¿En qué momento baja la leche?

La subida de la leche materna tras el parto: todo lo que debes saber

¿En qué momento baja la leche?

Una de las mayores preocupaciones de las mujeres que acaban de ser madres tiene que ver con la subida de la leche tras el parto. Cuándo y cómo se producirá, si duele o no y cómo pasar lo mejor posible este momento de la lactancia.

Se la llama tanto subida como bajada de la leche, ambas formas son válidas, aunque por cierto están mal llamadas, pues la leche no sube ni baja de ningún lado, sino que al succionar el bebé el pezón estimula las hormonas prolactina y oxitocina, responsables de la producción de leche materna.

Es un momento clave de la lactancia materna en el que la falta de información puede confundir a la madre, así que estad atentas que os contamos todo.

¿Cuándo se produce la subida de la leche?

La subida de la leche se produce entre las 30 y las 72 horas posteriores al parto. En madres primíparas (han sido madres por primera vez) suele darse más tarde, mientras que en multíparas (que ya han sido madres con anterioridad), antes.

Uno de los falsos mitos de la lactancia es que con una cesárea la subida de la leche tarde más. Independientemente del tipo de parto, ya sea vaginal o por cesárea, es un proceso fisiológico que se pone en marcha al salir la placenta.

Después del nacimiento del bebé y la salida de la placenta descienden los niveles de progesterona y aumentan los niveles de prolactina, hormona encargada de la producción de leche materna. La madre ya produce calostro en sus pechos y poco a poco irá «subiendo» la leche. Este primer líquido es muy importante para el bebé por su beneficio nutricional e inmunológico.

¿Duele la subida de la leche?

El aumento del volumen de leche que genera la madre provoca una vascularización de las mamas. Esta primera producción de leche se caracteriza por un aumento del tamaño del pecho, sensación de hinchazón, aumento de la temperatura y sensibilidad en las areolas.

El dolor es algo muy subjetivo. Hay mujeres que no sienten dolor, o sienten una leve presión en los pechos, mientras que otras sienten los pechos congestionados con bastante dolor. Incluso es frecuente que la temperatura corporal suba unas décimas o tener escalofríos.

Lo que en parte determina si la subida de la leche será dolorosa o no es cómo se haya instaurado la lactancia desde el momento en que nace el bebé. Si se lo coloca al pecho nada más nacer, succiona a demanda, lo que puede y lo que quiere, varias veces al día, el proceso de la subida será menos incómodo y doloroso.

En lactancias bien establecidas desde el principio, el cambio de la no leche a la leche no suele ser tan drástico.

Para calmar el dolor producido por la subida de la leche, se puede recurrir a algún calmante, pero en general es innecesario el uso de medicamentos. La congestión durará a lo sumo dos días y no debe confundirse con una mastitis, que consiste en la obstrucción de un conducto o una posible infección en el pecho, que puede requerir medicación.

¿Puede no notarse la subida de leche?

Como os comentaba antes, si el bebé está enganchado al pecho desde el momento de nacer, a demanda y a todas horas, el proceso ha sido muy paulatino y la subida de la leche puede no notarse.

Que no la notes no significa que no tengas leche suficiente para alimentar a tu bebé. Salvo muy raras excepciones, todas las mujeres son capaces de amamantar.

¿Es posible que no haya subida de leche tras el parto?

Es muy raro que después del parto no se generen o fallen los mecanismos fisiológicos que desencadenan la producción de leche materna. Aún así, hay un 1% de mujeres que no segregan leche en el postparto. Este trastorno es conocido como agalactia, ausencia total de secreción de leche.

Pero ojo. No hay que confundir una ausencia de secreción con que el niño llore. Se suele hacer la asociación: el bebé llora – se queda con hambre – no tengo leche. No es así.

Son muy importantes las buenas prácticas desde el principio, como por ejemplo:

  • Colocar al bebé al pecho nada más nacer, en la propia sala de partos, y no separarse de él. En ese primer momento el bebé es muy receptivo, es el momento de la impronta afectiva entre la madre y el bebé, fundamental para la instauración de la lactancia.
  • Que la subida de la leche se produzca entre el segundo y cuarto día después del parto, no significa que durante los primeros días no haya leche suficiente para alimentar a tu bebé. Previa a la leche, el pecho de la madre segrega calostro, el primer alimento del bebé que le proporciona todo lo que necesita nutricionalmente hablando.
  • Deja que el bebé succione cuando quiera, cuantas más veces mejor. Déjalo que lo haga todo el tiempo que sea necesario, sin horarios y asegúrate de que se agarra bien el pecho (el bebé debe cubrir la areola con su boca).
  • No utilices chupete ni biberones que puedan confundir al bebé con tetinas durante los primeros días.

Con estas pautas, la subida de la leche tras el parto debería ser un proceso fisiológico normal y perfectamente llevadero. Piensa que es la llegada de la sustancia que va a alimentar a tu bebé durante el tiempo que decidáis. No hay nada mejor para él que la leche materna.

En Bebés y más | Subidas inesperadas de leche

Источник: https://www.bebesymas.com/lactancia/subida-leche-materna-parto-todo-que-debes-saber

Subida de la leche. ¿Cuánto tarda en subir la leche materna?

¿En qué momento baja la leche?

Tras el parto llega el post parto y con él, la lactancia. Pero para comenzar con la lactancia hay que pasar un momento delicado, la subida de la leche. Empecemos por el principio, ¿Cuándo se produce esta subida de la leche?

¿Cuándo sube la leche materna?

Tras el parto, los pasos habituales suelen ser los siguientes.

Tu bebé nace y le ponen sobre ti para que esté calentito y os vayáis conociendo. No serás consciente pero, tras la avalancha hormonal producida durante el parto, en ese momento comenzará una nueva avalancha hormonal que acabará en el inicio de la lactancia con su pistoletazo de salida: la subida de la leche.

Seguramente tu matrona, tras tener un ratito al bebé sobre ti, lo retirará para pesarle, medirle, limpiarle un poco, etc. Y cuando te lo devuelva os colocará para facilitar que se agarre al pecho y empiece a succionar.

Es el inicio de la lactancia.

La manera de estimular el pecho para que la leche materna empiece a producirse y se produzca la subida es sencilla «poner al bebé al pecho».

No hay que hacer nada más (ni nada menos) y a todas las mujeres que dan a luz les sube la leche. Eso sí, no sube cuando nosotras queremos ni en la cantidad que nos gustaría, sino cuando debe ser y de manera brusca generalmente.

Los inicios de la lactancia materna a veces no son fáciles: el bebé no se engancha, el pezón se irrita por el comienzo de la succión, la postura es inadecuada y empiezan a aparecer inicios de grietas.

Esto da para muchos posts pero hoy nos centramos en la subida de la leche

¿Cuánto tarda en producirse la subida de la leche?

La subida de la leche se suele producir aproximadamente 3 días después de que ha nacido tu bebé.

La cuestión de qué hacer durante esos tres días para no desesperarte y atender a un bebé que tiene hambre te lo cuento después.

De momento, te anticipo que no hay nada que puedas hacer para que la leche te suba antes de lo que debe.

¿Qué es el calostro?

El calostro es la leche precursora antes de que salga la leche materna. Te lo contaba todo en el artículo sobre «¿Qué es la leche materna y cómo va cambiando?» que escribí hace tiempo.

Ahí podrás leer que el calostro es el fluido que secreta el pecho en las primeras fases y horas de la lactancia.

Es una sustancia amarillenta densa que contiene los primeros nutrientes para el recién nacido.

Es una maravilla biológica que aportará a tu bebé sobre todo muchas defensas, le ayudará a madurar su tracto digestivo y empezar a expulsar el meconio.

El calostro empieza a secretarse aproximadamente un día después de dar a luz si nos ponemos al bebé al pecho continuamente desde que nace.

Entonces, recapitulemos.

Nace el bebé, está muy dormidito porque está agotado del esfuerzo del parto. Cuando se despierta, le coges y le pones al pecho. En ese momento, la cascada hormonal que se va produciendo en tu cuerpo le va indicando que empiece a producir leche.

Empieza por tanto la producción del calostro progresivamente. Sigues poniendo al bebé al pecho y en 3 días desde su nacimiento, llegará la ansiada leche materna.

Todavía no me sube la leche, ¿Qué hago?

Te cuento mi historia personal.

Tras mi tercer parto yo pensaba que la subida de la leche sería antes que en las otras dos ocasiones y las horas (2 días y medio o 3 días) que tarda en subir, me pillaron por sorpresa.

Pasé el día tan bien que mandé a mi marido con mis dos hijos mayores y me quedé sola en el hospital con el bebé. ¡Qué ilusa! Mi bebé tenía hambre, y la segunda noche de recién nacido, no dejaba de llorar.

Pensé que tendía el sueño cambiado (imposible tan pequeño, solo tenía horas) pero me di cuenta de que era hambre. Estaba agotada y desesperada y llamé a una enfermera.

Ella fue maravillosa conmigo. Vino, me cogió al bebé para que yo descansara un momento de oírle llorar. Yo le dije que estábamos molestando a todo el mundo y su respuesta  me devolvió al cordura:

«Esto no es un hotel ni un balnerario, es un hospital y tu bebé acaba de nacer. No sabe si es de día o de noche y no pasa nada. Sólo tiene hambre, está perfecto. Si quieres, te traigo un biberón pero no creo que haga falta»

Yo le contesté: «Si estuviera en casa, ni me lo pensaría, pasaríamos las horas como se pueda esperando a la subida de la leche» y ella me dijo: «tienes que hacer lo mismo que harías en tu casa, este rato es tu bebé el que llora, pero otro rato será otro. La maternidad es así».

Ella subió la barrera de la cama para hacerla segura, colocó un cojín para proteger al bebé y le tumbó a mi lado. El bebé dejó de llorar y pudimos descansar un par de horas. No le dí las gracias.

No le volví a ver y me da pena que no pude agradecerle lo bien que lo hizo conmigo pero desde aquí: GRACIAS.

foto de www.crecerfeliz.es

Esas horas son a veces muy duras.

Estás en el hospital y tú quieres dar lo mejor a tu bebé. Estás dolorida y recuperándote del parto y ver que tu bebé tiene hambre. También ves, para tu desesperación que todavía no tienes leche. Poco a poco vas secretando unas gotas amarillentas de calostro pero a tu bebé no le llenan y sigue teniendo hambre. Y muchas veces llora. Y a ti te parte el corazón.

Son momentos duros. Lo sé. Los he vivido tres veces y los he visto muchísimas más.

Hace tiempo escribí un post sobre lo duros que son los primeros días del post parto.

Sólo te puedo decir varias palabras que a mí me ayudaron:

Advertencia: si empiezas con mucha molestia y crees que empieza a hacerse una grieta corrige la postura.

Llama a la Liga de la leche de tu ciudad, a Amagintza si estás en Pamplona, a tu ginecólogo o a la enfermera pero no sigas dando de mamar en mala postura porque vas a acabar con grietas y eso son muchos boletos para que fracase la lactancia

Sobre todo, si tienes dudas, pregunta a las enfermeras pero si tu bebé está bien, sigue adelante poniéndole al pecho y esperando.

¿Cómo se produce la subida de la leche?

Tras empezar con la secreción de calostro que te contaba y coincidiendo aproximadamente con el alta de la maternidad  y la llegada a casa experimentarás por fin la ansiada subida de la leche. 

¿Qué ocurre cuando sube la leche con el pecho?

  • El pecho está inflamado y congestionado
  • suele estar caliente
  • duele el pecho
  • puedes tener algo de fiebre.

Todo esto puede dificultar la salida normal de la leche pero te cuento unos trucos para facilitar la salida cómoda y  minimizar tus molestias?

¿Qué puedo hacer para descongestionar el pecho con dolor por la subida de la leche?

  • frío/calor:
    • El calor vasodilata, es decir, abre los vasos de leche y sanguíneos para traer más líquido así que el calor debes usarlo para el momento de la toma. Aplícalo en el momento exacto de empezar la toma o la extracción si te vas a sacar leche.
    • El frío contrae los capilares y desinflama. Aplica frío al pecho al terminar la toma para que baje la inflamación.
  • Medicamentos antiinflamatorios: si no tienes ninguna contraindicación, consulta a tu gine antes de salir del hospital si puedes tomar ibuprofeno para disminuir la inflamación y el dolor. El ibuprofeno será tu gran amigo ese día.
  • Extraer leche.

    Si tu pecho está muy congestionado, seguramente será difícil que salga la leche. A veces, si aplicas calor sale tanta cantidad que tu bebé se atraganta. Para evitar esto, aplica calor y extrae parte de la leche bien manualmente o bien con sacaleches y entonces pones a tu bebé al pecho, una vez la aureola y el pezón estén un poco más blanditos.

  • Hoja de col.

    Dicen, cuentan, comentan… que aplicar una hoja de col (una vez aplastados sus nervios con un rodillo) sobre el pecho baja la inflamación. No sé. No lo he probado… Eso sí, si lo haces por favor, por la hoja de col en lejía un buen rato antes y sobre todo, lávate bien antes de poner a tu bebé al pecho.

En siguientes post te contaré qué hacer cuando en el pecho se forman bultos de leche y cómo intentar evitar que acaben siendo una mastitis. Hasta entonces, ¡feliz lactancia y enhorabuena por tu bebé!

De momento te recomiendo que leas mis posts antiguos sobre la lactancia:

¿Nos cuentas como fue o está siendo para ti la subida de la leche?

Источник: https://www.cestaland.com/blog/subida-de-la-leche-cuanto-tarda/

¿Se puede recuperar la lactancia materna?

¿En qué momento baja la leche?

Mi bebé y yo

En algunos casos, y debido a diferentes circunstancias, la mamá puede verse obligada asuspender la lactancia materna durante unos días.

Sin embargo, si se toman las medidas necesarias, la mamá puede seguir dando su leche al bebé y, pasado el tiempo de interrupción, volver a dar el pecho al niño sin problemas.

Causas de la interrupción de la lactancia

A continuación, te explicamos las causas que pueden llevarte a detener la lactancia, así como los motivos que pueden producir una disminución en la producción del leche y cómo debes actuar.

Madre e hijo están separados

  • Obviamente, si la mamá y el bebé no están juntos, no se pueden realizar las tetadas. Por ejemplo, cuando la mamá vuelve al trabajo, está hospitalizada unos días o tiene un viaje corto.
  • En estos casos, la leche sigue siendo buena, así que se puede extraer, guardar y ofrecer al niño en su ausencia.

(Te interesa: Los 10 mejores sacaleches eléctricos)

La mamá tiene fiebre

  • Si la mamá sufre un proceso vírico o bacteriano y tiene fiebre, durante unos días, puede pensar que su leche no será buena para el pequeño. Esto no es así, aunque es un mito muy extendido.
  • Las enfermedades comunes que cursan con fiebre, como la gripe o el resfriado, no son por sí mismas un obstáculo que impida la lactancia, ni existe un riesgo de contagio para el bebé a través de la leche.
  • En este caso, si la mamá no se encuentra bien y no se ve capaz de dar el pecho al bebé, puede mantener la producció​n de leche extrayéndola artificialmente (con un sacaleches) y volver a amamantar al bebé en cuanto se recupere.

La mamá está tomando fármacos no compatibles con la lactancia

  • Determinados trastornos físicos pueden hacer necesaria la prescripción de medicamentos incompatibles con la lactancia materna. Estos medicamentos no son muchos, pero hay que ser muy estrictos.
  • En cualquier caso, siempre que tu médico te prescriba un medicamento, debes informarle de que estás en período de lactancia. Tu médico te informará bien sobre qué puedes y qué no puedes hacer. Sigue sus instrucciones al pie de la letra.
  • Hay que tener en cuenta que una breve interrupción de 48 o 72 horas no entorpece la lactancia materna, aunque es necesario tomar una serie de precauciones. Solo hay que mantener activa la producción de leche, vaciando el pecho con el sacaleches.
  • Si la interrupción de la lactancia materna es más larga,también se puede recuperar, aunque costará más, sobre todo si la mamá ha dejado de producir leche. Incluso, existen casos, en los que mamás adoptivas han conseguido amamantar a sus hijos sin haber parido.

¿Por qué «se seca» la leche materna?

En primer lugar, hay que decir que la leche no «se seca», por popular que sea esta expresión. De todos modos, existen algunas circunstancias en las que la producción de leche materna puede disminuir, e incluso desaparecer, si bien esto último sucede en muy pocas ocasiones por causas físicas.

  • La principal razón para la escasez de la producción de leche es no poner al pecho al bebécada vez que lo requiera, durante todo el tiempo que desee. La producción de leche se rige por el principio de la demanda y la oferta, es decir, a mayor demanda del bebé, mayor producción de leche de la mamá.
  • Dicho esto, hay que añadir un agarre y una succión adecuados, una buena alimentación e hidratación de la madre y estabilidad emocional. ¡Huir del estrés y la ansiedad es fundamental para producir leche!

No obstante, existen una serie de situaciones físicas y orgánicas que pueden provocar hipogalactia, baja producción de leche, o agalactia, ausencia de leche materna. Por ejemplo: 

Causas hormonales

  • Una disminución del nivel de hormonas como la prolactina y la oxitocina, claves en la producción de leche materna, puede provocar la falta de leche.
  • Las razones pueden ser variadas: problemas placentarios, consumo de drogas, hipotiroidismo, diabetes, etc.

Causas nutricionales

  • En este caso, una alimentación y una hidratación inadecuadas de la madre puede ser la causa de la baja producción de leche materna.
  • Sin embargo, se trataría más bien de casos extremos de desnutrición, o bien de trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia.

Causas glandulares y posglandulares

  • En este caso, el origen de la escasez de leche puede estar en un problema de glándulas: desde un cáncer a razones menos graves, como un mal vaciado del pecho, una obstrucción o una ingurgitación, por ejemplo.

(Te interesa: Me siento culpable por no dar el pecho a mi bebé)  

5 consejos para recuperar la lactancia

Ten en cuenta que no es lo mismo recuperar la producción de leche materna tras una interrupción si te has ido extrayendo leche con el sacaleches mientras no podías amamantar a tu bebé, que hacerlo después de que la producción se haya detenido por completo, al no haberte sacado la leche regularmente.

De todas maneras, como hemos dicho, incluso se han dado casos de madres adoptivas que han logrado dar el pecho a sus bebés, a pesar de no haber estado embarazadas ni haberles dado a luz.

La estimulación del pecho con el sacaleches, los masajes en el pecho y poner al bebé a mamar con frecuencia son las claves. Pero debes ser consciente de que puede que te cueste un esfuerzo y un tiempo considerables. Tu deseo de amamantar marcará el éxito de la reactivación de la lactancia.

  • Da el pecho al bebé con frecuencia y a demanda, aunque no logre extraer leche al principio.
  • Estimula las mamas con sacaleches, en caso de que el bebé se canse de no sacar nada y rechace el pecho.
  • Bebe abundante agua.
  • Aliméntate de forma sana, variada y equilibrada.
  • Utiliza un SNS (Sistema de Nutrición Suplementaria), una especie de sonda que tiene una boquilla en el pezón, a través de la que el bebé ingiere leche artificial, a la vez que te estimula el pecho. De este modo, estimulas tu producción al tiempo que el bebé come.

Si, tomando todas estas medidas, sigues sin producir leche y te ves obligada a abandonar definitivamente la lactancia a tu pesar, no te sientas culpable. Has hecho todo lo que has podido y eres la mejor madre que tu bebé puede tener.

Hablar con una asesora en lactancia materna o con tu matrona te puede ir muy bien para quedarte más tranquila. ¡Ánimo, luchadora!

Источник: https://mibebeyyo.elmundo.es/bebes/alimentacion/alimentacion-bebe/recuperar-lactancia-materna-1381

¿En qué momento baja la leche?

¿En qué momento baja la leche?

La leche materna contiene todo lo que el bebé necesita durante sus primeros meses de vida y, además, protege al bebé frente a muchas enfermedades. Las mujeres que amamantan a sus hijos pierden el peso ganado durante el embarazo más rápidamente y difícilmente padecerán anemia, hipertensión y depresión posparto.

La primera etapa de la producción de la leche materna, llamada lactogénesis, comienza a partir del segundo trimestre del embarazo. En ese momento se inicia un proceso que continuará hasta que se dé la subida total de la leche, dos o tres días después del nacimiento del bebé.

En esta fase algunas mujeres, sobre todo las que ya han sido madres, empiezan a secretar por sus pezones pequeñas gotas de un líquido espeso y amarillento. Es el denominado precalostro, un fluido natural formado por plasma, células, sodio, cloro y lactosa.

El precalostro es el precursor del calostro, la primera leche materna que se produce, un alimento esencial para el bebé, ya que le proporcionará durante los primeros días de la lactancia la mayor protección para su sistema inmunológico.

Cuando el bebé deja de amamantar y obtiene toda su alimentación de otras fuentes aparte del seno se considera que está destetado y por lo  tanto la leche comenzará a bajar.

¿Cuándo se debe empezar a destetar al bebé?

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que se dé el pecho al menos por un año, y alienta a las madres a que sigan amamantando por más tiempo si así lo desea ella y el bebé.

No existe un plazo o una técnica apropiada o equivocada para el destete. Se puede dejar de hacer cuando sientas que ha llegado el momento, o esperar a que el bebé deje naturalmente el pecho cuando esté un poco mayor.

El destete iniciado por el bebé es el más fácil cuando el bebé empieza a perder el interés en la lactancia, lo cual podría ocurrir en cualquier momento una vez que empiece a comer alimentos sólidos en torno a los 6 meses. Algunos bebés se muestran más interesados en las papillas que en el pecho alrededor de los 12 meses, cuando ya han probado una variedad de alimentos y logran beber de un vaso.

El destete iniciado por la mamá es más complicado  ya que ella estará lista y será necesario debido a cuestiones de trabajo entre otras actividades, pero si el bebé no muestra ninguna señal de que quiera dejar el pecho, puedes ayudarlo con una transición gradual. 
Cuando la idea viene de la madre, destetar al bebé puede exigir mucho tiempo y paciencia.

Lo mejor es evitar interrumpir de golpe la lactancia. Por ejemplo, alejarte del bebé durante todo un fin de semana no es una buena manera de destetarlo. Los expertos dicen que negarle abruptamente el pecho al bebé podría ser traumático para él, además de que podrías terminar con una obstrucción en los conductos de leche o una infección en los senos.

¿En qué momento desciende la leche?

Una vez que se haya dado la que sea la última toma, el pecho tardará aún en dejar de producir leche.

Las mujeres segregan prolactina, la cual es la hormona que produce la leche materna, y cuando deja de haber demanda, el cuerpo comienza a secretar un factor inhibidor de prolactina; este factor inhibidor manda la señal al cuerpo de que la leche no se necesita y gradualmente acaba con esa producción de leche.

Si la madre ya no se encuentra amamantando o extrayendo la leche, normalmente tomará de siete a diez días después de esto para que la hormona regrese al nivel normal que tenía cuando no estaba embarazada ni lactando.

Lactogénesis

Definición:

Se conoce como lactogénesis al proceso mediante el cual comienza la secreción láctea tras el parto. Se puede producir entre las 24 horas y el 6º día del posparto y es consecuencia de la aparición de la hormona prolactina.

Síntomas:

La subida de la leche puede causar inflamación y dolor en los pechos, febrícula, aumento del tamaño de las mamas, piel tirante y brillante, pecho caliente, enrojecimiento, etc.

Tratamiento:

No hace falta ningún tratamiento, tan solo dar de mamar al bebé a demanda.

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica.

Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.

Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Источник: https://www.todopapas.com/bebe/lactancia/en-que-momento-baja-la-leche-9521

Preguntas frecuentes acerca de la lactancia materna: Cómo empezar

¿En qué momento baja la leche?

  • Tamaño de texto más grande

Amamantar a un bebé es lo más natural, pero la lactancia materna requiere práctica para hacerla bien. He aquí lo que necesita saber para empezar a amamantar a su bebé.

¿Cuándo me subirá la leche?

Durante los días inmediatamente posteriores al nacimiento de su bebé, su cuerpo fabricará calostro, una especie de anticipo de la leche o «leche de prueba» muy rica en nutrientes. El calostro tiene muchos efectos beneficiosos para el bebé, incluyendo sus nutrientes, que estimulan el sistema inmunitario, ayudando a combatir las infecciones.

En algunas mujeres, el calostro es espeso y amarillento. En otras, es más líquido y acuoso. El calostro fluye desde el pezón muy lentamente para que el bebé vaya aprendiendo a mamar, una habilidad que implica coordinar las conductas de succionar, respirar y tragar.

Cuando usted lleve aproximadamente de tres a cuatro días fabricando calostro, empezará a notar sus senos más firmes y duros. Esto es un signo de que su producción de leche está aumentando y de que está pasando de fabricar calostro a fabricar leche materna propiamente dicha. Su leche se volverá más blanca y más cremosa, aunque esto varía de una mujer a otra.

Si la leche le tarda más en subir, no se preocupe. Es algo perfectamente normal y no suele haber ningún motivo para preocuparse, pero informe a su médico.

Aunque los recién nacidos no necesitan más que calostro durante los primeros días de vida, es posible que el médico de su hijo se quiera asegurar de que su pequeño está comiendo lo suficiente.

Puede ayudar el hecho de amamantar a su bebé a menudo para estimular la producción de leche.

¿Cuándo debería empezar a amamantar a mi bebé?

Si es posible, trate de empezar a amamantar a su bebé antes de que haya pasado una hora desde su nacimiento.

Los bebés tienden a estar alerta durante sus primeras horas de vida y, así, aprovechará ese estado de alerta natural.

Después de ese período de alerta inicial, los recién nacidos se pasan la mayor parte de las próximas 24 horas durmiendo. En ese punto, puede resultar más difícil que su bebé se le agarre bien al pecho.

Cuando coloque a su recién nacido en el pecho, buscará la mama de forma natural (se orientará hacia ella girando la cabeza y hará movimientos de succión con la boca).

Para mamar, el bebé se agarrará al pecho formando un cierre hermético alrededor del pezón y la areola mamaria (la parte oscura de piel que hay alrededor del pezón) con la boca.

Incluso si su bebé no se agarra bien al principio y se limita a «practicar», sigue siendo bueno que su bebé (¡y usted!) se vayan habituando a practicar la lactancia materna.

En sus primeros días de vida, usted deberá alimentar a su bebé a demanda, es decir, cuando él tenga hambre, generalmente cada una a tres horas, tanto de día como de noche. Conforme los bebés vayan creciendo y sus vientres vayan aumentando de tamaño y vayan aceptando una mayor cantidad de leche, irán espaciando cada vez más las tomas.

¿Cómo puedo saber cuándo tiene hambre mi bebé?

Alimentar a su bebé a demanda significa amamantarlo cuando él tenga hambre. ¿Cómo lo puede saber? Los signos que indican que un bebé tiene hambre son los siguientes:

  • mover la cabeza de un lado a otro
  • abrir la boca
  • sacar la lengua
  • meterse las manos y los puños en la boca o succionárselos
  • poner los labios como si fuera a succionar
  • restregarse contra los senos de la madre
  • manifestar el reflejo de búsqueda (cuando un bebé mueve la boca en la dirección de algo que le toca o acaricia la mejilla).

El llanto es un indicador tardío del hambre. Por lo tanto, trate de amamantar a su bebé antes de que esté tan hambriento como para sentirse tan molesto que sea difícil de tranquilizar.

Para tranquilizar a un bebé inquieto o desconsolado, pruebe a pasar un tiempo de contacto piel a piel. Vista a su bebé solo con el pañal y póngaselo en el pecho.

¿Cómo puedo conseguir que el bebé se me agarre bien al pecho?

Cuando su bebé parezca tener hambre, siga estos pasos:

  1. Haga un «bocadillo de pezón». Agárrese un seno con la mano y comprímalo para hacer un bocadillo de pezón. Una forma fácil de recordar cómo colocar la mano: mantenga el pulgar a la altura de la nariz del bebé y los demás dedos a la altura de su barbilla. (el pulgar y los otros cuatro dedos deben estar lo bastante atrás y los bastante separados entre sí como para que el bebé pueda abarcar el pezón y la areola -la zona circular de piel más oscura que hay alrededor del pezón- cuando se agarre al pecho.) Comprimirse el pecho de esta forma permite que su bebé se agarre bien al pecho. La cabeza de su bebé debería inclinarse ligeramente hacia atrás, con el mentón del bebé tocando la mama.
  2. Haga que su bebé abra completamente la boca. Deslice suavemente el pezón sobre la piel de su bebé, entre la nariz y los labios. Cuando usted haga eso, su bebé debería abrir bien la boca (como si bostezara) y bajar la lengua.
  3. Acerque el bebé al pecho. Cuando el bebé haya abierto bien la boca y bajado la lengua, acérquelo rápidamente al pecho (no acerque el pecho al bebé). El bebé debería poder abarcar con la boca la mayor superficie posible de la areola mamaria. Asegúrese de que la nariz del bebé está casi tocando su pecho (no apretada contra él) y sus labios están orientados hacia fuera (no fruncidos hacia dentro).

Cuando el bebé se le haya agarrado al pecho correctamente, es posible que usted sienta cierta molestia durante unos breves momentos. Después de eso, solo debería notar unos pequeños tirones cuando el bebé succione.

Para tener la seguridad de que el bebé se le ha agarrado bien al pecho, lo mejor es que los observe una persona experta en lactancia materna o alguien que sepa sobre ella mientras amamanta a su bebé.

¿Cómo puedo saber si mi bebé come lo suficiente?

Los pañales de su bebé lo pueden ayudar a saber si su pequeño está mamando los suficiente. Cuanto más mame su bebé, más manchará los pañales.

Orina

Debido a que el calostro está muy concentrado, es posible que su bebé solo moje uno o dos pañales durante sus primeras 24 horas de vida. Cuando tenga de 3 a 4 días:

  • Su bebé debería mojar seis o más pañales al día con una orina transparente o muy clara. Si mojara menos pañales o la orina fuera más oscura, eso indicaría que su bebé no está bebiendo lo suficiente. Si ve cristales naranjas en un pañal mojado, póngase en contacto con el médico del bebé. Son frecuentes en bebés sanos y bien alimentados, y no suelen ser motivo de preocupación. Pero a veces indican que un bebé no está bebiendo lo suficiente.

Heces

Las heces de un recién nacido son densas y alquitranadas al principio, pero se vuelven más verdosas amarillentas a medida que a su madre le va subiendo la leche. Cuando tenga de 3 a 4 días:

  • Su bebé debería hacer cuatro o más deposiciones amarillas y granuladas (como si contuvieran semillas) al día, generalmente, una después de cada toma. A partir de que tenga un mes de edad, los bebés van de vientre con menos frecuencia y se pueden pasar varios días sin ir de vientre.

Lo más probable es que su bebé esté tomando suficiente cantidad de leche si:

  • se alimenta de 8 a 12 veces al día
  • parece satisfecho y tranquilo después de mamar
  • duerme bien
  • está despierto y alerta
  • está ganando peso.

Si le preocupa que su bebé no esté comiendo lo suficiente, llame a su médico.

Lo estoy pasando mal con la lactancia materna. ¿Qué puedo hacer?

La lactancia materna requiere tiempo y práctica. De hecho, puede ser una de las cosas que exigen más esfuerzo y también una de las experiencias más gratificantes de la maternidad.

Mientras esté en el hospital, pida ayuda a un asesor de lactancia materna, el personal de enfermería, el médico de su hijo, o su obstetra-ginecólogo. Cuando le den el alta y vuelva a su casa, fíjese en si hay un asesor de lactancia en zona. Puede buscar información por internet consultando:

Los médicos querrán ver a su bebé entre 24 y 48 horas después de que ambos recibieran el alta hospitalaria. Durante esta visita, el médico pesará a su bebé y evaluará cómo está yendo la lactancia materna (observando su técnica de amamantamiento). Si tuviera problemas o dudas antes de entonces, llámelo.

Haga lo que haga, intente no desanimarse ni tirar la toalla demasiado pronto. Con un poco de paciencia y algo de práctica, la lactancia materna le resultará más fácil.

Para recibir más ayuda sobre la lactancia materna o si tiene dudas o preguntas al respecto, hable con un asesor de lactancia, su médico o alguien que tenga experiencia en cómo se amamanta a los bebés.

Источник: https://kidshealth.org/es/parents/breastfeed-starting-esp.html

Embarazo saludable
Deja una respuesta

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: