Curva de pene por encordamiento e hipospadias en niños

Hipospadias

Curva de pene por encordamiento e hipospadias en niños

El hipospadias es una anomalía que afecta el desarrollo de la uretra, el conducto que conduce la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo. Como resultado, el orificio uretral se desarrolla ubicándose en el lugar incorrecto. 

Acerca del hipospadias

Síntomas del hipospadias
Complicaciones del hipospadias
Causas del hipospadias
Diagnóstico del hipospadias
Tratamiento del hipospadias
Consideraciones especiales
 

Acerca del hipospadias

 El hipospadias es una anomalía congénita (de nacimiento) que se manifiesta en bebés de sexo masculino (varones). Aproximadamente uno de cada 300 niños nace con hipospadias en el Reino Unido. Afecta el desarrollo normal de la uretra. La uretra es el conducto que lleva la orina y el semen hacia el exterior del cuerpo.

Su recorrido comienza en la vejiga, atraviesa  la próstata y pasa por el medio del pene. Mientras el bebé está en el útero, su pene crece en longitud y en su interior se desarrolla la uretra. Hipospadias significa que la uretra de su hijo no se desarrolla correctamente y que el orificio a través de cual pasa la orina (meato) no se ubica en el extremo de su pene.

En vez de ello, el orificio se encuentra en otro lugar de su pene.

Tipos de hipospadias

 Existen varios tipos distintos de hipospadias, según sea dónde se ubique el orificio uretral de su hijo:

  • hipospadias glanular: la uretra se encuentra dentro de la cabeza del pene (glande)
  • hipospadias coronal y subcoronal: la uretra se localiza justo debajo del glande
  • hipospadias medio peneana: la uretra se localiza en algún lugar sobre el cuerpo del pene
  • hipospadias penescrotal: la uretra se localiza cerca del escroto (la bolsa de piel suelta que contiene a los testículos)

 Los hipospadias glanular, coronal y subcoronal son los tipos más comunes. Si su hijo padece de hipospadias, es posible que también tenga otros problemas asociados, entre los que se incluyen:

  • prepucio cubierto: el prepucio no se desarrolla correctamente sobre la parte inferior del pene de su hijo lo cual crea una capucha de piel en su extremo
  • encordamiento: la piel de la parte inferior del pene de su hijo se encuentra tan tirante que el pene aparece curvado o doblado, particularmente cuando está erecto

 Cuanto más atrás se localice el orificio uretral de su hijo, tanto más graves serán los problemas que esto ocasione.

Síntomas del hipospadias

 Usted puede notar que la orina de su hijo no sale por la punta de su pene. Sin embargo, esto puede ser difícil de detectar si su hijo usa pañales o si la anomalía es muy leve. Si tiene dudas, consulte a su médico de cabecera.

            A medida que su hijo crece, puede resultarle difícil direccionar el chorro de orina y puede necesitar sentarse para orinar.

Además, durante las  erecciones su pene puede curvarse y molestarle, lo cual dificultará sus relaciones sexuales en la adultez.

Complicaciones del hipospadias

 El hipospadias también puede estar asociado a otras anomalías, las más comunes son:

  • testículos no descendidos: esto ocurre cuando los testículos de su hijo no se descienden dentro del escroto, donde ambos deben estar para cuando el niño tenga un año de edad
  • hernia inguinal: aparece una protuberancia en la ingle de su hijo que ocurre cuando parte de sus intestinos empujan en una zona donde los músculos de su pared abdominal están debilitados

 En muy raras ocasiones, una combinación de hipospadias y testículos no descendidos puede ser un signo de hermafroditismo. Esto ocurre cuando un desorden subyacente del desarrollo sexual origina dudas sobre el género de un niño. Para más información, consulte a su médico de cabecera.

Causas del hipospadias

 En la actualidad, no se entienden por completo las causas puntuales del hipospadias. Sin embargo, se piensa que podría estar relacionado con los siguientes factores:

  • Factores genéticos: la anomalía puede heredarse en la familia
  • Factores ambientales, tales como productos químicos que emulan nuestras hormonas o interfieren con su funcionamiento normal. Estos productos químicos pueden encontrarse en algunos productos de uso cotidiano, tales como plásticos, pesticidas y algunos alimentos y bebidas tales como leche de vaca y productos derivados de la soja
  • La exposición a determinadas hormonas dentro del útero. Los varones tienen cinco veces mayor probabilidad de padecer hipospadias si fueron concebidos mediante fertilización in vitro (FIV)
  • Nacimiento prematuro con bajo peso. Sin embargo, no se conocen las causas precisas de esta anomalía en los niños prematuros.

 
Diagnóstico del hipospadias

 Habitualmente el hipospadias se detecta durante la primera revisión médica de su hijo (examen posnatal).  Sin embargo si el niño padece un hipospadias muy leve de tipo glanular, es posible que la anomalía no sea diagnosticada hasta que el niño sea mayor.

 Una vez diagnosticado con hipospadias, su hijo será remitido a un urólogo infantil para recibir tratamiento. Un urólogo infantil es un  médico que se especializa en la identificación y el tratamiento de afecciones del tracto urinario en niños.

 Si su hijo padece un tipo de hipospadias más grave, puede necesitar una ecografía para examinar sus riñones y su vejiga con el fin de verificar que estén funcionando correctamente.

Tratamiento del hipospadias

 Si su hijo padece un hipospadias leve de tipo glanular, puede no necesitar ningún tratamiento más que el control periódico.

Cirugía

Las formas más graves de hipospadias se tratan con cirugía correctiva. Esta cirugía se lleva a cabo habitualmente cuando su hijo tiene entre 10 y 18 meses de edad.

De otro modo,  la cirugía puede realizarse alrededor de los cuatro años de edad, antes de que su hijo ingrese a la escuela.

Sin embargo, algunos padres eligen dejar la operación para cuando su hijo sea lo suficientemente grande como para decidir por sí mismo. La cirugía tiene como objetivo:

  • Crear un orificio uretral en el extremo del pene de su hijo
  • Enderezar el pene
  • Permitir que su hijo pueda orinar de pie
  • Hacer que el pene de su hijo luzca tan normal como sea posible

   Si su hijo padece hipospadias leve, normalmente necesitará una sola operación. Sin embargo, si padece un hipospadias de tipo más grave, puede necesitar dos operaciones independientes. Normalmente, estas operaciones se realizan con seis meses de diferencia entre sí. 

Para obtener más información, consulte nuestra hoja informativa sobre corrección quirúrgica del hipospadias.

 

Consideraciones especiales

 
La piel del prepucio de su hijo puede usarse en la cirugía para reconstruir su uretra, por lo tanto es importante que el niño no sea circuncidado antes de esta operación.

Источник: http://www.bupasalud.com/salud-bienestar/vida-bupa/hipospadias?page=1

¿Qué causa hipospadias?

Se desconocen las causas específicas de hipospadias. Sin embargo, hay una tendencia familiar: padres y hermanos de niños con hipospadias tienen una ligera mayor posibilidad de tener la anormalidad.

Los genitales de los hombres y las mujeres son parecidos durante las primeras ocho semanas del desarrollo en el útero. El pene se empieza a desarrollar después de ocho semanas. El defecto en la uretra ocurre entre las semanas número 9 y 12 del embarazo.

Ciertos factores en la madre pueden llevar a un aumento en el riesgo de hipospadias, incluyendo:

  • Obesidad
  • Ser mayor de 35 años
  • Uso de tratamientos de fertilidad para ayudar a la concepción. Esto puede resultar en la exposición de la madre a progesterona, una hormona que se usa durante el procedimiento de fertilización.
  • Uso de hormonas antes o durante el embarazo

Las mujeres embarazadas pueden reducir el riesgo de hipospadias y otros defectos de nacimiento practicando comportamientos sanos, incluyendo:

  • No fumar o beber alcohol;
  • Mantener un peso saludable;
  • Tomar de 400 a 800 microgramos (mcg) de ácido fólico al día; y
  • Ir a ver al médico regularmente durante el embarazo.

La incidencia de hipospadias parece haber aumentado en las culturas occidentales. Una posible teoría para explicar este aumento es el uso de sustancias contaminantes medioambientales, especialmente compuestos parecidos a las hormonas que se usan en pesticidas o frutas y vegetales.

¿Cómo se diagnostica hipospadias?

Hipospadias se puede diagnosticar con un examen físico cuando nace el bebé. Ya que es común, los médicos miran a ver si hay hipospadias en todos los recién nacidos.

Esta anormalidad se nota con facilidad. El encordamiento, que a menudo ocurre al mismo tiempo de hipospadias, no se nota y tan solo puede verse cuando el pene está erecto.

El médico puede referir a la familia a un urólogo pediátrico para que trate al bebé.

¿Cómo se trata hipospadias?

Hipospadias se trata mediante cirugía. Los urólogos normalmente corrigen hipospadias cuando el niño tiene entre 6 y 12 meses de edad porque es más fácil de cuidar la zona donde se hace la cirugía.

Se han desarrollado procedimientos y técnicas quirúrgicas nuevas y mejores que permiten que se haga la operación a una edad más temprana. Esto ayuda a prevenir muchos de los problemas psicológicos que tienen los niños que sufren de hipospadias.

Los objetivos de la cirugía son corregir la curvatura del pene y colocar la apertura de la uretra en el lugar correcto. No se debe de hacer la circuncisión a los bebés con hipospadias, ya que la piel extra del prepucio puede ser útil para ayudar al cirujano a aumentar la longitud de la uretra o reconstruirla.

La cirugía se hace mientras el bebé está bajo el efecto de anestesia general. El bebé puede necesitar más de una cirugía si el urólogo quiere enderezar el pene antes de corregir la uretra; no obstante, se suele corregir en un solo procedimiento. El bebé a menudo se va a casa el mismo día de la cirugía.

Una vez que la cirugía está hecha, el bebé puede tener un pequeño catéter (tubo) para pasar la orina. El catéter se mantiene bien sea unos días hasta dos semanas. El médico también recetará antibióticos para reducir el riesgo de cualquier infección, así como medicamentos normales para ayudar con la incomodidad.

Con las tecnologías y técnicas modernas, los procedimientos de reparación de hipospadias y encordamiento son altamente exitosos.

¿Cómo cuido a mi hijo después de la cirugía?

El personal médico te dará información de cómo cuidar a tu hijo mientras se está recuperando, incluyendo instrucciones en cómo bañarlo, cómo cuidar sus vendajes, y cómo reconocer las señales de infección u otras complicaciones.

Como con cualquier cirugía, siempre hay un riesgo de infección o lesión en la zona de la cirugía. Es importante seguir las instrucciones que te llevas a casa y también vigilar de cerca la recuperación de tu hijo y la zona de su cirugía.

La zona de la cirugía empezará a recuperarse inmediatamente, aunque el proceso completo de cura puede llevar varios meses. Es normal ver moratones e hinchazón después de la cirugía, y deben de desaparecer en las primeras semanas de recuperación.

No dejes a tu hijo jugar con juguetes que le hacen sentarse a horcajadas, como juguetes para montarse o andadores, hasta que el médico te haya dado el visto bueno. También puede ayudar con la comodidad de tu hijo el usar doble pañal para proporcionar más amortiguación.

La mayoría de las recuperaciones siguen sin complicaciones; sin embargo, llama inmediatamente al pediatra de tu hijo si notas que tu hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Una fiebre de 102 grados o más  durante más de 24 horas;
  • No puede orinar, o tiene dificultad para orinar;
  • Tiene una decoloración azul o gris en la punta del pene;
  • Los medicamentos para el dolor no parecen ayudarle;
  • Sangra en la zona de la operación.

Por favor, nota que es normal que la orina aparezca rosa durante los primeros días después de la cirugía.

¿Cuál es el pronóstico para los niños que nacen con hipospadias?

La mayoría de los arreglos de hipospadias duran toda la vida y llevan a un funcionamiento del pene normal y sano. El urólogo de tu hijo decidirá cómo de frecuentemente debe de tener citas de seguimiento. No son comunes las complicaciones después de la cirugía, pero pueden ocurrir.

Ocasionalmente, un agujero conocido como fístula se forma del tracto urinario a la piel del pene. También puede haber cicatrices que afecten el flujo de orina, Si, después de que tu hijo se ha recuperado de su cirugía, notas que se le escapa un poco de orina o que el flujo de orina es lento o débil, contacta con tu médico.

Referencias

Esta información proviene de la Cleveland Clinic y no es su intención reemplazar el consejo de su médico o proveedor de servicios de salud. Por favor consulte a su proveedor de salud par información acerca de una condición médica específica. ©The Cleveland Clinic 1995-2021

Index#s15060

  The Cleveland Clinic   Center for Consumer Health Information   216/444-3771 or 800/223-2273 ext.43771   healthl@ccf.org

  ©The Cleveland Clinic 2021

Источник: http://www.clevelandclinic.org/health/shic/html/s15060.asp

Información sobre el hipospadias | CDC

Curva de pene por encordamiento e hipospadias en niños

El hipospadias es un defecto de nacimiento en los varones en el que la abertura de la uretra (el conducto por el cual pasa la orina desde la vejiga para salir del cuerpo) no está en la punta del pene.

¿Qué es el hipospadias?

El hipospadias es un defecto de nacimiento en los varones en el cual la abertura de la uretra no está en la punta del pene.

En los niños con hipospadias, la formación anormal de la uretra sucede entre las semanas 8 y 14 del embarazo.

La abertura anormal puede estar situada en cualquier parte, desde el área que está justo debajo de la punta del pene hasta el escroto. Existen distintos grados de gravedad del hipospadias; algunos pueden ser leves y otros más graves.

Tipos de hipospadias

El tipo de hipospadias que tenga el niño dependerá de la ubicación de la abertura de la uretra:

  • Balánico: la abertura de la uretra se sitúa en algún lugar cerca de la cabeza del pene.
  • Peneano: la abertura de la uretra se sitúa en el cuerpo del pene.
  • Penoescrotal: la abertura de la uretra se sitúa en el área donde se une el pene al escroto.

Otros problemas

Los niños con hipospadias a veces presentan un pene encorvado. Podrían tener problemas por la forma anormal en que sale la orina y quizás deban sentarse para orinar.

En algunos niños con hipospadias, los testículos no han descendido completamente al escroto.

Si el hipospadias no se trata, puede causar problemas más adelante en la vida, como dificultad para tener relaciones sexuales o para orinar de pie.

Causas y factores de riesgo

No se conocen las causas del hipospadias en la mayoría de los bebés. Se cree que en la mayoría de los casos, el hipospadias es causado por una combinación de genes y otros factores, como los elementos dentro del ambiente con los que entra en contacto la madre, o lo que come o bebe, o ciertos medicamentos que usa durante el embarazo.

Los investigadores de los CDC han reportado hallazgos importantes sobre algunos factores que afectan el riesgo de tener un niño con hipospadias:

  • Edad y peso: las madres de 35 años o mayores y que eran consideradas obesas presentaron un riesgo más alto de tener un bebé con hipospadias.1
  • Tratamientos de fertilidad: las mujeres que utilizaron tecnología de reproducción asistida para ayudar con el embarazo presentaron un riesgo más alto de tener un bebé con hipospadias.2
  • Ciertas hormonas: las mujeres que tomaron ciertas hormonas poco antes o durante el embarazo mostraron un riesgo más alto de tener un bebé con hipospadias.3

Los CDC continúan estudiando los defectos de nacimiento, como el hipospadias, y la forma de prevenirlos. Si usted está embarazada o está pensando en quedar embarazada, hable con su médico sobre las maneras de aumentar las probabilidades de tener un bebé sano.

Diagnóstico

El hipospadias generalmente se diagnostica durante un examen físico después de que nace el bebé.

Tratamientos

El tratamiento para el hipospadias depende del tipo de defecto que tenga el niño. En la mayoría de los casos se requerirá cirugía para corregir el defecto.

Si se necesita cirugía, generalmente se hace cuando el niño tiene entre 3 y 18 meses de edad. En algunos casos, la cirugía se hace por etapas.

Algunas de las reparaciones que se hacen en la cirugía podrían incluir colocar la abertura de la uretra en el sitio correcto, corregir la curvatura del pene y reparar la piel que rodea la abertura de la uretra.

Debido a que es posible que el médico necesite usar el prepucio para hacer algunas de las reparaciones, no se deben circuncidar los niños con hipospadias.

Reparación De Hipospadias En Niños (Aftercare Instructions) Care Guide Information En Espanol

Curva de pene por encordamiento e hipospadias en niños

This material must not be used for commercial purposes, or in any hospital or medical facility. Failure to comply may result in legal action.

LO QUE USTED DEBE SABER:

  • Reparación de hipospadias es cirugía realizada en niños varones para arreglar un problema con su pene (órgano sexual masculino) llamado hipospadias. Hipospadias es una condición de la uretra nacida con su niño. La uretra es el conducto que lleva la orina de la vejiga a la extremidad del pene. Con hipospadias, la uretra se abre en la parte inferior del pene en vez de la extremidad. En casos graves, la apertura podría ser en el escroto (saco detrás del pene) o perineo. El perineo es el área entre el escroto y el ano (trasero). Su pene también puede tener una condición llamada encordamiento (curvatura hacia abajo) y un prepucio (piel que cubre la extremidad) incompleto. Esto le puede hacer difícil a su niño pasar orina y semen en un paso derecho.
  • La cirugía va a corregir los problemas de su niño de una apertura en la uretra fuera de lugar, pene con una curvatura, o prepucio sin forma. Durante cirugía, el prepucio puede servir como piel adicional para ser usado en la reparación. Usted puede elegir circuncisión (extraer) para el prepucio de su niño o reparación para que parezca que tiene una circuncisión. Una reparación de hipospadias usualmente se hace cuando su niño tiene de 6 a 12 meces de edad. Pero se puede realizar desde los tres meses, o de 3 a 4 años de edad. Realizar este procedimiento cuando el niño es muy joven permite una recuperación más rápida y no va a interferir con el entrenamiento para aprender a ir al baño. Dependiendo de la localización de la apertura en la uretra, su niño podría tener uno o más cirugías. La reparación de hipospadias también ayuda a prevenir problemas más adelante con erección y poder embarazar a su pareja.

Medicamentos:

  • Mantenga una lista vigente de los medicamentos de su niño: Incluya la cantidad, horario, forma, y la razón porque los esta tomando. Traiga la lista y los recipientes de píldoras a sus visitas de seguimiento. Mantenga consigo la lista de medicamentos de su niño en caso de una emergencia. Bote las listas de medicamentos viejas. Administre las vitaminas, hierbas o suplementos alimenticios solo como se le haya indicado.
  • Administre los medicamentos de su niño siguiendo las indicaciones de los médicos: Llame al proveedor de salud de su niño si piensa que sus medicamentos no le están ayudando como se había esperado. Infórmele si su niño es alérgico a algún medicamento. Consulte con su médico antes de cambiar o suspender los medicamentos de su niño.
  • No administre aspirina a niños menores de 18 años: Su niño podría desarrollar el síndrome de Reye si toma aspirina. El síndrome de Reye podría causar daño al cerebro e hígado de peligro mortal. Revise las etiquetas de los medicamentos de su niño para ver si contienen aspirina, salicilato, o aceite de gaulteria.
  • Antibióticos: Estos medicamentos se administran para combatir infecciones causadas por bacterias. Administre este medicamento a su niño exactamente como lo haya ordenado su proveedor de salud. No deje de administrar el antibiótico a su niño a menos que lo haya indicado su proveedor de salud. Nunca guarde antibióticos o administre a su niño antibióticos que le fueron recetados para otras enfermedades.
  • Medicamentos para el dolor: Su niño podría necesitar medicamento para suspender o reducir su dolor. Sepa cuando su niño necesita recibir su medicamento y la cantidad. Observe a su niño para signos de dolor. Informe a los médicos si continua o empeora su dolor. Para prevenir caídas, manténgase con su niño para que lo pueda ayudar a levantarse de la cama.

Información sobre la visita de seguimiento:

Es posible que su niño necesite visitar a su médico nuevamente en tres meses. Esto le permite al médico de su niño revisar la reparación de hipospadias. Anote cualquier pregunta que usted y su niño podrían tener. Así, ustedes se acuerdan de hacer estas preguntas durante la próxima visita.

Es posible que también su niño necesite pruebas de orina y un ultrasonido para verificar la función de la vejiga. Se podría realizar una segunda cirugía si la hipospadias de su niño es muy grave. Su niño podría necesitar visitas de seguimiento cada cuantos años hasta que sea un adolescente.

PÓNGASE EN CONTACTO CON UN MÉDICO SI:

  • Su niño tiene una fiebre
  • Su niño tiene escalofríos, tos, o se siente débil y con picor.
  • Su niño esta vomitando o esta pasando menos orina de lo usual.
  • Su niño esta irritable y llorando más de lo usual.
  • Usted tiene preguntas o inquietudes sobre la condición, cirugía, medicamento, o cuidado de su niño.

BUSQUE ATENCIÓN INMEDIATA SI:

  • Su niño no puede pasar orina.
  • Los vendajes de su niño se llenan de sangre.
  • La herida de su niño o vendaje tiene pus o mal olor.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Medical Disclaimer

Источник: https://www.drugs.com/cg_esp/reparaci%C3%B3n-de-hipospadias-en-ni%C3%B1os-aftercare-instructions.html

Causas

El hipospadias está presente en el momento del nacimiento (es congénito). A medida que el pene de un feto se desarrolla, determinadas hormonas estimulan la formación de la uretra y el prepucio. El hipospadias es el resultado de un malfuncionamiento en la acción de estas hormonas, lo que deriva en el desarrollo anormal de la uretra.

En la mayoría de los casos, la causa exacta del hipospadias se desconoce. A veces, el hipospadias se debe a factores genéticos, pero el medio ambiente también puede desempeñar un rol.

Factores de riesgo

Aunque por lo general la causa del hipospadias no se conoce, estos factores pueden estar asociados con la afección:

  • Los antecedentes familiares. Esta afección es más frecuente en los bebés con antecedentes familiares de hipospadias.
  • La genética. Determinadas variaciones genéticas pueden desempeñar un rol en la alteración de las hormonas que estimulan la formación de los genitales masculinos.
  • Edad de la madre que supera los 35 años. Algunas investigaciones sugieren que los bebés cuyas madres son mayores de 35 años pueden tener un riesgo más alto de tener hipospadias.
  • La exposición a determinadas sustancias durante el embarazo. Hay cierto grado de especulación respecto de una asociación entre el hipospadias y la exposición de la madre a ciertas hormonas o compuestos, por ejemplo, pesticidas y sustancias químicas industriales; sin embargo, es necesario realizar más estudios para confirmar esta conjetura.

Complicaciones

Si el hipospadias no se trata, puede causar lo siguiente:

  • Apariencia anormal del pene
  • Problemas para aprender a usar un inodoro
  • Curvatura anormal del pene con la erección
  • Problemas de alteraciones de la eyaculación

Tratamiento

Algunos tipos de hipospadias son muy leves y no requieren cirugía. Sin embargo, el tratamiento generalmente incluye cirugía para reubicar el orificio de la uretra y, si es necesario, enderezar el cuerpo del pene. Por lo general, la cirugía se realiza cuando el niño tiene entre 6 y 12 meses.

Si el pene tiene una apariencia anormal, no se debe realizar la circuncisión. Si el hipospadias se detecta durante la circuncisión, se debe completar el procedimiento. En cualquier caso, es recomendable la derivación a un urólogo pediátrico.

Cirugía

La mayoría de los tipos de hipospadias se pueden corregir en una única cirugía que se realiza de manera ambulatoria. En algunos tipos de hipospadias, será necesario realizar más de una cirugía para corregir el defecto.

Cuando el orificio uretral está cerca de la base del pene, es posible que el cirujano tenga que usar injertos de tejido del prepucio o de la parte interior de la boca para reconstruir el conducto urinario en la posición correspondiente y corregir el hipospadias.

Resultados de la cirugía

En la mayoría de los casos, la cirugía da resultados muy satisfactorios. Casi siempre, el pene luce normal después de la cirugía, y también se normalizan la función urinaria y la sexual.

En ocasiones, se hace un agujero (fístula) a lo largo de la parte inferior del pene, donde se creó la nueva vía urinaria, lo que produce la pérdida de orina. Rara vez, se presenta algún problema con la cicatrización. Estas complicaciones pueden requerir una cirugía adicional para la reparación.

Atención de seguimiento

Tu hijo necesitará ir a un par de consultas con el cirujano después de la cirugía. Después de eso, se recomienda el seguimiento regular con el urólogo pediátrico de tu hijo una vez que haya aprendido a ir al baño y en la pubertad, a fin de verificar la cicatrización y detectar posibles complicaciones.

Preparación antes de la cita

En la mayoría de los casos, a tu hijo se le diagnostica el hipospadias mientras aún está en el hospital después del nacimiento. Es probable que te deriven a un urólogo pediátrico. A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta:

  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe: un acompañante de confianza puede ayudarte a recordar información y brindarte apoyo.
  • Haz una lista de preguntas para hacerle al médico.

Las preguntas podrían incluir las siguientes:

  • ¿Mi hijo necesita cirugía?
  • ¿Cuál es el mejor momento para cirugía?
  • ¿Cuáles son los riesgos asociados con esta cirugía?
  • ¿Qué ocurre si mi hijo no se somete a la cirugía?
  • ¿Esta afección afectará la fecundidad o la función sexual de mi hijo posteriormente en la vida?
  • ¿Qué probabilidades hay de que los futuros hijos tengan la misma afección?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda consultar?
  • ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas durante la consulta.

Qué esperar del médico

Prepárate para responder las preguntas del médico de tu bebé, por ejemplo:

  • ¿A alguien más de tu familia le diagnosticaron hipospadias?
  • ¿El pene de tu hijo se curva hacia abajo durante una erección?
  • ¿Notaste un rociado anormal cuando tu hijo orina?

Last Updated Mar 29, 2018

©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use

Источник: https://middlesexhealth.org/learning-center/espanol/enfermedades-y-afecciones/hipospadias

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: