¿Cómo se transmite la Enfermedad de Kawasaki?

Enfermedad de Kawasaki

¿Cómo se transmite la Enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki es una vasculitis, es decir, una inflamación generalizada de las arterias del organismo. Aparece generalmente en niños menores de cinco años.

Inicialmente se presenta como un cuadro febril que no responde a antibióticos.

Su complicación más temida es la aparición de aneurismas coronarios, que se da hasta en el 20% de casos si no se administra el tratamiento adecuado. 

Aunque es una enfermedad rara (90 de cada 100.000 niños en Japón, que es la zona del mundo donde es más frecuente), es una de las principales causas de enfermedad cardiaca adquirida en niños en los países desarrollados.

La mayoría de los casos ocurren en bebés y menores de cinco años de edad. Su presentación en menores de seis meses o en edades más tardías es rara, aunque hay descritos casos.

Causas

Se desconoce la causa de la enfermedad de Kawasaki, pero se sospecha que puede haber un componente genético que condiciona una reacción inmunológica excesiva después de una infección por un agente que no se conoce, probablemente un virus.

Síntomas

La fiebre dura más de 5 días y se presenta con alguno de los siguientes síntomas: sarpullido, nódulos linfáticos inflamados, ojos enrojecidos y/o labios, garganta y lengua inflamadas. El sarpullido suele presentarse en el torso del paciente y, a veces, se descaman las manos y los dedos. Puede haber además irritabilidad, dolores articulares, dolor abdominal, ictericia, etc. 

En algunos casos puede asociarse a inflamación del músculo cardiaco (miopericarditis). Su complicación más característica es la aparición de dilatación (aneurismas) de las arterias del corazón (arterias coronarias).

Los aneurismas coronarios se clasifican en función de su tamaño y número. Pueden desaparecer o persistir una vez resuelto el cuadro febril. Con el tiempo, en aquellos casos en los que persisten los aneurismas, pueden producirse obstrucciones de las arterias coronarias, que pueden a su vez producir un infarto agudo de miocardio.

Diagnóstico

En ausencia de una prueba diagnóstica o de manifestaciones clínicas específicas, se han elaborado unos criterios diagnósticos para la enfermedad de Kawasaki. El diagnóstico requiere la presencia de fiebre de cinco o más días de evolución y, al menos, cuatro de los cinco criterios clínicos siguientes, excluyendo otras enfermedades con clínica similar:

  1. Cambios en extremidades:

    1. Fase aguda: eritema de palmas y plantas; edema de manos y pies.

    2. Fase subaguda: descamación de dedos de manos y/o pies.

  2. Exantema polimorfo.

  3. Inyección conjuntival bilateral.

  4. Cambios en labios y mucosa oral: labios fisurados y eritematosos, lengua aframbuesada e hiperemia faríngea.

  5. Adenopatía cervical (>1,5 cm diámetro).

Además, los pacientes con 5 días de fiebre y que cumplen menos de cuatro criterios pueden diagnosticarse de enfermedad de Kawasaki si se objetiva anomalías coronarias en la ecocardiografía.

Si los aneurismas persisten una vez resuelto el cuadro febril, puede ser necesaria la realización de electrocardiogramas, ecocardiogramas, ergometrías e incluso cateterismos cardiacos, de forma periódica, para evaluar la evolución de los aneurismas coronarios.

Kawasaki atípico e incompleto

Como se ha comentado, algunos pacientes no cumplen los criterios clínicos y, a veces, el diagnóstico se hace a partir de las lesiones de arterias coronarias que se observan en la ecocardiografía.

Estos casos serían los llamados “Kawasaki incompleto” porque no cumplen todos los criterios diagnósticos.

El término “Kawasaki atípico” debería reservarse para aquellos casos en que la presentación de la enfermedad tiene una clínica atípica (por ejemplo, con afectación renal, abdomen agudo, derrame pleural…).

El Kawasaki incompleto es más frecuente en edades tempranas, por lo que es importante hacer un diagnóstico e iniciar un tratamiento precoz, ya que estos niños tienen más riesgo de enfermedad coronaria.

Tratamiento

El tratamiento inicial consistente en aspirina e inmunoglobulinas a dosis altas ha disminuido la incidencia de aneurismas coronarios a un 5%.

Los pacientes que desarrollan aneurismas múltiples gigantes pueden requerir anticoagulación.

Pronóstico

La complicación que determina el pronóstico es el aneurisma arterial coronario. Aproximadamente un 1-2% de los pacientes mueren de la enfermedad y sus complicaciones.

Coordinador Grupo de Trabajo RCP de la Sociedad Española de Cardiología.

Complejo Hospitalario Universitario de Canarias.

Источник: https://fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/enfermedades-cardiovasculares/enfermedad-de-kawasaki.html

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad de Kawasaki?

Esta enfermedad tiene síntomas y signos reveladores que aparecen por etapas. En la primera etapa, que puede durar hasta 2 semanas, suele haber fiebre durante un mínimo de 5 días.

Entre otros síntomas, se incluyen los siguientes:

  • ojos enrojecidos («inyectados en sangre»)
  • una erupción rosada en la espalda, el abdomen, los brazos, las piernas y la zona genital
  • labios rojos, secos y agrietados
  • lengua «aframbuesada» (con una capa blanca y protuberancias de color rojo en la lengua)
  • dolor de garganta
  • palmas de las manos hinchadas y plantas de los pies de un color rojo violáceo
  • ganglios linfáticos del cuello inflamados

La segunda etapa suele empezar 2 semanas después del inicio de la fiebre. Los síntomas pueden incluir:

  • descamación de la piel de manos y pies
  • dolor articular
  • diarrea
  • vómitos
  • dolor abdominal

¿Qué problemas puede haber?

Los médicos pueden tratar los síntomas de la enfermedad de Kawasaki cuando se detecta pronto. La mayoría de los niños se encontrarán mejor pocos días después de iniciar el tratamiento.

Si esta afección no se detecta hasta más adelante, los pacientes pueden tener complicaciones graves que afectan al corazón, como:

  • un aneurisma (una protuberancia en la pared) de las arterias coronarias, que llevan sangre al corazón
  • una inflamación del miocardio (el músculo del corazón), el endocardio (la membrana interna del corazón), las válvulas cardíacas y el pericardio (la membrana externa del corazón)
  • arritmias, que son cambios en el ritmo normal con que late el corazón
  • problemas en algunas válvulas cardíacas

Causas de la enfermedad de Kawasaki

Los médicos desconocen la causa de esta enfermedad. Creen que no se transmite de una persona a otra. Es más frecuente en niños de ascendencia japonesa y coreana, pero puede afectar a cualquier niño.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Kawasaki?

Los síntomas de esta enfermedad pueden parecerse a los de otras enfermedades víricas y bacterianas propias de la infancia. Los médicos la suelen diagnosticar preguntando por los síntomas (como la fiebre persistente) y explorando al paciente.

Si parece probable que se trata de la enfermedad de Kawasaki, el médico:

¿Cómo se trata la enfermedad de Kawasaki?

Los médicos suelen tratar a los niños con esta enfermedad administrándoles:

  • una dosis de inmunoglobulinas por vía intravenosa (VI): estos anticuerpos (proteínas) ayudan a combatir las infecciones. El tratamiento con inmunoglobulinas por vía intravenosa reduce el riesgo de aneurismas en las arterias coronarias. Este tratamiento se administra una sola vez.
  • dosis altas de ácido acetilsalicílico (el que contiene la aspirina) por vía oral para tratar la inflamación. Los pacientes toman ácido acetilsalicílico hasta que los análisis de sangre indiquen que se ha reducido la inflamación.

El tratamiento se debe empezar lo antes posible. Las inmunoglobulinas por vía intravenosa pueden no ser eficaces en algunos pacientes; en estos casos, se administran corticoesteroides. Los corticoesteroides pueden ayudar a prevenir los aneurismas coronarios.

Es muy importante que los niños tratados con dosis altas de ácido acetilsalicílico reciban la vacuna antigripal anual, que ayuda a prevenir esta enfermedad vírica. Esto se debe a que existe un pequeño riesgo de que los niños que toman ácido acetilsalicílico durante una enfermedad vírica desarrollen una enfermedad muy poco frecuente llamada síndrome de Reye.

La mayoría de niños con la enfermedad de Kawasaki empiezan a encontrarse mucho mejor después de un único tratamiento con inmunoglobulinas, aunque a veces es necesario administrar más dosis.

¿Qué más debería saber?

La mayoría de los niños con la enfermedad de Kawasaki se recuperan por completo, sobre todo cuando esta afección se diagnostica y se trata pronto. Algunos, sobre todo los que desarrollan problemas cardíacos debido a la enfermedad de Kawasaki, pueden necesitar más pruebas, así como ver a un cardiólogo (un médico especializado en afecciones cardíacas).

Revisado por: Karen A. Ravin, MD

Fecha de revisión: mayo de 2020

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/kawasaki-esp.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: