Educación nutricional para los hijos

La importancia de la educación Nutricional

Educación nutricional para los hijos

Si has estado últimamente atento a mis redes sociales, habrás podido observar que hemos estado los últimos meses realizando varios talleres de educación nutricional.

Algunas veces, hemos desarrollado esta actividad en las aulas de los colegios, otras nos hemos trasladado al Mercado municipal de la localidad, para allí poder ver de primera mano dónde comprar alimentos de temporada, de proximidad y de calidad.

¿Por qué es importante la educación nutricional en los niños?

La educación alimentaria, es la base para determinar los hábitos alimentarios saludables que desarrollarán los más pequeños a lo largo de su vida.

La alimentación, es algo más que una necesidad  fisiológica, es un acto voluntario y consciente, determinado por factores sociales, familiares, culturales, religiosos

La alimentación debe realizarse bajo unas diversas pautas para poder disfrutar de una mejor calidad de vida. La alimentación junto con una vida activa, son la clave para llevar una vida sana.

La educación nutricional más influyente es la que se dará en el entorno familiar, ya que de los padres dependerá el desarrollo de unos mejores o peores hábitos alimentarios, pero es muy importante reforzar o mejorar ciertos comportamientos que se han convertido en más normales de lo que deberían.

Me refiero a esos zumos, galletas, cereales, batidos de chocolate, y un sinfín de productos de pésima calidad nutricional, cargados de azúcares, grasas y/o sal, pero vacíos de nutrientes.

Estos “alimentos” los estamos ofreciendo a nuestros hijos para desayuno, almuerzo y meriendas de forma habitual, convirtiéndose en un hábito alimentario muy lejos de ser saludable.

¿Porqué es conveniente aprender sobre alimentación y nutrición en edad escolar?

Los niños y niñas en edad escolar están en una etapa de desarrollo, crecimiento y de aprendizaje, y son más receptivos a adquirir ciertas conductas nutricionales. Son personas por educar, así que todavía están a tiempo de corregir malos hábitos alimentarios  y desarrollar y potenciar otros, ya que se trata de un proceso reversible.

Para los niños que comen en el comedor, también es importante esta materia para entender la importancia de un menú variado que nos proporcione todo tipo de nutrientes necesarios para crecer de forma sana, a esto lo llamamos, salud en la mesa.

Los niños que desarrollan unos hábitos nutricionales positivos, son más propensos a seguir con un estilo de vida saludable en la edad adulta. Sin embargo, los problemas de salud que se derivan de una mala dieta entre ellos problemas digestivos u obesidad, serán mucho más probables.

La publicidad como barrera hacia una óptima educación nutricional.

La sociedad, como he comentado anteriormente, ha normalizado el consumo de muchos ultraprocesados. Las galletas y cereales suelen contener cantidades abusivas de azúcar, así como los zumos.

Tenemos que tomar conciencia de lo que le estamos ofreciendo a un niño, ya que muchas veces toman sin ningún límite ni control parental/familiar este tipo de alimentos sin tener conciencia de lo perjudiciales que pueden resultar.

La sociedad, como he comentado anteriormente, ha normalizado el consumo de muchos ultraprocesados. Las galletas y cereales suelen contener cantidades abusivas de azúcar, así como los zumos.

Tenemos que tomar conciencia de lo que le estamos ofreciendo a un niño, ya que muchas veces toman sin ningún límite ni control parental/familiar este tipo de alimentos sin tener conciencia de lo perjudiciales que pueden resultar.

Otro de los lugares favoritos por los niños son los locales de fast food (Burguer King, Mc Donald’s…), dónde además de tener regalos en los menús para niños, tienen en los establecimientos una zona de juegos para ellos, todo sirve para contrarrestar la poca calidad nutricional de los alimentos que se suelen consumir en este tipo de establecimientos.

La celebración de los cumpleaños también suele llevar emparejado el reparto de muchas chucherías y otros alimentos inductores de la obesidad, ¿Nadie piensa en hacer un cumpleaños con comida real? ¿Qué menú ofrecerías a los niños en un cumpleaños?. Haciendo memoria de los últimos cumpleaños: sandwich o bocadillo de crema de cacao, zumo o batido de cacao, dulce con chocolate, snack salado, tarta de chocolate y por si se quedan con hambre…. mesa de dulces chucherías.

¿En qué consisten los talleres de educación nutricional en la escuela?

Los talleres se plantean como clases de materias transversales en las que aplicamos las matemáticas, escritura, lectura y comprensión de gran variedad de alimentos y productos que han consumido o llegarán a probar a lo largo de la edad escolar y adolescente.

La temática se adapta al ciclo y nivel de aprendizaje de Infantil y Primaria para que llegue y recuerden el mensaje claro y preciso

El éxito del cambio en los hábitos alimentarios radica en hacerlos partícipes para que descubran con sus ojos el mensaje que buscamos transmitir en cada taller.

Cada uno de los talleres tienen objetivos y fines prácticos para que puedan recordarlo y transmitirlo a sus padres y educadores, los encargados de la alimentación de los niños.

Alimentando los conocimientos en educación nutricional, los padres podrán realizar mejores elecciones: qué alimentos ofrecerles y estén a su alcance (frutas, frutos secos naturales o tostados).

Si estás interesado en nuestros talleres de educación alimentaria para niños, nuestro equipo de Diestistas-Nutricionistas,  puede ser de gran ayuda a la hora de confeccionar un taller adaptado a las condiciones de cada aula.

Cómo nutricionistas en Vila-real ,estaremos encantad@s de poder ayudarte a realizar cualquier taller que pueda ayudar a mejorar la salud desde la infancia.

Источник: https://www.sheilallop.com/blog/importancia-educacion-nutricional/

EDUCACIÓN ALIMENTARIA EN NIÑOS Y ADOLESCENTES

Educación nutricional para los hijos

La educación alimentaria es una disciplina actual y creativa. Sus raíces se basan en la ciencia de la nutrición, pero sus fuentes de inspiración provienen de campos diversos como las ciencias sociales, la antropología, el marketing y las comunicaciones modernas.

La educación alimentaria deberá de hacerse en función de los factores que determinan el comportamiento alimentario del ser humano que son la base de la enorme variabilidad de loa hábitos alimentarios que presentan los in dividuos. En efecto, el hombre, al llevar a cabo la elección de los alimentos, está influido por numerosos factores :

·Disponibilidad del alimento : que a la vez está condicionada por el clima y otras condiciones de cultivo.

·Factores sociales : la incorporación de la mujer al trabajo, la organización escolar, etc., han impuesto en gran medida el actual fenómeno de la alimentación colectiva.

·Modas : así ocurre con los “alimentos light” o los “alimentos sin aditivos”, etc.

·Factores religiosos

·Propaganda y divulgación alimentaria

·Avances tecnológicos : estos avances afectan no sólo a la enorme variedad de alimentos preparados que se pueden contar por miles en un moderno supermercado de alimentación, sino también al proceso doméstico con la incorporación de congeladores, microondas y otros aparatos y utensilios más o menos sofisticados.

·Coste económico del alimento : este factor es fundamental a la hora de determinar la mejor alimentación.

Para el ser humano la alimentación es algo más que una simple necesidad fisiológica, llegando en la gran mayoría de los individuos a asociarse estrechamente con su propia personalidad formando parte del comportamiento. Así pues, la alimentación es :

·Necesidad fisiológica : a través de ella el hombre satisface el hambre y cubre los requisitos nutricionales que le permiten alcanzar un estado de salud adecuado.

·Señal de cultura : la alimentación es generalmente señal de cultura y de identidad hasta tal punto que hablar de la cocina de nuestra tierra es una señal de identidad tan poderosa como otros símbolos que la configuran.

·Significación familiar : en general se prefiere el tipo de alimentación al que hemos estado habituados desde la infancia.

Por ello es lógico pensar que cualquier cambio en nuestros hábitos alimentarios constituye un problema.

De los hábitos alimentarios de las personas se deduce la predisposición a sufrir determinadas dolencias y hay una íntima conexión entre la dieta y la enfermedad.

Tipos de educación nutricional

Podemos hablar de tres grandes tipos de educación nutricional :

·Educación nutricional no formal : es la que se realiza a través de los medios de comunicación social a nivel de población . En nuestro país, al igual que en el resto de los países desarrollados, los medios utilizados principalmente son la radio, la televisión y la prensa.

En las intervenciones radio-televisivas, suele participar un especialista en el tema que se va a tratar, personas que representan a la población a la que va dirigida la intervención (padres, estudiantes…), y a veces suelen participar personajes conocidos como actores, deportistas, etc., cuya opinión es de interés para el grupo social al que se dirigen y por ello favorecen el proceso educativo.

Existe otro campo de actuación nutricional no formal y es el que se establece en instituciones de la comunidad, como son las residencias de la tercera edad, guarderías, colegios, etc. La ventaja de esta modalidad es la posible intervención del educando de forma activa.

·Educación nutricional formal : sería la que se recibe en los colegios; a este nivel, los niños están en condiciones óptimas para detectar y corregir los diferentes errores nutricionales.

·Educación nutricional informal : es la que realizan las instituciones públicas o privadas dirigidas a la población en general y que utilizan los medios de comunicación social como prensa, radio y televisión.

La realidad es que no siempre la información que ofrecen es absolutamente fiable y en muchas ocasiones, aunque el mensaje de fondo pueda ser cierto, no ofreciéndolo completo resulta en una mala información.

Es importante que el ciudadano desarrolle su propio criterio para evitar la mala información que puede llegarle a través de la publicidad, a la que se destinan grandes cantidades de dinero con la finalidad de estimular el consumo de determinados productos (por ejemplo, las bebidas alcohólicas).

La realidad es que los organismos oficiales realizan también campañas informativas, pero debido a las limitaciones económicas el impacto en la población es mucho menor.

Educación nutricional en la familia

La primera educación recibida es en el contexto familiar.

Las madres son sin duda la pieza clave en esta educación, por ello hacia ella debe ir dirigida la acción educativa de programas realizados en esta materia , ya que de ellas depende directamente la alimentación de todos los miembros de la familia hasta el punto que, salvo raras excepciones, los hábitos alimentarios de la madre se transmiten con mucha mayor fuerza que los del padre, y con ello sus errores y prejuicios alimentarios.

Las razones que explican el papel materno pueden ser diversas pero fundamentalmente son motivación y responsabilidad. El padre por lo general, no se siente motivado y en gran número de ocasiones ni responsable en lo que respecta a la alimentación familiar.

En los programas de formación a las madres las posibilidades de éxito son grandes, solo hay que tener en cuenta que la madre suele estar segura de sus actuaciones en materia alimenticia , así como también pueden acusar un sentido de culpabilidad al conocer que determinadas actuaciones no eran las más adecuadas, por lo que la intervención educativa debe de ser prudente.

Educación nutricional escolar

Los escolares son el grupo social más receptivo ya que están en condiciones óptimas para detectar, educar y corregir los diferentes errores nutricionales.

En los colegios existen diferencias entre los cursos de mayores, cuyas materias de ciencias suelen incluir nutrición, y los cursos de menores cuyos profesores son generalistas sin preparación en las cuestiones nutricionales. Al ser muy importante los primeros años pues en ellos se empieza a establecer los hábitos alimentarios, existe interés en instaurar desde el principio de la escolarización la educación nutricional.

El mensaje recibido debe dirigirse hacia un acto o hábito de salud. Es importante que además de que se entienda el mensaje, estén convencidos de su veracidad e importancia y con ello se suscite una acción positiva.

En los niños, el deseo de crecer es el más importante, así que lo hemos de tener en cuenta y relacionar esta motivación con los hábitos que queremos inculcar, como son:

·Desarrollar el gusto : es bueno que el niño descubra la diversidad en las distintas preparaciones culinarias.

·Habituar a los niños a no rechazar los alimentos. Vivimos en una sociedad de abundancia y despilfarro, pero es muy importante que los niños tengan respeto por los alimentos y por las personas que los han producido, recolectado, conservado, transformado…

·Las comidas tienen que ser un momento de descanso e intercambio con los compañeros de clase, con los padres, hermanos, etc. Pero actualmente hay un gran enemigo de ello y es la televisión, donde se abisma los únicos momentos de vida familiar.

Actualmente con el ritmo rápido de vida y la incorporación de la mujer al trabajo, han adquirido gran importancia en la educación nutricional del niño los comedores escolares.

Comedores escolares

En ellos el niño adquiere los comportamientos alimentarios que mantendrá en un futuro y que lo marcarán notablemente.

Los niños pueden adquirir todas las nociones simples sobre los principales alimentos al mismo tiempo que un buen comportamiento alimentario.

El ambiente de las comidas es un elemento importante de la calidad del comedor escolar; muy a menudo funcionan en vastos locales, no siempre destinados para este uso , demasiado grandes y ruidosos , donde el respeto a una mínima disciplina es difícil. Una comida tomada en estas condiciones es malsana; hacia la mitad de una jornada escolar, el niño tiene necesidad de un poco de calma y descanso y ganaría la calidad nutricional y su aspecto educativo.

Educación nutricional en adolescentes

El grupo de adolescentes es en sí mismo un colectivo importante por sus problemas, sobre todo los debidos a crisis de identidad que pueden llevar a problemas alimentarios graves por la situación de desarrollo de este grupo. Conforme aumenta la edad los jóvenes seleccionan los alimentos fuera de casa . La complejidad de la dieta de los adolescentes se incrementa conforme se eleva el nivel socioeconómico de los padres.

La adolescencia es una edad contestataria del orden establecido, de la autoridad de los padres y de los valores sociales adquiridos en el seno de la familia. A menudo, a través de los comportamientos alimentarios, el adolescente manifiesta esta rebeldía, poniendo como excusa el orden de las comidas, su ritmo, su horario, pone reparos a la alimentación familiar tradicional, etc.

Dentro de este grupo ha tenido gran éxito el modelo americano de comida rápida, sentado o de pie, en un ambiente desenfadado con otros jóvenes, sin platos ni cubiertos y los alimentos corresponden bien a sus gustos.

A la vista de lo expuesto, sería necesario profundizar en el estudio de los factores que afectan los hábitos alimentarios de los adolescentes, lo que junto a la información sobre sus preferencias alimentarias, podría orientar a educadores nutricionales y a la industria alimentaria sobre cuales son los alimentos más aceptados por los jóvenes y consecuentemente ver cuales serían susceptibles de fortificación en nutrientes especialmente problemáticos.

Источник: http://www.uco.es/ayc/mono/educacion.htm

Educación alimentaria en niños – Sara Jiménez, Dietista Nutricionista

Educación nutricional para los hijos

La educación alimentaria de los niños comienza desde el momento en el que iniciamos la alimentación complementaria. Si desde primera hora les ofrecemos alimentos insanos (bollería o snacks), con un sabor muy potente, su paladar se acostumbrará a dicho sabor y a medida que crezcan demandarán este tipo de alimentos.

No podemos darle a nuestro niño un vaso de leche con cacao soluble y un bollo para desayunar y pretender que se coma unas verduras hervidas a medio día.

En el desayuno le estamos ofreciendo unos productos muy palatables (con mucho sabor) y en la comida unos alimentos con su propio sabor (un sabor neutro), que no han sido modificados.

El niño demandará los productos más potentes.

Para ello, empezar la alimentación complementaria con alimentos saludables y reales facilitará mucho las cosas cuando el niño crezca.

Pautas a tener en cuenta en casa

  • Comenzar la alimentación sólida ofreciendo alimentos saludables, siguiendo unas pautas específicas, como por ejemplo el Baby-Led Weaning
  • No tener alimentos procesados en casa.

    Si los tenemos en la despensa, tarde o temprano nos los comeremos, tanto los adultos como los niños

  • No recompensar con alimentos procesados las buenas acciones.

    Esto hará que el pequeño relacione el buen comportamiento con alimentos insanos y cada vez más los demande

  • Predicar con el ejemplo.

    Los niños son grandes imitadores, por lo que si ven a sus padres comer saludable y llevar una vida activa, ellos también lo harán

  • Participar todos en la cocina. A los niños les encanta experimentar y probar cosas nuevas; si realizan algún plato nuevo ellos mismos, querrán probarlo.

¿Y qué hacemos fuera de casa?

Fuera de casa puede ser más complicado porque existen muchos factores que se nos escapan de las manos, pero no por ello debemos preocuparnos u obsesionarnos. Un cumpleaños o un evento social con amigos es una oportunidad muy buena para pasarlo bien y disfrutar.

La comida no nos debe preocupar si el resto de semana o mes la alimentación de nuestro pequeño es buena. El problema es hacer de estos eventos o comidas menos saludables una norma o algo cotidiano.

Disfrutad de ese momento festivo y sed conscientes de que ese tipo de alimentación no se debe prolongar en el tiempo.

Si tenemos la oportunidad, elaborar cumpleaños o eventos más saludables es la mejor opción. Podemos innovar en cada uno de los platos que pongamos sobre la mesa, y si el pequeño nos ha ayudado en la elaboración, mucho mejor.

Publicidad y educación alimentaria

Es horroroso ver los anuncios dirigidos a los niños que salen en la televisión.

El tema de la publicidad alimentaria de productos insanos es algo que sí se nos escapa de las manos porque en España la regulación publicitaria deja mucho que desear y siempre nos encontraremos publicidad de productos poco saludables destinados a los pequeños de la casa (si la cosa no cambia).

No es sensato que se anuncien productos tan insanos y a la vez que pongan reclamos del estilo «el desayuno de los atletas«, «¿tus defensas han desayunado?«, etc.

Para ello, la mejor opción es apagar la televisión y disfrutar de las tardes en el parque con los niños. Así, no vemos tanta basura sentados en el sofá y promovemos la actividad física junto a nuestros pequeños.

Educación nutricional desde la escuela

Una de las mayores luchas que tienen los dietistas-nutricionistas en este país es implantar una asignatura de alimentación en las escuelas para concienciar desde pequeños la importancia de una buena salud alimentaria. ¿Por qué salimos del colegio sabiendo hacer raíces cuadradas pero no sabemos hacer la compra? Aún queda camino que recorrer en España en este tema, pero no es algo imposible.

Una asignatura de educación alimentaria que enseñe cómo comer podría eliminar muchos factores de riesgo para problemas de salud como la obesidad (y todos los problemas que conlleva), la diabetes, el colesterol, la hipertensión…

Aprender alimentación jugando

La mejor manera para que un niño aprenda y fije los conocimientos adecuados es mediante el juego.

Los niños aprenden jugando (y los adultos deberíamos hacer lo mismo), y con la comida y la alimentación debería ocurrir igual.

Mediante esa asignatura (pendiente) de alimentación en las escuelas y lo que nosotros les enseñemos en casa, podremos conseguir grandes resultados.

¿Sabes que si un niño participa en la elaboración de un plato, su curiosidad hará que lo pruebe? Eso mismo podríamos hacer con platos saludables. Si cocinamos junto a ellos, de una manera divertida, podrán aprender sobre la comida que están cocinando y a la vez, conseguiremos que pruebe ese alimento.

Proponer juegos en los que estén implicados los grupos de alimentos también beneficiará en nuestro objetivo final porque esto despertará la curiosidad de los pequeños. En el mercado podemos conseguir una baraja de cartas de alimentos y cocinar lo que nos toque de la baraja, por ejemplo. La imaginación en este tema le ponemos límite nosotros mismos.

Por el momento, la educación alimentaria de nuestros hijos la podemos empezar desde casa. Si tenemos dudas de cómo comenzar o cómo ofrecerla, lo mejor es contactar con un dietista-nutricionista que nos pueda asesorar al respecto.

Источник: https://sarajimenezh.com/alimentacion-infantil/educacion-alimentaria-ninos/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: