Consejos para que tu bebé camine

Enseñar a un Bebé a Andar: Trucos y Consejos

Consejos para que tu bebé camine

Los primeros pasos de tu bebé son muy importantes y, por ello, requieren atención, precaución y motivación. Según mi experiencia, la mayoría de los bebés suelen dar sus primeros pasos entre los 9 y los 18 meses; por eso, a continuación te voy a mostrar algunos trucos y consejos que a mi me han servido para enseñar a un bebé a andar.

Cómo se desarrolla el caminar

La mayoría de los bebés empiezan a moverse por las habitaciones gateando, aunque hay muchos que suelen saltarse esta etapa y cuando te quieres dar cuenta ya se han levantado ellos solos y están dispuestos a empezar a caminar.

Si tu bebé ya gatea como un profesional, lo más habitual es que intente adquirir nuevas habilidades y, por ejemplo, le descubras intentando subir las escaleras de tu casa gateando.

Esto puede ayudarle a obtener sus primeras nociones de altura, profundidad y a desarrollar el sentido del equilibrio; en cualquier caso, recuerda instalar puertas en las escaleras, para que siempre que suba las escaleras sea con tu supervisión.

¿A qué edad empieza un niño a caminar?

Los bebés empiezan su desarrollo psicomotor en las etapas más tempranas; en ellas, fortalecen la musculatura y aprenden a coordinar sus movimientos.

Lo primero que hará tu pequeño será levantar la cabeza, moverse en la cuna, sentarse, gatear, ponerse de pie, caminar y, ya por último, correr.

Eso sí, todo esto conlleva un tiempo y tú debes motivarle a hacerlo; según mi experiencia con bebés de 1 a 3 años, lo mejor es que lo apoyes y lo animes cada vez que alcance una nueva etapa.

Además, tendrá que practicarla mucho para sentirse seguro e ir avanzando. Para que te hagas una idea, lo más habitual es que antes de caminar, tu peque aprenda a ponerse de sentarse solo y, cuando ya tenga esta habilidad bien aprendida, comenzará a ponerse de pie.

De esta forma, tu bebé alcanza distintos hitos marcando sus propios tiempos. No existe una edad concreta a la que un bebé empieza a caminar, depende de cada uno; aun así, lo más habitual es que empiecen entre los 9 y los 18 meses.

¿Quieres una guía para educar a tu peque? ¿Tienes dudas de si lo estás haciendo bien? Puedo ayudarte a educar de la mejor manera posible a tu niño. ¿Te apuntas?

Pide ahora mismo tu código de invitación a TuEducadora -> LO QUIERO

Técnicas para enseñar a mi bebé a caminar

Seguramente alguna vez te has preguntado si existe alguna fórmula para estimular a tu bebé a caminar. A continuación te traigo algunas técnicas que a mí realmente me funcionan con los bebés con los que he trabajado; todas tratan de fortalecer los músculos del pequeño y conseguir que se mantenga en pie, de modo que pueda dar sus primeros pasos:

  • No le obligues a caminar: los juegos son la mejor forma para motivar al peque a caminar; aún así, si ves que tu bebé no quiere, lo mejor es que no le obligues, esto solo hará que el pequeño de la casa se frustre y no quiera hacerlo más veces.
  • Fortalece el equilibrio corporal: prueba a descalzar al pequeño y ponerlo de pie; de esta forma, tiene más estabilidad.
  • Estimula la confianza mutua: ayuda al pequeño cuando lo necesite; de este modo, sentirá más seguridad.
  • Dale tu apoyo: lo más habitual es que los bebés utilizan distintos objetos para apoyarse para empezar a andar; después, cuando sientan más confianza, dejarán de utilizarlos.

Cómo enseñar a tu bebé a caminar paso a paso

Es fundamental para enseñar a tu bebé a caminar que le ofrezcas muchos estímulos que fomenten esta nueva habilidad; por eso, a continuación te voy a mostrar los pasos que mejor me han funcionado para enseñar a los niños a caminar:

  1. El equilibrio debe ser un juego: cuando tu bebé ya se ha puesto de pie debe acostumbrarse a mantener el equilibrio con los dos pies. Para ello, lo mejor es que te sientes en el suelo con el pequeño y lo ayudes a ponerse de pie; después, puedes contar en voz alta el tiempo que está en esta posición antes de caerse al suelo. Para finalizar, lo mejor es que lo aplaudas y lo felicites, ya que esto le motivará a seguir intentándolo.
  2. Anima a tu bebé a caminar: coloca al pequeño en una posición de pie, en lugar de una en la que esté sentado.
  3. Ponte al otro lado de la habitación y anima a tu bebé a que camine: de esta manera, el pequeño tendrá la seguridad de que estás con él y, además, tendrá una mayor motivación para dar sus primeros pasos.
  4. Hazle saber que los primeros pasos son importantes: muestra tu entusiasmo y anímale mientras camina para que entienda que lo está haciendo bien, lo que le dará una mayor confianza para seguir caminando.
  5. Anticipa posibles retrocesos: es muy habitual que, tras haber empezado a caminar, el bebé vuelva a gatear si sufre una mala caída.
  6. No tengas miedo a las caídas: lo más común es que, cuando un bebé empieza a caminar, empiece a balancearse, zigzaguear o llegue a caerse. El ambiente donde el pequeño está caminando debe ser seguro; de esta forma, el pequeño puede caerse sin sufrir heridas.

¿Quieres una guía para educar a tu peque? ¿Tienes dudas de si lo estás haciendo bien? Puedo ayudarte a educar de la mejor manera posible a tu niño. ¿Te apuntas?

Pide ahora mismo tu código de invitación a TuEducadora -> LO QUIERO

Consejos para que el bebé comience a caminar seguro

La seguridad de tu bebé es lo más importante; por eso, estos consejos te pueden ayudar a que el niño comience a caminar de forma segura:

  • Sin objetos que puedan hacer daño: es importante que las superficies sean mullidas pero firmes; por eso, lo más recomendable es que el pequeño empiece a caminar en una moqueta, una alfombra o un césped. Además, debes cubrir las esquinas de las mesas, tapas los enchufes y quitar aquellos objetos que puedan ser peligrosos.
  • Corralito: la cuna-parque tiene los elementos necesarios para estimular a que el bebé dé sus primeros pasos; este espacio tiene una estructura sólida, un suelo agradable, unas mallas consistentes para que el bebé pueda agarrarse y un espacio libre para caminar.
  • Olvida los andadores: los tacatás pueden retrasar la función motora del niño porque le permiten desplazarse pero, en este caso, no aprende a sostener su cuerpo ni a mantener el equilibrio.

Estos vídeos me encantan porque te dan algunos consejos que también te pueden ayudar a que tu bebé aprenda a caminar:

Juegos y ejercicios para que un bebé aprenda a caminar

Antes de incentivar a tu bebé a caminar, lo primero que debes hacer es acudir al pediatra; este revisará a tu pequeño/a y te indicará si tiene los músculos y la columna vertebral preparados para el desarrollo físico de tu hijo/a. Si la respuesta es positiva, a continuación te traigo algunos juegos y ejercicios que pueden ayudar a tu bebé:

  1. Pedaleo: tienes que coger sus piernas y hacer el movimiento del pedaleo en una bicicleta; es decir, tienes que flexionarlas y llevarlas hacia el abdomen.
  2. Anímale a gatear: lo mejor es que pongas al bebé boca abajo en el suelo, sobre una manta, y llames su atención con su juguete favorito. Lo más recomendable es que apoyes las palmas de tus manos en las plantas de sus pies; de esta forma, podrá utilizarlas para tomar impulso y comenzar a gatear.
  3. Hora del baño: aprovecha el chapoteo del baño para fortalecer sus piernas.
  4. De pie: anímale a que se ponga de pie y motívale a levantarse con la ayuda de los barrotes de la cuna.
  5. Solo un dedo: cuando el pequeño empieza a dar sus primeros pasos, puedes ofrecerle un dedo para mantener el equilibrio; de esta manera, podrá comenzar a caminar y tendrá tu apoyo para evitar accidentes.
  6. Agárralo: este juego es muy sencillo. Para ello, solo tienes que buscar una silla pequeña y ponerte de pie a su lado mientras sujetas un objeto que le guste a tu hijo; el bebé lo que hará será utilizar la silla como apoyo para levantarse y alcanzar el juguete.
  7. Estirado en tus piernas: pon al bebé en tus piernas para que pueda estirarlas y busque mantenerse de pie; también puedes darle tus manos para que le sirvan de apoyo.
  8. Apoyo: un carro de la compra de juguete o una silla de muñecos con ruedas pueden ayudar a tu pequeño a caminar; de esta forma, se sentirá más seguro y confiado.
  9. Siempre cerca: cuando el bebé se mantenga en pie, lo mejor es que le agarres las manos y le ayudes a dar sus primeros pasos. Cuando tenga más confianza, lo mejor es que te alejes un poco y lo animes a que se acerque a ti.

Cómo ves, con estos sencillos consejos tu hijo puede aprender a caminar de forma más rápida y divertida; por ello, no dudes en ponerlos en práctica si ves que tu pequeño quiere empezar a disfrutar del mundo por su cuenta.

¡Accede ahora mismo!

Источник: https://tueducadora.com/blog/ensenar-bebe-andar

10 ejercicios para ayudar al niño a caminar — Mejor con Salud

Consejos para que tu bebé camine

Alrededor de los 11 a 12 meses, tu bebé caminará por sí solo, aunque tampoco sería extraño que lo haga antes, o incluso un poco más tarde, cerca de los 15 meses de edad. Cuando se acerca esta etapa tan especial de su vida, podemos realizar algunos ejercicios o juegos para ayudar al niño a caminar.

Tu pequeño dará señales de que está preparado para caminar en un momento determinado: no parará de moverse, buscará sostenerse en muebles, sillas, cajas o en todo lo que pueda servirle de apoyo para estar de pie por más tiempo. ¡Y le encantará que los más grandes lo ayuden a mantenerse de pie!

Cuando el niño empieza a caminar, se inicia una nueva etapa de aprendizaje y de juegos. De seguro terminarás irremediablemente agotada, ya que te tocará ir tras el bebé en sus caminatas. Sin embargo, también estarás extasiada de compartir nuevas aventuras con él.

¡A incentivar sus primeros pasos!

Caminar no siempre es un proceso fácil de transitar para un bebé. Se trata de un logro extraordinario en el desarrollo de la motricidad gruesa del niño, e incluso es fundamental para el establecimiento de nuevas relaciones sociales, según un estudio publicado por Infant Behavior and Development.

Seguramente más temprano que tarde, será tu compañero en las caminatas. Para ayudar al niño a caminar, es necesario fortalecer los músculos de sus pequeñas piernas. Para ello, haz una práctica diaria, pero permítele que se divierta. ¡El juego es la mejor herramienta de aprendizaje!

A continuación, te presentamos algunas actividades que de seguro le van a gustar. Las alternativas que enumeramos se basan en las directrices presentadas por los profesionales del sitio médico MedlinePlus en una de sus publicaciones sobre el tema.

1. Pedalea

Juega a pedalear. Después de la hora del baño o cuando le cambies el pañal, toma sus piernas y haz el movimiento como si estuviera pedaleando en una bicicleta. Flexiona las piernas y llévalas hacia el abdomen; luego, deja que las estire con fuerza.

2. Anímalo a gatear

Pon al niño boca abajo sobre una manta en el suelo y atrae su atención con un juguete muy llamativo. Intentará reptar, así que apoya las palmas de tus manos en las plantas de sus pies para que pueda usarlas y tomar impulso. Con el paso del tiempo, comenzará a gatear.

Lee también: Fisioterapia infantil y sus ventajas

3. ¡Divertirse en la hora del baño!

El chapoteo es un ejercicio extraordinario para el bebé, aunque no te guste mucho como queda el baño después. Evita robarle la emoción a un momento divertido y provechoso para el fortalecimiento de sus piernas. Más que un ejercicio, ¡es un juego muy divertido!

4. De pie

Incentívalo a que se ponga de pie. De a poco, su necesidad de explorar y su curiosidad lo obligarán a adoptar esta posición. Ayúdale a levantarse con apoyo en los barrotes de la cuna y coloca juguetes u objetos que puedan llamarle la atención para que se aventure a pararse.

5. Con un solo dedo

Cuando el bebé ya comienza a dar sus primeros pasos, ofrécele que tome uno de tus dedos para que mantenga el equilibrio cuando este quieto. Así, dará pasos de manera progresiva y tendrá tu apoyo para evitar accidentes.

6. Agárralo

Otro juego para ayudar al niño a caminar es buscar una silla pequeña y mantenerte de pie al lado de esta, sujetando un objeto que le cause impresión. Al verlo, de seguro usará la silla como apoyo para ponerse de pie y alcanzarlo.

7. Descalzo

Para ayudar al niño a caminar, un gran ejercicio es dejar al bebé descalzo por la casa, aunque no lo parezca. Esto le permitirá mejorar el equilibrio, el agarre al suelo, la percepción del entorno y la relación con todo lo que lo rodea.

8. Estirado sobre tus piernas

Cuando ya tenga fuerza en sus piernas, juega con tu bebé a ponerlo sobre tus piernas para que las estire y busque mantenerse de pie. También puedes acercarle tus manos para que las utilice de apoyo y pueda levantarse.

9. Con un apoyo

Puedes buscar algún dispositivo para ayudar al niño a caminar, como una andadera, un carro de compra de juguete o una silla de muñecos que tenga ruedas. Como a los bebés les encanta empujar objetos, se sentirá seguro y confiado para dar algunos pasos agarrándose de algo.

10. Acércate

Cuando ya tu niño pueda mantenerse en pie, puedes agarrar sus manos y ayudarle a dar sus primeros pasos poco a poco. Cuando tome confianza, aléjate unos pasos y anímalo a que dé sus primeros pasos acercándose a ti.

Te puede interesar: 8 consejos para conectar con tu hijo mediante el juego

Paciencia y seguridad para ayudar al niño a caminar

Finalmente, aunque te duela como madre, recuerda que las caídas son inevitables. Cuando se caiga, evita sobresaltarte de más. Tu reacción lo asustará más que cualquier posible golpe; el miedo, el temor y la inseguridad también se aprenden.

Una caída puede causar un retroceso en el proceso de caminar. Por esta razón, es importante brindar un ambiente protegido y seguro para ayudar al niño a caminar. No debe haber objetos peligrosos ni esquinas puntiagudas sin protección. Asimismo, el área debe estar libre de riesgos como enchufes o cables sueltos.

¿Cuándo hay que preocuparse? Si un niño no ha logrado caminar después de los 18 meses, se debe consultar con el pediatra, quien dará la orientación adecuada para descartar algún problema mayor.

Источник: https://mejorconsalud.as.com/10-ejercicios-para-ayudar-al-nino-a-caminar/

Sus primeros pasos: ¡empieza a andar!

Consejos para que tu bebé camine

Empezar a andar supondrá un antes y un después en la vida de nuestro hijo. Por regla general, el inicio de la marcha autónoma, aunque, a veces, aún requieran un poco de ayuda, suele ocurrir en torno a los 12-13 meses y se considera normal hasta los 15, o incluso hasta los 18. Más allá de esa edad sería motivo de consulta.

La edad a la que los bebés dan sus primeros pasos varía mucho de un niño a otro:

  • Unos intentan ponerse de pie a los siete meses y a los nueve corren a toda velocidad.
  • Otros, por el contrario, no se dan su primer paseo sin ayuda hasta cumplir el año.
  • Los hay que están tan cómodos gateando que no tienen como prioridad hacer un esfuerzo excesivo y se lo toman con mucha más calma.
  • Es muy curioso y enternecedor ver a nuestro pequeño andar por primera vez. Entre lo que le abulta el pañal y la falta de práctica al principio, la simpática imagen que tendremos de sus primeros pasos será caminando con las piernas separadas y los pies apuntando hacia fuera, en un vacilante balanceo de lado a lado que en más de una ocasión le hará dar con el culete en el suelo.
  • Tras muchas caídas y con una inquebrantable fuerza de voluntad, nuestro bebé aprenderá a estabilizar la marcha. Para ello, juntará las piernas cada vez más, colocará los pies en paralelo y dará pasitos más cortos. Al mismo tiempo, utilizará los brazos para guardar el equilibrio.
  • Un bebé está listo para caminar cuando se pone de pie por sí mismo y empieza a dar espontáneamente sus primeros pasos, aún tambaleantes, buscando apoyo en los muebles o la pared. Normalmente, su intención es acercarse a la madre o a sus objetos más querido.
  • El propio niño nos indicará a través de sus movimientos si está preparado o no. Forzar este proceso es inútil e incluso contraproducente. Si le obligamos, el niño empezará a caminar por responder al deseo de los padres, pero con mucho menos equilibrio y seguridad que si hubiera conquistado la postura por sí mismo.
  • No es recomendable ponerle a andar si todavía no es capaz de estirar las piernecitas, solo porque nos parezca que ya es el momento o por competiciones absurdas con otros niños.
  • Aprender a caminar es un complejísimo proceso que requiere fuerza, habilidad, equilibrio y una postura adecuada. El niño no podrá hacerlo correctamente hasta que sus piernas, glúteos y tobillos estén firmes y la musculatura de la espalda esté completamente fortalecida

Para caminar, el niño debe lograr una postura erecta. Desde esa nueva posición cambia completamente su perspectiva del mundo, hasta ahora reducida a la cuna, la silla o los brazos de mamá.

Al erguirse, adquiere la posición humana por excelencia (que es la que ha visto en sus padres y en los adultos que le rodean).

Y, además, liberará las manos, que le servirán de gran ayuda las primeras veces que se lance a caminar.

Una vez conseguido, lo fundamental es mantener el equilibrio. Para ello cuenta con el apoyo de sus manitas, que le ayudarán a reequilibrarse cuando vaya a caer. La marcha se iniciará cuando maduren estos dos factores: el equilibro y la confianza en los apoyos.

A nivel psicológico también se inicia una auténtica revolución. Al tener autonomía, el niño es capaz de explorar su entorno y acercarse a los objetos y las personas que llaman su atención.

Llega a espacios a los que antes solo accedía en brazos de sus padres (y aunque él no quisiera). Ya no espera para recibir las atenciones que necesita, sino que él mismo puede ir a buscar a su madre o alejarse de ella.

Ahora descubrirá que hay libertad, pero también límites.

  • Cuando empieza a andar, el niño necesita ejercer su nueva habilidad para desarrollarse. Comienza una época difícil para los padres. Ya no es posible tenerle tan controlado como antes y no podemos pretender negarle el mundo ahora que lo ha descubierto.
  • No es que de repente nuestro angelito se haya vuelto un diablillo, es que descubrir todo lo que puede hacer él solito es fascinante para él. Aún no conoce el miedo y su afán será probar todo lo que le llame la atención. Por eso tendremos que estrechar la vigilancia y evitar los peligros potenciales. Establecer algunos límites, le ayudará a estrenar su libertad sin hacerse daño.
  • Es muy importante aprender a decirles 'no' cuando sea necesario. Frases como 'ahí no se entra', 'eso no se toca', 'eso no se hace', 'no vayas allí', pondrán los límites precisos a su nueva aventura.

El hecho de comenzar a gatear muy pronto no quiere decir que el niño vaya a caminar antes. Hay bebés que se sienten tan cómodos con esta manera de desplazarse que no tienen prisa por aprender a caminar

Anda de puntillas, ¿es un problema?

Les pasa a muchos niños. Suele ser una etapa transitoria, hasta que comienzan a apoyar alternativamente el talón y los dedos. Es habitual que lo hagan hasta los 18 meses, pero si continúan caminando de puntillas más allá de los dos años, podría deberse a alguna anomalía muscular o nerviosa que es necesario tratar

¿Es necesario haber gateado primero?

Normalmente, la fase previa a caminar es el gateo. Andar a cuatro patas fortalece los músculos y favorece la coordinación de brazos y piernas. Sin embargo, hay niños que no han gateado nunca y eso no les ha supuesto ningún problema a la hora de aprender a caminar

¿El taca-taca es perjudicial?

Sí, incluso puede ser peligroso. Obliga a los niños a ir en una posición artificial semierguida e inestable en la que no ejercitan el sentido del equilibrio.

Los pequeños no controlan sus propias posibilidades de reequilibrase ni de reorganizar su postura, adquieren velocidades excesivas y llevan un apoyo que no van a tener cuando caminen solos.

En algunos países están prohibidos.

Asesora: Mary Ángeles Cremades, directora del Centro Auconturier de Ayuda Psicomotriz y Psicología Infantil de Madrid.

El desarrollo en niños de 1 a 2 años

Источник: https://www.serpadres.es/1-2-anos/educacion-estimulacion/articulo/primeros-pasos-del-bebe-aprender-a-andar

3 ejercicios para bebés que les ayudan a aprender a caminar

Consejos para que tu bebé camine

Los ejercicios para bebés que les ayudan a aprender a caminar, ante todo, deben ser ejercicios con los que ellos se sientan cómodos. Si un menor no desea realizarlos por ningún motivo se le debe obligar. Se deben respetar sus deseos y su ritmo evolutivo.

Todo lo que tenga que ver con un niño, y sobre todo, con un niño pequeño, debe ser interesante para él y estar relacionado con el juego. Así que si tu hijo llora cada vez que lo pones en el suelo e intentas que camine, busca una nueva alternativa o añádele algún elemento extra al ejercicio para despertarle su curiosidad.

A continuación te vamos a ofrecer varias ideas de juegos para que puedas estimular a tu bebé a través del juego a caminar. Podrás escoger el que más se adecue a vosotros y sobre todo, podrás valorar cuál resulta más efectivo en cada caso. 

Las etapas de un bebé

Desde las más tempranas etapas los bebés comienzan su desarrollo psicomotor: fortalecen su musculatura y van aprendiendo a coordinar mejor sus movimientos. Las primeras peripecias de un bebé son ejercitaciones que le posibilitarán el dominio de otras habilidades.

Poco a poco el niño levantará la cabecita, se moverá en la cuna, se sentará, gateará, se pondrá de pie, caminará y correrá. Todo a su tiempo y con mucho empeño de tu parte… Cada vez que el bebé alcance una nueva etapa necesitará practicar bien para sentirse completamente seguro y poder avanzar hacia otro hito del desarrollo.

Por ejemplo, para poder caminar primero tendrá que aprender a ponerse de pie, pero antes de ponerse de pie tendrá que haber aprendido a sentarse… y así el bebé es como va alcanzado los hitos, pero siempre a su ritmo y con sus propios tiempos.

Cuando tu pediatra te indique que tu niño tiene sus músculos y columna vertebral preparados, que está desarrollado físicamente y puede afrontar el rigor, incentívale el andar. Recuerda que tú puedes ser un ente activo en esta etapa que debe vencer tu hijo. Ten presente también que el sentirse seguro puede ayudarle a dominar los movimientos mucho más rápido.

¡Muy importante! Antes de ponerlo a caminar cerciórate de calzarlo con tenis o zapatillas cómodas y de suela suave. También puedes dejarlo descalzo. Como creas que mejor se va a sentir, pero si optas por el calzado debe ser apto para sus primeros pasos. 

Primer ejercicio

Pon de pie a tu pequeño delante de ti. Deja que se ponga bien en el suelo y sujétalo de las manos.

A continuación, comienza un conteo de: uno, dos; uno, dos a la vez que, con la punta de tus pies, le empujas suavemente hacia adelante cada uno de sus piecitos.

Recuerda: el número uno siempre va a coincidir con el apoyo del pie derecho y el número dos con el del pie izquierdo. Avanza hasta que tu hijo lo desee.

Es lógico que él no sepa lo que significa tu conteo, ni lo que está haciendo en realidad. Pero los fonemas le servirán para relacionarlos con el movimiento y el hecho de avanzar de pie por la casa le supondrá una experiencia muy interesante que pronto querrá repetir.

Segundo ejercicio

Pon al bebé en el suelo y deja que se sujete bien de algún mueble.

Busca el chupete, su juguete preferido o cualquier objeto que le llame la atención y colócalo cerca de él, pero donde no pueda agarrarlo aun estirando las manitas. De manera insistente incítalo a que lo alcance.

Sonríe y da algunas palmas para estimularlo aún más. Verás que el bebé ríe, chilla y hasta puede comenzar a gorjear de tanta emoción.

Después de unos segundos, después de medir la distancia entre él y el objeto, tu niño comenzará a dar pasitos hacia su meta. Cuando llegue deja que coja su premio. Halágalo con palabras dulces, ponte alegre y vuelve a hacer lo mismo con otro elemento.

Tercer ejercicio

Pon al bebé en un parque infantil o redil de madera. Coge un juguete que quiera mucho y colócalo en un extremo alejado de él. Animadamente, invítale a alcanzarlo. Al principio el niño le dará la vuelta al parque infantil mientras se agarra de sus barrotes.

A medida que logre confianza puedes señalarle el camino más corto hacia su objetivo. Para eso, deberá soltarse de las barandas y estar sin sujetarse mientras llega al otro extremo donde se encuentra su trofeo. ¡Lo pasará en grande!

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/3-ejercicios-bebes-les-ayudan-aprender-caminar/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: