El segundo trimestre de tu embarazo

Segundo trimestre de embarazo

El segundo trimestre de tu embarazo

¿Has llegado al segundo trimestre de tu embarazo? En esta sección, encontrarás toda la información relacionada con las pruebas, los análisis y los exámenes que te corresponden en estas semanas de gestación. Cómo cambia tu organismo y tu cuerpo, cómo se desarrolla el feto en tu tripa y qué necesidades relacionadas con la salud y la alimentación debes cubrir en este período.

¿Ya te has hecho la segunda ecografía, o ecografía morfológica? Entonces, probablemente, ya conoces el sexo de tu bebé, ¡y puedes ponerle un nombre! El feto ya ha desarrollado capacidades sensoriales que te permiten “comunicarte” con él y empezar a fomentar el vínculo.

Puedes seguir tu embarazo, semana a semana, con nuestra calculadora del embarazo, que te será muy útil para preparar la llegada del bebé y para obtener el bienestar y la tranquilidad que necesitas en el que, para la mayoría de futuras mamás, es el mejor trimestre del embarazo.

¿Debes renunciar al sexo? ¡Para nada! Te decimos cuáles son las posturas sexuales más adecuadas para las embarazadas. Disfrutar plenamente de todos los placeres de la vida, siempre con prudencia y moderación, te hará vivir un embarazo sereno y feliz.

¡Toca la ecografía más importante!

Te explicamos cómo evoluciona tu embarazo y cómo va creciendo tu bebé en la semana 20 de embarazo. Te ayudamos a despejar todas tus dudas.

El tamaño de tu bebé esta semana

En la semana 20 de embarazo, es probable que ya notes las patadas de tu bebé y que la ecografía descubra su sexo.

Estás en el ecuador del embarazo, su columna ya está casi recta y la ecografía también revelará todas sus vértebras. A partir de ahora, el peso del bebé aumentará más de diez veces y llegará a medir el doble de lo que mide en estos momentos.

En un embarazo de 20 semanas, el bebé mide unos 16,4 centímetros de la coronilla hasta las nalgas y pesa en torno a los 300 gramos. A pesar de que el líquido amniótico que lo rodea distorsiona un poco los sonidos, ya percibe tu voz y los latidos de tu corazón.

Embarazada de 20 semanas

También ve, experimenta emociones y comparte contigo tus cambios de humor y tus sensaciones. Percibe la luz, abre voluntariamente la boca y respira.

Durante esta semana, los órganos abdominales del feto, que incluyen el estómago, los intestinos y el hígado, están contenidos totalmente en la cavidad abdominal.

Los dedos de los pies y de las manos son muy flexibles, al igual que todo él. De hecho, el bebé se llevará muy a menudo los pies y las manos hacia la boquita.

Los primordios o cimientos de los dientes del bebé – tanto los de leche como los permanentes que saldrán después – ya están en su sitio, bajo las encías. Su mandíbula seguirá creciendo progresivamente. 

Edad del feto: 18 semanas.​

El bebé en la ecografía: imágenes y vídeo, semana 20

¿Te apetece ver un vídeo de un feto de 20 semanas en movimiento? ¿Y su ecografía? ¡No te los puedes perder!

Ecografía de 20 semanas

Durante la semana 20 de embarazo, ya puede resultarte cansado estar de pie durante mucho tiempo, algo que se debe al peso in crescendo del bebé y del útero.

Dado que el centro de gravedad se está desplazando, también es probable tener un equilibrio más limitado, algo que añade presión a los ligamentos, ya reblandecidos a causa de los cambios hormonales.

Es importante hacer pausas cortas y frecuentes para descansar y no permanecer nunca más de tres horas seguidas de pie.

Ese cansancio también podría ir acompañado de un exceso de sueño. Tu cuerpo está haciendo grandes esfuerzos, así que busca espacios para relajarte y descansar.

Debes saber, asimismo, que durante este segundo trimestre puede aparecer la hipotensión, o bajada de tensión arterial, propia del embarazo, algo que puede deberse a la compresión del útero sobre la arteria aorta y la vena cava, que suele darse cuando una está tumbada boca arriba.

Otro tipo de hipotensión que refieren las futuras mamás es la postural, que ocurre cuando están sentadas o en cuclillas y se levantan rápidamente, algo que puede evitarse levantándose despacio.

A partir de las 20 semanas de embarazo, podrían presentarse ciertos trastornos. Si eres propensa a las varices, el embarazo favorece su aparición en las extremidades inferiores y alrededor de la vagina.

Su presencia se debe a la acción relajante que las hormonas del embarazo ejercen sobre las paredes de las venas y a la congestión que el peso del útero ejerce sobre las mismas.

Para evitar su aparición, te conviene dejar descansar las piernas a intervalos regulares, utilizar medias relajantes y calcetines premamá, que funcionan alimentando la circulación y devolviendo la sangre al corazón, así como no usar ropa demasiado apretada.

¿Ya has llevado a cabo la visita ginecológica de control? En la semana 20 de embarazo, aproximadamente, se realiza la ecografía más importante del embarazo, la ecografía morfológica.

En esta ecografía, se analizan los parámetros más importantes que valoran la morfología del feto, su buen estado de salud y su desarrollo normal.

Además, si se deja ver, ¡la ecografía morfológica te puede decir el sexo de tu futuro bebé! El escáner de anomalías o anatómico, que observa detalladamente cómo se han desarrollado los principales órganos y sistemas corporales del bebé –cerebro, columna, labio superior, corazón, estómago y diafragma; riñones y vejiga; pared abdominal; miembros del bebé y cordón umbilical-, además de analizar la placenta y el volumen del líquido amniótico.

La placenta se examinará para asegurarse que es normal y que no bloquea la vía de salida del bebé, mientras que el líquido amniótico se analiza para comprobar que no haya mucho ni demasiado poco. 

Los análisis del quinto mes de embarazo, además del correspondiente control ginecológico y la citada ecografía, prevén: análisis de sangre, búsqueda de anticuerpos anti-toxoplasmosis y fluximetría doppler, una ecografía de las arterias uterinas. ​

En esta semana 20 de embarazo, tu tripita ya empieza a tener un tamaño visible y no debes olvidar abrocharte el cinturón de seguridad del coche correctamente durante tus desplazamientos, puesto que ya sabes que es obligatorio también durante el embarazo. 

La DGT recomienda el uso de adaptadores adecuados para proteger al feto y evitar lesiones en caso de colisión. 

……….

Y ahora, haz clic sobre la imagen y mira tu DIBU correspondiente a la semana 20 de embarazo. 
¡Te enganchará!

……….

¿Te has preguntado cuánto pesará al nacer?..

Aunque, con motivo de la última ecografía, el ginecólogo te puede adelantar el peso aproximado que tendrá tu bebé al nacer, no está de más que tengas esta información de antemano.

¡Calcula cuánto pesará tu bebé al nacer!

Por si tienes la tensión baja..

¿Te sentirías más tranquila si supieras qué hacer cuando tienes la tensión baja? ¿Te preocupa desmayarte? Tranquila, aquí tienes toda la información.

¡Descubre cómo actuar cuando estás embarazada y tienes la tensión baja! 

Por si no sabes qué es una ecografía doppler

Es una prueba que puede realizar en diferentes momentos del embarazo, en función de una serie de circunstancias, determinadas por el ginecólogo. ¿Qué revela?

¡Descubre qué es la ecografía doppler y para qué sirve!

Cuidar tus emociones es importante

No solo tu organismo físico necesita cuidados en la semana 20 de embarazo… ¡También tu vida emocional!

¡Descubre los cuidados que debes dedicar a tus emociones en el embarazo!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/embarazo/segundo-trimestre

Consejos Para el Segundo Trimestre del Embarazo

El segundo trimestre de tu embarazo

Para muchas futuras mamás, el segundo trimestre es la etapa más agradable y cómoda del embarazo. Durante esta fase, lo más probable es que hayan desaparecido las náuseas y la tripa todavía no sea lo suficientemente voluminosa como para estorbarte o causarte dolores.

Aun así, es posible que tengas algunas molestias, como mareos o dolores en el ligamento redondo. Con un poco de suerte, puedes compensar estas pequeñas molestias con el aumento de energía que seguramente experimentarás durante este trimestre. Entretanto, tu bebé sigue creciendo y desarrollándose poco a poco.

En este artículo, te explicamos todo lo que ocurre entre las semanas 14 y 27 del embarazo.

¿Cuánto dura el segundo trimestre?

El segundo trimestre transcurre entre las semanas 14 y la 27, es decir, dura un total de 14 semanas, o tres meses y medio aproximadamente.

NUESTRAS HERRAMIENTAS PARA EL EMBARAZO

Buscador de nombres para bebés

Desarrollo de tu bebé durante el segundo trimestre

En el segundo trimestre de embarazo, tu bebé continúa creciendo y desarrollando nuevas características.

Pasa de tener el tamaño de una nectarina al de una coliflor, y este estirón se hará evidente al resto del mundo a medida que tu tripa se vaya volviendo más prominente.

Cada semana de embarazo te trae algo nuevo y nosotros te explicamos algunos de los hitos más importantes de esta etapa:

Semana 14: tu bebé traga y succiona

Más o menos en la semana 14 de embarazo, tu bebé empieza a practicar los movimientos de succionar y tragar y es probable que en las próximas semanas empiece a chuparse el dedo.

Semana 16: ¡a moverse!

Entre la semana 16 y la 18, o poco después, es probable que empieces a notar un leve cosquilleo en la tripa cuando tu bebé se da la vuelta o se mueve en la bolsa amniótica. Si este es tu primer embarazo, es posible que tardes un poco más en notar los movimientos.

Seguramente a partir de la semana 19 empezarás a notar cómo las pataditas de tu bebé empiezan a ganar fuerza.

Tu bebé está creciendo, pero a estas alturas todavía tiene mucha libertad para moverse, algo que sin duda es bueno, ya que el espacio empezará a escasear cuando llegue el tercer trimestre.

Semana 17: tu bebé se cubre de una capa blanquecina

Las glándulas de la piel de tu bebé quizás ya estén produciendo una sustancia grasienta llamada vérnix caseosa. Esta sustancia recubrirá el cuerpo de tu bebé y actuará como una barrera impermeable que protege la piel.

Semana 22: tu bebé tiene cejas

Ahora ya se aprecian las pequeñas cejas de tu bebé, que por ahora son pequeños mechones de pelo sin color. Aunque los párpados de tu bebé permanecerán pegados unas semanas más, ahora ya empieza a mover los ojos debajo de los párpados.

Semana 23: ¡todo oídos!

Ahora que tiene las orejas completamente desarrolladas, tu bebé quizás reaccione y se mueva un poco cuando escuche tu voz o algún ruido fuerte. Este es el momento ideal para empezar a cantarle o ponerle algo de música. ¡Y no te olvides de hablarle y contarle tus andanzas!

Semana 27: una tímida sonrisa

Tu bebé podría sonreír por primera vez uno de estos días, ya que los bebés empiezan a practicar en el útero a partir de la semana 27. Lo más habitual es que empiecen a sonreír mientras duermen, a menudo en la fase REM del sueño.

¿Qué ocurre durante el segundo trimestre?

Tu bebé tiene mucho trabajo por delante, ¡pero tú también tienes bastante entre manos! Más o menos a la mitad del embarazo, sobre la semana 20, te harán una ecografía para comprobar que tu bebé está sano.

Si todavía no te las has hecho, pide cita con tu médico y recuerda que, si quieres, también puedes averiguar si va a ser niño o niña. Si has optado por saber el sexo de tu bebé, puedes organizar una fiesta para contárselo a tu familia y tus amigos.

También puedes pasar un rato entretenido haciendo nuestro test sobre el sexo de tu bebé.

Durante el segundo trimestre, tu tripa y tus pechos aumentarán considerablemente de tamaño. Quizás tengas que empezar a buscar ropa de premamá o pantalones y camisetas más cómodos a medida que tu cuerpo vaya cambiando.

También es habitual que necesites una talla más de sujetador. Si es tu caso, puedes hacértelo a medida para asegurarte de que sea cómodo y te sujete bien.

Si te duelen los pechos, habla con tu médico y sigue informándote sobre los síntomas del embarazo más habituales.

El segundo trimestre suele ser la etapa en la que más energía tienes del embarazo. Aprovéchala para continuar con tu rutina de ejercicio o empezar a hacer algo de deporte.

Es importante que primero hables con tu médico para saber qué actividades son más adecuadas en tu caso, pero caminar, nadar y hacer yoga suelen ser opciones de ejercicio saludables durante el embarazo.

También puedes aprovechar esta buena racha para preparar la habitación del bebé, ir a comprar los productos que vayas a necesitar y dejar la casa preparada.

Síntomas del embarazo durante el segundo trimestre

Los síntomas del embarazo habituales durante el segundo trimestre pueden incluir congestión nasal, mareos, calambres en las piernas, dolor de espalda y cambios en la piel. A continuación, te explicamos algunos de estos síntomas en detalle:

  • Mareos: tu cuerpo está sufriendo cambios en la circulación y es posible que te llegue menos sangre a la parte superior del cuerpo y la cabeza, lo cual puede manifestarse en forma de mareos. Si te sientes un poco aturdida o mareada, túmbate de lado si te es posible. Asegúrate de beber suficiente agua durante el día y trata de evitar los mareos moviéndote más despacio cuando cambies de postura o te pongas de pie. No obstante, si estás preocupada por tus síntomas, no dudes en ir al médico.
  • Dolor en el ligamento redondo: si sientes dolores o calambres en las ingles, es probable que se deban al ligamento redondo. A medida que tu útero crece, los ligamentos que lo sujetan en el abdomen se van estirando y esto puede resultar algo doloroso. Generalmente, el dolor del ligamento redondo no es motivo de preocupación, pero si el dolor es intenso o persiste, es mejor acudir al médico. El dolor en las ingles o en el abdomen durante el embarazo también puede ser un síntoma de problemas durante el embarazo.
  • Cambios en la piel: es probable que notes cambios en la piel durante el segundo trimestre. Durante el embarazo, tu cuerpo produce más melanina (el pigmento que le da color a la piel), así que quizás se te oscurezca un poco la piel de los pezones y te salgan manchas marrones en la cara, lo cual recibe el nombre de cloasma o «máscara del embarazo». También puede aparecerte la linea nigra, una línea oscura que va desde el ombligo hasta el pubis. Las manchas suelen ir desapareciendo poco a poco después del parto. A medida que el bebé va creciendo y tú vas aumentando de tamaño, es probable que sientas la piel seca y tengas picores o te salgan estrías. No hay ningún remedio demostrado para las estrías, pero la crema hidratante suele venir bien para aliviar los picores.

Aumento de peso y náuseas durante el segundo trimestre

Con un poco de suerte, a estas alturas las náuseas ya han desaparecido y has recuperado el apetito, pero no tienes que tomarte al pie de la letra lo de «comer por dos».

Lo cierto es que sólo necesitas unas 300 calorías adicionales al día (por ejemplo, un vaso de leche desnatada y medio bocadillo), así que es mejor centrarte en llevar una dieta equilibrada que os alimente tanto a tu bebé como a ti. Descubre otros consejos sobre una buena alimentación durante el embarazo.

Si te preocupa no estar engordando lo suficiente (o estar engordando demasiado), no dudes en hablar con tu médico. Si quieres descubrir más consejos sobre nutrición durante el embarazo, infórmate también sobre los alimentos no recomendados.

A medida que empiezas a engordar y la tripa se vuelve más prominente, la gente empezará a reparar en que estás embarazada… ¡Si no lo habían hecho todavía! Recuerda que engordar de forma gradual es algo importante durante el segundo y el tercer trimestre y, a medida que engordas, estás un día más cerca de conocer a tu bebé.

Preguntas frecuentes

¿Cómo debería sentarme durante el embarazo?

Siempre y cuando estés cómoda y estable, no es necesario que te sientes de ninguna forma en particular.

Si vas a pasar mucho tiempo sentada, como en el trabajo, utiliza una silla ajustable con refuerzo en la zona lumbar o colócate un cojín o una almohada en la espalda.

También puedes evitar que se te hinchen mucho las piernas utilizando un reposapiés o algún otro objeto para mantener los pies en alto.

¿Cómo debo tumbarme si estoy embarazada?

A medida que la tripa crece, quizá te cueste encontrar una postura cómoda para tumbarte a descansar. Dormir boca abajo puede ser incómodo, mientras que dormir boca arriba hace que todo el peso del bebé recaiga sobre los músculos de la espalda y la columna vertebral. Por eso, la mejor postura para dormir seguramente sea de lado con las rodillas flexionadas.

Consejos para este trimestre

  • Empieza a pensar en nombres e inspírate con nuestro Generador de nombres para bebés.
  • Habla con tu médico sobre hacer ejercicio de forma segura
  • Pide cita con tu médico para hacerte una revisión ahora que estás a mitad del embarazo y pide una ecografía, así como otras pruebas diagnósticas como la amniocentesis, en caso de que quieras hacértela. Si necesitas más información, sigue leyendo sobre la amniocentesis u otras pruebas diagnósticas.
  • Habla con tu médico de tus preferencias para el parto
  • Plantea tu baja de maternidad a tus superiores en el trabajo
  • Para recibir más información y actualizaciones de tu interés por correo electrónico, suscríbete a nuestro boletín:

Источник: https://www.dodot.es/embarazo/calendario-del-embarazo/segundo-trimestre-del-embarazo

Los cambios en tu cuerpo durante el Segundo Trimestre de Embarazo

El segundo trimestre de tu embarazo

Como bien comentaban nuestros especialistas en Ginecología y Obstetricia, el primer trimestre del embarazo, es uno de los más complicados y más cambiantes. Tanto para la madre como para el feto, pues en estos meses se producen los mayores cambios para los dos. Aún así, el segundo trimestre no se queda atrás en cuanto a cambios del feto y de la madre.

Aunque el segundo trimestre tiene también su propia lista de síntomas e incomodidades, estos no son tan drásticos y desagradables como durante el primer trimestre.

Eso sí, en esta ocasión los cambios son mucho más físicos que emocionales, cosa que a muchas mujeres les preocupa mucho más que los del primer trimestre del embarazo.

Por otro lado, el feto sigue desarrollándose aunque en este trimestre los cambios no son tan sumamente notorios pues tu pequeño se va a centrar en coger fuerza y en empezar a conseguir autonomía para el día de mañana.

Cuarto mes

Durante este mes vas a notar muchos cambios, sobre todo físicos. A lo largo de este mes, tu pequeño va a seguir creciendo, claro. Además, sus órganos acabarán de formarse del todo y la placenta empezará a tener un papel mucho más importante.

Tu pequeño ya ocupa todo el útero, por eso tú notarás molestias un poco más fuertes, pero nada que no se pueda solucionar con paciencia. Aunque solo tiene 8 cm de largo, ya se puede comprobar las primeras facciones “humanas” en él. El pelo empieza a crecerle y los huesos empiezan a fortalecerse de forma significativa.

En este mes, tu peque va a empezar a moverse porque va a disfrutar de mucho más espacio para hacerlo, así que estate atenta.

Quinto mes

En este mes, el crecimiento del feto es bastante más lento, o menos significativo, ya que su organismo se sigue desarrollando: los órganos vitales empiezan a hacer pruebas de funcionamiento; los pulmones, el estómago y el cerebro, se siguen desarrollando para acabar su formación; la vellosidad en el feto es casi completa con lo que se puede empezar a apreciar el pelo y las cejas. Lo más importante de este mes es que tu pequeño va a empezar a crear grasita para poder calentarse; la grasa parda es la que se encarga de crear la producción de calor del neonato ya que este tejido adiposo se centra en oxidar los ácidos grasos. Además, en las siguientes ecografías, es muy normal que lo veas con el pulgar en la boca: empieza a practicar su acto reflejo, la succión. Se está preparando para la alimentación futura.

Tu bebé se moverá mucho más, sobre todo cuando descanses porque será cuando menos presión tenga en el estómago. Si tú te mueves, el se acurruca para evitar daños, si tú te relajas él se activa, empieza a trabajar los actos reflejos a gran escala.

Sexto mes

En este mes, tu bebé va a practicar dos movimientos esenciales en su vida: el agarre –abrirá y cerrará las manos- y el pestañeo. Se empieza a preparar para ser independiente mientras crece y aumenta de peso y genera más grasa, lanugo y vérnix para protegerse. La piel sigue siendo bastante traslúcida y la sangre que circula por sus vasos sigue siendo visible en las ecografías.

Su sistema respiratorio, el nervioso y los órganos principales siguen desarrollándose y trabajando de forma paulatina para que tu bebé empiece a aprender cómo usarlos. El pelo sigue creciendo y en una ecografía ya serías capaz de verle el pelo, aunque depende de la posición del pequeño.

Su peso va a seguir aumentando, así como su tamaño, por lo que tanto tú como él estaréis un poco más incómodos.

Ligeros problemas respiratorios y congestión nasal

Debido a que el feto ya está desarrollado y ha crecido en tu interior, los órganos vitales deben empezar a desplazarse y a acoplarse de nuevo para dejarle el hueco suficiente a tu pequeño.

Por eso, muchas mujeres tienen problemas para respirar debido a que el útero estruja al resto de órganos. Este síntoma puede ir a más según va creciendo el feto.

Por su parte, la congestión nasal –más conocida como rinitis durante el embarazo- se produce debido a los niveles de estrógeno, los cuales inflaman las membranas nasales, lo que dificulta el flujo de aire por tus fosas nasales.

Indigestión, acidez y estreñimiento

Este tipo de síntomas se debe a que conforme crece tu útero, la posición de tu estómago va cambiando por lo que las digestiones pueden hacerse más pesadas y provocarte indigestión, acidez y estreñimiento.

Además, el estreñimiento también se debe a tus trastornos alimenticios: las náuseas, los antojos y las repulsiones a los alimentos.

Para evitarlo, es esencial que tomes hierro junto con tus vitaminas para embarazadas.

Aumento del deseo

En el segundo trimestre del embarazo, tus niveles de estrógeno serán mucho más elevados, por no decir que estarán por las nubes.

El pecho más sensible, el mayor flujo sanguíneo en el área vaginal y subidón de autoestima –aunque sea a trompicones- es lo que hará que tu deseo sexual sea mucho más elevado que en el primer trimestre.

Recuerda que el sexo durante el embarazo está recomendado a no ser que te lo haya prohibido tu ginecólogo por alguna complicación. Sin embargo, es interesante conocer algunas posturas para mantener relaciones en el embarazo.

Cerebro de embarazada

Sí, este es uno de los peores síntomas que existen en el segundo trimestre del embarazo. si durante el primer trimestre ya te sentías un poco mareada y desorientada, lo más normal es que esta sensación aumente durante el segundo trimestre.

Lo más común es que tengas problemas para concentrarte, falta de memoria, somnolencia y un poco de caos mental.

Si bien es cierto que este síntoma no lo experimentan muchas mujeres hasta el tercer trimestre, es uno de los síntomas más típicos del embarazo, aunque muchos estudios nieguen su existencia.

por: Clinica Parc Central en: Ginecología y Obstetricia

Источник: https://clinicaparccentral.com/segundo-trimestre-del-embarazo/

EL SEGUNDO TRIMESTRE DE MI TERCER EMBARAZO

El segundo trimestre de tu embarazo

Recién estrenado el tercer trimestre del embarazo y me doy cuenta de que aún no he escrito el post hablando sobre mi segundo trimestre, madre mía, y por qué? Pues supongo que se han juntado varios motivos: me he encontrado tan bien que no he parado ni un minuto, me han pasado cosas preciosas y muy emocionantes en estos últimos meses y luego el tema del despiste en el embarazo, que supongo que está más presente de lo que quiero reconocer, jajaja.

unamamiquesemima en la semana 27 de embarazo

Pero bueno, vamos ahí, ok? Os voy a contar mi experiencia personal sobre el segundo trimestre de mi embarazo, con lo bueno y lo malo que ha tenido.

Empezamos con las pruebas médicas obligatorias de este trimestre del embarazo:

  • ecografía morfológica 20-22 semanas: en este post os dejo más información al respecto, pero os cuento, ok? Es una ecografía en la que vamos a mirar que todos los órganos del bebé estén bien formados y además valoraremos la placenta, el líquido amniótico, la circulación a través de las arterias uterinas y la longitud del cuello uterino. En este embarazo la eco ha sido súper emocionante, que te la haga la Doctora Mónica Echevarría es ya de por sí un lujo, tan amiga mía, tan empática, tan cariñosa…pero es que encima el hecho de que para el Yogui guapo todo sea nuevo me encanta, me gusta ver cómo mira la pantalla emocionado y como hace preguntas de papá novato total, es tan tierno, no sé…como yo me dedico a esto y me paso el día haciendo ecos, cuando le veo a él tan atento, tan concentrado, se me despierta un sentimiento así como de que lo achucharía fuerte, jajaja. Y luego, no os voy a engañar, por muy “experta en la materia” que sea, cuando me paraba a pensar que ese bebé era el mío, el nuestro, pues obviamente me emocioné. Primero salió mi vena científica, comentando con Mónica que si toda la anatomía estaba bien y tal, pero luego, ver su carita, ver cómo se movía…pues como una mami normal, súper bonito y especial!

lentejita en todo su esplendor!

  • Analítica del segundo trimestre: en este embarazo me he despistado un poco y me la he hecho un pelín tarde, pero bueno, la cuestión es que al final me la he hecho. Y qué implica esta analítica? La famosísima prueba del azúcar o Test de O’Sullivan ( más info en este post), verdad que habéis oído hablar de ella? Pues bien, consiste en beber un zumo muy muy dulce y luego esperar una hora en el laboratorio, sentadita, para que te hagan una extracción de sangre en la que mirarán cómo metabolizas esa sobrecarga de azúcar, para ver si estás en riesgo de desarrollar una diabetes gestacional o no. Hay mucha leyenda urbana en torno a esta prueba, y yo, después de tres embarazos, sólo puedo deciros que es menos dramática de lo que os han contado. El truco es beberse rápido ese zumo, que esté frío y luego no pensar demasiado en el regusto que deja, ocupar la hora de espera leyendo, actualizando mails, lo que sea…Bueno, y qué resultados me han salido? Pues el azúcar bien, y yo feliz, pero en cambio tengo una hermosa anemia que he empezado a tratar tomando suplementos de hierro además del polivitamínico. Es grave esto de la anemia? No, no es grave, pero es cierto que no ayuda nada a esa sensación de cansancio extremo que a veces notamos en el embarazo! En el tercer trimestre habrá que volver a controlar, y si he seguido empeorando nos plantearemos si es necesario ponerme hierro endovenoso poco antes del parto, para afrontarlo con “reservas” suficientes, pues ya sabemos que en el parto, de manera fisiológica, se sangra bastante.

aquí lo tenéis, el temido bote de la prueba del azúcar!!!

  • Visita al dentista: ya sabéis mi “obsesión” con lo del dentista y el embarazo, verdad? He escrito un post al respecto y insisto en ello en cada visita de control de embarazo con mis pacientes. Pero es que sí, es muy importante ir al dentista durante el embarazo, pues aumenta el riesgo de caries, el de gingivitis y el de que se nos complique cualquier problema bucodental. Así que ya lo sabéis, al dentista de cabeza, ok? Yo fui a la Clínica Pfaff, un equipo fantástico, acostumbrados a tratar a mujeres embarazadas y también a niños pequeños (de hecho, somos pacientes suyos toda la familia, peques incluidos). Pues nada, fue un momento, revisión general, una higiene completa y listos! Y me fui mucho más tranquila, sabiendo que de momento, mi salud bucodental está como ha de estar. Si noto cualquier molestia a lo largo de las semanas que me quedan volveré, eso está claro.

mi barriguita en el dentista

Y ahora os cuento un poco mis síntomas y sensaciones en este trimestre, ok?

  • la primera vez que he notado las pataditas del bebé ha sido igual de emocionante que cuando lo noté en mis embarazos anteriores. Es una sensación tan bonita, notar que hay alguien ahí dentro, moviéndose, creciendo…brutal. Y cuando lo notó Yogui guapo? Y los peques? Pues eso, momentos de esos que se me quedarán grabados para siempre!
  • Lo del cansancio es muy fuerte, porque estás genial, haces vida normal, deporte, trabajo, niños, etc… y de repente hay momentos que es como si te desconectasen tu fuente de energía, no sé, ocurre así como sin avisar, pero cuando te cansas, te cansas mucho. El otro día leí una frase buenísima: “there´s tired and then there´s pregnant tired”, en plan, el cansancio del embarazo está a otro nivel. Y sí, estoy totalmente de acuerdo!
  • Los despistes son también míticos del embarazo, verdad? Que se me han llegado a olvidar cosas tan básicas en mi día a día como el nombre de según qué fármaco que receto casi a diario o el apellido de mi jefe. Sin contaros ya las cosas más de madre-empanada, tipo olvidarme de a qué hora salen del cole o de si tienen extraescolar A o B, en fin…solución? Apuntarme todo lo que puedo en la agenda y tomarme los despistes con humor, no me queda otra.

Dory y yo, cada día más parecidas!

  • El tema del insomnio sigue ahí, dándome guerra, pero lo cierto es que las noches que no puedo más me tomo una Dormidina de 25mg y de momento voy trampeando el tema. Más cosas? Varices! Sí, me he visto un par de varices que no tenía en la parte interna de los muslos, cerca de las ingles. De momento no me duelen, pero estoy ahí atenta, intentando hacer natación y mover bastante las piernas para que el tema no vaya a más. Lo que sí que no me está pasando aún es notarme hinchazón en tobillos y piernas, pero estoy segura de que a la que haga un poco más de calor es probable que me pase, así que ya estoy preparándome: dieta diurética, deporte y Drenaqua.
  • Acidez y estreñimiento: de momento son muy ocasionales, y me funcionan los remedios “naturales”: dormir algo más incorporada, esperar media hora como mínimo después de la cena para tumbarme y evitar las cenas muy copiosas son cosas que me están funcionando bien con lo de la acidez. Para evitar el estreñimiento? Dieta basada en fruta y verdura, mucha agua, pasas, ciruelas y kiwis. Cruzo los dedos, pero de momento con esto me está funcionando bien, a ver cómo sigo.
  • Síndrome del nido o impulso de comprar cositas para el bebé y empezar a preparar sus cosas: de momento brilla totalmente por su ausencia. Espero que sea normal, pero es que ni unos patucos le he comprado al pobre, ni me he encargado de mirar qué tengo de los peques que pueda aprovechar para el bebé. No sé, ahora estoy en una fase que estoy feliz con mi bebé dentro, embarazadísima, pero que aún me cuesta imaginarme que dentro de poco va a salir y que tendría que empezar a preparar su llegada. Supongo que el hecho de ser ginecóloga ayuda, pues no paro de pensar que hasta que no esté de 32 semanas o más no vale la pena que le compre nada de nada. Imagino que en el tercer trimestre se me despertará ese instinto, ya os contaré! Pobre lentejita, que su madre no le organiza nada de momento, jajaja.

En conclusión, el segundo trimestre de este embarazo ha pasado así, en un plis, casi sin darme cuenta. Me he encontrado genial , he disfrutado a tope al ver cómo se va transformando mi cuerpo, haciéndose cada vez más evidente el embarazo y las molestias típicas las he sobrellevado con mucha “dignidad”. El único pero que le pongo? Ese cansancio repentino que en ocasiones aparece y me hace frenar un poco el ritmo! Y cómo afronto el tercer trimestre? Con muchísimas ganas, quiero dedicarme tiempo a mí, al bebé que llevo dentro, a los peques y al Yogui guapo. Quiero hacer deporte, yoga, clases de preparación al parto, escribir, compartir mis experiencias y preparar la llegada de este nuevo ser a nuestra nueva familia. Estoy segura de que serán unos meses emocionantes!

Así estoy embarazada, feliz de la vida y relajada!

Источник: http://www.unamamiquesemima.com/el-segundo-trimestre-de-mi-tercer-embarazo/

Cambios en su cuerpo durante el embarazo: Segundo trimestre

El segundo trimestre de tu embarazo

La mayoría de las mujeres que no se sintieron bien en el primer trimestre del embarazo suelen empezar a sentirse mejor en el segundo.

Las náuseas y los vómitos de las náuseas matutinas deberían disminuir con el tiempo. Es posible que tenga más energía y menos cambios de humor a medida que sus hormonas se equilibran.

Este es un buen momento para abordar muchas tareas necesarias para recibir a su bebé.

Esté preparada para aumentar de peso más rápidamente durante este trimestre. Esto significa que es posible que deba comenzar a usar ropa de maternidad.

Cambios en los senos

Es posible que sus senos no estén tan sensibles como en el primer trimestre, pero seguirán creciendo. El agrandamiento de las glándulas mamarias y los depósitos de grasa provocan el crecimiento. Estos cambios la preparan para la lactancia.

Puede notar que la piel de los pezones y alrededor de ellos se oscurece. También puede tener pequeñas protuberancias alrededor de los pezones. Las protuberancias son glándulas que producen una sustancia aceitosa para evitar que los pezones se sequen. Un líquido amarillento, llamado calostro, puede comenzar a gotear de sus pezones.

Cambios en la piel

A medida que su cuerpo crece, algunas áreas de la piel pueden tensarse. Las fibras elásticas que se encuentran justo debajo de la piel pueden romperse. Esto provoca rayas de piel estirada llamadas estrías. Es probable que se produzcan estrías en el abdomen y los senos.

No todas las mujeres embarazadas tienen estrías, pero son comunes. Desafortunadamente, no hay forma de prevenirlas por completo. Trate de controlar su peso y no aumente más de lo recomendado por su médico.

Hay algunas lociones y aceites que afirman que previenen las estrías. Los efectos de estos productos no están probados. Sin embargo, mantener la piel bien hidratada puede ayudar a reducir la picazón que acompaña a las estrías.

Las marcas deben desaparecer y volverse menos notorias después del embarazo.

También son posibles otros cambios en la piel, aunque no todas las mujeres los padecen. Los cambios comunes en la piel incluyen:

  • Piel seca y con picazón, especialmente en el vientre
  • Aumento de la sensibilidad al sol. Esto significa que puede quemarse más fácilmente. Asegúrese de usar un protector solar fuerte cuando pase tiempo al aire libre.
  • Una línea oscura («línea negra») en la mitad del vientre, desde el ombligo hasta el vello púbico
  • Manchas de piel oscurecida en la cara (a veces denominada «máscara del embarazo»)

Muy a menudo, estos cambios pueden disminuir o desaparecer después del embarazo.

Cambios corporales

Su cuerpo está cambiando rápidamente para adaptarse al bebé en crecimiento. También puede experimentar estos cambios corporales.

  • Dolor de pierna. Es posible que tenga calambres en las piernas, especialmente cuando duerme. Pueden estar relacionados con la presión que ejerce su bebe sobre los nervios y los vasos sanguíneos que van a las piernas. Asegúrese de dormir de costado en lugar de boca arriba. Otra afección de la pierna, la coágulo de sangre en el interior de un vaso sanguíneo o del corazón.» rel=»tooltip»>trombosis venosa profunda (TVP), puede ser grave. La TVP es un coágulo de sangre que se forma en una vena y causa dolor e hinchazón en una pierna. Llame a su médico de inmediato si tiene alguno de estos síntomas.
  • Hinchazón. Los tobillos, las manos y la cara pueden hincharse durante el segundo trimestre. Esto sucede porque su cuerpo retiene más líquido para el bebé. También tiene una circulación sanguínea más lenta.
  • Dolor de espalda, pelvis y caderas. El trabajo de soportar el vientre en crecimiento ejerce presión sobre su espalda. Es posible que comience a sentir dolor en las caderas y la pelvis a medida que las hormonas del embarazo relajan los ligamentos que mantienen unidos a los huesos. Los huesos se desplazan para prepararse para el parto.
  • Dolor de estómago. Los músculos y ligamentos que sostienen el útero se estiran a medida que crece el útero. Estos pueden causar dolor leve o calambres.
  • Dientes flojos. Las hormonas del embarazo también afectan los ligamentos y huesos de la boca, por lo que los dientes pueden aflojarse. Sin embargo, vuelven a la normalidad después del embarazo. Contacte a su dentista si tiene sangrado o inflamación de las encías. Estos síntomas pueden ser signos de enfermedad periodontal. Esta afección se ha relacionado con el nacimiento prematuro (temprano) y el bajo peso al nacer. El segundo trimestre es el mejor momento para someterse a un trabajo dental.
  • Congestión nasal, hemorragias nasales y encías sangrantes. Estos son el resultado de un aumento del flujo sanguíneo hacia las membranas mucosas de la nariz y la boca.
  • Acidez. La acidez estomacal puede comenzar o empeorar durante el segundo trimestre. El útero en crecimiento presiona el estómago, lo que puede hacer que los alimentos y el ácido ingresen al esófago y provocar acidez.
  • Infecciones del tracto urinario (UTI, por sus siglas en inglés). Puede desarrollar una infección durante el segundo trimestre. Los cambios hormonales ralentizan el flujo de orina y la vejiga no se vacía por completo porque el útero agrandado ejerce presión sobre ella. Las infecciones urinarias no tratadas pueden provocar un trabajo de parto prematuro, así que informe a su médico si cree que tiene una. Los síntomas incluyen la necesidad de orinar con más frecuencia, una sensación de ardor al orinar o la presencia de sangre o un olor fuerte en la orina.
  • Contracciones de Braxton Hicks. También llamadas «trabajo de parto falso», las contracciones de Braxton Hicks son un endurecimiento de los músculos uterinos. Es una de las formas en que el útero se prepara para el trabajo de parto. Las contracciones de Braxton Hicks hacen que su abdomen se sienta muy tenso y duro y pueden provocar molestias. Son irregulares y deberían desaparecer en unos minutos. Llame a su médico si se vuelven regulares y dolorosas y no desaparecen cuando cambia de posición o camina. Podría ser un trabajo de parto prematuro.

Cerca de la mitad de su segundo trimestre, puede comenzar a sentir al bebé. Al principio, se siente como un aleteo en lo profundo del vientre. Su bebé se ha movido antes, pero era demasiado profundo para que usted lo sintiera.

Si ha estado embarazada antes, es posible que note los movimientos antes porque está familiarizado con cómo se sienten. Marque su calendario cuando sienta los movimientos por primera vez para que pueda informar a su médico.

Источник: https://es.familydoctor.org/cambios-en-su-cuerpo-durante-el-embarazo-segundo-trimestre/

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: