujer para adquirir infecciones del tracto ginecológico.

Cómo protegerse de una infección vaginal en el embarazo

Es necesario que toda mamá tome cuidados especiales para mantener su zona íntima limpia y protegida durante esta importante etapa de la vida.

Entre las principales recomendaciones se encuentran:

  • Usar ropa interior de algodón.
  • No utilizar ropa muy ajustada o de materiales sintéticos.
  • Lavar la ropa interior con jabón de barra y enjuague, sin dejar residuos.
  • Lavar la zona íntima con un jabón especial con pH ácido que limpie, hidrate y ayude a prevenir infecciones del área vulvoperineal.
  • No se recomienda utilizar desodorantes íntimos, talcos, aromatizantes ni sales de baño o burbujas.
  • Evitar traumatismos de la región genital como el rasurado, la depilación o fricción.
  • Si se observan cambios en el flujo vaginal, prurito, ardor o mal olor, no automedicarse y consultar al ginecólogo u obstetra.

Источник: https://www.huggies.com.hn/embarazo-semana-a-semana/las-varices-en-el-embarazo

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: