Consejos para que el bebé nazca sano

Consejos para que el bebé nazca sano

Consejos para que el bebé nazca sano

En los embarazos hay un riesgo de entre un 2 y un 5% de que el niño nazca con algún defecto congénito. Hoy en día existen muchos métodos preventivos para reducir el riesgo de este tipo de enfermedades, pero estas medidas deben llevarse a cabo antes de que la mujer se quede embarazada.

Un ejemplo de esto es que el ácido fólico se debe empezar a tomar antes de quedar embarazada para prevenir entre otros, la espina bífida del bebé. La espina bífida del bebé es una malformación congénita que ocurre cuando la columna vertebral del bebé no se forma de manera normal. El resultado: que la médula espinal y los nervios que se ramifican hacia afuera podrían resultar dañados.

La alimentación puede influir en el desarrollo del bebé

Este es un punto bastante importante. En el embarazo es esencial seguir una alimentación equilibrada que garantice al bebé el aporte nutritivo necesario.

Esto no quiere decir que te puedas exceder con la ingesta de calorías diarias tanto como desees o tu cuerpo te pida puesto que deberás llevar un control.

Existen numerosas pautas que se deben seguir en cuanto a la alimentación en el embarazo como:

– Evitar comer carne cruda o poco hecha, tampoco se deben comer embutidos crudos. Esto es debido a que pueden contener microorganismos que producen la famosa toxoplasmosis.

Para evitar esto se debe congelar la carne o el embutido a 20 grados bajo cero durante unos días, así se matan a esos microorganismos, aunque los médicos recomiendan evitar esos alimentos durante el embarazo por lo que pueda pasar.

Suprimir el consumo de tabaco. No se debe fumar durante el embarazo y tampoco estar en un ambiente con mucho humo. Esto puede influir en el peso del recién nacido y aumentar el riesgo de algunos defectos.

Si fumas durante el embarazo, también puedes producir que durante la infancia el niño pueda llegar a desarrollar algunos problemas respiratorios. Estos efectos también pueden presentarse en los bebés de madres fumadoras pasivas.

Los huevos poco hechos tampoco son una buena opción, pero tampoco lo son las mayonesas caseras. Estos alimentos pueden producir salmonelosis. Una infección por salmonela que afecta al tubo neural.

No comer queso blando no pasteurizado, podría producir listeria. Esto puede ser perjudicial para el bebé. Para la madre puede ser simplemente una gripe suave, pero puede tener graves consecuencias para el bebé.

– Evitar comer hígado. El hígado tiene un contenido de vitamina A muy alto. Además de esto es donde se acumulan la mayoría de los productos tóxicos que el animal puede haber ingerido.

Disminuir el consumo de sal.

– Durante el embarazo no se deben tomar bebidas alcohólicas de ningún tipo. Esta es la primera causa no genética de retraso mental. Además de esto incrementa el riesgo para defectos congénitos físicos, puede disminuir el cociente intelectual de los niños y causar problemas de aprendizaje.

No ingerir mucho café o té ni bebidas que contengan cafeína. Aunque puedas tomar algún café en algún momento lo mejor es evitarlo.

Algunos estudios realizados, aunque no están comprobados científicamente, aseguran que el consumo de café en el embarazo podría llegar a aumentar el riesgo de abortos espontáneos.

Es mejor que estas precauciones se lleven a cabo antes de quedar embarazada ya que los abortos pueden ser muy precoces.

Las drogas también son un factor de riesgo

Efectivamente las drogas son también un factor de riesgo en medicina para que en bebé no nazca sano y para el embarazo en general. Especialmente la cocaína y la mezcla de varios tipos de drogas podría hacer que el desarrollo del feto y su salud no sean adecuados. Esto puede producir malformaciones congénitas y otras posibles complicaciones.

La edad de los padres es un factor a tener en cuenta

En las edades superiores a los 34 años (madre) el riesgo de que se produzcan anomalías en el número de cromosomas (como el síndrome de Down) también aumenta.

Es importante, además, destacar que el riesgo de las anomalías relacionadas con la edad de los progenitores suele estar más relacionado con la edad de la madre y no con la del padre.

Las anomalías causadas por parte de la edad del padre son menos conocidas porque estas suelen ser menos comunes.

Para evitar el riesgo de un embarazo por la edad, lo mejor es la planificación de los embarazos a una edad más temprana. Sin embargo, si ya estáis ambos en edad de riesgo siempre podréis haceros pruebas de diagnóstico prenatal que suelen ser bastante eficientes.

Los rayos X

Las mujeres embarazadas no deben exponerse a los rayos X.

Hoy en día se sabe que el riesgo para que los fetos desarrollen defectos congénitos se produce cuando las dosis de radiación que llegan al útero son muy altas.

Si durante el embarazo tienes algún problema médico o enfermedad que requiera de una radiografía no debes alarmarte sino simplemente informar a tu médico para que te proteja y te exponga a las menores dosis de radiación posible.

Embarazos, enfermedades e infecciones

Las infecciones son un riesgo para el embrión y el feto. La rubéola, la varicela, la toxoplasmosis y el citomegalovirus producen un aumento del riesgo de enfermedades congénitas en el feto si la madre las ha padecido durante el embarazo. Otras como el SIDA o la hepatitis, aunque no produzcan malformación, pueden también transmitirse al bebé.

Se debe acudir al médico para que te informe de las medidas preventivas contra infecciones y enfermedades. Antes de quedarte embarazada lo mejor es que acudas al médico y revise si estás vacunada contra la rubeola, la varicela, la toxoplasmosis y el citomegalovirus. En caso de que no sea así, deberás vacunarte y esperar al menos tres meses hasta quedarte embarazada.

Para evitar estas infecciones además de seguir las recomendaciones anteriormente citadas, deberás seguir unos hábitos de higiene bastante rigurosos. No compartas utensilios con otros, evita el contacto con personas que estén enfermas y lávate las manos con frecuencia.

En cuanto a las enfermedades, depende del tipo de enfermedad esta podría, como ya veíamos, afectar al bebé o no. La diabetes, la epilepsia o las alteraciones del tiroides podrían suponer un riesgo si no se lleva un control los suficientemente riguroso. Si tomas medicación deberás comunicarle al médico tu embarazo para que pueda adaptar tus medicamentos a la nueva situación.

Si tuvieses alguna enfermedad durante el embarazo deberás acudir a tu médico con urgencia, las mujeres embarazadas no deben automedicarse. De hecho, aunque la mujer embarazada sepa que el medicamento que se quiere tomar no afecta al embarazo este se debe tomar bajo prescripción médica.
 

Ejercicio, ¿sí o no?

Es importante que las madres se mantengan activas durante todo el embarazo a no ser que el médico nos recomiende lo contrario.

En cambio, no se deben realizar ejercicios de intensidad o de impacto fuerte. Lo recomendado es hacer ejercicio suave, como caminar o el Pilates.

Esto ayudará a que el peso durante el embarazo no aumente exageradamente y que puedas mantenerte flexible durante este periodo.

Cuando te has quedado embarazada no es momento de experimentar con cosas nuevas. Lo mejor es que una madre durante los tres primeros meses no haga nada que no haya hecho antes de quedarse embarazada para evitar riesgo de aborto.
 

El contacto con los gatos y la toxoplasmosis

Los gatos pueden ser portadores de Toxoplasma gondii, bacteria que produce la famosa toxoplasmosis de la que antes hablábamos.

Si estás embarazada y tienes un gato deberás acudir a tu médico a que te haga un análisis para ver si has pasado esta infección.

Si no la has pasado debes evitar cualquier contacto con las heces de gato, lavarte las manos cada vez que lo toques, usar guantes cuando manipules sus cosas y evitar también que este te lama.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/consejos-para-que-el-bebe-nazca-sano-11020

Todo lo que hay que evitar para que tu bebé nazca sano

Consejos para que el bebé nazca sano

La preocupación de una madre embarazada siempre está presente. Y es lógico. Sobre todo si eres primeriza. Tener un bebé es una gran responsabilidad y de ti depende de que el feto se desarrolle y nazca con normalidad.

Bien es cierto que nadie está preparado para un contratiempo y en ocasiones, dicho contratiempo no depende de la madre.

Pero bien, hecha esta salvedad lo que nos hemos propuesto en este post es darte algunos consejos para que todo se desarrolle con normalidad. Y más en concreto vamos a ver qué es lo que hay que evitar para evitar (valga la redundancia) el riesgo.

Por cierto, ponte en contacto con nosotros si también tienes intención de contratar un seguro médico de embarazo. Te daremos la mejor solución, ya verás. Y dicho esto vamos a ver esas cuestiones que te conviene evitar si estás embarazada. También puedes optar por un seguro médico completo.

Sobre alimentos

No es conveniente que tomes carne cruda de cerdo porque existe un parásito que te puede hacer contraer una gripe. Tampoco tomes pescado crudo, en ninguna de sus manifestaciones por el riesgo del anisakis.

El pescado, que es saludable, muy bien cocinado. También hay que ir con cuidado con los peces que pueden tener mercurio como el pez espada y el salmón.

Las frutas y verduras son muy necesarias pero ten la precaución de lavarlas con agua abundante.

Tabaco

No nos vamos a alargar en este asunto. Seguro que sabes de sobra lo malo que es el tabaco para el feto. Tanto si fumas activamente como pasivamente. Así que cigarrillos, ni uno. Ojo con el cigarrillo electrónico. Se está demostrando que es igual de perjudicial.

Drogas

Tanto las blandas como las duras. Todas afectan al feto. Si las consumías antes de quedarte embarazada pero ya no lo haces no hay que preocuparse. Las drogas sólo perjudican al bebé cuando atraviesa la placenta.

Alcohol

Sumamente perjudicial. El alcohol puede provocar en el bebé malformaciones. También puede provocarte un aborto. No hay ningún estudio que indique qué cantidad de alcohol se puede tomar en el embarazo. Nuestro consejo es que no tomes ni una gota durante los nueve meses.

Sustancias tóxicas

En este apartado hay que tener mucha precaución con los disolventes. En tu lugar habitual de trabajo haz una lista de lo que tocas o respiras habitualmente. Sí que se ha demostrado que los disolventes alteran el desarrollo del feto.

Ten cuidado porque los disolventes los puedes inhalar, se pueden absorber vía oral e incluso a través de la piel. Toma algunas medidas, como por ejemplo, ponerte guantes, ventilar bien todas las estancias en las que te encuentras o ponerte una mascarilla.

Más vale prevenir que curar, ¿verdad?

Sobre la cosmética

Puedes continua utilizando cremas para la cara excepto las que tienen ácido retinoico. Según los especialistas. En cuanto a las cremas anticelulíticas, y según la revista Ser Padres, es mejor dejarlas para después del embarazo y combatir la celulitits dando paseos.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es el tinte en el pelo. Si jamás te has tintado, no lo hagas durante el embarazo porque en algunas ocasiones puede producir ciertas alergias. Si no las hecho antes de quedarte embarazada no corres ningún riesgo.

Mascotas en casa

En el período de embarazo hay que cuidar la higiene de la mascota ante el peligro que pueda introducir en casa algunos parásitos.

Si tienes gatos o perros, lávate muy bien las manos y muy a menudo, sobre todo antes de tomar alimentos. Si vas a limpiar la caja del gato, mejor que utilices guantes.

Esto por lo que hace referencia a mascotas domésticas. Es mejor que no te acerques a perros y gatos callejeros.

Obras en casa

Si tienes intención de hacer obras en casa, mejor que lo dejes una vez haya nacido tu bebé. Lo hemos avanzado anteriormente. No son buenos los disolventes que se puedan utilizar en estas obras y tampoco son aconsejables las pinturas.

Evitar por último las radiaciones

No hay todavía estudios que demuestren si las radiaciones de determinados aparatos como los móviles son nocivas. Pero por si acaso, aléjate de ellas. Si tienes que hacerte una radiografía no debes dejar de informar al médico de tu estado.

Pues bien. Todas estas cosas son las que deberías evitar en caso de que estés embarazada para que todo salga a la perfección.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Crees que son útiles y acertados? Si es así, comparte este post por tus redes sociales y haznos llegar tus comentarios. Estaremos encantados de que lo hagas.

Источник: https://www.preciaco.com/blog/index.php/todo-lo-que-hay-que-evitar-para-que-tu-bebe-nazca-sano/

Para que nazca sano

Consejos para que el bebé nazca sano

La mejor forma de prevenir estas alteraciones es mediante información sanitaria y por eso la Fundación desarrolla el programa «Para que Nazca Sano», con el que ofrece recomendaciones tanto a las futuras madres como a los futuros padres.

Las recomendaciones relacionadas con las exposiciones a factores ambientales, como alcohol, tabaco (incluyendo la mariguana), todas las drogas ilegales, no tomar medicamentos sin acudir al médico, e iniciar la ingesta de ácido fólico (a dosis de 0,4mg), etc.

, tienen que ponerlas en marcha tanto el hombre como la mujer, desde tres meses antes de abandonar el método anticonceptivo y seguirlas, el hombre, hasta que se cumpla la segunda falta de la regla.

La mujer, durante todo el embarazo, salvo el ácido fólico que debe consultar con su médico sobre si debe seguir usándolo después del tercer mes de embarazo.

La razón de que el hombre también siga las medidas preventivas y de que los dos las inicien 3 meses antes de empezar a buscar el embarazo, se debe a que los conocimientos científicos actuales han demostrado que es importante proteger la formación de los gametos tanto masculinos (espermatozoides) como femeninos (óvulos), ya que esos factores ambientales pueden alterar su desarrollo y maduración, y pueden dar lugar a abortos espontáneos muy precoces (la mujer no llega a saber que estuvo embarazada) y otros más tardíos, malformaciones y otros tipos de defectos congénitos.

Recomendaciones a los padres de las futuras madres

  • 1. Cumplan los planes de vacunación establecidos para la infancia y adolescencia, porque evitarán enfermedades infecciosas. Una de ellas, la rubéola, supone un grave riesgo para la futura descendencia si se padece durante el embarazo.
  • 2. Informen a sus hijos de que la maternidad en la adolescencia, aparte de otros problemas, supone un mayor riesgo de defectos congénitos.

Para las parejas ante la decisión de ser padres

  • 3. Acudan al médico cuando decidan ser padres. Infórmenle de su estado de salud, así como de posibles enfermedades hereditarias en su familia, y pídanle información antes del embarazo.
  • 4. Aprovechen las edades jóvenes para tener hijos. A partir de los 35 años de edad de los padres, en especial de la madre, el riesgo de alteraciones en la descendencia aumenta considerablemente.
  • 5. Desde el momento en que se intente, o no se evite, el embarazo deben actuar como si ya se hubiera producido. No deben esperar hasta el momento de confirmarlo, porque esto no tendrá lugar hasta unas semanas después de que se produzca. Es muy importante que el embrión esté protegido especialmente en esas primeras semanas ya que es cuando se desarrollan todos los órganos del futuro bebé. A partir de la visita al médico previa al embarazo, y de acuerdo con su prescripción, la mujer deberá iniciar la toma de ácido fólico (una vitamina del grupo B). Debe tomarse desde antes del embarazo hasta el final de la semana 12 de gestación (14 desde la fecha de la última regla). De esta forma se reduce el riesgo para ciertos defectos congénitos, como espina bífida y cardiopatías.

Sobre la alimentación y otros consumos de la embarazada

  • 6. Su alimentación durante el embarazo debe ser, además de suficiente, variada, equilibrada y sana, como la dieta mediterránea.
  • 7. No consuma hígado durante el embarazo, si acaso de forma muy esporádica, no ingiera carnes crudas o poco cocinadas porque pueden transmitir la toxoplasmosis. Las frutas y verduras crudas deben ser cuidadosamente lavadas.
  • 8. Disminuya el consumo de sal.
  • 9. Durante el embarazo no tome bebidas alcohólicas de ningún tipo.
  • 10. No ingiera mucho café ni bebidas que contengan cafeína como las bebidas de cola.
  • 11. Suprima el consumo de tabaco. No se debe fumar durante el embarazo y evite ambientes con humo y tabaco.
  • 12. No consuma otro tipo de drogas durante la gestación. Entre ellas, la cocaína supone un alto riesgo para defectos congénitos.

Sobre actividades de la mujer embarazada

  • 13. Extreme durante el embarazo la observación de las normas de higiene personal, de los alimentos y del entorno que le rodea.
  • 14. La mujer embarazada debe evitar el manejo de substancias o productos tóxicos. Debe, igualmente, cuidarse de no estar próxima a depósitos o almacenes de tales productos o substancias sin las adecuadas medidas de seguridad.
  • 15. Procure no realizar durante el embarazo actividades que exijan un esfuerzo físico considerable, que obliguen a permanecer en ambientes nocivos, o que impliquen exposiciones a otros peligros o riesgos. En caso necesario, solicite el traslado temporal.
  • 16. Es especialmente importante que la mujer embarazada tome precauciones en el contacto con animales, ya que pueden ser transmisores de ciertas enfermedades que conllevan un riego durante el embarazo. Por ejemplo, la toxoplamosis, que es transmitida por los gatos.

Sobre ayudas especializadas

  • 17. Acuda al médico en cuanto sepa que está embarazada. Mantenga un estrecha relación y colaboración con el médico, consultándole ante cualquier problema que se presente, por pequeño que parezca. Asimismo, y aunque en principio no exista ninguna complicación, es en todo caso aconsejable mantener un control periódico de las gestación por parte del ginecólogo o médico de familia.
  • 18. No se automedique y no varíe el tratamiento que, en su caso, haya establecido el médico.
  • 19. Siempre que le sea posible, siga junto con su pareja, un curso de preparación al parto.
  • 20. Si se le presentan problemas no estrictamente médicos, no dude en consultarnos al Servicio de Información Telefónica para la Embarazada (SITE): 918 222 436.

Para el varón

  • 21. Conozca las anteriores recomendaciones, y colabore con su mujer para que pueda seguirlas fácilmente.
  • 22. Prepárese para compartir el embarazo con su mujer hablando de estas recomendaciones y participando en las sesiones de preparación al parto, acompañándola durante el mismo.

Источник: http://www.fundacion1000.es/para-que-nazca-sano

Diez consejos para un embarazo sano y feliz

Consejos para que el bebé nazca sano

Para tener un buen embarazo no sólo hemos de fijarnos en la salud física. Estar sana es fundamental en estos momentos, pero también estar mentalmente tranquila, preparada y feliz. Por ello vamos a dar diez claves para un embarazo sano y feliz, en el que mente y cuerpo se combinan en armonía para dar la bienvenida a un nuevo miembro en nuestras vidas.

Comer y beber sano durante el embarazo

La dieta ha de ser variada y equilibrada. Lo importante es tomar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, pero no en grasas. La dieta ha de ser variada a base de verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres, sin olvidar el aporte diario de proteínas de carne y pescado.

Una dieta sana icluye mantener una hidratación correcta. Beber la suficiente agua y leche que nos aporte calcio es fundamental. También podemos tomar zumos, mejor naturales y no azucarados. Por supuesto, olvidémonos de las bebidas alcohólicas y del café.

Tomar los suplementos vitamínicos recomendados

Para complementar una dieta sana el médico nos recomendará determinados complementos vitamínicos que incluyan ácido fólico, junto a otros suplementos vitamínicos y de minerales también beneficiosos para el embarazo, como hierro, yodo, calcio… De este modo ayudamos al feto a desarrollarse adecuadamente evitando carencias que podrían causar complicaciones tanto para el bebé (bajo peso, espina bífida…) como a la madre (anemia, preeclampsia…).

Realizar ejercicio durante el embarazo

Para nuestro bienestar y una ganancia de peso ideal es fundamental realizar ejercicio físico adecuado a nuestro estado. Ya sea natación, yoga, caminar, el método pilates…

Mediante la realización de un ejercicio moderado y constante conseguiremos que mejore nuestra condición cardiovascular y muscular y favoreceremos la corrección postural. Todo ello proporcionará a la embarazada una mejor condición física general y le permitirá enfrentarse al trabajo del embarazo y parto con menos riesgos.

Acudir a las visitas médicas

Visitar periódicamente al ginecólogo para hacernos las pruebas correspondientes y obtener una asistencia prenatal adecuada.

Así haremos un seguimiento tanto de la salud del bebé como de la nuestra, teniendo la posibilidad de consultar al especialista todas nuestras dudas y temores, así como hablarle de nuestro plan de parto.

Las pruebas prenatales nos aportarán tranquilidad, nos ayudarán a «acercarnos» al bebé y con las ecografías tendremos sus primeras imágenes para el recuerdo.

Usar una ropa adecuada

Debemos llevar ropa cómoda (incluidos los zapatos), adecuada al aumento de peso y volumen que experimentamos. Ello ayudará a que la sangre circule mejor, a que nuestros movimientos sean correctos y no forzados y a que la piel se mantenga sana.

No se trata de ir vestidas como sacos de patatas, ya que afortunadamente estar embarazada ya no está reñido con ir a la moda, y muchas tiendas venden bonitas prendas premamá.

Los tacones pueden esperar, pero sentirnos a gusto y guapas con un «envoltorio» bonito favorece un bienestar psíquico importante en estos momentos.

Mimar nuestra mente durante el embarazo

Si dedicamos tiempo a cuidar nuestro cuerpo, también hemos de guardar tiempo para nuestra relajación y el cuidado de nuestra mente. No sólo el cuerpo está más vulnerable durante el embarazo.

Buscar nuestra tranquilidad y hacer ejercicios de relajación en casa nos ayudarán a sentirnos mejor. No hemos de aparcar las actividades que nos gustan como ir al cine, leer, salir al campo, manualidades.

..

Cuidar nuestra piel

Durante el embarazo es fundamental aplicarnos cremas solares protectoras para evitar las manchas en la piel y las quemaduras.

Debido a la acción de las hormonas, la piel de la embarazada sufre alteraciones como la hiperpigmentación.

También son importantes las cremas antiestrías, que previenen la aparición de esas cicatrices con el estiramiento de nuestra piel, con especial atención durante los meses finales, cuando la piel se estira a ritmo muy rápido.

Hidratar todo el cuerpo tras el baño o la ducha nos regala un momento de relajación. Los masajes suaves tras el ejercicio nos ayudan a sentirnos mejor.

Por supuesto, la hidratación externa hay que complementarla con la interna, bebiendo abundantes líquidos como ya hemos comentado en el punto referido a la nutrición.

Todo combinado hará que aumente nuestro bienestar al sentirnos más cuidadas y guapas.

Un buen descanso durante el embarazo

Dormir y descansar lo que nos pida el cuerpo es muy importante. El cansancio y el sueño pueden acompañarnos desde el primer momento como uno de los primeros síntomas de embarazo, y con suerte irán desapareciendo.

Pero es más que probable que volvamos a sentirnos muy cansadas y somnolientas en la fase final del embarazo.

Es lo que el cuerpo necesita, y debemos escucharlo, descansando en la medida de lo posible, sin olvidarnos de que el ejercicio moderado hará que descansemos y durmamos mejor.

Las clases de preparación al parto

Asistir a las clases de preparación al parto puede resultar muy beneficioso tanto para nuestra salud física como mental. Relacionarse con otras embarazadas y compartir experiencias abre nuestra mente al descubrir que no somos las únicas que tenemos dudas o temores.

También nos sirven para adquirir conocimientos y consciencia sobre los cambios en nuestro cuerpo, conocer conceptos sobre las fases del parto, la higiene del bebé o la lactancia nos ayudarán a sentirnos más preparadas para los cambios que se avecinan. A través del conocimiento se genera una autoconfianza importante gracias a la seguridad, y el ser padre empieza a vivirse ya. En la medida de lo posible, es bueno compartir estas clases acompañadas por la pareja.

Comunicarnos con el bebé

Hablarle al bebé, comunicarnos con él, ponerle música, hará que lo sintamos más cerca, preparándonos para el momento en el que realmente llegue a nuestros brazos. Conocer cómo va siendo su evolución mes a mes, cómo va creciendo en nuestro vientre, escribirle alguna carta, llevar un diario de nuestro embarazo, responder a sus pataditas…

Todas estas sencillas actividades lograrán que la vida que se gesta en nuestro seno nos llene más de vida a nosotras. Las posibles molestias de nuestro embarazo se olvidan en estos momentos de comunicación.

No lo olvidéis, para tener un embarazo sano hace falta un embarazo feliz. Hemos de cuidar mente y cuerpo en esta etapa tan delicada de nuestra vida, cargada de emociones y sensaciones a veces contradictorias. Espero que estos consejos para lograr un embarazo sano y feliz os animen a afrontar esta etapa de vuestras vidas con un talante optimista y lleno de vitalidad.

En Bebés y más | Cómo prepararse para el embarazo, Los primeros síntomas de embarazo, Los diez pilares de un puerperio feliz, Recomendaciones para el ejercicio durante el embarazo

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/diez-consejos-para-un-embarazo-sano-y-feliz

¿Qué pueden hacer los padres para promover la buena salud de su bebé antes de que nazca? | NICHD Español

Consejos para que el bebé nazca sano

Los cuidados en la preconcepción son los cuidados que recibe una mujer antes de quedar embarazada. 

Las mujeres pueden tomar las siguientes medidas antes de embarazarse para promover un embarazo saludable y el nacimiento de un bebé sano1:

  • Desarrollar un plan para su vida reproductiva.
  • Aumentar la ingesta diaria de ácido fólico (una de las vitaminas B), que debe ser de por lo menos 400 microgramos.
  • Asegurarse de tener las vacunas al día.
  • Controlar la diabetes y otras enfermedades.
  • No fumar, beber alcohol o consumir drogas.
  • Tratar de tener un peso saludable.
  • Conocer sus antecedentes familiares y los de su pareja.
  • Sentirse bien emocionalmente y evitar el estrés.

También es importante que la mujer se comunique con su médico de inmediato si cree que puede estar embarazada. Así, el médico podrá confirmar el embarazo y fijar el primer examen prenatal.

¿Qué son los cuidados prenatales?

Las mujeres pueden aumentar la probabilidad de tener un embarazo saludable si reciben cuidados prenatales regulares desde las primeras etapas del embarazo, se alimentan adecuadamente, hacen ejercicio y no fuman.

Los cuidados prenatales son los cuidados que recibe una mujer durante el embarazo. Las visitas prenatales regulares a un médico desde el inicio del embarazo son importantes tanto para la salud de la madre como del feto en desarrollo.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, las mujeres que no reciben cuidados prenatales son tres veces más propensas a dar a luz un bebé con bajo peso que las que sí los reciben.

La falta de cuidados prenatales también puede aumentar el riesgo de muerte del bebé.2

Tanto la duración de las visitas prenatales como lo que sucede durante las mismas varía según la semana de embarazo que se cursa. En general, en cada visita la mujer brinda una muestra de orina y una enfermera le controla el peso y la presión arterial. También habla con el médico sobre cómo avanza el embarazo.

Nutrición prenatal

Las mujeres embarazadas necesitan más ácido fólico (una vitamina B) y ciertos otros nutrientes en su dieta para garantizar que el bebé nazca sano.

Las investigaciones muestran que tomar suplementos de ácido fólico durante el embarazo puede prevenir un tipo de defectos congénitos llamados defectos del tubo neural  .

En general, el médico de una mujer embarazada le recomendará tomar un suplemento de vitaminas prenatales.

El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés) recomienda a las mujeres con peso normal antes del embarazo aumentar la ingesta de alimentos en alrededor de 300 calorías por día durante el embarazo.

3El aumento de peso total que debería tener una mujer durante el embarazo depende de su peso antes del embarazo. Las mujeres con un peso saludable antes del embarazo deberían aumentar entre 25 y 35 libras durante el embarazo.

El aumento de peso recomendado es diferente para mujeres que tenían sobrepeso o peso bajo antes del embarazo.4

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ofrece una herramienta en línea (https://www.choosemyplate.

gov/browse-by-audience/view-all-audiences/adults/moms-pregnancy-breastfeeding ) que puede ayudar a las mujeres embarazadas o amamantando a planificar sus comidas para asegurarse de tener una nutrición óptima, la cual se determina mediante el consumo de grupos específicos de alimentos y según la etapa del embarazo.

Puede encontrar más información sobre el aumento de peso durante el embarazo en la sección «¿Cuál es el aumento de peso apropiado durante el embarazo?».

Ejercicio durante el embarazo

El ACOG recomienda a la mayoría de las mujeres embarazadas hacer ejercicio durante 30 minutos o más por día. El ejercicio puede ayudar a mejorar muchos de los síntomas molestos que tienen algunas mujeres (como distensión abdominal, hinchazón y dolor de espalda). También puede ayudar a mejorar la capacidad de una mujer para enfrentar el trabajo de parto.5

El ejercicio es de gran ayuda para prevenir o tratar la diabetes gestacional, una enfermedad que pone en riesgo al feto en desarrollo.6

Sin embargo, durante el embarazo deben evitarse algunas actividades, ya la mujer podría caerse y lesionarse, lesionar al feto o a ambos. También es importante que evite deshidratarse o el calor excesivo. El ACOG ofrece algunas recomendaciones específicas de actividades seguras durante el embarazo  .6

Prepararse para la llegada del bebé

Los bebés dependen de las personas que las cuidan para satisfacer todas sus necesidades.

Aprender sobre el cuidado del bebé y su salud es un primer paso fundamental para asegurarse de que él o ella goce de la mejor salud posible.

Dado que usted y otros miembros de la familia son los principales cuidadores del bebé, es importante que todos sepan qué implica cuidar al bebé y se aseguren de que reciba atención médica regular.

Los bebés necesitan vacunas y chequeos frecuentes, y a veces se enferman.

Antes de que nazca el bebé es conveniente elegir un proveedor de atención médica —pediatra, médico de familia o enfermera pediátrica— que se especialice en el cuidado de bebés y niños. La Academia Americana de Pediatría brinda un directorio de pediatras  .

« Información sobre la enfermedad¿Qué ocurre en el hospital? »

Источник: https://espanol.nichd.nih.gov/salud/temas/infantcare/informacion/promover

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: