Dolor de ombligo en el embarazo

Cuáles son los cambios que experimenta el ombligo durante el embarazo

Dolor de ombligo en el embarazo

A muchas mujeres les toma por sorpresa los cambios de su ombligo. Puede que se lo vean abultado, sobresalido o hasta aplanado. Incluso es probable que les dé la impresión de que se les volteó. A continuación, descubre cuáles son los cambios que sufre el ombligo durante el embarazo.

La función que cumple el ombligo durante el embarazo

En el período de gestación, el ombligo cumple una función muy importante, pues marca el punto en que se une el feto con tu cordón umbilical. Por medio de este, le suministras todos los nutrientes, la sangre y el oxígeno. En otras palabras, todo lo que tu bebé necesita para desarrollarse dentro del útero.

Durante el embarazo, se presentan ciertos cambios. Por ejemplo, el aumento de tamaño del útero, que hace presión en el centro de tu cuerpo. Esto ocasiona, en algunas mujeres más que en otras, cambios en el ombligo. Entre las transformaciones más comunes, se pueden mencionar:

  • Aplanamiento del ombligo: a medida que pasan los meses, la piel se va estirando. Esto trae como consecuencia que tu ombligo se estire, lo que da la impresión de que se borra o desaparece.
  • Abultamiento del ombligo: entre el segundo y tercer trimestre de embarazo, después de la semana 28, ocurre la retroversión o desviación del ombligo. Este es un fenómeno indoloro que hace que el ombligo salga hacia afuera, como un botón.
  • Aparición de la línea oscura o negra: esta línea vertical, llamada también la línea alba, va desde el ombligo hasta el pubis. Los cambios hormonales que se presentan durante la gestación hacen que se torne oscura; va desapareciendo de manera paulatina después del parto.

Período en que el ombligo vuelve a su sitio

Si el ombligo se sale antes o después de la fecha indicada anteriormente, no debe ser un motivo para que te preocupes. Se debe a que, en las mujeres con tejidos flácidos, el ombligo puede brotarse antes. A diferencia de las de piel más dura y gruesa, en quienes puede pasar desapercibido.

Aunque el ombligo durante el embarazo pierde su aspecto, este vuelve a tener su posición original después del parto. El útero comienza a acomodarse y retomar su tamaño; así también vas a ir recuperando tu peso.

“Por medio del ombligo, le suministras al bebé todos los nutrientes, la sangre y el oxígeno. En otras palabras, todo lo que necesita para desarrollarse dentro del útero”

Complicaciones que suelen presentarse

Debido a un agotamiento excesivo de los músculos abdominales, puede que se te produzca una hernia umbilical. Los síntomas más comunes que se presentan son:

  • Sensibilidad o dolor en el abdomen.
  • Presencia de abultamiento o masa blanda.
  • Vómitos.
  • Indigestión.
  • Fiebre.
  • Trastornos del sistema gastrointestinal, como estreñimiento.
  • Infecciones.
  • Dermatitis en la piel umbilical.

Razones por las que duele el ombligo

A algunas embarazadas les duele le ombligo y su alrededor solo con rozarlo. Este dolor se relaciona con que la tripa ha crecido de forma rápida. Esta distensión tan veloz de la piel no ha permitido que se adapte al cambio.

A fin de aliviar el dolor, utiliza una faja para embarazadas. Asimismo, puedes ponerte ropa interior que te tape el ombligo para que tu cuerpo se adapte a su nuevo estado; este subirá de peso progresivamente.

Por ser una zona muy sensible, el dolor puede resultar terriblemente molesto. Es probable que debas utilizar ropa ancha o que lo deje más expuesto para evitar roces que te irriten el ombligo.

Recomendaciones que puedes seguir

No se puede hacer absolutamente nada para evitar que el ombligo se salga. Sin embargo, sí puedes analizar los siguientes consejos que son fáciles de cumplir:

  • Si después del embarazo tu ombligo queda muy resaltado y no recupera su aspecto original, un cirujano puede corregirlo. Con una pequeña intervención, lo reconstruye, así de una vez eliminará el exceso de piel.
  • Utiliza mucha crema corporal, para que mantengas hidratada la piel alrededor de tu ombligo.
  • Mantén una higiene adecuada utilizando jabones neutros, sin fragancia y sin químicos irritantes. Además, si tienes dudas, consulta a un especialista en dermatología.

Aunque estos cambios te tomen por sorpresa, no debes preocuparte demasiado, porque todo es normal. Tu útero y tus músculos abdominales volverán a su estado natural.

En ese momento, todos los cambios que sufrió el ombligo durante el embarazodesaparecerán. Por lo tanto, si estás en el proceso de embarazo, no debes angustiarte por este detalle.

Te podría interesar…

Источник: https://eresmama.com/el-ombligo-durante-el-embarazo/

Molestias abdominales durante el embarazo

Dolor de ombligo en el embarazo

Molestias abdominales durante el embarazo

¿Contracciones de Braxton Hicks o dolor de barriga? Cada embarazo va acompañado de un dolor abdominal más o menos intenso. En algunas mujeres, sólo se manifiesta como un tirón, mientras que en otras puede convertirse en verdaderos calambres.

Los dolores abdominales suaves son a menudo uno de los primeros síntomas del embarazo.

Muchas mujeres interpretan esta señal, quizás junto con otros cambios físicos y psicológicos, correctamente en una etapa muy temprana y poco después reciben la confirmación «oficial» por parte de su ginecólogo de que están embarazadas.

  • La causa más importante de dolor abdominal durante el embarazo es el crecimiento del útero y del niño, lo que aumenta la tensión en músculos, ligamentos y órganos internos. El dolor puede llegar a ser bastante severo en una etapa temprana del embarazo, y los factores hormonales (incluyendo el aflojamiento de los tejidos corporales provocado por las hormonas del embarazo) también desempeñan un papel importante.
  • Los problemas típicos del embarazo incluyen dolores en los ligamentos uterinos, que pueden incluso convertirse en calambres. Los ligamentos uterinos son filamentos de músculos lisos y tejido conjuntivo que recorren los laterales del útero hasta la pared pélvica y desde allí hasta la vulva. Es su labor mantener el útero en una posición estable y erguida. La progresión del embarazo hace que se estresen, lo que causa dolor a ambos lados del abdomen así como dolor de espalda. Se manifiestan en la región de los ligamentos cruzados y ligamentos de la ingle, así como a través del dolor abdominal, que es similar a los dolores menstruales o a las agujetas. Muchas mujeres experimentan más dolor y con mayor frecuencia en el lado derecho del útero ya que, durante el embarazo, el útero tiende a desplazarse ligeramente hacia el lado derecho.
  • Las relaciones sexuales durante el embarazo también pueden causar dolor abdominal y leve dolor lumbar. Normalmente, las mujeres sienten el orgasmo como una agradable ondulación en la vagina y el útero, pero ahora también puede ir acompañado de una sensación de dolor similar al de las contracciones leves, especialmente en la recta final del embarazo. Esto no supone ningún peligro para el bebé ni el embarazo: a menos que haya contraindicaciones médicas, el sexo durante el embarazo está permitido.

Dolor abdominal y complicaciones en el embarazo

El dolor abdominal y los calambres también pueden ser síntomas de complicaciones durante el embarazo:

  • Al principio del embarazo, por ejemplo, pueden deberse a un aborto espontáneo precoz o a un embarazo extrauterino. Un aborto espontáneo precoz (hasta la semana 12 del embarazo) se manifiesta a través de sangrado y dolores similares a calambres en la parte inferior del abdomen; médicamente, suele ser imparable. Un embarazo extrauterino inadvertido, generalmente entre la octava y décima semana de embarazo, lleva a un sangrado, así como a dolor intenso que comienza en el lado en el que se encuentra el embrión y después afecta a todo el abdomen. En los dos casos se requiere asistencia médica.
  • En el segundo trimestre del embarazo, el dolor abdominal severo similar al de los calambres puede indicar un aborto espontáneo tardío (de la semana 13 a la 23 del embarazo), algo que según las estadísticas es poco común y afecta aproximadamente a uno de cada 100 embarazos. Un aborto espontáneo inminente no sólo va vinculado a dolor, sino también a sangrado. En caso de dolor abdominal y sangrado o flujo leve, es preciso consultar de inmediato al médico o la comadrona para saber cómo proceder. Un sangrado agudo es una emergencia y requiere tratamiento hospitalario urgente.
  • Entre la semana 24 y 37 del embarazo, el dolor abdominal, pélvico y de espalda (en parte acompañado de diarrea) puede ser una señal de que podría producirse un parto prematuro. En este caso es preciso acudir urgentemente al hospital. Si no has roto aguas, se puede retrasar o parar el inicio del parto.
  • En la segunda mitad del embarazo, el dolor abdominal intenso también puede ser un síntoma de otras complicaciones del embarazo. Por ejemplo, el síndrome HELLP, una complicación grave del embarazo, se caracteriza por dolor intenso en la parte superior derecha del abdomen.

¿Dolor abdominal o contracciones reales?

Para las mujeres embarazadas es importante saber si las molestias que sienten se deben a un dolor abdominal relacionado con el embarazo o si son contracciones reales. Todas las embarazadas temen tener contracciones prematuras.

Además, desde el comienzo de la segunda mitad del embarazo también se producen las denominadas contracciones de entrenamiento (contracciones de Braxton Hicks): los músculos uterinos se contraen levemente y el abdomen se endurece.

Como muy tarde a partir de la semana 32 del embarazo, todo el útero se ve sometido a ese «entrenamiento para el parto».

Estas contracciones no suelen ser dolorosas, se suceden a intervalos irregulares y desaparecen después de un máximo de un minuto.

Las contracciones previas suelen comenzar alrededor de la semana 36 del embarazo e indican que el parto se aproxima, pero puede tardar de días a semanas. También aparecen en intervalos irregulares, no son muy dolorosas y desaparecen de nuevo.

Las contracciones reales, por otra parte, se producen a intervalos regulares que se van acortando y el dolor aumenta gradualmente. Si antes de la semana 36 se empiezan a tener contracciones más de tres veces cada hora, son dolorosas, especialmente en la zona lumbar, y van asociadas a flujo acuoso o sanguinolento, es preciso acudir a un médico.

Las mujeres que no sepan exactamente a qué se debe su dolor, deben consultar a su comadrona o al médico, pues más vale prevenir que curar.

Por cierto, las contracciones prematuras no siempre indican que el parto haya comenzado de forma irrevocable.

A menudo indican también que son una señal de que la embarazada se ha excedido física o psíquicamente y necesita urgentemente descanso y relajación.

Cojín de huesos de cereza y bolsas térmicas

El calor, la tranquilidad y la relajación ayudan a aliviar los dolores agudos. Un cojín térmico, por ejemplo un cojín caliente de huesos de cereza, una bolsa térmica o un baño caliente ayudan a aliviar el dolor en el útero.

Masajes

Los masajes abdominales con aceites suaves de masaje proporcionan relajación, las compresas de aceite en la zona inguinal impiden que el dolor aumente. Además, los aceites para mujeres embarazadas mejoran la elasticidad de la piel y ayudan a prevenir las estrías.

Bandas para el vientre y fajas

Cuando el embarazo ya está avanzado, las bandas para el vientre o fajas pueden aliviar durante el día la tensión de los tejidos. Sin embargo, las embarazadas no deben dejar de hacer regularmente ejercicio o algún tipo de deporte de equilibrio suave, que también puede tener un efecto preventivo contra el dolor relacionado con el embarazo.

¿Cuándo es necesario que un médico trate el dolor abdominal?

En el caso de dolor abdominal persistente, intenso o agudo, es esencial que un médico examine los síntomas. Estos dolores no sólo pueden ocultar complicaciones en el embarazo, sino también otras enfermedades como apendicitis, cistitis, cálculos renales o cálculos biliares.

Una visita al médico también es absolutamente necesaria si hay otros síntomas además del dolor abdominal. Las señales de alarma son, entre otras:

  • Fiebre, escalofríos
  • Sangrado
  • Náuseas, vómitos, diarrea
  • Sangrado y flujo llamativo
  • Escozor o dolor al orinar

Recomendados Bebitus

El dolor abdominal es uno de los efectos secundarios normales del embarazo. Se debe especialmente al crecimiento del útero y del bebé. Si el dolor es agudo y persiste, se necesita urgentemente realizar un examen médico para detectar si se debe a complicaciones en el embarazo o a enfermedades orgánicas en una fase temprana. Consejos de la ginecóloga Dra.

Verena Breitenbach

  • Es preferible ver a un médico o a una comadrona con demasiada frecuencia y hacerse una cardiotocografía que descuidar algo.
  • Las enfermedades que se padecen fuera del embarazo también se pueden padecer estando embarazada, por eso es preciso obtener un diagnóstico exacto.

Este artículo ha sido revisado por nuestro equipo de expertos.

Fitness para mamá e hijo: haz solo el deporte que te haga sentir bien. Es normal que la vida de una mujer cambie cuando se entera … ¿Por qué los bebés tienen fiebre tan a menudo? En los lactantes, la fiebre puede aparecer relativamente deprisa. Aunque es posible … No es justo: tu bebé solo tiene unas semanas y, de repente, le sale acné. Probablemente no te esperabas algo así, al menos si este … Una toxemia gravídica, también llamada gestosis, puede aparecer sobre todo en el último tercio del embarazo. Lo que al principio … Las dietas relámpago y las autodietas no están hechas para mamás jóvenes: adelgazar después del embarazo y volver a entrar en sus … Durante el periodo regenerativo y de reposo después de los esfuerzos del parto es cuando se produce el sangrado puerperio. Este …

Источник: https://www.bebitus.com/magazine/embarazo/salud/molestias-abdominales-durante-el-embarazo.html

El Dolor Abdominal Durante el Embarazo: Causas y Tratamientos

Dolor de ombligo en el embarazo

El dolor abdominal durante el embarazo puede ser una parte normal del proceso mientras que su cuerpo cambia para dar cabida a su bebé en crecimiento.

Mientras que hay muchas causas inofensivas del dolor abdominal en el embarazo, algunas pueden ser más graves.

Como una mujer embarazada, es importante que se informe sobre todas las causas posibles para que pueda ser capaz de reconocer los síntomas que pueden causar preocupación.

Las Causas Más Comunes de Dolor Abdominal Durante el Embarazo

Algunos dolores y molestias abdominales durante el embarazo son bastante comunes y generalmente no representan una amenaza para usted y su bebé.
Éstas incluyen:

  • Dolor del Ligamento Redondo: Esto puede ser caracterizado por un dolor agudo y punzante al cambiar de posición, o también puede ser un dolor sordo y persistente. El dolor del ligamento redondo es causado por los dos ligamentos grandes que se extienden desde el útero a su ingle. A medida que el útero crece, estos ligamentos se estiran y crean malestar. Este dolor es generalmente reportado en el segundo trimestre, y se considera inofensivo. Más información sobre el dolor del ligamento redondo durante su embarazo.
  • Gas y Estreñimiento: Gas durante el embarazo es causado por el aumento de los niveles de progesterona. A medida que más de esta hormona se libera, su tracto digestivo se retrasa, que hace que los alimentos viajen más lentamente. Bebiendo mucha agua, comiendo alimentos ricos en fibra, el ejercicio, y el uso de ablandadores de heces son excelentes maneras de combatir el exceso de gases y el estreñimiento. Más información sobre el estreñimiento durante el embarazo.
  • Las Contracciones de Braxton Hicks: A veces etiquetado como “contracciones de práctica”, Braxton Hicks son más como una molestia leve que un riesgo para usted o su bebé. Muchas mujeres reportan que los Braxton Hicks se siente como un endurecimiento de los músculos del estómago así que su estómago se siente firme o duro. Es importante diferenciar los Braxton Hicks de las contracciones verdaderas. Las contracciones verdaderas serán más juntas, duran por un período de tiempo más largo, y son dolorosas. Las contracciones verdaderas le quitará el aliento, así que una regla general es que si usted es capaz de llevar a cabo sus actividades normales, entonces es muy probable que es Braxton Hicks. Además, los médicos informan que los Braxton Hicks pueden ser causados por la deshidratación, por lo que bebiendo mucha agua puede ayudar a eliminar este problema. Lea más sobre las contracciones de Braxton Hicks.
  • Molestias Comunes: Además de los mencionados anteriormente, hay varias otras molestias abdominales comunes que pueden ser experimentados durante el embarazo y generalmente no son una amenaza. Su útero creciente, los virus estomacales, los cálculos renales o piedras en el riñon, fibroides, y sensibilidad a los alimentos son formas válidas de dolor abdominal inofensivo.

Cuando el Dolor Abdominal Durante el Embarazo es Grave

Aunque muchas mujeres que experimentan dolor abdominal tienen embarazos saludables, hay momentos en que el dolor abdominal puede representar un grave riesgo. Si usted presenta síntomas severos, como los que se discuten a continuación, por favor consulte a su médico inmediatamente.

  • El Embarazo Ectópico: Ocurriendo en 1 de cada 50 embarazos, un embarazo ectópico es cuando el óvulo se implanta en cualquier lugar que no sea el útero. Muy a menudo, el huevo se implanta en la trompa de Falopio. Lamentablemente, un embarazo ectópico no puede continuar a término y requiere tratamiento médico. En el improbable caso de que usted tiene un embarazo ectópico, puede experimentar un intenso dolor y sangrado entre las semanas 6 y 10 del embarazo. Las mujeres con mayor riesgo de un embarazo ectópico incluyen aquellos que han tenido un embarazo ectópico en el pasado, o ha tenido endometriosis, una ligadura de trompas, o un dispositivo intrauterino ( DIU ) al momento de la concepción.
  • El Desprendimiento Prematuro de Placenta: El desprendimiento prematuro de placenta es una condición peligrosa en la que la placenta se separa del útero antes de que nazca el bebé. Un síntoma de desprendimiento prematuro de placenta es un dolor constante que hace que el estómago permanezca duro por un período prolongado sin alivio. Otra señal es un líquido sangriento o la ruptura prematura de las membranas. Otros síntomas incluyen dolor en el abdomen, dolor de espalda, o un flujo líquido que incluye rastos de sangre.
  • Aborto Espontáneo: La triste verdad es que del 15 al 20 por ciento de los embarazos terminan en aborto espontáneo que es la forma más común de pérdida del embarazo. A veces se denomina “aborto involuntario”, el aborto espontáneo más a menudo ocurre en las primeras 13 semanas del embarazo. Los signos de un aborto involuntario incluyen leves a graves dolores de espalda, contracciones verdaderas (que ocurren cada 5-20 minutos), sangrado de color marrón o rojo brillante con o sin calambres, tejido o material de coágulo que pasa de la vagina, y una disminución repentina de otros signos de embarazo.
  • Infección del Tracto Urinario (ITU): Mientras que es fácilmente tratada durante el embarazo, si se ignora, una infección del tracto urinario puede causar complicaciones. Muy a menudo reconocido por el dolor, molestias y/o ardor al orinar, las infecciones urinarias también pueden producir dolor abdominal bajo. Si nota dolor en la espalda baja, los lados de su cuerpo debajo de sus costillas o por encima de su hueso pélvico acompañado de fiebre, náuseas, sudoración o escalofríos, entonces es posible que la ITU se ha extendido a los riñones. Si este es el caso, busque atención médica tan pronto como sea posible.
  • La Preeclampsia: La preeclampsia es una condición del embarazo caracterizada por hipertensión arterial y proteína en la orina después de 20 semanas de gestación . El dolor abdominal superior, generalmente debajo de las costillas del lado derecho, puede acompañar otros síntomas usados para diagnosticar la preeclampsia. Las náuseas, los vómitos y el aumento de la presión en el abdomen son síntomas adicionales que puede experimentar.

¿Cuándo Debo Llamar al Médico?

Llame su médico inmediatamente si alguno de los siguientes síntomas acompaña el dolor o malestar abdominal:

Compilado utilizando la información de las siguientes fuentes:
Clinic, Mayo, Complete Book of Pregnancy and Baby’s First Year. New York, NY: William Morrow and Company, Inc.

Current Obstetric & Gynecologic Diagnosis & Treatment Ninth Ed. DeCherney, Alan H., et al.
William�s Obstetrics Twenty-Second Ed. Cunningham, F. Gary, et al, Ch. 10.

American Academy of Family Physicians, https://www.aafp.org/

Источник: https://americanpregnancy.org/es/healthy-pregnancy/pregnancy-complications/abdominal-pain-during-pregnancy-7304/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: