¿Cuándo un bebé debe gatear?

Gatear es muy importante para el desarrollo del bebé: ¿Qué pasa si camina sin haber gateado?

¿Cuándo un bebé debe gatear?

A partir de los seis meses el consejo hacia los padres es bastante claro: que ya no le pongan gimnasios de esos en que los juguetes cuelgan y que tenga las cosas a su alrededor, en el suelo, para estimular el que él mismo se gire y trate de llegar a lo que le interese. Esto se dice precisamente para que el bebé empiece a conocer el suelo y empiece a reptar y luego gatear.

Gatear, porque se ha visto que es muy importante para su desarrollo (ahora os explicamos por qué). Ahora bien, hay bebés que no gatean, que dan sus primeros pasos sin haberlo hecho. ¿Qué pasa con ellos? ¿Cómo les afecta?

El promover que un bebé tenga la oportunidad de gatear es positivo porque el gateo es una etapa normal en el desarrollo que sirve para prepararse para etapas posteriores. Gateando:

  • Un bebé debe coordinar ambos hemisferios cerebrales, el que se encarga del lado derecho y el que se encarga del izquierdo.
  • Se desarrolla una mejor visión.
  • Se fortalece el eje de las caderas y el eje de los hombros, tonificando los músculos que luego le ayudarán a mantenerse erguido y caminar.
  • Se utiliza el sentido del tacto continuamente, tocando el suelo, las alfombras y todo lo que encuentra mientras lo hace.
  • Aprende a entender el mundo tridimensional que le rodea, conociendo las distancias, siendo consciente de la fuerza de la gravedad y mejorando la coordinación del gesto mano-boca.
  • Domina mejor el suelo y es más capaz de saber qué hacer cuando, al caminar, se cae: es más hábil poniendo las manos para evitar el golpe y es más hábil a la hora de levantarse.
  • Adquiere autonomía antes porque empieza a tomar sus primeras decisiones a la hora de separarse de sus padres, acercarse a ellos, explorar zonas que no conocía, etc.

¿Y si no gatea?

La gran pregunta. Gatear es positivo para el desarrollo de un bebé. ¿Qué pasa si no gatea? Pues que se pierde todas esas cosas que hemos comentado y que, en consecuencia, las tiene que ir aprendiendo más adelante.

A bote pronto, la gran diferencia es a la hora de dominar el suelo a cuatro patas: qué hace un bebé cuando empieza a caminar y se cae. Como ya hemos explicado, el que controla mucho el suelo sabe qué hacer, mientras que el que camina sin haber gateado no tanto.

Uno es capaz de desplazarse o levantarse y al otro le cuesta más. De hecho hay niños que se caen y ni se mueven. Solo lloran esperando a que alguien les ponga otra vez de pie.

Pero si es el caso de tu bebé no sufras: no gatear no es síntoma de que le pase algo. Es cierto que no es lo más habitual, pero eso no quiere decir que tenga algún problema neurológico.

¿Es posible que algunos bebés no gateen por culpa de los padres?

Sí, es posible. Yo mismo en la consulta me he encontrado en más de una ocasión con padres que no ponen a sus hijos en el suelo… claro, si no están en el suelo es imposible que puedan gatear. A los 9 meses les pregunto si gatea y me responden que como el suelo está frío no lo ponen, o que lo ponen y no aguanta nada, que se enfada y que entonces lo vuelven a coger.

Lo ideal es ponerle en el suelo y estar con él, y si puede ser, estar por él. Así compartes espacio y tiempo y no se siente abandonado en un medio en el que aún no sabe desenvolverse. Estando con él irá probando poco a poco sus movimientos y capacidades y, si tiene que gatear porque tiene interés, lo hará.

Por otro lado, hay bebés que no gatean porque sus padres les estimulan mucho más a estar de pie. Promueven esa postura, tanto en un andador como cogiéndole por las manitas, y lo que consiguen es que el bebé tenga todo el interés motriz en desplazarse de ese modo y ninguno en una manera de desplazarse en que fijan la atención en el suelo, más que en lo demás.

Vamos, que se les enseña a andar cuando no son capaces de hacerlo, y entonces no caminan porque son pequeños, y no gatean porque quieren caminar…

y lo que acaba pasando es que el bebé permanece sentado y pide las manos de sus padres para que le ayuden a llegar a otros lugares, a lo que responden con sorna con aquello de «a ver si aprendes a caminar ya, que me tienes la espalda hecha polvo», cuando probablemente la situación habría sido muy diferente si nadie hubiera enseñado al bebé a andar antes de tiempo. Por eso el consejo es el siguiente: si quieres que gatee, no lo pongas a andar.

Fotos | Myshelle Robinson, myllissa en Flickr
En Bebés y más | El gateo del bebé: un gran paso para su autonomía, Pequeño diccionario de estilos de gateo, ¿Gatea tu hijo en un entorno seguro?

Источник: https://www.bebesymas.com/desarrollo/gatear-es-muy-importante-para-el-desarrollo-del-bebe-que-pasa-si-camina-sin-haber-gateado

¿Con cuántos meses empieza el bebé a gatear?

¿Cuándo un bebé debe gatear?

Los meses siguen pasando y nuestro bebé cada vez tiene más habilidades, ya ha aprendido a sentarse solito y en poco tiempo podremos verle gateando por toda la casa. Cada vez más niños pasan de estar sentados a andar directamente pero es importante estimularle para que no se salte el gateo ya que gatear favorece su desarrollo.

Las prisas de los padres para que los niños se desarrollen lo más pronto posible o las pocas horas que dedican a sus pequeños por los horarios de trabajo hacen que algunos bebés no pasen por la fase de gatear.

Sin embargo, los expertos advierten de que estos primeros desplazamientos de los niños son fundamentales para la correcta evolución del cerebro, aparte de que desarrolla la vista, el tacto, la orientación, aprenden a conocer mejor su propio cuerpo, fortalece los músculos y estimula el crecimiento del pequeño.

Algunos niños, en vez de gatear, inventan su propia técnica para ir de un lado a otro, lo que es igualmente válido. Lo importante es que aprendan a desplazarse ellos solos y que su desarrollo pase por todas las fases, las formas de hacerlo no son importantes.

¿A qué edad empiezan a gatear los bebés?

Una vez los niños han aprendido a sentarse y se mantienen en esa posición sin apoyo, estarán preparados para pasar a la siguiente fase. Esto suele ocurrir entre el séptimo y el décimo mes.

El proceso de pasar de estar sentado a ponerse a cuatro patas es gradual: primero apoyará las manos en el suelo y doblará las rodillas hasta ponerse en la posición de gateo, después verá que puede balancearse de delante hacia atrás para al final acabar descubriendo que si hace fuerza con las rodillas podrá desplazarse. A lo mejor, al principio, hay que ayudarle a ponerse en la posición de gateo, pero luego, poco a poco, él solo irá descubriendo cómo hacerlo y cómo volver a sentarse una vez haya llegado a donde quería. Lo más habitual es que con 12 meses ya sepa gatear a la perfección.

Cómo enseñar a gatear

Aunque no hay que obligarle y debemos respetar cada etapa del desarrollo esto no implica que no podamos potenciar su aprendizaje y estimularle a que aprenda cosas nuevas. Hay algunos trucos para ayudarle en esta fase de gatear, lo más importante es que se trate de un momento divertido para que no se desmotive y nunca forzarle:

  • Podemos ponerle sus juguetes favoritos un poco lejos de su alcance para que intente desplazarse hacia ellos.
  • Si colocamos almohadas y cojines en la sala donde le vamos a dejar a su aire, se divertirá mientras aprende a esquivar cosas.
  • También es buena idea que los padres gateen un poco a su lado pues seguramente el niño quiera imitarles.
  • Hay que dejarle que vaya un poco por donde quiera -siempre bajo vigilancia- para que pueda explorar y sentirse libre para continuar con su nueva habilidad.
  • Si vemos que el paso de levantar la barriguita del suelo le está costando demasiado, podemos ayudarle pasándole un pañuelo por el tórax que agarraremos por ambos extremos. Si suavemente tiramos hacia arriba, conseguiremos que el pequeño se levante y apoye las manos y pies en el suelo, así podemos ir guiándole un poco para que empiece a desplazarse.
  • Si ya tiene fuerza en los brazos para sostener el tronco y la cabeza, podemos jugar con él a la carretilla: le sujetamos por los pies a una distancia prudente del suelo y dejamos que ande con las manos.

Hay que tener mucho cuidado con la seguridad. No hay que dejarles gateando solos por la casa pues hay muchos objetos cotidianos que pueden convertirse en un verdadero peligro para ellos.

Hay que dejar las puertas trabadas para que no puedan abrirse y cerrarse y mantener bien vigiladas las ventanas.

El niño debe estar alejado de las escaleras y es necesario tapar los enchufes que estén a su alcance.

En esta edad tienen la costumbre de meterse todo lo que pillan en la boca, así que hay que retirar todos los objetos inadecuados o plantas que puedan chupar. Lo mejor es estar atento a sus movimientos para evitar posibles accidentes y si se lanza a por algo que no debe coger, advertirle; aun así, debemos acondicionar un poco la casa antes de dejarle a su aire.

Источник: https://www.clubfamilias.com/es/meses-empieza-bebe-gatear

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: