Desarrollo del feto semana a semana

Desarrollo del feto semana a semana

Desarrollo del feto semana a semana

Desde el momento en que el óvulo es fecundado, comienza a crecer y desarrollarse a un ritmo frenético para pasar en 9 meses de medir menos de un milímetro a medir unos 50 cm y pesar alrededor de 3 kilos. Descubre cómo se forma tu bebé dentro de ti día a día

Indice

Primer trimestre de embarazo

– 0 a 4 semanas

Una vez que el óvulo es fecundado, experimenta un proceso de división a medida que baja al útero por las trompas de Falopio.

La célula se divide en 2 durante las primeras 24 horas tras la fecundación y al cuarto día es una masa constituida por más de 100 células llamada cigoto.

El huevo continúa dividiéndose a medida que es arrastrado por las trompas de Falopio hacia el útero. Mientras baja, el útero se ha ido preparando gracias al aumento de los estrógenos y de la progesterona.

En este momento tu bebé es un conjunto de células denominado blastocito con una masa en el interior que es el embrión en sí mismo, rodeada de una cavidad llena de fluido que se convertirá en el líquido amniótico y otro conjunto de células externo que se transformará en la placenta.

Una vez que se desarrolla ésta, comienza a producirse la hormona del embarazo hCG (gonadotropina coriónica) cuya función es detener la ovulación y aumentar la producción de estrógeno y progesterona (para impedir que se desprenda el blastocito del útero).

Esta hormona es la que reacciona en los tests de embarazo, por eso hacia el final de la 3ª semana ya podrás saber si estás embarazada.

En la 4ª semana, el embrión está formado como un disco con tres capas de células que originarán posteriormente los diferentes tejidos del cuerpo humano. El disco interno (endodermo), se convertirá en los pulmones, el hígado y el sistema digestivo.

El disco medio (mesodermo), constituirá los huesos, músculos, riñones, órganos sexuales y el corazón del bebé. Por último, el disco externo (ectodermo) formará la piel, el cabello, los ojos y el sistema nervioso.

En este momento, tu hijo mide aproximadamente 3 milímetros y está completamente adherido a su placenta.

– 5 a 8 semanas

El embrión crece a un ritmo frenético. En la 5ª semana se empiezan a formar los riñones, el hígado y el sistema nervioso. También la espina dorsal, la cabeza y el tronco. Una protuberancia en el centro del embrión se convertirá en el corazón del bebé.

En la 6ª semana el embrión ha crecido aproximadamente 6 milímetros. Si pudieras ver a través del útero, te encontrarías una cabeza enorme, manchas oscuras a los lados donde están sus ojos y las ventanas de la nariz que comienzan a tomar forma.

Dos hoyos a los lados de su cabeza marcan sus oídos en crecimiento. Debajo de la apertura que más tarde será la boca de tu bebé, hay pequeños pliegues que desarrollarán su cuello y la mandíbula inferior.

Dentro, la lengua y las cuerdas vocales comienzan a formarse.

El cerebro aumenta de tamaño y el corazón ya late a un ritmo de 100 a 130 pulsaciones por minuto -casi dos veces más rápido que el tuyo.

Comienzan a brotarle lo que más adelante serán sus brazos y piernas. Sus manos y pies se parecen a palas y los dedos aún no están separados unos de otros, pero pronto empezarán a distinguirse. La circulación de la sangre también inicia su funcionamiento. En este periodo se diferencian los órganos genitales y se desarrollan los intestinos. El bebé tiene labios y nariz visibles. Se forman los dientes y el interior de la boca y los oídos siguen en desarrollo. Los pliegues del párpado cubren parcialmente el iris, que ya tiene color. Se desarrolla el cordón umbilical, que proporciona nutrición y elimina los desechos del bebé. Además, continúan formándose el tracto digestivo y sus pulmones. También tiene un apéndice y un páncreas, que eventualmente producirá la insulina hormonal para ayudar en la digestión. El  hígado ya está ocupado en la producción de glóbulos rojos.

Al final de la 8ª semana tu bebé mide ya 2,5 cm. Todos sus órganos mayores se han formado, aunque no completamente. Su cola embrionaria desaparece. El cerebro está completamente creado y las neuronas empiezan a dividirse formando el sistema nervioso.

– 9 a 12 semanas

Sus dedos se desarrollan formándose las huellas digitales. Todas las articulaciones trabajan, permitiendo a tu bebé mover sus miembros.

El crecimiento del cerebro aumenta rápidamente. Aproximadamente 250.000 nuevas neuronas se producen cada minuto.

  Sus párpados se han cerrado y no se abrirán hasta 27 semanas después. Los lóbulos de la oreja ya se han formado y hacia el final de la semana las funciones de su oído estarán completas. Su labio superior está totalmente formado y su boca, nariz y las ventanas de la nariz van cambiando. Cada día, más detalles minuciosos -incluyendo las uñas diminutas tanto de la mano como del pie y el pelo de pelusa de melocotón- comienzan a aparecer en su cuerpo. Sus dedos están ahora completamente separados. Sus piernas se alargan y sus pies pueden ser bastante grandes. Su piel es todavía transparente, permitiendo que se vean muchos de sus vasos sanguíneos. Algunos de sus huesos comienzan a endurecerse.

Al final del trimestre, tu bebé mide cerca de 6,3 cm de largo y pesa unos 14 gramos. La cabeza empieza a redondearse y la cara se forma completamente (ya se puede ver su perfil). Sus ojos, que al principio estaban a los lados de la cabeza, se han acercado sobre la cara y sus oídos están cerca de sus posiciones, a los lados.

Segundo trimestre de embarazo

– 13 a 16 semanas Mucho más proporcionado que hace unas semanas, su cabeza es ahora aproximadamente un tercio del tamaño de su cuerpo. Durante este periodo le comienzan a aparecer pelos en la cabeza y en las cejas.

Su piel está cubierta con un vello suave y delgado llamado lanugo, que crece sobre su cuerpo con el fin de proteger la piel. Se desarrolla el aparato reproductor del bebé. En los hombres, la próstata, y en las niñas, los ovarios. Además comienza a producir hormonas porque la glándula tiroides ya ha madurado.

Su hígado empieza a secretar la bilis, un signo de que ya funciona correctamente, y su bazo inicia la producción de glóbulos rojos.

Ya es posible ver si es niño o niña, aunque según la posición en la que se encuentre el bebé se verá más o menos fácilmente. Tu hijo mide ahora cerca de 15 cm de largo y pesa aproximadamente 70 gramos. En las próximas semanas dará un estirón enorme.

– 17 a 20 semanas

Además del lanugo, el cuerpo de tu bebé está cubierto con una sustancia grasosa llamada vermix o unto sebáceo, cuyo fin también es proteger su piel. Esta grasita va desapareciendo a medida que trascurren las semanas. Ya le funcionan las cuerdas vocales y podría llorar. Sus ojos y orejas ya han alcanzado su ubicación definitiva. Los huesos del oído interno y las terminales nerviosas del cerebro se han desarrollado lo suficiente como para que pueda escuchar sonidos como sus latidos cardíacos y la sangre que pasa por el cordón umbilical. Tu bebé come más. También produce el meconio, una sustancia negra, pegajosa, resultado de la pérdida de células, la secreción digestiva y la ingesta del fluido amniótico. Este meconio se acumulará en sus entrañas y lo verás en su primer pañal sucio (aunque algunos bebés lo pasan al útero antes de nacer).

Hacia la 20ª semana, el feto mide aproximadamente 20 cm largo y pesa cerca de 255 gramos.

– 21 a 24 semanas

Tu bebé mide alrededor de 27 cm y pesa entre 560 y 680 gramos. Parece muy delgado, pero irá engordando proporcionalmente y pronto tendrá más grasa. De ahora en adelante se empiezan a desarrollar sus sentidos, especialmente los del tacto y del gusto. Su sistema límbico (el que controla los sentimientos y emociones) está en pleno desarrollo. Sus sistemas digestivo, circulatorio y respiratorio están madurando y preparándose para la vida fuera del útero. Los vasos sanguíneos se desarrollan en sus pulmones para que estén listos para la respiración. Su cerebro crece rápidamente y aparecen las papilas gustativas. En ocasiones podrás percibir que tu bebé tiene hipo. Sus pulmones desarrollan los alvéolos y sus células producen una sustancia que ayuda a los sacos de aire a inflarse fácilmente.

– 25 a 28 semanas

En algún momento durante el séptimo mes, tu bebé cambiará de posición y adoptará una definitiva; la mayoría de los bebés giran y se ponen de cabeza con la cara mirando hacia atrás. Tu bebé ya se asemeja a como se verá al nacer, aunque más delgado y más pequeño. Los párpados empiezan a separarse y es capaz de entreabrir los ojos y notar la luz que penetra por la matriz.

Los pulmones, el hígado y el sistema inmunitario aún tienen que madurar, pero si naciera, tendría un 65% de probabilidades de sobrevivir y sería un bebé prematuro. Ahora debería medir alrededor de 36 cm y pesar poco más de 1 kilo.

Tercer trimestre de embarazo

– 29 a 32 semanas Sus pulmones están todavía madurando. Las uñas de las manos, de los pies y las pestañas siguen creciendo. Las glándulas suprarrenales del bebé han comenzado a producir hormonas como andrógeno y estrógeno. El fluido amniótico que lo rodea cada vez es más pequeño, a medida que el bebé crece y ocupa todo el útero.

El feto sigue estando activo y aquellos primeros movimientos ligeros han dado lugar a codazos y puñetazos que a veces te cortarán la respiración. Sus ojos se abren y se cierran y es capaz de distinguir entre la luz y la oscuridad, incluso puede seguir una fuente de iluminación de delante hacia atrás.

Su peso está entre los 1,8 y 2 kilos y mide entre 38 y 43 cm de longitud.

– 33 a 36 semanas

Tu bebé ya es demasiado grande como para moverse libremente en el líquido amniótico. Permanece más o menos en una posición, generalmente con la cabeza hacia abajo. En estas últimas semanas las miles de neuronas del cerebro de tu bebé lo ayudarán a escuchar, sentir e incluso ver formas tenues. Sus órganos se están preparando para la vida fuera del útero. Sus riñones están produciendo orina. Dependiendo del percentil del niño debería estar pesando entre 2,6 y 3 kg y medir entre 40 y 48 cm. Se le forman cúmulos de grasa que le redondean el cuerpo. La piel de su cara ya es rosada. Al final de esta semana, tu bebé será considerado a término.

– 37 a 40 semanas

¡Tu bebé está listo para nacer! Su longitud generalmente varía entre 48 y 53 cm y su peso puede estar entre los 3 y 4,5 kg. Depende del sexo, normalmente los niños son más altos y pesan más. La mayor parte de la vermix (la grasa que lo cubre) ha desaparecido aunque pueden quedar algunos restos en sus pliegues. Lo más probable es que tenga el pelo y las uñas largas, de hecho puede haberse arañado. Los huesos del cráneo de tu bebé todavía están separados y se quedarán así para permitirlos comprimirse bastante y así caber por el canal de nacimiento durante el parto (las fontanelas se cierran meses después de haber nacido).

Ahora solo falta esperar al gran momento. ¡Enhorabuena!

Como ves, en cada semana se producen grandes cambios, por eso, es importante que sepas calcular la semana de embarazo en la que estás. 

Los pediatras calcular el percentil del peso del bebé para así poder determinar si el bebé está creciendo o no conforme lo hacen otros bebés de su misma edad.

Unto sebáceo

Definición:

Es un material graso, blanquecino que puede cubrir el cuerpo, que es producido por las glándulas sebáceas desde las 20-24 semanas de gestación y con el que el bebé puede nacer.

Síntomas:

Material blanco que cubre el cuerpo del bebé al nacer.

Tratamiento:

Ninguno, se elimina al limpiarlo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/desarrollo-del-feto-semana-a-semana--1532

Periodo embrionario

Desarrollo del feto semana a semana

⌚ 5 Min de lectura | El periodo embrionario es la fase en la que se produce la formación de todos los aparatos y sistemas del embrión, es un proceso conocido con el nombre de organogénesis. Esta fase comprende desde la cuarta a la octava semanas.

El embarazo empieza con la fecundación, que es la unión de las células sexuales femenina y masculina: el óvulo y el espermatozoide. En este momento da comienzo el periodo embrionario hasta la octava semana de embarazo.

Fecundación

Para que se produzca la fecundación la mujer ha de estar en el periodo de ovulación.

La ovulación ocurre cuando un óvulo se desprende de uno de los ovarios, hacia la mitad del ciclo menstrual.

Si en este preciso momento, un espermatozoide se encuentra con el óvulo en las trompas de Falopio, se puede producir la fecundación. El zigoto es la célula resultante de la unión del espermatozoide con el óvulo.

Es una estructura celular que posee toda la información genética necesaria para desarrollarse y convertirse en un bebé.

En la fecundación ya queda determinado el sexo del bebé.  El óvulo solo tiene cromosoma X  pero el espermatozoide tiene cromosoma X o Y. Dependiendo del cromosoma que aporte el espermatozoide, el bebé será niño o niña:

  • Cromosoma X (óvulo) + Cromosoma X (espermatozoide) = NIÑA
  • Cromosoma X (óvulo) + Cromosoma Y (espermatozoide) = NIÑO

Cada bebé es único, con su propio ADN, que lo forman 46 cromosomas que determinarán la herencia genética del bebé.

Primera semana

El óvulo fecundado se divide por primera vez a las 24h de la concepción, es lo que llamamos zigoto.

Durante los días siguientes se sigue dividiendo y forma una bola de células que se llama blastocisto.

  A los 5 días, las células del blastocito se separan en dos grupos: las que formarán la placenta y las que formarán el embrión (células madre).

Al final de esta primera semana, el óvulo fecundado desciende por las trompas de Falopio para llegar al útero al quinto día. Se ancla en la pared del útero (implantación) al final de la primera semana y allí pasará nueve meses.

El útero de la madre ha cambiado y se ha adaptado para el embarazo. La pared interna de la matriz se ha vuelto mullida y más gruesa para favorecer la implantación del blastocisto, necesaria para que el embrión reciba los nutrientes necesarios para crecer.

Segunda semana

Se empieza a formar el embrión que mide 0.2 milímetros. En esta etapa, el embrión tiene una forma redondeada y está formado por dos capas: el endodermo y el ectodermo. Las células se van multiplicando muy rápidamente y van adquiriendo una función específica.

  • Del endodermo se formarán: piel, el revestimiento interno del aparato respiratorio y digestivo, la vejiga, tímpano, tiroides, páncreas e hígado.
  • Del ectodermo: sistema nervioso, piel, órganos de los sentidos (ojos, oído, nariz), uñas, esmalte dentario, hipófisis, pelo, glándulas mamarias y sudoríparas.

Tercera semana

Al embrión le aparece una tercera capa, el mesodermo, de este tejido derivará:

  • El aparato locomotor (huesos, músculos y cartílagos)
  • El sistema vascular (corazón, venas y arterias)
  • Las células de la sangre
  • El sistema genital y urinario (excepto la vejiga)
  • El bazo y glándulas suprarrenales

Se forman las vellosidades coriónicas que conectarán con los vasos sanguíneos de la madre. De este modo, el embrión obtiene el alimento y el oxígeno necesario para crecer. Por otro lado, en el tronco del embrión se va haciendo hueco a órganos como el intestino, hígado, riñones y pulmones.

Cuarta semana

El embrión crece un milímetro cada día (mide unos 5 milímetros) y se inicia el desarrollo de:

  • Las extremidades (brazos, piernas, músculos y hueso)
  • El corazón del embrión (amasijo de células musculares alargadas) empieza a latir a los 22 días aproximadamente. Este rudimentario corazón será el encargado de distribuir el alimento y el oxígeno a todas las partes del embrión para que pueda crecer. El corazón embrionario late a unas 150 pulsaciones por minuto.
  • El aparato digestivo se va diferenciando en sus diferentes partes (esófago, estómago e intestino).
  • Aparecen los órganos de los sentidos, es decir, se forman las cavidades oculares y las orejas.
  • Se empieza a desarrollar el tubo neural, que se convertirá en el sistema nervioso del bebé (cerebro y médula espinal) y la columna vertebral.

Quinta y sexta semana

El embrión va adquiriendo forma humana o de bebé. Crece muy deprisa y ahora tiene el tamaño de un garbanzo (5-6 milímetros). Su cabeza es muy grande respecto al resto del cuerpo y las extremidades muy cortas:

  • En el rostro se distinguen perfectamente los ojos, la nariz, boca y orejas.
  • Los dedos no se distinguen todavía
  • Los brazos y las piernas pueden empezar a moverse al final de la sexta semana.

Séptima semana

El embrión mide unos 22 milímetros. Los tejidos y los órganos formados en la fase embrionaria maduran:

  • El corazón ya tiene cuatro cavidades
  • Se empiezan a formar el paladar y la lengua
  • La placenta aumenta de tamaño para nutrir bien al bebé
  • El cordón umbilical crece mucho y se ensancha
  • Se forman los pezones y los folículos pilosos
  • Los codos y los dedos ya se pueden ver
  • El sistema digestivo y el aparato urinario del feto (que eran una misma estructura) se separan
  • Se produce la neurogénesis o producción de neuronas.

Al finalizar esta semana el embrión mide ya 1 centímetro y son las semanas más delicadas del bebé porque le pueden afectar algunos medicamentos, alcohol, nicotina, cafeína o radiaciones (como las radiografías).

Octava semana

Oficialmente termina el periodo embrionario y el  el embriónpasa a llamarse feto. Se ha formado el esbozo de todos los órganos del futuro bebé y ya empieza a tener forma humana.

  • El rostro del bebé ya está más definido y tiene párpados, nariz incipiente y labio superior.
  • El cuerpo se va alargando, cada vez con más forma humana y la piel es translúcida, por lo que se puede ver el esqueleto. Pero los huesos no están calcificados, están formados de cartílago, es decir, son blandos.

El embrión mide entre 4 y 5 centímetros y pesa 9 gramos. La circulación a través del cordón umbilical está muy bien desarrollada.

Lo que debes saber:

  • Antes de la cuarta semana el embrión tiene una forma redonda formado por distintas capas, endodermo, ectodermo y mesodermo.
  • En la cuarta, quinta y sexta semana el embrión empieza a desarrollar las extremidades y a tener forma de bebé.
  • El embrión pasa a llamarse feto en la octava semana.

Recuerda que en MAPFRE cuidamos tu bienestar y el de los tuyos, por eso te ofrecemos un Seguro de Salud con las mejores coberturas para que siempre estés protegido ante cualquier patología o enfermedad.

CALCULA TU PRECIO

Dra. Esther Martínez García Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

Источник: https://www.salud.mapfre.es/salud-familiar/bebe/crecimiento-y-desarrollo/periodo-embrionario/

El embarazo semana a semana en imágenes

Desarrollo del feto semana a semana

Hoy os queremos enseñar estas preciosas fotos de un embarazo semana a semana en imágenes a través de las cuales podemos tener una visión de la increíble transformación que experimenta el feto semana a semana desde la concepción hasta el nacimiento.

Podemos ver en detalle cómo crece el bebé, cómo se forman sus órganos, cómo se desarrollan sus miembros superiores e inferiores y cómo poco a poco va evolucionando a lo largo de las 40 semanas de su vida intrauterina hasta que está preparado para nacer.

Gracias a esta recopilación de imágenes de alta calidad podemos observar la fascinante creación del ser humano en cada etapa de gestación.

El comienzo de una vida

En la cuarta semana de gestación, el embrión tiene dos semanas de edad. Todavía no tiene aspecto humano, pero se pueden distinguir las protuberancias que luego serán la cabeza, el cuerpo y los brazos del bebé.

Comienza a formarse el tubo neural y la médula espinal perteneciente al sistema nervioso central del bebé. También se forma la placenta, que será la encargada de transmitir nutrientes y oxígeno al bebé durante todo el embarazo. Mientras tanto, esa función es cumplida por el saco vitelino, un anexo embrionario, que en desparecerá en las próximas semanas.

Imágenes de la semana 5 del embarazo

En la semana 5 de embarazo comienza a diferenciarse la cabeza que es mucho más grande que el resto del cuerpo y comienzan a formarse las pequeñas protuberancias que luego serán los brazos y las piernas.

El tamaño de una lenteja

Comienzan a desarrollarse las vesículas ópticas a los costados de la cabeza, que luego formarán los ojos que se ubicarán al frente. Los órganos están en una etapa inicial de desarrollo. En la semana 6 tiene el tamaño de una lenteja, entre 2 y 4 mm, aún así ya se pueden distinguir los brazos con sus manos y las piernas con sus pies.

Imágenes de la semana 7 del embarazo

En la semana 7 ya se puede ver el embrión en una ecografía y escuchar los latidos de su corazón. Ya se ha formado el cordón umbilical que pasará los nutrientes al bebé a lo largo del embarazo. Se empiezan a formar la vesícula biliar, el estómago, los intestinos, el páncreas y los pulmones.

Se distinguen piernas y brazos

Ha crecido el doble de su tamaño. En la semana 8 ya pueden distinguirse, los ojos, los párpados, la boca, las orejas en la cabeza y pueden reconocerse las piernas y los brazos que sobresalen del tronco, así como los dedos de las manos y los pies. Comienzan a crecer las vértebras y las costillas y su piel es una fina capa translúcida.

Imágenes de la semana 10 del embarazo

En la semana 10 se forman los pabellones auditivos del bebé y comienzan a crearse pequeñas raíces de lo que en el futuro serán los dientes de leche y las uñas. Mide aproximadamente 4 centímetros y tiene 5 gramos de peso.

Fin del primer trimestre

En la semana 14, las estructuras primarias y los órganos principales del bebé ya están formados, todos sus órganos trabajan aunque todavía les queda bastante para estar completamente desarrollados. El tamaño y peso aproximado del bebé al finalizar el primer trimestre es de 6 cm y 10 gramos. La mitad de su tamaño corresponde sólo a la cabeza.

Imágenes de la semana 18 del embarazo

Su esqueleto, que hasta ahora era cartilaginoso, comienza a solidificarse. Alrededor de la semana 18 es cuando la madre comienza a sentir los movimientos del bebé dentro del útero. Lo que hasta ahora era apenas una sensación de burbujeo se convierte en la certeza de que el bebé se mueve.

Imágenes de la semana 20 del embarazo

En la semana 20 mide 16 centímetros y alrededor de 350 gramos. Sus pulmones comienzan a practicar el ejercicio de la respiración y su sistema digestivo hace lo propio tragando líquido amniótico. Su cerebro cuenta con 30.000 millones de neuronas y está desarrollando las áreas destinadas a los sentidos del gusto, el olfato, la audición, la visión y el tacto.

Percibe estímulos del exterior

En la semana 22 se pueden ver los párpados, las uñas y las cejas, aunque estas últimas todavía no tienen color, son blancas. Mide unos 27 centímetros y pesa casi 500 gramos, aunque su grasa corporal es sólo del 1%. De ahora en más irá ganando capas de grasa que le ayudarán a regular su temperatura corporal.

Su cerebro, en continuo desarrollo, experimenta alrededor de esta semana grandes progresos en el sistema límbico, el cerebro medio, que gestiona respuestas fisiológicas ante respuestas emociones. Es un momento ideal para empezar a comunicase con el bebé en el embarazo, si no se ha hecho aún.

Imágenes de la semana 24 de embarazo

En la semana 24 de embarazo ya puede abrir y cerrar los ojos intermitentemente. Su cuerpo ya es proporcionado y comienza a acumular grasa.

Su desarrollo cerebral se produce con rapidez, sus ondas cerebrales son similares a las de un recién nacido y el desarrollo de su oído medio, que regula el equilibrio, le permite diferenciar los cambios de posición dentro del útero.

Mide cerca de 30 centímetros de la cabeza a los pies y pesa alrededor de 650 gramos.

Reacciona al sonido, las caricias y la luz

En la semana 26 de embarazo sus oídos se van perfeccionando y el bebé reacciona a los sonidos que le llegan desde el exterior, especialmente a tu voz. Practica el reflejo del pestañeo y reacciona a los estímulos luminosos, al igual que a los estímulos sensoriales cuando acaricias la barriga. Realiza diariamente ejercicios de respiración.

Imágenes de la semana 32 del embarazo

En la semana 32 pesa alrededor de 1700 gramos y mide aproximadamente 44 centímetros. Su estructura pulmonar, aparato digestivo y riñón están perfeccionándose para funcionar fuera del útero. Los pulmones practican respirar, el intestino puede digerir y el bebé traga líquido amniótico y orina.

Las últimas semanas

En la semana 36 gana peso a pasos acelerado, aumentando entre 250 y 300 gramos semanales. Traga y digiere el líquido amniótico en el que flota, así como vernix y demás secreciones. Esta sustancia verde oscura o negrusca es llamada meconio y formará sus primeras deposiciones.

El momento de nacer

En la semana 40 de embarazo el bebé mide 52 centímetros de la cabeza hasta los pies y pesa cerca de 3,400 kilos. Está preparado para nacer, sin embargo algunos órganos como por ejemplo el cerebro continuará desarrollándose creando millones de conexiones neuronales durante los primeros años de vida.

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

El embarazo semana a semana: de la gestación al nacimiento

Conoce más aquí sobre la evolución del embarazo semana a semana con detalles de cómo crece el bebé y los cambios que experimenta la madre de la semana 0 a la 40 de embarazo.

Fotos | Bradley Smith en The Multi-Dimensional Human Embryo y National Geographic Channel
En Bebés y más | Impresionantes imágenes de la fecundación, Impresionantes imágenes de las primeras semanas del embrión, Calendario de embarazo

Источник: https://www.bebesymas.com/embarazo/el-embarazo-semana-a-semana-en-imagenes

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: