¿Cómo puedo saber si no puedo tener hijos?

Cinco señales sutiles de que puedes tener problemas de fertilidad

¿Cómo puedo saber si no puedo tener hijos?

La mayoría de las mujeres pasan años intentando no quedarse embarazadas y, al final, descubren que concebir un bebé no siempre es tan sencillo. De hecho, aproximadamente una de cada ocho parejas tiene problemas de fertilidad y, en uno de cada tres casos, el problema lo tiene la mujer.

Muchas mujeres no descubren sus problemas de fertilidad hasta que no se los diagnostica un especialista y eso suele ser cuando ya llevan un tiempo intentando concebir. Sin embargo, en ocasiones hay indicios que pueden anticipar estos problemas de fertilidad.

Aunque algunos síntomas resultan bastante insignificantes, conviene comentárselos al médico lo antes posible. Diagnosticar y tratar los problemas de fertilidad a tiempo aumenta radicalmente las probabilidades de quedarse embarazada en el futuro. A continuación se incluyen cinco posibles síntomas que suelen pasarse por alto.

YULIA LISITSA VIA GETTY IMAGES

Reglas irregulares

Un periodo irregular es un gran indicio de problemas de fertilidad, apunta la obstetra-ginecóloga y endocrinóloga reproductiva Evelyn Mok-Lin, de la Universidad de California.

Hay muchas formas de tener un ciclo irregular, por lo que puede ser complicado distinguir entre uno normal y uno irregular. Por lo general, son periodos irregulares los que se producen cada mucho tiempo, demasiado a menudo o los que no se producen, y son una señal de alarma. Suelen indicar que no ovulas con la debida regularidad, por lo que concebir se vuelve complicado.

Manchar o sangrar de manera intermitente también es un motivo de alarma.

“Tener menstruaciones regulares pero también sangrado intermenstrual, incluidas las hemorragias al practicar sexo con penetración, puede ser una señal de un problema estructural, como un pólipo, un fibroma o una infección”, advierte Mok-Lin.

Además, si una mujer experimenta cambios significativos en la cantidad de sangre que expulsa o si su menstruación se vuelve muy dolorosa, quizás signifique que hay un problema subyacente, añade.

Hay muchos motivos por los que tu menstruación puede sufrir irregularidades (un problema de tiroides, un desequilibrio hormonal…) y, la mayoría de las veces, tiene tratamiento.

Dolor pélvico, sobre todo durante el sexo y los movimientos intestinales

Si estás continuamente retorciéndote de dolor cuando practicas sexo o cuando vas al baño, es probable que padezcas endometriosis, un problema que afecta a casi el 10% de las mujeres en edad fértil. En ocasiones, este dolor pélvico surge sin un motivo aparente y puede ser leve, intenso, punzante, etc. La endometriosis también provoca menstruaciones muy intensas y dolorosas.

“Cuando padeces endometriosis, el revestimiento interno del útero se desarrolla también en los ovarios y en las trompas de Falopio, lo que puede modificar su anatomía, alterar la función de las trompas y reducir la funcionalidad del útero para el embrión”, explica Sinem Karipcin, obstetra-ginecóloga y endocrinóloga reproductiva del centro médico de la Universidad de Columbia (EE UU).

Aunque la endometriosis complica mucho la concepción, muchas mujeres que la padecen logran llevar sus embarazos a término con éxito.

Vello grueso en zonas infrecuentes

Los pelos oscuros sobre el labio, en la barbilla, en la garganta o en la tripa no son solo una molestia, sino que quizás sean un síntoma del síndrome de ovario poliquístico (SOP), un trastorno hormonal relativamente común que complica la concepción.

Si notas que te está saliendo pelo oscuro en la cara y en el cuerpo, tal vez sea hora de ir al médico para ver si pasa algo. Si es el SOP, los anticonceptivos hormonales, ya sean pastillas, parches o el anillo vaginal, te ayudarán a restablecer el equilibrio hormonal y mantenerlo bajo control. El médico también valorará tu fertilidad.

Secreciones lechosas por los pechos

Si no estás embarazada ni dando el pecho y notas que te sale leche por los pezones, tal vez tengas demasiado altos los niveles de prolactina, la hormona que le dice a tu cuerpo que generes leche.

Aunque parezca inofensivo, puede ser un síntoma de infertilidad. “Un nivel alto de prolactina altera la producción de hormonas sexuales. Dependiendo de los niveles de prolactina, las mujeres pueden sufrir infertilidad debido a unas ovulaciones demasiado débiles o inexistentes”, explica Karipcin.

Es posible que sea un problema de tiroides o un tumor benigno lo que está provocando ese aumento de prolactina. El médico puede recetarte algún medicamento para reducir el nivel de prolactina, según cuál sea la raíz del problema, para que tu ciclo menstrual vuelva a la normalidad.

Si sufres sofocos constantemente o una repentina sensación de calor que envuelve tu cuerpo, es posible que sufras menopausia precoz o perimenopausia, según la edad que tengas. Aunque la mayoría de las mujeres llegan a la menopausia en torno a los 50 años, hay otras que llegan mucho más jóvenes.

La menopausia precoz, que marca el final de los años fértiles de una mujer, es uno de los problemas de fertilidad más difíciles de tratar y requiere diagnóstico y tratamiento inmediato, señala Mok-Lin. La mayoría de las veces, viene de familia, de modo que si tu madre sufrió menopausia precoz, es más probable que a ti también te pase.

DELMAINE DONSON VIA GETTY IMAGES

La mayoría de las mujeres con infertilidad no tienen otros síntomas

Por desgracia, muchas mujeres que no son fértiles no muestran signos ni síntomas, afirma Tara Budinetz, endocrinóloga reproductiva y especialista en tratamientos de fertilidad de la Facultad de Medicina de la Universidad de Saint Luke (EE UU). Este es el motivo principal por el que tantas mujeres no se dan cuenta de que no son fértiles hasta que ya es tarde.

“El no tener signos o síntomas ‘obvios’ resulta engañoso y hace que las pacientes retrasen su evaluación y tratamiento”, explica Budinetz. Por eso, si tienes pensado quedarte embarazada en un futuro cercano, merece la pena que vayas al especialista por si acaso.

La mayor parte de las causas de la infertilidad tiene una solución sencilla si se detectan a tiempo. Es fundamental tener iniciativa, señala Karipcin. Cuanto antes detectes y trates cualquiera de estos síntomas, más probabilidades tendrás de quedarte embarazada cuando llegue la hora de verdad.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Refranero de salud

Источник: https://www.huffingtonpost.es/entry/5-senales-sutiles-de-que-puedes-tener-problemas-de-fertilidad_es_5d7782fbe4b075210232d09a

Mi pareja y yo, ¿deberíamos examinarnos por infertilidad?

¿Cómo puedo saber si no puedo tener hijos?

Las pruebas de fertilidad son la mejor manera de saber si eres infértil y te puede ayudar a encontrar la causa. Si has buscado un embarazo durante más de 1 año, consulta a un médico.

Puede ser difícil determinar si eres realmente infértil. A menudo no hay signos de infertilidad, excepto por la imposibilidad de lograr o de mantener un embarazo. La única manera de saber con certeza es consultar con un médico y hacerte las pruebas de infertilidad.

¿Cuándo debo consultar con un médico para hacerme las pruebas de infertilidad?

Es normal que tome hasta un año para lograr un embarazo. Si has intentado durante más de 1 año y no has tenido suerte, es una buena idea consultar con un médico sobre la posibilidad de hacerte pruebas de infertilidad.

Algunos problemas de salud pueden hacer que sea más difícil lograr un embarazo. No esperes un año para hablar con el médico si tú o tu pareja tienen alguno de estos antecedentes:

  • Embarazo ectópico
  • Periodos menstruales irregulares
  • Enfermedad pélvica inflamatoria
  • Abortos espontáneos repetidos
  • Problemas de la glándula tiroidea
  • Fibrosis quística
  • Lesiones o traumatismos en el escroto o los testículos
  • Dificultades para tener una erección
  • Problemas de eyaculación

Algunos médicos recomiendan que las mujeres de más de 35 años se hagan las pruebas de infertilidad después de 6 meses de intentar quedar embarazadas.

Tu médico de cabecera o ginecólogo te pueden realizar las pruebas de infertilidad o referirte a un especialista en fertilidad. En el centro de salud de Planned Parenthood local, también pueden ayudarte a buscar dónde realizarte las pruebas de fertilidad en tu área.

¿Qué sucede durante una prueba de fertilidad?

Las pruebas para la detección de infertilidad suelen comenzar con un enfermero o un médico que te preguntan sobre tu historia clínica y te realizan un examen físico. Le puede llevar varios meses a tu médico detectar cuál es la causa de tus problemas de fertilidad, de manera que no te desanimes si no obtienes una respuesta inmediata.

Pruebas de fertilidad de óvulos, útero, trompas de Falopio:

El médico te hará un examen pélvico. También puede usar ultrasonido para ver tus ovarios y el útero, e indicar un análisis de sangre para controlar tus hormonas. A veces es necesario hacer un seguimiento de tu patrón de ovulación mediante el control del moco cervical, tomarte la temperatura o usar pruebas de ovulación en casa.

Usualmente, si en los primeros exámenes no se encuentra la respuesta, luego se realizan otras pruebas y procedimientos.

Se realiza una prueba especial denominada “histerosalpingograma” para ver si las trompas de Falopio están abiertas.

El médico coloca un medio de contraste en el útero y después observa con un equipo de rayos X cómo se desplaza dicho medio de contraste por el útero y las trompas de Falopio.

En algunos casos, las pruebas de infertilidad pueden incluir cirugías menores para explorar dentro de tu cuerpo. El médico usará herramientas especiales para revisar las trompas de Falopio, los ovarios y el útero a fin de ver si hay problemas.

Pruebas de fertilidad de esperma y semen:

Esta clase de pruebas de fertilidad generalmente incluyen un exámen físico y un análisis de semen. El semen se analiza para conocer lo siguiente:

  • Recuento de espermatozoides (cuántos espermatozoides hay en tu semen)
  • Con qué rapidez se mueven tus espermatozoides
  • El tamaño, la forma y la calidad de tus espermatozoides
  • La cantidad de líquido seminal

También se te puede hacer un análisis de sangre para averiguar si hay algún problema hormonal que dificulte que causes un embarazo.

¿Cómo se trata la infertilidad?

Existen varios tipos de tratamientos de la infertilidad. Las mejores opciones para ti dependen de la causa de tus problemas de fertilidad. A veces solo una de las personas de la pareja necesita tratamiento; otras, ambos tienen que usar una combinación de tratamientos.

El tratamiento de la infertilidad puede incluir una combinación de cambios en el estilo de vida, medicamentos, terapia hormonal y procedimientos quirúrgicos.

Si existe un problema con el esperma o los óvulos, se pueden usar esperma u óvulos de un donante. Dos de los tratamientos de fertilidad más comunes son la inseminación intrauterina y la fertilización in vitro (FIV).

Obtén más información acerca de los tratamientos de fertilidad.

El tratamiento de la infertilidad generalmente comienza con la consulta a un médico especialista en embarazos e infertilidad. Tu médico de cabecera o tu ginecólogo te pueden referir a un especialista en fertilidad. También es posible obtener tratamientos de fertilidad o ayuda para encontrar un especialista en fertilidad en tu área en el centro de salud de Planned Parenthood local.

Más preguntas de pacientes

¿Cómo se trata la infertilidad en las mujeres?

Hay muchas maneras de tratar la infertilidad en las mujeres cis. Determinar el tratamiento más adecuado para ti dependerá de la casa de tus problemas de infertilidad. Algunas veces, sólo una persona necesita tratamiento, mientras que en otros casos ambas personas deberán usar una combinación de tratamientos juntos. 

Los tratamientos de infertilidad pueden incluir una combinación de los siguientes aspectos:

  • Cambios en el estilo de vida
  • Medicamentos
  • Terapia hormonal
  • Cirugía 

Si existe algún problema con tus óvulos puedes usar los de alguien más que los done de manera voluntaria. Dos de los tratamientos de fertilidad más comunes son la inseminación intrauterina y la fertilización invitro (FIV). Conoce más sobre los tratamientos de fertilidad. 

Los tratamientos de infertilidad generalmente comienzan con una visita a un médicos que se especializa en embarazo e infertilidad. Hablarán contigo sobre tu historia médica y te harán un examen físico. Puede tomarle a tu médico un par de meses para determinar qué está causando los problemas de infertilidad, por lo mismo no te desanimes sino encuentran la razón de inmediato. 

Tu doctora o ginecóloga puede referirte a un especialista en fertilidad. Puede que también puedas recibir tratamientos de fertilidad o encontrar un especialista en fertilidad en tu área en tu centro local de salud de Planned Parenthood. 

¿Qué es la infertilidad masculina?

La infertilidad masculina es cuando la inhabilidad de una pareja para quedar o permanecer embarazada es causada por problemas en el sistema reproductivo masculino.

Las causas más comunes de infertilidad en los hombres cis incluyen:

  • Bajo recuento de espermatozoides (no tener suficientes espermatozoides hay en tu semen)
  • Baja movilidad de los espermatozoides (cuando el esperma no nada lo suficientemente bien para llegar a un óvulo) 
  • El semen es demasiado espero para que los espermas se muevan con facilidad dentro de él
  • Ausencia de espermatozoides en tu semen
  • Tener muchas o muy pocas hormonas para ayudar a tu cuerpo a producir esperma
  • Problemas de eyaculación
  • Lesión en tu escroto y testículos

También hay motivos de salud y estilo de vida que pueden aumentar el riesgo de infertilidad e los hombres, tales como:

  • Tener 30 años o más de edad
  • Tener sobrepeso o bajo peso
  • Fumar cigarrillos
  • Abuso de drogas o alcohol
  • No hacerse las pruebas de clamidia y gonorrea
  • El cáncer y sus tratamientos
  • Estar sobreexpuesto a ciertos químicos y toxinas

Источник: https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/embarazo/infertilidad/mi-pareja-y-yo-debemos-hacernos-pruebas-de-infertilidad

¿Cómo saber si soy fértil?

¿Cómo puedo saber si no puedo tener hijos?

La fertilidad es algo que muchas veces se da por descontado y no nos preocupa mucho, al menos hasta el momento en que se decide tener un hijo. Cuando una mujer toma esta decisión se le abre un mundo con un sin fin de dudas. A la hora de buscar el embarazo una de las grandes cuestiones que puede surgir es: ¿Cómo saber si soy fértil?

Si estás intentando quedar embarazada, las dudas acerca de tu fertilidad son algo comprensible y normal. Así como lo es realizar determinadas pruebas para averiguar el estado de tu salud reproductiva.  En este post te explicamos los pasos recomendados a seguir.

¿Cómo saber si soy fértil? Primeras pautas

La fertilidad de una mujer se puede conocer sólo a través de estudios ginecológicos especializados. Por eso, lo más recomendable cuando hay dudas es acudir a una clínica de fertilidad. En estos centros trabajan ginecólogos especializados capaces de realizar una historia clínica completa.

Los especialistas se preocuparán de hacer un chequeo general de tu salud:

  • Descartar alteraciones comunes que podrían dificultar tu capacidad reproductiva: comprobar niveles de hierro y hormonas tiroideas en sangre, que no exista una resistencia a la insulina.
  • Realizar pruebas ginecológicas generales para descartar complicaciones que puedan influenciar negativamente tu salud reproductiva: examen pélvico, citología vaginal, etc.

Si ya has efectuado estas pruebas y se han descartado eventuales problemas de salud, ten en cuenta que parejas reproductivamente sanas pueden tardar hasta un año a quedarse embarazadas.

Si quieres profundizar sobre este tema, te proponemos leer las mejores recomendaciones para quedar embarazada.

Si tienes pareja masculina, es indispensable que él también descarte posibles problemas.

A continuación, profundizaremos sobre los principales factores que inciden sobre tu fertilidad.

Factores clave para la salud reproductiva de la mujer

Existen 5 factores principales que determinan o dificultan la salud reproductiva en la mujer. ¿Los conoces? En las siguientes líneas encuentras más detalles sobre qué son, de qué dependen y cómo se detectan estos tipos de problemas en la mujer.

1. EL FACTOR OVÁRICO

Se refiere a la salud de los ovarios y su capacidad de producir óvulos maduros y sanos. Esta función del aparato reproductor femenino podría verse afectada por algunos factores de riesgo:

  • La edad: Representa un factor clave indicador de la reserva ovárica y la calidad de los ovocitos. A partir de los 35 años, estos dos descienden de manera significativa.
  • Anovulación: Los ovarios no producen óvulos maduros. Las causas más frecuentes son los ovarios poliquísticos, la anorexia, la obesidad, el estrés, la resistencia a la insulina.
  • Exposición a disruptores endocrinos: El tabaco, los pesticidas u otros, afectan negativamente a la salud ovárica.
  • Antecedentes médicos: Enfermedades como el hipotiroidismo, la diabetes, la epilepsia mal controlada, las infecciones abdominales adyacentes a los ovarios, el cáncer o las enfermedades autoinmunes.
  • Desequilibrio hormonal: Se suele realizar un análisis de sangre para detectar los niveles de LH, FSH, estradiol y AMH (hormona Antimülleriana).

Si tienes una menstruación regular, seguramente estarás ovulando correctamente y se podría descartar el factor ovárico. Aquí encuentras más detalles sobre la ovulación y cómo detectar tus días fértiles.

2. FACTOR TUBÁRICO

Un bloqueo en la trompa puede interferir en el tránsito del espermatozoide, el óvulo o el embrión, impidiendo el embarazo. Las lesiones en la trompa pueden ser causadas por infecciones de transmisión sexual (clamidia, gonorrea, etc.) que producen inflamación pélvica (EIP).

Otra causa de lesión en las trompas es la SIN (Salpingitis ístmica nodosa) o cirugías pelvianas que hayan cursado con infección e inflamación.

Para detectar y descartar posibles problemas en las trompas existen pruebas como la Histerosalpingografía (HSG) y la Ecohisterografía.

3. EL FACTOR UTERINO

Este tipo de problema ocurre con menor frecuencia, aun así no debería pasarse por alto. En este caso, el útero no está preparado para alojar de manera correcta al embrión, que no llega a implantarse.

En la mayoría de los casos se produce por desequilibrios hormonales, aunque también es debido a factores anatómicos (miomas, pólipos, adherencias y malformaciones).  

4. LA ENDOMETRIOSIS

La endometriosis es una causa muy común en problemas de fertilidad. Se manifiesta cuando el tejido que reviste el útero sale de la cavidad abdominal y produce sangrados e inflamación. Uno de los síntomas principales es el dolor pélvico muy acentuado, durante la menstruación y fuera de ella.

5. ABORTOS RECURRENTES

Pueden ser provocados por desequilibrios hormonales, problemas inmunológicos, fallos en la implantación por factor uterino y menos frecuentemente, por ser portadora de anomalías cromosómicas equilibradas que no afectan a la madre pero pueden causar abortos.

Si te estás preguntando ¿cómo saber si soy fértil?, no dudes en contactarnos. Nuestros ginecólogos especializados en salud reproductiva realizarán las pruebas necesarias para detectar o descartar los factores de riesgo más comunes y recomendar el tratamiento más adecuado en tu caso.

Источник: https://www.institutocefer.com/blog/como-saber-si-soy-fertil/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: