Cómo puedo saber si he dilatado

Contents
  1. Dilatación: todo lo q he necesitas saber
  2. ¿Cómo se produce la dilatación?
  3. ¿Qué puedo hacer para favorecerla?
  4. Epidural y dilatación
  5. Parto: fase de dilatación
  6. Fases de la dilatación
  7. Dilatación pasiva: de 0 a 3 centímetros
  8. Dilatación activa: de 3 a 10 centímetros
  9. Transición: de 7 a 10 centímetros
  10. Dilatación parto: qué hacer si se detiene
  11. Otros factores de la detención de la dilatación del parto
  12. Cómo activar la dilatación del parto
  13. Cuándo es necesario pedir ayuda al médico
  14. Cuándo se tiene que recurrir a la cesárea
  15. Cómo puedo saber si he dilatado
  16. ¿Qué es la dilatación en el parto?
  17. Entonces, ¿cómo saber que estoy dilatando?
  18. ¿Cuáles son las fases de la etapa de dilatación?
  19. ¿Cuánto tiempo tardaré en dilatar?
  20. ¿Qué viene después de la dilatación?
  21. 10 cosas que debes saber de la dilatación
  22. El parto: Todo lo que necesitas saber sobre la dilatación
  23. 2. ¿Puede notar la mujer embarazada que está dilatando?
  24. 3. ¿De qué forma se lleva a cabo este proceso?
  25. 4. ¿A qué llaman sala de dilatación?
  26. 5. ¿Cómo se mide la dilatación?
  27. 6. ¿Qué ocurrirá si mi cuello no dilata lo suficiente?
  28. Dilatación: Fases y síntomas de dilatación en el parto
  29. ¿Qué es la dilatación?
  30. ¿Cuándo se sabe si se está dilatando?
  31. Fase inicial o latente
  32. Fase de trabajo activa
  33. Fase de aceleración rápida
  34. Datos de interés sobre la dilatación
  35. Parto: 10 cosas que debes saber sobre la dilatación
  36. 1. El cuello uterino se acorta
  37. 2. Al principio, no duele
  38. 3. Dura más en el primer parto
  39. 4. Al dilatar unos 10 cm el proceso acaba
  40. 5. No todas las contracciones dilatan
  41. 6. No siempre se rompe la bolsa
  42. 7. Podrás beber, pero no comer
  43. 8. A veces se necesita ayuda
  44. 9. A veces no se nota nada
  45. 10. Si se para, será cesárea

Dilatación: todo lo q he necesitas saber

Cómo puedo saber si he dilatado

La dilatación es la primera fase del parto. ¿Sabías que llegas a dilatar hasta 10 centímetros? Sin duda es increíble lo que tu cuerpo llega a hacer para permitir nacer a tu bebé. Si quieres saber más sobre dilatación, sigue leyendo.

La dilatación es el proceso por el cual se produce la abertura del cérvix o cuello del útero, conducto que comunica directamente con la vagina. Es un proceso lento y doloroso, pero que da comienzo a lo que llevas 9 meses esperando, el parto.

A muchas mujeres les puede resultar absolutamente desesperante el proceso de dilatación. Sobre todo alas primerizas, les cuesta mucho, mucho tiempo, dilatar lo suficiente, y resulta verdaderamente difícil estar muchas horas seguidas con dolor.

Si todavía no has pasado por ese momento, probablemente tengas mucho miedo al dolor del que te hablamos. No te preocupes, es normal. Vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre la dilatación.

¿Cómo se produce la dilatación?

Las contracciones uterinas comienzan a estirar las fibras musculares del cuello uterino, haciendo que estas se vayan abriendo. Estas contracciones provocan dolor, que varía en intensidad a medida que se acerca el momento de dar a luz.

Podemos hablar de dos grandes fases:

  • Dilatación pasiva. Primera parte de la dilatación. Suele ser la que más tiempo ocupa, aunque consista solo en dilatar hasta 3 centímetros. Esta dilatación se produce con contracciones irregulares, que van intensificándose y apareciendo cada menos tiempo.
  • Dilatación activa. Última parte de la dilatación, es la que va de los 3 a los 10 centímetros. Esta fase es más rápida que la anterior, ya que las contracciones se producen cada menos tiempo y son más intensas. Al llegar a los 10 centímetros, comienza el trabajo de parto, propiamente dicho.

¿Qué puedo hacer para favorecerla?

Aunque sea complicado, mantenerse lo más tranquila posible ayuda. No es que vaya a acelerar el proceso de manera significativa, pero sí dejarás a tu cuerpo que tome el mando y haga aquello para lo que está preparado.

Si estás excesivamente nerviosa o con miedo, tu musculatura tenderá a la contracción, lo cual es más incómodo y dificulta el proceso de dilatación.

Caminar puede ayudar a tu bebé a colocarse correctamente para avanzar por el canal de parto. Se favorece la apertura del cuello uterino y, durante las largas horas de espera en la primera fase, puede aliviar un poco el dolor y el entumecimiento.

También hay diferentes posturas que puedes adoptar y que seguro te van a ayudar:

  • Túmbate de lado sobre la cama y coloca una almohada entre tus piernas. Esta posición favorece la apertura del cuello uterino, pero sobre todo, te ayuda a que descanse la zona lumbar.
  • Siéntate en una silla mirando hacia el respaldo. Así descansará tu espalda y acelerarás el proceso de dilatación.
  • Colócate a cuatro patas sobre la cama. Balancéate suavemente hacia delante y hacia atrás.

Por último, puedes utilizar la famosa pelota de pilates o pelota suiza. Esa pelota, durante el embarazo y también durante las largas horas de dilatación, resulta beneficiosa. Siéntate sobre ella y déjate llevar en un suave balanceo o dando pequeños saltos sobre la misma.

Epidural y dilatación

La epidural consiste en una inyección realizada en el canal raquídeo o columna vertebral. Se introduce un analgésico local que tiene como función adormecer el cuerpo de cintura para abajo.

Cuando hablamos de epidural y dilatación, surgen varias dudas.

  • ¿Duele? Es un pinchazo realizado en una zona sensible, por lo que es posible que moleste en el momento en que te la pongan.
  • ¿No voy a notar nada? Una vez haga efecto no vas a perder la sensibilidad total en tu cuerpo, pero sí notarás un alivio considerable del dolor de las contracciones. La labor de parto la realizarás igual, pero no con tanto dolor.
  • ¿Cuántos centímetros tengo que haber dilatado? A partir de los 3-4 centímetros es el momento de aplicarla. Si llegas a los 7-8 centímetros ya no será necesaria, porque la peor parte ya la habrás pasado.
  • ¿Se dilata más lentamente con la epidural puesta? Investigaciones recientes afirman que no va a ralentizar la dilatación.

Si tienes más dudas, consulta con tu matrona. Podrá ayudarte a conocer todo lo relacionado con la epidural y su aplicación durante el parto.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/dilatacion-primera-fase-del-parto/

Parto: fase de dilatación

Cómo puedo saber si he dilatado

Cada mujer vive el parto de forma diferente, pero la información siempre supone una gran ventaja

Dar a luz es un proceso natural que se desarrolla en tres fases bien diferenciadas. Saber cómo transcurren esas fases y qué nos va a suceder en ellas puede ayudarnos a vivirlas con menores dosis de ansiedad y dolor

Fases de la dilatación

El periodo de dilatación consta de dos fases: el borramiento y la dilatación propiamente dicha.
1. Borramiento El cuello uterino comienza a borrarse (acortarse) antes del parto (entre 48 y 72 horas antes como media).

Tiene que borrarse por completo , hasta quedar reducido al orificio externo, para dilatarse y permitir la salida del bebé. Puedes expulsar ahora el tapón mucoso que ha protegido al feto durante el embarazo.La expulsión puede ser visible con un pequeño manchado (de flujo espeso con sangre).

2.

Dilatación: Una vez borrado el cuello, solo queda el orificio externo más o menos dilatado. Progresivamente, dicho orificio va dilatándose más y a velocidad variable, que se calcula en una media de 1 cm por hora en las primíparas y de 1,2 cm por hora en las multíparas.

Es la fase más larga del proceso, y se divide a su vez en tres fases propias: dilatación activa, dilatación pasiva y transición.

Dilatación pasiva: de 0 a 3 centímetros

En esta fase, el cuello de la matriz se dilata de 0 a 3 cm. Puedes sentir contracciones más o menos intensas de entre 30 y 60 segundos de duración, con intervalos de entre 5 y 20 minutos. Si no ha ocurrido antes, puedes perder el tapón mucoso. También puedes notar dolor de espalda, náuseas y diarrea.

Algunas mujeres notan una sensación de calor en el abdomen.
¿Cuánto dura? Puede durar horas e incluso días, especialmente en primíparas. Suele acortarse en los siguientes partos.

¿Qué puedo hacer yo? El principal problema en esta fase (pocas veces muy dolorosa) es la ansiedad, por lo que te conviene mantenerte entretenida hasta que las contracciones no se hagan más seguidas.

Algunas ideas: da un paseo, pon tu película o disco favorito: haz un crucigrama o un sudoku: lee un libro entretenido, date un baño o ducha de agua caliente/templada (no lo hagas si has roto aguas), ordena un armario, llama a tu mejor amiga, practica la respiración profunda, bebe agua o un caldo de verduras (evita los snacks pesados) Intenta dormir un rato: necesitarás de toda tu energía durante el parto.

Dilatación activa: de 3 a 10 centímetros

Ha llegado la hora de la verdad: en esta fase, el cuello del útero se dilata unos 7 cm. Las contracciones se hacen más intensas y largas. Pueden durar entre 45 segundos y un minuto o más tiempo y sucederse a intervalos de entre 2 y 4 minutos (lo que deja poco respiro).

Sientes una presión creciente en la parte baja de la espalda: tu bébé está bajando por el canal del parto mientras el cuello del útero se ensancha para permitir su salida.
Es el momento de decidir si quieres la epidural. Si optas por ella, tendrás una vivencia diferente.

Perderás la sensibilidad al dolor y tu ansiedad y angustia se reducirán, pero también sentirás que has perdido capacidad para empujar.
¿Cuánto dura? Por término medio, la fase activa de la dilatación dura entre 3 y 8 horas. En algunos casos, sobre todo en mujeres que han tenido partos vaginales previos, dura menos.

¿Qué puedo hacer? Las técnicas de relajación y respiración que aprendiste durante el embarazo son ahora tus mejores aliadas. Ir cambiando de postura o actividad es también aconsejable (moverse en una mecedora o dar un paseo por la maternidad son algunas ideas).

En este momento, la presencia de la pareja, la madre o una amiga es de enorme ayuda.

Si, por la razón que sea, te enfrentas al parto sola, puedes conectar con la Asociación de Doulas de tu región: las doulas son mujeres, en su mayoría madres, con conocimientos sobre fisiología del embarazo, parto y puerperio, lactancia, puericultura… dispuestas a ayudar a embarazadas y parturientas carentes de apoyo familiar o emocional a vivir el parto y el postparto de un modo más humanizado.

Transición: de 7 a 10 centímetros

Es la última fase de la dilatación, a menudo la más corta pero también la más difícil. Durante la transición, el cuello del útero se dilata unos 3 cm y las contracciones aumentan en intensidad y frecuencia. Llega un momento en que apenas da tiempo para una rápida respiración entre contracciones.

Estas alcanzan el máximo de intensidad enseguida y duran unos 90 segundos, por lo que da la impresión de que nunca desaparecen. Sientes una gran presión en la parte baja de la espalda y el recto. Tienes sudores y un momento después sientes frío. Si habías pensado en tener un parto “natural”, libre de analgésicos, puede que en este momento cambies de opinión.

El mejor consejo: confía en el equipo que te atiende.
¿Cuánto dura? La fase de transición dura una media de entre 15 minutos y 3 horas. Puede ser más corta si tuviste un parto vaginal con anterioridad.
¿Qué puedo hacer? Concéntrate en superar una contracción cada vez.

Es muy poco probable que pienses en buscar distracciones en este momento, pero puedes sentirte mejor si cambias de postura, te aplicas un paño húmedo en la frente o recibes un masaje entre contracciones. No empujes (aunque sientas deseos de hacerlo) hasta que no te digan que estás totalmente dilatada y debes hacerlo.

Empujar demasiado pronto puede provocar hinchazón y desgarros en el cuello uterino, lo que podría retrasar la expulsión y dar lugar a hemorragias.
Parto: expulsión y nacimientoParto: expulsión de la placenta

Источник: https://www.conmishijos.com/parto-fase-de-dilatacion.html

Dilatación parto: qué hacer si se detiene

Cómo puedo saber si he dilatado

El hecho de que la dilatación durante el parto se detenga depende de diferentes factores.

En primer lugar, el parto no es un proceso exclusivamente mecánico y cada parto puede ser vivido de forma muy distinta de una mujer a otra.

Sin embargo, no es una casualidad que la detención de la dilatación del parto se suela producir cuando la mujer está dilatada de unos 4-5 centímetros, es decir, a mitad del recorrido: como si la mujer necesitara tomar un respiro antes del último paso, el más intenso e importante.

En la detención de la dilatación del parto, también contribuye el pequeño. Hay bebés que son activos y ayudan, con sus movimientos, a dilatar el cuello del útero. Otros niños, sin embargo, prefieren tomarse su tiempo.

¿TIENES MIEDO AL PARTO? ¿ESTÁS PREPARADA? ¡RESPONDE Y AVERÍGUALO AHORA!

Otros factores de la detención de la dilatación del parto

El bloqueo de la actividad de las contracciones, es decir, de la dilatación del parto, también podría ser causado por un bajón de energías, debido, por ejemplo, al haber estado demasiado tiempo en ayunas, o a la tensión emocional debida al cambio de ambiente, por ejemplo, entre casa y hospital. La ansiedad induce la producción de adrenalina, una hormona que puede bloquear las contracciones.

En otros casos, se trata de un obstáculo mecánico. Para nacer, el bebé debe afrontar un recorrido que parece un túnel, por el que se arrastra como un cuerpo rotatorio, como una hélice que gira. Este movimiento, a veces, puede ser ralentizado por la dimensión del pequeño o por la anatomía de la pelvis materna.

Cómo activar la dilatación del parto

A veces, para superar este momento, es suficiente con esperar un poco, tomarse una pequeña pausa para recuperar las energías: una siesta o simplemente unos minutos de descanso con los ojos cerrados.

También puedes probar con un masaje relajante, por ejemplo, en la planta de los pies o en la zona de los riñones, o puedes darte un baño caliente.

Otras veces, el secreto es cambiar de posición: hay algunas posiciones, como ponerse a gatas, que funcionan muy bien, sobre todo, cuando es necesario crear un “hueco” en la barriga.  También puede ser útil moverse con rotaciones amplias y fuertes de las caderas, como haciendo una danza del vientre.

Lo mejor es probar varias cosas, encontrando la técnica más adecuada. Lo más importante es estar tranquila y paciente, y esperar que la naturaleza siga su camino.

Cuándo es necesario pedir ayuda al médico

Si los primeros métodos usados no funcionan, es oportuno tomar en consideración la posibilidad de una intervención médica.

Una maniobra obstétrica bastante común y totalmente indolora para la mamá y el bebé es la ruptura de las membranas, es decir, del saco amniótico que contiene el bebé. Este acto mecánico, que sólo ha de hacerse cuando es necesario, permite que las prostaglandinas entren en circulación aumentando las contracciones y favoreciendo la dilatación del parto.

– Otra intervención a la cual se suele recurrir es la de administrar oxitocina, una hormona que normalmente es producida por la hipófisis de la mujer y que puede inducir contracciones intensas y regulares.

Otra ayuda puede ser la anestesia epidural, si la mamá está muy cansada y sufre por las contracciones.

¿Cuánto tiempo se suele esperar antes de intervenir con estas técnicas? Depende del hospital donde se va a dar a luz. Normalmente, si no hay sufrimiento fetal, se suelen esperar dos horas. Con estos métodos, que favorecen la dilatación del parto, el trabajo suele regresar regularmente.

Cuándo se tiene que recurrir a la cesárea

A veces, puede ocurrir que las maniobras médicas efectuadas no consigan hacer volver el trabajo. En este caso, es necesario hacer una cesárea.

Pero ¿no se podía hacer antes? En realidad, es difícil saberlo, algunas situaciones, se evidencian solo a medida que van ocurriendo: hacer una cesárea enseguida no sería apropiado.

A las futuras mamás que viven esta experiencia, es importante comunicarles que la fatiga y el dolor que han vivido no ha sido en vano: las contracciones permiten que el útero afronte la intervención con una buena preparación y un buen entrenamiento; además, la estimulación del sistema pulmonar y cardiaco del bebé son muy útiles, ya que le ayudarán a adaptarse mejor y más pronto al ambiente extrauterino. 

(Te interesa: Cesárea: cuándo está indicada)

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/parto/sintomas/parto-no-avanza

Cómo puedo saber si he dilatado

Cómo puedo saber si he dilatado

La dilatación es la primera fase del parto, que comienza cuando el cuello del útero empieza a borrarse y dilatarse y acaba cuando llega a los 10 cm de dilatación, momento en el que el bebé puede empezar a salir del canal del parto. Será la matrona la que te indique si ya has dilatado completamente o no mediante un tacto vaginal.

Índice

¿Qué es la dilatación en el parto?

La dilatación es la primera etapa del parto y abarca todo el tiempo que tarda el cuello uterino en borrase y dilatarse.

La fase de dilatación empieza con el borramiento del útero, un proceso por el que el cuello del útero se relaja y pasa de ser un cilindro a un anillo (es decir, se acorta).

Tras esto, el cuello uterino comienza a abrirse gracias a las contracciones.

No obstante, en las mujeres multíparas el borramiento del cuello se suele producir a la vez que la dilatación, por eso es un proceso más rápido.

En los últimos días de gestación, antes de que el parto comience, es posible que tu matrona u obstetra te indiquen en las revisiones que el cuello del útero ha empezado a borrarse y está permeable a un dedo, por ejemplo, lo que implica que comienza a abrirse. Sin embargo, no se considera que el parto o la dilatación empieza hasta que tienes contracciones de parto, constantes, regulares, dolorosas y cada vez más intensas. Lo que sucede antes forma parte de los pródromos o preparación para el parto.

Entonces, ¿cómo saber que estoy dilatando?

Cuando empieces a dilatar empezarás a sentir contracciones rítmicas y continuas. Esto ocurre con el fin de que sucedan una serie de modificaciones que permitan el paso de la cabeza fetal por el canal del parto, la pelvis materna.

La dilatación es el grado de apertura del orificio cervical, pasando de estar cerrado a alcanzar los 10 cm.

El proceso de expansión del cuello del útero se realiza de manera progresiva, normalmente suele tardar 8 horas, aunque el tiempo puede variar entre mujeres.

¿Cuáles son las fases de la etapa de dilatación?

La fase de dilatación se divide a su vez en dos fases:

– Fase latente (desde el inicio hasta la dilatación de 4 cm): a no ser que rompas aguas, esta fase debes realizarla en casa ya que no se considera que el parto ha comenzado hasta que el cuello del útero ha dilatado 3 cm y está borrado al 80%, por lo que si vas antes al hospital es posible que te manden de vuelta a casa.

En esta fase las contracciones son más irregulares en lo que a frecuencia e intensidad se refiere, por eso es mejor que te quedes en casa, te des una ducha, prepares todo, comas algo y esperes tranquila ya que esta fase suele ser muy lenta y puede tardar horas.

– Fase activa (dilatación desde los 4 hasta los 10 cm): las contracciones se hacen más regulares, frecuentes e intensas. Cuando notes 2 contracciones cada 10 minutos durante más de 2 horas sin parar, es momento de que vayas al hospital.

Una vez allí, tras comprobar que efectivamente estás de parto y los centímetros que has dilatado, te quedarás en tu habitación con tu pareja o acompañante y la matrona irá de vez en cuando para comprobar cómo avanza la dilatación. Este proceso se realiza mediante un tacto vaginal que consiste en introducir los dedos índice y medio para medir los centímetros de dilatación. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda realizar los tactos cada 2-4 horas, dependiendo de cómo avance el proceso.

¿Cuánto tiempo tardaré en dilatar?

Lo habitual es dilatar 1 cm por hora, pero hay mujeres que van más rápido (sobre todo aquellas que no son primerizas), y otras que tardan un poco más.

Si no estás monitorizada ni te has puesto al epidural, lo mejor es que camines para favorecer la dilatación y el descenso del bebé y así acelerar el proceso. Si no puedes moverte, debes permanecer tumbada de lado, intentando cambiar de lado cada poco tiempo para favorecer el proceso.

La duración de este periodo varía de una mujer a otra, ya que intervienen diversos factores. La media se sitúa entre 5 y 8 horas y no es habitual que se prolongue más allá de las 18.

¿Qué viene después de la dilatación?

Una vez que la matrona compruebe que ya has dilatado hasta llegar a los 10 cm, comenzará la fase expulsiva, es decir, los pujos para ayudar al bebé a salir del canal de parto.

Por lo tanto, es la matrona o el médico que te atiendan en el parto los que van a indicarte cuándo has dilatado completamente y llega la hora de empujar.

Sin embargo, para saber si el proceso marcha o no debes estar atenta a la siguiente señal: las contracciones cada vez son más frecuentes, dolorosas y largas.

Cuando tengas contracciones de entre 60 o 90 segundos cada 2-3 minutos que apenas te dejen respirar, estás en pleno proceso de dilatación. Obviamente este proceso puede verse interrumpido o paralizarse si el bebé no está bien encajado, aunque lo normal es que todo transcurra poco a poco y la dilatación avance. 

10 cosas que debes saber de la dilatación

1. El cuello uterino se acorta

2. Al principio no duele

3. Dura más en el primer parto

4. Al alcanzar los 10 cm el proceso de dilatación se acaba

5. No todas las contracciones dilatan

6. No se tiene que romper la bolsa necesariamente

7. Podrás beber, pero no comer

8. A veces se necesita ayuda (oxitocina)

9. Hay casos en los que las mujeres dicen no sentir nada a pesar de llegar al hospital con dilataciones avanzadas

10. Si la dilatación se detiene, será necesaria una cesárea

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/parto/como-puedo-saber-si-he-dilatado-8517

El parto: Todo lo que necesitas saber sobre la dilatación

Cómo puedo saber si he dilatado

Dr. D. Nicolás Mendoza Ladrón de Guevara . Clínica Margen. Universidad de Granada – Grupo de Trabajo del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Granada

Con el término de dilatación nos referimos al periodo del embarazo o del parto que precede al expulsivo del feto, aunque estrictamente hablando sea la abertura del cuello del útero en adaptación al descenso de la cabeza fetal. Se trata de un proceso fisiológico de duración y presentación variables, donde es importante la vigilancia cuidadosa del bienestar fetal y el cuidado de los síntomas maternos.

Se llama dilatación a la abertura del cérvix o cuello del útero, aunque genéricamente nos referimos a la dilatación como al periodo del embarazo o del parto que precede inmediatamente al expulsivo del feto.

La dilatación puede inducirse farmacológicamente cuando, por interés materno o fetal se decida terminar un embarazo, aunque lo común es que ocurra de manera espontánea sin intervención médica.

Normalmente la dilatación suele ir precedida o ser simultánea a la expulsión de tampón mucoso, y se puede acompañar de la rotura de la bolsa amniótica (ver el capítulo «romper aguas»), en cuyo caso la mujer debe acudir a un centro hospitalario para valoración por parte de la matrona o el médico.

2. ¿Puede notar la mujer embarazada que está dilatando?

La dilatación en sí es un proceso que pasa inadvertido para la gestante, pero, como apuntábamos antes, se suele acompañar de otros sucesos que sí son percibidos por ella, como:

  • La expulsión del tapón mucoso: Se trata de la salida de una sustancia gelatinosa que en la mayoría de las ocasiones va acompañada de trazos hemáticos o pequeña hemorragia. Es la causa más frecuente de hemorragia en las últimas etapas del embarazo que se produce por la rotura de pequeñas venas al iniciarse el proceso de dilatación y borramiento del cuello uterino, es por tanto signo de la inminencia del parto. Suele estar acompañado de molestias sacrolumbares y abdominales, con menos frecuencia de contracciones, aunque si estas aparecen serán de carácter irregular.
  • Inicio de las contracciones uterinas del parto, que son más fuertes, rítmicas, frecuentes y dolorosas que las prodrómicas.
  • Rotura de la bolsa: aunque puede preceder al inicio de la dilatación, suele tratarse de un hecho un poco más tardío. Consiste, como su nombre indica, en la rotura de las membranas que envuelven al feto en su vida intrauterina. Se percibe por la salida de un líquido claro (el líquido amniótico) por la vagina.
  • Descenso del feto a través de la pelvis materna: es un suceso que suele acompañar la dilatación, de hecho es la cabeza del feto, empujada en su descenso por las contracciones uterinas, la que va forzando la dilatación del cérvix.

3. ¿De qué forma se lleva a cabo este proceso?

La dilatación no es un proceso que ocurra en poco tiempo, si no que se va a realizar en una serie de fases:

En la Fase latente o inicial del parto, con contracciones leves o indoloras el cérvix se dilata hasta los 3 cm.

En la Fase de trabajo activo de parto, con contracciones más rítmicas, intensas y dolorosas, el cérvix se dilata desde los 4 a los 7 cm.

En la fase de aceleración rápida, cuando la cabeza está encajada y el cérvix dilata velozmente hasta que permite el paso completo de la cabeza del feto. Aproximadamente se produce hasta los 10 cm.

La duración de estos periodos es variable entre cada mujer y en cada embarazo. En las primíparas (primer embarazo) suelen ser más prolongados que en secundíparas o multíparas.

Por tanto, las mujeres que están embarazadas por primera vez no deben alarmarse, porque es un periodo que puede alargarse muchas horas. Durante la dilatación, es habitual que se encuentre rodeada de personal cualificado y medios de control del bienestar fetal (registro cardiotocográfico).

La matrona sabrá calmar su ansiedad advirtiéndole que es una prolongación natural sin daño para su futuro bebé.

4. ¿A qué llaman sala de dilatación?

Se suele llamar así a la habitación o zona del hospital donde se ingresa la mujer en fase activa de parto, es decir, cuando presenta contracciones rítmicas y suficientemente intensas como para progresar con el descenso del feto y la dilatación cervical.

Suele estar en la misma área que los paritorios y, en determinadas ocasiones, la misma habitación que recibe a la embarazada se convierte en paritorio cuando se ha completado la dilatación.

Una matrona se encargará de acompañarla y vigilar continuamente el estado del bienestar fetal y materno, registrando en un documento llamado partograma cómo se va produciendo la progresión del parto.

El estado de bienestar fetal se monitoriza mediante el registro de su frecuencia cardiaca, y con el mismo aparato se cuantifican también el ritmo y la intensidad de las contracciones uterinas (cardiotocografía).

La matrona estará pendiente de otras constantes médicas como la tensión, la temperatura, la hidratación o el grado de dolor durante el parto, para prevenirla de cualquier alteración o patología que se presente en este periodo.

En la sala de dilatación, como en el periodo de expulsivo, a la mujer embarazada se le permite la compañía de un familiar, habitualmente el padre de futuro bebé, que refuerza su rol paterno y ofrece apoyo psicológico a la futura mamá.

5. ¿Cómo se mide la dilatación?

La valoración de la dilatación cervical y del descenso de la presentación fetal se hace mediante el tacto vaginal que la matrona o el especialista realizarán periódicamente (aproximadamente cada hora) hasta la finalización del parto.

El plano en el que se encuentra la presentación del feto (la presentación es aquella parte del feto que se va a mostrar primero durante el parto: la parte que se presenta) nos determina cuál es el nivel de descenso del feto durante el parto.

En Obstetricia se utilizan cuatro planos paralelos para delimitar la altura de la presentación fetal, también llamados planos de Hodge:

Primer plano: es una línea ficticia que va desde la parte superior de la sínfisis del pubis hasta el promontorio del hueso sacro.

Segundo plano: paralelo al anterior va desde la parte inferior de la sínfisis del pubis hasta la segunda vértebra sacra.

Tercer plano: paralelo al anterior pasando por las espinas ciáticas.

Cuarto plano: paralelo al anterior pasando por el vértice del hueso sacro.

Saber en qué posición se halla la presentación fetal es importante para determinar que no existe desproporción entre la cabeza fetal y la pelvis materna y que el parto vaya progresando adecuadamente. Informar a la gestante y sus familiares del nivel o plano por el que se desliza el feto les ayuda a soportar su ansiedad en esos momentos interminables.

6. ¿Qué ocurrirá si mi cuello no dilata lo suficiente?

Si se trata de su primer embarazo, no debe preocuparse, porque la dilatación suele ser más lenta que en el segundo y sucesivos partos. En cualquier caso, la monitorización fetal y materna permitirá decidir si es posible la espera o si se indicarán otras maniobras que la favorezcan.

En unos casos basta con la simple rotura artificial de las membranas fetales (rotura de la bolsa, amniorrexis o amniotomía) para desencadenar contracciones de parto.

En otros casos se necesitan de preparados farmacológicos que estimulen la dinámica uterina y favorezcan su dilatación. Se disponen para ello de una serie de fármacos que, bien se administran localmente en forma de geles u óvulos (prostaglandinas), o en infusión intravenosa (oxitocina).

La oxitocina es la hormona natural encargada de la estimulación uterina y con ellos de la dilatación del cérvix.

Se usa habitualmente en las situaciones donde el parto se enlentece o la dilatación se detiene sin otra causa evidente y su control es estricto mediante bomba de infusión, para evitar contracciones demasiado fuertes o demasiado frecuentes que provocaran dolor materno o sufrimiento fetal.

En rigor, su uso se limita a cuando se han descartado otros procesos que entorpecen la progresión de un parto normal (ver artículo sobre «Parto complicado o distócico»).

Источник: https://www.lechepuleva.es/nutricion-y-bienestar/que-es-la-dilatacion

Dilatación: Fases y síntomas de dilatación en el parto

Cómo puedo saber si he dilatado

Uno de los momentos más esperados y temidos al mismo tiempo por cualquier embarazada es el del parto. Es esperado porque permitirá por fin tener al bebé en brazos y es temido porque va a entrañar ciertos dolores. No obstante, sea como sea, es el instante más especial de todos los que tienen lugar durante el periodo de gestación y se sustenta en lo que se conoce como dilatación.

Si tú te encuentras embarazada por primera vez, sigue leyendo. Y es que a continuación te vamos a dar a conocer todo lo que necesitas saber acerca de la dilatación

¿Qué es la dilatación?

La dilatación es el tiempo que transcurre desde que le comienzan las contracciones hasta que empieza a producirse la dilatación del cuello uterino y finalmente se produce la salida del niño.

Por tanto, es la primera etapa del alumbramiento y finaliza cuando el orificio cervical ha adquirido los 10 centímetros.

¿Cuándo se sabe si se está dilatando?

Una de las dudas que tienen las primerizas es cómo sabrán si están dilatando. En ese caso, la respuesta es muy sencilla. Deben tener claro que lo están haciendo cuando tienen contracciones continuas y rítmicas.

La dilatación da comienzo en el momento en el que se ha borrado el llamado cuello uterino y se ha producido la expulsión del tapón mucoso. Todo eso sin olvidar que, de la misma manera, también durante la misma se acomete la dilatación del útero, que va a facilitar la salida del pequeño.

En concreto, hay que subrayar que los síntomas de que la dilatación está en marcha son las siguientes:

  • Las contracciones uterinas aumentan tanto en frecuencia como en intensidad.
  • El bebé empieza a descender a través de la pelvis y va presionando con su cabeza, al tiempo que las contracciones favorecen su bajada por el interior de la madre.

Hay que subrayar, además, que los primeros hechos que vienen a indicar, por regla general, que la dilatación ha dado comienzo son la expulsión del llamado tapón mucoso y la rotura de la bolsa.

Fase inicial o latente

Es la que se inicia cuando comienza el parto. Durante la misma se llega a producir una dilatación de hasta 4 centímetros y las contracciones no consiguen aún tener un ritmo fijo en cuanto a duración e intensidad, es decir, van variando. Eso sí, van a ir aumentando progresivamente en frecuencia y dolor.

No se puede determinar un tiempo establecido de duración de este periodo, pues dependerá de cada mujer.

Fase de trabajo activa

Es la que se produce cuando las contracciones ya son más intensas, frecuentes y dolorosas, llegando a tener lugar cada dos o tres minutos. La dilatación es mucho más rápida y esta llegará a alcanzar su máxima expresión, es decir, viene a ser el tiempo que transcurre entre los 4 y los 10 centímetros de dilatación.

Tampoco existe un tiempo estipulado para el transcurso de esta etapa, no obstante, se considera que las mujeres primerizas pueden tener que hacerle frente a que la misma dure hasta ocho horas, mientras que las que ya han sido madres anteriormente pueden reducir ese tiempo a unas cinco horas, aproximadamente.

Fase de aceleración rápida

Los 10 centímetros de dilatación son los que se alcanzan en esta otra etapa, en la que el descendimiento del bebé es claro y este empieza a asomar su cabeza al exterior.

Es importante establecer que no hay un tiempo concreto para cada una de esas fases. Con esto a lo que nos referimos es a que cada mujer lleva un ritmo en las mismas.

De esta manera, a las primerizas les suele costar más la dilatación, por lo que puede alargarse durante horas. Así, por ejemplo, una mujer que da a luz por primera vez puede ver cómo esas fases se alargan durante unas ocho horas.

Mientras, las que ya han parido antes las puedes reducir hasta las cinco horas.

Datos de interés sobre la dilatación

Pelotas de dilatación: Funciones y ejercicios para provocar la dilatación

Además de todo lo expuesto, merece la pena conocer otros datos importantes relativos a la dilatación previa al alumbramiento del bebé:

  • Se considera que realmente cuando la mujer empieza a sentir dolores es en el instante en el que ha alcanzado los 4 centímetros de dilatación, es decir, cuando entra de lleno en la ya mencionada fase activa.
  • Durante la misma, las embarazadas que lo deseen podrán recibir la anestesia epidural para aliviar notablemente sus dolores. En este caso, se establece que el límite para poder ponerla son los 8 centímetros de dilatación.
  • Aunque se establece que, por regla general, los 10 centímetros es en el momento en el que ya está todo preparado para la expulsión del bebé, cuando se trata de niños pequeños el nacimiento puede ocurrir sin llegar a esa medida.
  • Mientras que se está dilatando, es aconsejable que la mujer no coma nada, sólo que beba agua o cualquier otro producto líquido.
  • Para facilitar y aumentar la rapidez de la dilatación se pueden usar ciertos “trucos” tales como que camine o que haga utilización de las conocidas pelotas de dilatación.
  • Hay ocasiones en las que esa expansión del cuello uterino se paraliza, durante al menos dos horas, cuando se encuentra entre los 3 y los 8 centímetros. En ese caso, los médicos estudiarán el caso y posiblemente tomen la decisión de llevar a cabo una cesárea.
  • No menos importante es que, a veces, el útero no se “adapta” bien a las contracciones, a pesar de que han aumentado en ritmo y frecuencia. En estos casos, los profesionales sanitarios pueden optar por recurrir a la oxitocina, que va a mejorar la dinámica del citado útero y permitirá que no haya complicaciones de ningún tipo.
  • Sólo en casos puntuales las mujeres gestantes, a pesar de tener una dilatación muy avanzada, no tienen dolores. En concreto, se trata de féminas a las que el cuello uterino se les ha abierto prematuramente o lo tienen desgarrado de un parto previo. No obstante, también les sucede a las que cuentan con muy sensibilidad a lo que es el dolor.

Источник: https://okdiario.com/bebes/dilatacion-2693744

Parto: 10 cosas que debes saber sobre la dilatación

Cómo puedo saber si he dilatado

¿Cuándo empieza la dilatación? ¿Todas las contracciones ayudan a dilatar? ¿Es dolorosa? En este artículo encontrarás respuesta a todas estas preguntas y muchas más.

1. El cuello uterino se acorta

El parto empieza con la dilatación del cuello uterino, aunque antes ha tenido lugar la maduración del cérvix.

Por la acción de distintas hormonas, como las prostaglandinas y la oxitocina, el cuello uterino experimenta una serie de cambios morfológicos y bioquímicos: se ablanda y se acorta hasta desaparecer.

Lo más común es que este proceso suponga alguna molestia para la mujer. Una vez se ha borrado el cuello del útero empieza la dilatación.

2. Al principio, no duele

En este punto se inician las contracciones uterinas, que son rítmicas y ganan cada vez más intensidad y se producen con más frecuencia. Por norma general, las primeras contracciones no son dolorosas: se notan porque la tripa se endurece. El dolor empieza a manifestarse cuando el cuello del útero alcanza una dilatación de unos 4 cm.

3. Dura más en el primer parto

El tiempo de dilatación dependerá en función de si se trata del primer parto o no, así como de las características del feto y de la madre. Se estima que las primíparas completan la dilatación en 12 – 14 horas mientras que las multíparas en unas 8 horas.

4. Al dilatar unos 10 cm el proceso acaba

La dilatación llega a su fin cuando la dilatación ya permite el paso del feto. Habitualmente se considera que es de unos 10 cm, pero para bebés más pequeños puede ser inferior.

5. No todas las contracciones dilatan

Las contracciones que puedes llegar a notar durante el embarazo no son las que provocan la dilatación.

Estas no son ni rítmicas ni progresivas y no producen ningún tipo de modificación del cuello uterino. Se producen como consecuencia de la distensión de la fibra muscular y, aunque pueden ser un poco molestas, carecen de importancia.

6. No siempre se rompe la bolsa

En muchas ocasiones la bolsa amniótica sigue intacta durante gran parte del parto, por lo que no siempre es el indicativo de que la mujer está de parto.

Lo que sí avisa de que una mujer está de parto son las contracciones, y las de dilatación se caracterizan por ser rítmicas y por una intensidad y frecuencia progresivas.

Deberás acudir al hospital cuando las contracciones aparezcan cada 5 minutos, si es tu primer parto, o cada 10 si no es el primero. Si se rompe la bolsa amniótica pero aún no tienes contracciones, tendrás que ir al hospital.

7. Podrás beber, pero no comer

Mientras estés en casa en proceso de dilatación puedes (y debes) moverte, ducharte, etc. Respecto a la comida, se aconseja no tomar ningún alimento sólido aunque si podrás beber líquidos.

8. A veces se necesita ayuda

A medida que avanza la dilatación las contracciones ganan en intensidad y frecuencia. En ocasiones el útero no se adapta bien a estos diferentes estadios y hay que estimular la dinámica uterina mediante oxitocina para evitar contratiempos durante el parto.

9. A veces no se nota nada

No ocurre muy a menudo, pero algunas mujeres afirman no sentir nada al llegar al hospital con dilataciones muy avanzadas. Suelen ser mujeres con poca sensibilidad al dolor, o con cuellos uterinos desgarrados por partos previos o por una apertura prematura del cuello.

10. Si se para, será cesárea

Si la dilatación se detiene entre los 3 y 8 cm durante al menos 2 horas, y aunquese haya administrado oxitocina o se haya roto de la bolsa y las condiciones no cambian, seguramente la cesárea será la mejor opción a considerar. 

Si aun tienes dudas sobre el proceso de dilatación, consulta con un especialista.

Acceso a la fuente de consulta:

10 cosas que no sabías sobre… la dilatación. Revista Embarazo Sano.[Fecha de consulta: 05/02/2019]

Artículo revisado por el Dr. Josep Maria Lailla, catedrático de la Universitat de Barcelona, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y ex-jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona).

Источник: https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/parto-10-cosas-debes-saber-sobre-dilatacion

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: