Defensas bajas en el embarazo

Defensas bajas en el embarazo

Defensas bajas en el embarazo

Durante el embarazo hay que evitar, en la medida de lo posible, enfermar ya que muchas enfermedades e infecciones pueden afectar al feto de manera directa o indirecta, causando anomalías durante el desarrollo o provocando abortos o partos prematuros.

Por eso, hay que cuidarse mucho desde el primer momento que sabemos que estamos embarazadas ya que el sistema inmune –el que nos protege contra las agresiones externas- puede estar más débil durante estos meses debido a que el feto extrae de la madre las vitaminas, minerales y demás nutrientes que necesita para desarrollarse; y si esta no tiene suficientes reservas, puede acabar con un sistema inmune incapaz de protegerla frente a enfermedades comunes y poco peligrosas como un resfriado, u otras más graves como pielonefritis. Además, hay que tener en cuenta que el sistema inmunológico es un poco menos efectivo en la gestación para que el bebé no sea rechazado por este como si fuera un cuerpo extraño y peligroso.

Por eso, en estos meses es esencial que fortalezcas tus defensas durmiendo mucho, descansando, haciendo ejercicio de manera regular y llevando una dieta variada y equilibrada rica en aquellos nutrientes que fortalecen el sistema inmunitario. Cuanto más fuerte sea el sistema inmune de alguien, menos posibilidades de contraer cualquier patología, leve o grave.
 

Consejos para reforzar las defensas en el embarazo

Evita los alimentos procesados, el azúcar refinado y las harinas blancas que debilitan el sistema inmune.

– Toma suplementos vitamínicos prenatales para asegurar las reservas mínimas de vitaminas A, B, C, D, E, hierro, selenio y zinc.

Controla el peso, no aumentes más de lo necesario no de manera brusca.

– Haz ejercicio de manera regular para mantener un flujo sanguíneo correcto y controlar tu tensión, así como eliminar toxinas.

Reduce el estrés y potencia la relajación y la mentalidad positiva. Una actitud emocional saludable fortalece el sistema inmune.

Duerme al menos 8 horas diarias y descansa lo más posible.

Nutrientes que no pueden faltar en la gestación

– Vitamina A: es una vitamina liposoluble, lo que significa que se almacena en el organismo y, por lo tanto, no hay que tomarla todos los días ni exceder las dosis recomendadas ya que un nivel elevado también puede ser perjudicial.

Ayuda a reforzar el sistema inmunológico e interviene en la formación y el mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, las membranas mucosas y de la piel. La dosis mínima recomendada durante el embarazo es de 2.500 U.I. diarios y nunca exceder de los 8.000 U.I.

  Se encuentra sobre todo en las vísceras, la leche, la yema de huevo o las hortalizas con betacaroteno.

– Vitamina C: la vitamina C o ácido ascórbico es una vitamina hidrosoluble, lo que significa que no se almacena en el cuerpo, por eso hay que consumirla cada día.

Ayuda a la regeneración de los tejidos, huesos y heridas y es antiinfecciosa. La dosis mínima recomendada durante el embarazo es de 85 mg diarios.

Se encuentra  en los cítricos, otras frutas como la papaya, el mango o el kiwi, hortalizas como el repollo, la coliflor, las espinacas o el pimiento.

– Vitaminas del complejo B: todas son importantes para el sistema inmune, aunque destacan algunas como la B6, que ayuda a producir leucocitos; la B9, ya que su carencia suprime la respuesta de algunos linfocitos; o la de tiamina o B1, riboflavina o B2, ácido pantoténico o B5, biotina o B8 y cianobalamina o B12, cuya disminución también pueden disminuir la producción de anticuerpos. Se encuentran sobre todo en frutos secos, fruta, cereales integrarles, verduras de hoja verde, legumbres, carne, pescado, marisco y huevos. Son tan importantes en el embarazo que algunas, como la B9 o ácido fólico, debe tomarse desde antes de la gestación.

– Vitamina E: es un antioxidante que estimula el sistema inmune, incide en la formación de células defensivas y aumenta la respuesta celular ante los daños externos. Se encuentra sobre todo en los cereales integrales, los aceites vegetales, la yema de huevo, la fruta, las verduras y la miel.

– Cobre: ayuda a la formación de glóbulos blancos. Podemos encontrarlo en el marisco, el hígado, los cereales, las uvas, las legumbres, las patatas, los champiñones, la carne roja, la papaya o las manzanas.

– Zinc: evita el deterioro del timo, una glándula endocrina fundamental para el sistema inmune ya que en ella maduran los linfocitos. Se recomiendan 20 miligramos por día y podemos encontrarlo en los huevos, el marisco, los pescados, los cereales integrales o las legumbres.

– Proteínas: son necesarias para producir anticuerpos. Se encuentran en el pescado, los huevos, los lácteos, las legumbres y los cereales integrales.

– Nucleótidos: se producen por el organismo y se obtienen mediante la dieta. Son fundamentales para aumentar la capacidad del organismo de resistir las infecciones. Algunos alimentos que proporcionan nucleótidos son: vísceras, carnes rojas, pescados, legumbres y semillas.

– Fibra: el consumo de fibra aumenta las defensas, ya que la fibra estimula el sistema inmunológico al favorecer el crecimiento de bífidobacterias. Se encuentra sobre todo en las frutas frescas, las desecadas, los frutos secos, las hortalizas y verduras, así como las legumbres.

– Probióticos y prebióticos: los primeros son microorganismos vivos que ayudan a restituir la flora intestinal.

Mientras que los prebióticos son ingredientes naturales que estimulan el crecimiento en el colon de las bacterias buenas. Por lo tanto, ambos refuerzan las defensas del intestino.

Podemos encontrarlos en los lácteos fermentados y los alimentos con FOS (fructo-oligosacáridos), como los alimentos vegetales.

Nefritis

Definición:

Término que significa «inflamación del riñón», y que agrupa enfermedades caracterizadas por la lesión inmunológica o infecciosa del tejido renal. Algunos ejemplos son la nefritis intersticial por drogas, la glomerulonefritis postestreptocóccica, etc.

Síntomas:

Suelen manifestarse por hipertensión arterial, hematuria y dolor lumbar.

Tratamiento:

El tratamiento se enfoca sobre la causa del problema. El hecho de evitar los medicamentos que lleven a esta afección puede aliviar los síntomas rápidamente.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/salud-embarazo/defensas-bajas-en-el-embarazo-9292

Consejos para mantener las defensas altas en el embarazo

Defensas bajas en el embarazo

En la etapa del embarazo, es normal que el sistema inmunitario de las mujeres se encuentre más débil y sea más propenso a ponerse enfermo.

Esto es debido a que las defensas suelen bajar y las enfermedades más comunes estarán más cerca de que las contraiga la madre pues, además, se encuentra limitada en cuanto al uso de medicamentos por el hecho de estar gestando.

Así que toma nota de estas recomendaciones y consejos para mantener las defensas altas en el embarazo.

El sistema inmunológico en el embarazo así como el cuerpo de la mujer en la gestación sufre muchos cambios. La mujer embarazada debe tener más cuidado durante estos meses y tratar de mantenerse más fuerte y sana frente a las diferentes adversidades que ocurren a su alrededor.

Africa Studio || Shutterstock

¿Por qué se pueden tener las defensas bajas en el embarazo?

Cuando se está embarazada, la mujer debe comprender la importancia de que ciertas alteraciones en su salud pueden suceder debido al cambio que supone un embarazo, tanto en su estado físico como interior, en su organismo.

Las defensas bajan y su aparato inmunológico tiene que adaptarse poco a poco a los cambios del cuerpo de la mujer en el embarazo y lo que supone la nueva vida que crece en el interior, además los cambios hormonales no suelen ser de mucha ayuda, y se es más propensa a contraer infecciones, virus o enfermedades.

La bajada de defensas en el embarazo se debe a que el cuerpo está adaptándose al embrión, y el poder luchar contra agentes externos se hace más complicado para el cuerpo en ese estado. Por ello, lo más indicado para prevenir que nos ocurra es tener un excesivo cuidado con cualquier cosa que pueda provocarnos una gripe o resfriado.

El consumo de verduras y frutas es el mejor aliado para ello. La vitamina C que contienen la mayoría de estos alimentos ayudan a que el cuerpo se proteja un poco más, además de apoyarlo en evitar consumo de bebidas muy frías, o abrigarse en invierno bien y desabrigarse con el calor del verano.

Cómo incrementar las defensas bajas en el embarazo

Siguiendo una serie de consejos para subir las defensas en el embarazo conseguiremos huir en menor o mayor medida de la posibilidad de contraer alguna enfermedad.

La mejor forma de fortalecer nuestro sistema inmunitario es consumir alimentos que combaten la gripe o el resfriado. Existen productos como los vegetales, los cítricos o el consumo de mucha agua que nos ayudará a protegernos de las afecciones más frecuentes. Además, si evitamos las harinas blancas y el azúcar refinado, conseguiremos un cuerpo más protegido.

Por otra parte, la toma de suplementos o vitaminas en el embarazo puede suponernos un plus para nuestro organismo, que se verá más fuerte y menos propenso a enfermar.

La práctica de ejercicio en el embarazo es otra de las maneras de huir de las enfermedades por tener las defensas bajas. Ejercitarse en bajo impacto como puede ser hacer pilates o dar un paseo matutino, nos ayudará a evitar que caigamos en las garras de una mala gripe.

Añadido a esto, si practicamos técnicas de relajación, conseguiremos una tranquilidad mental que será una respuesta casi inmune realmente beneficiosa para el sistema de defensas del cuerpo de la mujer embarazada.

Listado de alimentos que aumentan las defensas bajas en la mujer embarazada

Cuando sientes que tu cuerpo durante el embarazo está en baja forma, te sientes cansada y sin apenas animo mental y físico, es debido una debilitación del sistema inmunológico. Para combatir esto, existen una serie de alimentos que aumentan las defensas en el embarazo para afrontar cada elemento al que nos exponemos a diario.

  • Huevos y yogurt: el consumo de lácteos en el embarazo mejora la flora intestinal y los huevos son ricos en zinc y contienen los nueve aminoácidos esenciales.
  • Cebolla y ajo: son unos mucolíticos muy potentes para el cuerpo, además la cebolla es rica en vitamina C y el ajo es expectorante.

YAKOBCHUK VIACHESLAV || Shutterstock

  • Miel y limón: juntos, o separados, estos dos alimentos fortalecen las defensas y nos protegen de virus y bacterias.
  • Pescados, mariscos y carnes magras: el omega-3 de los pescados azules es esencial para las embarazadas y el alto valor biológico de la carne, óptimo para un sistema inmune de 10.
  • Finalmente, las legumbres y el aceite de oliva tampoco pueden faltar en tu dieta diaria. Las primeras, contienen zinc y minerales esenciales, y el aceite, ácidos grasos para recuperarnos de enfermedades más rápidamente.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • SíNo

Источник: https://elembarazo.net/consejos-para-mantener-las-defensas-altas-en-el-embarazo.html

Defensas de acero durante el embarazo

Defensas bajas en el embarazo

El sistema inmunológico de las mujeres durante el embarazo sufre algunos cambios para favorecer el crecimiento de un nuevo ser, entre los que destaca la disminución de la actividad citotóxica de las células, que es la responsable de destruir las células “anormales” para favorecer la implantación y desarrollo del bebé.

De acuerdo con la nutricionista inglesa Dra. Marilyn Glenville autora del libro Getting Pregnant Faster, “ante un sistema inmune disminuido, el cuerpo es menos eficiente para combatir infecciones y enfermedades, haciéndolo más susceptible a gripas y resfriados”.

Pero hay maneras naturales de ayudar a esas defensas a elevarse. Te compartimos algunos de los mejores tips.

Vitamina C

Cuando se trata de fortalecer al sistema inmunológico, la vitamina C es la reina. Toda la gama de frutas cítricas tienen altos contenidos de esta vitamina, pero hay alimentos que las superan:

  • Pimientos rojos
  • Perejil
  • Brócoli
  • Kale
  • Kiwi
  • Hinojo
  • Uvas
  • Fresas
  • Albahaca
  • Papaya

Equinacea

Conocida por ser un poderoso boost de defensas, la equinacea reduce en un 58% las probabilidades de contraer un resfriado, además de ser un excelente antiinflamatorio. 

Este complemento alimenticio funciona de manera preventiva si se incluye en la dieta diaria, pero puedes usarlo también para combatir los síntomas de una gripa ya presente.

portrait of a pregnant woman with a Cup in her hand at the window. Calm future mother. Break for lunch or coffee, tea

Vitamina D

El sol es la principal fuente de vitamina D, la cual es indispensable en el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. Incluye en tu día un baño de sol para que tu piel absorba sus propiedades, y una buena cantidad de pescados como el salmón y atún semanalmente.

Almendras de snack

Elige un puñado de almendras en tu desayuno o snack de media tarde para mantener los catarros alejados. Los nutrientes de la piel de las almendras ayudan a los glóbulos blancos en nuestra sangre a detectar virus y evitar su propagación por nuestro organismo.

Además son ricas en manganeso, mineral que fortalece los huesos y mantiene sano el sistema inmune; riboflavina, encargada de ayudar al funcionamiento de nuestras células y de convertir los alimentos que consumimos en energía; y cobre, el cual juega un papel importante en el desarrollo de nuestro cerebro, ayuda en la producción de energía y mantiene los sistemas nervioso e inmunológico sanos.

Relajación y rutinas desestresantes

El ánimo es vital para mantener una salud óptima y las enfermedades a raya. Encuentra la técnica de relajación que mejor se adapte a ti, desde practicar yoga, estiramientos, ejercicios de respiración y masajes. Todas favorecen la relajación y un sueño profundo por la noche.

Hablando de sueño profundo

Un sueño reparador equilibra el sistema inmune y reduce las probabilidades de enfermarnos. En la medida de lo posible, trata de mantener una rutina en las horas de sueño, ir a la cama cada noche y levantarte a la misma hora para regular tus ciclos de sueño.

Suena genial, pero para muchas mujeres embarazadas resulta difícil encontrar una posición cómoda para dormir. Te recomendamos estos tips que esperamos sean de ayuda:

  • Boca arriba:
    Particularmente durante el segundo y tercer trimestre esta posición puede causar mareos o sensación de falta de aire, esto se debe a que la vena cava, encargada de irrigar de vuelta el corazón, puede oprimirse por el nuevo peso en tu cuerpo. Intenta colocar algunas almohadas bajo tus hombros y cabeza para no estar completamente recostada horizontalmente. Si colocas una almohada bajo tus rodillas, aliviarás la tensión de tu espalda.
  • De lado:
    Aún cuando los médicos recomiendan que duermas recostada sobre tu lado izquierdo para ayudar a la correcta irrigación de sangre para ti y tu bebé, lo cierto es que será difícil que logres dormir 9 meses sobre el mismo lado. Prueba colocar una almohada bajo tu vientre y un almohadón entre tus piernas y hasta tus pies para tratar de mantener una distancia paralela.  Una tercera almohada detrás de tu espalda ayudará a mantener la posición.
  • Boca abajo:
    A medida que tu vientre se agrande, será más incómodo para ti dormir boca abajo, pero puedes intentar una posición entre estar de lado y boca abajo, con tu pierna superior flexionada para formar un 4. Puedes colocar una almohada muy delgada bajo la rodilla y el vientre para evitar que el peso recaiga sobre este último.

¿Tienes algunos consejos que hayan sido de utilidad durante tu embarazo? No dudes en compartirlos en la sección de comentarios. ❦

Источник: https://magazine.velasresorts.com.mx/wellnessing/defensas-de-acero-durante-el-embarazo/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: