Consejos para bebés prematuros extremos

Los mejores consejos para padres de recién nacidos prematuros

Consejos para bebés prematuros extremos

Tener un bebé prematuro puede ser muy desconcertante para los padres. Es difícil asumir un hecho tan inesperado como el nacimiento anticipado de un hijo que aún debía permanecer varias semanas más dentro del vientre materno.

Ante un parto prematuro, surgen en los padres sentimientos de todo tipo como preocupación, inseguridad, miedo, pero también esperanza y una fuerza sobrehumana para proteger y ayudar al bebé al salir adelante.

La prematuridad no es un trance fácil, desde luego. En estos diez consejos para padres de bebés prematuros resumimos algunas recomendaciones que os ayudarán a sobrellevarlo lo mejor posible.

1) Informarse

Una buena información es el primer paso hacia la recuperación del bebé. Hoy en día se puede acceder a ella fácilmente a través de diversas fuentes: libros especializados, internet, foros, asociaciones, proyectos, etc.

Será de gran utilidad para que los padres se vayan familiarizando con cuestiones como la estadía en la unidad de cuidados intensivos, los cuidados especiales del prematuro, las etapas de su desarrollo, etc.

2) Comunicarse con los médicos

En ocasiones, el profundizar sobre el estado de salud del bebé implica más dolor y se inhibe el deseo de saber, pero una comunicación fluida y clara entre padres y médicos repercutirá en beneficio del bebé.

Es muy importante que los padres sientan que están siendo informados de forma correcta por parte de los médicos y el personal que cuida de su bebé. No hay que tener miedo a hacer todas las preguntas necesarias.

3) Buscar apoyo familiar

En estos momentos el apoyo de los familiares es esencial para que los padres puedan dedicarse en exclusiva a su bebé, tanto si permanece hospitalizado como si lo cuidan en casa.

4) Método Canguro

Lo mejor que pueden hacer los padres en relación a los cuidados del prematuro es brindarle contacto a través de caricias, masajes y contacto piel con piel.

El método canguro, apoyar el bebé en el pecho de la madre, ha demostrado ser muy ventajoso para su desarrollo. Entre otros beneficios, ayuda a regular la respiración y la temperatura corporal, a reducir el estrés, a tolerar mejor el dolor, a facilita la lactancia materna y a entablar un vínculo emocional con los padres.

5) Lactancia materna

Siempre que sea posible, la lactancia materna es el mejor alimento para el prematuro. Tanto desde le punto de vista nutritivo por su efecto inmunológico y antialérgico, como desde el emocional pues favorecer el vínculo afectivo entre la madre y el bebé.

La leche materna ha demostrado múltiples beneficios en el bebé prematuro, puesto que constituye un verdadero medicamento natural que ayuda a mejorar la estructura del corazón y a reducir la incidencia y la gravedad de algunas enfermedades típicas de la prematuridad, como la enterocolitis necrosante (en un 80%), una enfermedad que afecta al intestino y el colon y que puede requerir cirugía.

La leche materna para el prematuro es un tratamiento de salud que la madre puede proporcionarle, preferiblemente de forma directa a través de la succión del pecho o bien con leche extraída.

No es fácil, hay que tener mucha paciencia pues en ocasiones el bebé hace un gran esfuerzo por succionar, pero está la posibilidad de extraerse la leche y dársela con jeringa o sonda. Buena información, apoyo emocional y ayuda práctica son tres claves para una lactancia materna exitosa del prematuro.

6) Contacto con el bebé

Aunque el bebé no muestre signos de respuesta a la presencia de los padres, el contacto precoz entre el recién nacido y los padres (especialmente la madre) es un estímulo tan importante como lo es el alimento.

Es normal que los padres de un recién nacido prematuro sientan miedo de tocarlo por su fragilidad, pero no deja de ser un bebé con una gran necesidad de estar en contacto con su madre, como cualquier recién nacido. Los prematuros no están incapacitados para recibir afecto a través de las caricias, los masajes y el contacto piel con piel.

Es más, necesitan de ese contacto para mejorar sus habilidades neurológicas. Abrazar, acariciar, tocar al bebé, cantarle, hablarle es terapéutico y es clave para mejorar su desarrollo.

7) Enviarle mensajes positivos

Además del lenguaje del contacto, o cuando este no es posible, el lenguaje verbal es una forma de estimular una relación positiva con el bebé.

Las suaves palabras de sus padres le transmitirán al pequeño amor, seguridad y tranquilidad. Es una forma de hacerle sentir que no está solo y poco a poco irá reconociendo la voz de papá y mamá.

8) Grupos de padres

Compartir experiencias con otros padres de bebés prematuros puede ser muy positivo. Es recomendable no aislarse e intercambiar sensaciones y preocupaciones tanto en el hospital, como a través de grupos presenciales o de internet como por ejemplo Share your story de March of Dimes, Prematuros.info, Prematuros sin fronteras o Aprem.

Las asociaciones de padres son una valiosa ayuda para sobrellevar los primeros meses, pues sentirse identificado con otras personas que han vivido situaciones similares es muy reconfortante y positivo para los padres.

9) Pensar en el presente

Muchos padres se sienten agobiados por la fragilidad con la que nace el bebé y esto hace perder perspectiva. Invaden los pensamientos negativos sobre el futuro del bebé, cuando lo importante es centrarse en el ahora.

10) Las decisiones son vuestras

Los médicos, las enfermeras y el resto del personal sanitario son personas capacitadas que ponen todos los medios necesarios para que el prematuro evolucione adecuadamente, pero no son sus padres. Tampoco lo son los familiares ni los amigos.

Aunque la situación sea especial, los padres sois vosotros y las decisiones que debáis tomar como padres son vuestras.

Foto | iStockphoto
Más información | Aprem.org
En Bebés y más | Humanizar el cuidado de los bebés prematuros, Decálogo de los Derechos del bebé prematuro

Источник: https://www.bebesymas.com/recien-nacido/mejores-consejos-para-padres-recien-nacidos-prematuros

Siete artículos básicos para tu bebé prematuro

Consejos para bebés prematuros extremos

Dar a luz un hijo prematuro conlleva ciertas dificultades que los recién nacidos a término (en torno a la 39 semana de gestación) no suelen presentar: bajo peso y problemas de salud relacionados con la inmadurez de sus órganos. Un bebé prematuro se define como aquel que nace antes de tiempo y cuyo desarrollo dentro de la madre no ha terminado y, por ello, suelen necesitar más cuidados.

La Organización Mundial de la Salud considera que un bebé es prematuro cuando llega al mundo antes de que se hayan cumplido 37 semanas de embarazo.

Normalmente hay que acelerar el parto y muchos de los bebés tienen que pasar días, e incluso semanas, en la incubadora y en unidades de cuidados intensivos.

Los expertos inciden en que dos de las herramientas clave para que los que nacen pretérmino se desarrollen adecuadamente es la lactancia materna y el contacto físico con sus padres.

En España, nacen cada año 28.000 niños de forma prematura, según las cifras publicadas por la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM), y entre 1996 y 2013 el número de nacimientos aumentó un 36% según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre las razones de este incremento que plantean estudios y expertos están la edad de la madre, cada vez más tardía; el abuso de cesáreas programadas (y a menudo innecesarias) y los problemas de salud que puede conllevar tanto para la madre como para el bebé llegar hasta el final del embarazo.

Estos bebés suelen ser más pequeños de lo habitual. Por tanto, una vez que salen del hospital y vuelven a casa, lo ideal es buscar productos adecuados. Desde De mamas & De papas de EL PAÍS seleccionamos para Escaparate siete artículos dirigidos especialmente a las necesidades de estos recién nacidos.

1. Pañales Dodot Protection Plus Sensitive Talla 0

ampliar foto

Lo primero que necesitan padres y niños es encontrar unos pañales acordes con su talla. Un bebé normal nace con un peso medio de entre 2,8 y 4 kilos. Para estos recién nacidos, Dodot ha creado la talla 0 de su gama de pañales.

Compra por 9,30€ en Amazon

2. Body, gorro y pelele para prematuros de hasta tres meses

ampliar foto

Otro problema con el que se suelen encontrar los padres de bebés prematuros es la ropa. Amazon ofrece una selección de bodis y pijamas para estos pequeños, bajo el epígrafe “Para prematuros hasta los tres meses”.

Compra por 19,90€ en Amazon

3. Calcetines de algodón en miniatura

ampliar foto

Una de las cosas que suelen decir las matronas tras dar a luz es que debes proteger los pies de tu pequeño: tapar las extremidades es clave para que los recién nacidos no pierdan calor. En este caso, también existen calcetines propios de prematuro.

Compra dos pares por 4€ en Amazon

4. Reductor para silla de coche y paseo

ampliar foto

Las sillas de coche y paseo suelen ser grandes para estos bebés. Para solucionar el problema se puede adquirir un adaptador que proporcione al prematuro más seguridad cuando viaje.

Una opción es este reductor antialérgico; un artículo pensado especialmente para envolver el cuerpo del bebé y mantenerlo en una postura apropiada cuando viaja en coche.

Se ajusta y mantiene su cuerpecito a salvo de los movimientos del camino.

Compra por 26,50€ en El Corte Inglés

5. Chupete para prematuros

ampliar foto

A pesar de la polémica que existe en torno al uso o no de chupetes, durante los dos primeros años de vida del recién nacido pueden ser útiles.

“Llevar chupete durante los dos primeros años de vida no tiene efectos irreversibles en la dentición, calma al pequeño, le ayuda a conciliar el sueño y evita el riesgo de muerte súbita”, explicaba en este artículo Juan Carlos Pérez Varela, presidente la Sociedad de Ortodoncia (SEDO).

Estos dos chupetes son para pequeños entre los 0 y 2 meses y pueden ser los que más se aproximen al tamaño de un bebé prematuro.

Compra dos unidades por 7,50€ en Amazon

6. Una guía para padres de prematuros, hecha libro

ampliar foto

Una guía para padres de niños prematuros puede ser una buena herramienta para entender por lo que han pasado otros y aprender de la experiencia. En el libro Tu bebé prematuro.

Una guía para padres, la autora, la terapeuta y pedagoga Victoria Dana, conoce de primera mano la batalla diaria que enfrentan los padres que, al igual que ella, deben sortear —con angustia y desesperación— un laberinto de hospitales, informes médicos, especialistas y unidades de cuidados neonatales. Muy recomendable.

Compra por 19,19€ en Amazon

7. Tetinas para evitar los cólicos del lactante

ampliar foto

Otra de las opciones que existe en el mercado para prematuros son las tetinas para biberones hechas especialmente para ellos.

Estas en particular son para evitar los cólicos del lactante, una afección que puede ser muy molesta para el bebé y que le lleva a llorar durante horas. Estos cólicos demandan mucha paciencia también por parte de los padres.

Aunque se suelen pasar, normalmente, a los cuatro meses de vida, estas tetinas pueden ayudar a calmarlos porque evitan la entrada de aire.

Compra dos unidades por 9,05€ en El Corte Inglés

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 11 de abril de 2018.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Источник: https://elpais.com/elpais/2018/04/10/escaparate/1523353224_378993.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: