Desarrollo del niño de 18 meses a 2 años

Bebé de 18 meses

Desarrollo del niño de 18 meses a 2 años

  • Mi bebé y yo
  • Herramientas
  • Su Crecimiento
  • Bebé de 18 meses

¡Ya tienes un bebé de 18 meses! Al año y medio de edad, el niño ya poco tiene que ver con el bebé que era hasta hace relativamente poco.

Ahora, su lenguaje está mucho más evolucionado y ya corretea por el parque, lo que te obliga a realizar “persecuciones” continuas para controlar su seguridad en todo momento.

Se trata de una etapa preciosa, pero un poco agotadora para los papás. Hablamos del desarrollo y el crecimiento de los bebés de 18 meses, en todos sus aspectos.

Tu hijo ya es un niño de 18 meses. ¡Un añito y medio! Te damos la enhorabuena por esta noticia. Ahora, tu pequeño ya puede empezar a correr, ¡aunque tropieza con facilidad! ¿Qué más puedes esperar al año y medio?

– Alrededor de los 18 meses, el niño ya camina bien, pero sus pasos todavía son un poco inseguros, sobre todo, cuando quiere ir «más deprisa de la cuenta».

– Ya puede sentarse, ponerse de pie con facilidad y subir escaleras cogido de la mano.

– También sabe pintar trazos en un papel y utilizar el vaso para beber.

– Además, es capaz de pasar las páginas de un libro.

Durante estos seis meses que quedan de camino a los dos años, los principales progresos del niño se centrarán en el perfeccionamiento de las habilidades adquiridas, la afinación manual y el aumento de la agilidad.

Recuerda seguir todas las visitas programadas con tu pediatra para seguir su crecimiento, las indicaciones necesarias sobre las pautas de alimentación correctas, las vacunas que le corresponden y la evolución del desarrollo del lenguaje. Por cierto, ¿cómo va evolucionando este desarrollo de su capacidad de comunicación verbal?

– A esta edad, ya utiliza unas 100 palabras y pronuncia frases como «no quiero» o «por qué» con mucha frecuencia: un paso más en la reafirmación de su personalidad.​

Puedes aprovechar para introducirle en los buenos modales a través de palabras tan comunes y tan necesarias como “por favor” y “gracias”.

Y ahora, ¿te apetece volver a comprobar cómo está creciendo tu bebé? ¡Introduce sus datos en la tabla de crecimiento!

Calcula el percentíl de tu bebé

A esta edad, el niño ya utiliza la cuchara y el tenedor para comer solito. ¿Qué más es importante saber con respecto a la alimentación del niño al año y medio?

Es importante que establezcáis unos buenos hábitos de alimentación desde el principio para evitar que el pequeño coja malas costumbres y hábitos alimentarios erróneos, que después son muy difíciles de erradicar.

Es bueno que el niño se siente a la mesa con el resto de la familia, sentado en una trona, para que coma los mismos alimentos que vosotros (siempre que sean adecuados para su edad) y se sienta partícipe del acto de comer en familia.

– A la hora de comer, la televisión deberá estar apagada y todos los miembros de la familia deben estar correctamente sentados.

Si se siguen todos estos pasos desde el principio, será más fácil que el niño coma de todo y disfrute del placer de comer. Pero recuerda: vuestro ejemplo es fundamental.

Es ahora cuando todos los hábitos relacionados con la alimentación deben consolidarse. ​

Si has optado por la lactancia prolongada, esto es, más allá de los 12 meses, tu hijo todavía se beneficiará de todos los beneficios de la lactancia materna, como es el aporte de vitamina A, C y B12, ácido fólico, proteínas, calorías y calcio.

Piensa que, aunque en los países occidentales no es una práctica demasiado extendida, la Organización Mundial de la Salud recomienda dar el pecho al menos durante los dos primeros años de vida. Pese a lo que leas y te digan los demás, piensa que la única que puede decidir qué momento es el idóneo para que tu hijo y tú llevéis a cabo el destete eres tú.

………

¡ATENCIÓN! Alrededor de los 18 meses, tu hijo podría rechazar alimentos que antes comía de buen grado, o bien demostrar unos gustos más limitados y repetitivos. No te preocupes, poco a poco, y con constancia, comerá de todo. Sin embargo, nunca debéis dramatizar ni utilizar la comida como comodín, premio o castigo.

El sueño de tu niño de 18 meses

Aunque no son frecuentes hasta más allá de los dos años, es posible que tu hijo sufra algún despertar por culpa de una pesadilla. ¿Qué las caracteriza?

– Las pesadillas nocturnas son sueños que tienen un contenido espantoso y que se viven como algo real. 

– Se suele producir en el último tercio de la noche y hacen que el niño se despierte aterrorizado.

– Se suelen manifestar entre los tres y los seis años y no deben alarmar si no son frecuentes. No obstante, también pueden aparecer a una edad más temprana.

– En caso de que el pequeño esté sufriendo una pesadilla o un sueño especialmente agitado, hay que acudir inmediatamente a consolarle, tranquilizarle y mimarle.

– Es aconsejable encender rápidamente la luz de la habitación, para que el niño retome el contacto con la realidad rápidamente. Después, se le acompaña un ratito hasta que vuelve a dormirse, pudiendo dejar un punto de luz encendido.

– Si, a la mañana siguiente, el pequeño tiene un recuerdo difuso y no habla del tema, no es necesario recordárselo.

– Para prevenir las pesadillas, los miedos y las inquietudes nocturnas, es conveniente repestar los horarios y las rutinas. Son técnicas que aportan seguridad y confianza al niño, además de definir los límites que tanto necesita.

………

¡CONSEJO! En torno a los 16-18 meses, el sueño se puede alterar a causa de la dentición, ya que es cuando empiezan a salir los cuatro premolares, los primeros dientes permanentes, que hacen que las encías molesten más. Si es así, le puedes dar un masaje en las encías con un dedo envuelto en una gasa estéril, o bien hacer que muerda un mordedor frío o congelado.

¿Tu hijo ya ha intentado usar el orinal? ¿Cómo ha reaccionado?

– Como para el resto de progresos, tampoco en este caso existe una edad precisa en la que los niños abandonan el pañal.

– Sin embargo, hacia los 18 meses, empiezan a ser capaces de controlar el estímulo.

– De cualquier forma, no debes forzar a tu hijo si no se siente preparado, pero sí tienes que captar las primeras señales que indican que el momento ha llegado.

Algunas reglas generales:

Comprarle un orinal de plástico de colores con una forma simpática y explicarle cómo se usa. 

Invitarle a sentarse (especialmente, si es él quien te lo pide), no apresurarle y, cuando lo consiga, elogiarle.

No te preocupes si «da un paso atrás» o te pide que le pongas el pañal para hacer pipí o caca.

Si el pequeño aún utiliza el chupete, a partir de esta edad, debería empezar a habituarse a dejar de usarlo. Como todos los hábitos adquiridos, al principio le resultará un poco difícil, por lo que lo ideal es acostumbrarle gradualmente y de forma no traumática.

Como ya es capaz de razonar, hablando con él y alcanzando «pactos», es posible que el niño ceda y se decida a decir adiós a su querido amigo.​

………

¡RECUERDA! No os sintáis frustrados si vuestro hijo no deja el pañal tan pronto como otros amiguitos de su edad. La mayoría de los pequeños lo hace más adelante. En cualquier caso, no olvides que cada niño sigue su propio ritmo, en función de su madurez, y que debes consultar al pediatra cualquier duda o inquietud que tengas.

Cómo estimular a tu bebé de 18 meses

¿A tu peque le fascinan las sombras proyectadas sobre la pared o el techo? Proyecta sombras utilizando la linterna del teléfono mientras suena una sesión de ejercicios. Así, el niño asociará las formas y los sonidos. Puedes jugar con tu mano, con sus sombras, ¡o incluso proyectando con una botella de agua medio llena!

Se trata de una etapa en la que la comunicación es ya un estímulo constante. La memorización de estos ejercicios de lenguaje musical harán que tu bebé mejore su habilidad para procesar ritmos tanto musicales como del habla, y desarrollará una mayor capacidad para comunicarse con otros niños o adultos. ¿Lo potenciamos?

¿Cuáles son los beneficios de estimular el oído del pequeño con música?

– El contraste entre las notas de los distintos ejercicios de lenguaje musical adaptado hará que tu bebé piense musicalmente.

Las sensaciones positivas que recibe un bebé tendrán efectos muy positivos para su felicidad en el futuro. Se trata de un periodo importantísimo para su desarrollo y para la adaptación en etapas futuras. Este tipo de experiencia también estimulará su memoria, ya que vinculará emociones con sonidos e imágenes.

– Además, estimularemos su creatividad a través de la imaginación. ¿Sabes qué es la cognición simbólica? La cognición simbólica es la base del pensamiento abstracto. Se produce gracias a la suma de los módulos técnico, natural y social y dan lugar al arte. Es el último gran cambio del cerebro.

¿Escuchamos una sesión multisensorial con juegos de sombras?

– Es muy importante destacar que los beneficios de la estimulación sensorial a través del lenguaje musical se obtienen con la repetición de las audiciones.

– Para la realización de este tipo de experiencia sensorial, es necesario escoger cómo vamos a proyectar las sombras en la pared o el techo.

– Te proponemos dos opciones: utiliza la linterna de tu móvil y tus manos para proyectar sombras en la pared; utiliza la linterna de tú móvil y una botella de agua casi vacía (dos dedos de agua) para proyectarle agua en el techo.

Acomodaos e incluso tumbaos en la cama. 

Apaga todas las luces y prepárate para darle al play

Busca el máximo silencio en el ambiente. Reproduce el audio, que encontrarás al final de este artículo.

– Espera a que suenen las primeras notas del primer ejercicio para encender tu foco de luz, ya sea la linterna de tu teléfono o la lamparita de tu mesilla. Una vez empiece a sonar el ejercicio, puedes empezar a improvisar formas con las manos, inspirándote en el sonido de los ejercicios y en las reacciones de tu bebé.

– Si lo prefieres, puedes hacer esta actividad en el suelo, por si tu pequeño decide levantarse para tocar las sombras proyectadas en la pared.

– Si escoges proyectar formas de agua en el techo, lo mejor será que os echéis en la cama.

Este contenido musical ha sido creado y cedido en exclusiva a Mi Bebé y Yo por el Método ETFES de lenguaje musical para bebés

Your browser does not support the audio element.Descarga

¿Qué tal ha ido?

Seguro que, mientras has realizado esta sesión, has podido sentir lo mágico que es estar relajada con tu bebé en brazos. La unión que se genera entre los dos en este momento tan íntimo crea un ambiente único para la relajación y la conexión con el bebé.

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/como-crece-bebe/tu-bebe-tiene-18-meses

Desarrollo del niño de 18 meses a 2 años

Desarrollo del niño de 18 meses a 2 años

Qué nuevas cosas experimenta, su crecimiento, sus cambios, su alimentación, su salud; los cuidados y educación que necesita.

Indice

En este artículos os explicamos qué nuevas cosas experimenta, su crecimiento, sus cambios, su alimentación, su salud; los cuidados y la educación que necesita tu bebé en esta etapa de su vida.

Evolución del bebé

En estos seis meses el niño reduce su ritmo de crecimiento, aunque cada niño tiene su propio ritmo; el promedio suele ser que engorde 0,22 kg al mes y de 6 a 12 cm. Suele medir de 83 a 87 cm de altura y pesar de 11 a 12 kg.

En esta época se configura su estructura neuronal, su desarrollo físico, psicomotor, perceptivo e intelectual. Comienza a tener más equilibrio y mejor percepción visual. Es enérgico, activo, curioso e independiente.

Tiene mayor destreza física, puede subir escalones con algún apoyo, baila cuando suena la música, se agacha; hasta puede ayudar a desvestirse, las prendas sencillas.

Conforme se acerca a los dos años va controlando los esfínteres.

Imita, corre, salta, trepa, brinca; cada vez con más agilidad; aprende nuevas formas de mover su cuerpo.

Alimentación y salud del bebé

A esta edad ya come tres veces al día, como sus padres; pero con la comida que más disfruta es el desayuno. Su dieta es similar a la de los adultos, aunque es aconsejable consultar al pediatra a la hora de introducir un nuevo alimento a la dieta del niño.

Los nuevos alimentos deben introducirse poco a poco y de forma variada, para que el niño no los rechace; los padres deben ingeniárselas para que parezca un plato atractivo, hacer figuras, alternar los colores de la comida… que comer verduras sea algo agradable, no un suplicio. Preparad alimentos fáciles de comer para el pequeño o cortadle la comida en trocitos, ya que le gusta comer solo, no que se lo den. Bien se llevará la comida con los dedos a la boca, o comenzará a utilizar la cuchara.

Su dieta debe basarse en verduras, legumbres, carne (las menos grasas), pollo, cereales sin gluten (en papillas), pescado blanco cocido y sin sal y huevo dos veces por semana. Animadle a que pruebe cualquier tipo de alimento, evitando así conductas caprichosas.

A estas edades se debe visitar al pediatra con frecuencia, quien os indicará las vacunas que el niño va necesitando. Recuerda que ya tiene dientes y que le empiezan a salir sus primeras muelas. Así, en esta etapa es importante cuidar su higiene dental y acudir al dentista periódicamente; puede haber riesgo de caries.
 

Lenguaje del bebé

El niño está en continua evolución, conforme pasan los meses va hablando más.

Al principio se basa en oraciones cortas de tres o cuatro palabras (como se dice comúnmente “en plan idioma indio”), cambiando el orden de las palabras; poco a poco irá formando algunas oraciones compuestas, muy sencillas y asimilando reglas fundamentales del lenguaje. Se pasará todo el día haciendo preguntas, y es normal que no pronuncie bien, así que no os preocupéis.

En estos meses su vocabulario va en aumento; lo normal es que utilice unas 100 palabras y, las que más vais a escuchar son “No quiero” y “¿Por Qué?”.

Educación del bebé

Entorno a los dos años debemos intentar quitarle el chupete, no sólo por las posibles consecuencias físicas en sus dientes y mandíbula, también por el factor psicológico de dependencia, de quedarse estancado. No es tarea fácil, algunos padres tendrán que tener mucha paciencia para conseguirlo.

Generalmente, durante estos meses comienzan las rabietas, puede que empiece a desafiar vuestra autoridad, así lo que deben hacer los padres es tratar de calmarle sin tortas ni azotes.

A la hora de mandar a tu hijo, prohibirle hacer algo o regañarle, debes controlar lo que dices, intentando que el niño vea la parte positiva de la orden; utilizar frases bonitas. Regáñale serio pero con calma, sin gritar.

El niño en estos meses ya es capaz de entender y asimilar órdenes de dos pasos como “Vete a tu habitación y quédate un rato”. Es importante que los padres empiecen a marcar los límites y las normas de convivencia familiar.

Respecto a si el niño debe ir a una Escuela Infantil o guardería, alrededor de los dos años, o bien quedarse en casa con una cuidadora, hay opiniones para todos los gustos. Ambas decisiones tienen sus ventajas y desventajas.

Escuela Infantil y Guardería

1. Ventajas:

– Potencia el desarrollo del psicomotor del niño, con las técnicas utilizadas por los profesores.

– Se socializa antes al estar con otros niños.

2. Desventajas:

– Desplazamiento del niño a primera hora de la mañana, que le pude causar alguna enfermedad no grave pero que supone un trastorno para él y para los padres.

Cuidadora

1. Ventajas: – No sale de casa y no cambia de entorno. – Atención exclusiva de la persona que lo cuida.

– Evita posibles contagios de enfermedades infecciosas.

2. Desventajas:

– Aburrirse a medida que va creciendo.

¿Cómo interactúan con los demás?

Empieza a ser consciente del entorno y de las personas que le rodean; de sus propios pensamientos y sentimientos; podríamos afirmar que comienzan a ser seres sociales. Así, tratarán de demostrar su independencia, al andar querrán alejarse de los padres pero pronto regresarán a su lado.

Cada niño es único y desarrolla una personalidad diferente. En un principio puede sentarse al lado de otros niños a jugar sin interactuar con ellos, es normal.

Pronto empezará a relacionarse con los demás niños del parque aunque a veces se muestre un tanto egoísta con sus juguetes y no los quiera compartir; este sentimiento de posesión también es muy común, como padres hay que explicarle de forma sencilla y agradable que se divertirá más si deja sus juguetes.

En este periodo, muestra su cariño dando besos en la mejilla, además de expresar sus sentimientos de afecto hacia algo o alguien, a través, por ejemplo de un muñeco de peluche que lleva  a todas partes.

Fomentar su aprendizaje

Debemos proporcionarle juguetes que fomenten su imaginación como rompecabezas sencillos de seis piezas o pelotas de varios tamaños. Juegos de llenar y vaciar que, además, le hacen identificar formas y colores.

Animadle a que os acompañe en las tareas domésticas, habladle con un lenguaje claro y sencillo, utilizando siempre el nombre correcto para cada cosa. Leedle un cuento todos los días antes de acostarse (si te quedas sin ideas, echa un ojo a nuestra sección “Cuéntame un Cuento”) y proporcionadle lápices de colores para que pueda dar rienda suelta a su fantasía garabateando hojas y hojas.

Y, recuerda, es fundamental fomentar una disciplina constante, positiva y firme, sin golpes ni gritos, pero marcando los límites y las normas de convivencia familiar.

Caries

Definición:

Perforaciones que dañan la estructura de los dientes.

Pueden aparecer en los dientes de leche.

Síntomas:

Dolor en los dientes, sobre todo al comer o beber alimentos fríos o calientes; orificios o cavidades visibles en ellos.

Tratamiento:

Empaste si la caries no es muy profunda; si lo es, hay que extraer el diente entero.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/meses-del-bebe/desarrollo-del-nino-de-18-meses-a-2-anos-204

La revisión de su hijo cuando tenga 18 meses

Desarrollo del niño de 18 meses a 2 años

  • Tamaño de texto más grande

Lo más probable es que el pediatra y/o el personal de enfermería que atienden a su hijo hagan lo siguiente:

1. Midan el peso, la longitud (o estatura) y el perímetro cefálico de su hijo y representen estas medidas en las curvas de crecimiento.

2. Administren a su hijo pruebas de detección que ayudan a identificar de forma precoz retrasos del desarrollo o el autismo.

3. Le hagan preguntas, le resuelvan inquietudes y le den consejos sobre los siguientes aspectos relacionados con su hijo:

Comida. Dé a su hijo tres comidas principales y dos o tres tentempiés nutritivos al día. El crecimiento se enlentece durante el segundo año de vida; por lo tanto, no se sorprenda si su hijo tiene menos apetito que antes. Su hijo ya puede beber de una taza (o vaso con asa) y utilizar la cuchara, aunque lo más probable es que prefiera comer con las manos.

Orina y deposiciones. Es posible que perciba que los pañales de su hijo están secos durante períodos más largos; de todos modos, la mayoría de los niños aprenden a ir al baño cuando son un poco mayores, entre los 2 y los 3 años. Informe al pediatra si su hijo tiene diarrea, estreñimiento y/o le cuesta expulsar las heces.

Sueño. Hay un amplio abanico de variabilidad dentro de lo que se considera normal, pero generalmente los niños de esta edad necesitan aproximadamente de 12 a 14 horas de sueño al día, lo que incluye una o dos «siestas» durante las horas de luz. En torno a los 18 meses, la mayoría de los niños dejan de hacer la «siesta matutina».

Desarrollo. Alrededor de los 18 meses, es habitual que muchos niños:

  • digan de 10 a 20 palabras
  • señalen varias partes del cuerpo
  • corran
  • suban escaleras mientras los sostienen de la mano
  • tiren una pelota
  • ayuden a ponerse o sacarse la ropa
  • garabateen con lápices de colores
  • participen en juegos de simulación

4. Hagan una exploración física a su hijo desvestido mientras usted está presente. Esta incluirá explorar los ojos del niño, examinarle los dientes, auscultarle el corazón y los pulmones y prestar atención a las habilidades motoras y al comportamiento del niño.

5. Actualicen sus vacunas. Las vacunas protegen a los niños de importantes enfermedades propias de la infancia, de modo que es fundamental que su hijo las reciba a tiempo. Los programas de vacunación pueden variar entre distintos consultorios médicos; por lo tanto, pregunte al pediatra al respecto.

6. Soliciten pruebas. Es posible que el pediatra solicite evaluar la exposición al plomo, la anemia o la tuberculosis, si su hijo está en situación de riesgo.

De cara al futuro

He aquí algunas de las cosas que deberá tener en cuenta hasta la próxima revisión, que se llevará a cabo cuando su hijo tenga 2 años:

Alimentación

  1. Dé a su hijo leche entera (no leche semidesnatada ni desnatada, a menos que el médico se lo recomiende) hasta que cumpla los 2 años.
  2. Sírvale la leche y el jugo en taza y limite su consumo de jugo a no más de 120 ml (o 4 onzas) al día.
  3. Siga ofreciéndole una amplia variedad de alimentos.

    Ofrézcale alimentos ricos en hierro, como los frijoles, la carne, los vegetales y la fruta. Deje que sea su hijo quien decida qué come y cuándo ha comido suficiente.

Aprendizaje

  1. Los niños aprenden mejor interactuando con la gente y explorando su entorno. Resérvese un tiempo para hablar, leer y jugar con su hijo cada día.

  2. Limite el tiempo durante el cual su hijo se expone a pantallas (televisión, vídeos, teléfonos, tabletas y otros medios). Lo mejor es que su hijo se exponga menos de una 1 hora al día, y elegir programas de calidad para verlos con él.
  3. Tenga un área de juegos segura y dé abundante tiempo a su hijo para la exploración y el juego activo.

Cuidados cotidianos y seguridad

  1. Esté pendiente de las conductas que indican que su hijo está preparado para empezar a aprender a utilizar el baño, como mostrar interés por el váter (inodoro) cuando estén en el baño, tener secos los pañales durante periodos de tiempo más largos y subirse y bajarse los pantalones.
  2. Coloque un orinal en el baño y deje que su hijo entre con usted en esta habitación.
  3. Cepille los dientes de su hijo con un cepillo blando y una pequeña cantidad (el tamaño de un grano de arroz) de pasta de dientes dos veces al día. Si todavía no lo ha llevado al dentista, programe su primera visita.
  4. Los niños de entre 1 y 3 años buscan la independencia y ponen a prueba los límites fijados por sus padres. Asegúrese de establecer unas normas razonables y coherentes.
  5. Las rabietas son habituales a esta edad y tienden a empeorar cuando los niños están cansados o hambrientos.

    Intente evitarlas antes de que ocurran, distrayendo a su hijo o alejándolo de situaciones frustrantes.

  6. No le pegue a su hijo. Los niños no establecen ninguna conexión entre el hecho de recibir una bofetada y el comportamiento que se intenta corregir.

    Si es necesario, utilice una breve «pausa obligada» (o «técnica del tiempo fuera») para disciplinar a su hijo.

  7. Tenga una rutina para irse a dormir. Si su hijo se despierta por la noche y no se sabe tranquilizar solo, asegúrele que usted está ahí pero haga que sus interacciones sean breves.

  8. Siga sentando a su hijo en una silla de seguridad orientada en el sentido opuesto al de la marcha colocada en los asientos traseros del coche hasta que tenga 2 años o hasta que alcance los límites de peso o estatura establecidos por el fabricante de la silla.
  9. Aplique protector solar, con un FPS -factor de protección solar- de 30 o superior, sobre la piel de su hijo por lo menos 15 minutos antes de salir al exterior para jugar y vuélvaselo a aplicar aproximadamente cada dos horas.
  10. Proteja a su hijo del humo de los fumadores, ya que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y pulmonares. Exponerse al vapor de los cigarrillos electrónicos tampoco es bueno.
  11. Asegúrese de que su casa es segura para un niño dominado por la curiosidad:
    • Mantenga fuera del alcance de su hijo cualquier objeto con que se podría atragantar, las cuerdas, los objetos calientes, afilados o quebradizos y las sustancias tóxicas (guarde bajo llave o con pestillo los medicamentos y los productos químicos de uso doméstico).
    • Tenga los números de teléfono de emergencias, incluyendo el número de teléfono del centro de toxicología de su localidad cerca del teléfono.
    • Utilice vallas de seguridad y observe atentamente a su hijo cuando esté en las escaleras.
    • Para evitar posibles ahogamientos, cierre las puertas de los baños, baje las tapas de los inodoros y supervise siempre a su hijo cuando esté cerca del agua (incluyendo los baños).
    • Proteja a su hijo de las heridas por arma de fuego evitando guardar este tipo de armas en su casa. Si tiene un arma de fuego, guárdela descargada y bajo llave. Las municiones deberían guardarse en un lugar distinto. Asegúrese de que los niños no pueden acceder a las llaves.

Estas listas de recomendaciones son congruentes con las guías de la Academia Americana de Pediatría (AAP) (Directrices Futuros Brillantes o «Bright Futures Guidelines» en inglés).

Revisado por: Mary L. Gavin, MD

Fecha de revisión: julio de 2017

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/checkup-18mos-esp.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: