¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

Acné en el embarazo

¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

Durante el embarazo, los cambios hormonales en el cuerpo de la futura mamá son constantes.

Así como estas hormonas son las responsables, en ocasiones, de lucir un cutis o un cabello muy bonitos, también pueden jugar malas pasadas y ser las causantes de la aparición de acné, granitos y puntos negros en el rostro. Veamos cómo cuidar la piel de la cara durante en el embarazo.

Acné en el embarazo. Conoce los cambios en la piel durante las primeras semanas

El aumento de la actividad de las glándulas sebáceas en el embarazo puede favorecer la aparición de puntos negros y granos en la cara, algo que suele ocurrir durante el primer trimestre del embarazo. Este trimestre es el de mayor riesgo en este sentido porque se trata del período durante el cual el organismo debe hacer frente a una auténtica tormenta hormonal. 

Debes saber, si te aparecen granitos en la cara que, a medida que el embarazo avanza, estos granos tienden a atenuarse y, después del parto, van desapareciendo a medida que el organismo se equilibra a nivel hormonal. 

Las hormonas responsables de los cambios que se dan en el cuerpo durante el embarazo son:

  • Progesterona.
  • Lactógena.
  • Gonadotropina coriónica humana.
  • Estrógeno.

Piel más oleosa, o rostro radiante o acné y granitos

A medida que los niveles de estrógenos de la mujer aumenten, la piel se vuelve más oleosa porque la producción de grasa de los poros aumenta. El hecho que la piel sea más oleosa puede provocar dos situaciones:

  • Que el rostro irradie un brillo que hace que se vea más bonito y radiante.
  • Que el rostro desarrolla algún trastorno como el acné facial o la aparición de granitos y puntos negros. 

Una futura mamá que padece acné tiene las glándulas sebáceas con una secreción excesiva que provoca, junto con las células muertas de la piel, que el folículo piloso quede bloqueado. Al encontrarse taponado, la secreción de grasa provoca el  desarrollo de la bacteria Propionibacterium acnes, que produce una infección de pus en el poro, provocando el acné.

Remedios caseros para combatir el acné durante el embarazo

Aunque, en principio, no existe ninguna contraindicación para utilizar productos cosméticos específicos para el acné, con el fin de resolver el problema, siempre es conveniente consultar al ginecólogo antes de aplicarse cualquier producto, aunque su aplicación sea local. Por supuesto, hay que evitar los productos de dudosa procedencia, que suelen evitar los controles pertinentes.

Cuando el acné no es demasiado problemático, es preferible recurrir a remedios caseros:

1. Lavarse el rostro a menudo y correctamente

Es importante que te limpies la cara cada día, mañana y noche, pues de esta forma retirarás la acumulación de células muertas de la piel, una de las principales causas del acné. Mantener la piel limpia, usando un jabón específico y libre de aceites, será básico para evitar la acumulación de grasa y bacterias.

2. Desmaquillarse cada noche o evitar el maquillaje

También resulta básico llevar a cabo un buen proceso de desmaquillaje cada noche antes de acostarse, pues el maquillaje tapona los poros durante muchas horas y es importante retirarlo debidamente.

Durante la noche, la piel se oxigenea y es importante que esté limpia. Si padeces acné, lo ideal es que prescindas de maquillarte durante un tiempo. O, en todo caso, optes por maquillajes aptos para pieles grasos y con acné.

 

3. Usar un protector solar adecuado

El protector solar que uses durante el embarazo deberá ser específico para pieles sensibles y no debe contener PABA, un ácido paraaminobenzoico, pues se trata de una sustancia que conviene evitar en embarazadas y lactantes. Además, el protector solar deberá ser específico para pieles con tendencia acnética.

4. Hidratarse de forma regular

Beber mucha agua y de forma regular es imprescindible para mantener una correcta hidratación durante el embarazo y minimizar los problemas cutáneos como el acné o la aparición de granitos. Una piel bonita precisa de una buena dosis de hidratación diaria. 

5. No tocarse las espinillas

Toma nota de algo básico si padeces acné y es que debes evitar tocarte los granos y reventarlos. Esto agravaría el problema aún más. Tocarse las espinillas puede esparcir la bacteria causante del acné, lo que es contraproducente, pues el acné iría ganando terreno. 

Una vez hayas dado a luz, notarás que tu piel va cambiando gradualmente, hasta que volverá a su estado natural de antes del embarazo.

(Te interesa: Cómo conseguir un cutis perfecto)

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/complicaciones/puntos-negros-granitos-5514

Cómo cuidar la cara en el embarazo

¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

A las mujeres con la tez más seca, una mayor secreción de las glándulas sebáceas les conferirá un plus de elasticidad. Y al contrario: las de cutis más graso, tenderán a padecer acné. La tendencia a la sequedad se agrava en las féminas de piel seca y mejora el acné en las pieles grasas.

Cada gestante es diferente y mientras a unas el cabello se les cae a otras se les torna quebradizo. Igual sucede con las uñas. Los cambios vasculares afectan, en mayor o menor medida, a todas las embarazadas: ninguna se salva de una peor circulación sanguínea.

Sin embargo, esto no significa que seguro aparezcan varices o arañitas vasculares. Pero está claro que el embarazo propicia su aparición.

Cambios en la pigmentación, en el pelo, las uñas, formación de estrías, cambios vasculares…

Es importante saber identificar estas modificaciones para saber qué es normal y qué no lo es durante el embarazo.

Durante la gestación la piel se oscurece en todo el cuerpo. En la mayoría de las mujeres aumenta el pigmento en zonas determinadas e incluso en cicatrices recientes:

  • El aumento de la pigmentación se muestra sobre todo en la zona de los genitales, las axilas, alrededor del pezón y en la línea alba (va desde el ombligo hasta el pubis y cuando se oscurece con el embarazo se denomina línea «nigra»).
  • A veces también se oscurecen los lunares y las pecas. El aumento de la progesterona y los estrógenos provoca eleva la producción de melanina (sustancia química o pigmento encargado de dar dolor al pelo, la piel y al iris del ojo).
  • Por eso a veces aparecen manchas oscuras en la piel, que en términos médicos se conocen como melasma  o cloasma.

¿Estás embarazada y notas picores por todo el cuerpo? Consulta el blog de Natalben.

«Salen siempre en la cara, la zona del bigote y la frente y a veces en las mejillas», explica el dermatólogo Antonio Campoy Sánchez, del Capio Hospital General de Catalunya. Las manchas oscuras (también se conoce como «máscara del embarazo«) suelen aparecer en el segundo o tercer trimestre de la gestación.

No son dañinas, solo es un problema estético que afea el aspecto de la madre en estado. Las mujeres con la piel más oscura son más proclives a desarrollarlas que las de tez clara, así como las que utilizan anticonceptivos con estrógeno.

Utiliza a diario cremas con factor 50 de protección

  • Para prevenir la aparición de manchas y cloasma, aumenta la protección solar con cremas de factor 50 porque los rayos ultravioleta del sol intensifican la coloración.
  • Aplícatelo cada día, aunque no vayas a tomar el sol (nunca debes exponerte en las horas en las que es más intenso, es decir, entre las 12.00 y las 16.00 horas).
  • Con las tareas cotidianas como pasear u otras al aire libre también estamos expuestos a los rayos solares.
  • Además de fotoprotectores, cúbrete con sombreros y lleva gafas de sol.

¿Quieres saber cómo cambia la piel de la embarazada con la exposición solar?

Cómo tratar la piel de la embarazada

Los cambios hormonales en las mujeres embarazadas provocan una mayor secreción de las glándulas sebáceas.

Este exceso de grasa, junto con un incremento de la circulación sanguínea, propicia la aparición de brillos en la cara. Nada peligroso para la salud, simplemente afea a la gestante.

Lo bueno es que una limpieza facial exhaustiva reduce considerablemente los efectos de esta excesiva secreción. 

⇒ Acné en la embarazada

Las mujeres con la piel grasa o mixta están más predispuestas al crecimiento de granitos o acné. Pero no te asustes: a otras, en cambio, les mejora el acné al quedar en estado. En algunas mujeres el acné se agrava y en otras mejora. Generalmente durante el primer trimestre el acné empeora o brota. Si esto ocurre, lo ideal es acudir al dermatólogo. 

Hay que tener cuidado con los productos para el acné durante el embarazo, no tomes medicamentos para el acné ni tratamientos sin receta sin antes consultar con el ginecólogo. No utilices cremas que contengan  retinoides, como retinol, tretinoína o adapaleno, ya que pueden causar graves defectos congénitos.

Debido a que el acné es producido por las hormonas es difícil controlarlo con productos aplicados, pero puede mejorarse. Para tratar el acné en el embarazo hacemos estas recomendaciones:

  • Mantén la piel limpia: es importante una buena limpieza de la cara para evitar o tratar el acné, ya que la secreción de las glándulas de la piel está incrementada. Lávese la cara con una loción limpiadora suave dos o tres veces al día, pero no se lave con demasiada frecuencia porque la piel se reseca y se agrava el problema.     
  • Utiliza una crema para el acné recomendada por su dermatólogo (sólo sobre las áreas afectadas o propensas a desarrollar acné).
  • Todos los productos que use deben ser no-comedónicos; evita los productos con aceite mineral.
  •  Es importante usar protector solar durante el embarazo para evitar manchas, pero lo es aún más si hay acné, para evitar cicatrices.

Maquillar la cara ayuda a ocultar pequeñas imperfecciones faciales. El maquillaje es inocuo para la madre y para el bebé, pero ten cuidado con los productos con alcohol y perfumados para evitar los riesgos de alergia.

⇒   Ojos

La retención de líquidos puede hacer que el contorno de ojos se hinche y parezcas cansada. Para reducir la hinchazón de párpados colócate discos de algodón o gasas empapadas en una infusión de manzanilla ya fría o dos rodajas de pepino, durante al menos 10 minutos. Bebe mucha agua y evita la cafeína.

⇒   Cómo debe ser el cuidado de la cara

Durante el embarazo, mantén tu rutina de limpieza habitual. Estos son algunos consejos:

  •  Si la piel se seca, hidrátala  con crema y aumenta la ingesta de líquidos.

  •  Si la cara se engrasa, usa productos suaves no-comedónicos. Se puede exfoliar con exfoliantes mecánicos (no químicos). Debes protegerte del sol.

  •  Evita productos que contienen Retinol o cualquier forma de vitamina A. Nunca deben de usarse, a menos que tu ginecólogo los recete.

  •  Deja que su piel respire lo más posible, lávate antes de acostarte con jabón suave o leche limpiadora para eliminar las impurezas acumuladas durante el día, y al terminar aplica una crema hidratante hipoalergénica.

  •  Si han comenzado a salirte manchas, granitos o un ligero enrojecimiento en la cara,  aplícate una infusión de manzanilla con un algodón sobre la cara bien limpia durante 15 minutos. Te ayudará a «aclarar» tu piel y actúa como calmante y refrescante.

  •  En ocasiones, al final del embarazo se hincha la cara y el cuello debido a la retención de líquidos. Para disminuir la hinchazón aplícate en la cara una toalla empapada en agua fría o una mascarilla descongestionante.

Artículos Relacionados Cuando al principio del embarazo se confirma que todo está bien, hay una pregunta que siempre nos ronda por la cabeza: «¿Cuándo salgo de cuentas…?». En el momento en que nos dan una fecha probable de parto cercana a las fiestas navideñas, añadimos algunas preocupaciones a las propias del… La Navidad es una época entrañable, aunque este año todo se complica por la situación de pandemia que nos envuelve. Nos apetece ver a nuestros seres queridos y el ambiente navideño nos hace querer compartir la alegría con todos los que nos importan. Hay que seguir las normas de prevención… La congestión nasal en el embarazo afecta a dos de cada diez gestantes: sus síntomas merman la calidad de vida de la embarazada. No debe confundirse con la rinitis alérgica. Puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo para la mujer; pero también algunas mujeres llegan hasta el… A partir del décimo día de retraso menstrual puedes hacerte la prueba de embarazo con más seguridad de acertar. ¿Cuántas veces has desechado un test o lo has repetido porque no estabas segura del resultado? Además de hacerlo en el momento justo y del modo correcto, no olvides comenzar a…

Источник: https://www.natalben.com/cuidados-embarazo/como-cuidar-la-cara

Acné en el embarazo. Todo lo que necesitas saber

¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

Numerosos y variados son los síntomas que experimentan las mujeres desde el principio del embarazo. Así, están las náuseas, la hinchazón de pies, la sensación de pesadez, los vómitos…Y a todos esos hay que añadir la aparición de acné en sus rostros.

No todas las futuras mamás tienen que hacerle frente a ese “problema” relacionado con la piel, aunque el porcentaje de las que lo sufren es realmente elevado. Sigue leyendo y conocerás todo lo que necesitarás saber sobre el mismo:

¿Por qué se produce?

Como hemos mencionado, el nacimiento de granitos en la cara es algo muy frecuente y normal durante el periodo de gestación. Y es que es fruto del incremento y alteración hormonal que experimenta la fémina durante esos nueve meses.

En concreto, se atribuye a los cambios que el organismo sufre con respecto a la progesterona y también a los estrógenos. Hormonas ambas que vienen a estimular las glándulas sebáceas dando como resultado el incremento de lo que es el sebo.

Tiempo e intensidad

En cuanto a su aparición podemos destacar que, como se suele decir, cada embarazada es un mundo. De ahí que haya mujeres que lo padecen, sobre todo, durante el primer trimestre y luego, conforme avanza la gestación, lo van viendo desaparecer. Eso sin olvidar a las que lo sufren especialmente en la recta final.

Por supuesto, tampoco el nivel de intensidad del acné es similar. Así, están la que lo padecen de manera leve mientras que otras tienen que hacerle frente a su “versión” más severa.

Sea como sea, lo que sí está demostrado es que cualquiera de esos casos se acaba solucionando después del parto. Y es que, después de dar a luz, los granitos remiten y las féminas vuelven a recuperar el estado normal de su piel.

Consejos para hacerle frente

La embarazada que ya se ha topado con la aparición de acné en su rostro, debe saber que puede llevar a cabo distintas medidas para conseguir mantenerlo bajo control o incluso poder mitigarlo:

  • A diario es importante que se lave la cara con agua y jabón que esté libre de parabenos. Lo recomendable es que esta acción la realice dos veces, una por la mañana y otra por la noche.
  • A la hora de elegir cosméticos, debe apostar por los que tienen una base de agua y que no tapen los poros, es decir, que se indique perfectamente en sus envases que son no comedogénicos.
  • Bajo ningún concepto debe irse a dormir sin haberse retirado el maquillaje.
  • En la medida que sea posible, tiene que evitar abusar del maquillaje. Es decir, cuando no sea necesario se recomienda que permanezca con la “cara lavada”.
  • Es importante que, bajo ningún concepto, se aplique en el rostro cremas o productos similares que contengan aceites o antibióticos.
  • Si el problema de acné es realmente severo, una buena medida es proceder a acudir a la consulta del doctor para que analice el caso. De esta manera, podrá recetar algún artículo para hacerle frente sin causarle ningún problema al feto.
  • En ningún momento la futura mamá tiene que tocarse los granitos e intentar “reventarlos”, porque eso únicamente puede traducirse en un estado más grave de los mismos.

Acné y medidas previas

Básicamente podemos decir que, según los estudios llevados a cabo, el acné que aparece durante el embarazo no se puede prevenir. No obstante, eso no quita para que se puedan tomar ciertas medidas que puedan ayudar a hacer que si nace no lo haga de forma tan severa.

Nos estamos refiriendo a recomendaciones tales como estas:

  • Hay que mantener la piel muy bien hidratada, pero, por supuesto, haciendo utilización de cremas que no taponen los poros y contengan aceites.
  • También es muy aconsejable beber mucha agua al día. En concreto, la gestante debe tomar entre 1,5 y 2 litros diarios para lograr una buena hidratación y reducir a la mínima expresión los problemas relacionados con la piel.
  • En la medida que sea posible, es necesario que la futura mamá mantenga el estrés bajo control. Y es que tanto durante el embarazo como cuando no se está esperando un bebé, las preocupaciones, la ansiedad y el agobio también generan la aparición de granitos en el rostro.
  • Es importante que cuando vaya a salir a la calle se aplique el correspondiente protector solar. Eso sí, este no debe contener en su fórmula ácido paraaminobenzoico (PABA), pues es perjudicial para el feto.
  • Ni que decir tiene que también es fundamental que, a la hora de tocarse el rostro, las manos estén perfectamente limpias para evitar infecciones y empeorar el estado de la piel.

Síguenos en y conocerás más consejos en pro de que puedas llevar a cabo un buen embarazo.

Источник: https://okdiario.com/bebes/acne-embarazo-datos-interes-2713325

¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

Para evitar que te salgan esos feos granitos, debes seguir a rajatabla estos consejos:

–    Lávate bien la cara por la mañana y por la noche con un jabón neutro.

–    Limita el uso de maquillaje o elige uno libre de grasa.

–    Evita reventar las espinillas o granos, especialmente con las manos sucias, puedes tener bacterias e infectar la zona.

–    Evita las comidas ricas en grasas, como embutidos, frituras, chocolates, natas, etc.

–    Cuida tu dieta incluyendo en ella verduras, frutas, granos enteros, nueces y grasas saludables (ácidos grasos omega 3). También es buena la vitamina A, que ayuda a eliminar las proteínas que causan el acné; y el zinc, que crea un ambiente inhóspito para las bacterias que se acumulan en los poros.

–    Procura no sobrexponerte en exceso a la radiación solar o al calor.

–    Aplícate una hidratante especial para pieles grasas.

–    Exfolia tu vez al menos una vez a la semana, pero no uses productos químicos para ello, solo productos naturales o mecánicos.

–    Bebe mucha agua, al menos 2 litros diarios.

–    Duerme al menos 8 horas y usa una almohada de seda, evita la aparición de más granos al mantener la piel más limpia.

–   Para taparlos si ya te han salido, aplica un fondo de maquillaje del mismo tono de tu piel sobre la zona del grano y, luego, espolvorea con una brocha gorda polvos compactos.

10 tratamientos naturales para el acné

Como hay muchas cremas anti-acné de dermatología que no puedes usar, deberás recurrir a la naturaleza, verás que estos métodos son sencillos y muy eficaces (¡y mucho más baratos!).

1- Forma una pasta con un chorrito de limón y una cucharadita de canela en polvo y aplícala durante 20 minutos. Limpia luego con agua tibia. Usa esta mascarilla una vez al día durante dos semanas. También puedes simplemente usar el limón para limpiar tu cara por la noche empanado un trozo de algodón en él.

2- Machaca una papaya madura y coloca la pulpa de la fruta sobre los granitos durante 20 minutos. Después aclara bien. 3- Usa una cucharada de bicarbonato de sodio y mézclala con agua. Cuando esté preparada la mezcla, aplícala en tu cara durante 10 minutos y después retira con agua fría 4- Hierve un vaso de leche y añádele el zumo de una lima.

Utilízalo para hacerte una limpieza de cutis. 5- Mezcla a partes iguales agua de rosas y zumo de lima. Empapa un algodón o una gasa y limpia la zona afectada. Deja actuar 20 minutos y aclara bien. 6- Seca la piel de una naranja y, posteriormente, muélela y añádela el agua suficiente para que se cree una pasta homogénea.

Déjala 25 minutos sobre tu rostro y después limpia con agua. 7- Aplica sobre las espinillas la pulpa de un tomate y mantenla sobre el rostro al menos una hora. 8- Machaca unas fresas con un tenedor y añade una o dos cucharaditas de miel. Cuando la mezcla tenga una base como si fuera un puré, aplícala durante 20 minutos.

9- Mezcla en la batidora un pepino, una zanahoria, 4 cucharadas de harina de avena y medio vaso de leche. Aplícate esta mascarilla unos 15 minutos. Después quítala con abundante agua.

10- Con vinagre de manzana y agua, aplícalo como un tónico facial por la cara y déjalo actuar toda la noche. Gracias a sus componentes, permite la exfoliación de la piel y reduce el tamaño de los granos y las rojeces.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/belleza-embarazo/cuando-estas-embarazada-es-normal-tener-acne-8004

¿Por qué pueden salir espinillas en el embarazo?

¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

¿Cómo?… ¿es que también me van a salir espinillas en el embarazo?  No necesariamente, pero a algunas mujeres les ocurre. El acné, sobre todo en forma de espinillas en el rostro, aunque también pueden aparecer en el pecho, hombros y espalda, es uno de los cambios que puedes sufrir en la piel cuando estás embarazada.

Causas de las espinillas en el embarazo

La aparición de espinillas durante el embarazo es bastante común por una razón muy concreta: como consecuencia de un aumento de los niveles de estrógenos, las  glándulas sebáceas de la piel incrementan su producción de aceite (sebo), originando el acné.

Este incremento de las secreciones de grasa por la glándulas sebáceas tiene su explicación en el aumento del volumen de sangre que experimentan las mujeres embarazadas para permitir que llegue al útero una cantidad extra de sangre que satisfaga las necesidades metabólicas del bebé. Consecuentemente, al circular más sangre por los vasos sanguíneos se produce automáticamente un incremento de las secreciones de grasa.

Existen además otros factores secundarios, como la acumulación de células muertas en la piel o el estrés, que pueden favorecer o intensificar la aparición de acné. Por otro lado, si has sufrido acné en los periodos menstruales es posible que tengas una mayor predisposición a tener acné cuando te quedes embarazada.

Otros cambios en el piel

En realidad, la posible aparición de las molestas y a veces antiestéticas espinillas no es más que uno de los diversos cambios que va a experimentar tu piel como consecuencia de los cambios hormonales y de su estiramiento para que puedas llevar dentro de ti a tu bebé.

Además del acné, algunos de los cambios en la piel que pueden producirse, aunque no es obligatorio ni pasa en todas las mujeres, son:

  • Desarrollo de manchas de color de marrón o amarillento, conocidas como cloasma.
  • Oscurecimiento de la  piel de los pezones, genitales externos y región anal (hiper-pigmentación).
  • Aparición de una línea oscura vertical que aparece en el abdomen alrededor del segundo trimestredeembarazoconocida como línea negra.
  • Las pecas o lunares que ya tenías ante del embarazo se pueden volver más oscuros e, incluso, que se agranden.
  • La piel se puede resecar y aparecer escamas, produciendo picor.

Consejos para minimizar la aparición de acné durante el embarazo

Aunque no existe ningún remedio realmente eficaz y rápido contra el acné, los siguientes consejos pueden ayudarte a prevenir su aparición y paliar sus efectos:

  • Mantente siempre bien hidratada. Beber mucha agua es el mejor remedio para prevenir o minimizar los problemas cutáneos
  • Lava la zona afectada dos veces al día suavemente con jabón neutro y agua tibia, y para secarte utiliza un paño limpio y suave.
  • No estés continuamente lavándote la piel, ya que de esta forma puedes quitarle todo el aceite de la parte más superficial, provocando que los poros produzcan aún más aceite y te salgan más granitos.
  • Es recomendable no usar maquillaje y, si lo haces, desmaquíllate concienzudamente antes de irte a dormir.
  • También puedes humedecer la piel con algún producto que no contenga aceite.
  • Procura no tocarte las granos, ya que puedes empeorar la situación y, en ciertos casos, hasta dejar cicatrices de forma permanente.
  • En caso de tratarse de un acné muy severo, consulta con el médico que lleva tu embarazo o el dermatólogo y sigue sus indicaciones.

Buenas noticias: es un problema pasajero

En cualquier caso no debes preocuparte demasiado por la aparición de espinillas en el embarazo. Es una circunstancia pasajera que desaparecerá, junto con el resto de cambios en la piel, cuando las hormonas se estabilicen después del parto.

Además, no todos son efectos negativos. ya que el aumento de irrigación sanguínea proporciona un cutis de apariencia más saludable en muchas mujeres, ya que la piel se vuelve más tersa y firme. Es lo que se conoce como “el resplandor del embarazo”.

Источник: https://nace.igenomix.es/blog/por-que-pueden-salir-espinillas-en-el-embarazo/

Cambios en la piel durante las primeras semanas de embarazo

¿Cuando estás embarazada es normal tener acné?

Durante el embarazo, el cuerpo experimenta cambios hormonales, vasculares y metabólicos que pueden afectar a la piel. Por esta razón es normal que la piel sufra alteraciones que pueden variar de una mujer a otra.

Los cambios en la piel durante las primeras semanas de embarazo están influidos por dos factores.

Uno de ellos es el tipo de piel de cada mujer, mixta, seca o grasa, va a influir de manera determinante en la aparición de estos cambios y el otro son las variaciones hormonales.

Por esto, es importante destacar que mientras que las pieles secas son más propensas a la aparición de estrías y necesitan mayor hidratación, las pieles grasas necesitan una limpieza diaria más meticulosa para evitar el acné. Estos son los cambios más frecuentes que aparecen en la piel de la mujer embarazada:

Manchas en la piel de la embarazada

En un alto porcentaje de mujeres embarazadas aparecen manchas oscuras en la piel como consecuencia de una de las hormonas que se encuentran elevadas en la gestación, produciendo un aumento del pigmento en la piel (melanina) y causando el oscurecimiento de las areolas, la región genital y la línea alba del abdomen.

Otra mancha frecuente es el denominado “cloasma” gravídico, que es un aumento de melanina en forma redondeada que aparece en una o en ambas mejillas, frente o nariz, también conocido como la «máscara del embarazo». Estas manchas y cambios de pigmentación suelen aparecer durante el segundo o tercer trimestre del embarazo y desaparecen después del parto.

Una medida eficaz para evitar la progresión de la pigmentación en la piel es el uso de cremas solares con alta protección, ya que la exposición solar empeora la situación.

Piel grasa durante el embarazo

Puede dar lugar a la aparición de acné, debido a los cambios hormonales. Y aunque es difícil de elimina totalmente, estos son algunos consejos que pueden mantener los “granos” a raya:

  1. Sigue una dieta equilibrada, no abuses de las grasas, los fritos y los dulces, es bueno para ti y para tu bebé.
  2. Bebe abundante a agua a diario, es el mejor purificante de la piel.
  3. Limpia la cara 2 veces al día con un jabón suave y usa un tónico sin alcohol después.
  4. Usa una crema hidratante sin grasa para mantener la piel bien hidratada.
  5. Elige productos para el cuidado de la piel y maquillaje que no obstruyan los poros y que no sean grasos.

Consulta siempre a tu matrona o ginecólogo antes de usar cualquier medicamento para el acné de venta en farmacias, ya que pueden contener componentes no recomendables durante la gestación.

Piel seca en la gestación

La piel puede pasar de estar grasa a seca en menos de un mes, debido a que las hormonas fluctúan de forma natural. Una piel demasiado seca puede manifestarse con picores, descamación o incluso grietas y heridas.

  1. Es fundamental mantener la piel muy hidratada, preferiblemente aplicar las cremas después del baño o la ducha, cuando la piel todavía este húmeda.
  2. Bebe mucho líquido, preferiblemente agua, las cremas tópicas hidratan la piel desde el exterior, pero el agua ayuda a hidratar tu piel desde el interior.
  3. Elimina las células muertas de la piel con un limpiador suave y que contenga avena o leche de almendras.
  4. Los lavados o baños demasiado frecuentes y con jabón, resecan más la piel, procura realizar duchas rápidas sin gel o con un jabón de ph neutro.
  5. No abuses de los perfumes o colonias.
  6. Humedece el ambiente. También puedes mantener el ambiente de la habitación con humedad, sobre todo en los meses de calor.

Picores en el cuerpo en el embarazo

Aunque es común la aparición de picazón durante el embarazo y la causa puede ser una piel demasiado seca, también puede estar relacionado con una alteración funcional del hígado, inducida por las hormonas del embarazo. Normalmente aparece durante el segundo o tercer trimestre del embarazo y es muy importante que lo consultes con tu ginecólogo.

Para aliviar la picazón puedes utilizar lociones naturales de avena, ya que tiene efecto suavizante, calmante y antipruriginoso sobre la piel. Mantén la piel hidratada y no abuses de las colonias ni perfumes.

Evita la aparición del estrías en el embarazo

Según avanza el embarazo, la distensión de la piel a nivel abdominal, como consecuencia del crecimiento uterino, puede provocar la aparición de estrías en un gran porcentaje de mujeres. Durante el embarazo, las estrías tienen un color rosado-rojizo, adoptando luego un aspecto blanquecino.

Los sitios en donde más frecuentemente aparecen son el abdomen, los senos y las caderas. Su tratamiento es bastante dificultoso sobre todo cuando ya han aparecido, por eso es fundamental un tratamiento preventivo manteniendo la piel muy hidratada.

Aplica lociones específicas para estrías a diario o usa regularmente aceite de rosa mosqueta o de almendras.

Otros cambios en la piel

Pueden ser el aumento de la sudoración, la aparición de vello en la cara, brazos y piernas que suele desaparecer dentro de los seis meses postparto, las uñas se vuelven frágiles y quebradizas o arañas vasculares debido a la dilatación de los vasos sanguíneos. Recuerda que ante cualquier situación que llame tu atención debes consultar con tu ginecólogo. Será él quien te aconsejará y tratará si es necesario.

Ana Tejeda.
Matrona

Источник: https://www.conmishijos.com/embarazo/semana-a-semana/cambios-en-la-piel-durante-las-primeras-semanas-de-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: