Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

Contents
  1. Ayudas económicas para familias que tienen a una persona con discapacidad
  2. ¿Dónde tengo que solicitar el certificado de discapacidad y reconocimiento de la situación de dependencia?
  3. ¿Cuáles son los beneficios a los que tengo derecho como persona en situación de dependencia?
  4. ¿Somos familia numerosa si uno de nuestros hijos tiene discapacidad?
  5. ¿Tengo derecho a un permiso de maternidad o paternidad más largo por tener un hijo con discapacidad?
  6. ¿Tengo derecho a una excelencia o a una reducción de jornada más amplia por tener un hijo con discapacidad?
  7. Discapacidad: Beneficios y retribuciones
  8. Ley de Integración Social de personas con discapacidad
  9. Beneficios de la Ley de Integración Social de personas con discapacidad
  10. ¿Cuánto recibe una persona en una pensión por discapacidad?
  11. Requisitos para cobrar una pensión por discapacidad
  12. Ayudas para personas con discapacidad y minusvalías del 33%
  13. Ayudas para personas con discapacidad del 33%
  14. 1. Prestaciones sociales y económicas del IMSERSO
  15. 1.1. Subsidio de movilidad
  16. 1.2. Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica
  17. 2. Otras ayudas para minusvalías del 33%
  18. Pregunta: ¿Si tengo una minusvalía 33 por ciento tengo derecho a pensión?
  19. Todos los beneficios de la discapacidad del 33% en 2019
  20. Certificado de Minusvalía del 33%
  21. Beneficios fiscales de la discapacidad del 33%
  22. Jubilación de las personas con discapacidad
  23. Pensión no contributiva de discapacidad
  24. Incapacidad permanente total
  25. Ayudas para personas con discapacidad
  26. Principales ayudas para las personas con discapacidad en España
  27. 1 Precios reducidos en el transporte público
  28. 2. Beneficios fiscales para las personas con discapacidad
  29. 3. Ayudas económicas y becas para libros, transporte y comedor
  30. 4. Ayudas para  la vivienda
  31. 5. Ayudas con sus vehículos
  32. 6. Ayudas para prótesis o equipo médico
  33. 7. Prestación económica de asistencia personal (depende del grado de discapacidad)
  34. 8. Pensiones no contributivas
  35. 9. Prestación familiar por hijo a cargo con discapacidad
  36. 10. Facilidades en el terreno laboral
  37. 11. Descuentos en las medicinas
  38. 12. Posibilidad de ser familia  numerosa con dos hijos
  39. Otros descuentos para personas con discapacidad
  40. Tipos de ayudas economicas para personas con una discapacidad
  41. Prestaciones sociales y económicas del IMSERSO
  42. Subsidio de movilidad
  43. Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica
  44. Otras ayudas para discapacidad del 33%
  45. ¿Con una discapacidad del 33% tengo derecho a pensión?

Ayudas económicas para familias que tienen a una persona con discapacidad

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

En España existen varios tipos de ayudas para familias que tienen entre sus miembros a una persona con Discapacidad. Os ampliamos a continuación cómo se concretan dichas ayudas en la Comunidad de Madrid.

Fuente: Autismo Madrid

Lo primero que es aconsejable realizar es que os informéis en el colegio, asociación, centro de atención, servicios sociales, etc., del tipo de subvenciones, descuentos o ayudas disponibles y de cómo iniciar los trámites para solicitarlas.

Después es importante obtener el reconocimiento de la situación de dependencia que es el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones de edad, enfermedad o discapacidad, y ligadas a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra persona para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

La situación de dependencia se valora en grados que se fijan en función de la autonomía de las personas y de la intensidad del cuidado que requieren. Estos grados de dependencia son los siguientes:

  • Grado I: Dependencia moderada.
  • Grado II: Dependencia severa.
  • Grado III: Gran dependencia.

Para obtener este reconocimiento de la situación de dependencia es necesario tener el certificado de discapacidad (antiguamente llamado de minusvalía), que es la prueba oficial por la que la administración reconoce el grado de discapacidad del solicitante.

Se trata de un documento oficial que otorga derecho a la persona con discapacidad o a sus familiares para disfrutar de determinados beneficios sociales, fiscales y económicos. Este grado de discapacidad se valora mediante un porcentaje, cuando éste porcentaje es superior al 33%, se puede acceder a esta serie de beneficios que venimos comentando.

¿Dónde tengo que solicitar el certificado de discapacidad y reconocimiento de la situación de dependencia?

En España cada Comunidad Autónoma cuenta con diferentes organismos desde donde se deben realizar este tipo de trámites. En la Comunidad de Madrid podéis consultar en la página web de la Consejería de Asuntos Sociales (www.madrid.org) para comprobar cuáles son los requisitos que se deben cumplir, qué documentos tendréis que aportar, etc.

Por otro lado, desde septiembre de 2014 en la Comunidad de Madrid contamos con el Centro Regional de Coordinación y Valoración de la Infancia (CRECOVI) desde donde se gestionan todas estas cuestiones para los menores entre 0 y 6 años.

¿Cuáles son los beneficios a los que tengo derecho como persona en situación de dependencia?

La persona con discapacidad y su familia tiene derecho a determinadas prestaciones y servicios en función de sus características y necesidades. Es importante conocer las posibles incompatibilidades que hay entre ellas a la hora de solicitarlas.

Estas prestaciones y servicios son los siguientes:

PRESTACIONES

SERVICIOS

OTROS BENEFICIOS

  • Exención del impuesto de tracción mecánica (se solicita en el Ayuntamiento donde el vehículo esté registrado).
  • Reducción del impuesto de matriculación al comprar un vehículo.
  • Desgravación de IRPF que se debe reseñar al hacer la declaración de la renta.
  • Deducción especial en el impuesto sobre sucesiones y donaciones.
  • Tarjeta dorada que otorga RENFE, con la que el beneficiario obtiene descuentos en los viajes en tren.

Asimismo, los Ayuntamientos suelen conceder otras ayudas, entre ellas suelen estar las siguientes:

  • Reserva de aparcamiento junto al domicilio o centro de trabajo para personas con minusvalía.
  • Tarjeta de aparcamiento para otros espacios públicos.
  • Carnet para el uso de autobuses.
  • Ayudas para el transporte en taxi.
  • Carnet municipal de deporte especial.

Consultad en vuestra asociación, centro educativo, centro de servicios sociales, etc. a qué ayudas tenéis derecho y dónde podéis ir para solicitarlas, puesto que estos trámites varían en cada localidad.

Otras preguntas interesantes son las siguientes:

¿Somos familia numerosa si uno de nuestros hijos tiene discapacidad?

En España se considera familia numerosa a la que cuenta con tres o más hijos en el seno familiar, pero se produce una excepción en el caso de nacidos con alguna discapacidad, como por ejemplo el TEA, ya que el Estado reconoce a las familias de dos hijos como familia numerosa (los niños con discapacidad computan como dos a efectos de este reconocimiento).

Por ello, si este es vuestro caso, es aconsejable que solicitéis cuanto antes el título de familia numerosa, así como las tarjetas individuales que la acreditan para cada miembro de la familia, a fin de beneficiaros de los descuentos y beneficios que os corresponden: en educación, transporte, vivienda, tributos, actividades de ocio y culturales.

Cada Comunidad Autónoma regula la concesión de este título, para saber dónde debéis acudir en la Comunidad de Madrid podéis consultar en la página web de la Consejería de Asuntos Sociales www.madrid.org.

¿Tengo derecho a un permiso de maternidad o paternidad más largo por tener un hijo con discapacidad?

Sí, tienes derecho a dos semanas más. El permiso de maternidad en España por nacimiento, acogida o adopción de un menor es de dieciséis semanas ininterrumpidas. El permiso de paternidad, en estos mismos casos, es de cuatro semanas. El plazo se amplía en caso de nacimiento de un hijo con discapacidad.

En el caso de una adopción internacional de un menor con discapacidad, la baja puede anticiparse a la fecha de la adopción tantos días como sean necesarios para viajar y realizar los trámites en el país de origen del niño. Por otra parte, el tiempo de la baja maternal por adopción puede repartirse a partes iguales entre el padre y la madre.

Las parejas homosexuales podrán disfrutar de este tiempo para cuidar de su hijo en igualdad de condiciones, poniéndose previamente de acuerdo en quién va a solicitar cada tipo de permiso (maternidad y paternidad).

¿Tengo derecho a una excelencia o a una reducción de jornada más amplia por tener un hijo con discapacidad?

La legislación española os permite solicitar una excedencia por el cuidado de un hijo con discapacidad.

Otra posibilidad es la de solicitar la reducción de jornada por guardia y custodia de un hijo con discapacidad hasta que cumpla los doce años de edad.

No obstante, recomendamos preguntar a los representantes sindicales de cada trabajo las condiciones específicas para cada tipo de convenio establecido.

Por último, siempre podéis consultar la Ley de Dependencia 39/2006, de 14 de diciembre, para conocer de primera mano la legislación.

* Para más información haz “clic” en las palabras que aparecen en rojo a lo largo de este artículo.

Источник: https://autismomadrid.es/despues-del-diagnostico/servicios-sociales/ayudas-economicas-para-familias-que-tienen-a-una-persona-con-discapacidad/

Discapacidad: Beneficios y retribuciones

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

Para todos aquellos que sufren de discapacidades de cualquier tipo, se les especifica su grado de discapacidad mediante un certificado de discapacidad, enmarcado dentro de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social (LGD), anteriormente conocida como Ley de Integración Social de personas con discapacidad (LISMI).

La ley permite que, quienes presenten distintos grados de discapacidad, reciban protección y beneficios por parte de los servicios públicos en el día a día.

Ley de Integración Social de personas con discapacidad

Las personas que cuentan con un certificado de discapacidad, se le especifica el nivel de discapacidad en porcentajes, ya sea por enfermedad, por ser personas mayores que presentan grado de dependencia o alguna condición especial. De esta manera, son clasificados dentro de la ley en 2 grupos:

  • 1. Personas con grado de discapacidad entre 33% y 65%.
  • 2. Personas con grado de discapacidad mayor a 65%.

Las personas que tienen un grado de discapacidad del 33 o mayor a 33%, son las que se toman en consideración dentro de la ley.

Los porcentajes de los que te hemos hablado con anterioridad fueron especificados en la conocida como LISMI que se aprobó en 1982, aunque desde entonces se han conseguido otros muchos avances que tomaron cuerpo definitivo en la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social, ley también conocida como LGD.

Este último texto, fue aprobado en 2014 con el objetivo de actualizar las prestaciones a los nuevos tiempos, y es que la idea de discapacidad ha cambiado bastante en los más de 30 años que hace que se aprobó el texto.

Así, ya no es la LISMI la que debe ser tomada en consideración como referencia única para el asunto que aquí nos concierne, aunque lo cierto es que los grados de discapacidad del 33 al 65 % por un lado y de más del 65 % por otro lado, siguen siendo los escalones fijos que determinan el tipo de ayudas y prestaciones a los que una persona tiene derecho cuando se encuentra en situación de discapacidad.

Si los grados de discapacidad se mantienen inalterables, hay muchas cosas que el nuevo texto añade y que suponen beneficios para discapacitados que no hay que dejar de lado de ninguna forma.

Aunque esto lo veremos con mayor profundidad en el siguiente apartado, el simple hecho de abrir las puertas del mundo laboral las personas con certificado de discapacidad es ya un logro que pone el rumbo correcto en la integración de las personas, aportando de manera positiva a la economía y a la sociedad, si cuentan con el apoyo suficiente.

Así, el avance más significativo de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social (LGD), es el de dejar de considerar a las personas con discapacidad como sujetos pasivos que solo cuentan con la posibilidad de acceder a subsidios o ayudas. Esta vieja idea de la discapacidad deja paso ahora a una mucho más abierta en la que el mercado laboral es toda una posibilidad, algo de lo que se benefician tanto empresas como trabajadores con cierto grado de discapacidad.

Beneficios de la Ley de Integración Social de personas con discapacidad

Esta ley brinda beneficios por discapacidad de carácter social, laboral y fiscal en su mayor parte.

Los beneficios para los que se encuentran entre ambos grupos de 33% a 65% y discapacidad del 65 por ciento en adelante, son los mismos hasta cierto punto.

Sin embargo, las personas con un mayor nivel de discapacidad, cuentan con beneficios adicionales; así como también, los beneficios están adaptados para cada caso, sean personas mayores o menores de edad.

Algunos de los beneficios por discapacidad que se le brindan a ambos son:

  • Ayudas para la adquisición y/o adaptación de un vehículo para discapacitados.
  • Permiso para estacionar en puestos para personas discapacitadas.
  • Subsidio o compensación de los gastos en transporte público.
  • Reducción de impuestos para productos relacionados a su condición.
  • Descuentos en variadas actividades de ocio.
  • Becas y aportes económicos de educación especial.
  • Reserva de plazas en universidades.
  • Asistencia sanitaria y farmacéutica.
  • Subsidio de tratamientos relacionados a la condición.
  • Acceso a la teleasistencia para el cuidado personal, si es necesario.
  • En las promociones de viviendas de protección oficial, un 33% de las mismas son reservadas para personas con discapacidad.

Asimismo, las personas que sufren de un grado de discapacidad mayor al 65%, cuentan con los beneficios mencionados, así como los siguientes:

  • Posibilidad de jubilación anticipada sin reducir la pensión.
  • Si el grado de discapacidad supera el 75%, entonces la pensión incrementa un 50%.
  • Descuentos en trenes, tanto para el beneficiado, como para su acompañante.

Absolutamente todos los beneficios por discapacidad expuestos de forma resumida antes, siguen estando reconocidos por la nueva ley, por lo que las personas con discapacidad no han perdido en absoluto nada de lo que ya se les reconocía.

Como apuntamos antes, lo que sí añade la nueva ley es la posibilidad de que estas personas se sumen al mercado laboral.

Es más, la LGD obliga a todas las compañías que tengan una plantilla superior a los 50 trabajadores a reservar un 2 % de sus plazas para personas con distintos grados de discapacidad, lo que ha permitido a muchos poder sumarse al mercado laboral en unas condiciones que respetan al extremo sus necesidades particulares.

La ley no solo contempla a trabajadores individuales que tengan grados de discapacidad.

Al contrario, ante la realidad de los muchos centros de trabajo que dan cabida a personas con discapacidad, la administración ofrece unas condiciones muy ventajosas para todos los que decidan contratar bienes y servicios producidos por compañías que cuenten en plantilla con personas con discapacidad.

Desde Cuidum pensamos que la medida no puede ser más acertada. El motivo no es otro que la importancia que tiene el realizar una actividad diaria como medio para escapar de los problemas psicológicos que a veces trae aparejada la discapacidad.

Un entorno laboral seguro, dinámico y preparado para las personas con discapacidad puede ser una fuente de salud a largo plazo que elimine la inactividad, y es que no todas las discapacidades deben ser sinónimo de mantenerse al margen de una profesión.

¿Cuánto recibe una persona en una pensión por discapacidad?

Aquellas personas que sufran de alguna discapacidad del 33 o mayor al 33%, obtendrán una pensión ajustada de acuerdo a su condición de discapacidad. Existen muchos tipos de pensiones, debido a la variedad de casos de discapacidad que puede haber.

A continuación te mencionamos algunas indicaciones que pueden tenerse en cuenta para comprender un poco mejor la cuantía de las pensiones por discapacidad.

Por ejemplo, en el caso de una discapacidad parcial, que no quita para que se siga realizando una tarea profesional, la indemnización será de un máximo de 24 mensualidades de la base reguladora de la que se disfrutaba en el momento de producirse el percance que condujo a la discapacidad.

Si saltamos a una discapacidad total, la cosa cambia bastante. En este caso, se le otorgará al trabajador que ya no puede seguir con su actividad un total del 55 % de su base reguladora. Este porcentaje crecerá en un 20 % a partir de los 55 años como medida para paliar las dificultades de encontrar un empleo en un sector diferente.

La discapacidad absoluta otorga el 100 % de la base reguladora como pensión mientras que la gran invalidez, que incapacita a la persona incluso para cuidar de sí misma en el día a día, mantiene el 100 % de la base reguladora y, además, añade un 50 % extra pensado para cubrir la lógica necesidad de un cuidador profesional que atienda al discapacitado.

Un punto a destacar, es que la pensión estará determinada por el grado de discapacidad, dependencia económica del discapacitado, estatus legal, edad y demás factores.

A grandes rasgos, estas son las cuantías que se perciben por discapacidad en cada uno de los casos, sin embargo, si se desea saber datos más específicos acerca de los beneficios que obtiene la persona, se recomienda asesorarse en los centros de atención e información de la Seguridad Social.

Requisitos para cobrar una pensión por discapacidad

Si la LGD es la que regula los derechos y beneficios de las personas con discapacidad, la Ley de la Seguridad Social es la que determina los puntos que se deben cumplir para acceder a una de estas pensiones, por lo que es otro texto que no hay que perder de vista.

Los principales requisitos son los siguientes:

– Estar dado de alta en la Seguridad Social.
– Ser menor de 65 años.
– Disponer del certificado de discapacidad emitido por un equipo de valoración competente.

– Tener cubierto un periodo de cotización mínimo.– Si la incapacidad es fruto de una enfermedad común, se deben haber cotizado al menos 1800 días en los últimos 10 años.

– Si la incapacidad se produce por accidente o enfermedad laboral no se exige cotización previa.

– Las situaciones de gran invalidez o incapacidad permanente absoluta no dependen de nada de lo expuesto anteriormente.

Источник: https://www.cuidum.com/blog/minusvalia-beneficiosyretribuciones/

Ayudas para personas con discapacidad y minusvalías del 33%

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

Si tienes una discapacidad reconocida, existen múltiples ayudas a las que puedes acogerte. Estas ayudas van desde beneficios fiscales hasta ayudas económicas concretas.

Para poder acceder a las ayudas para personas con discapacidad, esta debe poder acreditarse y estar reconocida por un mínimo del 33%.

Conozcamos en qué consisten esas ayudas para discapacitados, cuantías aproximadas y cómo solicitarlas.

Ayudas para personas con discapacidad del 33%

Las ayudas para minusvalías del 33% se gestionan y ofrecen desde diversos organismos públicos. Desde el Ministerio de Sanidad, consumo y bienestar social hasta la Seguridad Social.

Al estar en su mayoría transferidas las competencias a las comunidades autónomas, deberás dirigirte a tu centro de salud, servicios sociales o delegación de la Seguridad Social para poder iniciar los trámites o pedir información concreta.

Pero revisemos en general qué ayudas existen.

1. Prestaciones sociales y económicas del IMSERSO

Estas prestaciones dependen del Ministerio de Sanidad y se gestionan a través del IMSERSO (Instituto de Mayores y Servicios Sociales). Tal y como recogen en su web, el sistema especial de prestaciones establecido en la Ley de Integración Social de las personas con discapacidad (Lismi), desarrollado en el Real Decreto 383/84, establece un conjunto de prestaciones económicas:

  • Subsidio de garantía de ingresos mínimos (SGIM) (actualmente suprimido, aunque se mantiene el derecho los beneficiarios que los tenían reconocidos)
  • Subsidio por ayuda de tercera persona (SATP) (actualmente suprimido, aunque se mantiene el derecho los beneficiarios que los tenían reconocidos)
  • Subsidio de movilidad y compensación por gastos de transporte (SMGT)

y una prestación social,

  • Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica (ASPF), destinada a la protección de las personas discapacitadas que por no desarrollar actividad laboral no están comprendidas en el campo de aplicación de la Seguridad Social.

Estas ayudas tienen como fin garantizar una serie de coberturas y asistencias a aquellas personas que tienen reconocida una discapacidad.

1.1. Subsidio de movilidad

El subsidio de movilidad está destinado a personas de más de tres años de edad con dificultad para utilizar transporte público o colectivo.

De manera concreta, a través de este subsidio se facilita una prestación económica de carácter periódico para atender los gastos originados por desplazamientos fuera del domicilio habitual por personas con discapacidad que tengan graves dificultades para utilizar transportes colectivos.

Además de tener reconocido un mínimo del 33% de discapacidad, se nos exigen más requisitos: ç

  1. No estar dado de alta en la seguridad Seguridad Social por no desarrollar actividad laboral
  2. No ser beneficiario de una prestación o ayuda de análoga naturaleza y finalidad.
  3. No superar el nivel de recursos económicos personales y/o familiares del 70% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

1.2. Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica

La prestación de asistencia sanitaria y prestación farmacéutica se dirige a aquellas personas con discapacidad que, por no desarrollar actividad laboral, no están comprendidas en el campo de aplicación de la Seguridad Social.  En este caso, la ayuda se traduce en que la dispensación de medicamentos es gratuita. Los requisitos exigibles son, además de la discapacidad, no tener derecho a una prestación semejante.

Para poder solicitar cada una de ellas, deberemos dirigirnos a la delegación de la seguridad social de nuestra localidad. Se pueden consultar direcciones y teléfonos en la web.

2. Otras ayudas para minusvalías del 33%

Además de las ayudas específicas que hemos visto, tenemos otros beneficios a los que podemos acogernos como personas con discapacidad.

  • Vivienda: existen ayudas tanto para la compra o alquiler como la adaptación de la vivienda, para hacerla funcional y adecuada a las necesidades de la persona.
  • Empleo: en el ámbito del empleo se busca favorecer la integración de este colectivo. Existen las bonificaciones a la contratación para personas con discapacidad, pero también los centros especiales de empleo o las empresas de inserción buscan favorecer la integración laboral. De cara a prestaciones concretas, el Servicio Público de Empleo Estatal ofrece la Renta Activa de Inserción, prestación específica para este colectivo.
  • Seguridad Social: si tenemos hijos con una discapacidad reconocida del 33% podemos acogernos también a la prestación por hijo a cargo.
  • Servicios Sociales: no olvidemos que a través del programa de la ley de Dependencia, existen servicios y ayudas para este colectivo. Desde ayuda a domicilio a prestaciones concretas, a través de estos recursos podemos acceder a múltiples ayudas.

Pregunta: ¿Si tengo una minusvalía 33 por ciento tengo derecho a pensión?

Esta suele ser una de las dudas más habituales y la verdad, es que como tal, para tener derecho a la pensión no contributiva, debemos tener reconocida como mínimo, un 65% de discapacidad. Eso sí, tal y como hemos visto antes, existe una gran cantidad de servicios y ayudas que pueden ser interesantes.

De todas las maneras hay que tener en cuenta que también a nivel autonómico existen servicios específicos y que al final, hay que mirar cada caso de manera individualizada.

Nuestra recomendación, dirígete a tu centro de salud, centro municipal de servicios sociales y a la delegación de la  Seguridad Social que te corresponda para conocer todas las opciones posibles.

DiscapacitadosMayores de 45

Источник: https://ayudas-subvenciones.es/blog/ayudas-personas-discapacidad-minusvalia-33-pension/

Todos los beneficios de la discapacidad del 33% en 2019

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

Instalar una ayuda salvaescaleras puede ser complicado para aquellas personas que no disponen de los recursos económicos necesarios. No obstante, existen distintas prestaciones económicas dirigidas a esas personas que disponen de una discapacidad reconocida del 33%.

Con la adquisición del certificado de discapacidad, se obtienen una serie de recursos con carácter económico que van desde beneficios fiscales hasta ayudas económicas concretas. Estas contribuciones sirven para compensar las desventajas sociales que la discapacidad implica, proporcionando al usuario derechos y prestaciones para equiparar oportunidades.

En este artículo hablaremos sobre las bonificaciones de este 2019 en España, así como información de interés relativa a la jubilación y pensiones.

Certificado de Minusvalía del 33%

En el Real Decreto 1971/1999 se establece la regulación del porcentaje de discapacidad, determinando así quién puede solicitar el certificado de discapacidad. La obtención de este certificado proporciona acceso a distintas prestaciones económicas, laborales, fiscales y sociales.

La valoración se establece teniendo en cuenta la limitación física o psíquica de la persona y atendiendo también a los factores socioeconómicos del solicitante. Los Equipos de Valoración y Orientación (EVO) formados por un médico, un psicólogo y un trabajador social, son los encargados de determinar este grado de discapacidad.

Beneficios fiscales de la discapacidad del 33%

A continuación, os detallamos algunos de los beneficios a los que puede acceder una persona con discapacidad igual o superior al 33%:

  • Las personas con una discapacidad reconocida del 33% pueden aplicar las deducciones sobre la cuota autonómica en su IRPF, dependiendo de la normativa establecida en cada Comunidad Autónoma.
  • En el ámbito de la educación, la persona con una minusvalía superior al 33% puede pedir ayudas económicas para la obtención de los libros de texto, así como ayudas para el transporte o el pago del comedor. También ofrecen becas de educación especial y reservas en plazas de acceso a la Universidad.
  • Se pueden pedir ayudas con el objetivo de facilitar la adaptación de las viviendas y vehículos para el desarrollo de la autonomía personal. En este punto entrarían las ayudas para la instalación de las sillas subeescaleras, las plataforma subeescaleras, los elevadores u otras soluciones para la accesibilidad que faciliten la supresión de las barreras arquitectónicas.
  • Ayudas para la compra de viviendas de protección oficial, consistente tanto en subvención de los intereses del préstamo solicitado para la misma, así como ayudas para la entrada que variarán dependiendo del plan de vivienda al que se acoja el beneficiario.
  • Las personas con discapacidad igual o superior al 33% pueden pedir ayudas para su vehículo. Pueden optar por la reducción y/o exención del impuesto de matriculación y quedan exentos de pagar el impuesto municipal de circulación. Así mismo, disponen de una reducción del IVA para la adquisición y reparación de su vehículo. Además, independientemente del 33%, las personas que entran en el baremo de movilidad reducida pueden solicitar la tarjeta de aparcamiento para estacionar en plazas reservadas.
  • En el ámbito laboral las personas con discapacidad reconocida cuentan con un número de plazas reservadas de empleo. En empresas a partir de 50 empleados un 2% como mínimo de la plantilla debe estar formada por trabajadores con alguna minusvalía acreditada.
  • Se pueden solicitar abonos para viajar en transporte público a precio reducido aunque el grado de minusvalía puede variar en función de cada comunidad autónoma.
  • Existen distintos descuentos en ocio y cultura o incluso entradas gratis tanto en instituciones públicas como en empresas privadas.
  • Las personas con discapacidad pueden solicitar el pago total o parcial del equipo médico que necesiten, como prótesis o sillas de ruedas. La ayuda recibida vendrá determinada por el grado de incapacidad del afectado, de su renta y del estado de su unidad familiar.

Jubilación de las personas con discapacidad

Según la normativa, las personas con discapacidad pueden disfrutar de prestaciones por jubilación de manera anticipada, aunque éstas dependen del grado de discapacidad que acrediten. Asimismo, deben haber cotizado un mínimo de 15 años.

A las personas que acrediten un grado de discapacidad igual o superior a un 65% se les aplica una reducción de un cuarto de año por cada año que hayan cotizado a la Seguridad Social. Si además de acreditar este grado de minusvalía, se demuestra que necesitan a otra persona para realizar los actos esenciales de la vida, la reducción pasa a ser de medio año por año trabajado.

Si el grado de discapacidad está comprendido entre el 45% y el 64%, se puede optar a la jubilación anticipada a los 56 años de edad.

Pensión no contributiva de discapacidad

En este caso, no es necesario haber cotizado previamente para poder disfrutar de una prestación económica. Los beneficiarios de estas pensiones no contributivas deben reunir un seguido de particularidades:

  • No disponer de ingresos suficientes. Cuando las rentas o ingresos de que se disponga, en cómputo anual, sean inferiores a 5.488 euros anuales.
  • Acreditar un grado de invalidez superior al 65% y residir en territorio español durante un periodo de cinco años, de los cuales 2 han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.
  • Para pedir la pensión de jubilación, deben tenerse 65 años o más y haber residido en territorio español durante al menos 10 años, en el período que media entre la fecha de cumplimiento de los 16 años y la de devengo de la pensión, de los cuales 2 han de ser consecutivos e inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud.

Incapacidad permanente total

La incapacidad permanente total se determina cuando el trabajador no puede realizar su profesión debido a un problema de enfermedad, de incapacidad temporal o a causa de un accidente.

El órgano que tiene la potestad para declarar o denegar la Incapacidad Permanente es el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). En el caso de Cataluña, la valoración médica se efectúa por el organismo SGAM. Esta resolución aporta una serie de prestaciones económicas ligadas al grado de discapacidad.

El importe de la pensión de esta incapacidad se obtiene al aplicar un porcentaje a la base reguladora que corresponda, según la causa que origine la incapacidad. Dependiendo del grado de discapacidad permanente también se verán afectadas las cuantías a recibir. A continuación, os detallamos cada uno de los grados de incapacidad permanente que existen en la actualidad:

  • Incapacidad permanente parcial en el desempeño de la profesión: se reconoce a aquellos trabajadores que pueden seguir realizando su trabajo, pero con una disminución del rendimiento a la hora de desempeñar tareas fundamentales, superior a un 33%.
  • Incapacidad permanente total para desempeñar la profesión habitual: esta incapacidad se reconoce a aquellas personas que padecen una enfermedad o lesión que les inhabilita poder realizar las tareas fundamentales de su profesión.
  • Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo: el trabajador no puede realizar ninguna actividad laboral.
  • Gran invalidez: el máximo grado de incapacidad a nivel de limitaciones funcionales. Además de lo explicado sobre la incapacidad absoluta, la persona a la que se reconoce este grado necesita asistencia de otra persona para el desempeño de su vida diaria.

Источник: https://es.validasinbarreras.com/blog/post/todos-los-beneficios-de-la-discapacidad-del-33-en-2019/

Ayudas para personas con discapacidad

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

La discapacidad es una deficiencia física, mental intelectual, sensorial (auditiva o visual) que afecta a la vida diaria.

Por ello, las instituciones públicas tienen ayudas para las personas con discapacidad igual o superior al 33% y también existen beneficios y descuentos para personas con discapacidad en actividades públicas y privadas.

Dependiendo del grado de discapacidad, y también de donde se resida, y de las condiciones económicas y sociales de cada persona, se pueden obtener diferentes ayudas.

Aquí resumo las principales ayudas para personas con discapacidad en España , pero las comunidades autónomas y ayuntamientos pueden tener otro tipo de beneficios , por lo que siempre conviene informarse en las web de asuntos sociales autonómicas y locales. Si no tienes claro dónde preguntar, te aconsejo llamar a los teléfonos de atención al ciudadano, normalmente 010 ( para los ayuntamientos) y 012 (para las comunidades autónomas).

Principales ayudas para las personas con discapacidad en España

Estas son las principales ayudas y descuentos, que tienen las personas con discapacidad. Si conoces otras de carácter general, te agradecería que las incluyas en los comentarios o envíes un correo a info@mujerymadrehoy.com

1 Precios reducidos en el transporte público

Normalmente los aplican los ayuntamientos o comunidades autónomas.

2. Beneficios fiscales para las personas con discapacidad

Las personas con discapacidad tienen beneficios fiscales en:

3. Ayudas económicas y becas para libros, transporte y comedor

En muchas ayudas económicas se tiene en cuenta la discapacidad. Además, hay becas para niños con necesidades educativas especiales , becas para estudiantes de 16 a 30 años y puntualmente también para estudiar en el extranjero.

4. Ayudas para  la vivienda

Hay ayudas para la compra o el alquiler  de vivienda de protección oficial y ayudas para adaptar las viviendas para el desarrollo de la autonomía personal que faciliten la supresión de las barreras arquitectónicas, pues así lo recoge Real Decreto 106/2018, de 9 de marzo, por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 

La sociedad está cada vez más concienciada de las necesidades de las personas con discapacidad, y por ejemplo, las comunidades de vecinos están obligadas a seguir unas normas para adecuar las instalaciones a las personas con discapacidad que puedes consultar aqúi.

5. Ayudas con sus vehículos

Hay ayudas para la adaptación del vehículo y reducción y/o exención del impuesto de matriculación y exención del impuesto municipal de circulación. 

Existe una reducción del IVA en la compra de vehículos para los padre con hijos que tiene un certificado de movilidad reducida (PMR). Este certificado se da a la personas con discapacidad que  tienen dificultades funcionales para utilizar transporte público o moverse con autonomía.

6. Ayudas para prótesis o equipo médico

Las personas con discapacidad pueden solicitar ayudas para pagar parte o la totalidad del pago del equipo médico que se necesite, como prótesis o sillas de ruedas

7. Prestación económica de asistencia personal (depende del grado de discapacidad)

La prestación económica de asistencia personas es una prestación reconocida por la Ley de Dependencia para ayudar a contratar  una asistencia personal, durante un número de horas, para poder facilitar a la persona dependiente  una vida más autónoma y el acceso a la educación y al trabajo
El importe depende del grado de dependencia reconocido y de la capacidad económica de la familia. El Real Decreto 1082/2017, de 29 de diciembre, actualizó las cuantías del nivel mínimo de protección, aumentándolas para los tres grados, para los años 2018, 2019 y 2020.

8. Pensiones no contributivas

Dependiendo del grado de discapacidad, existe la posibilidad de recibir una pensión no contributiva por invalidez. Puedes ampliar información en este enlace del IMSERSO

9. Prestación familiar por hijo a cargo con discapacidad

Existe una prestación familiar por hijo a cargo con discapacidad que no tiene en cuenta los ingresos y es compatible con el ingreso mínimo vital.

En el artículo  ayudas por hijos con discapacidad tienes información de otras ayudas, como las deducciones en renta por hijos con discapacidad y  la prestación por reducción de jornada por enfermedad crónica de un hijo.

10. Facilidades en el terreno laboral

También hay algunas medidas para facilitar el acceso de personas con discapacidad al trabajo, como:

11. Descuentos en las medicinas

Dependiendo del grado de discapacidad hay descuentos en el copago de medicamentos. en el caso de los menores con discapacidad, en 2021 ya no pagan las medicinas.

12. Posibilidad de ser familia  numerosa con dos hijos

Cuando un hijo tiene discapacidad, cuenta como dos a la hora de calcular el número de hijos para ser familia numerosa.

También se es familia numerosa con dos hijos si los dos padres tienen discapacidad o uno de ellos tiene un grado de discapacidad superior al 65%. Puedes leer los requisitos para ser familia numerosa aquí.

Las familias numerosas tienen unos beneficios que puedes leer aquí.

Otros descuentos para personas con discapacidad

Además, hay otros descuentos para  personas con discapacidad.

Como ocurre con el colectivo de familias numerosas, las personas con discapacidad pueden tener bonificaciones en el pago de determinados impuestos, que dependen de los ayuntamientos, como el IBI, las tasas de basura y los recibos de agua .

También hay descuentos en ocio, cultura o entradas gratis en muchas instituciones públicas y privadas. Por ejemplo,  descuento del 50% en las entradas a todos los teatros y auditorios del del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM).

En Madrid, por ejemplo con al tarjeta de discapacidad se puede acceder gratis a las piscinas de los polideportivos municipales.

Источник: https://www.mujerymadrehoy.com/10-ayudas-para-las-personas-con-discapacidad/

Tipos de ayudas economicas para personas con una discapacidad

Derechos y ayudas de las personas discapacitadas

En caso de tener una discapacidad reconocida, existen numerosas ayudas a las que puedes acogerte. Estas ayudas cubren desde beneficios fiscales hasta ayudas económicas más concretas.

En primer lugar para acceder a estas ayudas, se debe acreditar y tener reconocida una discapacidad del 33%. Tras ello, pasamos a conocer y explicar en qué consisten estas ayudas, sus cuantías aproximadas y cómo poder solicitarlas.

Prestaciones sociales y económicas del IMSERSO

Estas prestaciones dependen del Ministerio de Sanidad y se gestionan a través del IMSERSO (Instituto de Mayores y Servicios Sociales). Tal y como recogen en su web, el sistema especial de prestaciones establecido en la Ley de Integración Social de las personas con discapacidad (Lismi), establece un conjunto de prestaciones económicas:

  • Subsidio de garantía de ingresos mínimos (SGIM) (actualmente suprimido, aunque se mantiene el derecho los beneficiarios que los tenían reconocidos)
  • Subsidio por ayuda de tercera persona (SATP) (actualmente suprimido, aunque se mantiene el derecho los beneficiarios que los tenían reconocidos)
  • Subsidio de movilidad y compensación por gastos de transporte (SMGT)
  • Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica (ASPF), destinada a la protección de las personas discapacitadas que por no desarrollar actividad laboral no están comprendidas en el campo de aplicación de la Seguridad Social.

Estas ayudas tienen como fin garantizar una serie de coberturas y asistencias a aquellas personas que tienen reconocida una discapacidad.

Subsidio de movilidad

El subsidio de movilidad está destinado a personas de más de tres años de edad con dificultad para utilizar transporte público o colectivo.

De manera concreta, a través de este subsidio se facilita una prestación económica de carácter periódico para atender los gastos originados por desplazamientos fuera del domicilio habitual por personas con discapacidad que tengan graves dificultades para utilizar transportes colectivos.

Además de tener reconocido un mínimo del 33% de discapacidad, se nos exigen más requisitos como no estar dado de alta en la seguridad Seguridad Social por no desarrollar actividad laboral. Otro requisito es no ser beneficiario de una prestación o ayuda de análoga naturaleza y finalidad.

El último requisito es no superar el nivel de recursos económicos personales y/o familiares del 70% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM).

Asistencia sanitaria y prestación farmacéutica

La prestación de asistencia sanitaria y prestación farmacéutica se dirige a aquellas personas con discapacidad que, por no desarrollar actividad laboral, no están comprendidas en el campo de aplicación de la Seguridad Social.

En este caso, la ayuda se traduce en que la dispensación de medicamentos es gratuita. Los requisitos exigibles son, además de la discapacidad, no tener derecho a una prestación semejante.

Para poder solicitar cada una de ellas, deberemos dirigirnos a la delegación de la seguridad social de nuestra localidad. Se pueden consultar direcciones y teléfonos en la web.

Otras ayudas para discapacidad del 33%

Además de las ayudas específicas que hemos visto, existen tipo de beneficios a los que podemos acogernos como personas con discapacidad.

  • Vivienda: Ayudas tanto para la compra o alquiler como la adaptación de la vivienda, para hacerla funcional y accesible.
  • Empleo: Existen las bonificaciones a la contratación para personas con discapacidad, pero también los centros especiales de empleo o las empresas de inserción buscan favorecer la integración laboral.
  • Seguridad Social: También, existen ayudas para si tenemos a cargo hijos con una discapacidad reconocida del 33%.
  • Servicios Sociales: A través del programa de la ley de Dependencia, existen servicios y ayudas para este colectivo. Desde ayuda a domicilio a prestaciones concretas, a través de estos recursos podemos acceder a múltiples ayudas.

¿Con una discapacidad del 33% tengo derecho a pensión?

Para tener derecho a la pensión no contributiva, debemos tener reconocida como mínimo un 65% de discapacidad. Sin embargo, existen una gran cantidad de servicios y ayudas que si pueden servir, como lo es establecidos a niveles autonómicos.

Para más información, lo conveniente sería dirigirse a tu centro de salud, al , centro municipal de servicios sociales y a la delegación de la Seguridad Social que te corresponda para conocer mejor las opciones posibles de cada uno.

Источник: https://www.tododisca.com/tipos-ayudas-personas-discapacidad-33/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: