¿Con cuántos meses aguanta la cabeza un bebé?

¿Cuándo poner a tu bebé boja abajo? ¿Cómo empezar?

¿Con cuántos meses aguanta la cabeza un bebé?
Publicado a las 10:25h en Atención Infantil por AtempoCare 0 Comentarios

Hoy en día los bebés pasan muchas horas tumbados sobre su espalda.

En la cuna, ésta es la posición ideal para dormir, sin embargo, cuando el bebé está despierto, no es recomendable que siga siempre en la misma posición.

Poniéndolo boca abajo, sobre su barriguita, le ayudamos a desarrollarse, evitamos posibles problemas y favorecemos la interacción.

Las ventajas del boca abajo

Poner al bebé boca abajo tiene muchos beneficios para su desarrollo.

– Variar la postura evita que su cabecita esté siempre apoyada en el mismo punto, lo cual podría causarle plagiocefalia (aplanamiento de la cabecita).

– Esta postura le permite ejercitar la musculatura, especialmente los brazos, hombros, espalda, manos y cuello.

– Ejercitarse boca abajo le ayudará a desarrollarse y alcanzar hitos: sujetar la cabeza, voltearse, levantar los brazos y gatear.

– Pasar tiempo sobre la barriguita le ayudará también a desarrollar el sentido de la vista y la coordinación ojo-mano.

– Esta postura favorece la interacción, el juego y la creación de vínculos.

¿Cuándo empezar a poner al bebé boca abajo?

Podemos comenzar a trabajar esta postura desde el principio, empezando cuando lo traemos a casa del hospital. Aunque tenemos la idea del bebé feliz jugando boca abajo, comenzar puede ser difícil al principio. Hay que tener en cuenta que el niño lleva nueve meses acurrucado en la barriga de su mamá, y lo habitual es que se queje cuando lo ponemos en una nueva postura.

Empezar despacio

Al empezar a ejercitar la postura boca abajo, deberemos hacerlo muy poco a poco, comenzando con intervalos de solo un minuto o dos. Podemos enlazarlo con otras rutinas, como el cambio del pañal, el masaje después de la bañera, etc.

Sobre nuestro cuerpo

Para ir acostumbrándolo, una buena transición es que el papá o mamá se siente en el sofá y coloque al bebé contra su pecho. Poco a poco, podemos ir tumbándonos, colocándolo en postura boca abajo.

El contacto con nuestro cuerpo le hará sentir seguro, y además intentará mover la cabeza para mirarnos, trabajando la musculatura de los hombros y el cuello.

Podemos combinar este ejercicio con el piel-con-piel.

Contento, atento, despierto

El mejor momento para practicar el boca abajo es el mejor momento del bebé. Cuando está contento, despierto, juguetón, alegre… Debemos evitar esta postura cuando está llorando o irritable, cansado, con hambre, etc. ya que la rechazará.

Si el bebé tiene un mal día, lo más recomendable es dejar de lado esta parte de su rutina por ahora, y volverlo a intentar más tarde o al día siguiente.

Sobre una superficie plana y dura

Una alfombra o manta de actividades son ideales para practicar el boca abajo. Sin embargo, estar en el suelo puede hacer que el bebé se sienta desprotegido. Podemos ayudarlo poniéndonos a su altura, algo que además estimulará la interacción.

Si nos cuesta que se acostumbre a estar en el suelo, podemos comenzar a practicar en el cambiador o en el sofá. Sin embargo, en estos casos debemos estar muy alerta para evitar caídas.

Un apoyo bajo el pecho

Usar una toalla enrollada o una pequeña almohada bajo el pecho puede ayudarlo al principio a apoyarse sobre sus brazos y a levantar la cabeza. Esto le facilitará el aprendizaje de la postura y el movimiento, y la interacción con nosotros y con su entorno al principio. Pronto podremos retirar la toalla o almohada y dejar que se mantenga solo.

Estimulación y juego

Es una buena idea asociar el boca abajo con un momento de juego y diversión. Podemos colocar juguetes a su alrededor que le estimulen a moverse, a girarse y poco a poco a levantar los brazos. También podemos utilizar juguetes con sonido, jugar con nuestra voz o cantar.

El apoyo de un profesional

Un fisioterapeuta puede valorar el desarrollo del niño y enseñar a los papás cómo estimularlo para que se desarrolle a través del juego boca abajo. En clases de estimulación temprana podemos aprender juegos que motiven al bebé en el ejercicio sobre su barriguita.

Especialmente si al niño le cuesta acostumbrarse a esta postura o no estamos seguros de su progreso, un profesional puede guiarnos y ayudarnos a resolver dudas.

Lo cierto es que cada bebé es diferente, y siempre algunos avanzarán más rápido que otros en diversas áreas del desarrollo, incluida la postura boca abajo.

Источник: https://atempocare.com/cuando-y-como-poner-al-bebe-boca-abajo-y-por-que-es-importante-hacerlo/

¿Sabes cuándo sostiene un bebé su cabeza?

¿Con cuántos meses aguanta la cabeza un bebé?

Ante todo, debemos recordar que los bebés son frágiles y delicados.

Al nacer, sus músculos todavía no tienen la fuerza suficiente para realizar movimientos ni sostener miembros, por ello, sus acciones son escasas y sus movimientos, descoordinados.

Y a pesar de que muchos padres se preocupen por cuándo llegará momento preciso en el que un bebé sostenga su cabeza, hay que saber esperar. Los procesos naturales del desarrollo físico no se deben acelerar ni mucho menos, saltar.

Durante su primer año de vida, el pequeño está inmerso en un proceso de desarrollo fundamental incesante. Esto abarca diferentes sistemas de su cuerpo e incluye, por supuesto, el sistema nervioso y el motor. A medida que avanzan los meses, los bebés aprenden a controlar mejor su cuerpo, conforme sus músculos ganan tamaño, fuerza y resistencia.

¿Cuándo sostiene un bebé su cabeza?

El desarrollo motor de los niños comienza, justamente, por los músculos que le permiten mantener su cabeza en alto. Esto, por lo general, comienza a manifestarse con solvencia a partir del cuarto mes de vida. No obstante, siempre se debe tener presente que los parámetros de crecimiento pueden variar sin que esto signifique un problema para los bebés.

Antes de cumplir los 3 o 4 meses de vida, el pequeño puede llegar a hacer intentos por levantar su cabeza y mantenerla en esa posición, pero sin lograrlo por más de unos segundos. En estos meses, el bebé comienza a transitar la conducta por meros reflejos hacia actos más conscientes y permanentes.

Una vez que domina estas aptitudes, el desarrollo del bebé continuará por los músculos de los hombros y la espalda, que serán los responsables de permitirle permanecer sentado. Posteriormente, se fortalecerán sus extremidades; este es el requisito necesario para que aprenda a caminar.

En resumen, los movimientos que el bebé aprende con el paso del tiempo se ordenan así:

  • Primer mes: control de la dirección de la cabeza para dirigir la mirada.
  • Segundo y tercer mes: gana control sobre su cuerpo y las extremidades, aunque sin controlarlas de manera coordinada.
  • Del cuarto al sexto mes: es el momento en el que los bebés suelen aprender a conservar su cabeza elevada.
  • Sexto mes en adelante: a partir de aquí, sus movimientos comienzan a ser más intencionados y, a medida que adquiere fuerza, aprenderá a moverse por sus propios medios. Primero lo hará gateando; luego, caminando.

¿Se puede ayudar al bebé a mantener su cabeza erguida?

Hasta cierto punto, aunque los padres no pueden acelerar el proceso, sí pueden ayudar a que su bebé tenga un desarrollo físico adecuado mediante ciertas medidas. Estas van desde cargar al bebé con cuidado hasta realizar algunos ejercicios suaves. Con el tiempo, sus músculos madurarán y tomarán la fuerza necesaria para sostener las distintas partes del cuerpo.

Lo mejor que se puede hacer, una vez que el bebé cumpla unos 6-8 meses de edad, es dejarlo recostado boca abajo. De esta manera, para examinar el entorno en el que se encuentra, buscará levantar la cabeza por su propia cuenta y así fortalecerá sus músculos poco a poco.

Otro pequeño ejercicio consiste en recostar al bebé boca abajo y tomarlo de las manos, con cuidado para ayudarlo a sentarse. Muy importante: cerciórate de que no realice esfuerzos desmedidos para llevar a cabo esta acción.

“El desarrollo motor de los niños comienza, justamente, por los músculos que le permiten mantener su cabeza en alto”

¿Y si no lo hace?

Algunos bebés pueden presentar cierto retraso en su desarrollo motor sin que esto signifique un problema mayor. No obstante, si llega a los 3 o 4 meses de vida y crees que no ha avanzado como debería en este aspecto, consulta al pediatra en uno de los controles.

Hasta que no controle plenamente sus movimientos, deberías hay que estar atentos a los movimientos del bebé. También se deben tomar ciertas medidas como: evitar movimientos bruscos, cargarlo en una mochila portabebés o sostenerlo de las manos y dejar su cabeza colgando cuando aún no puede sostenerla.

Asimismo, hay que ser cuidadosos con los saltadores, andadores y todo tipo de juguetes que impliquen movimientos para los que puede no estar preparado. Para prevenir lesiones o complicaciones innecesarias, ten mucho cuidado y sostén su cabeza hasta que tenga dominio de ella.

Una vez que el bebé aprenda a sostener su cabeza erguida, verás que presentará otros avances en poco tiempo. Su inquietud por moverse y explorar el mundo aumentará. De seguro en unos pocos meses comenzará a intentar gatear. ¡Acompáñalo y cuídalo en esta maravillosa etapa de su vida!

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/cuando-sostiene-un-bebe-su-cabeza/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: