Cuidado nutricional antes del embarazo

Cuidado nutricional antes del embarazo

Cuidado nutricional antes del embarazo

La alimentación en los meses previos a la concepción puede evitar 2 de cada 3 casos de malformaciones congénitas. Acudir al ginecólogo antes de quedarse embarazada para planificar la gestación puede ayudar a mejorar el estado de salud de la madre y el del feto.

Indice

Pocas mujeres acuden a una consulta pregestacional

El Estudio GestMujer sobre cuidados, hábitos y promoción de la salud en el embarazo de la mujer española ofrece unas conclusiones muy interesantes.

Este es el  primer estudio que ha preguntado directamente a las mujeres españolas su comportamiento y su percepción en estos temas, y uno de sus resultados más importantes es que la mayoría de las mujeres actualmente embarazadas (81,1%) no acudió a una consulta preconcepcional para planificar su gestación y adoptar hábitos nutricionales y de vida saludables que ayudaran a prevenir posibles malformaciones congénitas. “Los resultados ponen de manifiesto que existe un importante desconocimiento por parte de las mujeres de la importancia de los cuidados prenatales como estrategia para evitar problemas en un embarazo futuro. Está científicamente demostrado que afrontar la gestación en condiciones adecuadas de salud mejora los resultados perinatales”, ha señalado el doctor Iñaki Lete, jefe de servicio de Ginecología del Hospital Santiago Apóstol de Vitoria. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) actualizó en 2010 un protocolo y publicó en 2011 un documento de consenso sobre consulta preconcepcional en el que convenía la necesidad de realizarla dos o tres meses antes del embarazo, con el objetivo de mejorar el estado de salud de la madre y reducir al máximo la posibilidad de malformaciones congénitas.

Sin embargo, el estudio GestMujer, promovido por la Fundación para el Progreso de la Educación y la Salud (FPES) y ADAMED MUJER, muestra la baja percepción que tiene la mujer sobre esta necesidad de acudir al ginecólogo.

De hecho, preguntadas las posibles futuras madres sobre ello, más del 50 por ciento declaró que a priori no tienen la intención de realizar esa visita en el caso de planificar su embarazo y más del 54% declara no tener idea sobre en qué consistiría este tipo de consulta.

 

Muy poca suplementación con ácido fólico

El estudio GestMujer ha preguntado a más de mil mujeres españolas en edad reproductiva sobre sus hábitos y percepciones ante un embarazo (ya fuera en el pasado, presente o futuro).

Entre otras conclusiones, destaca que el 67,7% de las embarazadas actualmente no tomó ácido fólico previo al embarazo, una suplementación que puede prevenir dos de cada tres casos de uno de los trastornos congénitos más frecuentes, los defectos del tubo neural (DTN).

“Los defectos del tubo neural se originan por una alteración del proceso embrionario de la neurulación entre el día 18 y 27 de embarazo cuando en muchas ocasiones la mujer aún no es consciente de que está embarazada.

Si se siguieran las recomendaciones de la SEGO en cuanto a la toma adicional de ácido fólico dos o tres meses antes del embarazo, podrían prevenirse dos de cada tres casos de defectos del tubo neural”, ha comentado el doctor Ernesto Fabre, jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Lozano Blesa de Zaragoza.

“Se estima que en España el año pasado el número de fetos afectados por un defecto del tubo neural fue de 453, de los que alrededor de 300 podrían haberse prevenido con una profilaxis periconcepcional adecuada con ácido fólico según la prevalencia estimada por el informe EUROCAT”, ha añadido. Pese a este desconocimiento en torno a la consulta previa y las medidas nutricionales al inicio del embarazo, cuando se preguntó a las mujeres sobre su percepción acerca de la asistencia perinatal recibida, para la mayoría de ellas (más del 75%) la percepción del sistema es muy buena.

Alimentación en el embarazo

El estudio GestMujer también indagó acerca del conocimiento sobre los elementos nutricionales o vitamínicos más importantes recomendados por la evidencia científica (ácido fólico, yodo, hierro, vitaminas B12 y D y calcio), cuyos niveles deben estar garantizados en la gestación.

En general se detectó una falta de conocimiento sobre los alimentos que contienen los nutrientes y las vitaminas recomendadas en el embarazo. “Es evidente que en España hacen falta más campañas de salud pública para informar y sensibilizar a la población de la importancia de las consultas preconcepcionales.

En otros países europeos se hace y funciona”, ha indicado el doctor Lete.

Preguntadas las mujeres sobre qué fuentes utilizan para recabar información acerca de los cuidados y hábitos saludables recomendados en el embarazo, según el presente estudio cobran relevancia la matrona (82%) y el médico general (65%) sobre el ginecólogo (que pasa del 85% en las embarazadas del pasado al 65% en las actuales embarazadas) y sobre la búsqueda de información por internet (60% para las embarazadas actualmente).

Por último, el estudio confirma que las embarazadas actuales y futuras madres ya creen cada vez menos en los grandes “mitos tradicionales” sobre el embarazo, siendo el que mayor aceptación sigue teniendo la influencia de la luna llena sobre el inicio del parto.

Defectos del tubo neural

Definición:

Conjunto de malformaciones congénitas secundarias a la ausencia de cierre del tubo neural. Los dos defectos más comunes son la espina bífida y la anencefalia.

Síntomas:

Varían dependiendo del defecto.

Tratamiento:

Recibir suficiente ácido fólico, un tipo de vitamina B, antes y durante el embarazo, previene la mayoría de los defectos del tubo neural. Los tratamientos de los defectos del tubo neural varían dependiendo del tipo de defecto.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/fertilidad/alimentacion-concebir/cuidado-nutricional-antes-del-embarazo-5804

La Importancia De La Nutrición Antes, Durante Y Después Del Embarazo

Cuidado nutricional antes del embarazo

Publicado por Verónica Sobrino, nutricionista en Keval+

¿Estás embarazada o pensando en concebir? Debes saber que la gestación es un periodo delicado desde el punto de vista nutricional, ya que se incrementan notablemente las necesidades y por otra parte los errores relacionados con la nutrición no sólo pueden afectar a la salud de la madre sino también a la del niño, pudiendo tener también implicaciones posteriores para ambos.

Asimismo, es de vital importancia el estado nutricional de la madre antes del embarazo, si éste es bueno, existirá un adecuado almacén de nutrientes para suplir posibles deficiencias durante esta etapa y la transmisión de éstos al feto será la adecuada, lo que permitirá que su desarrollo sea el correcto y su salud no se vea perjudicada.

«Cuanto peor sea la condición nutricional de la madre al iniciar la gestación, mayor importancia cobra la mejora de la dieta prenatal, de los suplementos nutricionales o de ambos sobre el curso y resultado del proceso.»

A continuación vamos a darte algunos consejos que te ayudarán en esta etapa tan especial de tu vida.

¿Cómo podemos preparar nuestro cuerpo para el embarazo?

Lo correcto es llevar una vida saludable siempre, pero es cierto que cuando se acerca el momento de tener un hijo, muchas mujeres deben realizar algunas modificaciones para la preparación de la futura maternidad.

Aproximadamente unos 6-9 meses antes (incluso si hay algún problema para concebir se podría empezar con más antelación) es recomendable incluir en la dieta alimentos ricos en ácido fólico.

  1. Hojas verdes: las verduras de hoja verde como la rúcula, las espinacas, los berros, las acelgas o la col, son algunos de los alimentos más ricos en ácido fólico. También lo es el perejil.
  2. Otras verduras: El ácido fólico también está presente en otras verduras como el brócoli, las coles de Bruselas, el espárrago, el puerro o la alcachofa.
  3. Legumbres: judías y garbanzos.
  4. Semillas y frutos secos: las semillas de calabaza y de sésamo, junto con avellanas, nueces y almendras.
  5. Frutas: Aguacate, naranja, fresas y frambuesas.
  6. Cereales integrales y levadura de cerveza.

Una dieta equilibrada suele bastar para atender la demanda recomendada de ácido fólico (400mcg/día), aunque en muchas ocasiones será recomendable incluir suplementación.

La carencia de esta vitamina puede producir en la embarazada anemia megaloblástica, y su deficiencia en los primeros meses de gestación puede dar lugar a malformaciones en el tubo neural del feto, en concreto espina bífida y anencefalia.

También es importante empezar a controlar los hidratos de carbono, especialmente los de carga glucémica alta como la pasta, el arroz blanco, harinas refinadas y azúcares. Deben ser eliminados de la dieta no sólo por provocar hiperinsulinemias que pueden comprometer la fertilidad, sino para evitar la aparición de la diabetes gestacional durante el embarazo.

La suplementación de Omega 3 (DHA) es otra de las cosas a tener en cuenta. Lo ideal es en forma de aceite de pescado concentrado y purificado para evitar que esté contaminado.

Además, consumir pescado azul como sardinas, jureles, salmón salvaje, caballa y de forma más esporádica atún, debido a su concentración en mercurio.

Una mayor ingesta de ácido graso Omega 3 junto con un control de la insulina, es ideal tanto para elevar la probabilidad de quedarse embarazada y conseguir un embarazo exitoso, como para aumentar la probabilidad de llevar el embarazo a buen término.

¿Qué comer durante el embarazo?

Si analizamos la nutrición durante los 9 meses de embarazo, veremos que no es muy diferente a lo anterior. Se deben mantener prácticamente las mismas premisas: importancia del ácido fólico, control muy exhaustivo de los hidratos de carbono y seguir tomando Omega 3 (DHA).

Es necesaria la suplementación con DHA por varias razones, una de las más importantes es la relación directa que tiene con el desarrollo del cerebro del bebé, ayudando a que sea óptimo y proporcionándole la mejor ventaja mental posible para cuando llegue a este mundo.

La necesidad de DHA por parte del feto es mayor durante el último trimestre de embarazo y es recomendable dejar de tomar una semana antes del parto para evitar un sangrado excesivo.

Por otra parte, es de gran ayuda para las mujeres, ayudándoles a evitar la hipertensión arterial (preeclampsia) y la diabetes gestacional.

Eso si, recordemos que durante este periodo la mujer necesita consumir calorías extra, especialmente a partir del 2º trimestre (4º mes), por encima de las necesidades típicas de una mujer, sobre unas 300 calorías más al día.

Lo que significa llenar un poco más el plato de comida o utilizar uno más grande, pero que siga estando equilibrado (Proteínas de calidad, hidratos favorables y grasas saludables). Tengamos en cuenta que no es recomendable engordar más de 1 kg al mes. No se debe engordar más de 10-12kg en el embarazo, no se come por dos sino para dos.

Ni que decir tiene que el alcohol y el tabaco están totalmente prohibidos y que hay que tener especial cuidado con carnes, embutidos y lácteos, estos últimos deben estar siempre pasteurizados.

No sólo se ven incrementadas la calorias, ocurre lo mismo con el aporte de vitamina D, A y B12. Con el calcio y el fósforo, el hierro, magnesio y yodo. Estando muy relacionado este último con las hormonas tiroideas que cobran especial importancia durante el embarazo.

Es fundamental durante estos 9 meses llevar un control exhaustivo de la tiroides. Un hipotiroidismo en la madre puede tener efectos negativos en el desarrollo cognitivo del feto. Por ello, se debe tener especial cuidado con la soja, el gluten y las crucíferas (brócoli, coliflor, coles de bruselas y col lombarda).

Nutrición Post parto

Incluso después de la concepción, las mujeres tienen que preocuparse por la alimentación y suplementación para que su cuerpo pueda volver a una cierta normalidad.

Después de dar a luz los niveles de ácidos grasos omega-3 de cadena larga (especialmente DHA) en la sangre de la madre caen drásticamente, por ello debería volver a complementar su dieta con DHA, para evitar esa caída y reducir el riesgo de depresión postparto. También es muy importante durante la lactancia ya que mantiene los niveles de DHA en la leche materna.

El papel de la dieta es crucial, sobre todo, para aquellas mujeres que opten por amamantar a su bebé. Siendo esta opción la más recomendable ya que el amamantamiento es infinitamente superior a cualquier otro tipo de alimentación con biberón.

No sólo aumentan los coeficientes de inteligencia del bebé, sino que también disminuyen las enfermedades infantiles.

La leche materna es el alimento más completo que existe, es muy rica en ácido gammalinoléico (GLA) y en ácidos grasos omega-3 de cadena larga como el ácido eicosapentaneico (EPA) y el ácido docosahexanoico (DHA)

Conclusión

Después de haber recorrido nutricionalmente las diferentes etapas de la mujer en este periodo de su vida, podemos concluir que hay que cuidar muy bien la alimentación y la suplementación en todas ellas.

Elegir siempre comida real y de calidad, evitar refinados, azúcares y procesados.

Hay que ser conscientes en todo momento que las elecciones que hagamos y el estilo de vida que llevemos tienen repercusión directa en la salud y vida del bebé, tanto presente como futura.

Источник: https://www.keval.es/blog/nutricion-antes-durante-despues-del-embarazo/

Nutrición durante el embarazo

Cuidado nutricional antes del embarazo
Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyandnutrition.

html

Otros nombres: Alimentación durante el embarazo, Dieta durante el embarazo, Embarazo y nutrición

La nutrición consiste en consumir una dieta saludable y equilibrada para que su cuerpo obtenga los nutrientes que necesita.

Los nutrientes son sustancias en los alimentos que el cuerpo necesita para poder funcionar y crecer. Estos incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y el agua.

Cuando está embarazada, la nutrición es más importante que nunca. Necesita una mayor cantidad de muchos nutrientes importantes que antes del embarazo. Preferir alimentos saludables a diario le ayudará a darle a su bebé lo que necesita para desarrollarse. También ayudará para que usted y su bebé ganen la cantidad adecuada de peso.

¿Tengo alguna necesidad especial de nutrición ahora que estoy embarazada?

Necesita más ácido fólico, hierro, calcio y vitamina D que lo que necesitaba antes del embarazo:

  • El ácido fólico es una vitamina B que puede ayudar a prevenir ciertos defectos congénitos. Antes del embarazo, necesita 400 microgramos por día. Durante el embarazo y la lactancia, necesita 600 microgramos por día proveniente de alimentos o vitaminas. Es difícil obtener esta cantidad solo de los alimentos, por lo que debe tomar un suplemento que contenga ácido fólico
  • El hierro es importante para el crecimiento y desarrollo cerebral de su bebé. Durante el embarazo, la cantidad de sangre en su cuerpo aumenta, por lo que necesita más hierro para usted y su bebé en crecimiento. Debe recibir 27 miligramos de hierro al día
  • El calcio durante el embarazo puede reducir su riesgo de preeclampsia, una condición médica grave que causa un aumento repentino de la presión arterial. El calcio también se acumula en los huesos y futuros dientes de su bebé.
    • Las embarazadas adultas deben recibir 1,000 miligramos de calcio al día
    • Las embarazadas adolescentes (entre 14 y 18 años) necesitan 1,300 miligramos de calcio al día
  • La vitamina D ayuda al calcio a formar los huesos y dientes del bebé. Todas las mujeres, embarazadas o no, deben recibir 600 unidades internacionales de vitamina D al día

Tenga en cuenta que tomar demasiado de un suplemento puede ser perjudicial. Por ejemplo, niveles muy altos de vitamina A pueden causar defectos congénitos. Solo tome vitaminas y suplementos minerales que su profesional de la salud le recomiende.

También necesita más proteínas cuando está embarazada. Las fuentes saludables de proteínas incluyen frijoles, guisantes, huevos, carnes magras, mariscos y nueces y semillas sin sal.

La hidratación es otra necesidad nutricional especial durante el embarazo. Cuando está embarazada, su cuerpo necesita más agua para mantenerse usted y su bebé hidratada. Por eso es importante tomar suficientes líquidos todos los días.

¿Cuánto peso debo subir durante el embarazo?

La cantidad de peso que debe subir depende de su salud y de cuánto pesaba antes de embarazarse:

  • Si tenía un peso normal antes del embarazo, debería aumentar entre 25 y 30 libras
  • Si tenía bajo peso antes del embarazo, debería ganar más
  • Si tenía sobrepeso u obesidad antes de quedar embarazada, debería aumentar menos de peso

Consulte con su profesional de la salud cuánto aumento de peso es saludable para usted. Debe aumentar de peso en forma gradual durante el embarazo, con la mayor parte del peso ganado en el último trimestre.

¿Necesito consumir más calorías al estar embarazada?

La cantidad de calorías que necesita depende de cuánto debe subir de peso. Su profesional de la salud puede decirle cuál debe ser su meta, en función de su peso antes del embarazo, su edad y la rapidez con la que aumenta de peso. Las recomendaciones generales son:

  • En el primer trimestre de embarazo, es probable que no necesite calorías adicionales
  • En el segundo trimestre, por lo general necesita cerca de 340 calorías extra
  • En el último trimestre, usted puede necesitar cerca de 450 calorías extra al día
  • Durante las últimas semanas de embarazo, es posible que no necesite calorías adicionales

Tenga en cuenta que no todas las calorías son iguales. Debe comer alimentos saludables que contengan nutrientes, no las llamadas «calorías vacías», como las que se encuentran en los refrescos, dulces y postres.

¿Qué alimentos debo evitar durante el embarazo?

Durante el embarazo, debe evitar:

  • Alcohol: No hay una cantidad conocida de alcohol que sea seguro para una mujer durante el embarazo
  • Pescado que puede tener altos niveles de mercurio: Limite el atún blanco (albacora) a 6 onzas por semana. No coma blanquillo (lofolátilo), tiburón, pez espada o macarela rey (caballa)
  • Productos que pueden tener gérmenes que causen enfermedades transmitidas por alimentos, incluyendo:
    • Productos del mar ahumados refrigerados como pescado blanco, salmón y caballa
    • Hot dogs o fiambres a menos que se sirvan calientes
    • Productos untables de carne refrigerada
    • Leche o zumos sin pasteurizar
    • Ensaladas preparadas en la tienda, como de pollo, huevo o de atún
    • Quesos blandos sin pasteurizar, como el queso feta sin pasteurizar, queso Brie, queso blanco, queso fresco y quesos azules
    • Brotes crudos de cualquier tipo (incluyendo alfalfa, trébol, rábano y frijol mungo)
  • Demasiada cafeína: Beber grandes cantidades de cafeína puede ser perjudicial para su bebé. Las cantidades pequeñas o moderadas de cafeína (menos de 200 miligramos por día) parecen ser seguras durante el embarazo. Esta es la cantidad en unas 12 onzas de café. Pero es necesario investigar el tema. Consulte con su profesional de la salud si está bien consumir una cantidad limitada de cafeína

Источник: https://medlineplus.gov/spanish/pregnancyandnutrition.html

Nutrición en el embarazo: lo que debes saber

Cuidado nutricional antes del embarazo

28/11/2018

Hay muchos cuidados que debes tener en cuenta cuando estás embarazada y la alimentación es uno de ellos. No solo debes velar por tu buena nutrición sino también la de tu bebé.

Piensa que todo lo que comes impactará en tu hijo.

Los nutrientes que necesita para un desarrollo normal le llegan a través de la placenta, así que debes ser responsable e informarte con tu ginecólogo y nutricionista sobre este tema.

Es importante aclarar que si bien las necesidades energéticas se verán incrementadas durante el embarazo, no es cierto que necesites comer por dos, pero tampoco es el momento de hacer dietas para mantener el peso.

La alimentación saludable es uno de los pilares de tu bienestar, por lo tanto presta atención a los siguientes consejos.

Lo bueno de una alimentación saludable

Tener una alimentación saludable persigue cuatro objetivos principales:

  • Cubrir las necesidades nutricionales de la mujer embarazada
  • Preparar el organismo de la madre para el parto
  • Satisfacer las exigencias nutricionales del bebé
  • Asegurar la reserva energética en forma de grasa para la lactancia

Con el crecimiento del bebé, la madre irá ganando peso durante los nueve meses de gestación. El promedio de este incremento de peso debería estar entre los 9 y 12 Kg, aunque también dependerá de cada persona. Es aconsejable que la mujer tenga un peso adecuado antes del embarazo.

En el primer trimestre, la subida de peso medio está entre 1-3 kg, mientras que durante el segundo y tercer trimestre se produce la mayor subida de peso, debido al mayor crecimiento del feto y de los tejidos que lo envuelven (placenta), así como los depósitos de grasa que acumula la madre, de cara a la lactancia.

¿Qué debo comer?

Debes prestar atención a las porciones diarias recomendadas de cada grupo alimentario:

Proteínas

Los expertos recomiendan entre 75 y 100 gramos de proteínas al día, ya que ayuda al crecimiento del tejido fetal. Lo ideal son de 2 a 3 porciones diarias. Prioriza el pescado frente a la carne y evita la carne procesada.

  • Fuentes de proteínas: Pescado o mariscos cocinados completamente, hígado, pollo, carnes magras, cerdo, nueces, tofu y legumbres como judías blancas, garbanzos, etc.

Calcio

El requerimiento de calcio es casi 1000 miligramos durante el embarazo. El calcio ayuda a tu cuerpo a regular los fluidos y a la formación de los huesos y los brotes de diente del feto. Lo ideal es tomar de 3 a 4 porciones de productos lácteos al día.

  • Fuentes de calcio: leche, huevos, yogur, queso pasteurizado, tofu, almendras, salmón, etc.

Hierro

En combinación con el sodio, el potasio y el agua, el hierro ayuda a aumentar el volumen de sangre y previene la anemia. Una ingesta diaria de 27-30 miligramos es ideal durante el embarazo.

  • Fuentes de hierro: col rizada, espinacas, lechuga, harina de maíz, cereales, carne roja, mariscos, pollo, pavo, etc.

Ácido Fólico

Tiene un papel clave ya que disminuye el riesgo de defectos en el tubo neural, incluyendo la espina bífida. Los expertos recomiendan 600 microgramos diarios.

Es más, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) aconseja una suplementación durante el embarazo de 400 microgramos de ácido fólico al día, al menos un mes antes de la gestación y durante los tres primeros meses del embarazo.

  • Fuentes de ácido fólico: col rizada, espinaca, lechuga, naranja, fresa, limón, mango, tomate, kiwi, harina de maíz, cereales, legumbres, etc.

Vitamina C

Está implicada en los procesos de crecimiento y reparación de tejidos del feto. También mejora la absorción de hierro y contribuye al correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Los expertos recomiendan al menos 80 miligramos cada día (3 porciones de las frutas o vegetales).

Vitamina D

La vitamina D ayuda a aumentar la absorción del calcio, cuyo requerimiento es mayor. Se recomienda una ingesta diaria de 600 Unidades Internacionales (15 microgramos). Además, nuestro cuerpo también produce vitamina D con la exposición al sol, por lo que te recomendamos salir fuera y pasear.

Además, también es importante incluir en la dieta:

Agua

El agua ayuda a transportar los nutrientes de los alimentos que comes a tu bebé.

También puede ayudar a evitar el estreñimiento, las hemorroides, la hinchazón excesiva y las infecciones de las vías urinarias.

Durante el embarazo, la recomendación diaria es de alrededor de 3 litros de líquidos al día (incluye agua, zumos, café y té y refrescos). No debes abusar de los refrescos con azúcar.

Grasas, aceites y azúcares

Elige alimentos con grasas saludables (sobre todo Omega-3), presentes en el pescado, frutos secos, semillas o aguacates. Utiliza aceite y vinagre como aderezo para las ensaladas. Para evitar los excesos, controla el tamaño de las porciones de alimentos con alto contenido en grasa y azúcar.

Suplementos

Incluso las mujeres que tienen una alimentación saludable pueden presentar una cierta carencia de nutrientes clave.

Existen complementos alimenticios como Gestagyn® Embarazo que está especialmente diseñado para complementar las necesidades nutricionales durante el embarazo.

Su formulación incluye: hierro, selenio, zinc, vitamina C y DHA de microalgas, entre otros.

La dieta de la embarazada puede ser complementada con Gestagyn® Embarazo, ya que sus ingredientes ayudan a regular el funcionamiento del sistema inmunitario, reducir el cansancio y la fatiga y a mantener en un óptimo estado el pelo y las uñas. Además, cubre las necesidades básicas de determinados nutrientes como el ácido fólico, esencial para un correcto desarrollo del bebé.

Si estás por encima de tu peso recomendado:

  • Aumenta el consumo de ensaladas y vegetales
  • Evita el uso de grasas saturadas (crema, manteca, mayonesa, grasa de fritura)
  • Reemplaza postres por frutas frescas
  • Reemplaza lácteos enteros por desnatados
  • Realiza al menos 4 comidas diarias. No te saltes comidas o llegarás con demasiada hambre a la siguiente y comerás de más
  • Evita refrescos y zumos azucarados
  • Evita comida basura y muy rica en grasa

Si estás por debajo de tu peso:

  • Realiza al menos 4 comidas al día y no te saltes comidas.
  • Si ya realizas 4 comidas al día, incorpora alimentos saludables entre comidas como frutas, cereales, panes integrales, leche, yogur y quesos.
  • Aumenta el valor energético de las comidas principales añadiendo una cucharada de aceite vegetal.

Las recomendaciones nutricionales que debe seguir una mujer embarazada son similares a las pautas de la población general, con la diferencia de algunas necesidades concretas de determinados nutrientes, como el ácido fólico.

Cabe destacar que llevar una dieta equilibrada y suplementarla con Gestagyn® Preconcepción antes de quedarse embarazada es esencial para la concepción.

Durante el embarazo se deberá mantener una dieta saludable y correctamente suplementada con Gestagyn® Embarazoque contribuirá a disminuir el riesgo de bajo peso del bebé al nacer, parto prematuro, e insuficiencias nutricionales de la madre y el feto, entre otros problemas. Además, una vez ha llegado el recién nacido, complementar la dieta con Gestagyn® Lactancia ayudará a la madre a encontrarse en el mejor estado de salud posible y a proporcionar el mejor alimento posible al lactante.

Источник: https://www.kernpharma.com/es/blog/nutricion-en-el-embarazo-lo-que-debes-saber

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: