¿De qué color tendrá los ojos?

El color de los ojos del bebé

¿De qué color tendrá los ojos?

El color de los ojos del bebé

Durante el primer año de vida es cuando se define si el bebé ha heredado los ojos verdes de su madre o los marrones de su padre. También cabe la posibilidad de que el color sea una mezcla, incluso aunque los dos padres tengan el mismo color de ojos.

Si recuerdas las clases de biología cuando se hablaba del tema de la genética, te vendrán rápidamente a la memoria los términos «dominante» y «recesivo». Recesivo significa que un rasgo genéticamente hereditario puede ser reemplazado por otro rasgo.

En el contexto del color de los ojos del bebé, significa que los ojos azules no se suelen imponer, sino que normalmente dejan que colores dominantes, como por ejemplo el marrón, se impongan. Es decir, en este caso es muy probable que se impusiese el marrón.

La conclusión sería la siguiente: si uno de los padres tiene los ojos marrones, es muy probable que el bebé tenga también ojos marrones. Pero esta regla solo puede servir de orientación en el mejor de los casos, porque el color de los ojos del bebé no se explica con el sencillo esquema de cruzamiento.

Los genes también desempeñan en este caso un papel importante. En una constelación muy determinada de los cromosomas, puede ocurrir que se impongan rasgos recesivos, es decir, más débiles.

Pronóstico aproximado del color de los ojos del bebé

Existen unas reglas en las que se basan diversas estadísticas que permiten predecir más o menos el color de los ojos del bebé. Se rigen por el orden de dominancia, donde la dominancia de arriba a abajo decrece y la recesividad crece. Además, se pueden producir mezclas de los distintos colores de ojos.

No obstante, la ciencia todavía no ha conseguido a día de hoy explicar claramente cuáles son los factores genéticos responsables del color de los ojos del bebé. Por este motivo, es muy normal que, a pesar de todas las reglas, haya sorpresas, por lo que en muchos casos se da por cierta la teoría de que las excepciones confirman la regla.

Si quieres profundizar más acerca de los factores genéticos y como lo explica la ciencia echa un vistazo a este estudio de la Universidad de Illinois, donde aborda con más detalle como actúan los genes a la hora de la determinación del color de los ojos de un bebé. 

La mayoría de los bebés de tez clara nace con ojos claros, mientras que los bebés de tez morena con ojos marrones o grises. En el caso de los bebés con la tez clara, los ojos suelen ser azules porque en el nacimiento todavía no ha concluido el desarrollo de la pigmentación del iris con la melanina.

El iris humano se compone de dos capas, la inferior de las cuales está enriquecida con pigmentos de melanina. Si entra luz en el ojo, los pigmentos la absorben protegiéndolo así de un exceso de luz. Como en los recién nacidos todavía falta la capa de pigmentos, no se puede producir la absorción.

La luz vuelve a salir «sin filtrar» del iris y parece azul. Este también es el motivo por el que los recién nacidos son extremadamente sensibles a la luz.

Según pasa el tiempo, el ojo va desarrollando los pigmentos, por eso el color de ojos del bebé se va transformando a lo largo del primer año de vida.

¿Por qué a algunos niños se les quedan los ojos de color azul?

La explicación es sencilla, los ojos de estos niños producen muy pocos pigmentos de melanina, de manera que se les quedan los ojos de color azul para siempre. Rara vez puede ocurrir que en un ojo se acumulen más pigmentos que en el otro. Dicha persona tiene pues cada ojo de un color distinto (normalmente azul y verde).

La influencia del sol

Los investigadores coinciden en que, en la historia de la evolución, el color de ojos de los seres humanos está estrechamente relacionado a la radiación solar. La mayoría de las personas del Polo Norte tienen ojos azules o gris pizarra, porque allí el sol brilla menos que en el resto de los sitios.

En esta tesis de la «Universidad Complutense de Madrid» se estudia con más profundidad la sensibilidad cutánea la radiación ultravioleta.

Los bebés de piel morena suelen nacer en lugares del planeta más soleados y la mayoría tienen los ojos oscuros desde el principio. Durante el embarazo se genera por precaución una cantidad de melanina más levada para proteger los ojos del bebé de la luz solar en su primer día de vida.

También existen cremas y protectores solares para bebés con factores altos para proteger a los más menudos del hogar durante días soleados si salen al exterior. 

No obstante, en el caso de estos niños, el color de los ojos también se va transformando a lo largo del primer año de vida porque, tampoco en su caso, la producción de melanina no termina con el nacimiento. Es decir, los ojos se oscurecerán aún más, incluso se pueden poner de color negro intenso.

¿Cuándo se sabe el color de ojos que se le va a quedar al bebé?

A los seis meses suele quedar patente la primera tendencia. Normalmente, a partir de los 18 meses los padres pueden dar por sentado que el color de ojos de su hijo ya se ha formado definitivamente. No obstante, hay niños a los que les vuelve a cambiar el color de ojos durante la pubertad.

Por cierto, a pesar de que realmente son los genes de los padres los que determinan el color de los ojos del bebé, con frecuencia los abuelos dejan huella en el color de ojos de sus nietos.

Los genes determinan cómo va evolucionando el color. Normalmente hasta los 18 meses no se decide el color definitivo de los ojos. Genéticamente los abuelos también pueden influir en el color de ojos de sus nietos.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Descubrir el mundo a través de la coordinación del ojo, la mano y la boca. En las primeras semanas de vida de tu bebé te darás … Para la mayoría de adultos esto es algo totalmente obvio, pero para los bebés es un logro importante durante su desarrollo. En un … Desarrollo del bebé: los primeros pasos. Entre el primer grito y el primer paso del bebé pasarán muchos meses en los que … Cómo pueden los padres fomentar la motricidad en el desarrollo de sus hijos: los primeros años de vida de un niño son … La aparición de los dientes de leche empieza por un avance lento y es un proceso más largo que se conoce con el término «dentición … Tras las primeras cuatro semanas, muchos padres se dan cuenta de que su bebé cada vez tiene más michelines y que crece aún más …

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/bebe/desarrollo-del-bebe/el-color-de-los-ojos-del-bebe.html

Por qué podéis tener un hijo con ojos azules aunque los vuestros sean marrones

¿De qué color tendrá los ojos?

Aunque las probabilidades sean mínimas, la genética es caprichosa: todos los seres humanos tenemos dos cromosomas que determinan el color de los ojos.

Uno de ellos es el cromosoma 15, donde un gen influye en el color y cuyos alelos posibles son el marrón y el azul. El otro es el cromosoma 19, cuyo gen que influye en el color tiene como alelos posibles el verde y el azul.

Es decir: todos llevamos genes de verde y/o de azul, ya que en nuestro cromosoma 19 no hay cabida para el marrón.

Por qué tenemos los ojos de color marrón, azul, verde, negro…

El color de ojos es hereditario, no es una característica al azar, sino que, por el contrario, existe una línea de herencia muy clara.

 Ahora bien, que el color de ojos sea hereditario no implica necesariamente que los niños nacerán con el color de ojos de sus padres.

De hecho, se ha descubierto que la línea de herencia del color de ojos asciende al menos hasta los abuelos de cada uno.

Así que el color de los ojos varía de una persona a otra debido a la información genética que transmiten los padres y los abuelos a través de los cromosomas 15 y 19. Por lo tanto, el color de ojos es un rasgo poligénico que está determinado por la cantidad y el tipo de pigmentos presentes en el iris de los ojos.

Según los postulados de Mendel sobre la herencia de rasgos fenotípicos y genotípicos, la transmisión de información genética depende de la condición (dominancia o recesividad) y de la ubicación (en autosoma o en cromosoma) de un gen.

Los ojos claros parten de genes recesivos. Es decir, que se encuentran en desventaja respecto a las tonalidades más oscuras (por eso el color marrón es dominante sobre el verde o el azul).

Pero para entender por qué una persona tiene ojos claros hay que atender no sólo al color de ojos de sus padres, sino también al menos al de sus abuelos, ya que aquí entra en juego la ubicación del gen.

En otras palabras, los genes recesivos pueden “sobrevivir” a los genes dominantes dependiendo de dónde estén ubicados. El hecho de que las mujeres tengan dos cromosomas X permite que los genes recesivos puedan heredarse igualmente. Para que se dé un color puro, todos los genes tienen que ser iguales. Si no, aparecerá un color mixto.

Aunque siempre se habla de tres tipos de colores (marrón, verde y azul), los humanos tienen muchas variaciones fenotípicas en el color de los ojos.

 Es un proceso complejo en el que intervienen varios factores.

Por ejemplo: el color de los ojos también depende de la cantidad del pigmento melanina que tenga en el iris (la parte coloreada del ojo), lo que determinará su tonalidad.

A mayor cantidad de pigmento, más oscuros serán los ojos. Los ojos azules, grises y verdes son más claros porque tienen menos melanina en el iris. Por ejemplo: entre un padre con ojos marrones y una madre de ojos verdes, es muy poco probable un color mixto porque el color marrón aporta una gran cantidad de melanina y el verde muy poca.

La mayoría de las personas del mundo tienen los ojos marrones. Los siguientes colores más comunes son el azul y el gris, siendo el verde el color menos frecuente (solo el 2% de la población mundial tiene los ojos verdes).

Cómo son los cromosomas que influyen en el color de los ojos

La información genética referida al color de los ojos se transmite a través no de uno, sino de dos cromosomas: los cromosomas 15 y 19.

Hay diferentes versiones de un mismo gen. Esas diferentes versiones se llaman alelos. Los alelos son los responsables de que una persona pueda tener un cromosoma con el gen para el color azul en los ojos y otro gen para el color marrón en el cromosoma homólogo. Los colores azul y marrón son los alelos.

Un ser humano puede tener dos alelos iguales en los homólogos, o dos diferentes. Es decir, los dos genes pueden ser para el color azul o ambos pueden ser para el marrón. También puede llevar un gen para el azul y el otro para el marrón. A los individuos que tienen el mismo alelo en ambos cromosomas se les denomina homocigotos, y los que tienen alelos diferentes se llaman heterocigotos.

Como explicábamos antes, los alelos pueden ser además dominantes o recesivos. Un alelo dominante siempre se manifiesta, aunque el individuo sólo lo tenga en uno de los cromosomas y el del cromosoma homólogo sea diferente. Un alelo recesivo sólo se muestra si hay dos copias de él, es decir, si está en los dos cromosomas.

El alelo para los ojos azules es recesivo y se necesitan dos copias para que la persona tenga los ojos azules. Sin embargo, para tener ojos marrones, basta con que sólo uno de los cromosomas sea portador de dicho gen alelo.

Cómo es posible tener el color de los ojos distinto del de los padres

Aunque es muy improbable que dos padres con los ojos marrones tengan un hijo con los ojos azules o verdes, no es imposible. Hay muchas combinaciones posibles, porque como hemos dicho hay dos cromosomas que dan el color de los ojos y cada uno de ellos ofrece variantes. Además, la herencia genética de los cuatro abuelos también influye.

Una persona cuyos ojos son azules tiene la combinación más sencilla, ya que tanto los dos alelos del cromosoma 15 como los dos del 19 son los mismos.

Pero si tuviera tan sólo un alelo diferente en el cromosoma 15 (portador del color marrón), ya tendría los ojos marrones.

En este caso, incluso aunque el cromosoma 19 tuviera alelos verde y azul, también los tendría marrones (ya que es un gen dominante).

Si, por el contrario, los alelos fueran ambos azules para el cromosoma 15, y verde y azul para el 19, los tendría verdes. Y hay muchas más combinaciones…

Además debemos tener en cuenta que influyen más factores y por ello hay gente que tiene los ojos marrones tirando a verdosos, ojos marrón oscuro o claros, e incluso gente con un ojo de cada color. De cualquier forma, la clave está en los recesivos de ambos genes.

En definitiva, para explicar cómo puede una pareja con ojos marrones tener un hijo con ojos de color azul tenemos que saber, simplemente, que la clave está en que los dos padres tengan un alelo azul en cada cromosoma. Y las posibilidades de que esto suceda irán aumentando en la misma medida en la que aumenten los alelos de esta tonalidad.

Cuántos colores puede tener un ojo

Entonces, ¿cuántos colores de ojos puede haber? Para explicar esto hay que tener en cuenta, no sólo la herencia genética, sino también la melanina. Empezando de más claro a más oscuro:

  • Los albinos (personas que tienen una carencia total o casi total de melanina y, como consecuencia, tienen la piel y el pelo blancos) pueden tener los ojos de un azul muy claro, gris pálido o incluso de color rojizo. Este tipo es especialmente sensible a la exposición solar.
  • Los ojos violetas proceden de una mezcla de tonos rojos con reflejos azules, dando como resultado un irreal azul muy intenso. Se pueden observar sobre todo en individuos afectados de albinismo, aunque se han dado casos en personas carentes de esta enfermedad.
  • Los que poseen muy poca melanina tienen ojos de color azul claro o gris pálido.
  • Los de poca o intermedia pigmentación tienen los ojos azules, grises, verdes o color miel más oscuros.
  • Los de pigmentación oscura son de ojos marrones, y van desde un castaño claro que se aproxima al verde o al dorado, hasta un marrón tan oscuro que parece negro. Estos iris son más gruesos y sólidos.
  • Los ojos negros (que no son marrón oscuros, sino tan negros que resulta prácticamente imposible diferenciar el iris de la pupila), sólo se observan en el 1% de la población mundial (otra cosa es que se sufra aniridia, una enfermedad poco frecuente que provoca la casi total ausencia del iris). Son frecuentes, sobre todo, entre en personas de ascendencia africana, asiática e indígena.
  • También existen personas con los ojos de color rojo. Los que presentan este color con mayor frecuencia son los albinos. La razón de ello es que los rayos solares los atraviesan reflejando la hemoglobina de los vasos sanguíneos de la retina porque el iris carece completamente de melanina.

En definitiva, la tonalidad del iris de una persona viene determinada fundamentalmente por la cantidad y distribución de la melanina, si bien también influyen otros pigmentos como el lipocromo, cuya predominancia provoca ojos de color ámbar o amarillento para los que no existe explicación genética.

Y también puede haber mezcla de colores dentro del mismo iris: combinaciones de marrón y verde, azul y verde, y trazos de ocre claro que tiende al amarillo. Son iris “intermedios” que pueden aparentar de lejos un color homogéneo, pero al mirarlos de cerca se aprecian muchos colores mezclados.

Por último, un hecho curioso: existen personas que tienen un ojo de cada color. A esta particularidad se la denomina heterocromía, una condición muy singular que permite que el iris de cada ojopresente diferencias de color o tonalidad.

Ésta es una característica muy poco habitual en los seres humanos, pero bastante común en perros, gatos y caballos. La mayoría de los casos de heterocromía en personas son hereditarios, aunque a veces los ojos también pueden cambiar de color debido a una enfermedad, un síndrome o una lesión.

Imágenes | iStock /dolgachov / boggy22 / DGLimages /Paffy69

Источник: https://muysaludable.sanitas.es/padres/podeis-hijo-ojos-azules-aunque-los-vuestros-sean-marrones/

¿Qué color de ojos tendrá mi bebé?

¿De qué color tendrá los ojos?

Si estás esperando un bebé, ¡enhorabuena por la feliz noticia! Seguro que en tu cabeza han aparecido numerosas preguntas y, aunque solo sea por curiosidad, es probable que también te hayas preguntado cómo será el color de sus ojos. ¿Serán cómo los ojos de su madre o de su padre? ¿Heredará los ojos de uno de sus abuelos?

Para poder conocer el color de ojos de tu bebé no solo es necesario esperar los 9 meses de embarazo, tendrás que esperar varios meses después para conocer realmente el color de ojos definitivo de tu bebé.

¿De quédepende el color de los ojos de tu hijo?

El colorde ojos de un bebé depende principalmente de la genética. Los padres y losabuelos transmiten su genética de color de ojos a través de los cromosomas 15 y19. El color de ojos de los niños depende de la estructura del iris,es decir, de la cantidad de pigmento que contiene. Este pigmento se sueledesarrollar durante los primeros meses de vida.

Los colores que se difunden de los padres y los abuelos pueden ser puros o mixtos dependiendo del tipo y la cantidad de pigmento que el iris de nuestros antecesores tenga. Hablamos de que el color de ojos es puro cuando los genes son todos iguales, de lo contrario estamos ante colores mixtos.

“Los genes definen el color de ojos de tu bebé”

Para que tuhijo tenga los ojos de color verde, alguno de sus padres tiene que llevar esecromosoma en su genética. Sin embargo, ante este aspecto debemos tener encuenta la biología en la genética. Los rasgos genéticos que se heredanpueden ser recesivos o dominantes. Los colores oscuros suelen ser genesdominantes y los claros los genes recesivos.

Lo que sí puedes saber es con qué probabilidad tu hijo tendrá un color de ojos u otro, teniendo en cuenta el color de los ojos de sus progenitores:

Imagen: todopapas.com

Por tanto, no existen ninguna regla exacta, puedes conocer las probabilidades pero para saberlo seguro tendrás que esperar unos meses.

Si bien es cierto que, el color de ojos está ligado también con el color de piel y la raza.

Los bebés con pieles claras se relacionan con ojos claros por tener menor melanina, mientras que las pieles más oscuras se relacionan con ojos oscuros.

También te recomendamos leer:

Ojos negros, ¿de verdad existen?

¿Cuándose define el color de ojos de un bebé?

Es muyprobable que un bebé recién nacido tenga un color de ojos diferente al colorque tendrá el resto de su vida. Por lo general, los bebés cuando nacensuelen tener los ojos grises o de color azul pero este color va cambiando amedida que transcurre el tiempo.

Como pasacon el color de pelo o el color de la piel, el color de ojos de los bebés varíaporque la melanina aún no está presente en el iris del niño, las célulasproductoras de melanina están todavía desarrollándose. Estas célulasdenominadas melanocitos son las responsables de determinar el color de los ojosen los niños.

Además, otro aspecto a tener en cuenta, es que un bebé recién nacido no ha sido expuesto a la luz solar. La exposición al sol activa la producción de melanina del iris.

Sin embargo, este proceso no se puede acelerar porque el bebé no tiene suficientes pigmentos, que son los encargados de absorber esa luz y proteger de los rayos del sol.

De ahí, que haya que proteger a los niños del sol en los primeros meses de vida.

“Entre los 6 y 18 meses del bebé se puede saber el color de ojos definitivo”

Según pasa el tiempo, se van desarrollando los pigmentos del color de ojos en el bebé. Por tanto, lo más frecuente es que a partir de los 6 meses se pueda ver con más claridad el tono de ojos definitivo. Aunque es probable que este periodo sea incluso más largo, entre los 6 y 18 meses del niño.

Mitossobre el color de ojos de los niños

Existen algunos mitos sobre el color de ojos de los bebés. Se cree que aquellos niños que son amamantados con leche materna tienen ojos claros y una vez que dejan de darle el pecho el tono se oscurece. También se cree que cuánto más expuesto al sol está el bebé, más oscuros serán sus ojos, algo que resulta además muy peligroso.

Son mitos y leyendas a los que no se les puede hacer caso. Como hemos hablado, el color de ojos de los bebés está definido por la genética, por la estructura del iris y la pigmentación que se hereda de nuestros antecesores. En ningún momento depende de la alimentación y la exposición al sol del niño.

Источник: https://medicaloptica.es/blog/que-color-de-ojos-tendra-mi-bebe/

El color de ojos del bebé: cuándo se define

¿De qué color tendrá los ojos?

Nada más nacer, una de las primeras cosas que miran los padres es el color de ojos del bebé. Presentan un color gris azulado, pero lo más probable es que el color varíe a lo largo de los meses hasta tener su color definitivo.

Los bebés que nacen con los ojos de color marrón mantendrán ese color o se volverán negros, pero los bebés cuyo color de ojos es indefinido (pueden parecer grises o azules oscuros o claros) éste empezará a definirse entre los seis meses y el año.

No es que el color de ojos cambie, sino que se va definiendo. El iris es la parte de color del ojo y la melanina es la sustancia responsable de dar color al iris, al igual que a la piel y al pelo.

En el recién nacido, las células productoras de melanina son todavía inmaduras y van produciendo melanina, es decir dándole color progresivamente a los ojos, a medida que el bebé va creciendo y las células van madurando.

Por eso, en un recién nacido los ojos pueden ser azules pero a los seis meses ser negros.

No hay una regla precisa sobre el color de ojos que tendrá el bebé dependiendo del color con el que nacen; depende de la herencia genética de cada persona heredada de sus padres.

Tampoco hay una ley genética que indique qué color de ojos tendrá el bebé dependiendo del color que tengan los padres. Aunque hay mayores o menores probabilidades, la genética es muy caprichosa.

Lo mismo los padres tienen ambos ojos marrones y el bebé nace con unos tremendos ojazos azules.

Asimismo hay que tener en cuenta que el color de ojos va ligado al color de piel y a la raza y que hay una tendencia a que los ojos oscuros dominen sobre los claros. Sin embargo, si hay una fuerte tendencia genética en la familia a los ojos claros, es muy probable que el bebé también los herede.

Cuándo se define el color de ojos en los bebés

Tampoco hay una regla generalizada sobre cuándo el bebé adquiere su verdadero o definitivo color de ojos. Es un proceso que se da en cada bebé de forma individual, como el ritmo al que les crece el pelo, por ejemplo.

En algunos bebés, el color de ojos que tienen a los seis meses es el mismo que tendrán durante el resto de su vida, mientras que en otros no.

En algunos el color de define a los cinco meses mientras que en otros recién al año o más.

En algunos niños el color no se define hasta el año o incluso los dos años. Depende mucho la herencia familiar y el color del piel del bebé. A las pieles claras, con poca melanina, se las relaciona con los ojos claros (azules, grises o verdes), mientras que a las pieles con mucha melanina se las relaciona con los ojos oscuros (marrones o negros).

La generalidad es que a partir de los cinco o seis meses se empiece a definir el color de ojos del bebé y que alrededor de los dos años ya tengan su color definitivo. Sin embargo, aunque el color de base no cambiará pueden seguir modificándose levemente en intensidad y las tonalidades.

El mito del color de ojos del lactante

Suele creerse que el color de ojos clarito de los bebés se debe a que todavía es alimentado con leche materna.

Que cuando la madre deje de darle el pecho los ojos se definirán con el color que tengan en ese momento. Esta teoría es un mito, no tiene ningún fundamento científico.

El color de ojos viene definido por la herencia genética y no está relacionado con el tipo de alimentación del bebé.

Es probable que esta hipótesis haya surgido porque durante los primeros meses los bebés solían ser alimentados exclusivamente con leche materna, tiempo que precisamente coincidía con esa indefinición en el color de sus ojos.

Las leyes de la genética y el color de ojos

Las leyes de Mendel son un conjunto de reglas básicas sobre la transmisión genética de padres a hijos. Explican que el color de ojos está determinado por los genes, siendo los colores oscuros los genes dominantes y los colores claros los genes recesivos.

Veamos un ejemplo en el que las letras mayúsculas representan al gen dominante y las minúsculas al gen recesivo.

Por ejemplo: si el padre tiene ojos azules (aa) y la madre ojos marrones (AA) todos sus hijos serán aA (a del padre y A de la madre), como el gen dominante es A, lo más probable es que los hijos tengan los ojos marrones.

Pero claro, esto suponiendo que son genes puros, es decir que tanto mamá como papá tienen ambos padres con su mismo color de ojos. De otra forma, podrían combinarse dos genes recesivos y dar lugar a un hijo de ojos claros, como ha sucedido en mi familia (al menos) con mi hija mayor que tiene ojos verdes.

Aquí tenéis un esquema sobre la herencia del color de ojos, pero tened en cuenta que la genética es muy caprichosa y las reglas no son inamovibles.

En fin, la herencia genética es súper interesante y podríamos seguir dando cientos de ejemplos. Pero dado que la genética es impredecible, por más cálculos que hagamos el color de ojos del bebé no empezará a definirse hasta pasados los primeros cinco o seis meses del bebé.

Foto | Upsilon Andromedae en Flickr
En Bebés y más | ¿Por qué nacen con los ojos claros?, Test de paternidad según el color de ojos

Источник: https://www.bebesymas.com/recien-nacido/color-ojos-bebe-cuando-se-define

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: