Consejos para comprar la cuna del bebé

Pautas para elegir la cuna más adecuada para el bebé

Consejos para comprar la cuna del bebé

Dª. Isabel de Paula, Matrona del Hospital Clínico de San Carlos
D. José Adame Rodrigo, Responsable de Normativa de Mi Cuna
Dr. D. Luis Miguel Puello Pavés, Médico Pediatra

Elegir la cuna adecuada para nuestro bebé no es tarea fácil, pues consiste en hallar el perfecto equilibrio entre la comodidad, la estética y la seguridad del niño. Veamos las pautas para saber acertar en tan importante elección y el correcto uso que se debe hacer de este mueble infantil.

La cuna debe ser cómoda y segura para garantizar el bienestar del bebé

A la hora de elegir la cuna ideal, lo primero que hay que tener en cuenta es que el mueble debe cumplir con la normativa de la UE que vela por la seguridad de los muebles de ámbito infantil.

Las cunas ajustadas a dicha normativa han pasado una serie de pruebas dinámicas y estáticas que testan la resistencia del mueble.

La normativa vigente de la Unión Europea exige una serie de medidas para velar por la seguridad del niño.

Así, la distancia entre barrotes debe medir entre 45 y 65 centímetros para permitir al bebé sacar su bracito pero no el torso, pues se quedaría enganchado.

También está regulada la altura de los laterales y de los cabezales y la medida de las lamas del somier.

La norma además recomienda poco espacio entre el colchón y los laterales y frontales de la cuna para impedir que el niño pueda meter la mano o el pie y se quede atrapado, aunque ello dificulte meter las sábanas cuando se cambia la cuna.

Características de la cuna

La cuna debe ser cómoda y segura para garantizar el bienestar del bebé. Puede ser de madera o de metal y debe cumplir una serie de condiciones:

– Una buena cuna debe ser amplia para permitir una buena movilidad de piernas y brazos.

– La plataforma donde se apoya el colchón debe ser firme y debe tener varias posiciones, de forma que cuando el niño vaya creciendo podamos ponerla mas baja.

– Las paredes laterales de la cuna estarán formadas por barrotes con una altura de unos 70 u 80 cm y tendrán una separación que impida que el niño pueda sacar la cabeza entre ellos, pero debe permitir una amplia visión al niño. Las paredes del cabecero y los pies pueden estar formadas por barrotes o paneles enteros.

– El colchón tanto de la cuna, como de la cama, debe ser firme. Debemos evitar los colchones excesivamente blandos. No deben usarse almohadas.

Material de las cunas

La madera es el material más utilizado para fabricar cunas, es el más higiénico, y para evitar los golpes, se visten con una línea textil de chichoneras forradas de espuma, una especie de almohadas que se ponen alrededor de los cabezales y laterales para proteger la cabecita y amortiguar los golpes. No obstante hay que tener en cuenta que la cuna es para dormir y no para jugar.

El único riesgo que tienen los niños es rozar su cabeza con los cabezales de la cuna debido a su instinto de buscar un tope para sentirse protegidos, al igual que lo hacían en el interior de la tripa de su madre. Por eso suelen gatear por la cuna hasta que notan un tope en la cabeza.

Para evitar posibles toxicidades con la pintura de la cuna, la normativa obliga a utilizar pintura no tóxica porque el niño tiende a chupar o morder todo lo que tiene a su alcance cuando le empiezan a crecer los dientes.

Funciones de la cuna

En pro de la comodidad de los padres y para mejorar el acceso de éstos a su hijo, los fabricantes incluyen en la cuna un lateral móvil que se baja accionando simultáneamente dos dispositivos. De esta manera se impide al niño accionar él mismo el mecanismo.

Para alargar la vida del mueble, la normativa permite la fabricación de cunas con tres posiciones para que el somier se pueda ir bajando a medida que el niño va creciendo y le impidamos saltar de la cuna cuando sea capaz de ponerse de pie.

Para favorecer el equilibrio entre la seguridad y comodidad, la ley permite fabricar cunas con cuatro ruedas, siempre y cuando dos de ellas tengan freno.

También se puede optar por la solución mixta, dos ruedas y dos patas.

Y si no se piensa mover el mueble y se quiere asegurar la ausencia de movilidad del mueble, el mercado dispone de cunas sin ruedas, es decir con cuatro patas.

El moisés

El moisés es para las primeras semanas de vida, cuando el niño todavía no ha crecido y está más cómodo porque se siente más recogido. En cuanto los padres observan que el bebé empieza a crecer, hay que pasarlo a la cuna, pues el moisés puede llegar a caer si empieza a moverse mucho.

Con los papis o en mi habitación

El traslado de la cuna de la habitación de los padres a la habitación del niño depende de los progenitores.

Obviamente es más cómodo tenerlo al lado para darle el biberón o el chupete, pero es mejor que cuanto antes disfruten de su propio espacio.

Es un error tener a los niños mucho tiempo con sus padres y, sobre todo, meterlo en la cama con ellos cuando llora porque tiene el riesgo de que se acostumbre a ello y no quiera estar solo.

Conviene no confundir la soledad del niño durante el día con que tenga que dormir en su propia habitación. Por eso los pediatras recomiendan tener una radio encendida en su habitación mientras no duerme, para que no se sienta solo.

De la cuna a la cama

El paso de la cuna a la cama es un momento importante tanto para el niño como para los padres. Es uno de los primeros pasos hacia la independencia, ya que a partir de este momento el niño podrá salir de la cama cuando quiera.

El paso de la cuna a la cama va a estar determinado por el desarrollo del niño. El momento apropiado es cuando el niño es capaz de levantarse y saltar por encima de los barrotes.

Esto ocurre, generalmente, hacia los dos años.

A esta edad, el niño puede sentirse incómodo en un espacio tan pequeño y, además, puede ser peligroso si mete las piernas o los brazos entre los barrotes.

Es recomendable hacer el cambio hacia la cama de forma progresiva. Podemos comenzar con las siestas. No conviene hacer el traslado coincidiendo con la llegada de un hermano.

Saber más

Debemos tomar una serie de medidas de seguridad para que no haya accidentes. En la cuna, asegúrese de que el colchón encaja perfectamente. Nunca coloque una cuna cerca de una ventana.

En la cama, durante los primeros meses, se puede colocar una barandilla de seguridad para impedir que se caiga al suelo, especialmente si la cama es más alta de lo normal.

Además, como el niño puede levantarse solo, habrá que procurar que no haya obstáculos en su camino para que pueda deambular libremente.

Источник: https://www.lechepuleva.es/bebe/elegir-cuna

Cómo comprar la mejor cuna para tu bebé: 25 opciones para elegir

Consejos para comprar la cuna del bebé

La Asociación Española de Pediatría recomienda que durante los primeros meses, el bebé duerma en la habitación de los padres en su propia cuna o junto a la madre si desean practicar colecho, por sus múltiples beneficios para el bebé y para toda la familia.

Pero eso no significa que los niños no puedan dormir en una cuna, bien porque prefieren dormir solos al crecer (pasan calor, se mueven demasiado, se despiertan si sus padres se mueven), o porque hay padres que, simplemente, prefieren que cada cual tenga su sitio definido a la hora de dormir.

Así que, si te estás planteando comprar una cuna, te interesa saber qué debes tener en cuenta a la hora de elegirla para que sea segura para el bebé y garantice su correcto descanso. Además, hacemos un recorrido por los diferentes tipos de cunas para que elijas la que mejor se adapta a tus necesidades.

Cómo elegir una cuna segura

La normativa que regula las cunas para bebés y niños fija los criterios de seguridad que deben cumplir las que se venden en la Unión Europea, prestando especial atención a los materiales con las que están hechas, a la distancia de los barrotes en las cunas, a la obligatoriedad de usar frenos en las ruedas…

En España la seguridad de las cunas se basa en la norma UNE-EN 716-1:2018 y UNE-EN 716-2:2018, 'Mobiliario. Cunas y cunas plegables de uso doméstico para niños. Parte 1: Requisitos de seguridad y parte 2: Métodos de ensayo» y publicada su aprobación en el BOE en julio de 2019.

Así que a la hora de comprar la cuna para tu hijo, es aconsejable comprobar visualmente que la cuna dispone de las siguientes medidas de seguridad previstas en la normativa:

  • Tamaño adecuado. Las medidas estándar de una cuna normal son 120 x 60 cm. La cuna debe tener una profundidad desde el colchón hasta el borde de la barandilla de, al menos, 60 centímetros y ser 20 cm más larga que el niño. Si el diseño es de barrotes, estos deben estar separados por una distancia de entre 45 y 66 mm para evitar que el bebé quede atrapado.
  • Acabados seguros. La cuna debe estar elaborada con materiales atóxicos y no contener ninguna pieza que pueda soltarse en manos del niño. Los cantos y formas deben ser redondeadas, sin aristas afiladas o que se puedan astillar. Además, los tornillos y piezas que unen las distintas partes deben quedar bien ajustados y no disponer de salientes o bordes afilados para no ocasionar rasguños.
  • Ruedas sí, pero con freno. Buena parte de los modelos del mercado viene con ruedas para facilitar el traslado de la cuna de una habitación a otra. Al menos dos de ellas tienen que llevar frenos para evitar que los movimientos del bebé puedan desplazarla. Deben estar puestos siempre y únicamente deben desbloquearse en el momento de cambiarla de lugar.
  • Varias alturas de la base de la cuna. El somier debe ser regulable para ir adaptándose a la edad del bebé conforme vaya creciendo: desde unos 60 cm desde el suelo (cuando es muy pequeño), hasta 30 cm cuando el niño crece y bajamos la base. Así impedimos que el niño pueda saltar de la cuna y que para los padres sea más cómoda la tarea de acostarle y levantarle.
  • Barandilla lateral abatible o deslizante, para facilitar el acostar y sacar al bebé de la cuna. Hay que asegurarse de que el mecanismo lleva un sistema de bloqueo doble que el bebé no pueda manipular y que sea lo suficientemente sólido para que no se desbloquee por accidente.
  • Confortable. Los bebés pasan muchas horas durmiendo, y también jugando en su cama cuando van creciendo. Así que es lógico procurar que su cuan sea lo más cómoda posible para él. El colchón y el somier han ser suficientemente rígidos para que el bebé descanse cómodamente sin hundirse y para favorecer la salud de su espalda.

Además, el colchón tiene que encajar perfectamente en el somier, con una holgura mínima de un par de centímetros por cada lado para evitar que quede demasiado justo y se deforme, pero que no queden huecos donde el bebé pueda quedar atrapado.

Clásicas

Asalvo

Responden a la imagen típica de cuna que todos tenemos en mente: con barrotes, de diferentes materiales, que el bebé podrá usar hasta aproximadamente los 2 años, momento en el que suele pasar a una cama. Lo habitual es que vengan con somier regulable en altura, para poder colocar el colchón un poco más alto cuando el bebé es muy pequeño e ir bajándolo cuando crece.

Su principal beneficio es que tienen una vida útil muy larga, algo a tener en cuenta para ahorrar dinero si piensas tener varios hijos. Muchas de ellas, además, permiten quitar los barrotes para permitir que el niño entre y salga solo, por lo que la progresión de la cuna a la cama individual suele ser más sencilla.

¡Por cierto! Hay diseños muy innovadores, que no tienen nada de clásicos y que son perfectos para lo espacios más vanguardistas.

Funcional

Modelo gemelar Nino, de Micuna

Resultan muy prácticas y una opción perfecta si buscas durabilidad con espacio extra. Además de ser seguras, cuentan con cajoneras incluidas en su parte inferior.

Para quienes deseen llevar a su hijo a la habitación en la que se encuentran, existen muchos modelos con ruedas. Con ellos, podrás mover la cuna del bebé sin demasiado esfuerzo.

O también convertirse en gemelar, como el modelo Nino de Micuna, gracias a un sencillo Kit.

Pero las opciones son más extensas:

Evolutivas

Alondra

Son una opción bastante interesante. Estas cunas cuentan con opciones extras, como sus barrotes desmontables, que permiten que cuando el niño esté listo para pasar a la cama de “mayores” solo tengamos que quitarlos y convertir esa cuna en cama. Además del espacio para que el bebé duerma, estas cunas suelen incorporar cajones o estantes que las hacen aún más funcionales.

La gran ventaja de este tipo de cunas es evidente, un ahorro de dinero. No tendrás que comprar una cama (al menos por un buen tiempo), pues irá acompañando a tu hijo en su crecimiento y el resto de las partes de la cuna se reconcierten en mobiliario para la habitación infantil: cómoda, estantería, escritorio…

De colecho

Cotinfant

Si apuestas por dormir pegado a tu bebé, las cunas colecho son una opción para ti. Estar con papá y mamá es una necesidad básica para el recién nacido, y con grandes beneficios. Además, durante los primeros meses de vida, en los que los despertares nocturnos son tan habituales, el colecho se convierte en una excelente solución para el descanso de toda la familia.

Puedes encontrar minicunas o cunas de tamaño medio, destinadas a bebés de pocos meses, y que sólo tienen barrotes en tres lados.

En el otro no, y esto es debido a que ese lateral es el que se aprovecha para adaptarla a la cama de los padres. Normalmente suelen ir con una barandilla extra para poder convertirla en un momento dado en una cuna convencional.

Cuentan con ruedas (como muchos otros modelos) y se adaptan sin problemas a cualquier tipo de cama.

De viaje

Inglesina

Plegables y portátiles, las tienes de diferentes tamaños: desde las más pequeñas, como las cunas moisés o de plegado tijera, para los más pequeños, que puedes transportar fácilmente incluso estando armada.

Pero también se puede optar por las cunas tradicionales desmontables, que puedes armar en apenas minutos. El hecho de que sean transportables no limita su seguridad. Son cómodas para dormir y jugar y una vez plegadas ocupan muy poco espacio.

Además, también se están añadiendo modelos de minicunas de colecho para llevar de viaje.

Y algunas tan completas, que incorporan incluso un cambiador o barra de juegos, para cuando el bebé está despierto.

Es importante prestar atención al tipo de colchón que incorporan. Algunas marcas incluyen una base mullida para facilitar el descanso, mientras que otros fabricantes añaden bases algo más firmes para permitir el juego y ponerse de pie. En cualquier caso, siempre puede adquirirse un colchón complementario que se ajuste a las condiciones deseadas.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Las mejores ofertas de septiembre para bebés en Amazon: sillas de coche, cochecitos, cunas colecho, tronas y más, Cómo debe ser una cuna para considerarla segura

Источник: https://www.bebesymas.com/compras-para-bebes-y-ninos/como-comprar-mejor-cuna-para-tu-bebe-25-opciones-para-elegir

Consejos para comprar una cuna

Consejos para comprar la cuna del bebé

¿Estás embarazada y en busca de una cuna para tu bebé? Sabemos que este momento es emocionante y está cargado de ilusión, al igual que conocemos de las dudas que presentan la mayoría de las madres al elegir ese espacio donde dormirá su pequeño.

¿Has visto varios modelos?, ¿no sabes cuál elegir? no te preocupes, son inquietudes normales, sobre todo si eres primeriza. En este artículo te indicamos cuáles son esos aspectos que debes tener en cuenta para elegir la cuna adecuada, ya que será el espacio individual durante al menos los primeros tres años de vida de tu hijo o hija.

Por supuesto, el diseño es lo primero que ves. A toda madre le causa mucha ilusión los colores, en caso de si será niño o niña, la estructura y que combine perfectamente con el cuarto que has decorado pero, ¿es eso lo más relevante? No del todo.

Hay otras cosas en las que debes fijarte. Por ejemplo, si cumple con todas las medidas de seguridad, los espacios entre los barrotes, la comodidad y resistencia que puede aportar el colchón.

Al verificar estos aspectos no solo compras una cuna bonita, también llevas contigo un espacio seguro donde tu bebé va a estar totalmente a salvo.

Es probable que algunas noches el bebé duerma contigo en la cama, pero no debes por ello descartar la idea de comprar una cuna, porque necesitas un espacio donde haga sus siestas durante el día y un lugar donde esté buena parte del tiempo. 

Debes verificar que la separación entre las barandillas sea la correcta. Entre 4,5 centímetros y 6,5 centímetros es lo ideal. Lo importante es que el bebé no pueda introducir la cabeza entre los espacios y no tenga riesgo de quedarse allí atascado.

Recuerda que a estas edades son muy curiosos. Cuando ya comienzan a sentarse o a gatear quieren explorar y no vaya a ser que les despierte interés ver si su cabeza entra o no por los barrotes. Es por eso que debes verificar que cumplan las normas de seguridad.

La altura debe ser mínimo de 60 centímetros porque esto lo mantiene más resguardado en las etapas en las que ya comienza a pararse. Las barandillas por normativa deben ser totalmente lisas y no tener ningún elemento de los que el bebé se sujete o que los lastime.

Además, esta distancia de separación debe ser lo suficientemente amplia como para que el campo visual, tanto de los padres como del niño puedan ver lo que ocurre en el interior de la cuna y viceversa.

No solo debes constatar los centímetros de separación, sino que el material con el que está elaborada la estructura de la cuna es importante. En este proceso deben utilizarse materiales como pintura, barniz y otros que no resulten tóxicos para el bebé ni que por su diseño lo pongan en peligro.

Mayormente, en el proceso para la construcción de una cuna se utiliza pintura, madera o metal.

  1. La madera: Para darle un mejor acabado se le coloca una o varias capas de barniz. Este material debe ser no tóxico.
  2. Metal: Se emplea un tipo de hierro que ha pasado por varias técnicas industriales para que tome la apariencia de un latón. Se tiñe en distintos colores para que sea más estético a la vista.
  3. Pintura: Como ya te hemos dicho, esta no debe ser tóxica para que no haga daño al bebé. Recuerda que ellos están en una etapa en la que son muy sensibles a todo.

Esta es la base donde reposa el colchón. Hay varios tipos de somier en el mercado, pero una de las características que deben reunir todos es que sea resistente y rígido, de tal manera que no se puedan deformar y no incidir negativamente en el desarrollo de la estructura ósea del bebé.

Puedes verificar las diferentes opciones que hay.

  1. Tela metálica: una de las desventajas que tienes con este material es que resulta más vulnerable a la corrosión y puede deformarse con el tiempo. Por eso, si te decides por un somier metálico verifica que sea muy duradero y resistente.
  2. Elaborado en madera: es más resistente y no se deforma con el paso del tiempo. También permite que el aire pase con mayor facilidad a través del colchón y así el bebé está más cómodo y fresco.
  3. Una sola lámina de madera: Es necesario que si eliges esta opción, el tablón sea bastante fuerte como para resistir el peso del bebé y del colchón.

en nuestra tienda online con total garantía. Envíos a toda España

El colchón será esa superficie donde dormirá el pequeño o estará la mayor parte del tiempo durante sus primeras semanas de vida. Debe ser cómodo y estar diseñado para favorecer la estructura ósea y muscular del bebé.

Los colchones, al igual que el somier, están elaborados de diferentes materiales. Pueden ser de algodón, de lana o de látex, es decir de fibra natural. También los hay de fibra sintética, son bastante resistentes.

El grosor del colchón también es un punto importante, porque depende de la edad del bebé. Si es un recién nacido, la cuna requiere un colchón que tenga un grosor de 3 ó 4 centímetros, mientras que para los niños que ya tienen 2 ó 3 años de edad es mejor uno un poco más grueso. En este caso 6 centímetros es lo ideal.

¿Por qué debes fijarte en la resistencia?

No pienses que tu hijo usará la cuna solo cuando sea un recién nacido. Te será útil hasta que el niño tenga 2 ó 3 años por lo que es preciso contar con un espacio resistente que soporte tanto los 4 kilos de un recién nacido como los 12 ó 14 kilos de un bebé de 2 ó 3 años.

Ajuste del colchón

Tienes que acceder a la cuna en muchas oportunidades para tomar y acostar al bebé. Si el colchón está muy bajo, tu espalda sufre más de la cuenta y puedes terminar con dolores terribles en esa zona.Cuando son recién nacidos y no pueden moverse por sí solos, el colchón debe estar más alto.

El sistema de la cuna tiene que permitir subir el colchón a unos 16 ó 20 centímetros aproximadamente, ya cuando sea más grande, bájalo para evitar que el bebé se salga una vez que pueda sentarse y escalar.

También te puede resultar muy útil que la cuna tenga un cambiador porque así tienes un espacio cercano donde cambiarle el pañal al bebé. Un recién nacido puede defecar entre 4 y 5 veces al día Ese movimiento de sacar al niño y ponerlo en otro espacio, por ejemplo tu cama, es muy traumático para tus músculos y tu espalda. 

Lo ideal es que tengas muy cerca el cambiador para que no tengas que inclinarte demasiado al hacer el cambio de pañal. Así también podrás cuidar tu postura. No querrás lidiar vivir con dolores de espalda y cuello que producen estos movimientos repetitivos.

Este aspecto es opcional. Hay cunas que tienen espacio para que guardes la ropa y accesorios del bebé, bien sea en los laterales o debajo del cambiador. Es bastante cómodo tener todo a mano para atender al niño, pero todo esto depende de tus prioridades y de cómo hayas organizado el espacio para tu pequeño.

Nosotros procuramos que la inversión que se haga en la compra de una cuna sea la mejor y que puedas utilizarla durante bastante tiempo. También te damos la opción de elegir un modelo convertible (cama cuna) que utilizas una vez que el niño o niña sea más mayor.

Las camas cuna son perfectas para ese proceso de transición en el que tu bebé pasa a ser un niño un poco más independiente. También queremos acompañarte en ese momento. Todo depende también del espacio que tengas disponible o si prefieres tener la cuna normal y después adquirir una cama en la que pueda dormir ya cuando crezca.

Otro detalle es la reputación de la marca. No se trata únicamente de la imagen, sino de que en la mayoría de los casos cuentan con la experiencia necesaria como para hacer que este artículo sea lo más práctico y eficiente posible

Si ya has verificado todos los aspectos que te hemos expuesto, en este punto ya tendrás más información sobre cómo elegir la cuna donde dormirá tu bebé.

Una dato adicional: fíjate que la cuna cuenta con la aprobación de Asociación de Fabricantes de Productos Infantiles esto es la garantía de que el producto ha pasado todas las pruebas de resistencia y seguridad, es decir no representa ningún peligro para el niño o niña.

Estamos seguros que estos consejos te van a ser de mucha utilidad y nos hace felices poder ayudarte en esta maravillosa etapa. Contáctanos para que te lleves a casa esa cuna soñada en la que tu bebé y tú tendréis momentos maravillosos que guardarán para el recuerdo familiar.

Son las cunas que se ajustan o se enganchan a la cama. Cuenta con tres bandas, que seria la parte del respaldo la de los pies y la de un lado, ya que en el otro lado queda al descubierto para poder acoplarse a la cama.

Este tipo de cuna, están disponibles en varios tamaños y es ideal para bebés de pocos meses ya que brindan una gran comodidad a la madre y un continuo contacto con el bebé.

– Cuna funcional

Este tipo de cunas son las que llevan un espacio para poder almacenar ropa, juguetes, etc ya que suelen incluir una cajonera debajo del colchón o en alguno de los lados de la cuna.

– Cuna clásica

Es la tipica cuna de madera que siempre nos hemos encontrado y que a veces nos permite quitar una de las barandillas para poder convertirla en cuna.Suelen estar construidas en madera y son muy resistentes al paso del tiempo.

– Cunas de viaje

Si tenemos pensado irnos de vacaciones las cunas de viaje son las ideales para esto, ya que ocupan muy poco espacio gracias a su plegado y suelen ser muy sencillas de montar. Lo único es que por norma general los colchones no son muy bueno y a veces es recomendable adquirir un colchón adicional.

– Cunas convertibles o evolutivas

Esta son las cunas que en función de su configuración, se pueden ir transformando en cama, suelen ser llamadas camas-cuna o tambien a veces se pueden convertir en un pequeño sofa.

– Minicunas

Son pequeñas cunas que se utilizan para los primeros meses de nuestro bebé, suelen ocupar muy poco espacio. A veces se utiliza por comodidad para que duerma en la misma habitación de los padres para luego pasarlos a una cuna en su habitación.

en nuestra tienda online con total garantía. Envíos a toda España

Источник: https://paubebe.es/blog/consejos-para-comprar-una-cuna/

La Mejor Cuna para Bebés en 2021

Consejos para comprar la cuna del bebé

¿Te resultó útil?

(Total: 69 Promedio: 2.4)

Ver la carita angelical de tu pequeño al dormir pacíficamente en su cuna, es uno de los mayores placeres de ser padres. Una cuna donde tu bebé tendrá dulces sueños y descansará tranquilamente. El lugar más seguro para que un bebé duerma durante horas y horas.

Con independencia de cuándo la vayas a usar, la cuna es uno de esos artículos imprescindibles cuando se tiene un bebé. Pero, ¿cómo acertar en la elección? Para ponértelo más fácil, te voy a explicar todo lo que necesitas saber sobre las cunas.  Si quieres enterarte, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una cuna?

Una cuna es una cama pequeña con bordes altos o barandillas en la que duermen los bebés y los niños pequeños.

Aunque puedes usar la cuna desde el primer día en que el bebé llega a casa, muchos padres optan porque su recién nacido duerma con ellos en la misma cama durante unos meses, para pasarle después a la cuna.

Generalmente, las cunas se usan una media de 24 meses, pero dependiendo del peso y la altura del bebé, algunas se podrían usar hasta los cuatro o cinco años.

El momento adecuado para trasladarlo de la cuna a la cama varía de un bebé a otro. Sin embargo, un signo de que tu pequeño está listo para dar el siguiente paso, es cuando ya no cabe en la cuna o cuando puede escapar de ella con el mínimo esfuerzo.

¿Dónde Comprar una cuna?

Puedes comprar una cuna en cualquier sitio donde vendan artículos para bebés: tiendas de barrio,  tiendas grandes especializadas en maternidad, grandes almacenes y tiendas on line. Al ser uno de los artículos imprescindibles cuando se tiene un bebé, es también uno de los que nunca faltan en las tiendas.

La ventaja de las tiendas online frente al resto es que es más cómodo, suelen tener mejores precios y puedes comparar fácilmente marcas y precios.

Es importante que, si al final, te decantas por comprar por Internet, no te fijes sólo en el precio. Ten en cuenta también la política de devolución de cada tienda online. Está claro que todas te van a permitir devolver la cuna si está defectuosa, pero ¿qué pasa si simplemente no te gusta o no se ajusta a lo que esperabas? ¿Vas a poder devolverla sin problema y sin coste?

Con Amazon, sí, ya que puedes devolver cualquier producto sin tener que dar explicaciones, de forma rápida y sencilla y sin coste alguno.

Además, la variedad de cunas que ofrece Amazon es lo suficientemente extensa como para que encuentres una que te encaje. La recibirás en cuestión de horas o días (5 días laborables máximo) en función del tipo de envío que elijas. Asimismo, sus precios son siempre inferiores a las tiendas físicas.

Para facilitarte las cosas, en esta página te dejaré las mejores ofertas actualizadas que vaya encontrando.

Cunas estándar

Las cunas estándar son la típica cuna rectangular de barrotes. Son las más populares y, por tanto, las más vendidas. No se pliegan y carecen de cajones u otros elementos funcionales. Si solo quieres un lugar para que tu bebé duerma, una cuna estándar te servirá.

Moisés

Las cunas moisés, también denominados capazos o cucos, son modelos compactos que proporcionan al bebé recién nacido un entorno seguro para dormir. Se caracterizan por tener forma ovalada y una capota abatible.

Por lo general, son menos costosos que una cuna estándar y la mayoría tienen ruedas para poder moverlos fácilmente de una habitación a otra.

Por contra, los puedes usar durante mucho menos tiempo que una cuna estándar ya que son más pequeñas y en unos meses tu bebé ya no cabrá.

Multifuncionales

Suelen incluir cajones, una mesa o incluso un cambiador. En definitiva, un mueble que puede tener muchas funciones. Son perfectas para habitaciones de dimensiones reducidas.

Cunas de viaje

Estas cunas son compactas, ligeras y plegables o desmontables para poderlas llevar en el equipaje cuando viajas. Son perfectas para los padres que necesitan viajar con sus hijos a menudo.

Cunas colecho

Es una cuna estándar, pero uno de los laterales se puede bajar o quitar para acoplarlo a tu lado de la cama. De esta forma, el bebé puede dormir contigo en la misma habitación, pero con un espacio solo para él.

Cunas convertibles

Este tipo de cunas es uno de los muebles para bebés más funcionales que puedes comprar, ya que al principio tendrás una cuna y cuando el bebé esté preparado, podrás transformarla en una cama o en una cama con una mesa o una cómoda, dependiendo del modelo que elijas.

Minicunas

Son las cunas para el recién nacido. Una cuna normal será muy grande para un bebé así que te aconsejo primero comprar una minicuna para que tu bebé esté tranquilo y a gusto.

Y por supuesto, no te olvides de elegir un buen colchón para esa cuna.

¿Cómo elegir la cuna que más te conviene?

Si quieres elegir la cuna más adecuada para ti y para tu bebé, ten en cuenta los  siguientes aspectos:

Seguridad: la cuna debe cumplir con la normativa europea vigente en seguridad para cunas. La mejor manera de asegurarse de que cumple con los últimos estándares de seguridad, es comprarla nueva. Si es posible, evita comprar o aceptar una cuna de segunda mano. Es posible que los modelos antiguos no cumplan con las normas de seguridad actuales o que no estén en buen estado.

Soporte de colchón: una base de metal o de madera resistirá mejor a un niño que salta o se pone de pie, que una base de aglomerado o un tablero contrachapado.

Altura ajustable del somier: esto permite poner el colchón más elevado durante los primeros meses y así colocar al bebé más fácilmente; y bajarlo a medida que el bebé crece para que no pueda salir de la cuna y tener una caída.

Movilidad: muchas de las cunas, sobre todo las portátiles y minicunas, tienen ruedas para facilitar trasladar la cuna de un sitio a otro cuando sea necesario. Es importante que las ruedas tengan freno para que no se mueva.

Forma de la cuna: Las cunas redondas u ovaladas son elegantes y originales, pero ten en cuenta que encontrar un colchón o ropa de cama para estas formas especiales, es más difícil.

Límite de peso y edad: las cunas, como cualquier otro artículo para bebés, tienen límite de edad y peso. La mayoría están diseñadas para usarlas desde que nacen hasta los 3-4 años de edad, aunque las convertibles se pueden usar hasta los 9 años aproximadamente.

¿Cuál es la mejor cuna?

No hay una mejor cuna, sólo las más adecuadas para ti y para tu bebé. Es importante que tengas en cuenta los aspectos que he mencionado antes para elegir correctamente.

De todas formas, para hacértelo más fácil, he hecho una tabla comparativa (la actualizo frecuentemente) con mi selección de las que considero las mejores cunas estándar. Esta tabla se basa tanto en mi propia experiencia como en la de otros padres y madres.

Si te interesan otras cunas como las de colecho o las de viaje, por favor, pincha en el botón correspondiente para obtener toda la información que necesitas.

Ver Cunas de Colecho Ver Cunas de Viaje Ver Cunas Convertibles Ver Minicunas

También te puede interesar: ver cunas baratas o minicunas baratas.

Cuna Micuna Sweet Bear Basic

La Micuna Sweet Bear Basic es una cuna de diseño clásico y bonito de madera de haya. Es fácil de montar y tiene unas dimensiones de 120 x 60 cm. Se puede utilizar desde que el bebé nace hasta los 3 años de edad aproximadamente.

El somier cuenta con dos posiciones de altura para que durante los primeros meses resulte más fácil meter y sacar al bebé de la cuna.

Uno de los laterales es abatible para convertirla en una cuna de colecho. Además, los dos laterales se puede subir y bajar en dos posiciones, lo que facilita la entrada y la salida del bebé en brazos.

Tiene 4 ruedas, 2 de ellas con freno, para trasladarla fácilmente de un lugar a otro de la casa, así como para fijarla con seguridad a un sitio determinado.

Las ranuras en la parte frontal y posterior facilita el paso de aire en ambientes cálidos.

Cuna Asalvo

La cuna Asalvo es una cuna funcional y cómoda de 120 x 60 cm, hecha de madera de haya. Es fácil de montar y se puede utilizar desde los 0 meses hasta los 4 años de edad aproximadamente.

Uno de los laterales se puede subir y bajar para meter y sacar al bebé más fácilmente. Asimismo, el somier es regulable en 3 posiciones de altura.

Tiene 4 ruedas, 2 con freno, para moverla fácilmente de un sitio a otro, así como para fijarla con seguridad a un sitio.

Cuna Star Ibaby Dreams Sweet

La Cuna Star Ibaby Dreams es una bonita cuna de madera de haya de 120 x 60 cm. De fácil montaje, se puede usar desde el nacimiento del bebé hasta los 3 años.

El somier se puede colocar en diversas alturas para que la cuna se adapte perfectamente al crecimiento del niño. Asimismo, uno de los laterales se sube y se baja para poder meter y sacar al bebé de la cuna más fácilmente.

Actualmente, hay una promoción de cuna + colchón de visco elástica. Dicho colchón consta de una plancha de 1 cm de visco elástica sobre una plancha de 11 cm de poliuretano de alta densidad. Según los estudios pediátricos, esta combinación es perfecta para el sueño del bebé

Además, el material visco elástico del colchón tiene memoria inteligente, adaptándose mientras hay presión, para volver a su postura natural de forma lenta y suave cuando esta cesa. Además, no favorece la proliferación de ácaros y es atérmico, es decir, no transmite ni frío ni calor.

Tiene 4 ruedas, 2 de ellas con freno, para trasladarla fácilmente de un lugar a otro de la casa, así como para fijarla con seguridad a un sitio determinado.

Cuna Mundi Bebé

La Cuna Mundi Bebé es una bonita cuna de madera de 120 x 60 cm. Se monta fácilmente y se puede usar desde los 0 meses hasta los  3 años.

Tiene 5 posiciones de somier, además de un lateral que se sube y se baja, lo que facilita enormemente la entrada y la salida del bebé de la cuna.

Actualmente, hay una promoción de cuna + colchón de visco elástica + protector de colchón impermeable.  El colchón cuenta con una capa superior de 2 cm de visco elástica de 42kg de densidad y un núcleo de poliuretano de gran elasticidad de 25 kg/m3 de densidad que le proporciona firmeza. Es atérmico, anatómico y transpirable.

Tiene 4 ruedas, 2 con freno, para moverla fácilmente de un sitio a otro, así como para fijarla con seguridad a un sitio.

¿Con cuál me quedo yo?

La verdad es que todas son buenas cunas pero si tuviera que elegir una, sería….

Cuna Micuna Sweet Bear Basic

Destaca sobre todo por su excelente calidad, lo que se traduce en una gran durabilidad. Tu hijo la dejará pequeña y aún seguirá como nueva.

Es una de las cunas más vendidas y mejor valoradas, así que si te decides por ella, acertarás seguro.

Источник: https://www.todomaternidad.eu/cunas/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: