¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

No estoy preparada para tener hijos (y no sé si existe una señal para avisarme de que sí lo estoy)

¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

Parece ser que ya he alcanzado esa edad en la que la gente me pregunta sin pudor que si no voy a tener hijos. Que estoy en el mejor momento de mi vida para tenerlos, que si el reloj biológico no me hace tic tac.

Pero es que yo no quiero ser madre, ni me siento preparada para serlo. Y tampoco veo todas esas señales que parecen indicar a todo el mundo (menos a mí) que esta sería la ocasión de lanzarse.

Es más, creo que esto de no ver las señales le pasa a muchísimas mujeres. 

Sé perfectamente a qué se refieren cuando hablan de que este es el mejor momento. Tengo independencia económica, una relación estable, un hogar propio y una vida más o menos ordenada.

Y, sobre todo, estoy en mis 31, una edad más que decente para ponerse a ello. Como diría mi madre, “yo a tu edad tenía ya dos hijos”.

Pero yo todas estas circunstancias no las he interpretado de la misma forma.

Quizá sea porque a mí nunca me han gustado demasiado los niños.

O porque la única vez que me he oído decir a mi misma que quería ser madre era con 12 años, cuando me preguntaban cómo sería mi vida de mayor y yo contestaba que tendría un armario enorme, un perro y dos bebés, un niño y una niña.

No sé de qué película debí sacar todas esas ideas pero solo he conservado una: la del perro. Definitivamente no, no seré madre. Porque para mí todas esas señales significan otra cosa, y porque no todas nosotras hemos sido llamadas por el camino de la maternidad. 

Las llamadas señales de la maternidad

Muchos consideran que llegar a los 30, tener dinero, trabajo estable y novio es el cuadro perfecto para pensar en ser padres. Ahorros, empleo y vida en pareja es sinónimo de bebé.

Pero lo que yo siento es que por fin, después de mucho estudiar, buscar trabajo y ahorrar para independizarme puedo parar a disfrutar y a vivir de verdad.

Si no he podido pagar el alquiler hasta hace poco, ¿cómo iba yo a estar preparada para ser madre ni aunque quisiera?

Lo de la maternidad no me queda tan lejano. El baby-boom ya se ha extendido entre mi círculo más cercano.

Por eso muchos me preguntan que si ver a mis amigas convertirse en madres y ser más felices por ello no hace que mi reloj biológico se despierte. Lo cierto es que no, al contrario.

Soy feliz por ellas, adoro a mis “sobrinos”, pero esa no es la vida que yo quiero y elijo tener. Y es que, como venía diciendo, no todas tenemos que querer ser madres para ser felices.

Parece que pocas mujeres ven las señales de la maternidad claras

Esta decisión de dejar la maternidad fuera de mi vida no ha sido tomada a la ligera. Ni muchísimo menos. Por supuesto que discutí conmigo misma sobre mis objetivos y futuro y me costó llegar a la conclusión de que ese camino no era para mí. Pero desde que me escuché de verdad y decidí que no quería, jamás he cambiado de opinión. 

También me he atrevido a preguntar a personas cercanas que ya lo han sido, para saber si ellas vieron las señales claras o les paso lo mismo que a mí, con la diferencia de que ellas sí se lanzaron a la piscina. Mi mejor amiga me lo dijo alto y claro: “Ser madre es maravilloso y quiero muchísimo a mi hijo, pero si no es la ilusión de tu vida no tengas hijos”. Y no, no lo es. Así que no los tendré, pero querré muchísimo al suyo.

No he sido subjetiva ni he barrido para casa, también he preguntado a personas que sí recomiendan la maternidad. Y esto es lo que tienen que decir al respecto de las señales y de una decisión que cambia la vida.

«No creo en las señales o en tener instinto maternal.»

«Nunca he tenido mucho instinto maternal. Incluso en algunas épocas pensé en no ser madre, pero llegó un momento que por edad y circunstancias me apeteció. No creo en las señales o en tener instinto maternal. Pienso que las mujeres tenemos un reloj biológico y unos años críticos, si no tenemos los hijos ahí es mejor no tenerlos. Y si las circunstancias no acompañan es casi mejor olvidarse y no obsesionarse con ser madre.» – Laura, 43 años, madre de dos hijos que tuvo con 34 y 37 años. 

Laura me deja más tranquila con respecto a lo no sentir las señales de la maternidad, porque lo cierto es que yo conozco muy pocas personas que de verdad las hayan sentido. También me abre un poco más los ojos al hecho de que por no sentirlas no significa que renuncies a la maternidad. 

«Sin duda, lo que más deseo para las personas que quiero»

«Yo nunca sentí la llamada de la maternidad. En su día, era lo que tocaba. Mi pareja tenía muchas ganas y yo no lo pensé mucho. Pero luego fue lo mejor que me ha pasado. Sin duda, lo que más deseo para las personas que quiero. Creo que si lo piensas mucho, a no ser que seas una mujer con un gran instinto maternal, no tienes ganas. Así que si no piensas que odiarías ser madre y no quieres ser madre, es posible que cualquier momento sea el momento. Si piensas con la cabeza, ves todas las renuncias que tienes que hacer y es difícil sentir la llamada. La cosa es que no sabes todas las ventajas que tiene y todo lo feliz que eres cuándo tienes a tus hijos dentro de ti y entre tus brazos.» –  María, 46 años, madre de dos hijas que tuvo con 30 y 33 años. 

Tras escuchar a personas que admiro hablar de su maternidad como una de las cosas más importantes de su vida, saco varias conclusiones.

En primer lugar, me ayuda a comprender mejor la insistencia que algunas de las personas que son madres tienen con las que no lo somos para que lo seamos. En muchas ocasiones malentendemos y confundimos prejuicios con desearnos algo que ellas sienten como maravilloso.

Las mujeres que son madres no siempre juzgan a las que no quieren serlo, a veces de verdad les desean una experiencia maravillosa que ellas ya conocen. 

Yo me alegro por ellas y estoy segura de que también querría mucho a mi hijo si lo tuviera. Pero ni por esas me convencen. Ni las señales se ven más claras (aunque al parecer ninguna las ve cristalinas antes de lanzarse) ni mi opinión ha cambiado. Solo me ha servido para saber que hay mujeres distintas, con vidas distintas y formas de ser feliz. Y yo elijo la mía. 

Lo que yo siento cuando pienso en ser madre

Llegado este punto, he sopesado todas las posibilidades de mi vida. Y sé con seguridad que la maternidad no está entre ellas. Porque aún me siento una persona que está comenzando a disfrutar de su libertad y vida independiente. Pero sobre todo, porque no tengo instinto maternal alguno ni ganas de cambiar cómo es mi vida en este momento. 

El hecho de que en mis 31 aún sienta que estoy comenzando a vivir mi vida de verdad no es algo poco común.

Somos muchas las mujeres que han tardado en dejar de compartir piso, en tener un nivel económico decente y con ello una independencia muy deseada.

Esto me hace pensar si nuestro estilo de vida actual hace que la maternidad se retrase, llevando a muchas de nosotras a posponerla (y a veces incluso tener que recurrir a técnicas de reproducción asistida). 

Los bebés me gustan, pero solo los que son de personas que quiero. No pretendo con ello ofender a nadie, pero sí conseguir que quienes no comprenden porque una mujer decide no ser madre puedan, al menos, respetarlo.

Soy una persona feliz, rodeada de gente que quiero y me siento completa así. Y tras investigar un poco, he llegado a la conclusión de que con mi decisión es suficiente, porque esas señales de la maternidad empiezan a parecerme un mito.

 

Fotos | Sexo en Nueva York, Cómo Conocí a Vuestra Madre, House of Cards, Shameless.

Источник: https://www.trendencias.com/familia-maternidad-y-ninos-1/no-estoy-preparada-para-tener-hijos-no-se-existe-senal-para-avisarme-que-estoy

6 señales de que estás lista para ser madre

¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?
Rich Legg/iStock/Thinkstock

¿Conoces a alguna mujer que se haya arrepentido de ser madre?

Si quieres planificar un embarazo pero te cuestionas si estás lista, o te preguntas si serás una buena madre, te tranquilizará leer lo que sigue a continuación. 

Por lo general, una mujer sabe cuándo es el momento de ser madre porque lo siente, lo intuye y lo desea con todo su ser. Sin embargo, siempre es bueno contrastar los sentimientos con las opiniones de un profesional para tener la certeza de que llegó el momento.

Conoce las señales de que estás lista para ser madre, a continuación.

#1 Tienes mucho amor para dar

mikanaka/iStock/Thinkstock

Te encuentras en una etapa de tu vida en la que sientes que deseas trascender para transmitir tus valores a otra persona. Quieres que ese mismo modo de ver y enfrentar la vida que a ti te ha dado tantas alegrías y felicidad, también sea vivido por otra persona.

Esto es importante tenerlo claro, no se trata de pensar en otro ser como la forma de recibir el amor que necesitas porque te sientes vacía, sino todo lo contrario, se trata de dar. Un hijo no debe ser un sustituto de nadie ni nada.

#2 Te emocionas ante las embarazadas

Jupiterimages/Stockbyte/thinkstock

Ya sea que recibas la noticia de que una amiga está embarazada, o que veas una película donde la protagonista será mamá, tú no puedes evitar emocionarte por todo lo que significa el gestar una vida.

Tu primer pensamiento no es «voy a dormir poco», sino que tu mente se extrae a otros pensamientos más profundos. Tal es así que de pronto te encuentras haciéndote la pregunta: ¿cómo será que te digan «estás embarazada»?, y comienzas a imaginar cuál sería tú reacción.

#3 Tienes pensadas algunas cosas para un hijo

jakubzak/iStock/Thinkstock

Ya tienes pesando el nombre que le pondrías a tu bebé si fuera niño o niña, quién lo cuidaría cuando te reintegres al trabajo, en qué hospital te gustaría que naciera, cómo tendrías que organizar tu casa para la llegada de un bebé.

No se trata de que ya hayas pagado la primera cuota del colegio, sino de que sabes qué tipo de formación te gustaría que recibiera conforme a la educación y valores que deseas que tenga.

Te imaginas con un bebé tuyo en brazos y no te asusta la idea.

  • Descúbrelo ahora: 6 errores al elegir nombres para bebés

#4 Fantaseas con todo lo relacionado a la maternidad

danr13/iStock/Thinkstock

Pasas tiempo informándote acerca de todo lo relativo a ser madre, cosas que una embarazada puede y no puede hacer, cuánto dura la lactancia materna, si las embarazadas se pueden teñir el cabello, si podrás seguir teniendo relaciones sexuales con total normalidad… hasta cómo harás para organizarte con tu trabajo.

También has guardado algunas de esas prendas que te han quedado enormes gracias a que has bajado de peso, con la ilusión de que te servirán una vez que quedes embarazada.

#5 Te replanteas la decoración del dormitorio de invitados

PIKSEL/iStock/Thinkstock

Comienzas a pensar que si tienes un bebé va a necesitar un dormitorio propio, por eso has comenzado a buscar posibles formas de decorar y dejar arreglada la habitación del cuarto de huéspedes para cuando llegue el momento.

Piensas que es mejor hacer las refacciones, el trabajo de pintura y albañilería ahora que cuando llegue el bebé.

#6 No encuentras motivos para no ser madre

monkeybusinessimages/iStock/Thinkstock

Eres tan metódica que hasta has hecho una lista de las razones para ser o no ser madre, y la columna del «no» está casi vacía. Piensas en cómo un hijo podría afectar tu vida, tu carrera, tus estudios, la vida en pareja, pero a cada cosa le encuentras una solución.

Concluyes que un hijo podría demorar otras cosas, pero no es un impedimento para lograrlas. Hasta te imaginas llegando a casa del trabajo y siendo recibida por un hermoso niño que va corriendo a tus brazos.

Si reconoces las señales en ti, eso quiere decir que estás más dispuesta ahora que antes a ser madre, la idea ya no te desagrada o no te asusta tanto. Pero claro, una vez que reconoces que quieres ser madre, es inevitable que te preguntes cuándo. Antes de apresurarte a abandonar los métodos anticonceptivos, conversa del tema con tu pareja para saber qué piensa él.

>> 5 señales para descubrir si tu chico quiere ser padre

Источник: https://www.vix.com/es/imj/familia/6992/6-senales-de-que-estas-lista-para-ser-madre

8 Señales para saber si estás preparada para ser madre

¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

Plantearse tener un bebé, quedarse embarazada y formar una familia no son decisiones que se tomen a la ligera. Por ello, descubre las 8 señales para saber si estás preparada para ser madre o por el contrario aquellas que demuestran que todavía no estás preparada. ¿Nos acompañas?

SvetlanaFedoseyeva || Shutterstock

Listado de señales para saber si quieres ser madre por primera vez

En muchas ocasiones es muy evidente que una mujer quiere tener hijos, te mostramos los signos para saber si estás preparada para ser madre y si realmente estás lista para embarcarte en la aventura de la maternidad por primera vez. Dado que antes de ser mamá debes hacerte algunas preguntas, tanto tú como tu pareja.

  1. Una de las primeras señales para saber si quieres ser madre por primera vez es que estés emocionalmente preparada, es decir, que asumes la responsabilidad de la maternidad con todo lo que ello conlleva. Debes ser madre por tu propia decisión y no por presiones externas, en muchas ocasiones deberás dejar a un lado tus prioridades para dejar paso al cuidado de los niños y debes aprender a compatibilizar el trabajo y el ser madre primeriza y a tener paciencia, además es relevante saber sacar tiempo para una misma cuando se tiene un hijo y disfrutar a la vez de la maternidad. Desde el nacimiento del bebé todos tus objetivos y planes deben girar entorno a tu bebé y que sus necesidades desde el primer momento deben anteponerse a la tuyas y a las de tu pareja. Si eres consciente de todos estos cambios y de que tu vida cambiará en gran medida estás lista para ser madre.
  2. Por otro lado es muy importante que el bebé nazca en un entorno estable, esto significa que los padres deben tener una relación de pareja equilibrada y construida sobre unas bases sólidas. Ambos miembros de la familia deben estar de acuerdo en esta decisión y ser conscientes de que ambos deben implicarse en el cuidado del bebé.
  3. Tener una estabilidad financiera también es esencial a la hora de saber si estás preparada para ser madre, debido a que los gastos de un bebé no son pocos y en muchas ocasiones deberás renunciar a algunos de tus caprichos para priorizar las necesidades del bebé. Entre ellos debes tener siempre en cuenta los gastos médicos, gastos de educación o la ropa que debes adquirir y los accesorios que necesita para su alimentación e higiene, es decir, todo lo necesario para que el cuidado del bebé sea el adecuado.
  4. ¿Cómo saber si se está preparada para ser madre y para el embarazo? otro de los signos es que debes ser totalmente consciente de que tu ámbito laboral pasará a un segundo plano durante los meses de la baja de maternidad hasta que te reincorpores al trabajo. Sin embargo, es posible conciliar la vida laboral con la maternidad y por ello no tienes que tener miedo a ser madre. Si crees que tu trabajo no te permitirá tener suficiente tiempo o estás en un punto importante de tu carrera profesional quizás debes demorar la decisión de ser madre.
  5. Si crees que tu instinto maternal se ha despertado y cada vez que te cruzas con un bebé no puedes evitar interactuar con él es muy posible que sea el momento de buscar un bebé con tu pareja y emprender un viaje lleno de cariño y amor.
  6. Es importante saber que el momento perfecto no tiene por qué llegar nunca, es más debes fijarte en la señales para saber si estás preparada para ser madre y no buscar el momento idóneo.
  7. Otro de los signos por para saber si estás preparada para ser madre es que tienes muchas cosas pensadas para tu futuro bebé: el nombre, la decoración de su cuarto, como lo vestirás….
  8. Uno de los motivos más importantes para ser madre es que no encuentres razones para no hacerlo, puedes crear una lista de pros y contras y si realmente en tu lista de contras no encuentras suficientes razones de peso para no hacerlo, es muy posible que te sientas preparada para ser madre.

Pressmaster || Shutterstock

 Guía para preparar tu cuerpo en 30 días para el embarazo

Signos para saber que no estás preparada para ser madre

Por el lado contrario, existen muchas mujeres que no desean ser madres y no pasa nada. En tal caso las siguientes señales  pueden desvelarte que no estás lista para ser mamá, destacamos las más importantes:

  1. Si tienes cosas pendientes que hacer antes de ser madre todavía no ha llegado el momento de quedarte embarazada.
  2. Evita tener un bebé si todavía no estás preparada para renunciar a ciertos aspectos de tu vida.
  3. Por otro lado, si te vas de viaje gran parte del tiempo por negocios tampoco es el momento ideal para ser madre.

Recuerda que ser madre no significa que no puedas disfrutar de tu vida al máximo, pero sí debes ser consciente de que tu vida cambiará y la de tu pareja también para acompañar en cada mes de vida a tu peque.

Vivo el mundo de la maternidad como si fuera mi profesión. Publicista de formación y escritora de vocación, la llegada al mundo de mi primera sobrina cambió mi día a día por completo. Ahora escribo para ofrecer los mejores consejos y recomendaciones para mamás primerizas.

Tras estudiar la carrera de Publicidad y RRPP por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia en 2010 y del Máster en Comunicación y Branding Digital del CEU en 2011 comencé mi andadura en el mundo digital. Actualmente tengo una dilatada experiencia como redactora en temas de maternidad, el cuidado del bebé y sobre el embarazo.

Источник: https://blog.elembarazo.net/senales-para-saber-si-estas-preparada-para-ser-madre.html

¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

Si quieres ser madre o estás embarazada y te queda poco para serlo es posible que estés muy contenta por la llegada de tu bebé. Hay que tener en cuenta que ser madre puede llegar a ser sacrificado y exige madurez y constancia, ya que el desarrollo del bebé depende en gran parte de ti.

Tendrás que sacar fuerzas

Estarás cansada, y mucho además, sobre todo durante el primer mes en casa con el bebé. El cansancio que se siente casi no se puede ni explicar pero se afronta y se puede con él.

Cuando llegas a casa con el bebé tras el embarazo y éste se convierte en prioridad, la vida que llevabas antes da un giro completo y existirán cambios irremediables que se centrarán en tu pequeño y en las rutinas que necesita para estar bien.

Para superar este cansancio de alguna manera intenta dormir siempre cuando lo haga tu bebé, en las tareas del hogar pide ayuda y si no se puede déjalo para otro día, pero recuerda que deberás intentar descansar el máximo posible y así estar bien para tu pequeño.

No te sientas mal por pedir ayuda, habrá mucha gente que querrá colaborar y más sabiendo cómo son los primeros meses con el bebé.

Escucha el consejo de las madres experimentadas de tu familia, pero no te tomes todo al pie de la letra, ya que cada bebé sigue sus tiempos. No te preocupes si tu bebé tarda en hacer algo un mes más que el bebé de tu amiga, no es que no se esté desarrollando, sino que lo hace a su manera.

Te sentirás culpable

Este sentimiento de culpabilidad irá y vendrá a su antojo porque sentirás que estás divida ya que te faltará tiempo para otras cosas a las que antes dabas importancia, pero no debes agobiarte por esto, recuerda que necesitas adaptarte a esta nueva situación y créeme cuando te digo que lo harás.

Cuando esto suceda, siéntate, relájate y piensa si lo que estás haciendo es todo lo que puedes hacer. No se trata de ser ‘’doña perfecta’’ sino de cubrir las necesidades del bebé y darle todo el amor que necesita.

Tendrás que renunciar a cosas

En el momento que un bebé nace él será toda la prioridad para unos padres y no hay discusión alguna en esto. Ser padres es serlo para toda la vida y hay que luchar con uñas y dientes para que el pequeño crezca fuerte, sano y feliz.

La vida de pareja se verá al menos al principio algo truncada puesto que quedará en un segundo plano, pero esto se debe solucionar y es que aunque exista un gran cansancio es adecuado que como pareja no os olvidéis de encontrar un ratito al día para vosotros por pequeño que sea, porque para ser buenos padres deberéis ser mejor pareja.

Cuando me refiero a sacrificio y renuncia me refiero también a que salir hasta tarde ya no es una opción viable porque vuestro bebé necesitará unas rutinas y unas horas de sueño.

Las excursiones y salidas deberán estar adaptadas al bebé y a sus necesidades y es que ser papá y mamá es pensar antes en el pequeño que en uno mismo.

¡Pero se hace sin pensar! Porque por un hijo… ¿qué no se haría por un hijo?

Sentirás incertidumbre y miedo

Sobre todo si sois padres recientes es lo normal y hasta aconsejable que sintáis incertidumbre y miedo porque eso significa que tendréis dudas acerca de la nueva maternidad/paternidad y esto no es malo porque ningún niño nace con un manual de instrucciones bajo el brazo. Dejaos aconsejar pero siempre bajo vuestro propio criterio personal y es que el instinto también tiene un papel fundamental en la crianza de un bebé, pero cuando se tienen dudas siempre hay que preguntar para poder tomar la decisión más acertada.

Puedes comprobar que son algunos aspectos importantes los que deberás saber antes de ser madre para así poder asimilarlo y al saber lo que viene poder afrontarlo de la mejor manera posible. Pero ya te digo que sí serás capaz de hacerlo bien y que además todo lo aquí expuesto te saldrá solo y lograrás superarlo con creces haciendo de tu maternidad algo maravilloso.

Si tienes todos los puntos claros y quieres ser madre, los sacrificios no te parecerán tan grandes y, aunque estés cansada, sonreirás feliz por tener a tu bebé entre tus brazos.

La aventura del embarazo, para algunas mujeres, empieza cuando se preguntan «¿cómo saber si estoy embarazada en este momento?» porque en muchas ocasiones, y es totalmente normal, el único síntoma que anuncia el embarazo es la falta de la menstruación. En estos casos, lo mejor es realizar un test de embarazo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/psicologia-embarazo/como-saber-si-estas-preparada-para-ser-madre-6194

¿Cómo saber si estoy preparada para ser madre?

¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

Ser madre es el deseo natural y normal de la mayoría de las mujeres, pero también es cierto que no se trata de un juego ni de una decisión que haya que tomar a la ligera. Por eso, es bueno que toda mujer sepa si está preparada para ser madre tanto física como emocionalmente.

El deseo de ser madre…

Ser madre implica ser responsable, tener tiempo y ganas. No se aprende con ningún curso académico o universitario. Ser madre es algo natural que nos sucede en un determinado momento de nuestra vida. El reloj biológico de la mujer se pone en marcha y aparece el deseo de ser madre dentro de ella.

En el momento en que un niño nace, la madre también nace. Ella nunca antes había existido. La mujer existía, pero la madre, nunca. Una madre es algo absolutamente nuevo~ –Rajneesh– ~

Tener las ganas de ser madre

Si dentro de ti aparece un deseo que no puedes controlar, unas ganas irrefrenables de formar una familia, un pensamiento que se repite a cada rato, probablemente sea el momento adecuado para ser madre.

No tengas miedo a fracasar o a lo que otros te puedan decir. Ser madre es algo que se aprende con el tiempo.

Una vez que te sientas preparada, tener a tu hijo en brazos te enseñará cómo ser una buena madre día a día.

Si por el contrario solo el pensar en ser madre te provoca ansiedad o frustración, si el miedo puede más que la emoción o si la idea de tener un hijo te causa inquietud, quizá tengas que pensarlo mejor, esa inseguridad exagerada puede indicar que no estás lo suficientemente preparada.

Debes prepararte emocionalmente

Ser madre no es un pasatiempos ni una diversión, es una seria responsabilidad que tendrás toda la vida. Una madre no deja nunca de ser madre, aunque los hijos hayan crecido y tengan su propia familia.

Por eso cada mujer debe sentirse preparada para ser madre, sin recibir presiones de cualquier tipo por motivo de su edad, del entorno o las circunstancias. Ser madre implica estar dispuesta a renunciar a tu tiempo para compartirlo con alguien que te necesita, a dejar de lado muchas veces tus placeres y tus metas para intentar conseguir otras nuevas.

Planifica la economía

Aunque está de más decir que lo más importante para tu hijo no será un hogar lleno de lujos y caprichos sino un hogar lleno de amor y cariño, es cierto es que a la hora de plantearte ser madre tendrás que planificar bien la economía del hogar.

No solo deberás pensar en los gastos que ya de por sí ocasionará la llegada de un miembro nuevo al hogar, sino también los costes adicionales que irán apareciendo posteriormente: la previsión de gastos médicos, de educación, ropa etc.

Decisión de pareja

Si tienes pareja, la decisión de ser madre no es solamente tuya. Debe ser una ilusión compartida por ambos y los dos debéis desearla con anhelo. Debéis estar convencidos de que ser padres supondrá un cambio en vuestras vidas, pues como hemos dicho antes, tener un hijo es una seria responsabilidad además de, por supuesto, una alegría.

No te obliges a ser madre

Nunca tomes la decisión de ser madre obligada por nadie. Probablemente la decisión de ser madre será una de las más importantes de tu vida. Debe ser una elección tuya y de tu pareja, que tiene que estar bien pensada y planificada.

Si después de darle muchas vueltas decides que ser madre no es para ti y que prefieres llevar una vida en pareja o sola, no te preocupes. Tal vez tu momento todavía no ha llegado. Lo más importante es que estés segura y feliz con la decisión que tomes.

Ten claro que tu vida cambiará

Es importante que tengas claro que la llegada de un hijo cambiará tu vida por completo; es más, en muchos aspectos sentirás que la pone del revés. Si tienes esto claro y no te importa vivir este nuevo desafío, estás preparada para emprender la nueva aventura de ser madre.

Cuando se es madre, nunca estás realmente sola en tus pensamientos. Una madre siempre tiene que pensar dos veces, una vez por sí misma y otra vez por sus hijos~ –Sophia Loren– ~

Además, ser madre no significa que ya no puedas disfrutar de nada en la vida, ni mucho menos, pero sí tienes que ser consciente de que la vida que empieza será muy distinta a la que has tenido hasta ahora.

A partir de ahora tus planes, metas, objetivos y todo lo que decidas y hagas tendrá que estar en función de tu hijo. Piensa que muchas veces sus necesidades tendrán que superponerse a las tuyas. 

No tengas miedo, muy pronto te darás cuenta de que tener un hijo es una experiencia maravillosa que te hace feliz, saca lo mejor de ti y te regala una oportunidad nueva para sonreír cada día. Ser madre te hará sentir imprescindible en la vida de esa nueva persona que llegará indefensa a este mundo y será sin duda la mejor experiencia que hayas tenido nunca.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/como-saber-estoy-preparada-ser-madre/

¿Quiero ser madre?: realiza el test y saldrás de dudas

¿Cómo saber si estás preparada para ser madre?

¿Sientes que la maternidad ha comenzado a llamar a tu puerta, pero las dudas se apoderan de ti? Ser madre es una experiencia maravillosa, pero también una gran responsabilidad.

Es una decisión que debes tomar siendo consciente de lo que significa convertirse en madre y tener un hijo o hija.

En este artículo te ayudaremos a dar respuesta a algunas de las preguntas que rondan tu cabeza sobre si quiero ser madre, pero sobre todo a comprobar si ya estás lista para tener un hijo y vivir una experiencia única.

Tengo dudas: ¿Quiero ser madre?

A continuación, te vamos a facilitar unas preguntas para que intentes responder de manera calmada y consciente. Este pequeño test te ayudará a aclarar algunas dudas y saber si quiero ser madre. 

  1. El motivo por el que quiero ser madre, es porque lo he deseado siempre (ayudarle a crecer, cuidarle…). SÍ-NO
  1. Mi estabilidad emocional es bastante equilibrada, controlo bastante bien mis emociones. SÍ-NO
  1. Cuando pienso es los cambios de vida que conlleva un hijo me doy cuenta de que en realidad no son tantos. Sólo tendré que adaptarme. SÍ-NO
  1. Si necesitara ayuda para cuidar a mi hijo en algún momento podría contar con familiares, amigos, pareja… SÍ-NO
  1. El horario en mi trabajo es flexible y se adaptaría perfectamente a pasar mucho tiempo con mi hijo. SÍ-NO
  1. Mi salud y hábitos de vida son muy saludables y por lo tanto, compatibles con un bebé. SÍ-NO
  1. Siempre me he visualizado en el futuro siendo mamá. SÍ-NO
  1. Mi nivel económico es estable para poder ser madre. SÍ-NO
  1. Mi pareja está deseando ser padre; no tengo pareja, pero quiero ser madre soltera. SÍ-NO
  1. La educación y crianza de los hijos es para los padres en primera persona. SÍ-NO

Si la mayoría de las respuestas a las 10 preguntas del tests han sido afirmativas, es que te encuentras en un momento de concienciación de la maternidad y de tener claro que: “quiero ser madre”. En Clínica Pedrosa como clínica de reproducción asistida y fertilidad en Granada te animamos a conseguirlo y ponerte en las mejores manos para ser mamá.

¿A qué edad tengo que ser madre si quiero tener más de un hijo?

La mayoría de las mujeres tenemos los hijos que podemos no los que realmente nos gustaría.

Las razones son muchas: el espacio, el trabajo, el tiempo o la edad en la que tuvimos al primer hijo.

Hoy en día, la maternidad se ha retrasado bastante, somos madres más tarde que antes y empezamos a tener hijos demasiado tarde como para plantearnos tener dos o tres. 

Según los datos sobre fertilidad natural de la mujer los cálculos serían los siguientes:

  • Quiero se madre de un solo hijo: Deberían tratar de tenerlo antes de los 32 años ya que hasta esas edades la probabilidad de éxito es del 90%.
  • Quiero ser madre de dos hijos: Deberían tener el primero a los 27 años. Así se mantendrá un éxito de cumplir sus sueños del 90%.
  • Quiero ser madre de tres: Según los datos de fertilidad de la mujer, para asegurar tener tres hijos la mujer debería tener el primer hijo a los 23 años. Así tendría el 90% de probabilidades de ser madre de tres.

Lo que queremos decir con estos datos, es que teniendo en cuenta la fertilidad natural de la mujer antes de los 30 años tendríamos un 90% de conseguirlo.

Si esperamos hasta los 37 años las probabilidades descenderían hasta el 75% y si quieres ser madre a los 41 años solo el 50% de las mujeres lo consiguen.

Pero no te preocupes, que en Clínica Pedrosa te ofrecemos el mejor tratamiento de fertilidad para ayudarte a conseguirlo.

Quiero ser madre pero no puedo: tratamientos de fertilidad

Tomar la decisión de hacer un tratamiento de fertilidad para conseguir ser madre soltera o con pareja es una de las decisiones más importantes.

Lo más probable es que lleves tiempo pensándolo, pero la falta de información, las dudas y no saber a qué profesionales acudir te hace postergar el proceso.

En Clínica Pedrosa somos conscientes de la difícil decisión, y por ello acompañamos en cada paso a nuestras pacientes, dándoles toda la atención que merecen y poniendo a su disposición toda la tecnología de vanguardia para que se sientan seguras.

En Clínica Pedrosa contamos con nuevo sistema patentado de microinyección de óvulos, que facilita la entrada del espermatozoide y minimiza los posibles daños celulares durante las técnicas de reproducción asistida y fertilidad, denominado pipeta de sujeción ovocitaria PIWA. Las técnicas de fertilidad más utilizadas son las siguientes:

  • Fecundación in vitro (FIV): consiste en la unión del óvulo y del espermatozoide en el laboratorio. El proceso de fertilización se puede realizar mediante una fertilización in vitro clásica o con una inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). Para madres solteras mayores de 37-38 años, se recomienda realizar la técnica de fecundación in vitro con semen de donante.
  • Inseminación: es la técnica más común en parejas jóvenes con pocos problemas de fertilidad. Consiste en introducir en el útero una muestra de semen en las mejores condiciones en el momento preciso: durante la ovulación. Igualmente, la muestra de semen puede ser o de la pareja o de un donante. Para madres solteras menores de 37 años, pueden recurrir a la donación de semen con inseminación artificial.
  • Otras técnicas al alcance; la ovodonación (donación de óvulos) y la vitrificación para mujeres que prefieran postergar su maternidad sin tener que renunciar a ser madres con sus propios óvulos.

Solo tres pasos para realizar un tratamiento de fertilidad

  1. Realizar un estudio diagnóstico. En Clínica Pedrosa el primer paso es conocer los posibles problemas de fertilidad del hombre y/o la mujer para poder asesorar con el mejor tratamiento de reproducción asistida.

    Para obtener la información necesaria para realizar el diagnóstico necesitaremos las siguientes pruebas:

  • Diagnóstico de hormonas
  • Test básico de salud
  • Serología
  • Citología
  • Revisiones ecográficas
  • Estudios analíticos del semen del hombre.

2. El pre- tratamiento. Cuando obtenemos los resultados del estudio diagnóstico y conocemos las causas de infertilidad, elegimos el tratamiento de fertilidad que vamos a llevar a cabo. Para estimular el ovario y aumentar las probabilidades de éxito es necesario que la mujer tome medicación hormonal.

3. Empezamos el tratamiento de fertilidad. En Clínica Pedrosa ponemos a disposición de nuestros pacientes la tecnología más avanzada y los profesionales más preparados para llevar a cabo el tratamiento de fertilidad. Si quieres conocer los mejores tratamientos de fertilidad pide cita y te informaremos de todo.

Источник: https://cpedrosa.com/quiero-ser-madre-realiza-test-saldras-dudas/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: