Crianza respetuosa y consciente

Libros sobre crianza respetuosa

Crianza respetuosa y consciente

No es fácil aventurarse en la difícil tarea de educar a un hijo. De ahí que quiera añadir mi granito de arena compartiendo contigo los mejores libros de crianza respetuosa y consciente.

A través de su lectura, aprenderás a amar sin miedo a malcriar, a conocer el cerebro del niño y a entender el equilibrio emocional entre padres e hijos.

Antes de nada, quiero comenzar con esta frase que he leído:

“Haz de la lectura una costumbre cotidiana. Acostúmbrate a tener siempre a mano un buen libro y verás cómo es tu mejor amigo, que te hablará sólo cuando tú lo quieras. Selecciona libros interesantes, instructivos y sanos. Así como el cuerpo, el alma también necesita alimentarse. Que la costumbre de leer se te haga tan indispensable como respirar”.

Emprendiendo historias. Y antes de continuar, te animo a que descubras qué es la crianza respetuosa en esencia.

No te pierdas

  • Recomendación de cuentos para niños de tres años

La importancia de los libros sobre crianza respetuosa y consciente

Y me dirás como madre y padre un repetido “no tengo tiempo”. A lo que desde aquí te respondo a que sí que lo tienes, lo que te falta es poner en tu lista de prioridades la lectura, que es diferente. Y yo te animo desde aquí a que como madre y padre, te cuides a ti como persona.

Que destines tiempos para ti, para tu propio cuidado. Y la lectura puede ayudarte, porque la importancia de los libros sobre crianza respetuosa va más allá de las palabras. De hecho, alimenta tu alma, como dice la frase. Cuidarte para cuidar es una ley universal.

No te saltes este paso en la crianza, por favor y llénate de energía a través también de la lectura.

Los mejores libros de crianza respetuosa

Aquí van mis recomendaciones de los mejores libros de crianza respetuosa. No son los únicos, por lo que si te interesa y quieres más recomendaciones, no dudes en dejar un comentario. Los iré añadiendo gustosamente.

El niño feliz, su clave psicológica de Dorothy Corkille Briggs

Este libro es un gran referente para todo padre y madre. Si mi carácter fuera autoritario, lo incluiría como un libro obligado a leer antes y durante la crianza. En él recoge la esencia de la felicidad de un niño, un manual de que necesita para sentirse bien y cómo poder ayudarle para que lo consiga.

 Es una obra que enseña a preparar al niño y niña para la salud y la felicidad, a armarlo psicológicamente para que a lo largo de su existencia realice lo mejor de sí mismo y esté satisfecho por ello.

  Sinopsis del libro La clave de la felicidad, de la solución posible de los conflictos diarios, es la autoestima, concepto que alude no al puro engreimiento, sino a la forma en que cada individuo se ve a sí mismo y qué sentimientos tiene al respecto.

En la conformación de un modelo de autoestima sólida interviene la acción de los padres, el medio familiar que ellos construyen a su alrededor y la relación que los une.

El despertar al mundo de tu  bebé de Chantal de Truchis

El niño como protagonista de su desarrollo. Este libro te lo recomiendo sobre todo si estás embarazada o tienes un bebé pequeño. Aunque en realidad, si tienes hijos más mayores, también la esencia del libro podría contribuir mucho a limpiar la mirada de tu hijo e hija hacia sus grandes posibilidades y potenciales infinitos. Una mirada que condiciona tu actitud.

Este libro menciona una parte para mí indispensable para establecer una relación respetuosa con tu hijo. Y para ello comienza, como no puede ser de otra manera, del respeto a su movimiento y cómo facilitarlo para generar las condiciones óptimas de su propio desarrollo. De este modo, desde ahí genera un precioso vínculo respetuoso con tu hijo desde el minuto cero.

Su fundamento está basado en el estilo de movimiento libre de Pickler. Y todo el libro está impregnado de información que indica la mejor forma de acompañar al bebé apoyando su deseo de crecer, para que te sientas como padre y madre confiado a lo largo de su educación.

  Sinopsis del libro Desde su nacimiento, un bebé participa activamente en su desarrollo. Demuestra asombrosas capacidades de comprensión e iniciativa. Éstas se expresan mejor si el adulto le ofrece la posibilidad de descubrir por sí mismo el mundo y los objetos.

Y esta libertad, que también pasa por el aprendizaje de los límites y de la realidad, brinda al niño una confianza en sí mismo y en los adultos, fundamental para su futuro.

A partir de múltiples situaciones cotidianas, Chantal de Truchis, psicóloga de la primera infancia, propone una información clara para facilitar esta evolución hasta la guardería: ¿Cómo comprender mejor las reacciones del pequeño?, ¿Es necesario estimularlo?, ¿Qué pensar del chupete, de la alfombra de juegos, del tacatá?, ¿Qué juguetes y actividades proponerle? Además también te ayuda a saber cómo dirigirte al bebé y de qué hablarle; cómo ayudarlo a vivir las separaciones; cómo a reaccionar a sus tristezas, iras, y exigencias y a enseñarle a aceptar las reglas de la vida social. Acompañamos mejor al niño en su desarrollo cuando apoyamos su deseo de crecer. Al explicarlo de forma muy concreta, este libro ayudará a los padres a sentirse confiados a lo largo de su educación.

Entre padres e hijos de Haim G. Ginott

Un clásico que ha revolucionado la relación paterno-filial de un gran profesional como lo es Haim G. Ginott. Otro libro brillante que habla de la comunicación efectiva y afectiva.

Es decir, rompe con los clásicos de verborrea, de instrucciones, de normas sin escucha, de amenazas, sobornos, castigos y demás variables que os llevan a alejaros progresivamente hijos-padres en ambas direcciones.

Muestra una forma de hablar con tu hijo e hija desde su comprensión, desde su conexión para lograr entenderle y hacerte entender. Por lo tanto, es otra joya para fortalecer las relaciones familiares a través de la comunicación y de la gestión emocional.

Si quieres hablarle de forma cariñosa y disciplinada a tu hijo, si quieres aprender a respetarle y sentirte respetado, este es un gran libro para ello.

  Sinopsis del libro Durante los últimos treinta y cinco años, Entre padres e hijos ha permitido que millones de padres alrededor del mundo fortalezcan las relaciones con sus hijos. Escrito por el célebre psicólogo Dr. Haim Ginott, este libro revolucionario brinda consejos y enseñanzas para educar a los hijos de forma cariñosa y disciplinada a la vez. Con más de 5 millones de ejemplares vendidos mundialmente, esta guía clásica e indispensable —ahora en una edición actualizada —está repleta de lecciones que le enseñarán cómo:

  • Disciplinar sin amenazas, sarcasmo, ni castigos.
  • Criticar sin degradar y elogiar sin juzgar.
  • Reconocer las emociones, opiniones e ideas de su hijo en vez de argumentar contra ellas.
  • Inculcar un sentido de responsabilidad en cada faceta de la vida de su hijo: desde las tareas del hogar y de la escuela hasta el cuidado de las mascotas y de hermanos menores.

El cerebro del niño explicado a los padres de Dr. Álvaro Bilbao

Con este libro encontrarás el manual de instrucciones del cerebro de tu hijo e hija. Si entiendes qué le sucede, le puedes ayudar mejor. Si sabes que cuando está en plena rabia o cualquier emoción incómoda potente no es el mejor momento para escucharte, sino sentirte de otra manera cerca, disponible para poderle ofrecer la ayuda que necesita, léelo. Tal cual.

Y no sólo tú lo entenderás, sino también puedes mostrar a tu hijo e hija qué es lo qué le sucede para que comience a conocer el funcionamiento de su propio cuerpo.   Sinopsis del libro Durante los seis primeros años de vida el cerebro infantil tiene un potencial que no volverá a tener.

Esto no quiere decir que debamos intentar convertir a los niños en pequeños genios, porque además de resultar imposible, un cerebro que se desarrolla bajo presión puede perder por el camino parte de su esencia.

Este libro es un manual práctico que sintetiza los conocimientos que la neurociencia ofrece a los padres y educadores, con el fin de que puedan ayudar a los niños a alcanzar un desarrollo intelectual y emocional pleno.

El cerebro del niño. 12 estrategias revolucionarias para cultivar la mente en desarrollo de tu hijo de Daniel J. Siegel y Tina Payne Bryson

Es un libro que puede parecer algo más denso que el anterior, pero también su contenido es muy valioso. Desmitifica formas de conflictos que suceden en los niños y niñas con nuevos conocimientos científicos sobre cómo está constituido el cerebro y cómo madura.

Enfoca también estrategias en distintas edades para llevar de la mejor manera posible los conflictos cotidianos. Tiene unas ilustraciones preciosas que ayudan a entenderlo, para ti y para mostrarlo a tu hijo. Y como decía con el anterior libro, para comprenderse y conocerse mejor.

 El cerebro del niño enseña a cultivar un desarrollo emocional e intelectual sano para que los niños puedan tener una vida equilibrada, significativa, y conectada.   Sinopsis del libro Tu hijo de dos años tiene una rabieta en una tienda. Tu hijo de cuatro se niega a vestirse.

Tu hijo de quinto curso está de suplente en el banquillo, enfurruñado, en lugar de jugar en el campo. ¿Acaso los niños conspiran para que la vida de sus padres sea un desafío continuo? No, lo que pasa es que su cerebro en desarrollo lleva la voz cantante. En este libro innovador y práctico, el neuropsiquiatra Daniel J.

Siegel y la experta en educación infantil Tina Payne Bryson desmitifican las crisis y los conflictos, explicando los nuevos conocimientos científicos sobre cómo está constituido el cerebro infantil y cómo se desarrolla.

Aplicando estos descubrimientos al día a día, es posible convertir conflictos, discusiones o miedos en una oportunidad para integrar el cerebro del niño y ayudarlo a ser una persona responsable, afectuosa y feliz. En El cerebro del niño padres y educadores tendrán a su alcance pautas claras para entender y manejar los distintos conflictos propios de los niños en función de cada edad, así como herramientas para resolverlos y ayudar a la familia a progresar.

Amar sin miedo a malcriar. La mirada a la infancia desde el respeto, el vínculo y la empatía de Yolanda González Vara

Este es otro clásico de mesilla para recordar que tu hijo necesita amor. Amor para crecer, amor para sanarse, amor para establecer relaciones sanas, amor para vivir la vida con serenidad y plenitud. “Amar” que no es lo mismo que “querer”.

Es una síntesis de la Teoría del apego y del modelo de prevención reichiana, que lo enfoca en distintas edades para establecer una gran base de la personalidad futura.   Sinopsis del libro El recorrido vital de un ser humano atraviesa varias etapas críticas desde el nacimiento hasta la muerte.

La infancia es la etapa más delicada para el fomento de un desarrollo saludable en el ser humano y sin embargo todavía hoy perdura la creencia de que es la etapa más feliz de la existencia. Nacer y crecer no siempre es fácil. Criar y educar, tampoco. Sobre todo si no deseamos reproducir intergeneracionalmente modelos de crianza y educación poco saludables.

Este libro está basado en la enriquecedora experiencia directa con bebés y niños de numerosos grupos de madres-padres y profesionales de diferentes ámbitos.   Imagen – Daria Shevtsova

También te puede interesar leer sobre crianza respetuosa:

¿Qué es la crianza respetuosa?
Asesoría Familiar
Crianza respetuosa

Источник: https://www.kaizenfamilia.es/libros-crianza-respetuosa/

Crianza respetuosa y consciente=Lazos emocionales sanos con nuestros hijos

Crianza respetuosa y consciente

Tal vez hayas escuchado mucho el término de crianza respetuosa, consciente o con apego en los últimos tiempos; y es que debo reconocer que muchas madres queremos dejar atrás el modelo de crianza convencional para criar de una forma consciente; tarea nada sencilla y menos si no fuimos educadas de esta manera.

Vivimos en un mundo con un ritmo de vida frenético, acelerado que nos lleva a disfrutar muy poco de las cosas; he escuchado a madres que cuando su hijo es bebé desean que ya camine, y cuando camina quieren que ya hable; y así  cada etapa quieren que pase rápido y no se dan cuenta que eso hace que disfruten muy poco de cada momento.

Cada etapa de tu hijo es única y aunque tengas más hijos debes saber que nunca vivirás lo que estás pasando con un hijo en particular, porque cada niño es diferente; te invito a disfrutar de tu hijo y sus etapas, verás que si lo hacen con detenimiento el proceso puede ser muy satisfactorio.,

La crianza respetuosa y consciente es una alternativa para generar lazos fuertes con nuestros hijos; por lo que te invito a practicarla, no es fácil, pero tampoco imposible, si estás convencida de que es lo que quieres para tu hijo, para ti y para tu familia. Te permite vivir de forma más consciente, aunque debo decirte que el hacerlo requiere de mucho desarrollo personal.

¿Qué es la crianza respetuosa-consciente?

Para mi la crianza consciente es el acompañamiento, cercanía, estar presente en el desarrollo de nuestro hijo para potenciar el desarrollo del niño; de una forma respetuosa y centrándonos en las necesidades y tipo de hijo que tenemos, sin el deseo de cambiarlo, solo de guiarlo.

Sin darnos cuenta al elegir este tipo de crianza como mamás también estamos iniciando un camino en nuestro propio autoconocimiento y crecimiento personal. La crianza respetuosa se centra en la sensibilidad de la madre ante las necesidades del niño.

En la crianza consciente se ponen como prioridad y se respetan las necesidades emocionales de nuestro hijo; reconociendo, atendiendo y siendo empáticas con lo que les está sucediendo. Se trata de brindar a los niños un crecimiento en armonía acompañándolos de forma cariñosa en todo momento.

No es una moda; tampoco un proceso estandarizado; no existe una guía de como debe hacerse simplemente se trata de sentir a tu hijo; de conectar con él para que puedas comprender qué es lo que necesita.

No confundas crianza consciente con permisividad

He escuchado a algunas madres decir que la crianza consciente es no poner límites a los hijos; esto es totalmente falso.

Educar y criar con respeto, no es ser complaciente todo el tiempo; simplemente lo que queremos es entender a nuestro hijo y saber como cubrir esa necesidad que no precisamente tenemos que cumplir.

Lo importante es que sepas como comunicarte con tu hijo, habrá ocasiones en que no puedas ceder a lo que él quiere; también como mamás debemos poner límites, pero esos límites deben ser sanos.

Nadie dijo que fuera sencillo, yo también estoy en proceso; lo que puedo recomendarte es que trates de ponerte en el lugar de tu hijo y que entiendas la diferencia entre educar conscientemente a no poner límites.

No debes pensar que el criar con respeto te hace perder autoridad; al contrario te ganarás el respeto de tu hijo; porque siempre entenderá tus razones para hacer o no ciertas cosas. Estarás educando desde el amor, no desde el miedo.

No es lo mismo que tus hijos te tengan miedo a que te tengan respeto.

¿Qué es la crianza convencional?

La crianza convencional se basa principalmente en “disciplinar” al niño, pensando que de esa manera serán “buenos”. Las personas que educan de manera tradicional piensan que con castigos, gritos y hasta golpes es la mejor forma de que sus hijos mejoren ciertos comportamientos; y no se dan cuenta que haciendo esto, solo están creando fuertes problemas psicológicos en los niños.

Anteriormente, tal vez en los tiempos de nuestros abuelos, inclusive de nuestros padres, se tenía la creencia que para que los niños se portaran “bien” debían recurrir a sembrarles miedo, castigarlos y controlarlos; pero hoy en día esta más que comprobado, que está técnica además de no funcionar es muy dañina para los niños .

Crianza consciente vs crianza convencional

La crianza consciente y respetuosa se trata de tener una relación de amor y cercanía con tu hijo; pero no intentas controlarlo, no pretendes cambiarlo, solo guiarlo mediante tu compañía.

Confías en él, nutres sus necesidades; orientando y ayudando según las necesidades de su desarrollo. De esta manera puedes estar segura de que los niños desarrollan al máximo su potencial y crecerán con mucha confianza en sí mismos.

Recuerda que nuestro hijo aprende de nosotros, de como le hablamos y lo tratamos.

El niño debe desarrollar modales auténticos dictados por su voz interior no por obediencia, por miedo, o por cumplir las expectativas ajenas; esta es la principal raíz de la inseguridad emocional.

De nada sirve decirle a tu hijo que debe portarse bien en determinado lugar, bajo amenazas; porque podrás engañar a otras personas, pero no puedes engañarte a ti misma; a la que debe importarle como es tu hijo es a ti, a la demás gente no le interesa; preocúpate menos por aparentar y mas por acompañar a tu hijo.

Educando a los niños desde el respeto hace que ellos aprendan a confiar y a guiarse por su voz interior y no hay que confundir voz interior con caprichos; si no de esa vocecita que muchas de nosotras reprimimos, callamos o ignoramos por como fuimos educadas.

Confía en ti misma y en tu hijo

Las personas cercanas y no tan cercanas, siempre tendrán una opinión respecto a como estamos llevando la educación y crianza de nuestros hijos. La mayoría de las personas piensan que si no utilizamos la crianza convencional; la educación de nuestros hijos  se nos saldrán de las manos.

Un primer paso para lograr una crianza consciente; es liberarnos de la educación basada en el miedo, con la que la mayoría de nosotras hemos sido educadas; y tomar contacto con tu yo verdadero.

Confiar en nosotras mismas implica un trabajo interior bastante profundo para llegar a ser libre; y saber escuchar, ver  y confiar en nuestro hijo.

La crianza consciente es una forma de vida

No debemos ver la crianza consciente como una moda; solo porque el termino ha tomado fuerza en los últimos tiempos; para mi es una forma de vida; que no es sencilla llevar porque para poder tener éxito debes trabajar muchas cosas internas que traes contigo desde mucho tiempo atrás; y a veces no queremos hacer eso, porque no queremos remover heridas pasadas.

Esta forma de vida implica empezar una nueva historia de crianza; basada en el amor, respeto, escuchar y respetar a tu hijo, aceptar que tu hijo es de cierta manera y que eso es parte de él; solo que tú estarás presente para ayudarlo a gestionar sus emociones, a enseñarle que existen reglas, normas; ayudarlo a desarrollar sus habilidades; a acompañarlo; a que se sienta seguro, confiado; y que haya tal conexión emocional que cuando tenga un problema de cualquier índole no dudaría ni un segundo en acudir a ti. Esto es el objetivo final de la crianza consciente; no se trata de mimar y consecuentar; se trata de acompañar y dirigir a tu hijo aceptándolo como es; y no tratando de hacerlo como te gustaría que fuera.

No se trata de hacerlo un niño obediente; se trata de hacerlo un niño seguro de sí mismo, capaz de tomar decisiones y sobre todo autentico.

No es fácil lograrlo, pero haciendo pequeños esfuerzos cada día; mejorándote primero a ti puedes llegar a ser la mamá que tu hijo necesita.

Queremos para nuestros hijos lo mejor, sin embargo, lo mejor no siempre es lo que hace la mayoría de padres. En este espacio comparto consejos y experiencias que nos ayuden a mejorar como madres y ayuden a nuestros hijos a convertirse en personas equilibradas, exitosas y sobre todo, felices.

Источник: https://educacionencasa.net/crianza-respetuosa/

CRIANZA RESPETUOSA: Qué Es y Cómo Se Practica

Crianza respetuosa y consciente

Antiguamente, los niños eran educados de una forma muy distinta a la que se educa actualmente, ya que un infante se solía percibir como inferior al adulto y con poca credibilidad en sus palabras. Sin ir más allá, el modelo educativo de las escuelas permitían emplear múltiples castigos impensables en la actualidad.

Estudios recientes han demostrado que una crianza y educación respetuosa favorecen un mayor bienestar integral del niño tanto a corto como a largo plazo, evitando así posibles carencias emocionales y afectivas.

Si quieres conocer la crianza respetuosa: qué es y cómo se practica, en este artículo de paraBebés, te lo explicamos todo.

La crianza respetuosa y consciente, también llamada crianza con apego, es un modelo educativo que tiene como objetivo educar al infante de una forma consciente, asertiva y con los límites como forma de cuidado, no como forma de represión. Además, este modelo percibe al infante como un ser activo en el mundo, confiando en sus posibilidades para aprender y descubrir el mundo por sí mismo sin necesidad de anticipar.

En la actualidad, cada vez es más popular acompañar respetuosamente el desarrollo de un infante y formar comunidades en familia para sobrellevar las dudas que pueden surgir, ya que no es un método crianza fácil.

La crianza respetuosa o crianza con apego tiene una serie principios básicos, aunque cada familia lo modifica para que se adapte a las necesidades e intereses individuales. A continuación, te explicamos los principios de la crianza respetuosa:

Límites como forma de cuidado

Este método pretende establecer, en el niño, unos límites como forma de cuidado y no como forma de represión. Veamos dos ejemplos claros para diferenciarlos:

  • Límite como forma de represión: es frecuente establecer ciertos límites que se creen necesarios, aunque en realidad no lo sean. Estos límites vienen impuestos por los prejuicios que tiene cada persona. Si, por ejemplo, el niño se está ensuciando con la arena en el parque, decirle que juegue de otra manera porqué no queremos que se ensucie es un límite como forma de represión. Es un límite que imponemos por el hecho de que existe el prejuicio de que ensuciarse está mal.
  • Límite como forma de cuidado: son límites que forman una barrera entre el niño y los posibles peligros, límites que son lógicos. Un ejemplo claro de un límite como forma de cuidado es: «no puedes correr hacia la carretera, ya que te puede atropellar un coche».

Lo que pretende la crianza respetuosa es intentar entender la infancia de una forma más vivencial para, así, eliminar los prejuicios que nos obligan a poner límites como forma de represión. De esta forma, podremos entender que el niño explore, se ensucie, salte, corra y descubra el mundo, en definitiva, como un niño.

Relaciones basadas en la horizontalidad y el respeto

Es muy común que se normalice que el niño, por el hecho de serlo, tenga menos credibilidad, sobre todo, en cuanto a expresión y comunicación. Lo que intenta la crianza respetuosa es crear relaciones basadas en la horizontalidad, es decir, todos somos iguales, nadie tendrá más poder que otro.

Como poder, no entendemos en que un niño vaya a tomar decisiones de un adulto, si no permitir que pueda colaborar, por ejemplo, preparando la cena, pudiendo elegir su ropa, escuchando su opinión o reflexión sobre un tema, etc. Se trata de hacer partícipe al infante de su educación, su día a día y, en definitiva, su vida.

Respuesta activa a las necesidades

La crianza respetuosa da respuesta a las necesidades de forma global, es decir, fisiológicas, emocionales, afectivas y comunicativas. Si un infante llora es que tiene una necesidad que no está siendo cubierta, sea del tipo que sea.

Mediante este método de crianza se pretende conseguir que esa necesidad quede resuelta y no que deje de llorar o de quejarse, en sí. Muchas veces, se intenta que el infante deje de llorar antes de solucionar el problema.

Evitaremos el «no llores, no pasa nada», ya que de esta forma no se está permitiendo que el niño exprese sus emociones y sentimientos.

No se trata de desviar el problema mediante una distracción, sino enfocar activamente la necesidad como, por ejemplo diciendo: «te has caído y te has hecho daño, es normal que llores», «estás triste, ¿qué te pasa?», «¿qué quieres explicarme?, te escucho», «llora todo lo que necesites, estoy aquí».

Apego como forma de vida

Uno de los aspectos a destacar de la crianza respetuosa es el apego, es decir, se trata de un método en el que el cariño, el amor y los mimos se brindan. Normalmente, las familias que practican una crianza respetuosa suelen coincidir en estas 4 características:

  • Realizan colecho: duermen con el bebé en la misma cama o en una cuna de colecho.
  • Portean: además de usar el carrito, si usan, también realizan porteo ergonómico.
  • Amamantan: si se puede, suelen ser familias que realizan una lactancia materna y, además, acostumbra a ser una lactancia prolongada, ya que son conscientes de los beneficios que aportan para todos.
  • Ofrecen los brazos indefinidamente: ante cualquier situación, los brazos son la mejor opción para transmitir amor y cariño. Además, si hay algún problema lo solucionan mediante mimos y abrazos.

Las familias que practican o que deciden practicar una crianza respetuosa suelen tener una manera de pensar acorde con el método y lo practican de una forma natural. Además, suelen empezar durante el embarazo.

Aunque es un método el cual necesita concienciación, mucha paciencia y respeto hacia la infancia, siempre se está a tiempo de empezar.

A continuación, te explicamos 10 consejos sobre cómo practicar una crianza respetuosa:

  1. Prepararse antes del nacimiento: la crianza respetuosa inicia antes de dar a luz. Prepararse antes del nacimiento será beneficioso para que la pareja establezca el camino de la educación del bebé. Conocer los principios del modelo y acordar un itinerario conjunto será fundamental para saber qué es lo que quiere y lo que no quiere cada uno.
  2. Límites como forma de cuidado: como hemos explicado anteriormente, los niños necesitan unos límites, ya que hay, por ejemplo, ciertos peligros que no perciben. Igual que si actúa de forma violenta hacia el adulto o hacia otro niño, le explicaremos que no puede hacer eso porque hace daño. Actuar con lógica y sentido común.
  3. Armarse paciencia: la paciencia será fundamental para practicar la crianza respetuosa. Intentar entender, comprender y dialogar con el niño son tareas que necesitan una mirada consciente hacia la infancia y mucha paciencia. Tendremos en cuenta que frases como: «porqué lo digo yo y punto», ¡no valen!
  4. Brindar amor: cuando entendemos la crianza desde el amor y el apego hay aspectos que pasan en segundo plano. Si en vez de discutir o gritar, abrazamos y besamos los problemas se solucionan antes.
  5. Decir adiós a las expectativas: los niños gritan, se mueven, lloran, se ensucian, etc. Muchas de las prisas, castigos y límites innecesarios que se imponen vienen de las altas y falsas expectativas. Para una crianza respetuosa será esencial olvidarse de las expectativas y recordar que un niño es un niño.
  6. Evitar los castigos y los premios: es muy común que los niños aprendan a base de castigos y recompensas. En la crianza respetuosa se evitarán los castigos, aunque también los premios. El objetivo es aprender mediante los actos y las consecuencias. Por ejemplo, si el niño está pintando con rotuladores y no los quiere recoger, le explicaremos que si no los tapa, se secarán y no podrá volver a pintar.
  7. Dejar experimentar: los niños no aprenden los colores haciendo fichas, aprenden jugando con materiales de distintos colores y mediante el juego vivencial. Igual que para experimentar y descubrir las texturas se van a ensuciar de barro, de agua y de pintura. Este punto será fundamental para que la crianza respetuosa fluya.
  8. Ver más allá del problema: por ejemplo, si un niño llora y quiere brazos, no lo hace por molestar, lo hace por necesidad, necesita los brazos. Durante toda la crianza respetuosa será esencial entender y empatizar, ver más allá de una simple rabieta, lloro o enfado, ya que siempre hay una razón detrás.
  9. Relajarse: los niños necesitan cierta rutina, aunque, por ejemplo, hay pocas tareas que vengan de 5 o 10 minutos. Si el infante está concentrado jugando y pide si puede jugar 5 minutos más, ser flexibles es la mejor opción. Relajarse será fundamental para que la situación fluya.
  10. Rodearse de más familias: la crianza respetuosa puede generar muchas dudas o no saber cómo actuar en una determinada situación. Rodearse de familias que realicen este tipo de crianza será esencial para compartir vivencias, dudas y experiencias.

Si queremos practicar este tipo de crianza, leer mucho e informarse será fundamental para poder entender y ver la infancia desde el respeto, la comprensión y la calma. A continuación, te ofrecemos 5 libros de crianza respetuosa:

  1. Criar a nuestros hijos creciendo nosotros (Naomi Aldort, 2015).
  2. La crianza feliz. Cómo cuidar y entender a tu hijo de 0 a 6 años (Rosa Jové, 2009).
  3. Bésame mucho (Carlos González, 2003).
  4. Infancia, la edad sagrada: años sensibles en que nacen las virtudes y los vicios humanos (Evania Reichert).
  5. El concepto del continuum: en busca del bienestar perdido (Jean Liedloff, 2006).

Si deseas leer más artículos parecidos a Crianza respetuosa: qué es y cómo se practica, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

  • Jové, R. (2009). La crianza feliz: cómo cuidar y entender a tu hijo de 0 a 6 años. La esfera de los libros.
  • Montesi, M. (2015). Información y crianza con apego en España.

    In XII Congreso ISKO España y II Congreso ISKO España-Portugal, Murcia: Universidad de Murcia.

  • Reyes Amador, M. (2015). Dormir a un bebé elefante…

    El acompañamiento socioeducativo en los grupos de crianza respetuosa del barrio de Poble Sec.

Источник: https://www.parabebes.com/crianza-respetuosa-que-es-y-como-se-practica-4460.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: