¿En qué consiste el proceso de fecundación?

¿Qué es la fecundación humana y cuáles son sus etapas?

¿En qué consiste el proceso de fecundación?

La fecundación es la unión del óvulo y el espermatozoide para que se pueda producir un embarazo. En la especie humana, la fecundación es interna, es decir, tiene lugar en el interior del cuerpo de la mujer, en concreto en las trompas de Falopio. Ésta es la denominada fecundación natural o 'in vivo'.

También es posible realizar la fecundación en un laboratorio de reproducción asistida, proceso conocido como fecundación artificial o fecundación in vitro.

Definición de fecundación

La fecundación es la fusión de los gametos masculino y femenino, es decir, el espermatozoide y el óvulo, de manera que se restablece la dotación cromosómica normal del ser humano (46 cromosomas).

Para que pueda ocurrir el fenómeno de la fecundación, el hombre debe eyacular en el interior de la vagina de la mujer. En este momento, los espermatozoides podrán ascender por el tracto genital femenino y llegar hasta las trompas de Falopio, lugar donde se encontrarán con el óvulo.

Una vez los espermatozoides llegan a las trompas de Falopio después del coito, solamente podrán encontrarse con el óvulo si la mujer se encuentra en sus días fértiles y ha habido ovulación. En ese caso, los espermatozoides se colocarán alrededor del óvulo e intentarán fecundarlo.

Etapas de la fecundación natural

Aunque el proceso de unión entre óvulo y espermatozoides pueda parecer muy sencillo, lo cierto es que deben darse varios mecanismos y cambios en ambos gametos para que pueda ocurrir la fecundación.

A continuación te explicamos paso a paso las distintas etapas de la fecundación en el ser humano:

Penetración de la corona radiada

El proceso de fecundación se inicia con la penetración de los espermatozoides a través de la capa de células que rodea el óvulo: la corona radiada.

Los espermatozoides consiguen atravesar esta capa gracias a la liberación de la enzima hialuronidasa y el movimiento de su flagelo (la cola).

Penetración de la corona radiada del óvulo

Una vez atraviesan esta capa, los espermatozoides se encuentran con una segunda barrera: la zona pelúcida, la capa externa que rodea al óvulo.

Penetración de la zona pelúcida

Se necesita más de un espermatozoide para lograr degradar la zona pelúcida, aunque finalmente solo uno de ellos podrá entrar en el óvulo.

Para poder atravesar esta segunda barrera, la cabeza del espermatozoide establece contacto con el receptor ZP3 de la zona pelúcida del óvulo. Esto desencadena la reacción acrosómica, que consiste en la liberación de enzimas hidrolíticas denominadas espermiolisinas. Dichas enzimas disuelven la zona pelúcida para permitir el paso del espermatozoide.

Penetración de la zona pelúcida

Asimismo, la reacción acrosómica provoca una serie de cambios en el espermatozoide que permiten su capacitación final para poder penetrar en el interior del óvulo fundiendo sus membranas.

Fusión de membranas

Cuando el espermatozoide entra en contacto con la membrana plasmática del óvulo, se desencadenan 3 procesos distintos en el gameto femenino:

  • La formación del cono de fecundación
  • La despolarización instantánea de su membrana
  • La liberación de gránulos corticales al espacio perivitelino

La formación del cono de fecundación permite la fusión de la membrana del óvulo con la del espermatozoide para que la cabeza del espermatozoide pueda entrar. A su vez, gracias a la despolarización de la membrana del óvulo y a la liberación de gránulos corticales, se evita la entrada de otro espermatozoide.

Fusión de las membranas del óvulo y el espermatozoide

Fusión de núcleos y formación del cigoto

Con la entrada del espermatozoide, el óvulo se activa para terminar la meiosis, proceso que permite la reducción del número de cromosomas. Así, se libera el segundo corpúsculo polar y los cromosomas se colocan formando una estructura denominada pronúcleo femenino.

Por su parte, el espermatozoide avanza hasta que su cabeza, que contiene el núcleo del espermatozoide, queda junto al pronúcleo femenino. La cola se desprende para terminar degenerando y el núcleo se hincha para formar el pronúcleo masculino.

Una vez ambos pronúcleos se encuentran uno junto al otro, ocurre la fusión de ambos.

Esto supone que las membranas de ambos pronúcleos desaparezcan para que sus cromosomas puedan juntarse y que la célula restablezca su dotación cromosómica, es decir, 46 cromosomas en total.

Todo este proceso de la fecundación culmina con la formación del cigoto humano: primera célula del organismo fruto de la unión del óvulo y el espermatozoide.

Fusión del núcleo del espermatozoide y del óvulo

Además de todo esto, en la fecundación queda establecido si el futuro bebé será un niño o una niña en función de sus cromosomas sexuales:

Cigoto masculinosus cromosomas sexuales son XY y el futuro bebé será un niño.Cigoto femeninosus cromosomas sexuales son XX y el futuro bebé será una niña.

El óvulo siempre es portador del cromosoma X. Por tanto, el sexo del embrión se definirá según si el espermatozoide es portador de un cromosoma X o un cromosoma Y.

Aunque hemos visto cada una de las etapas de la fecundación de forma detenida, en la siguiente imagen puedes ver un esquema del proceso completo.

Proceso de fecundación del óvulo

La fecundación de gemelos y mellizos

Al contrario de lo que indica la creencia popular, los gemelos no surgen de la fecundación de un óvulo por dos espermatozoides. Como ya hemos indicado, el óvulo tiene un mecanismo para evitar la fecundación doble y múltiple, ya que los embriones resultantes no serían viables.

Para que puedan originarse gemelos, la fecundación es idéntica a la que da lugar a un único bebé: un espermatozoide penetra en el interior del óvulo.

La diferencia reside en las divisiones celulares que ocurren a continuación.

En este caso, por causas aún desconocidas, el embrión se divide en dos y se originarán dos bebés idénticos genéticamente, lo que implica que serán del mismo sexo.

El origen de los mellizos es distinto. En este caso, se produce la fecundación de dos óvulos distintos, cada uno de ellos por un espermatozoide.

Por tanto, los procesos de fecundación y desarrollo embrionario serían los habituales, con la particularidad de que los dos bebés se desarrollarían a la vez en el vientre materno.

Los bebés no serían genéticamente idénticos ni tampoco tienen por qué ser del mismo sexo.

Puedes consultar este enlace para más información sobre el embarazo de gemelos y de mellizos: ¿Qué diferencia el embarazo de gemelos del embarazo de mellizos?

¿Qué ocurre después de la fecundación?

El óvulo fecundado constituye una nueva célula denominada cigoto, que empieza a descender por la trompa de Falopio hacia el útero. Durante ese trayecto, el cigoto se divide para dar lugar al embrión de dos células. El término cigoto solamente se utiliza para definir el primer estadio embrionario de una única célula.

A medida que avanza por la trompa, el embrión seguirá dividiéndose para permitir la formación del blastocisto, estructura con muchas células que empiezan a diferenciarse y que tiene la capacidad para implantarse en el útero y dar lugar al embarazo.

Si te interesa conocer en detalle el proceso de implantación, las fases del desarrollo embrionario y los cambios en la madre a lo largo de la gestación, te recomendamos leer estos dos artículos:

  • ¿Qué es la implantación del óvulo fecundado?
  • El embarazo mes a mes

¿Cómo se valora si ha habido fecundación en el laboratorio?

Por Dra. Laura de la Fuente Bitane (ginecóloga).

Con la fecundación, se completa la meiosis del ovocito (división reductora que permite reducir a la mitad los cromosomas), esto se evidencia por la aparición de una pequeña estructura satélite llamada 2do corpúsculo polar.

Además, se forman 2 estructuras intracelulares, los pronúcleos, que contienen información genética de cada uno de los padres. La aparición de los pronúcleos nos permite determinar si ha habido fecundación o no y si ésta ha sido anómala con cuyo caso el embrión no sería seleccionado.

Estas estructuras son visibles durante unas horas, por lo que clásicamente, era necesario organizar la actividad de los laboratorios de FIV para poder evaluar la existencia o no de fecundación en unas horas muy concretas. Si la valoración no se hacía en el momento justo, podía dar lugar a errores de diagnóstico.

La utilización de sistemas de Time-Lapse, incubadoras con sistemas de vídeo que permiten grabar la evolución de los embriones ha permitido modificar estas prácticas.

De tal forma, que actualmente con las incubadoras con morfocinética (GERI; Embryoscope…) los embriólogos revisan las imágenes y pueden evaluar si la fecundación se ha producido, ha sido correcta y en qué momento se ha producido. De esta forma se logra una valoración idónea del embrión.
Leer más

¿»Fertilización» es lo mismo que «fecundación»?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Aunque ambos términos se suelen utilizar para cosas diferentes, sí que son sinónimos.

Por una parte, la palabra fecundación se utiliza para describir el proceso por el que el gameto masculino (espermatozoide) y el femenino (óvulo) se juntan para formar un embrión.

En cuanto al término fertilización, éste se utiliza para nombrar el proceso a través del cual se prepara la tierra para hacerla más fértil.

¿La fecundación es intrauterina o se produce en otro lugar?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La fecundación no ocurre en el útero, por lo que no es intrauterina. Este proceso tiene lugar en el interior de las trompas de Falopio, que son los conductos que conectan los ovarios, donde se producen los óvulos, y el útero, donde se desarrolla el embarazo.

¿Cuánto tiempo después del coito ocurre la fecundación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La fecundación tiene que ocurrir necesariamente una vez el óvulo sale del ovario y llega a la trompa. Por tanto, la mujer debe estar aproximadamente en su día 14 del ciclo menstrual, momento en el que ocurre la ovulación habitualmente.

A pesar de que los espermatozoides pueden vivir hasta 3 días en el tracto genital femenino, el óvulo sólo vive 24 horas, por lo que la fecundación debe ocurrir durante las primeras 24 horas tras la ovulación.

No obstante, es posible que el coito haya ocurrido entre 2 y 3 días antes.

El proceso de fecundación en sí puede tardar varias horas, pero los tiempos pueden variar tanto entre unos casos y otros que no es posible dar un tiempo concreto. En general, se considera que ocurre en un plazo de 19-24 horas.

¿Se puede fecundar un óvulo con otro óvulo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

No. Para que pueda tener lugar la fecundación y el desarrollo de un nuevo ser, son imprescindibles un óvulo y un espermatozoide. Por ahora, ni siquiera los avances en reproducción asistida han hecho posible que en el laboratorio se pueda producir la fecundación entre dos óvulos humanos de dos mujeres.

¿Cómo se hace la fecundación de tres padres?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Es un proceso complejo de reproducción asistida que, por el momento, solo está permitido en Reino Unido. Consiste en utilizar el óvulo de la madre, el espermatozoide del padre y, además, el óvulo de una donante. Permite evitar enfermedades mitocondriales, es decir, aquellas que aparecen en los hijos por defectos en las mitocondrias del óvulo.

Las mitocondrias son unos orgánulos que se encuentran en el interior de las células y se encargan de producir energía. En el interior del óvulo, es posible encontrar el material genético contenido en el núcleo pero, además, existe una pequeña parte de mitocondrias en su citoplasma.

En la fecundación de tres padres, se sustituye el núcleo con el material genético del óvulo de la donante (libre de mitocondrias enfermas) por el núcleo de la madre.

Así, genéticamente será hijo de la futura madre, pero las mitocondrias del citoplasma del óvulo serán de la donante, estarán sanas y, por tanto, el hijo no padecerá la enfermedad.

Por último, este óvulo resultante es fecundado por el espermatozoide del padre.

¿Qué es la fecundación «post mortem»?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Este término hace referencia al uso del semen congelado después de la muerte del varón con el objetivo de embarazar a la mujer de éste mediante un tratamiento de reproducción asistida.

Según la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, esto es posible siempre que se haga uso de este semen en los 12 meses posteriores al fallecimiento del marido y con su consentimiento firmado con anterioridad, a través de un documento específico, en escritura pública, en testamento o en un documento de instrucciones previas.

Para más información sobre este tema, puedes continuar la lectura en el siguiente arículo: Ley 14/2006 de reproducción humana asistida en España.

¿Cuáles son los síntomas de la fecundación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La fecundación (unión de óvulos con espermatozoide para formar un embrión) no tiene ningún síntoma que la mujer pueda notar, ya que éstas células son microscópicas. La fecundación tienen lugar en las trompas de Falopio después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección si la mujer está en sus días fértiles.

Lectura recomendada

Es normal confundir términos similares que hacen referencia al embrión después de haberse producido la fecundación. Por ello, hemos escrito el siguiente post para que no haya ninguna confusión: Las diferencias entre ‘cigoto’, ‘embrión’ y ‘feto’ durante un embarazo.

Las mujeres con problemas para quedarse embarazadas tienen que recurrir a la fecundación in vitro para poder tener un hijo en muchos casos. Si quieres obtener más información sobre este tema, puedes seguir leyendo en el siguiente post: ¿Qué es la fecundación in vitro?

Источник: https://www.reproduccionasistida.org/como-se-produce-la-fecundacion/

¿En qué consiste el proceso de fecundación?

¿En qué consiste el proceso de fecundación?

Índice

  • ¿Cómo se produce la fecundación?
  • ¿Qué ocurre tras la fecundación?

¿Cómo se produce la fecundación?

Para que esto ocurra, tiene que tener lugar la penetración del hombre en la mujer con eyaculación, para que el semen eyaculado en la vagina de la mujer viaje por las trompas de Falopio hasta encontrarse con un óvulo maduro. En cuanto uno de los espermatozoides entre en el óvulo, se habrá producido la fecundación.

La fecundación es el primer paso del embarazo, el momento en el que los gametos masculinos y femeninos se unen para comenzar el proceso de formación de un nuevo ser vivo.

Durante este proceso, se dan una serie de acontecimientos que permiten que un espermatozoide entre en un ovocito, lo cual permite que este nuevo conjunto celular formado por el ADN de ambos gametos comience a dividirse creando, en primero lugar, el cigoto, que bajará por las trompas de Falopio hasta llegar al útero, donde se implantará para continuar su desarrollo.

Aunque no se puede observar este proceso in vivo, se sabe mucho acerca de él gracias a los trabajos de fecundación in vitro. Así se sabe que tanto el óvulo como el espermatozoide tiene que haber completado su proceso de maduración para que la fecundación tenga éxito.

Por ejemplo, las células germinales masculinas sufren procesos de división, diferenciación y maduración dentro de los testículos, pero también son importantes los procesos de maduración extratesticular para adquirir el potencial completo de movilidad y fertilización.

Solo aquellos espermatozoides maduros podrán alcanzar el ovocito y fecundarlo.

En el caso de los ovocitos, maduran dentro del folículo. Una vez son expulsados, están listos para ser fecundados.

Los dos gametos maduros son muy distintos tanto en forma como en tamaño; mientras las espermátidas pierden casi todo el citoplasma en su maduración, conservando principalmente las vesículas que darán lugar al acrosoma, algunas mitocondrias y el núcleo, los ovocitos acumulan grandes cantidades de proteínas, ribosomas, tRNA, mRNA, etc., necesarios para el desarrollo del embrión.

Generalmente, la fecundación tiene lugar en la parte superior de las trompas de Falopio. Son muchos los espermatozoides que llegan a contactar con las capas externas del ovocito, pero solo uno logra atravesarlo.

Una vez que el espermatozoide llega a la zona pelúcida y atraviesa el espacio perivitelino se encuentra con la membrana vitelina, adyacente a la membrana plasmática. En ese momento el ovocito responde engullendo la cabeza del espermatozoide.

 

¿Qué ocurre tras la fecundación?

La fusión entre el espermatozoide y el ovocito provoca profundos cambios en el metabolismo de éste último que causan la activación del ovocito, que pone en marcha dos fenómenos visibles: una reacción cortical y la reanudación de la meiosis.

Al mismo tiempo que se produce la fusión de los gametos, se completa la segunda división meiótica en el ovocito. Una vez fusionados, se completa el número de cromosomas necesarios para crear el genoma del embrión (23 de cada gameto que dan lugar a los 46 cromosomas que tiene un ser humano).

Pero la unión de los cromosomas maternos y paternos no se realiza inmediatamente, antes tiene lugar la formación de los dos pronúcleos: el masculino y el femenino. En este punto, el ovocito es una célula binucleada que cuenta con el número normal de cromosomas.

En ese momento comienza el ciclo de división celular normal mediante una duplicación de los cromosomas y se forma el cigoto, la primera célula del ser humano.

El cigoto tarda en llegar hasta el útero unos 3 días. Una vez allí, no anida inmediatamente, sino que permanece suelto esperando a que la cavidad uterina se prepare. Mientras esto sucede el cigoto se divide celularmente.

A su llegada al útero está en una fase de multiplicación de 16 células, adoptando el aspecto de una mora, de ahí su denominación: mórula. A partir de entonces, las células, además de dividirse, empiezan a diferenciarse y a cumplir diferentes funciones.

Estas divisiones dan lugar al blastocisto, que se fija a la pared del útero unos 7 días después de la fecundación. En el interior del blastocisto hay una masa celular que será lo que forme el embrión.

En este momento comienza la organogénesis, es decir, la formación de todos los órganos del embrión y futuro feto, proceso que culmina en torno a la 12 semana de embarazo.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/embarazo/semanas-embarazo/en-que-consiste-el-proceso-de-fecundacion-9385

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: