¿El sangrado de implantación duele?

Sangrado de implantación. ¿Qué es y cómo identificarlo?

¿El sangrado de implantación duele?

El sangrado de implantación es un leve sangrado que se produce, en algunas ocasiones, tras la implantación del embrión en el endometrio. Se trata de un suceso del cual debes estar atenta, en especial si has planificado de manera minuciosa tu fertilidad.

Este sangrado no está relacionado con algún problema durante la fase temprana del embarazo. Entonces cabe preguntarse ¿Cómo se origina? ¿Por qué se produce y cómo diferenciarlo de la menstruación?

En este post te contaremos todo lo que necesitas saber en torno al sangrado de implantación y cómo identificarlo. Te contaremos cómo es el proceso de implantación y cuándo esperar este sangrado. También aprenderás a diferenciarlo de una menstruación normal o algún otro tipo de hemorragia.

¿Cómo se produce la implantación?

Tras la fecundación, el embrión continúa su desarrollo sin haberse implantado dentro de la pared del útero. Sin embargo, al cabo de 5 o 6 días de su formación, este embrión necesita implantarse para continuar su división celular y crecimiento.

La implantación del embrión se lleva a cabo en la membrana interna que recubre el útero, llamada endometrio. Cuando esta implantación ocurre de manera exitosa, puede aparecer una leve hemorragia llamada “sangrado de implantación”. Veamos de qué se trata:

¿Qué es el sangrado de implantación?

La implantación del embrión en el útero implica el contacto con el endometrio. Esta membrana contiene un gran número de vasos sanguíneos que pueden resultar estremecidos cuando se instala el embrión.

Es por ello que en muchas ocasiones se produce un nivel de sangrado que puede hacerse notorio y muy parecido al inicio de una menstruación. No todas las mujeres notan o distinguen con claridad este tipo de sangrado. De hecho, solo una de cada tres mujeres manifiesta haber notado de manera puntual este sangrado.

¿En qué momento se produce?

Es común que el sangrado de implantación se produzca entre 7 y 12 días después de la fecundación del óvulo. Una vez el embrión llegue al útero puede tardar varias horas en instalarse y aferrarse de manera adecuada.

Es necesario que el embrión se adhiera muy bien a los vasos sanguíneos del útero para permitir la transferencia de nutrientes. Es así como se produce el sangrado, que también es acompañado por otros síntomas típicos del inicio del embarazo.

¿Cómo identificar el sangrado de implantación?

Frecuentemente el sangrado de implantación se confunde con otro tipo de sangrado, especialmente si presentas algunos problemas de menstruación irregular. Es por ello que te indicaremos cómo identificar fácilmente este sangrado según algunas características particulares:

  • Color: El color típico de un sangrado por implantación va desde un rosa pálido hasta un color café claro. Muy pocas veces suele ser de un rojo brillante o intenso. Un sangrado de implantación rojo intenso puede ir acompañado de otros problemas o causas.
  • Abundancia: No se trata en ningún caso de un sangrado muy abundante. Es más bien catalogado como un manchado ligero que puede ser breve e intermitente sin necesidad de hacerse demasiado evidente o molesto.
  • ¿Se repite?: Un manchado o sangrado por implantación no tiene por qué repetirse más de una vez. Será notorio durante un día, y podrá ser intermitente, pero una vez que desaparezca no volverá a producirse.
  • Síntomas que lo acompañan: Generalmente está acompañado de otros síntomas normales durante el inicio de un embarazo. Estos pueden ser, nauseas, sensibilidad a ciertos olores, cansancio, hinchazón en los senos.

¿Cuánto dura el sangrado de implantación?

Es importante saber cuánto puede durar este sangrado pues así tendrás la plena seguridad de que se trata de la consecuencia de la implantación embrionaria. En algunas ocasiones suele notarse una sola mancha de sangre que luego no se repite.

En otras ocasiones puede que tarde todo un día o incluso dos en desaparecer. Si el sangrado que presentas permanece por tres o más días, entonces puede que tenga otra causa asociada.

¿Cómo diferenciarlo de la menstruación?

El ciclo menstrual se puede diferenciar fácilmente de un sangrado de implantación según algunas características particulares. La primera de ellas es la cantidad de sangrado que puede haber en cada uno de estos procesos.

En una menstruación, la cantidad de sangrado es mayor, y pasa por varias etapas durante su permanencia. Mientras se lleva a cabo la menstruación verás tonalidades rojas intensas, rojo claro, y color café en el manchado. Por su parte, el sangrado de implantación suele mantenerse uniforme.

Otra de las cuestiones típicas de la llegada y ocurrencia de la menstruación son los cólicos menstruales. El sangrado de implantación no suele ser doloroso, aunque puede estar acompañado de espasmos de mediana o baja intensidad. El ciclo menstrual sí conlleva cólicos que pueden ser muy intensos según cada mujer.

¿Qué hacer cuando se produce el sangrado de implantación?

Si planeas embarazarte y has tenido relaciones sexuales, o has pasado por un proceso de Reproducción Asistida, es natural que experimentes un sangrado de implantación. Esto es un signo de que el proceso de fertilidad va ocurriendo de manera óptima y natural.

No deberás tomar ninguna medida en especial ni tampoco preocuparte por ello a menos que notes síntomas irregulares o desproporcionados. Si quieres llevar un control estricto de tu embarazo puedes llamar a tu profesional médico y contarle los síntomas.

Además, es oportuno que tomes nota de la fecha de este evento para un registro más preciso de cada etapa de tu gestación.

¿El sangrado de implantación duele?

Esta es una de las preguntas que más se plantean muchas mujeres, en especial las que buscan tener su primer hijo. La verdad es que este proceso no tiende a ser doloroso, por lo que no deberás esperarlo con preocupación o ansias.

Las veces en que se presentan dolor durante el sangrado de implantación, es porque este coincide con otros problemas corporales. Si estás sufriendo de algún tipo de inflamación en tu zona abdominal, puede que se confunda con las molestias del manchado por implantación.

En vez de un dolor agudo, puedes llegar a sentir un dolor leve, o molestias parecidas a espasmos abdominales.

¿Qué pasa si contiene coágulos?

Es muy poco probable que el sangrado de implantación contenga algún tipo de coágulos. Sin embargo, se han registrado algunos casos esporádicos en que sucede este acontecimiento.

Si esperas un sangrado de implantación o sospechas de su llegada, y es acompañado por coágulos, lo mejor es consultar a tu médico de confianza. El profesional médico determinará la mejor manera de proceder, y diagnosticará si el sangrado con coágulos está relacionado con la implantación embrionaria o no.

Prueba de embarazo tras el sangrado por implantación

Es natural que desees hacerte una prueba de embarazo justo al notar los síntomas de un sangrado de implantación. Sin embargo, es preciso aclarar que el sangrado por implantación ocurre antes de la fecha de tu menstruación habitual.

Para un resultado más exacto, es necesario esperar a que llegue la fecha esperada para tu menstruación, y notar el retraso. Ya con uno o dos días de retraso, puedes hacerte una prueba de embarazo que te proporcionará un resultado bastante confiable. En esta prueba los niveles de la hormona beta-hCG serán lo suficientemente altos como para confirmar un embarazo en proceso.

Hemos llegado al final de esta entrada dedicada al sangrado de implantación. Sigue recorriendo nuestra web para que comprendas todo sobre tu proceso de fecundación, embarazo y maternidad.

Источник: https://gravida.com/blog/sangrado-de-implantacion/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: