El bebé no hace caca

Contents
  1. Mi BEBÉ NO Hace CACA: Por Qué y Qué Hacer – ¡Consejos!
  2. La primera caca: el meconio
  3. ¿Cuándo hacen la primera caca?
  4. Cacas del segundo al quinto día de vida
  5. Cacas a partir del quinto día de vida
  6. Color de las heces del bebé lactante
  7. Frecuencia de las deposiciones del bebé
  8. Color de las heces del bebé de leche de fórmula
  9. Frecuencia de las deposiciones
  10. Qué NO hacer si un bebé no hace caca
  11. Otras opciones para ayudar a hacer caca
  12. ¿Cómo hacer que el bebé haga caca?
  13. ¿Es “bueno” obligar al bebé a que haga caca?
  14. Trucos para ayudar al bebé a que haga “popó”
  15. Mi bebé aprieta, pero no hace caca, ¿qué pasa?
  16. ¿Disquecia del bebé o estreñimiento?
  17. Qué es la disquecia del lactante
  18. Estreñimiento en bebés, ¿cuándo se considera que lo tiene?
  19. Qué NO hacer para ayudar al bebé a hacer caca
  20. Qué hacer si tu bebé no quiere hacer caca
  21. Averigua por qué tu bebé no puede hacer cacacon normalidad
  22. “A mi bebé le cuesta hacer caca“. ¡Soluciónalo ya!
  23. Mi bebé no hace caca: qué podemos hacer para ayudarle
  24. Cambio de alimentación, cambio en la deposición
  25. Mi bebé no hace caca a diario, ¿me preocupo?
  26. ¿Qué podemos hacer nosotros para ayudarles?
  27. Lo que NO debemos hacer
  28. ¿Cuándo consultar al pediatra?
  29. Estreñimiento del recién nacido ¿es preocupante? – Cuestión de Genes
  30. La eliminación del meconio 
  31. ¿A partir de qué momento puede darse el estreñimiento en el recién nacido?
  32. La disquecia del lactante ¿en qué se diferencia del estreñimiento del recién nacido? 
  33. ¿Cuál es la apariencia normal de la caca del bebé?
  34. Apariencia de la caca del bebé que toma leche materna
  35. Apariencia de la caca del bebé que toma leche de fórmula
  36. Apariencia de la caca del bebé que ya toma alimento sólido 
  37. Frecuencia habitual de las deposiciones del bebé 
  38. Cómo identificar el estreñimiento del recién nacido 
  39. ¿Por qué está estreñido mi bebé? 
  40. ¿Qué hago si mi bebé tiene estreñimiento?
  41. El estreñimiento orgánico del recién nacido y la enfermedad de Hirschsprung 
  42. Diagnóstico y síntomas 
  43. Tratamiento 
  44. La diarrea en el recién nacido, ¡cuidado con la deshidratación!
  45. ¿Es posible detectar precozmente enfermedades genéticas en tu recién nacido?

Mi BEBÉ NO Hace CACA: Por Qué y Qué Hacer – ¡Consejos!

El bebé no hace caca

Es muy común que en algún momento, durante el primer año de vida, un bebé esté varios días sin hacer caca, ¿es normal?, para evaluar si se trata de algo normal, se deberán observar varios factores como pueden ser la edad del bebé y la alimentación que recibe, si toma leche materna exclusiva, mixta o alimentación complementaria. Si quieres saber cuándo es normal y cuándo no es normal que un bebé no haga caca, te lo explicamos en este artículo de paraBebés sobre mi bebé no hace caca: por qué y qué hacer.

Una de las consultas frecuentes de padres y madres primerizos es la siguiente: «mi bebé recién nacido no puede hacer popó». Por ello, a continuación te explicamos cómo son las primeras heces del recién nacido, cuándo debería hacerlas y cuándo debemos preocuparnos.

La primera caca: el meconio

La primera caca del bebé recibe el nombre de meconio. Estas cacas son restos de líquido amniótico que el bebé ha ingerido mientras estaba en el útero. ¿Cómo se identifica el meconio? Es una sustancia negra, densa, pegajosa y muy difícil de limpiar.

Sobre todo los bebés alimentados con lactancia exclusiva, suelen hacer más deposiciones al día que los bebés alimentados con leche artificial, simplemente es porque la leche materna es más fácil de digerir.

En este artículo, te contamos cómo son las deposiciones del bebé con lactancia artificial.

¿Cuándo hacen la primera caca?

Durante las primeras 24 horas de vida el recién nacido debe haber manchado un pañal y se expulsará meconio durante los primeros 2 días de vida. Cuánto más calostro ingiera/leche de fórmula, más rápido va a eliminar el meconio. Eliminar el meconio evita que los bebés sufran ictericia, es decir, que se pongan amarillos.

A continuación, te explicamos, aproximadamente, la frecuencia de las deposiciones de un bebé recién nacido durante los dos primeros días de vida:

  • El primer día: 1 o 2 pañales como mínimo.
  • El segundo día: 2 o 3 pañales como mínimo.

¿Por qué mi bebé recién nacido no hace popo? Si el bebé, durante las primeras 24 horas y 48 horas de vida, no ha manchado un pañal debe valorarlo con un profesional sanitario. En este artículo, encontrarás remedios para el estreñimiento en bebés recién nacidos.

Cacas del segundo al quinto día de vida

A partir del segundo día, el meconio desaparece y las cacas cambian de tonalidad. Se vuelven entre color verde oscuro y amarillo mostaza. Se puede considerar que el bebé ha hecho caca cuando la cantidad depositada es, aproximadamente, del contenido de una cucharada sopera. La consistencia es bastante líquida y no se debe confundir con una diarrea en el recién nacido.

El número de cacas por día es más relativo, ya que una caca que sobresale del pañal contará como 3 o 4 cacas, dependiendo de las dimensiones. La frecuencia de las cacas será de entre 2 y 4 cacas diarias.

Cacas a partir del quinto día de vida

El color de las cacas de un recién nacido a partir el quinto día de vida puede oscilar entre un marrón claro y amarillo mostaza.

A partir del quinto día de vida hasta el mes, las cacas deberán continuar siendo entre un color amarillo mostaza o marrón claro. La frecuencia de las deposiciones, por ejemplo, de un bebé de 15 días será de entre 3 o 4 cacas al día, aproximadamente.

El número de deposiciones en los bebés puede variar, ya que no todos van a tener el mismo tránsito intestinal.

¿Cuántos días puede estar un bebe sin hacer caca? Las cacas de los bebés son un tema que preocupa mucho a los padres, ya que pueden variar en color, olor o consistencia y confundir su interpretación. Cuando un bebé lactante no hace caca suele alarmar a las familias y causar mucha angustia.

Los bebés alimentados con lactancia materna exclusiva, es decir, los que solo toman leche materna, suelen hacer más deposiciones que los bebés que son alimentados con leche artificial, esto es, simplemente, porque la leche materna es más fácil de digerir y está diseñada para adaptarse totalmente al proceso madurativo del sistema digestivo bebé.

Color de las heces del bebé lactante

Las características de las cacas de un bebé que tome lactancia materna son las siguientes:

  • Color amarillo dorado.
  • Consistencia más bien líquida con grumos.
  • Olor agradable.
  • Suelen hacer ruido cuando son expulsadas.
  • Si hay constipado, puede aparecer caca con moco.

Hay muchos padres y madres que al ver la caca más bien líquida piensan que es diarrea y esto, la mayoría de las veces, no es así. La diarrea suele tener mal aspecto y está acompañada de fiebre, malestar, muchas deposiciones al día y un olor muy desagradable.

Frecuencia de las deposiciones del bebé

¿Cuántos días puede durar un bebé sin hacer popo? Puede que te hagas en esta pregunta si estas en la siguiente situación: «mi bebé no hace popo hace 4 días».

No hay una frecuencia establecida para las deposiciones de un bebé lactante, ya que puede realizar 2 o 3 deposiciones al día o bien estar varios días sin hacer caca.

También se puede dar el caso de que un bebé haga mucha caca, dependerá de cada ritmo intestinal. Será importante observar que:

  • El bebé sube de peso y no lo pierde.
  • El bebé está tranquilo y no se queja.
  • La barriga del bebé está blanda y no presenta hinchazón.
  • No se observan protuberancias anales o fisuras.
  • No hay fiebre.
  • No hay vómitos.

Si te preguntas cuándo preocuparse si el bebé no hace caca, deberemos observar que no se presenten los aspectos detallados anteriormente. En el caso de que hubiera una bajada o no aumentará de peso, el bebé estuviera intranquilo, fiebre y la barriga muy dura, es necesario acudir al pediatra.

La leche de fórmula estriñe más que la leche materna y, muchas veces, provoca que los bebés tengan que hacer más esfuerzos para hacer caca.

Si se trata de un bebé que estaba siendo alimentado mediante leche materna, es normal que al introducir la leche de fórmula, sus cacas se vuelvan más duras. Si se trata de un bebé que ha empezado a tomar leche artificial nada más nacer, puede ser que el tipo de leche ofrecida no le vaya bien, ya que no todas las leches artificiales tienen la misma composición.

Por otro lado, los bebés alimentados mediante una lactancia mixta, es decir, leche materna y de fórmula, pueden variar dependiendo de cada caso. Hay bebés que la leche materna les regula los posibles estreñimientos que puede ocasionar la leche artificial y otros que no, que simplemente la leche artificial les estriñe.

Color de las heces del bebé de leche de fórmula

Las características de la caca de un bebé de leche de fórmula o lactancia mixta son las siguientes:

  • Es de color oscuro, marrón o amarillo/verdoso.
  • Es de consistencia más dura que las de leche materna.
  • El olor es fuerte.

Frecuencia de las deposiciones

Los bebés que toman leche de fórmula tienen un ritmo más constante a la hora de hacer caca, pueden tener un horario en el que siempre evacuen a la misma hora.

Cabe especificar que cuando un bebé que toma leche artificial o mixta está más de 2 o 3 días sin hacer caca, es importante valorar si se trata de un cuadro de estreñimiento, en la mayoría de veces suele ser así.

Será importante observar que:

  • El bebé está tranquilo.
  • La barriga del bebé está blanda y no está hinchada.
  • No hay fiebre.
  • No hay vómitos.
  • No hay pérdida de peso.
  • No se observan protuberancias en el ano o ni fisuras anales.
  • No hay sangre en las heces.

La disquecia del lactante es un asincronismo entre lo que el bebé quiere hacery lo que hace, por una inmadurez general. En otras palabras, el bebé quiere hacer caca pero a la vez cierra el esfínter y la caca no puede salir.

No tiene nada que ver con el estreñimiento ni con unas heces duras y grandes, simplemente es una cuestión de inmadurez.

Se puede diferenciar del estreñimiento porque una vez el bebé ha hecho muchos esfuerzos por hacer caca, esta tiene una consistencia normal, no es sólida.

Parece un problema y algo que haya que solucionar pero, en la mayoría de veces, el problema pasa y no se tiene que hacer nada al respecto.

Cuando un bebé mayor de 6 meses empieza con la alimentación complementaria, dependiendo de los alimentos introducidos, su sistema digestivo se puede ver afectado y, por eso la caca de un bebé que toma alimentación complementaria puede ser más dura. Como consecuencia, un bebé puede llorar al hacer caca y tener que realizar muchos más esfuerzos que antes.

El estreñimiento es muy frecuente en la alimentación complementaria, por ejemplo, si se ofrece mucho arroz, manzana, plátano, patata, zanahoria y, en general alimentos que restriñen, puede provocar que un bebé de 6 meses tenga estreñimiento. Otro ejemplo, podría ser que un bebé de 5 meses tuviera estreñimiento por tomar papilla de fruta siempre a base de plátano.

Lo que debemos procurar, es que laalimentación que complementa a la leche sea rica en todos los nutrientes esenciales, que incluya todos los grupos de alimentos y seaequilibrada. De esta forma, evitaremos posibles estreñimientos en el bebé.

Si te preguntas cuántos días puede estar un bebé sin hacer caca, debes saber que hay bebés que toman leche materna, que pueden estar hasta 15 días sin hacer caca. En bebés que toman leche artificial, no es tan frecuente y suelen tardar en hacer caca entre 2 y 3 días.

¿Qué hacer si mi bebé no hace caca? Ante todo, especificar que lo más recomendable es acudir al pediatra, ya que desde paraBebés no podemos recomendar medicamentos o prácticas que requieran conocimientos médicos. El pediatra recomendará lo que crea necesario para cada tipo de estreñimiento como pueden ser supositorios u otros medicamentos. En este artículo, encontrarás más información sobre cómo ayudar a mi bebé a hacer caca.

Qué NO hacer si un bebé no hace caca

  • No introducir elementos en el ano.
  • No estimular el ano del bebé con un termómetro u otros elementos.
  • No administrar medicamentos sin prescripción médica.
  • No ofrecer infusiones, tés o remedios recomendados por personas no autorizadas.

A continuación, te explicamos algunos masajes o ejercicios que puedes realizar para ayudar a tu bebé a hacer caca:

  1. Masaje de arrastre. Se trata de hacer un masaje en el vientre del bebé con las dos manos y realizar movimientos de arrastre presionando ligeramente desde las costillas en dirección a la parte baja del vientre.
  2. Masaje circular. Se trata de realizar un masaje circular en el vientre del bebé en dirección a las agujas del reloj.
  3. Muslos contra el vientre. Se trata de flexionar las piernas del bebé de manera que sus muslos queden pegados a su vientre mientras presionamos ligeramente. Se repetirá el ejercicio varias veces. Es muy común que durante este masaje, el bebé expulse aire o haga caca.
  4. La bicicleta. Este ejercicio es muy similar al ejercicio anterior, pero este tiene la variación de que en vez de subir los dos muslos del bebé hacia el vientre, se hará individualmente, primero flexionaremos una pierna y la otra bajará, así sucesivamente. También es muy válido tanto para el estreñimiento, como para los gases.
  5. La bicicleta de lado. Se trata de realizar el ejercicio número 4 pero con el bebé ligeramente de lado.
  6. Letras invertidas. Se trata de un masaje en el que dibujaremos sobre el vientre del bebé una I, una L invertida y una U del revés. Mediante estos movimientos se favorece el tránsito intestinal del bebé.

Otras opciones para ayudar a hacer caca

  • Ofrecer agua. En bebés mayores de 6 meses, ofrecer al bebé que beba agua es un buen remedio para el estreñimiento, ya que favorece el tránsito intestinal.
  • Brindar por una alimentación variada. Si el bebé ya lleva una alimentación complementaria, una alimentación equilibrada será fundamental para su sistema digestivo.
  • Permitir el movimiento del bebé. Si el bebé ya gatea o ya camina, el movimiento y el ejercicio serán fundamentales para la regulación de su tránsito intestinal.
  • Portear. El porteo ergonómico, gracias a su posición vertical y el movimiento constante, favorece el tránsito intestinal y reduce el estreñimiento.

¿Tu bebé no hace caca? En el siguiente vídeo te hablamos del estreñimiento en bebés. Te explicamos cómo debe ser la caca según la alimentación de tu bebé y cómo ayudarle a hacer caca.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi bebé no hace caca: por qué y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía

  • AGUILAR PALAFOX, M. I., & FERNÁNDEZ ORTEGA, M. Á. (2007). Lactancia materna exclusiva. Revista de la Facultad de Medicina, 50(004).
  • Sánchez, C. L., Narciso, D., Rivero, M., Sánchez, S., Johnston, S., Sánchez, J., … & Cubero, J. (2008). NOCIONES EN ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN INFANTIL DURANTE EL PRIMER AÑO DE VIDA. Enfermería Global, 7(1).

Источник: https://www.parabebes.com/mi-bebe-no-hace-caca-por-que-y-que-hacer-4452.html

¿Cómo hacer que el bebé haga caca?

El bebé no hace caca

Las deposiciones del bebé son uno de los temas primordiales al hablar de la nutrición del pequeño. No solo es importante saber qué come el bebé, también es fundamental conocer cómo digiere la comida que toma a diario y cómo es su caca.

A menudo, el bebé puede tener problemas a la hora de hacer caca, ya que, por mucho que quiera, no le sale. Esto puede suponer una experiencia complicada para los padres, especialmente cuando es la primera vez que se enfrentan a este problema.

En este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre cómo hacer que tu bebé haga caca con la mayor normalidad posible.

Es probable que, en alguna que otra ocasión, debamos ayudar al bebé a hacer caca. Por ejemplo, porque nuestro bebé no hace caca muy a menudo.

Independientemente del motivo, existen algunas técnicas para ayudar al bebé a hacer “popo”, como dar masajes en la tripa haciendo movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj.

También puedes presionar levemente durante unos segundos debajo del ombligo del bebé o flexionar sus piernas para presionar el esfínter y que así salga más fácilmente. 

¿Es “bueno” obligar al bebé a que haga caca?

Es posible que, en un momento determinado, tu bebé comience a aguantar las ganas de hacer caca, lo que significa que estará varios días sin hacer sus deposiciones. ¿Lo obligamos en este caso a hacer caca? Si tu bebé no tiene ningún problema intestinal, será mejor no obligar al pequeño a hacer caca, ya que puede coger miedo.

En el caso de que tu bebé tenga problemas intestinales para hacer caca, sí que sería recomendable ayudarle, siempre bajo supervisión del pediatra.

Trucos para ayudar al bebé a que haga “popó”

Los bebés suelen cambiar su forma de hacer popó al cambiar la alimentación.

Por ello, a partir de los 6 meses cuando comenzamos a darles alimentación complementaria es importante cuidar bien cuáles son los alimentos que le damos, ya que algunos pueden causar estreñimiento.

¿Qué hacer en estos casos? Intenta organizar una dieta equilibrada rica en fibra y agua para que las heces se vuelvan más blandas y puedan salir más fácilmente.

Otro de los trucos efectivos para ayudar al bebé a hacer caca es realizarle masajes relajantes en la tripa, como ya hemos apuntado. Al realizar el masaje, estaremos ayudando a bajar el alimento por su sistema digestivo. Esto es muy útil para los bebés que aún están en proceso de lactancia materna exclusiva.

La actividad constante hace que el sistema digestivo se acelere, por lo que jugar también puede ser un buen truco para ayudar al bebé a que haga “popó”.

Mi bebé aprieta, pero no hace caca, ¿qué pasa?

Ver a un bebé intentar hacer caca y no poder es algo común. El pequeño intentará hacer caca y apretará hasta ponerse rojo, pero la caca seguirá sin salir. Esta situación puede desesperar a los padres, puesto que el bebé llorará constantemente y de forma intensa porque no puede hacer caca.

En estos casos, es posible que el bebé esté sufriendo de disquecia, un trastorno que suele confundirse con el estreñimiento.

¿Disquecia del bebé o estreñimiento?

A menudo se suelen confundir la disquecia del bebé con el estreñimiento, pero no son lo mismo. El estreñimiento sucede cuando las heces se vuelven duras y secas, por lo que el bebé no puede expulsarlas de forma normal. En cambio, en el caso de la disquecia, las heces son normales, pero el bebé no consigue expulsarlas.

Qué es la disquecia del lactante

La disquecia ocurre cuando el cuerpo del bebé está descoordinado entre lo que quiere hacer y lo que realmente hace. Es decir, cuando el bebé necesita hacer caca pero no puede porque el cuerpo no responde a ello. Este fallo de coordinación de los músculos suele ser habitual en bebés menores de 6 meses, ya que el cuerpo aún está en proceso de maduración.

¿Por qué le ocurre esto al bebé? Porque aún no ha aprendido a relajar el esfínter. Hay que tener en cuenta que el esfínter se encuentra cerrado de forma natural. Algunos bebés tardan un poco más en aprender a relajarlo. Por ello, se solucionará de forma natural cuando el bebé aprenda a controlar su esfínter.

Estreñimiento en bebés, ¿cuándo se considera que lo tiene?

El estreñimiento en bebés ocurre cuando este, a pesar de que lo intenta, no puede hacer caca debido a que sus heces están muy duras y secas. Es importante detectarlo y aliviarlo para mejorar bienestar del bebé. Para más detalles, no te pierdas este otro artículo sobre Cómo detectar y aliviar el estreñimiento en bebés.

Qué NO hacer para ayudar al bebé a hacer caca

A la hora de ayudar al bebé a hacer caca es fundamental tener en cuenta qué cosas no se deben hacer, como administrar laxantes al pequeño o practicar la estimulación anal del bebé. En estos casos, siempre será mejor acudir al pediatra.

Más información sobre la caca del bebé

En el Club Enfamamá tenemos más información sobre la nutrición del bebé y la caca del pequeño. Aquí te dejamos más información sobre el tema:

¿Te ha resultado útil este artículo? Descubre mucha más información y consejos sobre el embarazo, el parto y el crecimiento de tu bebé formando parte de nuestro Club Enfamamá. ¡Únete ahora y empieza a disfrutar de todos sus beneficios!

Advertencia importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

Источник: https://www.enfamil.es/blogs/problemas-de-alimentacion/como-hacer-que-el-bebe-haga-caca

Qué hacer si tu bebé no quiere hacer caca

El bebé no hace caca

Durante los primeros meses de vida el estómago e intestino de los bebés se está acostumbrado a la nueva situación, por lo que es frecuente que hayan irregularidades y problemitas con la caca, que son fáciles de identificar y, por suerte, también fáciles de solucionar.

En Moraig the Store queremos que te dejes de preguntar por qué mi bebé no puede hacer caca y te dejamos todas las claves de este problema en este post.

Saber qué hacer si tu bebé no quiere hacer caca, es vital para el bienestar de tu peque y por eso queremos compartir esta información tan importante y útil contigo.

Averigua por qué tu bebé no puede hacer caca con normalidad

Antes de que pienses que tu bebé no puede hacer caca porque tiene algún problema, es importante que sepas que no existe una frecuencia establecida sobre las veces que ha de hacer caca un lactante. Los bebés que toman lactancia materna pueden defecar unas cuatro veces al día o sólo una vez cada tres días.

Las opciones comprendidas entre estas dos están dentro de la normalidad, siempre que tu peque no se muestre incómodo o incómoda.

Por su parte, los bebés que toman biberón sí que necesitan hacer caca todos los días para no sentirse mal o poder llegar a sufrir de estreñimiento, ¡aunque recuerda que siempre hay excepciones porque cada bebé es un mundo!

En primer lugar, lo que tendrás que tener claro es si tu peque sufre de estreñimiento del lactante o no. Y es que un bebé estreñido no es aquel que no hace caca todos los días, sino el o la que la hace dura y demuestra dolor.

Esta es la verdadera clave para saber si tu peque no sufre un estreñimiento real y poder dejar de contemplar está opción: si después de varios días sin hacer caca, esta es blanda y la ha hecho sin dolor aparente, tu bebé no está estreñido.

En este caso, lo que le puede pasar a tu bebé es que no relaja el ano mientras su tripita está en movimiento (es decir mientras se está produciendo la toma) ya que durante los primeros meses de vida si relaja el ano en los momentos en los que la tripa no está en movimiento, es muy probable que tarde días en hacer caca. Si tu bebé no puede hacer caca todos los días pero no muestra dolor cuando finalmente hace y la caca es blanda, es algo normal que no debería ser un problema mayor. ¡Tu peque ya hará caca cuando realmente lo necesite!

Y si lo que le ocurre a tu bebé es que pasa varios días sin hacer caca y cuando la hace esta es dura y además demuestra que en el momento le duele, posiblemente tu bebé no puede hacer caca porque sufre de estreñimiento.

Además, es importante destacar que los bebés que toman biberón suelen hacer la caca más dura que los y las de lactancia materna, por lo que a veces este estreñimiento puede aparecer hacia los seis meses, cuando los lactantes comienzan a recibir otro tipo de alimentos.

Muchas veces el bebé no puede hacer caca porque esta nueva “dureza” de las heces le pilla por sorpresa y no la entiende, por lo que aprieta el culito para que no salga ya que no es consciente de las consecuencias. Algo similar ocurre cuando llega el momento de quitarles el pañal, pero en este caso en realidad las causas son más psicológicas que fisiológicas.

Si el motivo por el que te preguntas por qué mi bebé no puede hacer caca es el estreñimiento, sí que tienes que hacer algo para solucionar la situación cuanto antes y consultarlo con tu pediatra para que valore el caso y te dé un diagnóstico fiable.

“A mi bebé le cuesta hacer caca“. ¡Soluciónalo ya!

Si ya tienes identificado el problema, aquí van algunas soluciones si tu bebé no puede hacer caca, dependiendo del motivo o causa que provoque la situación que te está dando los dolores de cabeza. ¡Toma nota de todas para poner en práctica la que más se adapte a las necesidades de tu peque!

  • Si lo que le pasa a tu bebé es el primer caso del que hemos hablado en el primer punto, es decir, no sufre de un estreñimiento real y pasa días sin hacer caca a consecuencia de que no relaja el ano cuando su tripita está en movimiento, esto no debería ser un problema. Pero si después de varios días sigues diciendo aquello de “mi bebé no puede hacer caca” y tu peque se muestra incómodo y demuestra dolor, sí que debes tomar algunas medidas y consultarlo con tu pediatra. Normalmente en este tipo de casos se recomiendan enemas de glicerina líquida, aunque en el prospecto de estos está explícito que no se deben usar en peques de menos de dos años. En bebés de menos tiempo algunos pediatras también los recetan, aunque sólo deberás introducir un centímetro la cánula para después comprimir el enema y que entre el líquido. Aquí la cánula estimula el ano y la glicerina líquida ayuda a expulsar la caquita. La clave para que este método funcione y repitas un poco menos aquello de ” a mi bebé le cuesta hacer caca” es encontrar el momento perfecto para estimular la caca. Normalmente este será cuando notes que tu peque encoge sus piernecitas y  tiene la barriguita más dura de lo habitual, ya que así te está demostrando que tiene ganas de hacer caca debido a que se están produciendo movimientos en su intestino, pero no consigue relajar el ano. ¡Recuerda que este estreñimiento no real puede no ser un problema y para tomar medidas siempre deberás consultar a tu pediatra!
  • Para los bebés que sufren de estreñimiento hay unas cuantas soluciones naturales y muy fáciles de llevar a cabo en casa, así como otras que te recetará un pediatra para que haga caca con normalidad y sin dolor. Algunas de las acciones que puedes introducir con más frecuencia en tu día a día y que ayudarán a que a tu peque le cueste un poquito menos hacer caca, son practicar el porteo de forma más habitual, ya que estar en posición vertical estimula la defecación, así como aumentar la frecuencia de las tomas en la medida de lo posible. No saltarte una toma y hacer que el estómago de tu bebé se ponga en movimiento cada tres horas aproximadamente (si no has optado por la lactancia materna a demanda) ayudará a que haga caca ya que, como hemos explicado en el punto anterior, los y las bebés suelen relajar el ano cuando su pequeño estómago se encuentra en movimiento, por lo que al ser llenado de nuevo durante la toma es más que probable que haga caca y esta sea la solución definitiva a la pregunta que te ronda por la cabeza: ¿por qué a mi bebé le cuesta hacer caca?

Pero si no basta con estos remedios caseros y tu bebé no puede hacer caca con normalidad ni aún poniendo en práctica estos sencillos trucos, lo mejor es que acudas al pediatra para que te recete aquello más adecuado para tu peque.

Lo normal es que se opte por supositorios de glicerina, que son muy eficaces para estimular el ano y conseguir que el bebé haga la esperada caca. Pero recuerda que sólo son buenos para usos puntuales, porque no queremos que tu peque se acostumbre a hacer caca sólo cuando se le pone el supositorio.

Si el problema persiste durante mucho tiempo, seguramente te recetarán laxantes orales que bajo ningún concepto has de darle a tu peque sin prescripción médica.

Esperamos que te hayamos dado algunas ideas acerca de qué hacer si tu bebé no quiere hacer caca, pero recuerda que si la preocupación de “mi bebé no puede hacer caca” sigue en casa después de poner en práctica algunas de las recomendaciones caseras que te hemos dado en este post, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu pediatra y te dará la solución definitiva. En Moraig the Store queremos lo mejor para tu peque y lo más importante siempre es su bienestar.

Источник: https://www.moraigthestore.com/blog/bebe-no-quiere-caca/

Mi bebé no hace caca: qué podemos hacer para ayudarle

El bebé no hace caca

Es frecuente que los bebés varíen su hábito intestinal. Por un lado, su intestino, al igual que otros órganos, va madurando. Por otro, experimentan muchos cambios en la alimentación que pueden influir en su ritmo intestinal. Así, es habitual ver a padres preocupados porque su bebé hace días que no hace deposición.

Muchos son los remedios tradicionales para poner solución a esto. Pero, ¿de verdad funcionan? ¿Cuándo emplearlos? ¿Cuántas veces es normal que hagan caca los bebés? ¿Qué podemos hacer para ayudarle?

En las primeras 24-48 horas tras el nacimiento, los recién nacidos realizan su primera deposición eliminando el meconio, una sustancia negra y pegajosa que ha ocupado el intestino del niño durante el embarazo.

Los días siguientes van cambiando las deposiciones (deposición de transición) hasta realizar las típicas deposiciones del bebé, que serán diferentes en función de su alimentación. Bastante líquidas, con grumos y habitualmente en mayor número en el caso de bebés alimentados con leche materna y más duras y menos frecuentes en aquellos que toman fórmula artificial.

Las primeras semanas es habitual que presenten varias deposiciones al día, en general tras la toma o incluso durante la misma, ya que tiene el llamado reflejo gastrocólico. Apenas acaba de comer, o incluso mientras come, hace caca.

Poco a poco disminuyen y no es raro que los bebés que reciben lactancia materna exclusiva pasen, a partir de las tres semanas de vida, varios días sin hacer deposición. Cuando la hacen suele ser más abundante pero con la misma consistencia y características.

Cambio de alimentación, cambio en la deposición

Cuando comenzamos con la alimentación complementaria y los bebés toman alimentos diferentes de la leche es habitual que el ritmo intestinal se modifique.

Las deposiciones tienen otro aspecto y algunos bebés pueden presentar estreñimiento. También sucede en aquellos bebés que estaban previamente alimentados con leche materna exclusiva y comienzan a combinarla con fórmula artificial (lactancia mixta) o dejan la lactancia materna.

Mi bebé no hace caca a diario, ¿me preocupo?

Si está contento, come bien y cuando hace caca es normal y la realiza sin esfuerzo, no hay que preocuparse.

Si, por el contrario, está muy incómodo, no quiere comer o vomita, las deposiciones son muy duras y de pequeña cantidad (como las cacas de cabra), tienen sangre y le cuesta mucho esfuerzo expulsarlas, debemos consultar con el pediatra.

También debemos consultar si no expulsa el meconio en las primeras 24 horas de vida; si tiene menos de dos semanas de vida, está con lactancia materna y no hace caca a diario (puede ser que no esté comiendo suficiente) o si las deposiciones son de color blanquecino.

¿Qué podemos hacer nosotros para ayudarles?

Ya hemos comentado que es frecuente que, a partir de las 2-3 semanas de vida, muchos bebés (especialmente si toman lactancia materna) no hagan deposición a diario.

Además, a partir de esa edad y hasta los dos meses, algunos bebés pasan momentos del día incómodos, apretando y haciendo ruiditos o gruñidos; tras algún tiempo hacen una deposición de características normales.

Lo llamamos disquecia del lactante.

Los bebés se están entrenando; están aprendiendo a «mover la caca» hacia abajo haciendo fuerza, y a saber cuándo tienen que relajar el ano para expulsar la deposición.

Podemos facilitarles la tarea con un masaje suave en el abdomen y ayudarles levantándoles las piernas hacia el pecho.

Algunos estás más cómodos en brazos en posición vertical o si son porteados.

A veces el estreñimiento coincide con el cambio a fórmula artificial. Como hemos dicho previamente, si cambia la comida, cambia la deposición; en general tras unos días se regularán de nuevo. Algunos padres cambian a otras formulaciones y sólo con eso se resuelve el problema.

De igual manera, es frecuente que el estreñimiento coincida con el inicio de la alimentación complementaria. Para evitarlo, convienen hacer la transición despacio y pogresivamente, favorecer una dieta variada, rica en fruta y verdura, así como otros alimentos ricos en fibra y ofrecer agua a lo largo del día.

Lo que NO debemos hacer

Aunque forme parte de la sabiduría popular y tradicionalmente se haya hecho así, no es recomendable estimular el dedo con la punta de un termómetro, con el dedo o con la “famosa” rama de perejil. El hacerlo a menudo puede hacer que los bebés se acostumbren a hacer caca sólo con estimulación; cuando menos manipulemos nosotros esa zona, mejor.

Tampoco es recomendabe administrarles zumos o infusiones.

¿Cuándo consultar al pediatra?

Es conveniente que, si el bebé está estreñido, lo valore el pediatra. Por estreñimiento entendemos tener dificultad para la explusión normal de las deposiciones.

Es importante, por un lado, descartar que haya fisuras (heridas en el ano) que dificulten la defecación y duelan; en este caso recomendaremos aplicar alguna pomada.

Por otro lado, es probable que el pediatra paute un tratamiento con laxantes (solo bajo prescripción médica), que ayude a regular el ritmo intestinal del bebé y permitan hacer deposición con facilidad. En función de la edad del bebé nos recomendarán uno u otro; son seguros para nuestro bebé y deberemos mantener el tiempo que nos indiquen hasta que la situación se regule.

En Bebés y más | ¿Tu bebé hace mucha fuerza y se pone rojo para hacer caca? La disquecia del lactante

Источник: https://www.bebesymas.com/salud-infantil/mi-bebe-no-hace-caca-que-podemos-hacer-para-ayudarle

Estreñimiento del recién nacido ¿es preocupante? – Cuestión de Genes

El bebé no hace caca

El estreñimiento del recién nacido es una de las principales causas de visita al pediatra. Aunque en el 95% de los casos su origen es funcional, es decir, no se debe a ninguna patología, en un pequeño porcentaje de ellos sí que existe una enfermedad detrás. 

En este artículo te enseñamos cómo identificar si tu bebé está realmente estreñido, qué medidas puedes tomar para evitar que esto ocurra y en qué casos debes preocuparte. Además, te hablaremos de otra condición que también es muy habitual en recién nacidos y que es justo la opuesta al estreñimiento: la diarrea. 

La eliminación del meconio 

El meconio es el nombre que reciben las primeras deposiciones del recién nacido. Está formado por la sustancia presente en los intestinos del bebé antes de su nacimiento, y se caracteriza por tener una textura espesa y un color negruzco o verde oscuro.

Cuando el meconio se elimina por completo, algo que en el 95% de los casos ocurre durante las primeras 24 horas de vida del bebé, las evacuaciones adquieren una tonalidad verde clara, ya que comienzan a estar formadas por los desechos de la leche materna o de fórmula. 

¿A partir de qué momento puede darse el estreñimiento en el recién nacido?

Una vez que el bebé ha eliminado el meconio y comienza a evacuar la leche que ingiere, debemos prestar atención a la consistencia, forma y cantidad de las deposiciones, que nos indicarán si estas son normales o si, por el contrario, puede haber un problema de diarrea o de estreñimiento. En todo caso, hay que señalar que las deposiciones son diferentes en cada niño, y que estas van variando a medida que va creciendo.

La disquecia del lactante ¿en qué se diferencia del estreñimiento del recién nacido? 

Aunque es común confundir la disquecia del lactante con el estreñimiento del recién nacido, no es lo mismo. 

La disquecia se produce cuando el lactante menor de 6 meses llora mientras empuja durante varios minutos antes de evacuar unas heces blandas. Ocurre debido a que, aunque el bebé tiene ganas de hacer caca, cierra involuntariamente el esfínter anal.

Por eso, el pequeño se frustra, se pone nervioso y llora. Esta falta de coordinación es transitoria.

Si tu bebé presenta disquecia no debes asustarte, ya que es una situación frecuente que mejora y remite de forma espontánea pasadas unas semanas y que no requiere ningún cuidado médico.

Te aconsejamos que no estimules el ano del niño para ayudarle a evacuar, ya que con esto solo conseguirás empeorar la disquecia.

¿Cuál es la apariencia normal de la caca del bebé?

Las heces definitivas del bebé aparecen una vez eliminado completamente el meconio y transcurrida la primera semana de vida. La apariencia varía en función de si toma leche materna o de fórmula, y cambia cuando en su dieta se introducen los alimentos sólidos. 

Apariencia de la caca del bebé que toma leche materna

  • Color mostaza o verdoso.
  • Consistencia semilíquida, similar a la crema.
  • Textura grumosa y con presencia de coágulos de color blanco.
  • Puede haber presencia de partículas oscuras, similares a pequeñas semillas. 
  • Olor suave o dulzón.

Apariencia de la caca del bebé que toma leche de fórmula

  • Color amarillento o marrón muy claro.
  • Consistencia más firme que cuando la leche es materna.
  • Olor más fuerte.
  • Heces más voluminosas.

Apariencia de la caca del bebé que ya toma alimento sólido 

  • Heces más voluminosas que durante la lactancia.
  • Apariencia similar a las heces de los adultos.
  • Olor más intenso.
  • Apariencia que varía en función del alimento ingerido.

Frecuencia habitual de las deposiciones del bebé 

La frecuencia con la que un bebé recién nacido evacua durante sus dos primeras semanas de vida es de 3 o 4 veces al día, (algo menos si toma leche de fórmula), pero a medida que pasa el tiempo el número de deposiciones va disminuyendo. A partir de los 2 meses de edad habitualmente lo hacen una o dos veces al día. 

Si el bebé no evacua lo suficiente, el problema puede ser que no esté ingiriendo suficiente alimento. 

Cómo identificar el estreñimiento del recién nacido 

Si la frecuencia de evacuaciones de tu bebé es muy baja lo primero que tienes que comprobar es si está mamando bien.

En caso de que no sea así, tienen poco o nada que evacuar y, por tanto, no se trataría de un caso de estreñimiento del recién nacido.

Por otro lado, si el bebé come bien y tras un par de días sin deposiciones, al defecar, su caca es dura y seca, es posible que esté estreñido. 

Los síntomas del estreñimiento en recién nacidos son los siguientes: 

  • Heces duras y secas.
  • Dolor y sangrado al evacuar.
  • Inflamación del abdomen.

En todo caso, el organismo de cada niño es distinto y la frecuencia y apariencia de las deposiciones puede variar en cada bebé.

¿Por qué está estreñido mi bebé? 

Cuando existe estreñimiento crónico, uno de los factores es la predisposición genética. Por eso, muchos de los bebés con esta condición tienen familiares que también la padecen.

Alrededor del 95% de los casos de estreñimiento en recién nacidosson de tipo funcional, es decir, no se deben a una causa orgánica concreta ni conocida. 

El estreñimiento es más común en bebés que toman leche de fórmula que en los que toman leche materna. Normalmente, en ambos casos, se encuentravinculado a una inmadurez del colon, que provoca lentitud en las evacuaciones y que se resuelve de forma espontánea con el paso del tiempo. 

De hecho, una vez que se introduce la fruta y la verdura en la dieta, muchos bebés que eran estreñidos, dejan de serlo. También contribuye el hecho de que comienzan a caminar y a la maduración del sistema digestivo. 

Ten en cuenta que una vez que tu hijo comience a tomar alimentos sólidos, una dieta equilibrada es muy importante para que goce de buena salud y para evitar tanto el estreñimiento como otros problemas.

¿Qué hago si mi bebé tiene estreñimiento?

El estreñimiento de un recién nacido que toma leche materna, normalmente, no requiere tratamiento ya que es de tipo funcional y remitirá de forma espontánea. En cambio, si toma leche de fórmula o los síntomas no remiten, y ya has descartado la opción de que el bebé sea intolerante a la lactosa, puedes tomar las siguientes medidas: 

  • Consulta con el pediatra si es conveniente rebajar la densidad de los biberones, ya que si están muy concentrados podría causar estreñimiento.
  • Baña a tu bebé en agua templada, pues esta favorece el tránsito intestinal.
  • Flexiona suavemente las piernas del recién nacido y haz movimientos circulares sobre su abdomen. 
  • Masajea la tripita del bebé a la altura del ombligo.
  • También el pediatra puede recomendarte usar leche probiótica, que incrementa las bífidobacterias, dando lugar a heces más blandas y similares a las de los bebés que toman pecho. 

Es importante que antes de tomar cualquiera de estas medidas consultes con tu pediatra, que te indicará cómo proceder en cada caso.

El estreñimiento orgánico del recién nacido y la enfermedad de Hirschsprung 

Como hemos visto, el estreñimiento del recién nacido, en el 95% de los casos, es funcional, o lo que es lo mismo, no se debe a una enfermedad.  Sin embargo, en aproximadamente el 5% de los casos, puede estar causado por otros motivos como una patología. En estos casos, hablamos de estreñimiento orgánico. 

Entre los recién nacidos, el estreñimiento orgánico más común es el originado por la enfermedad de Hirschsprung, una dolencia congénita que  se debe a la ausencia de las células nerviosas encargadas de transmitir las contracciones peristálticas a la parte inferior del colon, que son  necesarias para que las heces avancen a lo largo del intestino.

La enfermedad puede ser de segmento largo (afecta a todo el intestino grueso) o, más comúnmente, de segmento corto (afecta solo a la parte del colon más cercana al recto). 

Diagnóstico y síntomas 

El indicador principal de que un recién nacido tiene esta enfermedad es que no evacua durante sus primeros dos días de vida. 

Cuando se presenta en su versión más leve, puede no ser diagnosticada hasta los dos años. En estos casos, la presencia recurrente o crónica de estos síntomas puede indicar que existe la patología: 

  • Estreñimiento
  • Vómitos
  • Gases
  • Hinchazón abdominal
  • Dificultad para aumentar de peso

Tratamiento 

El tratamiento más eficaz es una cirugía que consiste en eliminar la parte del colon que no tiene nervios y unir el resto del colon al recto. Es una operación que, en la mayoría de los casos, se realiza mediante laparoscopia donde el pronóstico de la enfermedad de Hirschsprung suele ser favorable. 

La diarrea en el recién nacido, ¡cuidado con la deshidratación!

Hasta ahora hemos hablado del estreñimiento del recién nacido, pero ¿qué ocurre en el caso contrario, es decir, si el bebé tiene diarrea? 

La diarrea consiste en evacuaciones muy líquidas, a veces con mucosidad. 

Aunque lo más común es que esté originada por infecciones virales o bacterianas, también puede deberse a alguna sensibilidad o intolerancia alimentaria o a la toma de algún antibiótico. 

En niños de hasta 3 años la diarrea puede causar deshidratación y derivar en otras complicaciones mayores, por lo que es muy importante evitarla. 

Algunos síntomas de que el bebé está deshidratado son:

  • Boca seca.
  • Ausencia de lágrimas al llorar.
  • Ojos hundidos

Normalmente la diarrea desaparece sola pasados unos días. Mientras dure es aconsejable aportar al bebé agua y electrolitos, ya que se pierden durante la diarrea. Si el bebé es lactante, normalmente lo recomendable es mantener las tomas habituales. En caso de que se alimente de leche de fórmula, el pediatra puede recetar alguna bebida especial que contenga electrolitos. 

Como has podido ver en este artículo, en el 95% de los casos de estreñimiento del recién nacido no existen complicaciones médicas detrás, sin embargo, hay un porcentaje en el que el origen sí puede ser una enfermedad. 

Por ello, es importante vigilar a tu bebé y acudir al pediatra para que te indique si es necesario o no tomar medidas para evitar consecuencias más graves.

¿Es posible detectar precozmente enfermedades genéticas en tu recién nacido?

¿Sabes que hoy en día es posible detectar de forma precoz, antes de que aparezcan los síntomas, muchas enfermedades de origen genético que pueden afectar a un recién nacido? Esto, en muchos casos, permite actuar con antelación y evitar consecuencias mayores.

Precisamente esto es lo que ofrece el test  myNewbornDNA, con el que se pueden identificar más de 390 enfermedades de aparición temprana.

Si te preocupa la salud de tu bebé y quieres saber más sobre esta prueba, ponte en contacto con Veritas y despejaremos todas tus dudas.

Источник: https://www.veritasint.com/blog/estrenimiento-recien-nacido/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: