¿Cómo saber si mi bebé fue sacudido?

Síndrome del bebé sacudido: síntomas, causas y tratamiento

¿Cómo saber si mi bebé fue sacudido?

Una gran parte de la población tiene el deseo de tener hijos. Ser padre o madre es un sueño para muchos, a quienes la idea de criar, educar, dar afecto y en definitiva ayudar a un ser frágil y vulnerable a crecer y ver el mundo resulta emocionante y motivante. La mayoría de personas experimenta la voluntad de proteger a los niños. 

Sin embargo algunos progenitores maltratan a sus hijos llevando a cabo acciones como por ejemplo zaranderlos violentamente cuando lloran continuamente con tal de hacerlos callar. Este tipo de malos tratos puede llegar a provocar severos daños cerebrales en un organismo tan frágil como el de un bebé. Es lo que ocurre en los casos de síndrome del bebé sacudido.

  • Artículo relacionado: «Partes del cerebro humano (y funciones)»

El síndrome del bebé sacudido

Se denomina síndrome del bebé sacudido al conjunto de síntomas presentados por bebés que han sido sometidos a sacudidas (generalmente provocadas por la actuación de un adulto) sin que exista un traumatismo externo, siendo dichos síntomas resultado de una lesión intracraneal producto de haber sido zarandeado violentamente.

El zarandeo tiene como consecuencia que se genere una lesión cerebral que puede llegar a ser muy severa que es capaz de provocar la muerte del bebé (de hecho es una las causas más frecuentes de mortalidad infantil), o bien secuelas de gravedad considerable. Este síndrome tiende a aparecer en bebés de menos de tres años de edad.

Si bien las lesiones pueden ser variables, por lo general se considera que existen tres que se presentan en la mayoría de casos de este síndrome y que permiten su diagnóstico: hemorragia retinal, encefalopatía o daño cerebral (como por ejemplo daño axonal difuso) y hematoma subdural. También es habitual la hidrocefalia.

Los síntomas de estas lesiones pueden ser muy diferentes en función de las áreas que resulten dañadas, pero suele cursar con un daño axonal difuso. Es habitual que el bebé comience a padecer brotes epilépticos, letargia, hipotonía o pérdida de tono muscular, anorexia, vómitos o problemas respiratorios. Además de ello, pueden producir graves secuelas a largo plazo.

Secuelas y síntomas

Además de los síntomas anteriormente mencionados, los daños provocados en el encéfalo suelen generar secuelas graves y permanentes.

De entre estas secuelas destacan la aparición de discapacidad intelectual de gravedad variable. No es extraño que aparezca parálisis cerebral. En ocasiones también pueden observarse síntomas semejantes al autismo, retrasos en el desarrollo e incapacidad para el lenguaje. 

También pueden surgir infecciones que provoquen una inflamación del cerebro y empeoren el estado del menor. Asimismo, no es infrecuente que aparezcan también discapacidades sensoriales como ceguera o sordera adquiridas.

¿Cómo se produce?

El motivo más frecuente de la aparición del síndrome del bebé sacudido, la causa del zarandeo, suele ser la presencia de llanto por parte del bebé que uno o más adultos intentan hacer cesar con violencia. Se trata por lo general de un maltrato no planificado. En otros se lleva a cabo de manera voluntaria e intencional.

Sin embargo, en ocasiones también se ha visto en algunos casos en que se está intentando reanimar a un bebé que ha dejado de respirar, en accidentes de coche (por ejemplo un latigazo cervical aunque el menor lleve puesto el cinturón) e incluso en algunos trastornos pueden aparecer síntomas parecidos sin necesidad de zarandeo (si bien estos últimos son detectables). Es por ello que no se tiene que asumir que necesariamente sean producto de malos tratos.

Las sacudidas provocan que la masa encefálica se desplace con violencia e impacte contra las paredes del cráneo, así como que se dañen los nervios espinales al no ser el cuello del niño lo suficientemente fuerte para resistir la aceleración.

Asimismo, se considera que los problemas y lesiones surgen también debido a la presencia de hipoxia o disminución del oxígeno que llega a las regiones cerebrales durante la sacudida debido a las alteraciones respiratorios provocadas durante ésta y a los daños en el tronco encefálico.

Tratamiento de este síndrome

La muerte neuronal que provoca el síndrome del bebé sacudido no presenta un tratamiento curativo.

Con el tiempo es posible que algunos de los síntomas disminuyan y en algunos casos es posible que se logre una recuperación, pero el pronóstico general no es muy positivo.

Sin embargo, una rápida intervención puede llegar tanto a salvar la vida del menor como a disminuir las posibles secuelas.

Es importante drenar la sangre extravasada en las hemorragias internas, así como el líquido cefalorraquídeo excesivo si aparece hidrocefalia. También es imprescindible disminuir la presión intracraneal. Ello puede provocar que haya menos tejido anegado o comprimido.

Asimismo, la terapia ocupacional y otro tipo de estrategias puede ser de ayuda para que los niños afectados puedan recuperar funciones, ser estimulados o aprender diferentes estrategias que puedan mejorar su autonomía y calidad de vida.

Mecanismos de prevención

Uno de los principales métodos para frenar la aparición de este síndrome es el establecimiento de medidas preventivas. En muchos casos los progenitores sacuden al bebé porque no saben qué es lo que provoca que llore y no saben cómo hacer que deje de hacerlo.

La prevención se debe hacer mediante la concienciación social y la información de los efectos (aunque parezca sorprendente muchas personas no saben el daño que puede provocar una sacudida en un bebé). 

Intentar educar a través de diferentes programas como el Period of Purple Crying ofrecido por el National Center on Shaken Baby Syndrome puede generar que ante el lloro del bebé sus cuidadores sean capaces de establecer diferentes estrategias como arrullarlos, sacarles a pasear o ponerles sonido blanco para tranquilizarlos a la par que se aprende a gestionar el estrés del propio adulto.

Obviamente, en caso de que el maltrato haya sido voluntario con propósito de provocar un daño (como por ejemplo producto de la violencia vicaria) deben imponerse medidas legales como el alejamiento del individuo del bebé.

Referencias bibliográficas:

  • Nieto, T.; Fernández, S. (2008). Síndrome del bebé sacudido: ¿Es posible el diagnóstico diferencial?. Psicopatología Clínica Legal y Forense, 8; 107-127. Universidad Complutense de Madrid.
  • Rufo, M. (2006). El síndrome del niño sacudido. Cuadernos de Medicina Forense, 43-44. Málaga.

Источник: https://psicologiaymente.com/clinica/sindrome-bebe-sacudido

Traumatismo craneal por maltrato (síndrome del bebé sacudido)

¿Cómo saber si mi bebé fue sacudido?

  • Tamaño de texto más grande

Un traumatismo craneal por maltrato es una lesión en la cabeza o el cuello de un bebé o niño por maltrato infantil. Ocurre cuando alguien sacude a un bebé o lo golpea contra algo duro. La mayoría de los casos ocurren cuando un padre o cuidador está enfado, cansado o alterado porque un bebé no deja de llorar o porque aún no sabe hacer algo que espera de él, como usar el inodoro.

Estas lesiones pueden causar un daño cerebral permanente o incluso la muerte. Nunca se debe sacudir a un bebé por ningún motivo.

¿Quiénes se exponen a sufrir traumatismos craneales por maltrato?

La mayoría de los casos de traumatismo craneal por maltrato (también conocido como «síndrome del bebé sacudido») afectan a bebés y niños menores de 2 años de edad. Raramente, el traumatismo craneal por maltrato puede afectar a niños de hasta 5 años de edad. Puede afectar a niños y a niñas de cualquier familia.

Se exponen a un mayor riesgo de maltrato los niños que tienen muchas necesidades especiales o problemas de salud que los hacen llorar mucho, como el cólico del lactante y el reflujo gastroesofágico (RGE).

¿Cómo ocurren los traumatismos craneales por maltrato?

Cosas como hacer rebotar suavemente a un bebé sobre las rodillas o montar en coche sobre una carretera llena de baches no causan los problemas que se ven en los traumatismos craneales por maltrato.

Los traumatismos craneales por maltrato ocurren cuando alguien:

  • usa la fuerza para sacudir a un bebé
  • usa la fuerza para dejar caer o tirar al suelo a un bebé
  • a propósito golpea la cabeza o el cuello de un bebé contra un objeto, como el suelo o un mueble, o da golpes en la cabeza o el cuello del bebé con un objeto

Sacudir a un bebé es muy perjudicial porque:

  • Los bebés y los niños pequeños tienen muy poca fuerza en el cuello y sus cabezas son grandes en comparación con el tamaño de sus cuerpos. Esto permite que la cabeza les vaya de aquí para allá cuando los sacuden.
  • Cuando la cabeza va de aquí para allá, el cerebro se mueve hacia delante y hacia atrás dentro del cráneo. Esto puede rasgar y romper vasos sanguíneos y nervios del interior del cerebro, provocando hemorragias y lesiones neuronales (en los nervios).
  • El cerebro puede chocar contra las paredes del cráneo, lo que provoca hematomas y sangrados en la parte externa del cerebro.
  • La inflamación cerebral aumenta la presión dentro del cráneo (presión intracraneal). Este aumento de la presión le hace muy difícil a la sangre, portadora de oxígeno y de nutrientes, llegar a todas las partes del cerebro, lo que aún lo perjudica más.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de los traumatismos craneales por maltrato?

En los casos más graves, el bebé llega al servicio de urgencias del hospital, el centro de urgencias o la consulta del médico inconsciente, con convulsiones o en estado de choque.

En los casos menos graves, un bebé sacudido puede:

  • moverse menos que de costumbre
  • estar irritable y ser difícil de consolar
  • vomitar
  • tener dificultades para succionar o tragar
  • comer menos de lo habitual
  • dejar de sonreír
  • parecer rígido
  • tener convulsiones
  • tener dificultades para respirar
  • tener la piel de una tonalidad azulada
  • tener ambas pupilas (la parte oscura del centro de los ojos) de tamaños diferentes
  • ser incapaz de levantar la cabeza
  • tener dificultades para enfocar los ojos o para seguir movimientos con la mirada

¿Cómo se diagnostican los traumatismos craneales por maltrato?

Los padres u otros cuidadores no suelen decir que han sacudido o que le han pegado a un bebé, por lo que los médicos pueden no saber que están evaluando un traumatismo craneal por maltrato.

Muchos de los signos que acompañan a un traumatismo craneal por maltrato, como la irritabilidad y los vómitos, aparecen de forma habitual en las enfermedades que son más frecuentes durante la infancia.

Por eso, puede resultar difícil para un médico saber que alguien ha maltratado a un bebé.

Si los médicos sospechan un traumatismo craneal por maltrato, llevarán a cabo o pedirán:

  • Una exploración ocular para saber si han sangrado por dentro los ojos del bebé.
  • Radiografías de todos los huesos en busca de fracturas recientes, en proceso de curación, o ya curadas, que ocurren más a menudo en brazos, piernas, cráneo y costillas.
  • Tomografías computadas TC o resonancias magnéticas RM de la cabeza para detectar posibles:
    • huesos rotos en el cabeza (fracturas de cráneo)
    • inflamación cerebral
    • hemorragia cerebral

¿Qué le puede ocurrir a un bebé con traumatismo craneal por maltrato?

Los traumatismos craneales por maltrato suelen causar lesiones cerebrales de por vida y a veces hasta pueden causar la muerte.

Los bebés y los niños que sobreviven a un traumatismo craneal por maltrato pueden tener:

  • pérdidas visuales o ceguera
  • pérdidas auditivas
  • convulsiones
  • retraso del desarrollo
  • problemas en el habla y el aprendizaje
  • problemas de memoria y de concentración
  • parálisis cerebral
  • debilidad o problemas al mover partes del cuerpo
  • problemas en las hormonas que controla el cerebro

Si los problemas son leves, pueden no ponerse de manifiesto hasta que el niño empieza a ir a la escuela y tiene problemas para aprender, concentrarse y comportarse bien.

¿Cómo se puede ayudar a un niño con traumatismo craneal por maltrato?

Después de recibir un traumatismo craneal por maltrato, un bebé o un niño puede necesitar atenciones duraderas procedentes de un equipo de expertos en medicina, como:

  • médicos especializados en el cerebro y el sistema nervioso (neurología)
  • cirujanos especializados en el cerebro (neurocirugía)
  • médicos especializados en los ojos (oftalmología)
  • médicos especializados en las hormonas (endocrinología)

También necesitan que los lleve un pediatra que pueda supervisar sus atenciones médicas continuas y complejas. El niño también es posible que necesite el apoyo de terapeutas en las siguientes especialidades:

Antes de que cumpla 3 años de edad, un niño puede recibir logopedia o fisioterapia gratuitas a través de programas de carácter federal. A partir de los 3 años, el distrito escolar del niño proporciona cualquier servicio de educación especial que sea necesario.

A medida que el niño se va haciendo mayor, puede necesitar una escolarización especial y una ayuda continua a fin de que pueda desarrollar el lenguaje y las habilidades cotidianas necesarias para la vida, como vestirse.

¿Qué más debería saber?

Los traumatismos craneales por maltrato son evitables al 100%. Una parte fundamental de la prevención consiste en aumentar la conciencia sobre los peligros de sacudir a un bebé o a un niño pequeño:

  • Informe a las personas que cuidan de su hijo de que nunca se debe sacudir a un bebé.
  • Dígales que es normal que un bebé llore, para que no se alteren demasiado ante sus llantos.
  • Indíqueles maneras de tranquilizar a un bebé, como envolverlo en un arrullo, mecerlo o cantarle.
  • Informe a los cuidadores de su bebé que, ante un bebé inconsolable, está bien dejarlo en un lugar seguro y alejarse para tomarse un respiro.

Revisado por: Stephanie A. Deutsch, MD

Fecha de revisión: noviembre de 2019

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/shaken-esp.html

¿Qué es el síndrome del bebé sacudido? Causas, síntomas y formas de prevenirlo

¿Cómo saber si mi bebé fue sacudido?

El síndrome del bebé sacudido es una lesión cerebral grave que se produce por zarandear violentamente a un bebé o a un niño pequeño. Este síndrome destruye las células cerebrales del pequeño e impide que el cerebro reciba suficiente oxígeno, según Mayo Clinic.

El síndrome del bebé zarandeado esta considerado como una forma de maltrato infantil que puede provocar un daño cerebral irreparable o la muerte.

Por eso, los padres de un bebé de un mes en Barcelona fueron detenidos en el hospital donde se encuentro ingresado con vida su hijo, tras activarse el protocolo previsto contra maltrato infantil y pasaron a disposición judicial el pasado lunes por «maltrato en el ámbito del hogar», con el agravante de lesiones.

«El síndrome se caracteriza por la presencia de hemorragia intracraneal y retiniana, edema cerebral y posibles fracturas óseas ocultas, aunque paradójicamente no existen signos externos traumáticos o son casi imperceptibles», explicó en una campaña de 2017 el Hospital 12 de Octubre.

Suele ocurrir en menores de dos años. Es una edad en la que la cabeza es proporcionalmente mayor que el cuerpo y los músculos del cuello aún son débiles.

Las principales causas de este síndrome

Los especialistas del hospital explicaron que este tipo de movimientos realizados por adultos no suelen ser premeditados y ocurren en momentos de desesperación ante la imposibilidad de calmar al bebé.

Aunque el síndrome puede tener lugar en todos los niveles socioeconómicos y culturales, son factores de riesgo la juventud de los padres, el aislamiento social y familiar, los embarazos no deseados, depresión, estrés y niños irritables o con problemas de neurodesarrollo.

Además, los hombres son más propensos a provocar este síndrome que las mujeres. Por lo general, no ocurre por hacer saltar al niño sobre la rodilla, por sufrir caídas leves ni por jugar de manera brusca.

Los síntomas a veces son difíciles de apreciar

Los síntomas son varios, aunque no se pueden ver signos de lesión física en el cuerpo del niño. Por eso hay que estar atentos a estas señales: agitación o irritabilidad extrema; dificultad para permanecer despierto; alimentación deficiente; vómitos; palidez o color azulado en la piel; convulsiones y parálisis.

Las lesiones que podrían no verse de inmediato comprenden sangrado del cerebro y los ojos, lesiones en la médula espinal y fracturas de las costillas, el cráneo, las piernas y otros huesos. Muchos niños con síndrome del bebé sacudido presentan signos y síntomas de maltrato infantil previo.

En casos leves, el niño puede verse normal después de ser sacudido, pero con el tiempo puede manifestar problemas de salud o de comportamiento.

Complicaciones: muchos mueren

Sacudir a un bebé, aunque sea por unos breves momentos, puede provocarle daño cerebral irreversible. Muchos de los niños afectados por el síndrome del bebé sacudido mueren.

Las complicaciones que recoge Mayo Clinic que más se manifiestan son: pérdida de la visión parcial o total, retrasos en el desarrollo, problemas de aprendizaje o de conducta, discapacidad intelectual, trastornos convulsivos y parálisis cerebral infantil.

¿Cómo se puede prevenir?

Según esta entidad sanitaria, el síndrome del bebé sacudido puede prevenirse. Los padres que corren el riesgo de dañar a un hijo pueden recibir ayuda. Y si no están al cargo del hijo, tienen que enseñar a las personas responsables del cuidado del niño sobre los peligros del síndrome.

Las clases de capacitación para padres primerizos pueden ayudarles a comprender mejor los peligros de sacudir violentamente a un niño y brindarles consejos para calmar el llanto de un bebé y controlar el estrés.

Cuando no se logra calmar al bebé cuando llora, existe la tentación de detener las lágrimas como sea, pero es importante tratar siempre al niño con delicadeza. Nada puede justificar que sacudir al bebé.

En caso de problemas para controlar el estrés, hay que pedir ayuda un profesional de salud mental. 

Источник: https://www.20minutos.es/noticia/4102859/0/que-es-sindrome-bebe-sacudido/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: