El poder de la risa

EL PODER DE LA RISA

El poder de la risa

Quién no ha escuchado alguna vez que la risa es saludable y es un gran remedio. Estudios científicos confirman que reír sí resulta bueno para la salud y, además, es divertido.

Reírse es natural, un bebé a las 36 horas de nacer puede ofrecer una sonrisa a sus padres. Los niños están mucho más dispuestos a reírse que los adultos, un pequeño se ríe un promedio de 300 veces al día, mientras que un adulto lo hace entre 15 y 100.

‍⚕ Lo interesante de la risa es que se ha comprobado que los enfermos de sida o de cáncer tienen una mayor resistencia mientras mejor es su estado anímico. En Canadá, específicamente en Ottawa, los atienden con sesiones de risoterapia.

Los especialistas descubrieron que la risa es un buen medicamento que renueva la energía del enfermo y le estimula ante su padecimiento.

Como prueba de lo anterior está el caso de Norman Cousins, un importante ejecutivo de Nueva York, conocido crítico y editor de Saturday Review, a quien a los cincuenta años le fue diagnosticada espondilosis anquilosante, enfermedad que consiste en una especie de artritis espinal muy dolorosa, y que lo dejó lisiado

Por si fuera poco, los doctores no conocían la cura para la enfermedad y ante este panorama nada alentador, Cousins cayó en un estado de depresión mayor, y mientras más se deprimía peor era su estado y el dolor se hacía cada vez más intenso.

Los médicos le dijeron que un poquito de alegría le vendría bien. Así que Cousins pidió varias películas cómicas, cortos de El gordo y el flaco y varias de los hermanos Marx.

Apenas comenzó a ver estas películas y a reírse a carcajadas comenzó a sentirse mejor y así descubrió que por diez minutos de risa a mandíbula batiente lograba eliminar el dolor por dos horas… y mientras más se reía mejor se sentía.

Gracias a sus sesiones diarias de risa pudo conciliar otra vez el sueño. Cousins reía tan fuerte que los demás pacientes comenzaron a quejarse por el escándalo, entonces se mudó del hospital a un hotel donde se podía reír por la mitad del precio.

Combinando sus terapias de risa con dosis de vitamina C y siguiendo las indicaciones de los médicos, logró curarse totalmente de la enfermedad, para luego escribir un libro titulado Anatomía de la risa.

De las razones para no estar triste

¿Por qué la gente se ríe tan poco, siendo tan fácil y que uno disfruta tanto? ¿Por qué no lleva la vida con más alegría? Porque no se dan el permiso de hacerlo.

Reír cura problemas como la depresión, angustia, falta de autoestima, insomnio, y problemas de relación. Al reír se mueve el diafragma, los pulmones mueven doce litros de aire, en vez de los seis habituales, lo que mejora la respiración.

Asimismo, se fortalece el corazón, se facilita la digestión al hacer vibrar el hígado, se evita el estreñimiento, mejora la eliminación de la bilis y se estimula el bazo, baja la hipertensión aumentando el riego sanguíneo, al relajan los músculos lisos de las arterias reduciendo la presión arterial y se tonifican los músculos del rostro, porque las carcajadas activan casi la totalidad de ellos y elimina el insomnio, ¿suficiente?

Es válido preguntarse si todo eso tiene base científica, pues sí. Al reír, nuestro cuerpo segrega endorfinas; una simple sonrisa emite una información que activa esa segregación de estas drogas naturales que circulan por el organismo, y que resultan cientos de veces más fuertes que la heroína y la morfina, pero gratis y sin efectos secundarios.

De las razones de no estar tristes: Las Endorfinas

Las Endorfinas, tienen la capacidad de aliviar el dolor. Por ejemplo, si al cabo de unos segundos desaparece el dolor producto de un golpe, es porque el cuerpo reaccionó sintetizando las endorfinas necesarias para atenuarlo.

También envían mensajes desde el cerebro hasta los linfocitos y otras células para combatir los virus y bacterias y desempeñan otras funciones como algo esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión. De ellas depende estar bien o estar mal.

También provocan un estado de euforia, una sensación de felicidad, o lo que es igual a un flujo correcto de endorfinas en nuestro cuerpo.

¿Por qué el masaje es tan curativo? o ¿por qué las caricias son tan placenteras? Sencillamente, porque ambos estimulan la segregación de endorfinas, así que cada vez que experimentamos placer, cuando sentimos estados de euforia y felicidad o cuando nos invade la sensación de disfrute que provoca la música, la poesía, el arte o la naturaleza, están en juego las endorfinas. Para segregar endorfinas no es necesario trotar o batir un récord, solo hay que reír, estar de buen humor… y eso es fácil, solamente hace falta decidirse. Cuando uno se ríe segrega adrenalina, lo que potencia la creatividad y la imaginación.

Alimento para el espíritu

En la Biblia, ya se decía: «Un corazón alegre es como una buena medicina, pero un espíritu deprimido seca los huesos».

Algunos libros hindúes hablan incluso de meditación con risa porque el hecho de reír es una técnica de meditación en sí mismo, y un medio para conocerse interiormente que ayuda a estar más consciente del mundo.

Hay una creencia hindú que asegura que una hora de risa tiene efectos más beneficiosos para el cuerpo que cuatro horas de yoga.

La filosofía china del Tao, también practica la risa. Un viejo consejo chino dice que para estar sano hay que reír treinta veces al día, y los expertos afirman que con tres veces al día es suficiente siempre que sea por más de un minuto cada vez.

El siquiatra William Fry, que ha estudiado los efectos de la risa por más de 25 años, asegura que tres minutos de risa intensa equivalen en salud a cerca de diez minutos de remar enérgicamente, que un minuto de risa diario equivale a 45 minutos de relajación.

Así que, a reírse se ha dicho; reírse en defensa propia porque los efectos son fantásticos y sin ser tacaños. Hay que regalarle a la gente la mejor sonrisa, eso vale mucho para el que la recibe y a uno no le cuesta nada.

Dr. Ramón Bordería Vidal.

Si te gustan estas publicaciones comparte y deja un comentario .

Источник: https://clinicabodycare.es/el-poder-de-la-risa/

El poder de la Risa

El poder de la risa

¿Hace cuánto que no te ríes? ¿Cuándo fue la última vez que te dolió la tripa de hacerlo?

La risa es una reacción biológica del ser humano desde que nace, sin embargo, a medida que vamos creciendo, se va perdiendo esta capacidad y cada vez son menos los momentos en que nos mostramos alegres.

La risa de un niño

Esto nos pasa por las preocupaciones y el estrés del día a día, que hacen que nos volvamos más rígidos y nos alejemos más del niño que todos llevamos dentro, olvidando que este también necesita salir al recreo y divertirse.

Hay adultos que no salen al patio a jugar, son esclavos de las obligaciones y mandatos sociales. Los niños se ríen de media al día 400 veces, los adultos 10 o 15 veces en el mejor de los casos.

ufff ¿Cómo te has quedado?

No se trata de ser menos responsables, ni descuidar nuestras obligaciones, se trata de buscar el lado alegre de los momentos, de las situaciones de las circunstancias. Es una actitud ante las cosas y en situaciones de crisis una forma de salir hacia delante.

Si por tu situación personal, no puedes reír en estos momentos, por enfermedad, depresión, por estar viviendo un duelo…te pido un favor, deja de leer y retoma este post cuando te sientas con ganas de descubrir el poder de la risa.

                                 ¡¡ Reír es uno de los recursos más importantes que tenemos!!

Nuestros antepasados ya lo sabían y lo cuidaban

Hace más de 4000 años en el imperio chino existían unos templos donde las personas se reunían para reír con la finalidad de equilibrar la salud.

En la india también se pueden encontrar templos sagrados donde aún se practica la risa.

En culturas ancestrales de tipo trivial, se conocía la figura del “doctor payaso” que ejecutaba el poder terapéutico de la risa para curar a los guerreros enfermos.

La risa, su historia y su investigación aún siguen siendo un verdadero enigma para el mundo científico. Lo que sí es un hecho es su aplicación práctica tanto en el ámbito médico como en el ámbito de la comunicación.

El hombre que salió de una crisis mortal gracias al buen humor

Fue en la década de los sesenta que Norman Cousins (empresario estadunidense) le diagnosticaron espondilitis anquilosante (relativa al endurecimiento doloroso de las articulaciones), a cualquier persona, este diagnóstico le hubiera hundido, y la depresión le habría causado la muerte incluso por adelantado.

Pero Norman Cousins se hizo la siguiente reflexión: si los estados de ánimos negativos influyen químicamente para acelerar las enfermedades, ¿pueden los estados de ánimo positivos retrasarlas? Cousins había leído algunos artículos sobre la influencia de las emociones sobre el sistema endocrino, sobre todo desde el punto de vista químico, así que decidió someterse a su propia cura.

En primer lugar, incluyó en su rutina un hábito sorprendente: el humor.

Dejó toda su experiencia en el libro  «Anatomía de una enfermedad «(Kairós)

Patch Adams

En los años 70, también en Estados Unidos, vio la luz el trabajo del doctor Doherty Hunter Adams, mejor conocido como “Patch Adams” o el “médico de la risa”, dedicado desde entonces al activismo social, revolucionando las actitudes y los tratos entre pacientes y médicos a base del ejercicio de la terapia de la risa en instituciones médicas. Su historia la llevó al cine en una película maravillosa, el genial Robin Williams.

Patch Adams (película muy recomendable)

“Una sonrisa cuesta poco y produce mucho. No empobrece a quien la da y enriquece a quien la recibe.

Dura sólo un instante y perdura en el recuerdo eternamente. Es la señal externa de la amistad profunda.

Nadie hay tan rico que pueda vivir sin ella. Nadie tan pobre que no la merezca.

Una sonrisa alivia el cansancio, renueva las fuerzas. Y es consuelo en la tristeza.

Una sonrisa tiene valor desde el comienzo que se da.

Si crees que a ti la sonrisa no te importa nada, se generoso y da la tuya, porque nadie tiene tanta necesidad de la sonrisa, como quien no sabe sonreír”

                                                                                                   (Charles Chaplin).

Cuando ríes expresas alegría y placer, y reduces las hormonas que crean estrés

Estudios médicos y científicos constatan que la risa tiene múltiples BENEFICIOS:

El primero y más evidente ¡¡Disfrutamos riendo!!!

Es gratis
Tiene propiedades antidepresivas. Inmuniza contra la depresión y la angustia.
Ayuda a liberar tensiones.

Combate el estrés, al reír el cerebro hace que nuestro cuerpo segregue endorfinas, sedantes naturales del cerebro similares a la morfina, con resultados cien veces más fuerte que la heroína, pero esta es gratuita y sin efectos secundarios, por eso hace que también baje la intensidad del dolor, por su efecto balsámico.
Nos limpia.

Se lubrican los ojos con las lágrimas y agudiza la vista. Las carcajadas hacen vibrar la cabeza y se despeja la nariz y el oído. Se estimula el bazo y se eliminan toxinas. Con el movimiento de la risa el diafragma origina un masaje interno que facilita la digestión y ayuda a reducir los ácidos grasos y las sustancias tóxicas.
Produce placer.

Al reír el cuerpo segrega adrenalina, lo que potencia la creatividad y la imaginación.
Es una técnica respiratoria. Oxigena, cuando reímos entra el doble de aire en los pulmones, de ahí que la piel se oxigene más. Los pulmones mueven 12 litros de aire en vez de los 6 litros habituales.

Con esto se desmiente la idea de que la risa provoca arrugas en el rostro, al contrario, lo tonifica. Arrugas de los ojos.
Es un ejercicio muscular. Con una carcajada se ponen en marcha 400 músculos de los 600 que habitan en nuestro cuerpo, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa.

¿recuerdas ese dolor de tripa al reír?
Actúa como masaje. La columna vertebral, en especial las cervicales que es donde normalmente se acumulan tensiones, se estiran y se relajan al reírnos.
Repele los virus. Contribuye a un estado de mejora de la salud en general. El estar de buen humor fortalece el sistema inmunológico de las personas.

Estudios psicológicos aconsejan sobre las bases fundamentales de una buena y estable convivencia en pareja: la risa y el humor.

Está demostrado que las personas que sonríen tienen relaciones más felices y duraderas.

En todas las parejas hace falta toda la endorfina que se pueda generar sin recurrir al chocolate.

¡¡Reír es una poderosa arma de seducción!

La sonrisa, es la vía más corta de comunicación.

La risa es el medio de comunicación más corto entre dos personas, independientemente del origen, cultura, lenguaje, nacionalidad y edad.

La Risa fomenta: La colaboración y la cohesión social, porque une a las personas, las entretiene y les incita a colaborar. La capacidad de relacionarnos de una forma rápida y natural. La expresión espontánea y libre. La mirada sin juicio del niño. El probar, jugar, crear sin miedo al error. Aprender de forma fácil y divertida

Hacer de la vida un juego

Y todos estos beneficios los tendrán también las personas que te rodean.

Cuanto más grande y frecuente sea tu sonrisa y tu risa, mayores serán los cambios positivos que irás notando en tu día a día.
                                     ¡Reír es uno de los mayores placeres de la vida!!

¿Necesitas que te diga algo más para que empieces a practicarla?

Si llenamos nuestra despensa imaginaria de tarros de risa, de buen humor y de alegría, en vez de almacenar tarros de enfado, envidia y resentimiento, podremos ver la vida de otro color, rescatando lo bueno y teniendo recursos para dominar lo desagradable.

¡¡¡DECIDE QUE VAS A REIR!!1

Tardes Divertidas

Sonríe, ríe.
         Si decides reír, nadie puede detenerte, nadie puede convencerte de lo contrario. No es necesario tener sentido del humor, estar feliz o tener una razón para reír.

         Di sí a la vida, di sí a la risa.

Di sí a tus sueños, a tus metas, a los sueños y metas de los demás.

 Di sí a la risa, di sí a la Alegría de Vivir.

Источник: https://anaarnaiz.com/el-poder-de-la-risa

El poder de la risa | Caldaria Hoteles y Balnearios en Galicia

El poder de la risa

¿Sabías que reír tiene beneficios para la salud? ¡Sí, sí! Y no estamos hablando de estar de mejor humor o de pasar un buen momento.

¡Estamos hablando de ciencia! Cada vez que nos reímos con ganas, nuestro córtex libera impulsos eléctricos que expulsan la energía de nuestro cuerpo.

Hoy en nuestro post te hablamos de estos beneficios y de qué es la risoterapia. ¡Adelante y que no paren las carcajadas! 

¿Qué es la risa? 

La risa es una respuesta biológica de nuestro organismo como respuesta a ciertos estímulos que este recibe.

Según numerosos científicos, la risa nos acompaña desde el inicio de nuestra andadura en el planeta y es una reminiscencia del grito de triunfo que profería una persona al ganar a su adversario.

Se cree que la risa tiene un origen genético y evolutivo ya que nuestros parientes los chimpancés también son capaces de proferirla. En cualquier caso, en la actualidad, la risa es la respuesta a una situación de humor o divertida. Y algo muy importante.

Normalmente (en la mayoría de los casos) la risa es una actividad social. Es decir, reímos y nos divertimos cuando estamos en sociedad. Aunque también es cierto que muchas veces nos hemos reído solos. ¡Y no, no es un signo de locura! Reír es vida. 

Beneficios de la risa para nuestro organismo

Un ser humano comienza a reír cuando apenas tiene 4 meses y, a medida que vamos creciendo y madurando, la risa o las situaciones que nos provocan risa van disminuyendo. Pero es fundamental divertirse y reír, ya que solo tiene cosas positivas.

Entre los principales beneficios de la risa para nuestro organismo, estos son los fundamentales: Refuerza nuestro sistema inmunológico. La razón es que nuestro organismo, al reír, libera endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad y estas ayudan a proteger nuestro sistema inmunológico.

Además nos ayudan también a protegernos de enfermedades como la diabetes, el cáncer o la hipertensión.

  • Previene los infartos. Puede parecer una locura, pero es cierto. ¿La razón? Cada vez que reímos nuestra nuestro diafragma produce espasmos y estos fortalecen tanto los pulmones como el corazón. ¡Reír es como hacer ejercicio! ¿O nunca has tenido la sensación de tener agujetas después de una larga sesión de carcajadas? 
  • Rejuvenece la piel. Si estás buscando el elixir de la eterna juventud, está en la risa. Cuando nos reímos movemos alrededor de 400 músculos por lo que produce un efecto tonificante en nuestra piel. Eso, combinado con nuestra cosmética termal De Balneis es perfecto para luchar contra efectos de la edad. Ah, y desmentimos: no, las risas no provocan arrugas, así que puedes reírte a gusto. 
  • Ayuda a combatir el insomnio. Reír nos cansa, pero es un cansancio sano que nos lleva a estar más relajados y a conciliar mejor el sueño. Además elimina los ronquidos. Si es que reír solo tiene ventajas. 
  • Actúa como analgésico natural. Ya te habíamos hablando en nuestro blog de analgésticos naturales. Pues la risa también lo es. Una vez más las endorfinas que libera, más allá de aportar felicidad a nuestra mente, calma el dolor en nuestro cuerpo. ¡Nadie que se ría puede tener a la vez dolor de cabeza! 
  • Nos ayuda a adelgazar. ¿A que no te lo esperabas? Es muy sencillo, cuando reímos no solo movemos músculos en nuestra cara, si no también en el estómago, el tórax y el abdomen. Estos movimientos ayudan a activar nuestro sistema linfático, parte principal del sistema inmunológico de nuestro cuerpo y el responsable de nuestro peso. 

El poder de la risoterapia

Como ya te habíamos dicho, los bebés desde que empiezan a reír lo hacen muy a menudo. Lo hacen no solo como un modo de comunicación con las personas a su alrededor sino también como el proceso hacia una conducta emocional.

Un ejemplo: un niño de seis años puede reír hasta 300 veces al día mientras que un adulto lo hace solo 80.

A medida que maduramos vamos perdiendo la capacidad de reír; pero es fundamental para nuestra salud seguir haciéndolo por lo que han surgido técnicas como la risoterapia que son la salvación tanto para nuestra mente como para nuestro cuerpo. 

La risoterapia se viene practicando en el mundo desde hace más de 4.000 años. Se tiene constancia que en el antiguo Imperio Chino existían templos en donde las personas se reunían para reír como medio para mejorar la salud. Algo así también sucedía – y sigue sucediendo – en la India. Hay templos en los que la gente se reúne con el único fin de reír. 

En risoterapia se habla siempre de risa ensayada y risa espontánea. Sabemos la diferencia entre estas.

Pues bien, en una sesión de risoterapia, el grupo de personas que se reúne lleva a cabo una serie de actividades y ejercicios dinámicos en el que realizan risas ensayadas con el fin de llegar a lo que llamaríamos el nirvana de esta terapia: la risa espontánea.

Esto se logra a partir de la desinhibición del cuerpo y la mente. Además la risa es contagiosa, así que unos a otros comienzan a crear la necesidad de reír espontáneamente, la mayoría de las veces sin saber por qué. Ni falta que hace. 

Pero también puedes reír en casa. Prueba a hacerlo: esboza una sonrisa y luego trata de sonreír más abiertamente. Automáticamente sentirás que algo ha mejorado, si lo haces a menudo te puedo llevar a reír. Y todo esto te llevará a notar una sensación de alegría. ¡Cuando lo hagas cuéntanos los resultados! 

Источник: https://www.caldaria.es/risoterapia/

El poder de la risa

El poder de la risa

Aunque para algunos sea un cuento de hadas, lo cierto es que para la mayoría de médicos el estado de ánimo influye en la evolución de una enfermedad.

De esta manera, la risoterapia se basa en que la risa estimula el sistema nervioso liberando endorfinas, que actúan sobre el sistema inmune y el endocrino acelerando la recuperación en procesos patológicos.

La risoterapia ayuda a combatir el estrés que produce el parto, la depresión, el insomnio, la ansiedad… Aprender a reírse alarga la vida

Indice

¿Qué es la risoterapia?

La risoterapia es la terapia basada en la risa. La risa, entre otros, estimula el sistema nervioso y éste como respuesta libera una serie de sustancias, entre las que se encuentran las endorfinas, que actúan sobre el sistema inmune y el endocrino, mejorando nuestra calidad de vida y acelerando la recuperación en procesos patológicos.

La risoterapia es, en definitiva, una manera de aprender a ver las cosas desde una óptica positiva para así poder sacar más partido a la vida.
 

¿Por qué es bueno reírse?

Cuando el organismo segrega endorfinas, una sustancia que descargamos al reírnos, se eleva la sensación de placer que sentimos.

La risoterapia ayuda a combatir el estrés, la depresión, el insomnio, el miedo, la ansiedad, los problemas cardiovasculares… Además, nos ayuda a librarnos de nuestras inseguridades y a liberarnos mental y físicamente.

Por eso es recomendable en la preparación al parto, ya que ayuda a controlar el dolor y el miedo de cara al alumbramiento. Cada vez es más habitual su uso como terapia para curar. Sus ventajas son múltiples:

• Ejercicio: Con cada carcajada se ponen en marcha cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago que sólo se pueden ejercitar con la risa.

• Masaje: La columna vertebral y las cervicales, donde por lo general se acumulan tensiones, se estiran. Además, se estimula el bazo y se eliminan las toxinas. Con este movimiento el diafragma origina un masaje interno que facilita la digestión y ayuda a reducir los ácidos grasos y las sustancias tóxicas.

• Limpieza: Se lubrican y limpian los ojos con lágrimas. La carcajada hace vibrar la cabeza y se despeja la nariz y el oído.

• Oxigenación: Entra el doble de aire en los pulmones, de ahí que la piel se oxigene más. En concreto, los pulmones mueven 12 litros de aire, en vez de los 6 habituales, lo que mejora la respiración y aumenta la oxigenación. Con esto se desmiente la idea de que la risa provoca arrugas en el rostro, ya que lo tonifica.

• Felicidad: Favorece la producción de endorfinas y encefalinas en el cerebro, que son los neurotransmisores (formados por cadenas de aminoácidos) que se encuentran sobre todo en el sistema límbico y cuya función es combatir el dolor disminuyendo la receptividad del organismo ante estímulos dolorosos; es así como la risa estimula la producción de endorfinas y, por tanto, disminuye la intensidad de los fenómenos dolorosos.

Por eso, aprender a reírse es fundamental.

¿Tiene valor científico?

Para algunos, la risoterapia no es más que un bonito cuento, pero sin base médica ni científica. Sin embargo, ya desde la Antigüedad son conocidos los beneficios que la risa y el sentido del humor tienen para la pronta mejoría de las enfermedades, el aumento del potencial creativo y los desbloqueos emocionales.

Sigmund Freud ya atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa, algo que ha sido científicamente demostrado al descubrir que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de empezar a reír.

Los primeros estudios del efecto del humor se realizaron en EE UU en la década de 1930. Pero no fue hasta 1979 cuando la investigación sobre la risa avanzó en el área científica.

Este avance se produjo gracias a los estudios derivados de un caso concreto, el de Norman Cousins, que enfermó de una rara dolencia, espondilitis anquilosante, una enfermedad dolorosa e incapacitante. Al principio fue tratado de forma convencional y sus dolores cada vez eran mayores.

Hasta que los médicos le recomendaron grandes dosis de humor y empezó a ver comedias y a reír lo más posible cada día. A partir de ese momento, por cada 10 minutos de risas, disminuían sus dolores 2 horas. Aunque le habían dado pocas esperanzas, su dolor empezó a disminuir e incluso volvió al trabajo.

Documentó su recuperación en el libro Anatomía de una enfermedad y fundó la Humor Research Task Force. Desde ese momento muchos son los estudios que se han hecho sobre el tema, demostrando que la risa y el buen humor sí que ayudan a reducir el dolor y  a acelerar la recuperación.

¿Cómo es una clase de risoterapia?

En casi todas las provincias existen centros dedicados a dar clases de risoterapia, incluso se ha fundado una Asociación Mundial de la Risa.

Su fundadora y presidenta, Mª Cruz García, explica el objetivo principal de esta Asociación: “Promover la formación y perfeccionamiento de los profesionales dedicados a la Dinámica de la Risa o Terapia de la Risa, potenciando, investigando, divulgando y difundiendo todos los conocimientos relativos a esta técnica, disciplina y terapia”. Un niño sano ríe 300 veces al día. Sin embargo, los problemas y desgracias que vamos acumulando a la vez que crecemos y maduramos, hacen que cada vez nos cueste más reírnos. Como cualquier otro ejercicio, necesita ser practicado: cuánto más nos reímos más fácil es luego provocar la risa y viceversa. Además, a reír se aprende.

Partes de una clase típica de risoterapia

• Teoría: se aprende todo lo referente a la risa en las diferentes culturas, así como las distintas clases de risa que se conocen (acogedora, maliciosa, nerviosa, hueca, histérica, profunda…). Se estudia también la parte de la memoria en la que almacenamos los momentos en los que se ha producido la risa.

• Parte práctica de estiramientos: el movimiento desbloquea el cuerpo y éste se relaja. Por eso se hacen unos ejercicios de pulmones, espalda y estómago, para reír de la mejor forma y con la máxima facilidad. Conviene estar tumbado porque hay veces que los ataques de risa son de tal calibre que una persona no los puede soportar ni de pie ni sentado.

• Comunicación: ejercicios de comunicación con el fin de desinhibirse y crear complicidad entre los alumnos.

• Técnicas: se trata de practicar diversas técnicas con el fin de buscar la diversión y la vuelta a la infancia para lograr la mejor risa, es decir, la más saludable, ésa que proporciona una carcajada intensa y pura. Se realizan juegos, danzas, bailes…

Según Mª Cruz García, «es importante saber reírte con los demás, no de los demás, y aprender a sacar lo mejor de tu risa. En ocasiones, con tan sólo un par de sesiones, una persona puede conocer aspectos de su risa que le pueden ayudar para el resto de la vida». Hay que tener en cuenta que los profesores no son humoristas, sino técnicos. Un humorista busca provocar la risa con un chiste o una situación; los técnicos enseñan a reír de la mejor forma posible sin esperar algo gracioso para hacerlo, y se preparan y estudian para ello. En algunos centros incluso hay sesiones familiares para que acudan los padres con sus hijos.

La risa en los hospitales

Desde hace unos años varias son las asociaciones y fundaciones que se han creado para llevar la risa y la alegría a los niños hospitalizados, sobre todo a los que tienen que pasar largas temporadas en el hospital. Estar hospitalizado es una de las experiencias que puede resultar traumática para los niños, separándolos de su ambiente familiar, amigos y juegos.

La Fundación Theodora o Payasos Sin Fronteras son algunas de las que recorren los hospitales para hacer la vida de estos niños un poco más llevadera y alegre.

La Fundación Theodora nació con la misión de aliviar el sufrimiento de los niños hospitalizados a través de la risa,  organizando para ello visitas semanales de artistas profesionales, los Doctores Sonrisa, quienes dedican su tiempo y atención a los niños hospitalizados.

Durante sus visitas personalizadas, los Doctores Sonrisa juegan, improvisan y orientan su actuación hacia el niño, intentando involucrarlo de tal manera que, por un periodo de tiempo, olvide dónde se encuentra y descubra un mundo de color, música, magia y sonrisas.

Payasos Sin Fronteras tiene una misión un poco más internacional: velar y mejorar las condiciones psíquicas en las que viven las personas, particularmente, los niños y niñas de los campos de refugiados, territorios en desarrollo y en situación de emergencia en todo el mundo. Por ellos llevan a cabo sus actividades en países en vías de desarrollo o en situación de conflicto.

Cada niño vive a su manera el encuentro con el payaso, dependiendo de la edad, su cultura, su estado de salud, sus padres, su experiencia con el medio hospitalario. Pero ellos los esperan con impaciencia y solicitan con frecuencia su presencia, además los acompañantes participan con mucho placer de este rato lúdico, ellos ríen al igual que el enfermo. Después de la partida del payaso expresan espontáneamente que el rato pasado ha sido formidable.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/ninos/psicologia-infantil/el-poder-de-la-risa-4061

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: